Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 28 (junio 2011)

LAS VISITAS A LOS MUSEOS DE LA LOCALIDAD Y SU INCIDENCIA EN LA FORMACIÓN DEL VALOR MORAL PATRIOTISMO EN LOS EDUCANDOS DEL IPU “JOSÉ MIGUEL BAÑULS PERERA”


Noel Aranda Rodríguez
Profesor de la Enseñanza Media Superior
msalas@ciges.inf.cu




INTRODUCCIÓN

El Ché argumentó su concepción del hombre nuevo teniendo en cuenta la transformación de la individualidad en ligazón concreta al proceso revolucionario cubano. No es una teorización de carácter academicista, se trata de la constatación del cambio de la fisonomía moral de la personalidad en medio de una práctica revolucionaria concreta. El Ché vio de una manera germinal la aparición del hombre nuevo en aquellos hombres que sin pedir nada como compensación se enrolaban en la lucha.

Los valores son determinaciones espirituales que designan la significación positiva de las cosas, hechos, fenómenos, relaciones y sujetos, para un individuo, un grupo, clase social o sociedad en su conjunto. Están condicionados por las relaciones sociales determinantes, constituyen componentes esenciales de la ideología, como expresión de la cultura y la historia de una sociedad,en una época determinada y de los intereses, puntos de vistas, necesidades y contradicciones de los diferentes sujetos.

Al respecto Fidel sentenció:

“…Para mi educar es sembrar valores, inculcar y desarrollar sentimientos, transformar a las criaturas que viven en el mundo con imperativos de la naturaleza, muchas veces, contradictorios con la virtud que más apreciamos, como solidaridad, desprendimiento, valentía, fraternidad, y otras. Para los destinos históricos de la revolución es importante que en la población se refuercen un conjunto de valores, hacia los cuales se deben orientar las acciones de cada uno de los factores de la sociedad siendo estos los organismos, organizaciones, instituciones civiles y militares que ejercen dentro de sus misiones diversas influencias educativas...”

Los valores que estamos considerando fundamentalmente en la actualidad y que como todo requieren para su formación un tratamiento coherente e integrado son: dignidad, patriotismo, humanismo, solidaridad, responsabilidad, laboriosidad, honradez, honestidad y justicia. Eso no quiere decir que se abandone la influencia educativa sobre otros valores que se correspondan con nuestra ideología y que junto a estos forman el sistema de valores que demanda la construcción de la sociedad socialista cubana.

Esta investigación ha seleccionado el valor patriotismo como objetivo por la incidencia que el mismo tiene en la formación de una cultura general integral, basado en las sistemáticas visitas a los museos de la localidad y lo que estas nos han reportado en la apropiación de los conocimientos históricos y de este valor moral.

DESARROLLO

John Cotton Dana (1909), fundador del Museo de Nueva Jersey (EE.UU) dijo que “…Un buen museo atrae, entretiene, despierta curiosidad, conduce y, por ende, estimula el aprendizaje…". Es por ello que nuestro profesor de Historia de Cuba considera que la enseñanza de la Historia Local en la consecutividad de las visitas a los museos de nuestra ciudad, tiene entre sus valores morales la formación del valor patriotismo, por cuanto, cautiva nuestra imaginación acerca de la forma de pensar de nuestros próceres santiagueros y sus convicciones por la libertad de Cuba, lo que nos ha permitido penetrar más profundamente en el significado de las piezas que exhibe el museo y como resultado un mayor conocimiento de la Historia Local y Nacional.

Un museo puede tener múltiples definiciones. Así por ejemplo, el Consejo Internacional de Museos (ICOM), fundado en 1947, lo define como una institución permanente, sin finalidad lucrativa, al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierto al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe para fines de estudio, de educación, y de deleite, el testimonio material del hombre en su entorno.

En la Enciclopedia Microsoft Encarta aparecen las definiciones siguientes: lugar destinado para el estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberarles; lugar en el que se guardan y exponen objetos notables relativo a las ciencias y las artes; institución sin fines de lucro abierta al público cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre, o culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos; lugar donde se exhiben objetos o curiosidades que puedan atraer el interés del público con fines turísticos; en la antigüedad, el templo de las musas; pequeña colina de Atenas consagrada a las musas; parte del Palacio de Alejandría donde Ptolomeo (308-246 ane ), renunció a los sabios y filósofos más célebres, y donde estaba situada la famosa biblioteca que más tarde fue incendiada.

