Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 29 (julio 2011)

RETOS EN LA FORMACIÓN INICIAL CONTEMPORÁNEA DE LOS PSICOPEDAGOGOS


María Caridad Novoa López
Profesora Auxiliar de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Frank País García” Santiago de Cuba
Facultad Ciencias de la Educación
Jefa del proyecto de investigación La formación inicial contemporánea del psicopedagogo
cnovoa@ucp.sc.rimed.cu




RESUMEN

La formación inicial del psicopedagogo requiere de una preparación integral sustentada en los conocimientos teóricos, habilidades y valores que le permitan desarrollar adecuadamente su rol profesional. En la concepción curricular se incorporan disciplinas y asignaturas esenciales para su preparación, sin embargo la praxis demuestra la necesidad de aportar desde la formación inicial un modelo de actuación profesional referencial en el que se enfatice en la identidad profesional, los valores, la ética y las habilidades comunicativas necesarias para realizar su rol profesional.

Palabras claves: Formación inicial, Identidad profesional, Rol profesional, Modo de actuación referencial profesional, autogestión cognoscitiva- formativa.

SUMMARY

Initial training of a psychologist requires comprehensive preparation supported by the knowledge, skills and values that allow them to develop their professional role properly. In designing curriculum incorporates core disciplines and subjects for their preparation, but the practice shows the need to provide initial training from a performance reference model which emphasizes the professional identity, values, ethics and communication skills necessary to perform their professional role

Keywords: Initial training, professional identity, professional role, professional referential mode of action, cognitive self-formative research project.

“… nuestros hombres debían ser… hombres dedicados a enseñar cómo se aprende, cómo se consulta, cómo se investiga; hombres que provoquen y ayuden el trabajo del estudiante; no hombres que den recetas y fórmulas al que quiere aprender en el menor tiempo la mayor cantidad de ciencia… Hoy un colegio, un instituto… deben ser talleres donde se trabaja no teatros donde se declama”. 1 (Enrique José Varona y Pera, p. 57)

Las universidades de Ciencias Pedagógicas enfrentan en la actualidad un reto en la formación inicial de los profesionales de la educación. A partir del 2008, se abre nuevamente la carrera Pedagogía Psicología con la finalidad de formar a los psicopedagogos que necesitan las escuelas en los diferentes niveles de educación para desarrollar la labor de orientación, asesoría, investigación e impartir docencia en centros educacionales específicos, como es el caso de los preuniversitarios vocacionales de carácter pedagógico, en las escuelas formadoras de maestros y en las Universidades de Ciencias Pedagógicas. La principal fuente de ingreso a esta carrera proviene de los bachilleres y se desarrolla durante cinco años, período en el cual deben recibir una sólida preparación psicopedagógica para desarrollar su labor profesional eficientemente una vez egresados.

Para dar respuesta a las especificidades de la formación inicial del psicopedagogo se precisa de una concepción renovadora caracterizada por una vinculación más sólida de la teoría y la práctica, que les permita contar con los fundamentos gnoseológicos y metodológicos esenciales para desarrollar competentemente las tareas y roles asociados a la profesión dirigido a solucionar los problemas inherentes a la praxis educativa en los diferentes contextos de actuación.

Se concibe el proceso de formación inicial como un aprendizaje permanente, complejo, sustentado en la participación activa, consciente y responsable de los sujetos implicados en el mismo, aportando desde un modo de actuación de los profesores en dichas universidades, un modelo profesional para los y las estudiantes que con carácter referencial en sus inicios, permita aportar un modo de ser y hacer en la práctica profesional pedagógica, que estimule la apropiación y autogestión de conocimientos y métodos, la formación de cualidades inherentes a un educador, y muy particularmente, fomente valores que se sustenten en la ética profesional pedagógica .

Se trata de dar respuesta a la contradicción entre el cambio educativo y la preparación del psicopedagogo para enfrentarlo de manera eficiente en la vida laboral, por lo que se hace necesario vincular los conocimientos científicos y relacionarlos con las experiencias, las vivencias y los conocimientos de la profesión que acercan el saber y el saber hacer.

