Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 28 (junio 2011)

UN RECURSO ESENCIAL DE LA PREPARACIÓN DEL DOCENTE PARA LA DINÁMICA DE LA CLASE POR ENCUENTRO: LA ORIENTACIÓN


Andrés Francisco Pérez Almaguer (CV)
Universidad de Ciencias Pedagógicas “Frank País García”, Cuba
Prof. Auxiliar
andresp@ucp.sc.rimed.cu




RESUMEN

Las insuficiencias que presentan los estudiantes y docentes referentes a la orientación, ejecución y control del trabajo independiente, observadas en la dirección del proceso de enseñanza – aprendizaje de la clase por encuentro resultado de un proyecto de investigación, evidencian la necesidad de desarrollar nuevas vías y técnicas didácticas para contribuir a un mejor eficiencia en el proceso de enseñanza – aprendizaje desde la clase por encuentro.

Se presentan relaciones esenciales que deben ser atendidas por el docente que van desde lo general a lo particular y viceversa, teniendo en cuenta lo objetivo y subjetivo en lo motivacional e instrumental, que al ser sistematizado constituye un reordenamiento axiológico en la actividad de los sujetos y una nueva instrumentación en el proceso de enseñanza – aprendizaje de la clase por encuentro, máxime cuando esta modalidad requiere de una adecuada preparación de los estudiantes para enfrentar los encuentros y la sociedad exige una formación general integral.

Se analizan los diferentes momentos que comienzan con el tratamiento al diagnóstico y concluyen con la propuesta de evaluación del proceso y los resultados, donde se ofrecen indicadores, así como la categoría orientación como el recurso didáctico necesario y esencial para contribuir a un aprendizaje desarrollador.

Palabras clave: diagnostico, orientación, motivación

INTRODUCCIÓN

El desafío de la sustentabilidad implica crear alternativas metodológicas que ofrezcan relaciones de sostenibilidad en el proceso de enseñanza - aprendizaje para favorecer una dinámica en la formación del profesional basado en tecnologías ecológicas que sean aprehendidas en el contexto donde se desarrolla el proceso de producción, como vía que contribuya a desarrollar estos modos de actuación en un proceso de enseñanza aprendizaje haciendo.

Este proceso de formación entre sus características esta la confrontación profesor - estudiantes por encuentro, donde el trabajo independiente juega un rol esencial, otro aspecto es la función que realizan los sujetos implicados de profesores en un momento y estudiantes en otro, de ahí la necesidad de orientar desde la práctica a la teoría y viceversa con dominio de las particularidades y potencialidades individuales, así como grupal.

El trabajo que se presenta: Un recurso esencial de la preparación del docente para la dinámica de la clase por encuentro. La orientación, constituye una alternativa para contribuir a la preparación de los docentes, caracterizados por relaciones de compromiso a asumir desde una valoración crítica con énfasis en el desarrollo de la independencia cognoscitiva mediante la clase por encuentro.

DESARROLLO

El término dinámica, es la manera, la intensidad de desarrollarse el proceso de enseñanza – aprendizaje, teniendo en cuenta las leyes y los principios que se cumplen en este proceso para contribuir a la calidad mediante la clase como el espacio y tiempo donde el docente facilita el aprendizaje en los estudiantes. Este proceso de formación de conocimientos, habilidades, valores y actitudes como un saber a aprender, se desarrolla en el espacio determinado según la fase y organización del aprendizaje, identificada por el docente como vía de sistematización del saber. El tiempo se identifica a partir de la organización identificada par la sistematización y ejercitación como es el caso de la semipresncialidad o clase por encuentro objeto de estudio.

Sobre la clase encuentro en Cuba, en la RM / 269/91, Capítulo II: Trabajo docente se define en su Artículo 71 y cito:

“…es el tipo de clase que tiene como objetivos formativos aclarar las dudas correspondientes a los contenidos ya orientados y aspectos seleccionados del nuevo contenido orientar es revelar por medio de la exposición ilustrada, el método de trabajo y de investigación, es estimular las operaciones necesarias para lograr la actividad creadora de los estudiantes.”

Esta definición encierra la orientación como acción en la clase por encuentro, para explicar y ejemplificar los nuevos conceptos y/o contenidos, fenómenos y leyes esenciales, utilizando para ello medios de enseñanza que sinteticen e ilustren el trabajo propios de cada ciencia, así como la sistematización y ejercitación de los saberes a aprender, mediante el trabajo independiente como método esencial de trabajo.

