Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 27 (mayo 2011)

LA ATENCIÓN PERSONALIZADA A PARTIR DE LA ELABORACIÓN DEL PROYECTO DE VIDA DE LOS ESTUDIANTES


Aníbal Marrero Zamora (CV)
Filial Universitaria Municipal Mella. Universidad de Oriente. Santiago de Cuba
Jefe de disciplina Preparación para la Defensa
anibal@mumella.uo.edu.cu




RESUMEN

El presente trabajo tiene como propósito analizar los elementos teóricos, metodológicos relacionados con la atención personalizada a partir de la elaboración de los proyectos de vida de los estudiantes. Aborda las principales insuficiencias que se manifiestan en los tutores que entorpecen el proceso de acción tutoral. Cuenta con una propuesta de temas, los cuales se trabajaran como curso propio, dirigido a las transformaciones graduales y progresivas de los modos de actuación de los tutores.

Palabras claves: tutor, proyecto educativo personalizado, proyecto de vida, atención personalizada.

INTRODUCCIÓN

El objetivo del presente trabajo es perfeccionar las preparaciones con tutores que posibilite una adecuada atención personalizada en el Proceso de Universalización de la Educación Superior en la Filial Universitaria Mella.

Pretendemos hacer una valoración relacionada con las consideraciones teóricas en torno a la atención personalizada a partir de la elaboración del proyecto de vida de los estudiantes, persigue fundamentalmente que los tutores, cuenten con un material de consulta para aclarar dudas relacionadas con la atención personalizada que le permita convertir a sus estudiantes en verdaderos protagonistas en la confección de sus proyectos de vida.

La tutoría es un elemento básico para el éxito en el trabajo educativo con los estudiantes en el nuevo modelo pedagógico cubano. Tutor es cada profesor siempre que interactúa con sus alumnos. La procedencia del personal docente de la SUM es muy diversa. La mayoría no han recibido una formación sistemática en el contenido técnico pedagógico dirigida al desarrollo de la actividad.

A partir de la formación profesional desde las sedes universitarias con una concepción práctica, pedagógica, renovadora, basada en la autoeducación, esta labor educativa personalizada bajo la dirección del tutor es considerada hoy, el eje integrador del sistema de influencias educativas. Ello explica la importancia extraordinaria de la acción tutorar y justifica toda labor que se realice en función de elevar su calidad.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

La presencia de la Universidad en cada Municipio se ha convertido en un espacio importante de realización personal y colectiva. Ha demostrado que nuestro país cuenta con una significativa fuerza profesional altamente preparada siendo posible utilizar de manera racional y óptima los recursos materiales y humanos disponibles en cada municipio, en función de la educación y elevación cultural de nuestro pueblo. En la formación profesional desde las Sedes Universitarias adquiere una relevante significación el trabajo personalizado con el estudiante. La tutoría constituye un proceso integrador de las influencias educativas, de transformación y desarrollo para que los estudiantes sean capaces de dominar los recursos de su formación, se apropien de valores que determinen una posición vital, activa y creativa en su desempeño profesional, personal y social.

En el nuevo concepto de Universidad, el perfeccionamiento de la labor educativa y política-ideológica coloca el acento fundamental en el proceso de transformación del estudiante, lo que determina un fortalecimiento de la atención personalizada en las carreras. En la Filial Universitaria la preparación de los tutores para su función, así como la importancia de la atención personalizada y diferenciada al estudiante se ha ido trabajando progresivamente a través de las preparaciones metodológicas desarrolladas en las carreras. Se han acumulado algunas experiencias positivas y se ha detectado también deficiencias en este trabajo, lo que reclama de solución.

Como parte del presente trabajo con un enfoque metodológico cualitativo, desarrollado en el primer semestre del curso escolar 2010/2011 se intercambia con estudiantes y tutores de la Sede utilizando como métodos: observación, entrevista, encuesta y revisión de documentos (caracterización, proyectos de vida, consulta con tutores). La información obtenida permitió caracterizar el comportamiento en la práctica de la acción tutorar que realizan los profesionales de la Filial Universitaria.

Respecto al comportamiento de la preparación y capacitación de los tutores refieren no poseer todos los conocimientos necesarios para ejercer la acción tutorar, consideran que se debe realizar talleres e intercambios de experiencias en los que se demuestre con ejemplos concretos como desarrollar la tutoría, refieren además que se incremente la asesoría por parte de la Sede en el trabajo con las nuevas concepciones del tutor. Se ha logrado incorporar a pocos estudiantes a trabajos de investigación por parte de los tutores, actividades recreativas deportivas. La mayoría no utilizan esta importante vía de trabajo educativo para contribuir a la formación integral de los educandos. En ninguno de los investigados el encuentro con los estudiantes tiene una planificación establecida para todo el semestre predominando la búsqueda del momento de cuando pueda ser posible.