La formación inicial del psicopedagogo le aporta a través de las disciplinas y asignaturas del currículo una preparación teórica y el desarrollo de habilidades dirigidas a su futuro rol profesional, el cual demanda de otros saberes que no siempre se encuentran en la bibliografía, en investigaciones y medios disponibles y que son resultado de la experiencia práctica de quienes, de una forma u otra, están vinculados a la labor educativa.

En la práctica se evidencia la necesidad de conocimientos y habilidades que se dan en situaciones concretas para lo cual requieren de la experiencia de educadores y psicopedagogos que contribuyan a encontrar las respuestas necesarias para resolver situaciones y problemas propios de su rol profesional. Se constituye en un reto de la Universidad de Ciencias Pedagógicas contribuir al perfeccionamiento de la formación inicial de los psicopedagogos.

En el análisis de las fuentes se puede constatar el interés creciente en el ámbito científico y en particular en la educación superior, por profundizar y esclarecer desde la teoría lo relacionado con la formación inicial de los universitarios, se coincide en destacar su carácter de proceso y complejidad en el actual escenario del siglo XXI.

Al reflexionar sobre este concepto es necesario partir de las siguientes interrogantes: ¿de qué formación se trata?, ¿quiénes son los sujetos de la formación?, ¿qué características tiene esa formación?, ¿cuál es el reto de la formación de los psicopedagogos en las Universidades de Ciencias Pedagógicas?

Para algunos autores la formación es: adquisición de conocimientos, métodos y tecnologías, así como también, el desarrollo de las habilidades, destrezas y características personales, que adquiere un individuo como consecuencia de la interacción que se da en el proceso de enseñanza - aprendizaje. 2 (Marín Díaz, José; y otros, pág.1678)

Se concibe además, como el “conjunto de actividades encaminadas a la adquisición de conocimientos, prácticas y actitudes. Con un significado más técnico o práctico se usa como sinónimo de capacitación”. 3 (UNESCO/IBEDATA, pág. 1678)

Según Valdés H. (2000) “La formación es un concepto que viene de la filosofía, aunque en la actualidad cobra particular fuerza en la Pedagogía ya que en ésta se define lo educativo”. 4 .Se coincide al valorar al hombre no como un producto acabado, si no, como un sujeto en crecimiento personal y perfeccionamiento contínuo.

Una mirada a la formación inicial profesional del psicopedagogo permite diferenciar como características inherentes a este proceso las siguientes:

• Se diferencia de otras carreras pedagógicas ya que en la formación inicial del estudiante de la carrera de Pedagogía Psicología se les debe preparar además de las funciones comunes relacionadas con lo docente- metodológico, la investigativa, de superación y la de orientación, para desempeñar funciones específicas de asesoría a directivos, maestros, familia, grupos y agentes de la comunidad.

• El proceso de formación inicial se concibe desde la integración de las influencias formativas, su contextualización y actualización permanente en función de perfeccionar el modelo de actuación referencial profesional que se aporta por el colectivo pedagógico.

• La formación inicial del psicopedagogo tiene un mayor tiempo de presencialidad en las universidades pedagógicas, durante tres años y luego se incorporan a los centros educacionales sin perder el vínculo con la universidad, lo que aumenta su presencia en la práctica laboral a partir del cuarto y quinto año.

• La concepción curricular es integradora, se dirige a una formación integral del psicopedagogo; las disciplinas del currículo base, el propio y el optativo electivo se complementan y permiten desarrollar los conocimientos, habilidades y valores contextualizados a las características y necesidades de los territorios.

• En la formación del psicopedagogo se potencia el establecimiento de relaciones intra e ínter disciplinares dirigidas a sistematizar y fortalecer los contenidos que estos reciben en función de su preparación integral.

• Intencionalidad preventiva, y desarrolladora del proceso que implica de forma activa al sujeto de la formación, en el plano académico, práctico e investigativo y como personalidad que debe auto conocerse, autoevaluarse y perfeccionarse.

• Se da la unidad de lo afectivo motivacional y lo cognitivo instrumental, desde una concepción que implica: aprender a conocer a los sujetos y su diversidad, aprender a relacionarse y comunicarse asertivamente para el adecuado desempeño de la orientación y asesoría, aprender a convivir y solucionar problemas de la profesión, aprender para ayudar y aprender a conocerse en la actividad de formación y como formador.

