Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 28 (junio 2011)

EDUCACIÓN Y PREVENCIÓN DE FRENTE A LAS ALTERACIONES DE LA CONDUCTA DEL ESCOLAR PRIMARIO DEL PRIMER MOMENTO DEL DESARROLLO


Yaritza Tissert Debrosse (CV)
Profesora Asistente
Universidad de Ciencias Pedagógicas
Frank País García, Santiago de Cuba
yaritzat@ucp.sc.rimed.cu




INTRODUCCIÓN

En el presente artículo pretendemos tener un acercamiento a labor educativa y preventiva del maestro primario de frente a las alteraciones de la conducta del escolar primario del primer momento del desarrollo, fundamentado a partir del conocimiento que los mismos poseen sobre este fenómeno y la intención preventiva a ejercer en ellos para evitar el agravamiento y la aparición de dificultades más difíciles en la conducta.

El proyecto social que se desarrolla en la actualidad tiene como fin la formación integral de las nuevas generaciones, partiendo de la equidad de oportunidades para todos los niños(as), adolescentes y jóvenes, incluyendo a los que por alguna razón biológica o social y combinadas necesitan de una atención diferenciada.

Lo anterior da cuenta del propósito que se persigue en cada una de las educaciones, dedicadas a la atención de las nuevas generaciones integralmente; incluyendo la diversidad existente en ellas.

La atención a la diversidad se ha convertido en la actualidad en una prioridad esencial en tanto se observa un incremento gradual de alteraciones de la conducta en el comportamiento de los escolares primarios con énfasis en los del primer momento de desarrollo, aspecto este que sin lugar a dudas, ha provocado un perfeccionamiento de las concepciones existentes en los diferentes niveles de educación con tendencia al trabajo preventivo. Por esta razón el acto educativo adquiere un mayor carácter preventivo.

Esta demanda le impone al profesional de la educación un reto cada vez mayor, el cual exige de un nivel de preparación superior: profundizar en el conocimiento de sus potencialidades, una mejor satisfacción de sus necesidades y sobre esta base estructurar acertadamente la prevención de las alteraciones de la conducta que puedan producirse en el proceso de formación de la personalidad.

Proceso de formación sobre el cual han investigado en Cuba numerosos autores que han realizado importantes aportes, dentro de los que se destacan: Vinent M. y Suárez C. (2000), Bermúdez R. (2002), y Venet R. y Suárez C. (2003), los cuales han estudiado la formación en estudiantes del nivel superior, preuniversitario y escolares de la educación primaria, respectivamente. Son coincidentes sus puntos de vistas sobre la formación, al destacar ideas esenciales como: la importancia del grupo y las relaciones que en su seno se propician para socializar el conocimiento, la necesidad de concientizar los recursos para el desarrollo personal a través de la reflexión y el lugar que tienen en el proceso el aprendizaje formativo.

Con respecto a la personalidad, numerosos autores han realizado aportes sobre esta categoría sustentado en la Psicología de Orientación Marxista como: Vigotsky, Petrovsky, González D., De Angelo y Gonzáles Rey, F., en este trabajo investigativo se asume la realizada por González Rey, F. ¨Es una organización estable y sistémica de los contenidos y funciones psicológicas que caracterizan la expresión integral del sujeto en sus funciones reguladora y autorreguladora del comportamiento¨. Porque en la misma aborda dos funciones elementales que contribuyen a la formación de la conducta humana (reguladora y autorreguladora) que en su expresión se puede valorar y autovalorar a través del comportamiento, considerandose este la expresión externa de la conducta.

Enfrentar este reto es posible a partir de la realización de una evaluación y diagnóstico integral del escolar del primer momento del desarrollo que permita conocer sus características psicopedagógicas. En este momento un logro importante del desarrollo lo constituye el carácter voluntario y consciente que adquieren los procesos psíquicos, por ejemplo: la percepción va perdiendo su carácter emotivo para hacerse más objetiva, lo que da lugar a la observación como percepción voluntaria y consciente, posibilitando el conocimiento más detallado de los objetos y de las relaciones entre ellos.