Solo un grupo reducido hace referencias a las cuatros dimensiones establecidas metodológicamente para efectuar la caracterización y el diagnóstico y muy pocos incluyen el conocimiento de las aspiraciones, motivos, e interés por la carrera, el trabajo con la visión del estudiante de su futura profesión y el estudiar diferenciadamente al alumno. En los aspectos relacionados con lo que debe hacer el tutor para desarrollar una atención personalizada de sus estudiantes, la mayoría solo hace referencia a la atención de su desarrollo integral y no sugieren aspectos importantes como: enseñarlos a jerarquizar, mejorar el nivel intelectual, vincularlos a grupos de investigadores, enseñarlos que aprendan a aprender, trabajarles la planificación del tiempo, mejorar sus estilos de aprendizaje, identificar por qué no saben.

Teóricamente, los investigados reconocen que el tutor es el profesor guía, que orienta, controla asesora, diagnostica, es la persona instruida, preparada, para guiar el proceso de enseñanza aprendizaje de sus alumnos, organiza el trabajo y la vida del estudiante. Un grupo de investigados demostró conocimientos abarcadores de las funciones de un tutor, mientras que en la mayoría, aunque no incurrieron en errores de conceptos, falta amplitud en todo lo abarcador que resulta la labor de un tutor. La mayoría de nuestros tutores evalúan su actividad de regular, argumentando que las causas que motivan estas insuficiencias están dadas por: falta de preparación, falta de interés y apatía de los estudiantes, poca persistencia del tutor en el cumplimiento de sus funciones con el alumno, falta de orientación. También algunos refieren que falta motivación profesional.

En el intercambio con estudiantes se pudo constatar que la mayoría conocen a su tutor, establecen buenas relaciones pero consideran que este debe ser su mano derecha, orientarlos más y ayudarlos a encontrar las soluciones, a crear su camino para el estudio. Reclaman también como características de sus tutores la dedicación, responsabilidad y preocupación. Refieren que los encuentros con los tutores se realizan generalmente de forma casual. Teniendo en cuenta su vida docente y su aprendizaje una minoría comentan que el tutor les enseña métodos de estudios, se interesa por su vida académica, se preocupa y apoya, la mayoría refieren que en este aspecto lo que hace el tutor es estar pendiente de sus resultados.

En relación con la vida personal del estudiante el trabajo desarrollado por el tutor , según los alumnos investigados, muestra debilidades, realizándose sobre la marcha , sugiriendo que los tutores mantengan una estrecha relación con ellos, que los visiten, tengan más compenetración, y orientación. Los estudiantes evalúan su actitud respecto al tutor y sus orientaciones con categoría de regular pues realizan con poca profundidad lo que el tutor le orienta. No refieren como experiencias positivas de la acción que realiza el tutor el apoyo brindado en bibliografía complementaria, en el uso de las TIC. Según sus criterios estas debilidades señaladas están dadas por la preparación de estos profesionales para una función de este tipo.

La experiencia de la labor educativa en la Sede nos ha demostrado que la atención personalizada a estudiantes es insuficiente y entre una de las principales causas está el desconocimiento que poseen los profesionales sobre la labor del tutor especialmente en lo referido a cómo llevar a la práctica lo que teóricamente se explica.

El problema principal del proceso de la tutoría está dado en la existencia de limitaciones en las preparaciones de los docentes que repercuten en la atención personalizada a partir de la elaboración de los proyectos de vida de los estudiantes.

Estamos conscientes de la complejidad de esta tarea, teniendo en cuenta que los estudios superiores, demandan del estudiante responsabilidad y autonomía, fundamentalmente en los jóvenes y adultos insertados en el modelo pedagógico semipresencial. Por consiguiente la calidad del proceso formativo, requieren del estudiante: constancia, responsabilidad, proyectos de vida bien elaborados y del tutor pedagógico un trabajo de atención personalizada con el estudiante en pos de alcanzar este objetivo.

El Proyecto Educativo Personalizado constituye un sistema de acciones individualizadas que se estructuran a partir de las necesidades educativas del estudiante y sus potencialidades, atendiendo a las dimensiones de la vida universitaria (curricular, extensionista y sociopolítica), caracterizado por el papel protagónico del estudiante y la labor orientadora del tutor, con el propósito de encauzar y conducir su formación profesional , personal y social.

