Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 27 (mayo 2011)

REFLEXIONES ENTORNO A LA SISTEMATIZACIÓN TEÓRICA DE LA TUTORÍA EN CONDICIONES DE UNIVERSALIZACIÓN Y SU CONTRIBUCIÓN A LA PRÁCTICA INVESTIGATIVA DE LOS DOCENTES


Yanara M. Aróstica Lugones
yanara@suss.co.cu
Ihosvany Castellanos Santos
Sahily Santander Rodríguez




RESUMEN

La Educación Superior constituye el más alto nivel dentro la formación académica. Esta enseñanza ha presentado diferentes cambios durante su devenir histórico en el mundo, muchos de ellos relacionados con uno de los principales actores del proceso: el profesor universitario, a quien le ha tocado cumplir disímiles funciones, dentro de las que se distingue la tutoría. En el presente material se pretende sistematizar desde el punto de vista teórico la tutoría para destacar las características que debe poseer el tutor y los ámbitos en los que debe actuar con el objetivo final de lograr la formación integral del estudiante, al constituir el eje integrador de las influencias educativas; de lo cual se obtiene como resultado un esquema que encauza al investigador al abordar con carácter práctico este tema en los nuevos contextos universitarios cubanos.

SUMMARY

The Superior Education constitutes the highest level inside of the academic formation. This teaching has presented different changes during its to become historical in the world, many of them related with one of the main actors of the process: the university professor, to who has played him to complete dissimilar functions, inside those that he/she is distinguished the tutorship. Presently material is sought to systematize from the theoretical point of view the tutorship the characteristics that it should possess the tutor and the environments in those that should act with the final objective of achieving the student's integral formation, when constituting the integrative axis of the educational influences to highlight; of that which is obtained an outline that channels the investigator when approaching with practical character this topic in the new Cuban university contexts as a result.

Palabras Claves: educación superior, tutoría, sistematización.

Key words: superior education, tutorship, systematizing.

INTRODUCCIÓN

Un recorrido por la historia denota que la educación ha sido un tema de gran importancia, desde la antigüedad hasta la actualidad, en todo el mundo. A pesar de las características particulares de cada sistema y del contexto histórico que se encuentre de base, hay en todas las épocas una misión común de resguardar, ampliar y promover la cultura de los pueblos.

La educación como proceso social que responde a las exigencias del medio en que vive el hombre, ha sufrido diversos cambios como respuesta a dichos requerimientos. Son muchos los matices que han distinguido el proceso de educación desde tiempos inmemorables. Muchos de ellos giran alrededor de la figura del profesor, que fue desde un sacerdote hasta un filósofo, quien gozaba de un elevado prestigio, así como de privilegios; constituían un reservorio de conocimientos. Eran las personas especialmente designadas las que asumían la responsabilidad de educar. En relación a las instalaciones para desarrollar la actividad, la iglesia asumió la responsabilidad de la educación que se realizaba en los monasterios o en centros de aprendizaje que gradualmente evolucionaron hasta convertirse en grandes universidades.

Cada época ha mostrado sus debilidades y fortalezas en relación a la educación; sin embargo una visión revolucionaria y contemporánea del asunto lleva a comprenderla como un proceso en el que hay un intercambio de saberes, en el cual el liderazgo es flexible, pues se trata de un proceso abierto y dinámico, donde el que educa puede pasar a aprender y el que aprende a educar. Son múltiples los cambios y retos que hay que afrontar.

Cuba se ha insertado en las grandes transformaciones que ocurren en el mundo actual y ha logrado implementar la universalización de la enseñanza universitaria, a través de las sedes universitarias municipales, que operan bajo un modelo pedagógico que también muestra las influencias de los cambios ocurridos. La tutoría como parte del modelo pedagógico de la tradicional y la nueva universidad no queda ajena al proceso revolucionario que es objeto y sujeto los recintos universitarios, por lo que resulta necesario conocer sus nuevos matices.

Profundizar sobre el tema de la tutoría desde su nueva conceptualización de la universalización requiere de una sistematización, que permita concretar las ideas esenciales que al respecto son necesarias para orientar los modos de pensamiento y actuación de los que decidan incurrir en el tema.