En estas edades tienen lugar sustanciales cambios anatomofisiológicos que permiten en gran medida la flexibilidad al escolar, las características del sistema nervioso, el tránsito de los procesos psíquicos de involuntarios a voluntarios y el nivel de desarrollo que el escolar ha alcanzado hasta ese momento; todos estos elementos ejercen una fuerte influencia en su actividad de aprendizaje.

También es importante que el educador considere que en estos grados comienzan a hacerse marcadas diferencias en el comportamiento como resultado de su incorporación y adaptación al medio escolar; uno de los aspectos significativos es la poca posibilidad de concentración de algunos escolares que, en ocasiones presentan alteraciones en el comportamiento. La identificación de estas alteraciones debe llevar al educador a la aplicación de acciones y vías que contribuyan a evitar el agravamiento de estos y la aparición de otras inadecuaciones identificadas como trastornos de la conducta.

La Pedagogía actual ha asumido entre sus principales fundamentos la atención a la diversidad, lo que exige del perfeccionamiento constante del diagnóstico a partir de la evaluación y pronóstico, y a dejar de considerarlo privativo de los docentes de la Educación Especial, para convertirlo en una herramienta útil de trabajo en el desempeño de todos los profesionales de la educación con énfasis en el caso que nos compete la educación primaria.

Educar y prevenir las alteraciones de la conducta demanda una atención intencionada a la diversidad escolar lo cual implica innovación educativa, transformación del pensamiento y la práctica psicopedagógica que exigen una forma más desarrolladora, creativa y diferenciadora de dirigir el proceso pedagógico con énfasis en el carácter preventivo intrínseco en el mismo. El escolar de conducta alterada puede ser detectado por los padres, los maestros o la sociedad en general.

Cuando son los padres los que se preocupan por la conducta del menor la primera persona a la que acuden es al Médico de Familia. Este médico sino puede resolver los problemas planteados remite el menor a la Consulta de Psicología Infantil del Policlínico o del Hospital Pediátrico correspondiente. Cuando es en la escuela donde se detectan las alteraciones de conducta del niño, los padres son citados para enviar al niño al Centro de Diagnóstico y Orientación (CDO) donde será atendido por especialistas, psiquiatras, psicólogos, psicopedagogos, trabajadores sociales, logopedias, defectólogos; que arribarán al diagnóstico de la alteración y tratarán al niño en el centro mismo o lo remitirán a una institución que corresponda.

Cuando es la sociedad la que detecta la conducta alterada y sobre todo si se refiere a una conducta delictiva el menor será atendido por el oficina de Menores del Ministerio del Interior que lo llevará al Centro de Evaluación, Análisis y Orientación de Menores (CEAOM) donde será sometido a un estudio diagnóstico por especialistas competentes que consideren la atención del caso o lo remitan para su tratamiento a uno de los tres tipos de instituciones existentes con este fin para menores de conducta alterada.

En realidad el proceso de estudio y diagnóstico del menor con alteración de la conducta se realiza de manera similar en la red del CDO y CEAOM, proceso destinado a al a búsqueda de conocimientos, para la elaboración de hipótesis que expliquen las características del sujeto de estudio, las probables causas que las han producido y por último, las perspectivas de solución del problema que presentan y las posibles vías o métodos, procedimientos y técnicas que se han de aplicar. En ambos casos el trabajo se realiza a partir de la remisión del escolar.

En el proceso de estudio se realizan entrevistas, observaciones de la conducta, estudios clínicos, aplicación de tests psicológicos, pruebas de aprovechamiento escolar y situaciones experimentales, visitas a los hogares y a la comunidad, lo cual permite determinar la dinámica familiar y escolar, así como las características individuales del sujeto que facilite establecer un diagnóstico lo más preciso y objetivo posible.

La atención al menor con alteración de la conducta se corresponde con un amplio plan en donde se aúnan los esfuerzos del Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Educación y el MININT. La cohesión de estos tres ministerios en función de la atención a los menores con alteración de la conducta parte de una concepción integral de su tratamiento sobre la base de la creación de un sistema articulado, coherente y unitario con un sólido fundamento científico, regido conjuntamente por los Ministerios de Educación y del Interior, precisamente de esta unión surge el establecimiento del Decreto Ley 64/82 el cual ha significado un paso de avance a partir de una nueva concepción penal y pedagógica. No obstante la experiencia de trabajo en ambos Ministerios nos plantea que debemos seguir laborando en le perfeccionamiento del sistema para la atención a estos menores.