En otro aspecto, la clase por encuentro es el tipo de clase que connota el trabajo independiente como eje articulador del aprendizaje, desde diferentes fases, formas de organización de la docencia; pondera la auto preparación como forma esencial de asimilación del contenido y el desarrollo ascendente, continuo de la independencia cognoscitiva, mediante la sistematización y ejercitación de los saberes a través de situaciones problémicas, tareas integradoras y proyectos integradores, elementos que connotan la necesidad de una adecuada orientación dirigida al encuentro, en el encuentro y para el encuentro a partir de posibilidades y realidades objetivas de los estudiantes, teniendo en cuenta el contexto social en que se desarrolla el proceso formativo.

La orientación del contenido como un saber a aprender se expresa al nivel de explicar, habilidad concebida como dominio de la preparación del docente para dirigir el proceso de enseñanza – aprendizaje no incluye las siguientes interrogantes: ¿Qué analizar, hacer y cómo hacerlo para que el contenido pueda ser aprendido? y las respuestas a estas interrogantes identifican fases en el aprendizaje de los saberes que caracterizan la dinámica de la clase por encuentro mediante el trabajo independiente dirigido a la búsqueda investigativa para profundizar en los saberes propios de cada profesión y contribuir al desarrollo de la independencia cognoscitiva, es decir, el crecimiento personal, que se justifica por el análisis del diagnostico individualizado y la motivación hacia la necesidad del aprendizaje.

Pérez Almaguer A. (2011) en: La clase encuentro. Un enfoque para la complejidad de la dinámica del proceso de enseñanza – aprendizaje de la Educación técnica y profesional señala:

….”es el tipo de clase que connota el trabajo independiente como eje articulador del aprendizaje, desde diferentes fases, formas de organización de la docencia; pondera la auto preparación como forma esencial de asimilación de saberes, así como el desarrollo ascendente y continuo de la independencia cognoscitiva, mediante la sistematización y ejercitación de los saberes a través de situaciones problémicas, tareas integradoras y proyectos integradores”

Elementos que sugieren ver la orientación en el proceso docente dirigida a identificar el tratamiento de los contenidos necesarios y esenciales e incentivar mediante el trabajo independiente la profundización de los saberes desde diferentes contextos y formas de organización del proceso de enseñanza - aprendizaje.

Incentivar implica impulsar, hacer que las personas sientan la necesidad de conocer y/o ejecutar una orientación. Según P.T. Young (1972) citado en Didáctica general de Albertina Labarrere (1998) y cito:

“…conjunto de variables que suscitan, sostienen y dirigen la conducta humana”

Definición que pondera la necesidad de incentivar hacia la actividad independiente y se coincide al plantear que la motivación es el origen de la conducta del sujeto, por tanto los motiva una adecuada orientación referente a los conocimientos, las habilidades, valores y actitudes aprender, los objetivos a alcanzar que identifiquen el crecimiento personal, los valores, lo cual implica un compromiso, un motor para la acción con uno mismo en el reconocimiento de nuestras emociones y cómo éstas nos disponen para hacer o no alguna cosa.

Según K. B Madson en Teoría de la motivación. Paidos. Buenos Aire. 1972. p29 y cito:

“La motivación es un proceso a) que suscita o insita una conducta b) de sostén de una actividad que progresa y de canalización de la actividad en un curso dado. En sentido amplio, el análisis de la motivación debe tener en cuenta todos los factores que suscitan, sostienen y dirigen la conducta”

González Rey, Fernando. Psicología de la Personalidad, p. 115.102 realiza una valoración del por qué un determinado comportamiento y como debe ser el comportamiento de acuerdo con las condiciones en que se encuentra el individuo, enfatizando en la necesidad de la motivación desde la necesidad de sentir, de lo emocional en las personas para incentivar hacia la ejecución, lo cual se evidencia en la siguiente cita:

“…. Lo que guía no es la tecnología sino el deseo de usarla. La tecnología es un instrumento para hacer cosas.”

El autor enfatiza en la necesidad de motivar desde el interior de cada individuo según sus posibilidades cognitiva - afectivas hacia la tecnología y su uso, lo cual requiere de una orientación según el diagnóstico individualizado y de ahí proyectar el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Los elementos hasta aquí analizados se dirigen a las categorías psicológicas de necesidades, intereses y los motivos en el proceso de enseñanza - aprendizaje. Las necesidades en las personas se caracterizan por un objetivo, un contenido que expresar y se diferencian por las condiciones y la forma para satisfacer las necesidades, por lo que se individualiza la manera de reflejar la realidad, es decir cuando se enseña un objeto, proceso de forma aislada, las necesidades de conocimiento se centran en una sola dirección.

Lo analizado sobre la necesidad se justifica cuando el tratamiento del contenido es dirigido de manera lineal; entonces la necesidad de aprendizaje se orienta hacia estos fines y no de manera global totalizadora con todos aquellos elementos que de una forma directa e indirecta inciden, surgiendo así la necesidad de aprender.

