Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 29 (julio 2011)

ALGUNAS CONSIDERACIONES ACERCA DEL DESARROLLO DEL ESCOLAR PRIMARIO CON ALTERACIONES DE LA CONDUCTA


Niurka Téllez Rodríguez (CV)
Universidad en Ciencias Pedagógicas “Frank País García”, Cuba
Facultad Educación Infantil, Departamento de Educación Especial
ntellez@ucp.scu.rimed.cu




RESUMEN

El presente trabajo sistematiza algunos referentes teóricos de la prevención de las alteraciones de conducta que se dan en el escolar primario.

Palabras clave: Alteraciones de la conducta, prevención.

1.1 Epistemología en torno al desarrollo, como sustento del análisis de las alteraciones de la conducta en el escolar primario.

La teoría del desarrollo cultural de L. S. Vigotsky es la base para desplegar la prevención de las alteraciones del comportamiento en las diferentes etapas del desarrollo, la misma plantea que "... dicho desarrollo constituye un proceso dialéctico complejo, que se caracteriza por una periodicidad múltiple, por una desproporción en el desarrollo de las distintas funciones, por las metamorfosis o transformaciones cualitativas de unas formas en otras, por la entrelazada relación entre los factores internos y externos y por el intrincado proceso de superación de las dificultades y de la adaptación ".

El desarrollo es visto como un proceso dinámico, complejo que posee como fuente las contradicciones tanto internas como externas. Estas últimas se generan o manifiestan en el medio social y están estrechamente relacionadas con la dinámica del automovimiento del desarrollo individual en las diferentes etapas del desarrollo.

Vigotsky al abordar las diferentes etapas del desarrollo, parte de considerar la situación social del desarrollo, desde su unidad de análisis: las cuales están constituidas por las vivencias. Al retomar su definición considerada como "aquella combinación especial de los procesos internos del desarrollo y de las condiciones externas, que es típica en cada etapa y que condicionan la dinámica del desarrollo psíquico durante el correspondiente período evolutivo y las nuevas formaciones psicológicas, cualitativamente peculiares, que surgen hacia el final de dicho período" , se aprecia que la misma conduce al conocimiento de las circunstancias específicas que permiten el despliegue de las cualidades personales en sus diferentes contextos de actuación. “Al inicio de cada período de edad la relación que se establece entre el niño y el entorno que lo rodea, sobre todo el social, es totalmente peculiar, específica, única e irrepetible para esta edad”

Los términos anteriores permiten establecer las direcciones en los análisis de las causales de las alteraciones de la conducta en el escolar primario partiendo de identificar el entramado de los diversos aspectos constitutivos de las vivencias en torno al desarrollo del escolar, y del papel que desempeñan estas combinaciones especiales en los procesos internos de los mismos.

Desde esta posición, se exige entonces la comprensión del desarrollo de la personalidad de los escolares como un todo armónico, como un ser biosicosocial.

En la incapacidad manifiesta del escolar para resolver los problemas que en torno a él se encuentran genera los primeros indicios del surgimiento de las alteraciones de la conducta. El sustento teórico parte del Concepto de Zona de Desarrollo Próximo (ZDP), que Vigotsky define como:

“La distancia entre el nivel actual de desarrollo real determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la solución de un problema con la guía de un adulto o en colaboración con los pares más capaces" .

Y por eso el mejor aprendizaje es el que se adelanta al desarrollo. Para Vigotsky, la ZDP apunta hacia el carácter interactivo y eminentemente cultural de los procesos de apropiación humanos.

En esa conducción por el adulto o por los pares, se condicionan los aspectos que pueden generan las desviaciones emocionales y conductuales de los escolares. Teniendo en cuenta que este en sus diversos momentos del desarrollo y de forma gradual pasa de contemplar las relaciones interpersonales y la comunicación personal a la apropiación de esos modelos desde una justificación y necesidad personal interior.

Lo anterior no quiere decir que este escolar es un ente pasivo, sino todo lo contrario en él se expresan las interrelaciones de los factores externos e internos hasta constituirse las formaciones psicológicas como un reflejo dinámico, de esa realidad educativa en torno al escolar.

Retomamos entonces en el análisis la Ley Genética del Desarrollo, refiere: “Cualquier función del desarrollo psíquico fue externa, porque fue social antes que interna, antes de ser una función psíquica. Primero se da entre la gente como una categoría ínterpsíquica después se da dentro del niño como una categoría intrapsíquica”

1.1.1 Breve reflexión teórica sobre las alteraciones de la conducta.

Hacia el interior de las alteraciones de la conducta, y ubicado en su segundo nivel de aparición o de agudeza se encuentran los problemas de la conducta. Por lo que la alteración hay que analizarla desde la dificultad y el problema, previo al trastorno de conducta.