El poeta Paul Valery (1925) señala que los museos tenían algo de templo, algo de salón, algo de cementerio, y algo de aula - escuela, esto último, nos permite reconocer que las visitas a los museos locales ; tal es el caso de las casas natales de Antonio Maceo Grajales y de Frank País García entre otros de suma importancia, próceres que de manera coincidente, nacen el mismo día, en épocas diferentes, pero con las mismas ideas libertarias, nos ha permitido establecer concatenación, complementación y coherencia entre los mismos y de la misma manera, nos apropiarnos de una formación más integral de nuestros valores patrióticos y por otra parte, las visitas a los museos santiagueros nos permitieron valorar la incuestionable fuerza que tienen estos para el aprendizaje de la Historia Local de los estudiantes de la enseñanza media superior.

El aprendizaje de la Historia nos ha permitido adquirir la definición teórica de patriotismo como la lealtad a la historia, la patria y la Revolución Socialista, y la disposición plena de defender sus principios para Cuba y para el mundo. Partiendo de esta definición, hemos podido valorar los modos de actuación asociados a este valor de los grandes hombres que han nacido en la ciudad de Santiago de Cuba, a partir de las sistemáticas visitas a los museos, donde se conocen sobre todo su disposición de asumir las tareas que le encomienda la patria al precio de cualquier sacrificio, poseer sentido de independencia nacional y orgullo por su identidad, así como actuar siempre en correspondencia con las raíces históricas enalteciendo sus mejores tradiciones revolucionarias: el independentismo y el fortalecimiento de la unidad, entre otros.

En nuestra ciudad existen múltiples museos que recogen la historia de nuestro proceso revolucionario santiaguero, desde el período colonial hasta la Revolución en el poder y que se encuentran ubicados prácticamente en todo el territorio local, pero que por su dimensión sólo nos vamos a referir a algunos de ellos:

Granjita Siboney: Utilizada como punto de concentración para partir hacia el Cuartel Moncada. En el mismo se custodian celosamente las reliquias históricas que en el se encuentran. A ambos lados de la vía que conduce a Siboney se encuentran 26 monumentos que indican la ruta seguida por Fidel y sus compañeros, y en ellos aparecen los nombres y oficios de los mártires de la gesta del Moncada.

Museo 26 de Julio: En el interior del Cuartel Moncada (General Portuondo y Moncada), dedicado a la Revolución y sus héroes. Antiguo Cuartel Moncada. El 26 de julio de 1956 un grupo de jóvenes, dirigidos por Fidel Castro, asaltó el Cuartel Moncada, alimentando la lucha que marcó el inicio de la última etapa de la lucha del pueblo cubano por su total liberación. José Martí fue proclamado el autor intelectual de esa gesta.

Plaza de la Revolución “Mayor General Antonio Maceo”: Creada por la necesidad de dotar a la ciudad de un espacio para diferentes actividades sociales, políticas y culturales, acorde con el crecimiento urbanístico y demográfico. Se identifica a través de un conjunto monumental que sirve para perpetuar la memoria de nuestros héroes, representados en la figura del Titán de Bronce y en un hecho trascendental de lo más glorioso de nuestra historia: la Protesta de Baraguá. Es la obra más importante, de su tipo, en el siglo XX cubano, compuesta por una figura ecuestre de Antonio Maceo y 23 elementos metálicos que simbolizan el machete mambí. En su interior está la primera exposición holográfica que se exhibiera en el país con carácter permanente, en una muestra de objetos personales de Maceo: fotos, dibujos, y fragmentos de su correspondencia.

Cementerio Santa Ifigenia: Con más de un siglo de existencia guarda la historia de héroes, hombres y mujeres ilustres y de personajes anónimos y modestos que vivieron en este lugar. Fue el tercer camposanto oficialmente utilizado en Cuba. Inaugurado en febrero de 1868, con el nombre de Santa Ifigenia. Nombres de la Historia Local y Nacional aparecen en sus registros, tales como: José Martí Pérez, José Marcelino Maceo Grajales, Carlos Manuel de Céspedes Castillo, así como de la historia reciente están: los hermanos Frank y Josué País García, Otto Parellada, Antonio Alomá (Tony), José Tey (Pepito) y una pléyade de jóvenes santiagueros muertos en el combate clandestino contra la tiranía de Batista. También aparecen nuestros mártires internacionalistas. Este lugar no sólo guarda historia, sino monumentalidad en obras de arte de granito, mármol y otros componentes. La llama eterna y la guardia de honor a los mártires y al Apóstol José Martí distinguen el lugar que es monumento nacional.

Museo Emilio Bacardí Moreau: Fundado por este patriota el 12 de febrero de 1899, a él debe su nombre desde 1927, cuando se inaugura el edificio actual. En el se encuentran varias muestras de distintas etapas de la historia de Cuba y atesora exponentes originales de la cultura material de nuestros aborígenes, hasta la llegada y colonización de los españoles. Posee reliquias históricas de patriotas de las guerras de independencia del siglo XIX. Exhibe una valiosa colección de arqueología universal, donde sobresalen las momias peruanas y la momia egipcia. Atesora: armas, artes decorativas, documentos, numismática, artes plásticas, publicaciones, ciencias naturales, etnología, fotografías y otros objetos valiosos. Dedicado a la historia de la región oriental desde la edad precolombina hasta la Revolución Cubana.

