Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 28 (junio 2011)

PREPARACIÓN A LAS FAMILIAS DE ESCOLARES CON MANIFESTACIONES DE VIOLENCIA


Liddy María Hernández Sánchez
Niurka Pérez Quezada
niurkapq@ucp.lt.rimed.cu




RESUMEN

El presente trabajo considera a la familia como la célula básica para el desarrollo y formación del niño, siendo la escuela el complemento para ello; buscando lograr hacer de cada niño el ideal de hombre que necesita la sociedad cubana y así dar continuidad al proceso histórico de esta nación en el mundo, teniendo como objetivo la preparación de la familia para evitar la violencia, asegurando así una adecuada orientación educativa. La cual servirá para trabajar de forma sistemática evitando que los niños presenten dificultades en el aprendizaje y el comportamiento, así como transformar el modo de actuación de los familiares y elevar de nivel de preparación, ofreciendo una correcta influencia positiva en sus hijos. El material ofrece un valioso intento de visualizar el sufrimiento del niño que presenta manifestaciones de violencia. Se considera es una guía importante para su manejo efectivo y una ayuda inestimable para los padres con violencia intrafamiliar.

Palabras claves: familia, violencia intrafamiliar.

SUMMARY

The present work considers to the family like the basic cell for the development and the boy's formation, being the school the complement for it; looking for to be able to make of each boy man's ideal that he/she needs the Cuban society and this way to give continuity to the historical process of this nation in the world, having as objective the preparation of the family to avoid the violence, assuring this way an educational appropriate orientation. Which will be good to work in a systematic way avoiding the children to present difficulties in the learning and the behavior, as well as to transform the way of the relatives' performance and to rise of preparation level, offering a positive correct influence in their children. The material offers a valuable intent of visualizing the boy's suffering that presents manifestations of violence. It is considered it is an important guide for their effective handling and an inestimable help for the parents with violence intrafamiliar.

Key words: family, violence intrafamiliar.

INTRODUCCIÓN

El escolar desde que nace recibe influencia de diferentes factores: escuela, familia, comunidad. Estos factores propician la educación del escolar en todos los regímenes sociales. Siendo en la sociedad la familia el núcleo fundamental. Por lo que al construir el Socialismo debe darse atención a ese núcleo.

La preocupación por el lugar y rol que la familia desempeña en la sociedad, está declarado explícitamente en varios documentos del Estado y del Partido: Constitución de la República, Código de la Niñez y la Juventud, Tesis y Resoluciones de los Congresos del Partido Comunista de Cuba, entre otros.

Atinadas las palabras de Alberto Clavijo Portieles al expresar: “La familia es un sistema de intersatisfacción mutua de necesidades humanas, materiales y espirituales, que permite la reproducción biológica de la especie, la reproducción de la cultura de la cual ella misma es expresión y la reproducción del sistema de relaciones económicas y sociales de la comunidad en que vive y para convivir adaptativamente en la cual, debe preparar a sus miembros”

A decir de Alberto Clavijo Portieles las autoras consideran que la familia es muy importante en nuestra sociedad ya que presenta un rol fundamental en la formación de los escolares, se preocupa por la protección, amor y educación de los mismos. Evidentemente se quiere lograr una transformación dirigida fundamentalmente a obtener un escolar que sea dentro del proceso docente educativo activo, reflexivo, crítico e independiente y toda la actividad social y escolar dentro de todo este proceso que se desarrolla en la escuela debe fomentarse sentimientos de amor y respeto en sus diferentes manifestaciones hacia la escuela, patria y compañeros, naturaleza y la familia donde sea cada vez más su actuación protagónica.

Por lo que la familia, independientemente de su posición política, social o económica tiene el deber natural y legal de proteger a los escolares. Bajo su influencia se miden y ejecutan la educación sobre los miembros y la prevención de sus acciones. Los padres deben prestar especial atención a las relaciones de vida en el hogar, ya que la conducta del escolar es en gran parte, una respuesta al clima familiar. Para poder ejercer una buena influencia educativa en los escolares es necesario, entre otras cosas, poseer autoridad sobre ellos, darles explicaciones de cómo conducirse en cada momento. La felicidad de los miembros de la familia y especialmente el desarrollo de los escolares como personas plenas y felices, no podrá lograrse en un ambiente de irritabilidad, caprichos y falta de respeto donde se ejecuten acciones con el uso de la fuerza o la intimidación sobre el ser humano, la naturaleza o sobre ambos.