DESARROLLO

Una de las tareas que se enfrentan todos los investigadores con mucha frecuencia es precisamente la llamada sistematización; según el diccionario ilustrado ARISTOS de la Lengua Española significa: acción de sistematizar y sistematizar: reducir a sistema, lo que implica reducir a un conjunto de principios sobre una materia, enlazados entre sí, formando un cuerpo de doctrina.

Por su parte el diccionario filosófico de M. Rosental y P. Ludin conciben el sistema como el conjunto de elementos, relacionados entre sí que constituyen una determinada formación íntegra.

El pequeño Larousse ilustrado refiere la sistematización como la acción de sistematizar, lo que supone reducir a sistema una cosa. Comprende como sistema el conjunto de principios verdaderos o falsos reunidos entre sí, de modo que formen un cuerpo de doctrina; es decir, se reconoce como el conjunto de fundamentos relacionados entre sí, sobre los cuales se apoya una cosa; pueden ser verdaderos o falsos y forman parte del conjunto de opiniones de una escuela literaria o filosófica.

Sistematizar en los diccionarios y en el sentido común equivale a ordenar, organizar, como refieren Llivina Lavigne, M. J, De la Noval Camargo, N y Silverio, M (2001). Podría conceptualizarse como el establecimiento de relaciones entre conceptos en el plano de la elaboración de teorías, según plantean.

También recientemente se utiliza el término sistematización como resultado y proceso en las experiencias de la Educación Popular.

A pesar de que no existe una sola definición sobre qué es la sistematización, resulta evidente que su intención de forma general es ordenar, establecer relaciones, sistemas. Sin embargo son los objetivos, las personas destinatarias, los contextos donde se utilizan, los que determinan la existencia de diversos tipos de sistematización, es por ello que para su utilización hay que tener en consideración dichos aspectos, pues marcan el contenido de la misma, la apellida. Es importante entonces tener en cuenta su diversidad para definir con claridad el propósito con el que queremos emplearla y evitar confusiones al aplicarla.

La sistematización que se pretende hacer en este material, es teórica, pues tiene la intención de organizar, poner en orden todos los elementos resultados de la indagación teórica que permitió el análisis crítico y reflexivo del objeto de estudio(la tutoría), a partir de los aspectos conceptuales y metodológicos que se recogen en la literatura científica consultada.

La intención no es darle un orden aleatorio cualquiera, sino aquel que permita su utilización en la práctica, en el quehacer cotidiano de los investigadores del tema, pues: "Por lo novedoso del modelo pedagógico que incorpora la tutoría como una forma organizativa del proceso docente, no existen en Cuba referentes teóricos y prácticos suficientemente sistematizados que permitan precisar y concebir con enfoque de sistema los modos de actuación del profesor tutor, su perfil profesional para orientar a los alumnos en el tránsito por la universidad… “ como señala José I. Herrera (2008:6)

El investigador en su búsqueda de información acerca de la tutoría encuentra variada literatura que aborda el tema. Un análisis de la misma conduce a las múltiples definiciones del término a lo largo de la historia y a percatarse que es un tema que tiene varias aristas, las que necesitan concretarse para comprender la complejidad de la labor de los profesores-tutores.

En el diccionario la palabra tutor que proviene del latín hace referencia a la persona que tiene la tutela como acto de custodia, cuidado. Refiere también a aquel individuo encargado de orientar a los alumnos de un curso o asignatura, así como al profesor privado que se encargaba de la educación general de los hijos de una familia acaudalada, Encarta (2006).

Otras definiciones en el mundo contemporáneo han concebido al tutor como:

• García Correa (1957): Profesor encargado de un grupo de alumnos en algo más que dar clase: en ayudar a la decisión del grupo y de cada alumno individual y socialmente, en apoyar al conocimiento, adaptación y dirección de sí mismo para logar el desarrollo equilibrado de sus personalidades y para que lleguen a participar con sus características peculiares de una manera eficaz en la vida comunitaria. España, Madrid.

• Jone (1961): Tutor es un experto cuya principal misión es la de ocuparse de la integración del alumno en lo que se refiere a su escolaridad, vocación y personalidad (Principios de la orientación y la asistencia personal del alumno). Buenos Aires.

• Benavente (1977): Tutor es el profesor que, con una personalidad predominantemente afectiva y armónicamente integrada posee conocimientos especiales que le permiten actuar de educador integral de un grupo de alumnos, catalizar y coordinar a su profesorado, a la vez que sirve de enlace y mediador de este, los alumnos y sus familia. España, Madrid.

