Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 27 (mayo 2011)

LOGRO DEL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO BAJO TRES PERSPECTIVAS: PSICOLÓGICA, EDUCATIVA Y COMUNICATIVA


Villegas Morán Elsa
evillegas@uabc.mx
Eloisa Gallegos Santiago
eloisa_gs@yahoo.com.mx
Margarita Barak Velázquez
misrra93@hotmail.com
Catedráticas tiempo completo Facultad de Ciencias Humanas




RESUMEN

Éste trabajo es un ejercicio de reflexión donde se busca describir las características y la importancia de la comunicación en el aula, desde la perspectiva comunicativa, educativa y psicológica para el desarrollo del aprendizaje significativo partiendo de que todos los días dentro de las organizaciones educativas, se aprende y se enseña utilizando diferentes comportamientos, estilos de autoridad, de modas, de lenguajes, de normas, de gustos, de identificación o de exclusión.

Dentro de él consideramos la interacción entre los actores educativos como comunicación por lo cual las denominadas “clases” son eventos comunicativos cuya finalidad es lograr un aprendizaje significativo. De igual manera la evaluación de la enseñanza es un evento comunicativo en la medida en que se intercambia información, a través de los diversos criterios considerados para este fin.

Sabemos que la comunicación y el lenguaje, permiten crear y recrear, construir y deconstruir las diversas maneras de pensar, de hacer y de sentir, por lo tanto

la comunicación en el espacio escolar debe ser vista como el vehículo que permite transitar hacia un espacio de construcción, comprensión y cooperación en todas las manifestaciones de la vida escolar, partiendo de las significaciones que cada uno construye sobre el mundo, y de las interacciones comunicativas en las que se forman órdenes de realidad.

Bajo este punto de vista, el proceso educativo efectivo exigirá la interacción de los integrantes del grupo, con el fin de poder expresar las diversas ideas sobre una temática, y estructurar el aprendizaje significativo, a partir de las interacciones sociales dentro del aula. El alumno, por tanto, debe ser visto como un procesador activo de la información, quien tiene la tarea de reorganizar y sistematizar su propio aprendizaje, transformándolo.

Palabras clave: Aprendizaje significativo, comunicación grupal, dinámica de grupos.

I CONCEPTOS BÁSICOS

El proceso de enseñanza-aprendizaje se entiende como un proceso social bilateral, por el cual se transmiten elementos culturales, condicionados por valoraciones y contextos histórico-sociales, (Scherz:1966 citado por Prieto: 1998).

Dentro del proceso E-A podremos darnos cuenta que constantemente adquirimos y transmitimos patrones conductuales positivos y negativos que nos hacen actuar en función del rol que desempeñamos socialmente, por lo que se afirma que la relación entre comunicación, educación y los procesos psicológicos, son una constante y permanente, ya que debido a las diferencias individuales permiten que el alumno participe, se involucre y se desenvuelva adecuadamente en el medio que lo rodea para adquirir experiencias que lo conduzcan hacia un aprendizaje significativo.

“Cuando se admite desde la pragmática que es imposible la incomunicación, se admite igualmente que también en la escuela todo habla. El proceso E-A permite en todo momento expresar o reprimir los gustos o los disgustos, al compartir o no los sentimientos, las inclinaciones, las aspiraciones, los instintos y las necesidades materiales y vitales, y no sólo las ideas abstractas, las representaciones o las opiniones de maestros y de aprendices. Entonces, lo que la vida escolar afirma o niega es la comunicación humana, asumida como la interacción vital en igualdad de condiciones”. (Duarte, 2006).

Los actores y los grupos que conviven y conversan son la esencia de las relaciones de interdependencia e interacción dentro de una organización sin las cuales ésta no podría conseguir sus objetivos ni satisfacer las necesidades que la sociedad requiere.

Bajo esta visión Illich (1979) citado por Amézquita y Moreno (2001) afirma que para el logro de una sociedad capaz de educar, no son necesarias instituciones cada vez más poderosas, puesto que los conocimientos no se imponen desde afuera de forma autoritaria, sino que se construyen de forma activa, con el fin de hacer significativo el aprendizaje.