El proyecto de vida es el conjunto de posibilidades que dan pauta a abrir nuevos caminos, alternativas y situaciones que lleven al crecimiento integral. Tiene la función de organizar de manera paulatina el mundo interior del estudiante, así como el exterior. En la medida que un proyecto de vida se construye de manera independiente, se tiene la oportunidad de actualizarlo y continuar con su proceso e incluso de cambiarlo para que esté acorde con la realidad.

El proyecto de vida constituye una herramienta para adquirir mayor conciencia y control sobre si mismo. Consta de contenidos accesibles a todos los estudiantes quienes junto con sus tutores podrán reflexionar mediante el desarrollo de contenidos y talleres para elaborar su planes individuales; reforzar fortalezas, corregir comportamientos no adecuados y así convertirse cada día en mejores estudiantes, mejores hijos mejores compañeros y personas en general. Es un modelo de lo que una persona será y hará en el futuro, y del lugar y modo en que quiere vivir. Da sentido a la existencia humana.

Reconocer el proyecto educativo personalizado del estudiante como elemento de vital importancia en el enfoque integral para el desarrollo de la labor educativa y política ideológica en las universidades, significa reconocer que este debe ser expresión de la proyección futura del joven, o del adulto a partir de la adecuada correspondencia entre lo que el estudiante desea, puede realizar y lo que se le exige desde el entorno universitario y social, constituyendo, un importante instrumento educativo en manos de tutores y estudiantes en pos de su autoperfeccionamiento y crecimiento personal.

En un proyecto de vida se quiere que se realicen procesos de reflexiones profundos sobre el modo en que usted está direccionando la vida del estudiante; así también para planear aspectos relevantes en sus áreas físicas, financieras, sociales, familiar e intelectual a través de metas totalmente realistas, que lleven a ser una persona de calidad integral. El éxito de este proyecto depende del nivel de compromiso que asuma el estudiante frente a él. Debe ser personal, el estudiante debe de ser su propio protagonista, cada uno lo diseña y lo elabora según sus preferencias personales y necesidades educativas.

En este sentido este proceso requiere del tutor. Ética Pedagógica. Conocimiento del modelo del profesional, donde se concretan las exigencias para la carrera y los objetivos correspondientes a cada año. Conocimiento de las particularidades de la edad juvenil y del adulto como etapa del desarrollo personal. Definición de los roles que le corresponden al tutor y al estudiante en este proceso, delimitando las responsabilidades y teniendo siempre en cuenta el papel protagónico del estudiante en la construcción de su proyecto de vida, así como el rol del tutor como guía y facilitador.

Adecuada comunicación con el estudiante, proceso que implica: aceptarlo tal y como es, evitar valoraciones subjetivas y respetar los espacios personales. Lograr un adecuado manejo de las negociaciones durante el proceso de elaboración de los objetivos y las estrategias correspondientes. Intercambio de criterios con los tutores académicos y pedagógicos de los resultados del diagnóstico y el desarrollo y control de las tareas propuestas, aprovechando los espacios que brindan los colectivos de año y de tutores.

Alentar y estimular al estudiante, mostrando confianza en sus posibilidades. Ser exigente y riguroso en el control de las tareas orientadas, mostrando siempre objetividad y flexibilidad. Utilización del trabajo grupal para la reflexión y debate en torno a la relevancia social y personal de los objetivos trazados, espacios que propicien el intercambio, la confrontación, la cooperación y la toma de decisiones.

Se destaca la necesidad del liderazgo, perseverancia y ejemplo personal del tutor como elemento dinamizador de las relaciones interpersonales que fluyen y se convierten en modos de actuación de los jóvenes universitarios en su trabajo cotidiano, en su estudio, investigación, labor de extensión y vida sociopolítica, contribuyendo a la formación de una personalidad en correspondencia con su futura vida profesional.

Atendiendo a las consideraciones anteriores, el proyecto educativo como expresión de la relación entre las metas de desarrollo personal, social del estudiante, y de proyección futura, tributará al desarrollo de un ser humano más enriquecido, portador de aquellos valores, que lo dignifiquen en los diferentes ámbitos de su vida. Lograr la adecuada articulación entre el proyecto de vida del estudiante y el proyecto educativo personalizado, se convierte en elemento dinamizador del proceso de transformación del estudiante, que deberá ser evaluado con sistematicidad por parte de tutores y objeto de autoevaluación por el propio estudiante.