Al mantener estos patrones de conducta en sus hogares estamos en presencia de una violencia familiar esta constituye un fenómeno complejo de la sociedad, conociéndose, con sus características especiales en cada etapa, ya que puede involucrar a cualquier grupo socio económico en mayor o menor intensidad. Es por ello que es la escuela la encargada de preparar y educar a la familia para garantizar una dirección más acertada y positiva.

Existen diferentes tipos de violencia, pero la violencia intrafamiliar es de gran importancia pues se evidencia y expresa en los escolares de una u otra manera, perjudicando su correcto desarrollo psicológico, social y afecta sus relaciones. Se han consultado diferentes tesis que tratan agresividad y violencia familiar, pero no es profundizado el tema desde el punto de vista preventivo en los escolares de educación primaria en el quinto grado; enseñanza que requiere de un esmerado trabajo de prevención por la edad en que transitan los escolares.

Por lo antes expuesto en la escuela primaria” Noel Fernández Pérez” se encuentra situada en una zona de alto riesgo social ,donde prevalece las discusiones en la familia, comunidad, el alcoholismo, familias disfuncionales, reflejándose en el centro como dificultad en el banco de problemas del mismo a resolver, manifestaciones de violencia en escolares de quinto grado,

DESARROLLO

Características de los escolares que presentan manifestaciones de violencia. Importancia de la preparación y prevención a las familias.

Para conocer profundamente este tipo de familia, se hace necesario valorar su composición, características, las etapas del ciclo vital en la cual se encuentra, así como la asignación de los papeles que asumen y la jerarquía y crisis por las cuales atraviesa. Es necesario además tener muy en cuenta que las alteraciones en el comportamiento tienen su principal génesis en el incorrecto manejo educativo de la familia, pues está demostrado que la presencia de un medio familiar frustrante influye negativamente en el desarrollo emocional y el aprovechamiento intelectual.

En estudios realizados por Artur Meier en Sociología de la Educación a distintos grupos de familias de niños normales y con desviaciones conductuales se ha comprobado que el tipo de relaciones entre los miembros del núcleo familiar, el clima emocional del ambiente hogareño, pone un cuño distintivo en los escolares que allí se educan. Existiendo diferentes manifestaciones de violencia entre las que se encuentra:

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR: “es toda conducta que por acción u omisión cometa algún miembro de la familia contra otro abusando de su relación de poder, ya sea dentro del hogar o fuera de éste y que perjudique su bienestar, su integridad física o psicológica, su libertad y su derecho a un pleno desarrollo.”

Como se evidencia existen actitudes inadecuadas en los padres que pueden provocar alteraciones en el comportamiento de los escolares. Alguna de estas conductas según el Dr. Cristóbal Martínez Gómez en la exposición realizada en el libro ¿En qué tiempo puede cambiarse la mente de un niño? (1999) son:

Sobreprotección, permisividad, exceso de ansiedad, rechazo, exceso de autoridad, identificación e inconsistencia.

En la dinámica de estas familias que se abordan, la comunicación es indirecta y enmascarada, el sistema jerárquico no es aceptado y tiene que ser impuesto; no se adapta a las exigencias del medio y tiene gran susceptibilidad, por lo que son frecuentes las crisis por cualquier acontecimiento de la vida cotidiana.

Cuando se producen situaciones que alteran el funcionamiento normal, esta familia se ve forzada a su superación, lo cual produce una maduración de la misma y de sus integrantes.

Actualmente por las actitudes negativas de los padres se investigan diversos factores causales aunque como precipitante tienen un lugar preponderante las relaciones intrafamiliares. Se han atribuido a factores genéticos y alteraciones del sistema nervioso, pero siempre es representativo el papel del medio social en su determinación.

Los escolares con dichas manifestaciones representan un reto para sus familias; si estas no tienen la suficiente calma, sensatez y claridad de criterios educativos, sino encuentran respaldo y preparación será muy fácil que la situación se sobrepase y que, sin quererlo, contribuyan a mantener y fomentar lo que es necesario erradicar.

El marco familiar de estos escolares es idóneo para la aparición de complicaciones relacionadas con un inadecuado manejo educativo en todas sus aristas. Es en este ámbito de socialización donde con frecuencia aparecen las peleas, la desobediencia, la rebeldía, la oposición o la mentira y los padres a menudo confiesan su impotencia ante el siguiente dilema: por un lado son conscientes de la necesidad de controlar estos comportamientos inadecuados en los escolares, pero por otro lado saben que el escolar realmente tiene un problema y en ocasiones existen sentimientos de culpa en relación al origen de dicho problema.

