Observatorio de la Economía y la Sociedad China
Número 11 -  junio 2009

EL VUELO DEL DRAGÓN Y EL SENDERO HACIA LOS BROTES VERDES DE LA NUEVA ECONOMÍA CHINA

 

Fernando Hernández Contreras
fernando@uat.edu.mx
Juan Antonio Herrera Izaguirre
jan256@dal.ca
Jesús Fernando Isaac García
fernandoissac@prodigy.net.mx
Oscar Flores Rosales
osflores@uat.edu.mx
Mae José Fernando Hernández González
Word110@hotmail.com
Abigail Barrientos Flores
abarrientos@uat.edu.mx 


Resumen:

El presente artículo analiza los brotes verdes en la economía China, ya que existen señales de que el plan de estimulo económico implementado por ese país ha funcionado. Aunque pronosticar la evolución de la economía mundial es una tarea compleja, porque los factores que afectan a su crecimiento son múltiples. El proceso de saneamiento de los mercados financieros parece estar en ascenso y los inversionistas parecen haber vencido sus temores y estar dispuestos a salir de sus refugios en búsqueda de una luz de mejoría en la economía mundial. En la actualidad China es uno de los primeros países en apuntar signos provisionales de recuperación o, al menos, cierta pausa en la caída. Esto es una buena noticia para la mayoría de los países del mundo, principalmente para los países latinoamericanos, como Chile, Perú, Brasil Colombia y México, que son importantes proveedores de materias primas para este país, ya que el grueso de ese consumo se destina a productos fabricados para su mercado interno.

China ha iniciado un proceso de transformación de su economía desde uno basado en las exportaciones hacia uno en el que el consumo interno tendrá un peso mucho más importante en el crecimiento de su economía. Ello se debe a que si en algún país parece que hay “brotes verdes” es en la economía de China. Y si China crece, el resto del mundo acabará creciendo.

Palabras Clave: Crecimiento económico, economías emergentes, desarrollo sustentable.

 

Para ver el artículo completo en formato pdf comprimido zip pulse aquí
 


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Hernández Contreras, Herrera Izaguirre, Isaac García, Flores Rosales, Hernández González y Barrientos Flores: "El Vuelo del Dragón y el Sendero hacia los Brotes Verdes de la Nueva Economía China" en Observatorio de la Economía y la Sociedad de China Nº 11, junio 2009. Accesible a texto completo en http://www.eumed.net/rev/china/


Introducción.

Pronosticar la evolución de la economía mundial es una tarea compleja, porque los factores que afectan a su crecimiento son múltiples. La economía mundial se vio afectada por la profundización de la crisis financiera norteamericana y su rápida expansión hacia otros mercados de créditos. No obstante, esta crisis se produce en un escenario internacional diferente a las anteriores. El proceso de saneamiento de los mercados financieros parece estar en ascenso y los inversionistas parecen haber vencido sus temores y estar dispuestos a salir de sus refugios en búsqueda de una luz de mejoría en la economía mundial.

China ha protagonizado el desarrollo más extraordinario de la historia universal. Ha acabado con la pobreza de más de 500 millones de personas. La economía de China lleva 30 años asombrando al mundo con tasas de crecimiento impresionantes, que le han situado en una posición de fortaleza para hacer frente a la crisis financiera actual. Sin embargo, y a pesar de que los primeros meses parecían demostrar que China podía quedar inmune a dicha crisis, lo cierto es que los últimos datos indican lo contrario, y la economía del gigante asiático ha empezado a mostrar signos de desaceleración que ensombrecen las perspectivas futuras. China destaca como uno de los países de mayor dinamismo en la economía mundial, con un peso fundamental como comprador de materias y productos energéticos, exportador de bienes y servicios, y gran receptor de inversión extranjera. Empero, el panorama ha cambiado drásticamente, y la economía china ha empezado a experimentar de forma intensa las consecuencias de la crisis. De esta forma, las noticias relacionadas con una serie de indicadores económicos negativos se han multiplicado.

Actualmente China está haciendo sus mejores esfuerzos para estabilizar su economía y los mercados financieros contribuyendo con una economía global más saludable mediante el crecimiento y el mantenimiento de su estabilidad económica a fin de impulsar a la desvanecida economía global y amenazando con convertirse en la primera superpotencia verde en los próximos años. El balance del poder económico se ha inclinado hacia las economías emergentes más fuertes particularmente la de China como un país esencial para la recuperación global. La sombra que se dibujaba de una crisis de forma irreversible sobre el cielo del milagro económico chino se empieza a disipar. Sin embargo, es poco probable la perspectiva de un crecimiento realmente fuerte, típico en la mayoría de las recesiones.

Antecedentes históricos.