Cuando el aprendizaje de un objeto y/o proceso es motivado y orientado a valorar de manera global totalizadora implicando las causas y el efecto entre el conocimiento con los componentes de la naturaleza y la sociedad, se amplia el contenido de la necesidad y la forma de satisfacerlas. Por ello al orientar la necesidad en la comprensión integradora, condicionado por relaciones de sostenibilidad expresada en su relación con el entorno natural y social en su actividad práctica creadora y que al ser sistematizada en diferentes contextos esta necesidad se hace consciente, lo cual implica una actuación con conocimiento de causas.

Las necesidades al constituir expresiones de la subjetividad de cada individuo, para desarrollar modos de actuación con conocimientos de causa – efecto en la satisfacción de sus necesidades y transmitir valores humanos, condicionan la existencia de relaciones de correspondencia, entre los intereses individuales y sociales con la necesidad de proyección del aprendizaje por el sujeto, donde exista el espacio a la subjetividad hacia nuevas formas de interpretar y/o transformar la realidad

De lo que se trata es de desarrollar nuevas formas de expresar los intereses orientadas desde el análisis y valoración del medio en donde se desarrollan los saberes y de reconocer la necesidad de desarrollar la individualidad desde la valoración de la colectividad y viceversa.

Se persigue así desarrollar el interés individual a través de interiorizar la necesidad en la forma de sentir, pensar y actuar, y su generalización como interés social, luego de haber asimilado determinadas normas y valores de comportamiento con conocimiento de causa.

Existe por tanto la necesidad, el interés y el elemento que los mueve, los hace ser significativos en la dirección de la conducta, son los motivos que deben caracterizar el proceso de enseñanza y aprendizaje, como mediadores para alcanzar un aprendizaje motivado por un interés personal en respuesta de las exigencias sociales.

Las necesidades, los intereses, los motivos son expresión de una adecuada orientación del aprendizaje sustentado en una motivación dirigida a la modificación del comportamiento de la actuación de los sujetos, elementos que constituyen una estructura de relación directa con el tratamiento del aprendizaje desde el análisis del diagnóstico inicial para incentivar al sujeto a la acción de hacer lo aprendido.

El diagnostico es una caracterización actualizada, sirve para realizar un reconocimiento, determinar la naturaleza de un problema y su clasificación, es una conclusión prospectiva del análisis de la situación y/o problema, es un resultado destinado a detectar las insuficiencias. Por tanto nos permite orientar y motivar desde las necesidades individuales hacia las exigencias sociales.

Muñoz Venet, Regina (2011) en él material: Atención a la diversidad. Una vía para elevar la calidad del aprendizaje, realiza una valoración sobre el diagnóstico a partir de claves que tipifican e identifican el diagnóstico, plantea que es un proceso continuo y sistemático de las particularidades individuales del sujeto en: lo psicopedagógico, lo biológico, fisiológico y de aprendizaje, permite revelar las causas que provocan el estado del desarrollo en el momento de su realización, así como determinar las potencialidades de continuidad de ese desarrollo.

Argumentos que permiten esclarecer y ver el diagnostico como el instrumento de intervención inicial para el aprendizaje en relación directa con la motivación, como necesidad de modificación del tratamiento del aprendizaje, a partir del comportamiento de actuación de los sujetos en la ejecución de actividades que tipifican e identifican su campo y esfera de actuación profesional.

Tanto el diagnostico como la motivación se vinculan e integran en la orientación como recurso de intervención y de promover la ejecución de actividades propias de la profesión en los sujetos que aprenden, entendiendo por orientación de la intervención – ejecutora como: un proceso continuo y sistemático de desarrollo de la independencia cognoscitiva desde la generalización de los saberes, mediante técnicas y procedimientos que contribuyan a la deducción – producción creativa, es por tanto un recurso didáctico que implica una lógica orientadora en los modos de actuación del docente, para la dirección del proceso de enseñanza - aprendizaje en la clase por encuentro.

Al referirnos al término de intervención se entiende por: acción y resultado de una manera de expresión, que tiene una organización intencional de manera natural o dirigida de mediación, interposición, entrenamiento, influencia y colaboración, concebida de la caracterización del sujeto que aprende y el convencimiento de las razones y/o motivos que justifican necesidad de aprender, de hacer, es por tanto un nivel teórico del querer hacer. El término ejecutar es una actividad práctica, implica hacer o realizar una acción que puede ser intencionada y/o dirigida, en la primera existe un nivel de orientación y motivación, en la segundo se plantea como imposición, obligación de realizar la actividad, se refiere a la actividad práctica, hacer.

Tanto la intervención, como ejecutar en el proceso de enseñanza – aprendizaje se proyectan en diferentes fases del aprendizaje y formas de organización, caracterizadas por un tiempo y espacio para sistematizar y ejercitar los saberes, determinado por las particularidades individuales del sujeto y sus potencialidades de continuidad de desarrollo. En la clase por encuentro el modelo es la semipresencialidad, y el éxito en la eficiencia del proceso de enseñanza - aprendizaje está en la orientación hacia la intervención y la ejecución que el docente debe contribuir a lograr en sus estudiantes desde la misma dinámica de este proceso formativo.