El término alteración es y ha sido abordado por las diferentes ramas del saber humano, los pedagogos y psicólogos lo asocian con los síntomas de un fenómeno dado. En el pasado siglo Vigotsky se refiera a la alteración vista hacia el interior de la estructura del defecto del trastorno de la conducta. El Dr. Guillermo Arias (1990) en el análisis causal de este trastorno retoma el término.

Las alteraciones de la conducta dan cuenta del estado sintomatológico previo a la instauración de la desviación afectiva emocional de la conducta o del denominado también trastorno de la conducta. Betancourt J. (1992) plantea que en lo sintomatológico está la alteración, las que constituyen la base de todo un complejo sintomático. el menor con alteraciones de conducta se caracteriza por manifestar desajustes en su esfera emocional, en su esfera social o en ambas a la vez.

El Dtor. Martínez Mendoza F.(2002) aborda la alteración de la conducta y su importancia en la valoración del comportamiento del niño de edad preescolar, teniendo en cuenta el concepto de normalidad.

La Dra Fowler (2004) estableció los niveles de las alteraciones de la conducta:

 DIFICULTADES EN LA CONDUCTA O EN EL COMPORTAMIENTO. Presentan determinadas manifestaciones por un conflicto o inconveniente que se ha generado en su desarrollo y que le impide obtener un objetivo, una meta aunque con apoyo y recursos educativos lo puede lograr en corto tiempo, la frecuencia e intensidad de las manifestaciones pueden variar, no son estables y sobre todo obedecen a los cambios propios del desarrollo en determinados períodos críticos aún no han cambiado sus motivaciones con relación a su función social fundamental. Grossman (1998)

 PROBLEMAS DE CONDUCTA O EN EL COMPORTAMIENTO. mayor complicación o contrariedad en el comportamiento, cuando el grado de integración de las manifestaciones que caracterizan una dificultad son más estables, frecuentes e intensas. más resistente al tratamiento, mayor grado de implicación personal, os motivos de actuación comienzan a transformarse en actitudes que afectan la comunicación con el grupo.

 TRASTORNOS DE CONDUCTA. Es una perturbación o disturbio en la conducta donde hay mayor sistematicidad de las manifestaciones negativas del comportamiento, se mantiene en diferentes contextos de actuación , la escuela, la familia y la comunidad. Tienen un carácter de relativa estabilidad en dependencia de la edad del sujeto, de las contradicciones que se generan en los diferentes contextos de actuación y de la posibilidad de que se integren nuevos sistemas vivenciales, repercute en los rendimientos del aprendizaje, en las relaciones interpersonales, en la autoestima y en el autocontrol, las motivaciones para el cumplimiento de la función social fundamental se han transformado negativamente.

La Dra, Hodelín (2006) abordó las alteraciones de la conducta y su diferenciación con las reacciones de adaptación, planteando que estas tienen una duración más prolongada y están relacionadas con las relaciones de comunicación inadecuada.

Al referirnos a las alteraciones de la conducta, como puede apreciarse se contempla un universo variado de manifestaciones que de manera gradual conducen al trastorno de la conducta, de no ser atendidas de manera oportuna y sistemática, con la anuencia de todas las agencias socializadoras del desarrollo.

Hay que considerar, que el problema de conducta del escolar está en estrecha relación con la existencia de estados vivenciales inadecuados o desfavorables para el normal desarrollo del mismo.

El término problema de conducta fue asumido por el Dr. Gunther Grossmann, especialista alemán, a partir de realizar una diferenciación básica entre un problema y un trastorno de la conducta, partiendo del análisis de las causas que lo originan, el nivel de profundidad de la alteración y su incidencia en la formación de la personalidad.

Definió el problema de conducta como: ¨... El establecimiento de relaciones inadecuadas de interacción, cooperación y comunicación social a causa de influencias psicosociales negativas, no constituyendo una alteración severa ni estable en la formación del escolar…¨

En la definición, se observa que el problema de conducta en sí no es de manera severa ni estable. Un problema de conducta puede surgir y pueden desaparecer y no afectar los rendimientos del escolar en dependencia de la atención oportuna que estos reciban en los diferentes espacios donde se pueda generar el problema. Vigotsky al abordar la categoría conducta enunció los problemas de la conducta “como un complejo sintomatológico de disposición psicológica, peculiar de los niños socialmente desorientados”

Coincidimos con los rasgos que la MSc. Casals (2008), enuncia de los problemas de conducta:

1) Se establecen relaciones interpersonales inadecuadas en el seno de la familia, la comunidad o la escuela con carácter transitorio.