• Alcántara Santuario, A (1995): considera que es un profesional que se ajusta a los requerimientos exigidos por el régimen tutorial y que ha recibido un entrenamiento para realizar con propiedad su rol. México, 1990.

• Torres (1995): plantea que el tutor es un profesor previamente preparado en tutoría, dedicado a un grupo reducido de estudiantes. Cuba.

• Martínez Quijano, M y Añorga Morales, J (1998): expresan que el tutor es aquel profesional con el cual se negocia la formación y el mejoramiento profesional y humano de los individuos de acuerdo a los intereses sociales e individuales. Cuba.

Las diferentes definiciones, citadas por Perdomo Morales, A. J et al, demuestran que el tutor no constituye una figura nueva en los marcos de la Educación Superior en el mundo. Constituye un tema que ha sido investigado y al que han hecho importantes contribuciones desde diferentes puntos de vistas, los que describen y resaltan las partes del todo, pero no el todo mismo, es decir, se hace referencia a elementos esenciales en la tutoría; pero estos no se integran de manera que se pueda tener una visión general y sobre todo práctica de la temática, tanto es así que ante la interrogante: ¿cómo evaluar el desempeño del profesor en el cumplimiento de las funciones de tutoría?, el investigador encuentra tantos elementos en el análisis de las diversas conceptualizaciones que no sabe como orientarse en su propósito.

En el sistema de Educación Superior cubano el tutor adquiere diferentes características según la modalidad de estudios (Educación a Distancia, Cursos Regulares Diurnos (CRD), así como también en dependencia de los distintos ministerios donde se aplique: Ministerio de Educación (MINED), el de la salud (MINSAP) y el de recreación, deporte y cultura (INDER). En cada uno de estos ministerios la tutoría adopta formas disímiles. Sin embargo los antecedentes de la labor de tutoría están en la educación a distancia, donde se concibe al tutor como base de apoyo para el aprendizaje, allí no adquiere a plenitud la función educativa necesaria e imprescindible dentro del proceso formativo del estudiante.

En el Ministerio de Educación Superior (MES), desde la universidad tradicional el tutor cumple su rol en la medida que asiste con un carácter científico metodológico, ya sea al estudiante en el pregrado o en la superación postgraduada. En ambos casos supone orientar a los estudiantes en la consecución de los objetivos de sus trabajos, en tanto realizan una búsqueda bibliográfica, seleccionan, aplican métodos y técnicas científicas para posteriormente presentar los resultados que previamente han sido objeto de un proceso de generalización y sistematización. En este período no fue concebida la atención personalizada por parte del tutor para toda la vida universitaria del estudiante.

El tutor es una pieza clave en el proceso de formación del profesional, en él se integran el sistema de influencias educativas. La concepción del tutor en la SUM se define como un educador responsable de integrar el sistema de influencias educativas, cuyo modo de actuación se identifica con orientar en los distintos ámbitos de la formación del estudiante, promoviendo el crecimiento personal y el desarrollo de la autodeterminación, es quien acompaña al mismo durante toda la carrera brindándole el apoyo necesario para la toma de decisiones ante los problemas, desde una acción personalizada. Generalmente atiende a unos 5 ó 6 estudiantes, con independencia que le imparta clases o no.

La tutoría requiere de una formación especializada del tutor, ya que debe asesorar y guiar al estudiante durante sus estudios y contribuir a su formación general integral, para que sean capaces de dominar los recursos de su formación y apropiarse de un sistema de valores que determinen una posición vital, activa y creativa en su desempeño profesional, personal y social.

Sin embargo es válido plantear que la función tutorial varía en dependencia del modelo de universidad y de la concepción del proceso de enseñanza- aprendizaje. Existen varios modelos que así lo reflejan:

• Modelo alemán: tiene como finalidad la formación científica, la función principal del tutor es la investigación científica.

• Modelo francés: la prioridad es la formación para la profesión, por lo que el tutor acompaña al estudiante en su formación profesional.

• Modelo anglosajón: su objetivo es el desarrollo humano. El tutor participa en su formación como persona.