El desarrollo económico de China en los últimos 30 años no puede ser calificado más que con palabras de asombro y admiración. China protagoniza actualmente el crecimiento más extraordinario de la historia. Desde 1978, año en que China arranca un período de reforma y apertura hasta la actualidad, la economía del país ha superado todas las previsiones. No había coches, sólo bicicletas, en las ciudades no había luces de neón ni edificios modernos, tampoco restaurantes, sólo los de los grandes hoteles. La gente vestía con los uniformes azules o grises de cuello estilo Mao. En diciembre de 1978, Deng Xiaoping, formuló su política de reforma económica y apertura al exterior en el XI Comité Central del PCCh, que se basaba en la política de las "cuatro modernizaciones" creada en 1964 por el primer ministro Zhou Enlai. Estas cuatro modernizaciones recaían sobre la agricultura, la industria, la tecnología y la defensa, que darían como resultado el desarrollo de las fuerzas productivas y, por tanto, de la economía. Desde entonces, la modernización económica se convirtió en una prioridad, sustituyendo la planificación por el mercado, movilizando sus ingentes recursos laborales, abriéndose al mundo y convirtiéndose en la "fábrica del mundo".

El panorama en la actualidad ha cambiado drásticamente, y la economía china ha empezado a experimentar de forma intensa las consecuencias de la crisis mundial. De esta forma, las noticias relacionadas con una serie de indicadores económicos negativos se han multiplicado en la prensa oficial china e internacional. La reducción de la demanda exterior ha afectado sensiblemente al modelo de crecimiento basado, en gran medida, en el fomento de las exportaciones que representa en torno al 30% de la producción industrial. La apreciación de la moneda china, ha influido sobre la competitividad general de las exportaciones en los sectores con fuerte intensidad de mano de obra, como el textil. Ante la gravedad de la situación económica mundial, el gobierno chino ha respondido de forma inmediata, aplicando a principios de noviembre un plan de estímulo económico hasta el 2010, valorado en cuatro mil millones de yuanes, con el objetivo de impulsar el consumo interno y alejar a China de la dependencia de los mercados extranjeros. El programa incluye la financiación de infraestructuras en los transportes, la agricultura y la vivienda, los gastos sociales en salud y educación, beneficios fiscales y apoyo a los precios agrícolas. En general, China entiende la gravedad de la crisis y eso podría constituir el inicio de una nueva fase de desarrollo económico, que haga al país asiático transitar a un modelo económico menos dependiente de las economías occidentales.

La visión universalmente aceptada de una gran Potencia Económica.

China es uno de los países con mayor potencialidad de desarrollo y su economía ha crecido a pasos estables y a alta velocidad en los últimos años. Sigue una política exterior independiente de paz, y ha establecido relaciones diplomáticas con cerca de 170 países. Al cumplirse el 20° aniversario de la primavera política de Pekín, que terminó de manera sangrienta con la matanza de la plaza de Tiananmen, las grandes potencias, incluida la UE, parecen haber arrojado al basurero de la historia la sombría y contradictoria realidad del gigante asiático, verdadera fábrica del mundo. El 1 de octubre de 1949 el Ejército de Liberación del Pueblo, reunido en la plaza de Tiananmen, escucha atento la declaración de inauguración de la República Popular de China bajo el mandato de Mao. Y Hace 20 años, sucede la represión de la protesta estudiantil china en la plaza de Tiananmen , Hoy Pekín, garantiza que las reformas económicas de mercado darán paso a un cambio democrático .

China es en 2009 la superpotencia emergente, ya se habla del G2 en el que se tutearían Washington y Pekín ; ha conseguido sacar a centenares de millones de chinos de la miseria propiciando una clase media que nunca tuvo; ejerce un papel de primer rango en la política internacional como un poder pragmático, con el crecimiento económico como objetivo por encima de todo, y atesora billones de deuda en dólares del Tesoro de EE UU. Perry Linnk, profesor de estudios chinos en la Universidad de Princeton, que vivía en Pekín hace 20 años, comenta pase lo que pase, un elemento seguirá constante en China. Pero para mantener el equilibrio, el grupo a veces necesita sacrificar a un miembro díscolo. En 1989, la víctima fue Zhao Ziyang .

Los dirigentes chinos sostienen que su poder como tercera economía del mundo les exonera de otras responsabilidades políticas en función de los intereses creados y el lógico temor de nuevos descalabros . En los veinte años transcurridos desde entonces, China ha experimentado un importante desarrollo en lo económico, social, científico y tecnológico .

La Demanda Interna como vía para la Recuperación Económica.

Por primera vez en la historia de la humanidad más de la mitad de la población mundial pertenece a la clase media, el aumento de la clase media en los países pobres, es el segmento de mayor crecimiento poblacional mundial. En los próximos doce años, el mundo crecerá en 1.000 millones de habitantes, pero la clase media aumentará en 1.800 millones. Este fenómeno no es nuevo, tiene dos centurias. En 1800, había 900 millones de pobres y 100 millones de clase media y alta. Actualmente hay 2.400 millones de pobres (hasta $ 2 por día), pero más de 4.000 millones de clase media y alta. En estos 200 años, los pobres se han triplicado, las clases media y alta han crecido 40 veces. El progreso de la clase media se observa en todos los continentes.