• El psicopedagogo por la naturaleza de su labor debe poseer valores y cualidades relacionadas con la sensibilidad, la discreción, el humanismo, el tacto, la ética profesional que les permita una adecuada preparación para poder dar respuesta a los problemas profesionales.

• Tránsito gradual de la dependencia cognoscitiva- instrumental a la independencia para identificar, diagnosticar, trazar estrategias, orientar y asesorar en su actividad específica, particularmente a solucionar problemas en sus contextos de accionar.

• Tiene como propósito potenciar la apropiación y autogestión cognoscitiva, habilidades y valores, así como ser capaz de, detectar, analizar y dar solución a problemáticas relacionadas con la profesión pedagógica.

• Es un proceso reflexivo, dirigido a la autorregulación, al desarrollo de la reflexión y regulación meta cognitiva. Se expresa la dinámica de lo ínter psicológico y lo intrapsicológico, de lo externo y lo interno en un proceso continuo de crecimiento personal.

• El vínculo teoría práctica desde una incorporación gradual, sistemática y cada vez más vinculada a los contextos donde realiza su práctica desde un acercamiento progresivo a los modos de actuación que deben poseer dirigido a solucionar los problemas profesionales.

En las nuevas exigencias para su formación inicial se incluye la dirección del proceso pedagógico en la educación superior, por lo cual requiere además de los conocimientos tradicionalmente asociados a su rol, otros que los preparen para su función docente metodológica, la que si bien algunos han realizado, no es precisamente la más privilegiada en la praxis del psicopedagogo.

Teniendo en cuenta los elementos anteriormente referidos se considera un acercamiento a su definición, reconocer la formación inicial del psicopedagogo como: “la formación socio psicopedagógica intencionalmente dirigida a un modelo de actuación profesional, inicialmente referencial y gradualmente práctico laboral, sustentada en los conocimientos, habilidades, métodos, valores, cualidades y competencias que se requieren para desarrollar las funciones, tareas y el rol correspondiente, teniendo en cuenta los problemas profesionales asociados al diagnóstico, orientación, asesoría, investigación en los diferentes contextos de actuación y a la dirección del proceso pedagógico en la educación superior ”.

Se asume la formación inicial del psicopedagogo como un proceso, en que el sujeto es un participante activo, reflexivo y comprometido con su aprendizaje, por lo cual se coincide con lo planteado por Fátima Addine y Gilberto García, en “Curriculum y profesionalidad del docente”, las que se asumen y sintetizan en las siguientes ideas, las que a su vez constituyen un reto para las universidades de Ciencias Pedagógicas que forman psicopedagogos.

• Los modelos de formación desde una propuesta transformadora logran que el resultado del proceso respecto a la personalidad, es a la vez formación y transformación.

• El verdadero protagonismo en los procesos de profesionalización, entendida esta que tiene su base en la formación inicial y debe contribuir al proceso de formación y autoformación dado a lo largo de la carrera. La formación y desarrollo del modo de actuación, desde una sólida comprensión del rol, tareas y funciones, expresada en la caracterización del objeto, la lógica y los métodos de la las ciencias, la lógica de la profesión, en un contexto socio histórico determinado.

• Deben apropiarse del método para establecer las necesarias estrategias que posibiliten el encargo social desde las individualidades de sus estudiantes en el contexto donde se desarrollan.

• La formación inicial del psicopedagogo debe responder a nuevas concepciones, demanda un currículum que logre de manera sistemática el desarrollo de contenidos que se traduzcan en formas de sentir, pensar y actuar, frente a los problemas concretos que le plantea la vida social.

• La formación de un nuevo profesional, reflexivo, competente, crítico, que exige desarrollar el pensamiento alternativo a través del conocimiento en la acción, de la reflexión en la acción y sobre la acción.

La formación profesional del psicopedagogo se considera:

• Un proceso dialéctico.

• Condicionado

• Contextualizado.

• Permanente.

• Problematizador.

• Implica desarrollo de conocimientos de la profesión pedagógica y de los métodos para desempeñar las tareas y el rol inherente a la misma.

Para dar respuesta a los retos actuales en la formación inicial del psicopedagogo existen diferentes vías:

• Las curriculares.

