Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 31 (septiembre 2011)

LA TUTORIA GRUPAL EN LA EDUCACIÓN


Horacio Mercado Vargas (CV)
homercadov@hotmail.com
Marisol Palmerín Cerna (CV)
solpalmerin2009@yahoo.com.mx
Leticia Sesento Garcia




1. LA TUTORÍA

Remontándonos a los orígenes, etimológicamente la palabra tutoría se deriva del latín tutor, que significa defensor, protector, guardián, persona que ejerce la tutela (RAE,1992); por su parte, tutor proviene del verbo tueor, que quiere decir tener la vista en, contemplar, mirar, ver, tener los ojos puestos en, velar por, proteger, defender, sostener, proteger, conservar o salvaguardar. El tutor es la persona encargada de orientar a los alumnos de un curso o de una asignatura. En la fuente anterior señala que la acción de la tutoría es un método de enseñanza por medio del cual un estudiante o grupo de estudiantes reciben educación personalizada e individualizada de parte de un profesor.
 La tutoría, entendida como el acompañamiento y apoyo docente de carácter individual, ofrecido a los estudiantes como una actividad más de su currículo formativo, es indudablemente  el apoyo que sirva para una transformación cualitativa del proceso educativo.
(ANUIES, 2000)
La tutoría constituye una de las estrategias fundamentales, correspondiente con la nueva visión de la educación superior, en tanto que puede potenciar la formación integral del alumno en una visión humanista y responsable frente  a las necesidades y oportunidades del desarrollo de México. Además constituye un  recurso para facilitar la adaptación del estudiante al ambiente escolar, mejorar sus habilidades de estudio y trabajo, abatir los índices de reprobación y rezago escolar, disminuir las tasas de abandono de los estudios y mejorar la eficiencia terminal. La tutoría como práctica docente, no suple a la docencia frente a grupo, sino que la complementa y la enriquece. La tutoría como instrumento de cambio, podrá reforzar los programas de apoyo integral a los estudiantes en el campo académico, cultural y de desarrollo humano. (Ibídem)
La tutoría se considera también una forma de atención educativa donde el profesor apoya a un estudiante o a un grupo de estudiantes de una manera sistemática, por medio de la estructuración de objetivos, programas, organización por áreas, técnicas de enseñanza apropiadas e integración de grupos (García,2007).

2. LA TUTORÍA Y LA EDUCACIÓN

Actualmente, se requiere de cambios en el estilo de vida, en los comportamientos y en la educación, de forma que posibilite un futuro sostenible para la humanidad. El escenario vigente, exhorta a hacer frente a las incertidumbres de manera permanentes.
Esto implica que la educación, como uno de los instrumentos de transformación más fuertes que influye en el pensamiento humano, favorezca la manera de enfrentar la complejidad creciente y trascienda en la dependencia mutua existente entre la naturaleza, la vida y la cultura. En consecuencia, la educación tendrá que proveer los medios para desarrollar una inteligencia apta para la comprensión multidimensional del contexto de una concepción global. Esto implica que los gobiernos encargados de atender la educación, desarrollen políticas y reformas educativas, dirigidas hacia el desarrollo sostenible y global.
En el Plan Nacional de Desarrollo se establece: Lograr que la educación responda a las necesidades de los individuos tanto del desarrollo regional y nacional. La política educativa debe lograr que los mexicanos adquieran los conocimientos, competencias y destrezas, así como, las actitudes y valores necesarios para su pleno desarrollo y para mejoramiento de la nación. De tal forma que se considera que: la educación es condición necesaria para mejorar la calidad y equidad en los aprendizajes a lo largo de la vida.
Es por ello que en nuestro país en el marco del Programa Nacional de Educación 2001-2006 (PRONAE), se refiere como uno de los objetivos particulares, “Fomentar que los nuevos planes y programas de estudio incluyan esquemas flexibles, sistemas de tutorías para la atención individual y en grupo de los estudiantes, y programas de asesoría y orientación diferenciada, dirigidos a los alumnos con bajos niveles de aprovechamiento y en riesgo de abandonar sus estudios”.
Así, la Educación  Media Superior y Superior deberá tener como eje, una nueva visión y un nuevo paradigma para la formación de los estudiantes, entre cuyos elementos están el aprendizaje a lo largo de toda la vida, la orientación prioritaria hacia el aprendizaje autodirigido (aprender a aprender, aprender a emprender y aprender a ser), el reconocimiento de que el proceso educativo puede desarrollarse en diversos lugares formales e informales y el diseño de nuevas modalidades educativas, en la cuales el alumno sea el actor central en el proceso formativo.
La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) en su propuesta de Programa Estratégico para el Desarrollo de la Educación Superior, en su apartado relativo a los "Programas de las Instituciones de Educación Superior", incluye uno para atender el "Desarrollo Integral de los Alumnos", en donde se señala que "como componente clave para dar coherencia al conjunto, se requiere que las IES pongan en marcha sistemas de tutoría, gracias a los cuales, los alumnos cuenten a lo largo de toda su formación con el consejo y el apoyo de un profesor debidamente preparado". (ANUIES,2000)