El escenario en el que ha transcurrido la educación, unido a la influencia de factores personales, familiares y comunitarios, ha provocado que aumente en las aulas el número de escolares que dada sus características, presentan insuficiencias para adaptarse a la vida en la escuela generando ciertas alteraciones de la conducta.

Estos escolares pueden manifestar en algunos casos, quebrantamiento de normas elementales de disciplina, falta de respeto a sus compañeros y maestros y asunción de conductas que los ubican en el centro de preocupación de padres y docentes, que pueden llegar a lacerar la calidad de su aprendizaje así como su inserción en la sociedad.

Estas dificultades que con relativa frecuencia suelen aparecer en la Educación Primaria demandan una atención diferenciada por parte del personal pedagógico, en aras de prevenir las alteraciones de la conducta, en una etapa tan vulnerable de la vida donde se están formando cualidades de la personalidad necesarias para enfrentar otros momentos del desarrollo. En atención a ello, es necesario, desde edades tempranas de la educación de los niños, capacitar a los maestros de la escuela primaria en función de preparar a la familia y miembros de la comunidad que le permita desarrollar o estructurar la prevención de las alteraciones de la conducta.

Ante tal prioridad se impone entonces reflexionar ¿contribuye el maestro primario a la preparación de la familia y miembros de la comunidad, para la prevención a las alteraciones de la conducta?, ¿consideras oportuna la prevención de las alteraciones de la conducta en los escolares del primer momento del desarrollo?

Alrededor de estas y otras interrogantes estaremos reflexionando en las ideas siguientes: el diagnóstico es el punto de partida para el desarrollo de cualquier actividad correspondiente al proceso pedagógico, por tanto lo es para la instrumentación del trabajo preventivo, valorando la relación diagnóstico-prevención en función de que exista armonización en el proceso de formación de la personalidad del escolar y su posterior desarrollo.

Diagnosticar integralmente la personalidad de los escolares, utilizando métodos y técnicas de investigación, a partir de lo cual se diseñaron estrategias preventivas, educativas, contextualizadas y desarrolladoras que posibiliten la satisfacción de las necesidades educativas de los escolares con un alto sentido humanista.

La labor del maestro primario está encaminada a sentar las bases para la formación y desarrollo de la personalidad del escolar, con este propósito es fundamental lograr mayor integración de la familia y la comunidad, razón esta que justifica la necesidad de que se incorpore en la capacitación a los maestros, el diagnóstico de la familia y la comunidad, y la participación de la misma, a través de la concreción de acciones que forman parte de la estrategia educativa preventiva del centro, del grupo y de cada escolar individualmente.

Las resoluciones, decretos-leyes existentes en convenio MININT-MINED norman el trabajo preventivo, orientan y precisan modos de actuación de los docentes de Educación Especial que tiene la tarea fundamental de asesorar a los docentes de las educaciones generales para la atención y seguimiento a estos escolares que presentan conducta alterada o necesiten de otros derechos especiales, sin embargo es insuficiente el asesoramiento que brindan a los docentes de las escuelas primarias para enfrentarse al desarrollo del trabajo preventivo, en función de prevenir las alteraciones de la conducta desde las edades más tempranas hasta el trabajo con los escolares del primer momento de desarrollo(1. y 2.grado) mediante acciones concretas e integradoras con enfoques multifactorial.

Resulta pertinente conocer y comprender las características de este escolar del primer momento del desarrollo las cuales se fundamentan en la maduración de todos sus procesos psíquicos en tanto todos han adquirido carácter voluntario, por lo que el comportamiento es espontáneo, voluntario, proyectivo teniendo en cuenta las exigencias del medio en función del cumplimiento de las normas y reglas de actuación en los diferentes contextos de desarrollo, sus intereses y necesidades, además en estas edades los escolares se proyectan modos de comportamientos a partir de los proyectos comportamentales de los agentes socializadores que influyen en la formación de estos.