• Las extensionistas.

• Los proyectos de investigación.

• La docente metodológica.

En la formación inicial del psicopedagogo se reconoce y asume “el principio interdisciplinar - profesional que en su contenido expresa la orientación del proceso de enseñanza aprendizaje, dirigido hacia la preparación de un futuro docente capaz de realizar transferencias de contenido, que le permiten solucionar holísticamente los problemas que enfrentará en su futuro desempeño profesional”. 5 (Disciplina Didáctica, 2008)

Precisamente las transferencias de contenido y una visión holística para solucionar los problemas profesionales sustentan la idea de ofrecer herramientas desde las relaciones gnoseológicas y metodológicas en función de aspectos que emergen de la praxis, necesarios para desarrollar las funciones inherentes al rol del psicopedagogo.El aporte del colectivo de año a la formación inicial de los estudiantes de la especialidad Pedagogía Psicología a partir de las relaciones inter e intradisciplinarias es esencial para dar respuesta a los retos de la formación.

Se reconoce la importancia de un enfoque integrador de la formación inicial en la que se articule orgánicamente las diferentes vías, constituyendo el proyecto de investigación el eje desde donde se proyecta, aplica y valida lo relacionado con el currículo propio y el optativo electivo de la carrera, atendiendo a las necesidades contextualizadas de formación y se conciben además, las actividades y acciones de carácter educativo, docente, metodológica, investigativa y de superación que se requieren para favorecer la apropiación de un modelo de actuación profesional.

Como resultados preliminares del proyecto de investigación “La formación inicial contemporánea del psicopedagogo en Santiago de Cuba” se pueden considerar:

• La elaboración de programas de asignaturas optativas electivas según las necesidades de formación y en correspondencia materiales docentes para su impartición.

• Elaboración de softest para facilitar la aplicación y análisis de test de atención que como ventajas ofrece: facilidad de aplicación, más económico que los tradicionales, menos tiempo para su aplicación y análisis.

• La superación a los psicopedagogos del territorio para su preparación y actualización en temas de psicopedagogía.

• Un libro digital en fase de perfeccionamiento con orientaciones didáctico-metodológicas para la labor del psicopedagogo.

El libro digital sintetiza las experiencias de los docentes con aspectos no contenidos o poco tratados en la base bibliográfica de la carrera los cuales parten de la comunicación como eje central para el desarrollo con eficiencia de las funciones inherentes a su labor profesional.

La estructura responde a la lógica de las disciplinas en el currículo y adecuaciones para su instrumentación práctica, se realiza desde un lenguaje que permita superar barreras comunicativas en el proceso de aprendizaje autogestionado, constituye una invitación abierta y permanente a todos los psicopedagogos y educadores que puedan con sus conocimientos enriquecer esta versión.

Las vías para perfeccionar la formación inicial se sustentan en la unidad e integración de la labor educativa de los colectivos de carrera y de año, integrando saberes, exigencias e incitando a la autogestión formativa. La premisa esencial en la formación inicial está en aportar un modelo referencial profesional para lo que se requiere experiencia, integración de las influencias educativas y la sistematización de las mejores experiencias de la praxis educativa.

Las ideas de José de la Luz y Caballero ilustran lo que se pretende lograr a través de la formación profesional pedagógica en las universidades al expresar que “… la instrucción no puede ser por consiguiente el único objeto que existe en el interés del maestro; antes que en ella, debe pensar en otro objeto superior. Solo cuando se cultiva, moraliza e instruye a la vez es cuando se cumple con los fines de su ministerio, porque cultivar las facultades todas, moralizar al individuo y trasmitirle conocimientos; tales son los fines de la enseñanza, de la verdadera enseñanza”.6 (Luz y Caballero, José de la; Escritos educativos. T. I. Pp. 257-258)

La formación inicial en la carrera de Pedagogía Psicología es un proceso dirigido a desarrollar en los y las estudiantes, los conocimientos, habilidades, valores, capacidades y los métodos que requieren para su desempeño como educadores. Se caracteriza por estar encaminado a su formación en el plano profesional y personal, en la dinámica de la socialización e individualización.