La orientación en la dinámica del proceso de enseñanza – aprendizaje de la clase por encuentro en síntesis se valora teniendo en cuenta que en el encuentro de orientación se realiza una generalización del contenido a enseñar atendiendo al ambiente socio – cultural de un espacio social, con una necesidad de transformación, donde se realizan deducciones empíricas de la necesidad de transformación, a partir de la caracterización del ambiente socio – cultural, se realiza una síntesis generalizadora del contenido aprendido y se propicia lo desarrollador en el aprendizaje a alcanzar

En un segundo encuentro de ejercitación del contenido se caracteriza por la orientación – motivación hacia el desarrollo de la actividad independiente cognoscitiva, desde concepciones ideológicas científicas en el tratamiento de los valores morales en la formación de la personalidad a partir de integración de los contenidos necesarios y esenciales, teniendo en cuenta los factores naturales y sociales e interpretación de métodos de trabajo, de investigación y de las operaciones necesarias para lograr la actividad creadora de los estudiantes, donde se identifique la política del estado.

Un tercer encuentro de consolidación se dirige la orientación hacia el desarrollo de la actividad cognoscitiva por el estudiante teniendo en cuenta una síntesis generalizadora del contenido aprendido, propiciando la motivación hacia la proyección generalizadora del desarrollo de la actividad cognoscitiva

Los aspectos hasta aquí planteados permiten enunciar indicadores necesarios y esenciales del dominio de los docentes relativo a sus estudiantes, que implica la orientación hacia la intervención - ejecutora para la dinámica de la clase por encuentro siendo estos:

• Nivel de desarrollo biosocial y económico.

• Nivel de desarrollo cognitivo.

• La etapa del ciclo vital por la que atraviesa.

• Estructura y composición del grupo.

El primer indicador esta relacionado con la familia en lo individual y colectivo referente a la situación económica, las características, físico – psíquicas y de desarrollo social del estudiante, características del contexto social y natural en que se desarrolla, necesidades, posibilidades y realidades, el segundo con lo intelectual, la motivación hacia el estudio y necesidades de conocimientos, valores y actitudes, el tercer indicador se refiere a las características de la personalidad teniendo en cuenta la edad del estudiante, sus necesidades y relaciones con los otros, elementos que se interrelacionan en el último indicador para ser valorados a nivel de grupo.

La intencionalidad es atender la diversidad en lo individual y lo grupal en sus procesos vitales que coexisten en un mismo espacio y tiempo, en el nivel de relaciones y/o interacciones sociales existente en el grupo; como vía para orientar de forma equitativa la búsqueda investigativa, la profundización y sistematización de los saberes, así como, obtener un grado de satisfacción que haga posible la continuación del desarrollo de los sujetos. Es un proceso de orientación a incentivar a la intervención, a ejecutar y lograr un desarrollo de la independencia cognoscitiva.

CONCLUSIONES

La orientación de intervención - ejecutora es un recurso didáctico expresado del resultado del diagnostico y la motivación, que justifican la dinámica del proceso de enseñanza – aprendizaje de la clase por encuentro, así como la eficiencia; de ahí la necesidad de la preparación del docente para la estructuración - organización de acciones teóricas y prácticas como vía de favorecer el aprendizaje.

BIBLIOGRAFÍAS

GONZÁLEZ REY, FERNANDO. Psicología de la Personalidad, 1998.p. 115.102. Cuba

K. B MADSON. Teoría de la motivación. Paidos. Buenos Aire. 1972. p29

LABARRERE, ALBERTINA. Didáctica genral. Editorial Pueblo y Educación. 1998. Cuba

MARIÑO CASTELLANOS, JUANA TERESA en: Cómo desarrollar la personalidad de los alumnos desde una escuela creativa vivencial Febrero de 2010 Instituto de Investigación en Educación de la Universidad Veracruzana

MUÑOZ VENET, REGINA (2011) en el artículo: Atención a la diversidad. Una vía para elevar la calidad del aprendizaje material impreso. UCP “Frank País García”

PÉREZ ALMAGUER, A. (2011) en el artículo. La clase encuentro. Un enfoque para la complejidad de la dinámica del proceso de enseñanza – aprendizaje de la Educación técnica y profesional

___________________. (2011) en el artículo: Concepción y práctica del trabajo independiente en la clase por encuentro. Necesidad en la dinámica del proceso formativo de los estudiantes del curso para trabajadores.(2011) Artículo (CDIP)

RM / 269/91, el trabajo docente metodológico. Cuba


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net