Hoy en día ya hay una clase media importante, con familias con rentas de entre seis y doce mil dólares. En las grandes ciudades, el prototipo de chino es un joven o una joven de 25 a 35 años, con móvil, acceso a Internet, que ha viajado a Hong Kong y al extranjero, que ha hecho turismo y quizá ha estudiado fuera. Y, sobre todo, con un sueldo que no depende del Estado. En China, más de tres millones de personas están comenzando a esquiar en nieve y para atenderlos se han construido 300 centros de esquí. Para el 2025, China tendrá la clase media más grande del mundo. Se señala que, aunque débil, el motor de la recuperación estará en el Lejano Oriente. No sólo eso. La mayoría de los investigadores da a China un papel preponderante en ese proceso y espera un cambio en el modelo de desarrollo del gigante asiático. Trasladándonos hasta el momento actual, cuando la crisis se intensificó tras la quiebra de Lehman, el comercio mundial se resintió de forma rápida y generalizada, y no cabía duda de que el crecimiento chino iba a sufrir.

También estaba razonablemente claro que las autoridades chinas iban a reaccionar rápidamente y a tomar medidas, al igual que hicieron en respuesta a la crisis asiática en 1997.

Medidas para Estimular el Consumo Interno y el Crecimiento en China.

1. Vivienda Construir vivienda más costeable y de renta baja y acelerar la eliminación de los barrios bajos. Se ampliará un programa piloto para reconstruir las viviendas rurales. Los nómadas serán alentados a establecerse

2. Infraestructura rural Acelerar la construcción de infraestructura rural. Las redes de carreteras y de electricidad en el campo serán mejoradas y se intensificarán los esfuerzos para impulsar el uso de gas metano y para garantizar la seguridad del agua potable. Esta parte del plan también incluye acelerar el proyecto de desviación del agua de Norte a Sur. Las reservas riesgosas serán reforzadas. La conservación del agua en áreas de riego de gran escala se fortalecerá. Además, se incrementarán los esfuerzos de alivio a la pobreza.

3. Transporte Acelerar la expansión de la red de transporte. Eso incluye enlaces de trenes de pasajeros y rutas de carbón más dedicados. Las líneas férreas principales serán ampliadas y se construirán más aeropuertos en áreas occidentales. Las redes de electricidad urbanas serán modernizadas.

4. Salud y educación Reforzar los servicios de salud y médicos mejorando el sistema médico de las bases. Acelerar el desarrollo de los sectores cultural y educativo y la construcción de escuelas secundarias en las áreas rurales occidentales y centrales. Crear más instalaciones de educación especial y cultural.

5. Medio ambiente Mejorar la protección medioambiental elevando la construcción de instalaciones de aguas residuales y basura y prevenir la contaminación del agua en áreas clave. Acelerar los programas de cinturones verdes y de siembra de bosques naturales. Incrementar el apoyo a los proyectos de conservación de energía y de control de la contaminación.

6. Industria Elevar la innovación y la reestructuración industriales y apoyar el desarrollo de industrias de alta tecnología y de servicio

7. Reconstrucción por desastre Acelerar la reconstrucción en las áreas afectadas por el terremoto del 12 de mayo.

8. Ingresos Elevar los ingresos promedio en las áreas rurales y urbanas. Incrementar los subsidios mínimos del año próximo para la compra de cereales y agrícolas. Aumentar los subsidios a los residentes urbanos de bajos ingresos. Incrementar los fondos de pensiones de los empleados de empresas y las subvenciones para quienes reciben servicios especiales.

9. Impuestos Ampliar las reformas a las normas al impuesto al valor agregado para todas las industrias, lo cual reduciría la carga corporativa fiscal en 120.000 millones de yuanes (cerca de 17.600 millones de dólares USA). Se alentará la modernización tecnológica

10. Finanzas Elevar el apoyo financiero para mantener el crecimiento económico. Eliminar las cuotas de crédito a los prestamistas comerciales. Incrementar apropiadamente el crédito bancario para proyectos prioritarios, áreas rurales, empresas más pequeñas, innovación técnica y racionalización industrial a través de fusiones y adquisiciones.

La crisis económica ha dado la oportunidad a los países asiáticos para que reorienten su modelo de crecimiento dependiente de las exportaciones . De las medidas implementadas por el Gobierno Chino, cabe destacar que estas tres están empezando a dar fruto.

Medidas para incrementar la Demanda Interna en China.

En primer lugar Las autoridades anunciaron en noviembre 2008 un urgente programa de expansión fiscal enfocado hacia las inversiones en infraestructuras. Aunque se ha debatido desde entonces sobre su tamaño real, con ello se está perdiendo lo esencial del asunto. La declaración de intenciones estaba clara y, curiosamente el mercado tomó nota y se ha recuperado con fuerza desde entonces.

En segundo lugar A la larga quizá el aspecto más importante para la economía mundial, el Gobierno anunció planes para poner en marcha una cobertura médica integral para la todavía inmensa población rural del país. Se espera que las bases de este sistema estén completamente implantadas para el 90% de la población rural antes de 2011. Esto podría terminar con la excesiva tasa de ahorro chino y permitir un consumo mucho más fuerte.

En tercer lugar Un elemento crucial en la mejora de nuestras previsiones: las autoridades, guiadas por el Banco del Pueblo de China, se embarcaron a tiempo en una cruzada para acabar con el endurecimiento de las condiciones de financiación que había caracterizado los dos años anteriores. Según nuestro índice sobre las condiciones financieras en China, éstas se han suavizado en unos muy considerables 520 puntos básicos desde el pasado octubre.