La concepción desarrolladora de este proceso implica al estudiante en su formación, en tanto tiene en cuenta la unidad de lo motivacional afectivo y lo cognitivo instrumental, la reflexión y autorregulación de su aprendizaje. La formación inicial en las Universidades Pedagógicas tiene ante sí el reto de elevar la calidad de dicho proceso a partir de los problemas profesionales que debe resolver en los diferentes contextos de actuación.

REFERENCIAS

Enrique José Varona; en Bosquejo histórico de las ideas educativas en Cuba, Pág. 57.

2 (Marín Díaz, José; Rodríguez V. y María Goretty. Escuela de Educación. Universidad Central de Venezuela. En Diccionario Latinoamericano de Educación).

3(UNESCO/IBEDATA. Glosario de términos de Tecnología Educativa. Paris.)

4 (Valdés, Héctor. La Evaluación de la calidad de la Educación. Material digital. Diplomado de Calidad de La Educación. Santiago de Cuba. 2000.)

5 (Ref. Disciplina Didáctica, 2008, Carrera Pedagogía Psicología)

6. (Luz y Caballero, José de la; Escritos educativos. T. I. Pp. 257-258)

BIBLIOGRAFÍA

Addine Fernández, Fátima: Diseño curricular. La Habana (s.n.). 2002.

___________________: Didáctica, teoría y práctica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2004, p.320.

Addine, Fátima y Col: Principios para la dirección del proceso pedagógico. Facultad de Ciencias de la Educación. ISP "Enrique José Varona". La Habana, 2001, p.32.

Álvarez de Zayas, Carlos M: La formación del profesor contemporáneo: currículo y sociedad. Cursos pre reunión Pedagogía 97, IPLAC. R. M. Pedagogía 95, La Habana, 1995, p.15.

___________________: El diseño curricular. Editorial Pueblo y Educación. La Habana,. 2001.

___________________: Hacia una escuela de excelencia. Editorial Academia. La Habana, 1996.

Blanco Pérez, Antonio y S. Recarey. Acerca del rol profesional del maestro. Facultad de Ciencias de la Educación, ISP Enrique José Varona, La Habana, 1999.

Caballero, Elvira : Profesionalidad y creatividad del maestro. En profesionalidad y

práctica pedagógica, en soporte digital. La Habana, 2004, p.105-115.

Castellanos Simons, Doris y otros/as. Hacia una concepción de aprendizaje desarrollador. ISP “Enrique José Varona”. Colección PROYECTOS. La Habana, 2001.

Chavez R, Justo A.: Del ideario pedagógico de José de la Luz y Caballero. Editorial Pueblo y Educación, La Habana,1992.

Colectivo de Autores: Reflexiones teórico - prácticas desde las Ciencias de la Educación. Editorial Pueblo y Educación, Habana, 2004.

García, Gilberto; F. Addine, y Col: Formación permanente de profesores, retos del siglo XXI. Curso Pre-reunión Pedagogía 2001. IPLAC, La Habana, 2001, p.16.

García Batista, Gilberto y col: Tema de introducción a la Formación Pedagógica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2005.

García Batista, Gilberto y F. Addine : En Curriculum y Profesionalidad del Docente. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2002.

García Ramis, Lizardo. Autoperfeccionamiento docente y creatividad. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1996.

Novoa López M. C. y Col: Reflexiones en torno a la sistematización de la disciplina F.P.G. Material en soporte digital. Departamento Formación Pedagógica General. Universidad Pedagógica “Frank País García”. Santiago de Cuba, 2008.

____________________: El diagnóstico: sus peculiaridades en la Universidad Pedagógica. Material en soporte digital. Departamento Formación Pedagógica General. Universidad Pedagógica “Frank País García”. Santiago de Cuba, 2008.

Novoa López M. C. y Y. Portuondo: Reflexiones en torno a la contribución de la disciplina F.P.G a la formación inicial pedagógica. Material digital. Departamento Formación Pedagógica General. Santiago de Cuba, 2008.

Luz y Caballero, José de la; Escritos educativos. Imprenta Nacional de Cuba. T. I. Pp. 257-258. La Habana, 1948 .

Varona, Enrique José; en Bosquejo histórico de las ideas educativas en Cuba, Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1978. Pág. 57.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net