2) Las relaciones interpersonales inadecuadas en el escolar pueden ser corregidas a través de una atención sistemática de la familia, nuestras organizaciones políticas y de masas. No es necesaria la incorporación en una escuela especial para escolares con trastornos de la conducta.

3) Pueden aparecer dificultades en el aprendizaje que deben ser corregidas por el maestro, atendiendo de forma sistemática las particularidades individuales del escolar.

El problema de conducta se exterioriza en los diferentes niveles de la comunicación del escolar. La observación pedagógica, de las cualidades comunicativas de estos sujetos permite establecer la las particularidades de las dinámicas a aplicar para anticiparse de manera oportuna a un posible desenlace de un trastorno de la conducta. Al respecto resulta valioso determinar en el modo de actuación del escolar la adquisición de hábitos y normas de conducta y sus habilidades comunicativas, para poder prevenir los trastornos o desviaciones en el desarrollo.

Son de gran valor para las diferentes agencias socializadoras del desarrollo el poder dominar los indicadores que permiten diagnosticar las alteraciones de la conducta y anticiparse al Trastorno de la conducta.

Indicadores para la valoración gradual de las alteraciones de la conducta hasta llegar a los trastornos de la conducta.

Estos indicadores fueron aportados por un grupo de investigadores pertenecientes al proyecto titulado La prevención de los trastornos de la conducta desde las agencias socializadoras del desarrollo (2009) de la Universidad en Ciencias Pedagógicas de la provincia santiago de Cuba. Los mismos se relacionan con la:

• Estabilidad

• Intensidad

• Efecto sobre el alumno y sus relacione sociales.

• Efecto sobre el entorno.

Es importante tener en cuenta que en un primer momento las manifestaciones solo se enfocan hacia los Desajustes Emocionales: entendidos como: Manifestaciones de inadaptación, poca tolerancia a las situaciones cotidianas que se evidencian en cambios o estancamientos de los estados emocionales negativos.

Algunos síntomas de los desajustes emocionales

• Estados de ansiedad

• Variabilidad de los estados de ánimo y tono afectivo.

El escolar primario del primer ciclo, reflejará una dificultad en la conducta ante el hecho, por ejemplo, de la puntualidad a su escuela y la demora por la irresponsabilidad de sus padres o la suya, durante el horario del de pie y el traslado hacia el centro. Esto puede originar de manera esporádica las perretas, tristezas y temores ante la posibilidad del regaño del maestro y los criterios desfavorables de los demás miembros del grupo. Si los niveles de repitencia de estas llegadas tarde se tornan intermitentes o seguidos el escolar puede llegar a trasnformar su comunicación hacia el grupo y los motivos de su actuación.

No tomar en consideración los desajustes emocionales que se presentan en los niños, en relación con su frecuencia e intensidad, provoca que estos se establezcan y se agraven dando a paso a un nivel más profundo del desajuste.

Dando paso a otras manifestaciones tales como:

• Agresividad

• Aislamiento

• Dificultad en la adquisición y manifestación de habilidades sociales.

• Timidez

• Fobias

• Otros

Estas expresiones tienen un mayor grado de implicación del individuo en la inadecuación y por tanto mayor afectación de las personas que rodean al niño y del entrono. Aunque no siempre estas dan lugar a la aparición de un nivel más complejo en relación con la conducta, entendidas estas como: Desajustes comportamentales que van a ser las manifestaciones de inadecuación del comportamiento que se presentan de forma aislada y que afecta las relaciones del sujeto consigo mismo, con los demás y con los objetos (habilidades sociales), que influyen en el normal desarrollo de los mismos.

En la medida que esos desajustes comportamentales no son tenidos en cuenta o se tratan de forma incorrecta se traducen en rasgos estables y duraderos, propiciándose que combinen de forma más compleja y se reflejen en todos los contextos de actuación del individuo. Cuando esto sucede hay que hacer referencia al trastorno de la conducta.

1.2 Breve aproximación a las características de los escolares con alteraciones de la conducta.

La categoría conducta en el proceso pedagógico, penetra en el sistema de actuaciones comportamentales del maestro y sus escolares desde los diferentes procesos de dirección en estrecha interrelación con la familia y la comunidad para lograr el desarrollo integral del alumno.