Han sentado las bases para la aceleración de la demanda interna en China para lo que queda de 2009 y 2010, justo lo que China, pero sobre todo el mundo, necesitaba. En China las condiciones monetarias ya son lo bastante flexibles como para impulsar una recuperación de la economía sin nuevas rebajas en las tasas de interés, una fuerte inyección de dinero en la economía (592.000 millones de yuanes en nuevos préstamos) lo que consolidó las expectativas de que los precios al consumidor volverán a subir antes de fin de año ya que los precios al consumidor cayeron un 1,5 por ciento en el año a abril, en el tercer mes consecutivo de bajas tras un descenso del 1,2 por ciento en los 12 meses a marzo . Para el primer trimestre, China reportó un crecimiento de las ventas minoristas, ajustado por la inflación, de 15,9 por ciento .

El Gobierno chino desea que el crecimiento económico se apoye más en el consumo doméstico y no tanto en las exportaciones, que han sido el principal motor del crecimiento en el pasado. El país creció un 6% en el primer trimestre y sus autoridades insisten en que alcanzarán a cerrar el año con un crecimiento del 8% . La desaceleración registrada por China en 2008 pone fin a cinco años consecutivos de un crecimiento mayor al 10% .

China es un país pobre, donde los niveles de consumo se encuentran a años luz de los de Estados Unidos, aunque el tamaño de su población hace que cualquier crecimiento de su demanda tenga un impacto significativo sobre los totales mundiales . En el caso de Estados Unidos el aumento del ahorro (que en realidad es disminución del endeudamiento de la población) significa cientos de miles de millones de dólares al año en menor consumo. Lo que se está produciendo a raíz de la crisis es una nivelación macroeconómica global en la que China está aumentando su nivel de gasto y disminuyendo sus niveles de ahorro mientras que Estados Unidos está en el camino totalmente contrario. La tasa neta de ahorro de los estadounidenses alcanzó al 5% de su ingreso disponible en enero de este año, tras haber estado en territorio negativo durante esta década. De acuerdo a datos divulgados por The McKinsey Global Institute, el endeudamiento neto de los hogares estadounidenses en el último trimestre del 2008 fue negativo, situación que se da por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Esta combinación de aumento del gasto en China y de aumento del ahorro en Estados Unidos significa que la salida de la crisis económica actual va a ser lenta. La demanda interna de China se ha venido recuperando de manera estable y que el incremento de los créditos se ha mantenido alto, lo que indica que los planes de estímulo económico han dado frutos, mientras que la economía del país aún se enfrenta a diferentes desafíos, entre ellos la reducida demanda externa, el aumento del desempleo, y una inestable situación económica y financiera en el ámbito internacional Pero por ahora, sin embargo, esta lenta recuperación basada en el crecimiento del consumo interno chino es un gran alivio, al menos en el corto y mediano plazo, para los países latinoamericanos que proveen de materias primas a China .

China necesita mantener la demanda interna y para ello, debe aumentar el déficit público, actualmente en el 5%. Existen riesgos de inflación pero el gigante asiático se los puede permitir. Hay que tener en cuenta que la expansión de las importaciones no va a volver y que la economía basada en la demanda pública debe encaminarse hacia una basada en la demanda privada y hacia el interior. Para ello, las autoridades del país necesitan abrir más sectores a la competencia privada y aumentar los tipos de interés a los prestamistas privilegiados y presionar a los ahorradores. Además, hay que forzar a las empresas estatales a pagar dividendos e introducir una red social adecuada para los ciudadanos. Para China, esta crisis es una oportunidad de oro.

La Estrategia de aplicación en China para su recuperación Económica.

La economía mundial está haciendo frente a grandes dificultades. La recesión en EEUU, está afectando a las economías en desarrollo . Tras el estallido de la crisis financiera global, los gobiernos de diversos países han tomado medidas para aliviar los resultados dañinos o librarse del atolladero cuanto antes . Hasta el momento, muchos especialistas han comenzado a abordar el tema sobre las distintas modalidades económicas, de las cuales la de China ha sido considerada diferente de aquella de EEUU y otros países occidentales. E incluso, algunos economistas han afirmado que las dos modalidades económicas aplicadas por China y EEUU respectivamente han comenzado la competencia. El último ciclo de crecimiento ha sido tan largo que en algunos sectores económicos y empresas sus gestores no tienen experiencia de crisis, y en estas coyunturas, la experiencia ayuda.

Modalidades estratégicas aplicadas en China para su recuperación Económica.

Primera. La capacidad de defensa de la modalidad china ante la crisis financiera La actual crisis ha afectado a todas las economías en diferente grado. Sin embargo, China ha demostrado su capacidad bastante alta de resistencia a la crisis en comparación con las occidentales y con las de Japón y otras cuatro economías asiáticas. Esto se debe a la modalidad de desarrollo económico, típica de China, desde el inicio de su reforma y apertura hacia el mundo exterior.