El concepto de aprendizaje significativo se refiere a una reestructuración activa de las percepciones, ideas, conceptos y esquemas que el aprendiz posee en su estructura cognitiva (Ausubel:1983). En otras palabras, debe existir una reconciliación entre los esquemas existentes y las ideas nuevas. (Díaz Barriga, Hernández R., 1998)

Respecto a lo anterior, Coll (2003) hace extensivo el concepto de Ausubel que anteriormente describimos sobre aprendizaje significativo, al mencionar que la construcción de significados involucra al alumno en su totalidad, y no sólo implica su capacidad para establecer relaciones sustantivas entre sus conocimientos previos y el nuevo material de aprendizaje. De tal manera que involucra el sentido en el aprendizaje escolar, con el fin de enfatizar el carácter experiencial, como pueden ser la percepción del alumno respecto a las actividades de aprendizaje, los objetivos y otros elementos, que podrían no corresponder con la percepción que el maestro pretende; mismos que en términos psicológicos podríamos denominar elementos motivacionales, relacionales e incluso afectivos. (Díaz Barriga, Hernández R., 1998)

La comunicación en la escuela no puede reducirse a un proceso informativo; las personas no sólo reciben y dan información, sino que construyen sentidos, es decir, que interpretan esa información que circula por sus mundos, que dicha interpretación está ligada a sus historias de vida y con ellas, a sus experiencias, a sus actuaciones, a sus intereses y a sus emociones. (Duarte, 2006)

II COMUNICACIÓN EN LA ESCUELA

En las instituciones de educación como en cualquier otra organización se presenta tanto la comunicación formal como la informal, ambas coexisten y no puede separarse una de la otra, el tratar de apagar, negar o exterminar a la comunicación informal, es como tratar de cercenar la mitad del ser comunicativo que se objetiviza en las prácticas

La comunicación informal es el flujo de información que circula por los diferentes ámbitos de la organización, y expresa la tendencia humana a interactuar, a establecer relaciones sociales que propician una comunicación más práctica, protegen al individuo de la soledad y del anonimato y le permiten desarrollar percepciones continuas sobre su rol y el del grupo al que pertenece”. (Suárez, Ruíz, Hincapié, Mendoza)

Las prácticas comunicativas que transitan en las organizaciones educativas, a la vez que propician la generación de conocimiento, la formación de valores y la interiorización de comportamientos positivos y negativos, también inciden en la generación de conflictos, razón por la cual pensar en el mejoramiento de la convivencia escolar implica rescatar la importancia de la comunicación en el proceso de enseñanza aprendizaje y revalorizar los procesos de comunicación inherentes al mismo, de socialización y de formación de actitudes, dialógicas y participativas (Duarte, 2006) .

Como sabemos dentro de la escuela, se vive toda una gama de interacciones comunicativa de apertura y condición polarizada como: el diálogo, los consejos, las expresiones afectivas, pero también situaciones de agresión verbal como: las humillaciones, las ridiculizaciones, los chismes, los rumores, la ironía, el sarcasmo, los anónimos (Duarte, 2006)

En la escuela pueden identificarse tres niveles básicos de la intersubjetividad: el decir que revela los esquemas de experiencia del sujeto con el mundo que lo rodea, lo que sabe; el sentir o manera como el hecho afecta al sujeto emocional y conductualmente y el hacer o toma de decisiones y comportamientos, adicional a la del grupo al que pertenezca y con el que mantenga antagonía. Es de ésta manera como los grupos se asocian por medio de sus personalidades para adquirir poder y seguridad en la escuela y así comunicar pensamientos y sentimientos de una forma crítica, además dinamizan, analizan, establecen acuerdos, aportan nuevos elementos que son discutidos y posibilitan la construcción de sentido.