Investigadores como Martínez Mendoza F(2002), Duvalón (2003), Fowler (2004), Rodríguez L. Y (2006) y otros al abordar los trastornos o desviaciones en el desarrollo de los escolares los asumen desde el análisis de la categoría norma teniendo en cuenta las características normales de la personalidad según las edades y las etapas evolutivas del desarrollo del sujeto. La conducta considerada como normal le permite al hombre, asimilar las exigencias y los retos que establece la sociedad en sus diferentes niveles: micro, macro y meso.

¨Cuando se evidencian manifestaciones conductuales que se alejan de las normas elementales de convivencia social, y se hacen sistemáticas las respuestas inadecuadas ante los estímulos que se proporcionan, es posible que el sujeto sea portador de un trastorno de la conducta¨

En la edad escolar, el niño se hace más independiente, cambia su actitud hacia los demás niños, los procesos cognoscitivos adquieren un carácter conciente y voluntario, aparecen intereses vinculados al conocimiento científico de la realidad, formaciones psicológicas como la autovaloración y los ideales, comienzan a participar en la regulación de la conducta

El escolar con alteraciones de conducta se caracteriza porque manifiesta desajustes en su esfera emocional, en su esfera social o en ambas a la vez. Al caracterizar al escolar se requiere caracterizar el medio familiar con conducta alterada. Por lo general las relaciones y el ambiente familiar son inadecaudas, dándose elementos de riñas, escándalos, agresiones verbales, psicológicas y físicas.Los métodos educativos de los padres, utilizados están basados en la amenaza y en el castigo corporal.

La alteración de la conducta implica la transgresión de las normas de relación interpersonal y social aceptadas por un grupo determinado, bien sea la familia, el colegio o la sociedad en general. Ya sea de manera esporádica o estable. Supone, por tanto, en primer lugar la violación de un código concreto; en segundo lugar, implica no respetar los derechos básicos de los demás y por último, tiene un carácter perturbador para otras personas.

En dependencia de las manifestaciones de los diferentes indicadores de diagnóstico ya abordados anteriormente, el escolar presentará una conducta social desadaptada, con agresividad, osadía, que puede llegar a la manipulación de las relaciones interpersonales, desacato a los valores establecidos, reacciones negativas frente a los convencionalismos, y actos impulsivos e impremeditados, que suscitan una elevada conflictividad social.

Cuando se ha instaurado el trastorno de conducta se evidencia en estos la ausencia de sentimientos de culpa y de autocrítica por parte del sujeto, la falta de sensibilidad hacia los sentimientos y necesidades de los demás, el carácter crónico y la escasa respuesta a medidas de tipo pedagógico y educativo.

La conducta es siempre inapropiada a la edad y a las normas sociales vigentes, se repite una y otra vez y es altamente perturbadora para los demás.

En este sentido, la comprensión de los desajustes podrían valorarse más exactamente en función de los intereses, motivaciones, aspiraciones, la posición del escolar en el medio escolar y familiar, el grado de conciencia y responsabilidad que va desarrollando, el cumplimiento de objetivos socialmente valiosos y la toma de decisiones, cumplimiento de las exigencias que se demandan o exigen, el desarrollo del autocontrol, el conocimiento de las normas, la autorregulación, el nivel de éxitos en el aprendizaje, estabilidad emocional, nivel de relaciones colectivas entre otras. Es decir, que hay que tener un estado crítico real de la conducta normal en dependencia por supuesto de las exigencias del medio.

La situación prolongada de tensión no permite el desarrollo de cualidades positivas de la personalidad.

En la actividad volitiva presentan deficiencias en las funciones de orientación y regulación de la actividad. En los escolares con trastornos de la conducta predominan los motivos mas directamente relacionados con la satisfacción inmediata de las necesidades sin analizar las consecuencias de su acción manteniendo una relación deficiente con la realidad objetiva.

El sistema de relaciones interpersonales tiene un carácter estrecho, unilateral y poco estimulante. Actúan sin que medie la reflexión para la toma de decisiones en la acción y no tienen adecuadas estrategias en la solución de situaciones problémicas aunque realizan todos los esfuerzos posibles para vencer obstáculos.

En el área afectiva estos escolares manifiestan necesidad de afecto, torpeza en la demanda del afecto y se deprimen y se frustran con facilidad. Es característico en ellos, la falta de modelos positivos que le permita el aprendizaje de las conductas correctas.