Segunda. China ha tomado una serie de medidas propias Al igual que otros países, China ha tomado una serie de medidas para enfrentarse a la crisis. Aparentemente, no se ven diferencias esenciales de las medidas tomadas por el Occidente, pero las medidas chinas han resultado más efectivas que las occidentales. Cuando las economías occidentales están entrando en la etapa de aumento negativo, están apareciendo indicios de recuperación económica en China . Actualmente, muy pocos países occidentales se han mostrado tan optimistas como China por el futuro desarrollo económico. La actitud optimista y confianza chinas se basan sobre fundamentos objetivos. Al hacer frente a la crisis, a los gobiernos de EEUU y otros países occidentales solo les queda recurrir a la palanca financiera, en vez de la económica. El gobierno chino cuenta con los dos medios y puede poner en juego su palanca económica además de la financiera mediante las poderosas entidades estatales. Por otra parte, los gobiernos de EEUU y Occidente son deficitarios en contraste con el gobierno chino cuya economía evoluciona sin contratiempos. Se puede afimar que el chino es uno de los pocos gobiernos del mundo con suficientes recursos financieros.

Tercera. China desempeñara su rol en el futuro orden financiero internacional. Al igual que las anteriores, la actual crisis conducirá a restablecer el sistema económico y financiero. En el pasado, el mundo occidental ha sido el fundador del sistema y los demás países no han tenido otra opción que aceptarlo. En el futuro proceso de restablecimiento del orden económico y financiero, es imposible que el Occidente lo monopolice todo, y es inevitable que las economías emergentes incluidas China, India, Brasil y Rusia, participen en el restablecimiento del nuevo sistema. China que cuenta con una economía de gran margen desempeñará importante rol. El mundo desea informarse de la actitud china hacia el futuro orden y su posición en el futuro sistema. En la actual crisis, la modalidad de economía de mercado socialista chino ha mostrado su superioridad, y también algunos puntos vulnerables. La modalidad china está en el proceso de desarrollo.

La crisis financiera mundial afectó sobre todo a China al descender drásticamente la demanda de productos chinos en EEUU, Europa y Japón, lo que causó el cierre de miles de empresas del país asiático y dejó sin empleo a más de 20 millones de personas. La economía asiática ha evolucionado en positivo debido al impacto del programa de estímulo económico por valor de de cuatro billones de yuanes (421.989 millones de euros) aplicado por el gobierno de Pekín.

El programa de estímulo prevé sobre todo inversiones del Estado en proyectos infraestructurales. Además, los créditos otorgados por los bancos y la demanda interna han aumentado, señala el Banco Mundial en su informe trimestral dado a conocer en Pekín, aunque matiza que la extrema debilidad de las exportaciones sigue siendo el principal factor que frena el crecimiento del gigante asiático.

La Revolución Verde China.

China es el mayor emisor de dióxido de carbono (CO2) del mundo y no acepta que le impongan cuotas sobre sus emisiones. Sin embargo, ha prometido un ambicioso plan de energías renovables que puede ayudarla a convertirse en la primera superpotencia verde en los próximos años. Equiparándose a los objetivos marcados por la Unión Europea, China ha insinuado que podrá satisfacer un 20% del consumo energético nacional en el año 2020 con energías renovables solar y eólica, superando el objetivo previsto del 15%. Está formulando un nuevo plan de energías renovables y entre sus perspectivas esta el que pueda superar fácilmente los objetivos previstos para 2020 .

El objetivo del 20% aún no ha sido anunciado de forma oficial, pero no hay ningún motivo para que no pueda conseguirse, teniendo en cuenta los esfuerzos invertidos hasta hoy en el sector de las renovables, Yang Ailun, es el responsable de Cambio Climático y Energía de Greenpeace en China. En los últimos cinco años, el país asiático ha conseguido aumentar el consumo de energías renovables en más de un 1% anual, es el mayor exportador de placas solares y el principal fabricante de turbinas de viento, y pronto tendrá la mayor capacidad de energía eólica del mundo, si se cumplen las previsiones oficiales. El nuevo plan de energías renovables permitirá ampliar la capacidad de producción de energía eólica prevista para 2020 de 30 gigavatios (GW) a 100 GW. Y al ritmo de fabricación actual, es probable que se consiga antes, según la planta de ANtec, fabricante vasco de frenos para aerogeneradores, en Tianjin, a unos 180 kilómetros de Pekín. En China hay alrededor de 70 empresas que fabrican turbinas eólicas; entre ellas, la española Gamesa, con capacidad para generar 4 GW al año. A partir de ahora habrá que añadir más de 60 empresas locales que acaban de incorporarse al mercado.

China tiene todo el potencial para convertirse en un líder productor y consumidor mundial de energías renovables. Es la nueva revolución verde; llamada así, por las oportunidades de crecimiento económico que supondrá el sector de energías renovables en China a partir de ahora. El país asiático también planea triplicar la capacidad de producción de energía solar sobre la cifra prevista inicialmente para 2020, que era de 3 GW. Actualmente, China es capaz de generar 120 megavatios (MW) de electricidad con energía solar, lo que supone conseguir una producción 75 veces mayor para alcanzar los 9 GW en sólo diez años. El principal problema, sin embargo, sigue siendo el cuello de botella entre la potencia instalada y la capacidad de generar energía, limitada por la falta de infraestructuras. Los parques eólicos, por ejemplo, suelen estar en lugares remotos y eso requiere una enorme inversión en infraestructuras para poder traer la energía a las zonas más pobladas de la costa este.