El análisis de cada uno de los modelos nos lleva a 3 tipos de tutoría: científica, profesional y personal; las que en su integridad reflejan el carácter de la tutoría que se defiende en la Educación Superior cubana y que se describe anteriormente.

La acción personalizada del tutor se justifica por: la variedad de fuentes de ingreso, la existencia de un currículo flexible, la adquisición de un sistema de valores necesarios en los estudios superiores, la dinámica universitaria desde una forma menos presencial. Además de tener en cuenta que la mayoría de los estudiantes desempeñan la actividad laboral paralela a los estudios.

Las acciones educativas individuales deben tener como base los resultados de la caracterización elaborada por el tutor, además de contar con la participación protagónica del estudiante, por lo que las acciones deben reflejar los objetivos del plan tutorial, los modos de actuación del profesional según la carrera, así como las aspiraciones y motivaciones de cada estudiante.

Esta actividad, que forma parte del sistema de actividades presenciales del modelo pedagógico de la SUM, se reconoce como función del profesor universitario; se desarrolla fuera y paralelamente al proceso enseñanza- aprendizaje que sucede en el aula. La tutoría no suplanta a la docencia sino que la perfecciona y enriquece como una forma de atención centrada en el estudiante.

Teniendo en cuenta que el tutor acompaña al estudiante en su paso por la universidad con el objetivo de una formación integral, entonces sus funciones no se limitan a él, sino que transcurre por otros contextos como la institución, la familia, la comunidad; donde interactúa con actores específicos según los contextos.

Desde la perspectiva que todo tutor es profesor, pero no todo profesor es tutor, se reconoce que esta figura del sistema de influencias educativas de la Educación Superior debe contar con un grupo de características, cualidades, habilidades, conocimientos que lo distingan y permitan desarrollar con éxito su función. Dentro de ellas se destacan: conocer el proceso de tutoría, el amor y compromiso como conductor del estudiante durante los años de la carrera, poseer habilidades comunicativas que le permitan establecer adecuadas relaciones interpersonales, mantener una actitud ética y empática. Además debe tener dominio de las tecnologías de la información y las comunicaciones, así como también conocimiento del modelo pedagógico y el plan de estudio de la carrera, al asumir que no siempre el tutor es graduado de la carrera en la que ejerce la tutoría.

La tutoría puede cumplirse por diferentes modalidades, depende de la negociación que se produzca entre los estudiantes, los tutores y las necesidades de la institución. Estas pueden ser: individual, grupal, planificada, no planificada, directa e indirecta.

El empleo de las modalidades puede ser único o combinado; sin embargo, independientemente de la modalidad y del modo de usarse, todas persiguen brindar apoyo y orientación sistematizada al estudiante, en las áreas psicopedagógica, social y profesional, de tal forma que favorezca su desarrollo académico y personal. Su carácter personalizado facilita la identificación de las necesidades particulares de cada estudiante.

Sin embargo esta visión del tutor cobra otro matiz al calor de las transformaciones que ocurren en la Educación Superior, pues se convierte en el profesor universitario que acompaña a grupo pequeño de estudiantes en su paso por los estudios de tercer nivel.

Este docente debe poseer conocimientos sobre determinados temas, habilidades, valores, así como características personológicas, pues su labor trasciende los marcos de lo académico, para transcurrir por lo personal, profesional, laboral e investigativo y contribuir a la formación integral del estudiante.

Como resultado del análisis de las definiciones y el resto de las reflexiones del material, se obtiene un concepto de tutoría que permite comprender con mayor claridad y orientar el diagnóstico del estado actual de la tutoría en la práctica docente, al asumir como Tutoría: la forma organizativa del proceso pedagógico que ocurre en los centros universitarios municipales que tiene como objetivo específico asesorar y guiar al estudiante; por lo que necesita de conocimientos, habilidades, valores y determinadas características personológicas para desde lo académico, laboral, investigativo y extensionista contribuir a la formación integral del estudiante con la participación de la familia y la comunidad.

La figura anterior recoge los componentes que a nuestro juicio constituyen los aspectos esenciales en el tema tutoría. Estos permiten guiar al investigador que se proponga iniciar o profundizar en esta temática, dándole las vías o caminos por los cuales transitar, donde debe estar consciente que encontrara otros temas como resultado del hipervínculo que tiene esta temática con otras como: la psicología, la pedagogía, etc.

