Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 31 (septiembre 2011)

LA DIRECCIÓN EN EL PROCESO ENSEÑANZA APRENDIZAJE DEL TALLER DE ARTES PLÁSTICAS


Enrique García Machado (CV)
Profesor asistente
enriqueg@ucp.vc.rimed.cu
Rosario Martínez Verde
Profesora consultante
rosariomv@ucp.vc.rimed.cu
Gonzalo González Hernández
Profesor auxiliar
gonzalog@ucp.vc.rimed.cu

Universidad de Ciencias Pedagógicas "Félix Varela"
Santa Clara, Villa Clara, Cuba




RESUMEN

El taller es la vía fundamental para dirigir el proceso de la disciplina Artes Plásticas por su estructura, que propicia el trabajo en la práctica. Para el docente es imprescindible el dominio de las habilidades para la dirección de este proceso que se convierte en particular para la disciplina de taller de Artes Plásticas.

Palabra clave: Taller, habilidades profesionales, dirección

La Disciplina Taller de Artes Plásticas se rige por las leyes, principios y categorías de la Didáctica General y los componentes del proceso de enseñanza aprendizaje tienen características generales similares a cualquier otra disciplina, más el carácter del mismo determina particularidades que es necesario tener en cuenta para el logro de sus objetivos.
A propósito Cabrera, R. (1989), plantea que: “Las actividades de expresión plástica y de apreciación le confieren un carácter especial a la organización de las clases de Artes  Plásticas. La forma de organización de la enseñanza de las artes plásticas se rige por clases, donde la práctica constituye la base del conocimiento y uno de sus objetivos esenciales, sin el cual no es posible cumplir con la necesaria estimulación de la imaginación creadora…, ni formar las habilidades y capacidades requeridas en las actividades de creación plástica” (1).
Es necesario destacar el planteamiento del citado autor acerca del papel de la práctica como base del conocimiento y objetivo esencial, lo que le confiere particularidades al proceso de enseñanza aprendizaje que requieren la preparación del docente. Declara además, que “… la clase práctica es la que mejor responde a las exigencias… de las artes plásticas…. Tanto el trabajo individual, como el trabajo frontal y en equipos, puede aplicarse a la estructura organizativa de este tipo de clase” (2).
A propósito de la clase de taller de Artes Plásticas, Ruiz, L. (2001), plantea que existen tres momentos para su planificación:
Primer momento o parte inicial: Se debe garantizar la estimulación y el interés hacia la actividad a través de apreciaciones, el diálogo, la conversión, entre otros.
Segundo momento: Se realiza el ejercicio bajo la dirección del docente, abarcando la realización del ejercicio, dirigido por el docente y en él se le deben dar las indicaciones para realizar el trabajo, los pasos lógicos de la acción, los aspectos a tener en cuenta y cómo organizar el puesto de trabajo, además se les brindará atención individual.
Tercer momento: Se realiza la apreciación de los trabajos creados teniendo la importancia de incidir en el desarrollo de la personalidad, al tener que efectuar valoraciones sobre su trabajo y los de sus compañeros ejerciendo de este modo la crítica y la autocrítica de forma activa mediante un cuestionario elaborado por el docente.
Cuarto momento: Se realiza la actividad final donde se recogen los materiales sobrantes, ordenan el aula, limpian los instrumentos y recipientes, y guardan los trabajos.
Esta estructura es orientada para la Educación Primaria y se caracteriza por la dirección directa del docente durante toda la actividad apreciativa a partir del nivel de observación y limita la cooperación entre los educandos.
Por otra parte el Consejo Nacional de Casas de Cultura (2002), plantea como elementos estructurales de los talleres las temáticas, los objetivos, el desarrollo y la consolidación de los conocimientos, sin indicar los procedimientos metodológicos para el desarrollo de los talleres lo que implica una deficiente orientación de la actividad en los instructores especialistas.
El propio Consejo Nacional de Casas de Cultura en el 2009, establece las etapas de conducción de los talleres con un momento inicial o de introducción donde se “crea las bases del clima de trabajo adecuado, estimula las expectativas y motiva la participación de los talleristas. Incluye la presentación del tema y la orientación hacia el objetivo en el momento más apropiado para ello” (3), un momento central o de desarrollo en el que se “aborda el contenido mediante métodos productivos, apoyado en los medios de enseñanza. Se concreta mediante la realización de las actividades planificadas para realizar por el instructor (en tanto coordinador, promotor y facilitador), y por los talleristas, para el logro de los objetivos propuestos. La naturaleza de estas actividades requiere del control y la evaluación inmediata y permanente tanto del proceso de su ejecución como de sus resultados parciales” (4), y un momento final o de cierre que refiere a la evaluación final donde lo fundamental es “la valoración consensuada tanto de las expectativas de los participantes como del modo y grado del logro de los objetivos propuestos para el taller, de su proceso de trabajo y de sus resultados, así como de otros logros si los hubiese” (5).
Estas indicaciones sobre los talleres no incluyen una metodología para su desarrollo durante la ejecución.
El autor de este artículo coincide con la estructura establecida por Ruiz, L. (2001), con algunas acotaciones contextualizada para los diversos niveles de enseñanza de los talleres de las Disciplina Artes Plásticas. Se estructura en:

INTRODUCCIÓN

Se debe lograr el interés por lo que se va a realizar a través de la conversación o actividades lúdicas. Se puede emplear la apreciación de obras acorde a los materiales, técnica y temática que se abordará con el ejemplo concreto (laminas, diapositivas, películas, objetos creados por los hombres o naturales, entre otros) o la descripción meticulosa y vivida de una obra. El facilitador orientará el objetivo y la temática.

DESARROLLO

En este momento del taller se darán las indicaciones para realizar el trabajo como: Características de la nueva técnica o rememoración del uso de la técnica, los pasos lógicos para la acción y la demostración de la técnica. Abarca la realización del ejercicio dirigido por el especialista y se brindará atención individual.

VALORACIÓN DEL PRODUCTO DE LA ACTIVIDAD

Los individuos realizarán la crítica de los trabajos teniendo en cuenta los requisitos para la valoración artística, así como el cumplimiento de los objetivos bajo la dirección del facilitador. Se orienta el estudio independiente donde se tendrá en cuenta el desarrollo o perfeccionamiento de la habilidad que debe alcanzar el individuo y el tema de la próxima actividad.

ACTIVIDADES FINALES

Se organizan y limpian los puestos de trabajo.
Esta estructura es adecuada para llevar a cabo un óptimo desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje al poseer los requerimientos metodológicos necesarios para un taller con características específicas.
Para la dirección del Taller de Artes Plásticas el docente debe poseer las habilidades profesionales pedagógicas. Estas se desarrollan sobre la base de los conocimientos específicos que se tienen de cada asignatura y en las condiciones en que ellos se realizan.
En el contexto de la educación se precisa de este tipo específico de habilidad porque constituyen la base de la actuación del profesional, al posibilitar al docente desarrollar acciones productivas y conscientes con un alto grado de destreza en el proceso de enseñanza aprendizaje, teniendo en cuenta las particularidades de sus estudiantes.
La literatura especializada recoge importantes conceptualizaciones sobre las habilidades profesionales pedagógicas como que “expresan el dominio de acciones que permiten la instrumentación y solución consciente de tareas pedagógicas por el docente” (6).
Esta definición se adjudica un aspecto importante de la misma como es la solución consciente de las tareas que debe ejecutar el docente en el proceso de enseñanza aprendizaje.
Por su parte Álvarez de Zayas, R. (1996), establece que: “La habilidad profesional es aquella que permite al egresado integrar los conocimientos y elevarlos al nivel de aplicación profesional, dominar la técnica para mantener la información actualizada, investigar, saber establecer vínculos con el contexto social y gerenciar recursos humanos y materiales” (7).
Al establecer el concepto admite lo primordial de integrar todos los conocimientos que sean ejecutables en la práctica pedagógica con dominio de la técnica y su aplicación actualizada teniendo en cuenta el contexto social.
El autor del artículo asume la definición de habilidad profesional pedagógica de Torres, M. (2002), al plantear que son: “El conjunto de acciones intelectuales, prácticas y heurísticas correctamente matizada desde el punto de vista operativo por el sujeto de la educación, al resolver tareas pedagógicas, donde demuestre dominio de las acciones de la dirección socio- pedagógica, que garantiza el logro de los resultados de la enseñanza y la educación” (8).
Al establecer los rasgos esenciales de esta última definición, se declara que son: dominio de acciones, dominio de operaciones, la finalidad es: saber hacer, se contextualizan al tipo de profesional a que corresponden y el objetivo es la dirección socio - pedagógica, según Ferrer, M. T. (2004).
Perera, M. coincide con la clasificación de las habilidades pedagógicas establecidas por Kuzmina, N. V. y Guitarsislki, V. I. (1984), como son:

  1. Habilidades pedagógicas de proyectar. (permite aplicar el sistema de objetivos, desarrollando capacidades físicas y habilidades motoras).
  2. Habilidades pedagógicas constructivas. (posibilita el ordenamiento).
  3. Habilidades pedagógicas gnósticas. (posibilita realizar valoraciones adecuadas).
  4. Habilidades pedagógicas organizativas. (permite dirigir la actividad).
  5. Habilidades pedagógicas comunicativas. (Aplicar conocimientos, dirección y control del proceso, y establecer relaciones). (9)

Es apreciable que existe una variada clasificación lo que permite particularizar el estudio de las habilidades profesionales pedagógicas.
Ruiz, O. (1996), clasifica las habilidades profesionales pedagógicas, atendiendo a los ámbitos de su desempeño profesional como: “habilidad para dirigir el proceso de enseñanza aprendizaje, habilidad para planificar y organizar la institución escolar, habilidad para el trabajo con la familia y la comunidad y habilidad para el trabajo científico investigativo” (10).
La habilidad para dirigir del proceso comprende en su accionar el desempeño que le corresponde al docente que ejerce, en este caso, en la Disciplina de Taller de Artes Plásticas y que en la sistematización logra su dominio, teniendo en cuenta los requisitos cuantitativos como: la frecuencia y la periodicidad, y los cualitativos que son la complejidad y flexibilidad de la ejecución, de las acciones y operaciones, que se conviertan en una habilidad con un grado de generalidad tal, que le permitan aplicar los conocimientos (habilidades de las Artes Plásticas), actuar y transformar su objeto de trabajo y por lo tanto, resolver los problemas más generales y frecuentes que se presentan en las diferentes asignaturas del taller como: Taller de Artes Plásticas, Taller de Pintura, Taller de Dibujo, Taller de Escultura, Taller de Diseño, Taller de Técnicas de Apoyo, entre otras.
La habilidad para dirigir al ser obligatoria en la práctica, se interrelaciona con las restantes habilidades profesionales, las lógicas y con las habilidades prácticas propias de esta actividad que realiza el docente.
El proceso de desarrollo de la habilidad para dirigir exige la atención voluntaria y consciente, la asimilación real del sistema de acciones que la conforman, así como del conocimiento al cual está asociada (habilidades de las Artes Plásticas), por tanto exige la comprensión del significado y el valor para el propio proceso del conocer.
Las habilidades de las Artes Plásticas, como componente de la habilidad para la dirección en la Disciplina Taller de Artes Plásticas, le permiten al docente realizar con éxito su labor en correspondencia con el fin del taller y su utilización depende de la situación individual y colectiva de los estudiantes con los que trabaje, atendiendo a sus potencialidades y carencias.
Los nuevos conocimientos deben incidir en la correcta orientación de la actividad del Taller de Artes Plásticas al verbalizar las acciones de forma correcta para que sirvan de modelo a los estudiantes y también con significado para su labor profesional. Galperin, P. Y. planteó que “…en la etapa verbal la eficiencia del aprendizaje se lograba, enfatizando, no las acciones y sus resultados, sino la comunicación del aprendiz con los otros y consigo mismo” (11).
Para su correcta ejecución, por parte del docente de la especialidad, se hace necesaria la preparación encaminada al dominio de las mismas y cómo enseñar las habilidades de las Artes Plásticas para desarrollarlas en los estudiantes en la Disciplina, al constituir estas la base donde descansa la habilidad profesional pedagógica para dirigir el proceso de enseñanza- aprendizaje del Taller.
La habilidad para dirigir este proceso en el Taller de Artes Plásticas es determinada atendiendo a las condiciones y necesidades objetivas que presentan  las habilidades de las Artes Plásticas en la Disciplina.
Los talleres de Artes Plásticas constituyen la vía fundamental para la adquisición de conocimientos sobre las diferentes manifestaciones siendo un recurso de carácter colectivo, pero también individual que obedece a un grupo de reglas para la organización del proceso de enseñanza aprendizaje que con una correcta dirección del docente se encamina a la formación y desarrollo de habilidades.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