Resulta necesario el control y autocontrol de los resultados, logrando que el proyecto educativo dinamice la actividad del estudiante en pos de promover su autoeducación, y la capacidad para reajustar y autocorregir metas y estrategias en momentos trascendentales de su vida personal, profesional y social. Será personalizado aquel proceso en el que usted considere como núcleo central, que el estudiante alcance el objetivo de su carrera y los previstos para su formación profesional integral, de acuerdo con sus particularidades y sus potencialidades. O sea cuando lo que usted va a hacer con el alumno parte de sus propias características, de su particular desarrollo. Usted tiene entonces que caracterizar a su estudiante, tiene que llegar a diagnosticarlo.

Será personalizado aquel proceso de enseñanza-aprendizaje en el que usted trabaje con la actividad y la comunicación que realiza y debe realizar el estudiante. Usted tiene que controlar, organizar, conducir sistemáticamente al estudiante en su actividad de estudio y en las relaciones que establece. Usted tiene que propiciarle actividades y relación. Será personalizado aquel proceso en que junto a lo anterior tenga presente que el alumno tiene que ser siempre activo, participador, accionador, protagonista de su propio desarrollo. Usted tiene que ser un guía del papel activo del alumno en su desarrollo, usted tiene que propiciarlo para caracterizar y diagnosticar al estudiante.

Resulta imprescindible que el profesor tenga en cuenta al realizar el diagnóstico individual de cada estudiante las dimensiones siguientes:

Dimensión académica. ¿Qué debes explorar en ella? Conocimientos que debe ir venciendo en las diferentes asignaturas y también conocimientos integrales que posee el alumno. Hábitos relacionados con el estudio. Habilidades que va adquiriendo y demostrando en las asignaturas. Procedimientos y Estrategias de carácter intelectual general: Capacidad de observación, comparación, clasificación, descripción, argumentación, análisis, síntesis, generalización.

Procedimientos para una asimilación más consciente de posconocimientos: habilidades para planificar, controlar, evaluar. Nivel de asimilación: Reproductivo, de aplicación, de creación. Estilo de aprendizaje: Cómo se organiza, cómo lo hace. Una caracterización general de los procesos cognoscitivos: pensamiento, memoria, percepción, atención, lenguaje.

¿Qué buscar y qué trabajar con el alumno en esta dimensión? El aprender a conocer - el aprender a hacer. ¿Qué vías pudieras tener para hacer el diagnóstico de esta dimensión y por tanto para ubicarte en qué acciones desarrollar después? Un registro escrito de sus resultados docentes en evaluaciones sistemáticas y finales. Entrevista con los profesores de las diferentes asignaturas. Con el estudiante. Acciones directas con el estudiante para explorar su capacidad de aprendizaje y por tanto el estado general de los procesos cognoscitivos: expresar las ideas principales de un texto, un video, interpretar refranes, comparar conceptos, expresados en palabras, aplicar a una situación práctica, un conocimiento teórico, hacer el resumen de un tema, de una clase video, reproducir un texto leído, palabras escuchadas. Observar al estudiante en el aula. Solicitar al alumno que escriba el diario de lo que hace: día, semana, etc.

Dimensión personal. ¿Qué debes explorar en ella? Lo esencial de su historia personal de su vida hasta el presente. Necesidades, motivaciones, intereses, aspiraciones, ideales que lo guían en su conducta. Profundizar en su motivación profesional, su interés por la carrera. Autoconcepto, autoestima, autovaloración. O sea el concepto que tiene sobre sí mismo, el significado y la valoración que le da a eso, su nivel de satisfacción. Sentimientos, valores y cualidades que lo caracterizan. Independencia, autorregulación, autodominio. Estados emocionales que están presentes en el alumno: temores o no, inseguridad o seguridad, tristeza o alegría, pesimismo u optimismo, timidez o no, desmotivación o motivación. Área de relación de pareja, especialmente caracterizando el apoyo que pueda encontrarse en esta relación para su desarrollo personal y profesional.

¿Qué buscar y qué trabajar con el alumno en esta dimensión? El aprender a ser: ¿Qué vías pudieras tener para hacer el diagnóstico de esta dimensión y por tanto para ubicarte en qué acciones desarrollar después?

Entrevista al estudiante, la que debe partir de la indagación sobre su historia de vida y posibilitar el establecimiento de una buena relación tutor alumno necesaria para todos los años que abarque la tutoría. Entrevista al jefe de carrera y profesores que trabajan con el alumno. Acciones directas en el estudiante, en busca de información sobre las características de su esfera afectivo-motivaciónal-cognitiva.