CONCLUSIONES

Las transformaciones en el marco de la universidad cubana hacen de ella una nueva institución estructural y funcionalmente, por lo que presenta un tutor distinto al tradicional. La sistematización teórica del tema permitió asumir un concepto de tutoría( forma organizativa del proceso pedagógico que ocurre en las sedes universitarias municipales, tiene como objetivo específico asesorar y guiar al estudiante; por lo que necesita de conocimientos, habilidades, valores y determinadas características personológicas para desde lo académico, laboral, investigativo y extensionista contribuir a la formación integral del estudiante con la participación de la familia y la comunidad), el que ayuda, orienta, facilita la comprensión, el uso a los interesados en el tema , ya que operacionaliza el concepto para su aplicación en la práctica investigativa en los contextos universitarios.

BIBLIOGRAFÍA

• Álvarez de Zayas, C. (1990). Fundamentos teóricos de la dirección del proceso docente-educativo en la Educación Superior Cubana. La Habana: Editorial EMPES, MES. .

• Balceiro Rodríguez, J, et al. (2002). La actividad de tutoría en condiciones de universalización. En Colectivo de autores (compil.), La nueva universidad cubana y su contribución a la universalización del conocimiento (pp.84-91). La Habana: Editorial Félix Varela.

• Borroto Milian, L, et al. (2002). La labor educativa del tutor, elemento clave en el proceso de universalización. En Colectivo de autores (compil.), La nueva universidad cubana y su contribución a la universalización del conocimiento (pp. 93-101). La Habana: Editorial Félix Varela.

• Cardoso Pérez, R, et al. (2001). Hacia la formación integral del estudiante universitario. Revista Cubana de Educación Superior, Vol. XXI, No.2.

• Castro Ruz, F. (2002, 16 de septiembre). Discurso de Inauguración del Curso 2002- 2003. Granma, pp. 2-6.

• Colectivo de autores. (2002). La Nueva Universidad Cubana y su contribución a la universalización del conocimiento. La Habana: Editorial Félix Varela.

• Domínguez Menéndez, J, Timor Sánchez, E. (2002). En búsqueda de la calidad de la tutoría en las sedes universitarias municipales. En Colectivo de autores (compil.), La nueva universidad cubana y su contribución a la universalización del conocimiento (pp.103-110). La Habana: Editorial Félix Varela.

• Herrera Rodríguez, J.I. (2008). El profesor tutor en el proceso de universalización de la Educación Superior Cubana. La Habana: Editorial Universitaria.

• Herrera Rodríguez, J.I, Brizuela Gil, I Boullosa Torrecilla, A y Guevara Fernández, G. (2002). Estrategia de intervención psicoeducativa dirigida a la preparación de los profesores-tutores para la labor de orientación educativa con los estudiantes en condiciones de universalización. En Colectivo de autores (compil.), La nueva universidad cubana y su contribución a la universalización del conocimiento (pp.11-116). La Habana: Editorial Félix Varela.

• Mercadet Portillo, N y Balceiro Rodríguez, J. L. Cuba. (2004). La tutoría como forma de actividad presencial en la nueva universidad cubana. Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”.

• Ministerio de Educación Superior (2005). El tutor en las sedes universitarias municipales. Documento oficial .La Habana: Autor.

• Perdomo Morales, A. J, et al. [s.a]. La tutoría un reto de la universalización de la enseñanza.

• Llivina Lavigne, M.J, De la Noval Camargo, N, Silverio, M. (2001). Art: Algunas consideraciones lógicas y metodológicas para la sistematización en la ciencia.

• Ponencia presentada al Seminario Latinoamericano de Sistematización de Prácticas de Animación Sociocultural y Participación Ciudadana en América Latina. Medellín, Colombia, 11 al 14 de agosto de 1998.

• Román Hernández, J. y Rodríguez Velasco, C. L. (2005). El trabajo del tutor: realidades y propuesta para la mejora educativa. Ponencia presentada en Conferencia Científica de las Sedes Universitarias Municipales de Ciudad de La Habana, Ciudad de La Habana, Cuba.

• Jara H, O. (2001). Dilemas y desafíos de la sistematización de experiencias. Centro de Estudios y Publicaciones Alforja. Costa Rica.

• Jara H, O. (2004) Relatoría. Taller: Sistematización.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net