Tanto en la escuela como en el aula se presentan prácticas comunicativas a las que denominaremos comunicación alternativa. La comunicación alternativa donde la elaboración de mensajes puede o no estar en manos de especialistas y se remite a situaciones concretas que interesen al grupo, el mensaje requiere abandonar las frases hechas, los lugares comunes y la vinculacion con la realidad de los participantes, de acuerdo a los códigos que ello requiera en donde la difusión pertenezca a todos, El proceso de recepción al ser compartida, genera discusión e intercambio, despertando conciencia y no sólo consumo de una única oferta. (Moreno 2002)

La comunicación alternativa, además es una comunicación que facilita el cambio organizacional, se gesta en los individuos permitiendo la interacción entre la intersubjetividad y la configuración de sentido para alcanzar el grado más alto de aprendizaje: el criterio para la acción. (Suárez, Ruíz, Hincapié, Mendoza) “La comunicación informal no solo favorece las relaciones intersubjetivas sino que también agiliza los procesos de construcción de sentido y los procesos formales dentro de la organización.” (Suárez, Ruíz, Hincapié, Mendoza)

Por lo tanto la comunicación alternativa en la organización educativa propone otorgar mayor importancia al interlocultor, promoviendo el compartir, abrir caminos a la reflexión, apoyar la recuperación de la experiencia, relacionar texto y contexto, jugar y gozar la expresión, respetar al otro y permitir la riqueza de la comunicación cotidiana. Su implementación facilita al individuo la comprensión de diferentes procesos, acompaña el aprendizaje y ofrece recursos para leer su contexto social y realidad (Prieto, 1998).

Por otra parte la comunicación autoritaria implica que los productos comunicativos quedan en manos de especialistas, donde el mensaje contiene un mínimo de información, es repetitivo, redundante, califica los datos, no hay originalidad, crea y reproduce estereotipos. Como consecuencia de lo anterior. La difusión de éstos mensajes es monopólica El proceso de recepción es limitado, predeterminado, acrítico y acepta lo que le es conveniente a la clase dominante.” (Moreno, 2002)

La comunicación autoritaria es generadora de conflictos ya que aparece cuando hay diferencias de pensamientos, de sentimientos o de proyectos entre los miembros del grupo, de la organización y de los individuos. Se muestran entonces intereses individuales opuestos o divergentes: al resto del grupo, al profesor e incluso a la institución educativa, bastará con que sean percibidos subjetivamente (por las mismas personas) como un dilema o encrucijada para generarse un conflicto. Sin embargo, en algunas ocasiones será necesario recurrir a ello, porque cuando existe conflicto existe cambio conductual y se genera fluidez de ideas y pensamientos provocando así el paso de la negociación, donde la comunicación efectiva ayude a clarificar y los lleve a un acuerdo que favorezca los intereses para que el aprendizaje sea significativo.

Manteniendo una estrategia para la solución de conflictos basada en la negociación caracterizada por desarrollar una serie de actividades a través de las cuales las partes que representan intereses discrepantes se comuniquen e interactúen permitiéndose influenciar uno al otro con el fin de arribar a un acuerdo mutuamente aceptado, finalmente “nadie a dicho que tenemos que estar de acuerdo en todo”.

Desde el plano educativo la comunicación tiene como objetivos a) buscar la expresión de los participantes, b) ejercer la calidad humana, c) interactuar, d) gozar, e) proyectarse, f) afirmar el propio ser, g) sentirse y sentir a los demás, h) abrirse al mundo e i) apropiarse de uno mismo (Prieto, 1999). En este sentido se hace referencia a que al no expresarnos verbal, emocional y conductualmente y propiciar el egoísmo intelectual preocupándonos menos por la esencia del ser humano, tendrá como resultado que sólo se capten datos de manera refleja, es decir que se generan respuestas unívocas, singulares y carentes de integración.

Lo educativo trasciende los niveles de organización horizontal, ya que “los procesos educativos tienen un profundo carácter comunicativo, y que debe tomarse en cuenta para su estudio no sólo la comunicación formal sino la informal surgida entre alumno –alumno” (Duarte, 2006). También es importante reconocer la comunicación que se da entre maestro- alumno y de los diversos integrantes de la organización educativa fuera del espacio áulico.