Cabe señalar que las Instituciones de Educación Superior (IES), deben considerar que los profesores que se desempeñen como tutores deben cubrir cierto perfil que se menciona a continuación:

3. MODALIDADES DE LA TUTORÍA EN EL CONTEXTO EDUCATIVO

4. La Tutoría Grupal

La tutoría grupal es una de las alternativas más importantes de cualquier programa de tutoría, dado que los cambios tan dinámicos de ésta época así lo requieren, dado que la enseñanza es mucho más funcional y significativa.
Con este tipo de tutoría se pueden atender muchos y muy variados problemas que se presentan en los grupos de alumnos de diversos niveles educativos, y sobre todo en nuestras instituciones de educación media superior y superior, en las que casi todos los grupos son más o menos numerosos, y las escuelas se ven en la necesidad de atender la demanda tan numerosa de la población estudiantil.
De tal manera, que con esta forma de tutoría se pueden llevar a cabo numerosas acciones que nos pueden abatir una serie de aspectos que requieren de la participación de todos los actores involucrados. Por ejemplo, con puestas en común es posible atender problemas que por sus características requieren de la participación grupal.
En el momento actual de la educación, el trabajo de grupo colaborativo es un ingrediente esencial en todas las actividades de enseñanza y aprendizaje.
Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que todos los proyectos que utilizan  métodos o técnicas de enseñanza y aprendizaje innovadoras incorporan esta forma de trabajo como experiencia en la que el sujeto que aprende se forma como persona y se involucra en todas las áreas del conocimiento que su proceso de formación así lo requieren.
De tal manera que a lo largo de la Historia de la Educación se ha puesto atención a este aspecto. Hoy muchos autores están dando prioridad a la inteligencia social, al papel de los sentimientos y la afectividad en el desarrollo mental. Esta perspectiva considera que la cualidad característica de la especie humana no es la capacidad de comprender la organización del mundo, sino la constante interpretación del contenido de la mente de los demás, manifestada en diferentes formas: palabras, acciones, producciones. Esta capacidad nos permite aprender de otros y comprender nuestra propia mente. Tal es el sentido del concepto de comprensión: “comprender una mente ajena y comprenderse a sí mismo en lo interior”. (García, 1999)
Esta consideración es coherente con la afirmación de que la esencia educativa, la esencia del desarrollo de la capacidad mental de los seres humanos es el proceso de socialización. Por lo tanto, entendemos la socialización como un proceso de la persona en formación que se da en grupo.
De lo anterior, se resalta la importancia de trabajar las tutorías de forma grupal. Lo que permite atender varios aspectos: los problemas diversos que afectan a nuestros alumnos, tanto en el ámbito afectivo, como de sus distintas materias o asignaturas, por un lado y por el otro desarrollar en ellos elementos de la tan necesaria socialización, que les permitirá atender de manera adecuada los múltiples problemas sociales, laborales y personales que tendrá que enfrentar a lo largo de su vida.   
Parecería que todo el proceso de enseñanza se concentra en la transmisión del conocimiento, en una transferencia de información. Sin embargo,  la construcción del conocimiento es un proceso de adecuación de mentes. Esto nos hace reflexionar sobre los procesos a través de los cuales nuestros alumnos aprenden. Si la comunicación con el grupo desarrolla la mente de la persona, fomenta las habilidades de trabajo y responde a la forma de trabajo que se prevé será utilizada por los próximos años, entonces los procesos educativos tendrán que dar un giro, y pasar a la consideración del aprendizaje en grupo.
En su sentido básico el método de trabajar las tutorías en equipo, se refiere a la actividad del grupo en el aula. Dentro de cada equipo los estudiantes intercambian información y trabajan en una tarea hasta que todos sus miembros la entiendan y terminen,  por medio de la colaboración.