Presentan deficiencias en la jerarquización de las necesidades inmediatas y en los mecanismos de regulación conductual.

Tienen pobre autocontrol que frenan considerablemente las posibilidades de independencia personal. En estos escolares se afecta el desarrollo de convicciones e ideales, así como el desarrollo de la autovaloración y la autoconciencia.

Los alumnos con alteraciones de la conducta no tienen afectación primaria en la esfera cognoscitiva, pero tienen dificultad en el aprendizaje escolar con insuficiencias en la formación de intereses cognoscitivos.

El déficit atencional por estados de tensión y las manifestaciones de ansiedad y angustia son considerables.

Los niveles de realización y éxitos son ambivalentes, algunas veces actúan bien y otras fracasan.

Como pueden apreciar aunque el intelecto es normal la sintomatología general de las afectaciones en el área afectivo motivacional se evidencian a través de la ansiedad, muchas veces por el aumento de exigencia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 Vigotsky, 1987; Historia de las funciones psíquicas superiores Pág. 151

2 Bozhovich, 1976; El Desarrollo de la personalidad en adolescentes y jóvenes. La Habana, Editorial Pueblo y Educación Pág. 99

3 Vigotsky, Obras Completas Pág. 264.

4 Vigotsky, Obras Completas p-l33,

5 Vigotsky. www. Monogafrías.com

6 Fowler pág 28 Tesis Doctoral

7 Vigotsky. Obras Completas Pág. 11

8 Rodríguez López Y. La expresión corporal un recurso psicopedagógico para el crecimiento personal de escolares con trastornos afectivo conductuales. Pág. 22

BIBLIOGRAFÍA

1. Báxter Pérez E.: ¿Cuándo y cómo educar en valores? Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2003

2. Bozhovich, L. I. La Personalidad y su formación en la edad infantil. La Habana: Editorial, Pueblo y Educación 1976.

3. ________________ El Desarrollo de la personalidad en adolescentes y jóvenes. La Habana, Editorial Pueblo y Educación.

4. Casal Valdés A. Metodología para potenciar el desarrollo de la autoestima en el escolar primario como vía para prevenir los trastornos de la conducta.Tesis presentada en opción al título académico de Máster en ciencias de la Educación 2008

5. Castro Rúz F. Conferencia Magistral en el Acto Convocado por la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Primada de América, efectuado en el Centro de Eventos y Convenciones, República Dominicana, el día 24 de agosto de 1998. Material en soporte digital

6. Castro RÚZ F. Discurso pronunciado en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, el 3 de diciembre del 2002. Material en soporte digital.

7. Calvino VALDES F. Análisis dinámico del comportamiento. Editorial Ciencias Médicas .La Habana 2006. Pág-31

8. Colectivo de autores. Temas de psicología pedagógica para maestros II. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.2001

9. Cruz Tomás Leyda (Compiladora) Psicología del desarrollo. Selección de Lecturas. Editorial Félix Varela. La Habana.2006.

10. COLECTIVO DE AUTORES. Familia y Escuela. El trabajo con la familia en el sistema educativo. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2005. Pág17

11. Duvalón Ramírez.J. La perspectiva sociocomunicacional en el tratamiento escolar a los trastornos de la conducta categoría 1.Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Santiago de Cuba 2003.

12. Fuentes Sosa O. y Pupo Pupo M. Los trastornos de la conducta. Una visión Multidisciplinaria. Editorial Pueblo y Educación. La Habana 2006 Pág. 27-89

13. Hodelín Amable N. Metodología para el perfeccionamiento del tratamiento psicopedagógico a escolares con trastornos de la conducta categoría III. Tesis en opción al grado científico de doctora en ciencias pedagógicas.2006

14. MARX, C. y Federico Engels. Obras Escogidas tomo Único. Moscú: Editorial nProgreso, [sa]

15. Lorenzo Chávez K y otros. Competencia e incompetencia social en la edad escolar. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2005

16. López Rodríguez Y. La expresión corporal un recurso psicopedagógico para el crecimiento personal de escolares con trastornos afectivo conductuales. Tesis en opción al grado científico de doctor en ciencias pedagógicas. La Habana 2006.

17. Petrovski. Psicología General. Editorial Progreso Moscú 1985.

18. Pérez Fowler. M. Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Santiago de cuba 2004.

19. Vigotsky, Lev S. Historia de las funciones psíquicas superiores La Habana Editorial Ciencias Técnicas, 1987Pág-24

20. ___________ Obras Completas Tomo II.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net