Existe confianza de que el Gobierno chino podrá poner una solución rápida al problema gracias a la abundante mano de obra barata y a la enorme inversión en infraestructuras públicas que se contempla en el paquete de medidas de estímulo de 4 billones de yuanes (420.000 millones de euros), aprobado por Pekín para los próximos años. Sólo un 5% del total 21.000 millones de euros se invertirán directamente en proyectos de ahorro de energía, reducción de emisiones de CO2 y protección medioambiental. Esto incluye también el costo de cerrar fábricas contaminantes, así como la desulfuración de gases de combustión en las centrales térmicas de carbón, con el objetivo de rebajar el consumo de energía por unidad de PIB en un 4% anual y disminuir las emisiones en un 10% para 2010, según cifras del Ministerio de Medio Ambiente chino. La apuesta por las energías limpias, como la solar y la eólica, es clave para reducir la dependencia del carbón, un fósil de combustión muy contaminante, que aún representa el 70% de las fuentes de energía del gigante asiático. China tiene reservas de carbón para 200 años y algunos expertos acusan de ingenuidad a los ecologistas por creer que ambos países puedan renunciar a un recurso autóctono que consideran necesario para mantener el crecimiento y aumentar el nivel de vida de sus ciudadanos.

Al margen de las renovables, China ha invertido millones en la construcción de refinerías de gas y petróleo, que importa de todo el mundo, y acaba de iniciar las obras de su tercer gasoducto, que le permitirá traer gas desde la costa de Birmania. China dispone además de 11 reactores nucleares repartidos en seis plantas distintas, algunos adquiridos a empresas extranjeras, y tiene previsto que la energía nuclear satisfaga el 4% del consumo eléctrico en 2020, el doble que en la actualidad. Las energías renovables tienen mejor imagen, pero hoy en día se consume tanta energía que resulta inviable prescindir de la energía nuclear.

China es ya el mayor inversor mundial en tecnologías renovables, y el gobierno ha producido un boom en la instalación de energía eólica. Ahora que sus objetivos de energía renovable para 2020 pasan del 15% al 20%, China puede argumentar que sus esfuerzos por evitar el peligroso cambio climático van, por lo menos, a la par que los de la UE, ahora mismo es líder mundial en renovables por objetivos para 2020. Dado el crecimiento económico que tiene este país, y lo atrasado de su política medioambiental, la implantación de estrictos criterios de eficiencia energética y de alta tecnología son componentes clave de ese esfuerzo.

El sendero hacia los Brotes Verdes de la Economía.

Todavía es demasiado pronto para anticipar una recuperación sostenida porque pesan riesgos a la baja sobre el sector exterior, la inversión y el consumo. Pero si alguien puede hablar hoy con propiedad de brotes verdes es, sin duda, China. El Banco Mundial ha elevado la previsión de crecimiento para este año del gigante asiático desde el 6,5% previsto en marzo al 7,2%. Un nivel respetable, a juicio del organismo multilateral, aunque bastante por debajo de lo previsto por el Gobierno de Pekín, que lo sitúa en el 8%. Lo que sí refleja es que la tendencia sin duda es al alza, después del aumento del 6,1% del PIB registrado entre enero y marzo. Para 2010, el Banco Mundial prevé que el PIB crecerá el 7,7%. La economía china creció este año según fuentes oficiales más de un 6 por ciento, y el paquete de salvataje económico chino se orientó más que nada a movilizar el consumo interno. Las exportaciones chinas bajaron en un 17 por ciento en comparación con las de enero de 2008. Las importaciones, empero, se redujeron también en un 43 por ciento, por lo que las reservas de divisas siguen en aumento

China es el único país que no está en aprietos en medio de la crisis, por eso trata ahora de adquirir materias primas firmando contratos a largo plazo en regiones como África y Cercano Oriente”. El Banco Mundial elevó su pronóstico de crecimiento para China el jueves a un 7,2 por ciento, y esto es una consecuencia directa del paquete económico del gobierno de Pekín.. El buen comportamiento de la economía china a pesar de la recesión mundial se explica por la eficacia de los 4 billones de yuanes (unos 530.000 millones de euros) que ha gastado el Gobierno en su plan de estímulo, aprobado en noviembre de 2008 .

Gracias a eso, y a una política monetaria expansiva, la inversión en infraestructuras ha crecido en los cinco primeros meses del año un 39%, el incremento del crédito bancario equivale al 5% del PIB y las ventas de coches suben a un ritmo del 14%. La realización de proyectos residenciales de propiedad también ha aumentado desde principios de 2009.

Sin embargo, existen límites respecto a cuánto y hasta cuándo puede el crecimiento de China divergir del crecimiento mundial basándose en gasto inducido por el Gobierno, es que la inversión que no depende de proyectos públicos va muy rezagada, las exportaciones caen en volumen un 20% anual y la incertidumbre económica está llevando a los hogares chinos a ahorrar más y a consumir menos. Justo lo contrario de lo que China necesita para cambiar su patrón de crecimiento.