En el ámbito educativo interviene el pasado, presente y futuro de los interlocutores en una estructura cuya tendencia gira hacia lo circular, es decir, un proceso que implica retroalimentación y no por el contrario relaciones asimétricas y un tradicional discurso autoritario. Los papeles se intercambian y el docente deja de representar el papel de superior frente al alumno, puesto que se convierte en un integrante más del grupo, cuya característica adicional es su rol de guía en el aprendizaje. (Moreno)

Por lo cual es necesario que la organización cumpla el papel dinamizador y catalizador y sea el facilitador que propicie aprendizaje significativo a través de la comunicación alternativa y la construcción de sentido individual y colectivo, llevando a la educación la reflexión de Barbero (1987), “Comunicar es hacer posible que unos hombres reconozcan a otros y ello en doble sentido: Les reconozcan el derecho a vivir y pensar diferente y se reconozcan como hombres en esa diferencia”

Retomando las aportaciones de Blanco P. Isauro (1997) respecto a la distinción que hace entre los pensadores mecanizados que son los alumnos dependientes del maestro, utilizando una comunicación unidireccional sólo para el logro de su formación académica; diferenciándolos de los pensadores formales. Estos últimos son los que desarrollan habilidades críticas, de análisis y reflexión. Podemos concluir entonces, que un clima de confianza, una actitud positiva y una comunicación efectiva en la relación maestro-alumno y entre los diversos integrantes de la organización educativa, influye definitivamente para la realización satisfactoria de un aprendizaje significativo, en el transcurso del viaje que el alumno realiza durante su vida escolar fomentando día con día la interacción en la búsqueda de la calidad en la enseñanza.

BIBLIOGRAFÍA

Amézquita, I., Moreno, M. (2001). La odisea liberadora de los juegos de rol. México: Anuario de Comunicación de CONEICC-ITESO.

Ausubel, D. Paul. (1983). Psicología educativa: Un punto de vista cognositivo.

México. Trillas

Blanco P. Isauro. (1997). "Educación centrada en procesos" en : Hay mas dentro de ti : el universo de la inteligencia .México: Ger.

Coll, S, César. (2003). Aprendizaje Escolar y construcción del conocimiento. México. Paidós.

Corrales Díaz, Carlos. (1997). La constitución o construcción del sentido, URL. http://iteso.mx/~carlosc/pagina/documentos/produsen.htm. recuperada: marzo de 2007

Corrales Díaz, Carlos.(2002). La interfaz para producir sentido. Las variables del diseño. UAB/Cultura informática.

Duarte, Jacqueline (2006) Comunicación y convivencia escolar en la Ciudad de Medellín. www.rieoei.org/rie37a07.htm Recuperado nov.2007

Díaz Barriga, F; Hernández Rojas, G. (1998) Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Mc Grawhill. México

B. Citado por Kidder Lonergan, P. (1986) "Lonergan and the Husserlian problem of trascendental intersubjetivity", Method, Journal of Lonergan Studies: www.RazónyPalabra.org.mx recuperado nov. 2007.

Martín, Barbero, Jesús. (1996) Heredando el futuro: pensar la educación desde la comunicación. Colombia. Paidós.

Moreno,Basurto,Luz (2002) Educación, comunicación e imaginarios sociales en www.razonypalabra.org.mx Recuperado nov.2007.

Moreno Basurto, Luz .(2004) La Comunicación en la Educación Formal en www.razónypalabra.org.mx. Recuperado oct.2007.

Restrepo J., Mariluz. (1996) Nuevos modos de comunicación entre los individuos de la organización. III Simposio Latinoamericano de Comunicación Organizacional. Santiago de Cali,Colombia. www.RazónyPalabra.org.mx Recuperado nov.2007.

Prieto, D. (1991). Diseño y comunicación. México: Premia Editora. p.85.

Wolf, Mauro. (1988). Sociologías de la vida cotidiana. Cátedras,

Suárez, Olaga, et all (2001) La comunicación informal en la organización, otra mirada desde la intersubjetividad en www.razónypalabra.org.mx recuperado nov.2007.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net