4.1. Aspectos Fundamentales para la Tutoría Grupal

4.2 Tipos de Evaluación que se emplean en la Tutoría Grupal

4.3 Importancia de la Tutoría Grupal

El método de la tutoría grupal, se puede definir como: un conjunto de atractivas experiencias de aprendizaje y de la resolución de problemas grupales, que involucra a todos lo miembros del grupo.
De esta forma, la tutoría grupal permite abatir los elevados índices de deserción, de reprobación y de rezago, atender toda una gama de problemas que se presentan a los estudiantes, en los distintos niveles educativos y de las distintas escuelas y facultades.
La tutoría grupal, toma en consideración el modelo que busca enseñar a aprender; aprender a aprender, y a pensar, desarrollando capacidades. Se diseñan las actividades como estrategias de aprendizaje, y se entiende a éstas como medios para mejorar destrezas que desarrollen capacidades (enseñar a pensar) por medio de contenidos y métodos actuales. Se pretende desarrollar la afectividad, en forma de objetivos, valores y actitudes. Se entiende el aprender a aprender como desarrollo de procesos cognitivos (capacidades) y procesos afectivos (valores).
La tutoría grupal, es innovadora, desde el punto de vista que toma en cuenta los siete saberes necesarios para la educación del futuro:
a.- Estudio del conocimiento: desarrollarse en el estudio de las características mentales y culturales del ser humano, de sus procesos y modalidades, de las disposiciones  psíquicas y culturales.
b.- Los principios de un conocimiento pertinente: desarrollar la aptitud natural de la inteligencia humana para ubicar todas sus informaciones en un contexto y su conjunto. Enseñar los métodos que permitan aprender las relaciones futuras y sus influencias recíprocas entre las partes y el todo en un mundo complejo.
c.- Enseñar la condición humana: el ser humano es a la vez físico, biológico, psíquico, social e histórico. Tomar conocimiento y conciencia de la identidad compleja y de la identidad común a todos los demás seres humanos.
d.- Enseñar la identidad y conservación del planeta: el conocimiento de los desarrollos de la era planetaria que van a incrementarse en el siglo XXI y el reconocimiento de la identidad con el planeta y su conservación, como objeto de enseñanza.
e.- Enfrentar las incertidumbres: la educación deberá comprender la enseñanza de las incertidumbres que han aparecido en las ciencias físicas, en las ciencias de la evolución biológica y las ciencias históricas.
f.- Enseñar la comprensión: la comprensión mutua entre humanos, para que las relaciones humanas salgan de su estado bárbaro de incomprensión.
g.- Enseñar la ética del género humano: el modelo invita a educar en una antropo-ética considerando el carácter ternario de la condición humana: individuo-sociedad-especie. Se entiende que la ética individuo-especie necesita un control mutuo de la sociedad por el individuo y del individuo por la sociedad, es decir la democracia: la ética individuo-especie convoca a la ciudadanía nacional y a la vez global en el siglo XXI. Se  sugiere que la ética debe formarse en las mentes de los estudiantes a partir de la conciencia de que el ser humano es al mismo tiempo individuo, parte de una sociedad, parte de una especie. (Morin, 1999)  

CONCLUSIONES

REFERENCIAS


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Juan Carlos Villatoro Fecha: 07 del 02 de 2014 - 19:39
Muy interesante y útil. Como tutor, busco formas de aumentar la eficacia de mis sesiones y la idea de tutoría grupal me resulta conveniente. Muchas gracias
Por: Alfonso Alvaro Moreno Márquez Fecha: 10 del 12 de 2013 - 17:51
muy interensate el tema de tutoría, es un sistema de acompañamiento al estudiante desde que este ingresa hasta que se titula, y que responde a las necesidades académicas, personales, sociales y emocionales del estudiante. felicito por el trabajo realizado muy interesante de verdad, al mismo tiempo me gustaria tener un modelo de sesiones de tutoria desde la planificación hasta el resultado final para poder aplicarlos en nuestra institución. reitero mi saludo coordial y felicitacion Atentamente, Alfonso Moreno
Por: jaime martin corbacho cueva Fecha: 01 del 10 de 2013 - 05:19
me agradaría que me enviara las sesiones de tutoria de los niveles de inicial primaria y secundaria.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net