Mientras la mayor parte del mundo se hunde en la recesión, el crecimiento chino sigue en terreno positivo, pero el ritmo de expansión y su demanda de materias primas se desaceleraron. Ni un año ha pasado desde que China arrebató a Alemania la medalla de bronce del liderato económico mundial, y ya tiene la vista puesta en la de plata. Según el Instituto de Finanzas Internacionales (IFI), que aglutina a los 390 principales bancos del planeta y que celebra en Pekín su Reunión de Primavera, el Gran Dragón crecerá este año un 7,5%. Aunque esta previsión es medio punto inferior a la del Gobierno chino que sigue confiando en su megalómano plan de estímulo para alcanzar el ansiado 8% , si se suma a la recesión que vive Japón puede restarle al Imperio del Sol Naciente hasta un 3% de su PIB, el resultado es una China asentada en el segundo escalón del ranking económico mundial por valor nominal.

La ventaja sobre Japón seguirá aumentando, ya que el IFI prevé que en 2010 el país de Mao crezca aún más, hasta un 9%. Estos datos dan alas a quienes pronostican que China se convertirá en la superpotencia global, por delante de Estados Unidos, en 2025. Los banqueros todavía no ponen la mano en el fuego por ello, pero aseguran que la interdependencia entre China y Estados Unidos aumentará de forma exponencial. La reciente compra de Hummer, perteneciente a General Motors, por parte de una compañía china es sólo un exponente de cómo pueden cambiar las tornas en el ámbito empresarial, pero no se puede olvidar que Pekín es la principal tenedora de bonos del Tesoro estadounidense y razón principal del déficit comercial de ese país.

Para hacer más sólida y sostenible la base de su crecimiento, también se hizo público el plan científico de China hasta 2050, que incluye propósitos espectaculares como el envío de una misión espacial tripulada a Marte para ese año, y el establecimiento de una base lunar de aquí a dos décadas. Todo para que la 'fábrica del mundo' no se quede sólo en la manufactura y dé el gran paso hacia la innovación. Falta le hace a China, ya que el dato de las exportaciones de mayo, dado a conocer recientemente, no es muy alentador, cayeron un 26,4%. Pero Pekín también ve brotes verdes, y junto al mal dato anunció el aumento de la demanda de materias primas, un hecho que atribuye al buen planteamiento de su plan de estímulo de 4.000 millones de euros. China mantendrá estable la tasa de cambio del yuan para apoyar a su sector exportador. Mantener el yuan estable es parte de un paquete de políticas destinadas a estabilizar la demanda externa . China tiene prácticamente congelada la tasa de cambio entre el yuan y el dólar cerca de 6,83 desde mediados del 2008, debido a la crisis financiera. Los socios comerciales de China, especialmente Washington, sostienen que el yuan debería aumentar su valor para ayudar a moderar los desequilibrios en el comercio mundial, aunque no definieron oficialmente a Pekín como un manipulador de divisas . Sin embargo los precios de las materias primas se han incrementado y los precios del crudo llevan tres meses alcanzando cada día que pasa una cuota más alta, mientras que el dólar desde hace tres meses, sigue también una trayectoria bajista, por lo que el precio del petróleo podría interpretarse como una señal de que está gestándose una estanflación, ya que, por un lado, el aumento del precio de la energía y otras materias primas puede ahogar los pocos brotes verdes y dar al traste con las esperanzas de una recuperación.

China gastará 10,000 millones de dólares más para aumentar sus reservas de materias primas e incrementar en un 20% el gasto agrícola, medidas que deberían ayudar a los precios locales del grano y reforzar los mercados mundiales de metales y petróleo. China, que lucha por mantener un crecimiento económico del 8% en medio de una desaceleración global que hizo caer la demanda de sus exportaciones, está inyectando más dinero para mantener los ingresos agrícolas y garantizar ingresos a una mayoría rural que ahora incluye a millones de trabajadores desempleados que regresan de la costa. El gobierno también aumentó dramáticamente su presupuesto para absorber el exceso de suministro de recursos naturales, desde granos, hasta metales y petróleo, poniendo moneda extranjera a planes de almacenamiento que puso en marcha hace meses. El presupuesto aumentará en un 61% el gasto en reservas de granos, aceites y materiales, a 178,100 millones de yuanes (26,000 millones de dólares), o un 4.1% del presupuesto, anunció el jueves el ministerio de Finanzas en el Congreso Nacional del Pueblo. El total incluye 78,341 millones de yuanes (11,500 millones de dólares) para estimular la demanda doméstica expandiendo reservas de materias primas como granos, aceites comestibles, crudo, metales no ferrosos y acero en especial, y desarrollando facilidades de almacenamiento.

China ya está comprando materias primas de las que carece como cobre, crudo y soja y ayudando a los atribulados productores de otros bienes como aluminio, zinc y algodón, comprando sus productos a un precio mayor al del mercado. Los mercados de materias primas no sufrieron cambios el jueves, a pesar de las grandes ganancias el día anterior, ayudadas por crecientes señales de que la economía china podría estar el borde de la recuperación.