  1. Cabrera Salort, Ramón. Metodología de la enseñanza de las Artes Plásticas.--Ciudad de La Habana Editorial Pueblo y Educación, 1989.P 46.
  2. Cabrera Salort, Ramón. Metodología de la enseñanza de las Artes Plásticas.--Ciudad de La Habana  Editorial Pueblo y Educación, 1989.P 46.
  3. CNCC. Indicaciones sobre los Talleres de los Instructores de Arte. Grupo Nacional I .A. Vicepresidencia Técnica, Mayo de 2009. P. 2-3.
  4. Ibídem. P.3.
  5. CNCC. Indicaciones sobre los Talleres de los Instructores de Arte. Grupo Nacional I .A. Vicepresidencia Técnica, Mayo de 2009. P.3.
  6. RUÍZ PÉREZ, ODALYS. Diseño de un sistema de superación para el perfeccionamiento de la habilidad de dirección del proceso docente educativo de los egresados del ISPFV. Tesis de opción del título de Máster en Educación Avanzada. --La Habana. ISP “Enrique José Varona”; 1996. P. 16.
  7. ÁLVAREZ DE ZAYAS, R. M. El desarrollo de habilidades de la Historia. –Honduras. Editorial Guaimar; 1996. P.81.
  8. TORRES, M. El diagnóstico psicopedagógico. Conferencia: III Congreso Educación Especial. Cuba. 2002. P.2.
  9. KUZMINA, N. V. Y GUITARSISLKI, V. I. (1984). En Perera Lavandero, Mailet. Algunas reflexiones acerca de las habilidades profesionales. –Villa Clara. UCP “Félix Varela”. P.10.
  10. RUÍZ PÉREZ, ODALYS. Diseño de un sistema de superación para el perfeccionamiento de la habilidad de dirección del proceso docente educativo de los egresados del ISPFV. Tesis de opción del título de Máster en Educación Avanzada. --La Habana. ISP “Enrique José Varona”; 1996. P. 16.
  11. GALPERIN, P. YA. En Maestros para una didáctica del aprender: un punto de vista histórico culturalista. Fariñas León, Gloria. –La Habana. Editorial Félix Varela, 2008. P.50.

BIBLIOGRAFÍA

ÁLVAREZ DE ZAYAS, R. M. El desarrollo de habilidades de la Historia. –Honduras. Editorial Guaimar; 1996.
Cabrera Salort, Ramón. Metodología de la enseñanza de las Artes Plásticas.--Ciudad de La Habana  Editorial Pueblo y Educación, 1989.
CNCC. Indicaciones sobre los Talleres de los Instructores de Arte. Grupo Nacional I .A. Vicepresidencia Técnica, Mayo de 2009.
GALPERIN, P. YA. En Maestros para una didáctica del aprender: un punto de vista histórico culturalista. Fariñas León, Gloria. –La Habana. Editorial Félix Varela, 2008.
KUZMINA, N. V. Y GUITARSISLKI, V. I. (1984). En Perera Lavandero, Mailet. Algunas reflexiones acerca de las habilidades profesionales. –Villa Clara. UCP “Félix Varela”. P.10.
RUÍZ PÉREZ, ODALYS. Diseño de un sistema de superación para el perfeccionamiento de la habilidad de dirección del proceso docente educativo de los egresados del ISPFV. Tesis de opción del título de Máster en Educación Avanzada. --La Habana. ISP “Enrique José Varona”; 1996.
TORRES, M. El diagnóstico psicopedagógico. Conferencia: III Congreso Educación Especial. Cuba. 2002.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Lilian Magaly León B Fecha: 27 del 05 de 2014 - 00:54
Es muy bueno el contenido me ha ayudado muchas gracias

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net