El maestro de escuela primaria posee herramientas y preparación para detectar e identificar las manifestaciones inadecuadas de la conducta, en los modos de actuación de los escolares y ponen todo su empeño en función de brindar atención preventiva a las alteraciones de la conducta que estas emanan, sin embargo no siempre se logra el propósito de prevenir, por el desconocimiento de acciones encaminadas a este fin para la familia y la comunidad y el propio contexto escolar.

No obstante en estos escolares también aparecen alteraciones de la conducta como resultado de métodos educativos inadecuados en el medio familiar, rechazo escolar por sus coetáneos y docentes, métodos pedagógicos inadecuados, falta de afecto, atención y comprensión por todos aquellos que influyen en la formación y desarrollo de la personalidad del escolar. Por lo que precisamos que este fenómeno es multicausal y multifactorial en tanto intervienen diversos factores que ejercen sus influencias educativas en dicho proceso de formación.

CONCLUSIÓN

A manera de conclusión se considera consustancial impregnar en la preparación de los docentes temas y talleres relacionados con la prevención de las alteraciones de la conducta en los escolares primarios del primer momento de desarrollo, logrando en ellos un mejor proceso de adaptabilidad al medio social y escolar bajo el cumplimiento de las normas establecidas y que los mismo se conviertan en multiplicadores de esta herramientas hacia la familia, la comunidad y logren mancomunadamente la personalidad del escolar que se desea y exige la sociedad actual en correspondencia con sus necesidades y potencialidades, resaltando las cualidades positivas de la personalidad de cada escolar.

Para el logro de este fin es necesario tener en cuenta las características del escolar de este momento del desarrollo y tener conocimiento sobre las alteraciones de la conducta y las múltiples causas que generan las mismas en el proceso de formación de la personalidad de los mismos.

BIBLIOGRAFÍA

1. Algunos aspectos sociológicos que influyen en el complejo causal de la conducta desviada y su profilaxis compleja temprana. En Revista cubana de Psicología. Pág. 46-49 Vol. 10 No 2-3 Habana 1993.

2. Bell, R. Prevención, corrección, compensación e integración. En Revista Educación Cubana. Pág. 23-25 No 84 enero-abril Habana. 1995.

3. Bermúdez Morris, R. Prevención, corrección, compensación e integración. En: Revista Educación. no. 16. Pág. 32-38 La Habana.1995.

4. ________________. Aprendizaje formativo y crecimiento personal. Editorial Pueblo y educación 2004.

5. Blanco Pérez, A. Introducción a la Sociología de la Educación. La Habana: Editorial, Pueblo y Educación. 2001.

6. ________________. Filosofía de la educación: selección de lecturas. La Habana: Editorial, Pueblo y Educación. 2003.

7. Betancourt Morejón, J.: Dificultades en el aprendizaje y trastornos emocionales y de la conducta. Ed pueblo y educación 2003.

8. Blechman E, A.: como resolver problemas de comportamiento en la escuela y en la casa. CEAC. Barcelona 1990.

9. Calviño, M. Análisis dinámico del comportamiento. La Habana: Editorial, Félix Varela. (2004)

10. Cuba. Ministerio de educación.: "El Trabajo Metodológico de los Centros de Diagnóstico y Orientación". Curso Escolar 1994-1995. Ministerio de Educación. (material computarizado).

11. Martínez Franklin.: La atención clínico educativa en la edad preescolar. Editorial, Pueblo y Educación 2002.

12. El niño difícil y su estudio: En Revista cubana de Psicología Vol. 4 No 1-2 Habana 1993.

13. Regina Venet Muñoz y Marlene Delisle. En Actas del VI Simposio Internacional de Comunicación Social. Editorial Oriente. Santiago de Cuba. 1999..

14. Colectivo de autores. ICCP: ¨Hacia el perfeccionamiento de la Escuela Primaria ¨. Editorial, Pueblo y Educación, 2000

15. Ilizástegui, L. Material impreso: Alteraciones de la conducta del niño: caracterización.

16. LIUBLINSKAIA, A. A. Psicología Infantil. La Habana: Editorial de libros para la Educación Ministerio de Educación. 1981.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net