Aunque aún existen algunas inquietudes entre los encargados de formular políticas sobre el ritmo de crecimiento, ya que el alto porcentaje de la factura en la financiación y el crédito fluye a los mercados financieros en lugar de la economía real. El Gran Dragón sigue confiando en su megalómano plan de estímulo para alcanzar el ansiado crecimiento económico. Por lo pronto dentro de los brotes verdes de su economía, el crecimiento de la producción industrial china se reactivó en mayo al tiempo que se expandían los créditos y el gasto de los consumidores, aportando nuevas pruebas de que la tercera economía más grande del mundo está en la senda de la recuperación.

Las cifras, que se suman a una serie de indicadores mensuales que han sorprendido positivamente, indican que el plan de estímulo económico del Gobierno, con rebajas fiscales para las compras de todo tipo de productos, está ayudando a contrarrestar la debilidad de las exportaciones.

En este sentido, las previsiones de crecimiento del PIB en el 2009 son del 7.2 por ciento.

La fuerte caída en las exportaciones fue la mayor dificultad para China en momentos en que trata de mantener el crecimiento económico. En el presente y por cierto tiempo en el futuro, la contracción en la demanda externa y la consecuente disminución en las exportaciones seguirá siendo su principal dificultad para el crecimiento económico.

Con respecto al futuro se espera que en los próximos 30 años el PIB de China ocupará un 23% del PIB del mundo, o sea a un nivel de hace 1700 años, superando al norteamericano en un 18%. Para convertirse en la mayor entidad económica mundial, es necesario insistir en la orientación de reforma de cara al desarrollo del mercado, sobre todo la desestatatización de las empresas. Cambiar la modalidad de crecimiento. Y los sectores empresariales tienen que tomar muy en serio la consideración de cuáles serán las técnicas y las ramas para impulsar el desarrollo económico

Conclusiones.

China es uno de los primeros países en apuntar signos provisionales de recuperación o, al menos, cierta pausa en la caída. Actualmente existen datos significativos señalando que el plan de estímulo económico chino ha funcionado. Esto es una buena noticia para la mayoría de los países del mundo, principalmente para los países latinoamericanos, como Chile, Perú, Brasil Colombia y México, que son importantes proveedores de materias primas para China, ya que el grueso de ese consumo se destina a productos fabricados para el mercado interno. Cuando los precios de las materias primas dan la señal de que se ve la luz al final del túnel es inminente que la actividad económica reanudará el crecimiento en el futuro previsible.

China tiene muchas posibilidades de superar a Japón y convertirse en la segunda mayor economía del mundo. Ha iniciado un proceso de transformación de su economía desde uno basado en las exportaciones hacia uno en el que el consumo interno tendrá un peso mucho más importante en el crecimiento de su economía. Ello se debe a que si en algún país parece que hay “brotes verdes” es en la economía de China. Y si China crece, y lo está haciendo por encima del 6%, el resto del mundo acabará creciendo.

Bibliografía.

1. AFP. (2009). La OCDE asegura que la reactivación está en camino aunque será débil. Paris

2. Barriaux Manianne. (2009). “El disidente chino Liu Xiaobo, formalmente detenido y acusado de subversión”. AFP. Pekín.

3. EFE. (2009). “Asia experimentara la recuperación económica en 2010 según BAD”. Seúl.

4. Noticias EFE. (2009). “Asia experimentara la recuperación económica en 2010 según BAD”. Seul.

5. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). AFP. (2009). La OCDE asegura que la reactivación esta en camino aunque será débil. Paris.

6. Reuters. (2009). “La Crisis enfría a la economía China”. Pekín.

7. Reuters. (2009). “ El PIB Chino caerá a 6.5% en 2009: B.M.”. Washington.

8. Reuters. (2009).” China ve el año más difícil del siglo”. Pekín.

9. Shen Samuel y Wong Jacqueline (2009). “Nuevo crédito en China se aceleraría en 1er semestre: diario”. Reuters. Shanghai.

10. Ríos Xulio. (2009). “Volver a Tiananmen” Instituto Galego de Analisis e Documentación Internacional (IGADI) Galicia..

11. Xinhua (2009). “BM eleva su previsión de crecimiento para China en 2009” Pueblo en Línea.

12. Xinhua (2009). “BM eleva su previsión de crecimiento para China en 2009” Pueblo en Línea.

13. Xinhua. (2009). “Panorama económico de Asia. (2)”. Spanish. China.. Org. CN. Kuala Lumpur.

14. Zhang Xiaoqiang, (2009). vicepresidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y la Reforma (CNDRC), entidad responsable de política macroeconómica en China, al diario The Guardian, en una visita a Londres, a principios de junio de 2009.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


El Observatorio de la Economía y la Sociedad China es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga. Tiene el Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas ISSN: 1887-3197 y está indexada internacionalmente en RepEc.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Acerca de...".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a observatoriodechina@gmail.com


 

Comité Director:
María Isabel Negre (CV)
Yawen Teh (CV)
María Victoria Natalizio (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1887-3197
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Enlaces
Subscribirse a OES-CHINA
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > OES-China
>