A estos padres la convivencia dentro de la unidad familiar, cuanto menos, se resquebraja y llega en muchos casos a la desestructuración, por no poder, o no saber, dar solución a los problemas que van apareciendo dentro de la misma. Además de esto, tampoco tienen el apoyo de otros miembros del entorno familiar.

En este ambiente familiar no siempre se logra la congruencia entre el estilo educativo de ambos progenitores, algo que es importante para no introducir más confusiones en la ya de por sí desorganizada visión del escolar, además para no impedirle que trate de manipular las situaciones, buscando en cada momento la opinión de aquel miembro de la pareja que vaya a estar de acuerdo con él. Casi nunca se tiene en cuenta este aspecto, realidad alarmante, dado que él escolar, por su baja tolerancia a las situaciones que le producen frustración, presenta una fuerte tendencia a manipular su medio, con el objetivo de conseguir controlarlo.

Se ha comprobado que estas familias a menudo se sitúan en uno de los dos extremos siguientes: utilizan medidas disciplinarias más fuertes que otros padres, o bien disculpan ciertos comportamientos del escolar, justificándolos. Es necesario poner límites claros, pero flexibles. Esto se materializa marcando en cada caso qué es lo correcto, pero adaptándolo a las posibilidades reales del escolar .Otro elemento a referirse es que estos padres no establecen de manera explícita las normas que el escolar debe cumplir y en muchos casos la familia tiene que verse obligada a poner normas de comportamiento y a premiar cuando es necesario y oportuno su cumplimiento, e incluso a castigar su incumplimiento. Es un gran error esperar que el escolar asuma que ciertas cosas debe hacerlas porque es su deber. Este es un concepto que él deberá desarrollar a lo largo del tiempo, pero para su tratamiento la familia debe ser orientada al respecto. No hay mejor maestra que la experiencia y muchas veces la propia ansiedad del adulto es la que dificulta el aprendizaje infantil.

Esto hace necesario que la escuela conozca el ambiente familiar de cada escolar, profundice en la dinámica de las relaciones propias de cada hogar, puesto que las alteraciones en el comportamiento que presentan están dadas fundamentalmente por la falta de una comunicación, afectiva y asertiva que se debe lograr entre los integrantes de la familia y fundamentalmente entre ambos padres para con los escolares, además por el mal manejo familiar a que están sometidos, haciéndose necesario, buscar la causa en el hogar y solo así poder trazar adecuadas estrategias para su más pronta solución.

Los resultados, es decir, conocer si la familia funciona acertadamente, dependen de la comunicación y del papel desempeñado por los miembros de la familia a lo que se suma las interrelaciones personales matizadas por el equilibrio y la armonía emocional; además, la satisfacción de todas las necesidades materiales, afectivas, culturales y educativas con la consiguiente formación y transformación de cada uno de sus integrantes.

Si se afectan algunas de sus funciones y se rompe, en cierta medida, la comunicación intrafamiliar y las disímiles necesidades no se satisfacen, aparece, entonces, la desarmonía y el desequilibrio emocional y, por ende, la disfunción familiar. En estos casos no se logra la formación y la transformación de los miembros de la familia.

Un principio básico en la labor educativa que no puede ser ignorado lo constituye la unidad de acción entre todos los factores que intervienen de algún modo en la formación del escolar, teniendo presente a la escuela, como principal institución educativa de la sociedad a quien corresponde el papel rector en la Educación Comunista de los niños y jóvenes. Ella dirige el proceso docente educativo y debe coordinar el resto de los factores que influyen en la formación de los escolares.

Está idea se reafirma en el Programa del Partido Comunista de Cuba cuando se plantea: “…Es necesario garantizar, en el seno de la familia y en la escuela, una adecuada sistemática formación de los niños y jóvenes en hábitos y normas de conducta y convivencia social que respondan a la ética socialista…”

La escuela debe asumir el papel de organizadora de su unión con la familia. A respecto A. Makarenko señalaba: “Hay familias buenas y malas. No puede afirmarse que la familia eduque como es debido, como tampoco podemos decir que la familia puede educar como quiera. Debemos estructurar una educación familiar, la escuela debe ser el principio organizador como representante de la educación estatal. La escuela debe orientar a la familia”.

La Educación familiar es un sistema de influencias conscientes pedagógicamente dirigido a los padres y otros familiares cercanos responsabilizados con la educación de los escolares y adolescentes en el hogar, encaminados a elevar la formación en su descendencia.

La educación familiar tiene además el propósito de coordinar y hacer converger las influencias educativas y hogar, es una vía esencial para intensificar la colaboración entre padres y maestros y lograr su acción unificadora.