Casa Natal del poeta José María Heredia: Convertida en Museo a la memoria de este ilustre santiaguero, del cual toma el nombre la calle; la Casa de Queso; la Casa Sarcedo de la Trova (donde se puede oír y cantar por las noches bellas canciones cubanas); la Biblioteca Provincial.

Palacio del Museo del Carnaval: No podemos perder las informaciones esenciales del Museo del Carnaval.Todo aquello que se relaciona con el Carnaval de Santiago de Cuba, tradiciones antiguas, documentos, instrumentos musicales.

Museo del Arte Colonial: Próximo de la Plaza de La Catedral, que contiene importantes testimonios de la dominación española: decoraciones interiores, ebanistería, muebles.

Casa de Diego Velásquez: Es el palacio más antiguo de Cuba (1516-1519) que hoy hospeda al Museo de Ambiente Histórico Cubano (calle Félix Pena y Gral Francisco Vicente Aguilera 610).

Castillo del Morro: En la desembocadura de la Bahía de Santiago de Cuba, lugar donde se encuentra la antigua fortaleza, terminada en 1642, y diseñada por el arquitecto italiano Antonelli, que fue concebida para defender la ciudad. Desde aquí se puede admirar la Península de Socapa y la islita de Cayo Granma.

Museo de la Piratería: Que muestra retratos de los más notorios piratas, copias y documentos y armas de la época.

Casa de Antonio Maceo: Museo dedicado a gran héroe de la Guerra de la Independencia. (Calle Los Maceos entre Félix Pena y General Lacret)

Casa de Frank País: Otro bello museo de historia contemporánea .Es la casa natal de los Hermanos de País. Los dos fueron fundadores del grupo revolucionario Movimiento 26 de Julio. (Calle Pío Rosado entre J. Gómez y los Maceos).

Hasta aquí hemos querido dar una breve panorámica en nuestra investigación, como elemento demostrativo que refiere la importancia del estudio de la historia de la localidad con las visitas a los museos y su incidencia en la formación del valor moral patriotismo en los educandos del IPU “José Miguel Bañuls Perera”, lo cual se viene demostrando en parámetros tales como: mayor por ciento de asistencia y puntualidad a clases, mejor disciplina, un uso correcto del uniforme, mayor responsabilidad en los deberes escolares, mejor rendimiento escolar, en especial en la asignatura de Historia de Cuba y Cultura Política, así como, mejores relaciones humanas entre nosotros dentro y fuera del aula, expresado en el compañerismo y respeto recíproco, de la misma manera con nuestros profesores.

CONCLUSIONES

1. La vinculación del estudio de la Historia de Cuba con la Historia Local nos ha permitido potenciar la cultura general integral y el fortalecimiento del valor moral patriotismo.

2. Las visitas a museos y lugares históricos de nuestro municipio ha elevado la calidad de nuestras relaciones interpersonales, así como nos ha formado en un grado superior el valor moral patriotismo.

3 La visita a los museos de nuestra localidad nos permitió profundizar aún más el conocimiento de la Historia Local y a enriquecer de manera importante nuestro patriotismo, como uno de los valores insoslayables de los educandos de la enseñanza media superior.

RECOMENDACIONES

1. Por la importancia que reviste las visitas a los museos para el conocimiento de la Historia Local, como sustento importante en el aprendizaje de la historia patria para los estudiantes de la enseñanza media superior, este trabajo puede ser trasladado a otros centros del municipio para su utilización.

2. Solicitar al director del IPU “José Miguel Bañuls Perera” la posibilidad de poner en custodio de la biblioteca del centro, una copia de este trabajo para el uso de alumnos y docentes.

BIBLIOGRAFÍA

1. Arsenio, M y E, Pol: La comprensión de los contenidos de los museos. Revista de Didáctica de las ciencias sociales, geografía e historia. IBER. Barcelona. España. 1998.

2. Bazin, G: El tiempo de los museos. Editorial Daimon. Barcelona. España. 1969.

3. Equipo de investigaciones históricas del Comité Municipal del PCC. Historia del municipio de Santiago de Cuba, 2006.

4. Fernández M: Los museos: espacios de cultura y espacios de aprendizaje. Revista de Didáctica de las ciencias sociales, geografía e historia. IBER. Barcelona. España.2003.

5. Norvak, J y B. D. Gowin: Aprendiendo a aprender. Barcelona.1988

6. Díaz H: El museo en la enseñanza de la Historia. Editorial Pueblo y Educación. 2008.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net