Otro aspecto de crucial importancia es el referido al rol comunicacional que asumen los miembros de la familia entre sí, así como con la familia extendida e incluso con las personas que sin tener lazos consanguíneos se establecen relaciones de índole social. La comunicación franca, abierta y sin tabúes debe de propender al logro y estabilidad de lazos afectivos que propicien la vida en familia, basada en el respeto, la consideración y ante todo amor entre todos y por todo lo noble y bueno que realice cada uno de sus miembros.

Entiéndase entonces por familia portadores de escolares en grupo de riesgo. Menores que presentan una situación educativa difícil en su núcleo familiar y micro social que puede poner en peligro el desarrollo educativo de su personalidad, tal situación puede ser afectiva o material en una incidencia importante en su psicología. Por lo tanto esto posibilita situar al miembro, grupo de riesgo en el centro de la atención familiar, pues si no se presta la atención requerida puede que tenga como consecuencia que en el escolar aparezcan manifestaciones conductuales inadecuadas y conflictivas socialmente.

Los escolares que presentan un alto riesgo para lograr una sana y armónica educación y desarrollo por existir en su medio factores tipo social y familiar que ejercen una influencia negativa coadyuva a su formación deficiente o sea, el escolar no es caso social, sino afectado por situaciones familiares y sociales muy negativas, donde a familia no le presta la debida atención, trayendo como consecuencia severas secuelas en la educación y formación sana de la personalidad. Por lo que generalmente son afectados en el aprendizaje o la conducta.

Estos escolares se muestran distraídos, en ocasiones pasivos, poco seguros y con manifestaciones de violencia cuando no logran lo que desean, con baja autoestima.

Llegan tarde a la escuela o faltan a clases.

Acuden en malas condiciones para aprender (sucios, cansados, mal alimentados, y otros.)

No aprenden como se espera.

Manifiestan indisciplinas, provocan discusiones violentas con sus compañeros.

No estudian lo que se les indica, no hacen las tareas.

Algunos son muy pasivos, tristes, aunque no molesten preocupa su retraimiento.

No se integran a las actividades sociales de la escuela.

El término violencia ha formado parte de las diferentes sociedades, familias e individuos desde el principio de la historia de la humanidad hasta la actualidad y ha sido objeto de estudio por las diferentes ciencias dadas la repercusión social que implica. Por ello, es de considerar el vocablo: “Violencia: (Del lat. Violentĭa). f. Cualidad de violento. || 2. Acción y efecto de violentar o violentarse. || 3. Acción violenta o contra el natural modo de proceder.”

La violencia se ha definido por distintos estudiosos con el empleo de diferentes palabras que en su esencia revelan lo mismo, por ejemplo: “…cualquier relación, proceso o condición por la cual un individuo o grupo social viola la integridad física, psicológica o social de otra persona. Es considerada como el ejercicio de una fuerza indebida de un sujeto sobre otro, siempre que sea experimentada como negativa.” Arteles de la León afirma que: “la violencia está relacionada con molestar, maltratar, violar, forzar. Se puede decir que siempre implica el uso de la fuerza, para producir un daño.”

Por otra parte se define la violencia como: “… un comportamiento caracterizado por el ejercicio de la fuerza para ocasionar un daño o lesión o para obligar a otra persona, un acto contrario al derecho de otros habrá, que añadir que también la amenaza de un ataque o incluso la conciencia de que pueda ocurrir es un tipo de violencia, conocida como violencia emocional, lamentablemente más frecuente de lo que sospechamos.”

La palabra violento(a), proviene del latín violentus, significa que está fuera de su natural estado, situación o modo. || 2. Que obra con ímpetu y fuerza. || 3. Que se hace bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarios. || 4. Que se hace contra el gusto de uno mismo, por ciertos respetos y consideraciones. || 5. Se dice del genio arrebatado e impetuoso y que se deja llevar fácilmente de la ira.

La cultura de la violencia se define como que: Es la forma como algunos grupos de personas, viven la violencia, siendo esta la única manera de resolver los conflictos y las necesidades.

Las autoras de la presente investigación se afilian al concepto dado por los autores Francisco Escalarte y Rocío López porque la violencia es un problema generalizado y adopta muchas formas, puede presentarse en todos los ambientes de la vida de las personas en la calle, la escuela, el trabajo y principalmente en los hogares.Las causas de la violencia que coinciden con la temática que se investiga. Se ha definido el término de violencia intrafamiliar como: “actos violentos cometidos en el hogar entre miembros de una familia... también está relacionada con los niños maltratados (muchas veces, aunque no siempre, por abuso sexual) y con acciones verbales y psicológicas que pueden ser cometidas tanto por mujeres como por hombres.”

Por lo que esta violencia es considerada como: “ …toda acción u omisión cometida en el seno de la familia por uno o varios de sus miembros que de forma permanente ocasione daño físico, psicológico o sexual a otros de sus miembros, que menoscabe su integridad y cause un serio daño a su personalidad y/o a la estabilidad familiar.

A decir Escalarte de la Hidalga Francisco y López, Orozco Rocío “…aquel acto de poder u omisión intencional dirigido a dominar, o la agresión física, psicológica, económica o sexual, dirigida a cualquier miembro de la familia dentro o fuera del domicilio familiar, con parentesco sanguíneo, civil o por una relación de hecho.

Al referirse a la violencia intrafamiliar debe tenerse presente que para lograr la seguridad y estabilidad que la sociedad es necesario disminuir significativamente la violencia en el entorno que se plantea como un fenómeno que aparece y amenaza desde afuera, desde la calle, en el barrio, en el transporte público, en el estadio deportivo, en los conciertos de rock, pero se pierde de óptica que el origen de tales manifestaciones es mucho más cercana y proviene desde dentro, desde el propio hogar y se le reconoce como violencia Intrafamiliar: el mutismo, un grito, un alón, un golpe, un mal gesto u otro.

Las autoras de esta investigación científica se afilian al concepto de violencia intrafamiliar encontrado en la Enciclopedia Microsoft Encarta, por cuanto la misma representa un problema social y de salud, que afecta de manera silenciosa y sistémica a importantes sectores de la población, especialmente a grupos muy vulnerables, como niños, ancianos y mujeres.

En la medida en que se eviten conflictos, se evitará enfrentamientos en los que suelen ponerse de manifiesto actitudes de desobediencia, protesta y resistencia en tanto los adultos deben mantener su autoridad fraternalmente, poniendo en juego el tacto educativo, las necesidades afectivas y la forma de comunicación asertiva para nunca caer en actitudes y conductas de violencia.

Ante esta realidad es importante precisar las situaciones participantes que promueve la violencia intrafamiliar; y así poder entender mejor el fenómeno y por ende, desarrollar estrategias de atención al mismo tiempo a sus consecuencias.

De acuerdo a lo anterior, la familia aplica métodos disciplinarios basados en el premio y el castigo puede hacer que aumenten las tendencias agresivas de los escolares, sea porque el castigo físico es frustrante, porque proporciona un modelo de agresividad a imitar o porque disminuye las inhibiciones y determinan frenos muy débiles contra el comportamiento hostil.

Paradójicamente, el lugar donde se produce esta violencia es habitualmente el hogar. Aparece con más frecuencia de la imaginada, pero es evidente que es un asunto al cual hay que prestarle atención, ya que en ese medio se están gestando las nuevas generaciones.

Algunas de las características que pueden presentar las familias que presentan violencia intrafamiliar son:

• Relaciones comunicativas no apropiadas.

• Bajo nivel de autoestima en los miembros de las familias.

• Utilizan como método educativo la sobre protección en algunos casos y en otros el abandono.

• Algunos de ellos conviven en situación de vida desfavorable.

• No todos, pero sí un número respetable, poseen un bajo nivel cultural.

• Síntomas de violencias intrafamiliar.

Es importante resaltar que la familia constituye la educadora por excelencia de las nuevas generaciones, son los mejores investigadores, facilitadores, promotores de cambios y de brindar mejoras a cada uno de los escolares con todo el amor que ello requiere.

CONCLUSIONES

Como resultado de todo el proceso de investigación desarrollado se arriba a las conclusiones siguientes:

• Como resultado del diagnóstico inicial de la investigación de las familias de los escolares con manifestaciones de violencia se concluyó que existían dificultades en la comunicación de la familia, funcionalidad familiar, permeabilidad familiar, pobre dominio de las dificultades en la conducta de los escolares, modos inadecuados de actuación, carencia de afecto y bajo nivel de información.

• El sistema de actividades elaboradas está concebido sobre aspectos psicológicos, y pedagógicos partiendo de las carencias y potencialidades de cada familia para su preparación para evitar la violencia familiar.

• Estas actividades han tenido un buen impacto y efectividad en el centro contribuyendo a que las familias de los escolares con manifestaciones de violencia mejoren sus modos de actuación y eleven el nivel de preparación, así como se aprecia la influencia positiva en escolares; el mismo se ha estado aplicando con buena aceptación por los familiares, demostrando su efectividad por el cumplimiento y vencimiento por parte de la muestra de las dimensiones e indicadores a medir en la investigación.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net