Aplicar la técnica de los 10 deseos, pudiendo pedírsele los 10 mayores deseos de su vida y también en otro momento, los deseos relacionados con su formación profesional. Aplicar la técnica de completamiento de frases incompletas, pidiendo al estudiante completar las frases que se le dan con la primera idea que le viene a su mente.

Presentar situaciones de la vida real, la literatura, materiales para la docencia, TV, cine etc. en las que el alumno tenga que valorar la actitud. Valorando esas situaciones, se puede tener una idea del alumno pues él se proyecta. Pedir al estudiante construir entre los dos su matriz DAFO, relación con su esfera personal. También puede estar presente el jefe de carrera u otro profesor.

Debilidades: Cuáles son las características de mi personalidad, que debilitan mi formación integral como profesional, que la perjudican y que tengo que trabajarlas.

Fortalezas: Cuáles son las características de mi personalidad que me ayudan en la formación como profesional, que son fortalezas que están ahí y que debo utilizarlas.

Amenazas: Qué aspectos de la vida que me rodea están amenazando mi formación profesional, no la deja fluir bien.

Oportunidades: Qué oportunidades tengo allí en la vida que me rodea (país, municipio, universidad, grupo, trabajo, familia, pareja) y que pueden ayudarme en mi formación profesional e integral.

Las dimensiones social, familiar y laboral: ¿Qué debes explorar en ella? Las características generales de su medio familiar y laboral. El comportamiento integral del alumno en: familia, trabajo y sociedad. Responsabilidades en la familia, el trabajo y la sociedad. Comunicación y relaciones interpersonales en las tres esferas. Preparación política e ideológica. Las posibilidades reales de encontrar apoyo en el medio familiar y laboral para desarrollar sus estudios como profesional.

El aprender a convivir. ¿Qué vías pudieras tener para hacer el diagnóstico de esta dimensión y por tanto para ubicarte en qué acciones desarrollar después? Entrevista al estudiante. Entrevista al Jefe de Carrera y a los profesores. Visita a la familia, intercambio allí en su hogar. Visitar su centro de trabajo, intercambiar con sus jefes inmediatos, indagar con compañeros de trabajo, con los dirigentes políticos y de masas. Aplicar la técnica de los 10 deseos pidiéndole los deseos respecto a la familia y/o al trabajo.

Aplicar al alumno la técnica de la composición, dándole títulos sugerentes del medio, familia, laboral y social para que proyecte su vida en estas esferas: Yo y mi familia, El trabajo que hago, A mi alrededor quisiera cambiar. Profundizar en las entrevistas al estudiante y profesores, familiares y compañeros de trabajo en las características de la comunicación y las relaciones interpersonales atendiendo a:

Su relación y comunicación es positiva al predominar en él, la solidaridad, las expresiones de acuerdos, aceptación, la reflexión, el intercambio, la relación sugerente, orientadora, participativa. Su relación y comunicación tiende a lo negativo, cuando predomina lo contrario, o sea, hay expresiones constantes de desacuerdos, de rechazo, hay tendencia a la imposición, no hay escucha, espera, análisis, razonamiento, se producen tensiones y predomina el antagonismo.

Al ser nuestra atención en forma personalizada, se asegura que siempre tendrás el estudiante a alguien que resuelva todas sus dudas, alguien quien lo prepare y no te envíe ejercicios resueltos desarrollados paso a paso hasta llegar a su solución final, tendrás a alguien que se preocupe minuciosamente de prepararte las explicaciones de pasajes de la materia que no entiendas, contarás siempre con alguien que te resuelva los ejercicios de tu guía que no has podido hacer, etc.

Los elementos que consideramos incluidos dentro de la atención personalizada, pueden agruparse en tres pasos interdependientes que llevan al objetivo de lograr la satisfacción del estudiante. Ellos son:

Bienvenida. Se concreta en: Saludarlo cordialmente: Es necesario tomar la iniciativa con nuestro saludo. Identificarlo: por su nombre y apellido cuando nos dirigimos al estudiante. No es un frío número estadístico. Es una persona. Escucharlo activamente: implica estar muy atento a sus requerimientos para detectar el o los motivos que hacen que vea al tutor. Asegurar el entendimiento: antes de comenzar a actuar para satisfacer la necesidad del estudiante, es necesario verificar su requerimiento. Consiste en reiterar al estudiante, lo que entendemos; el propósito es evitar una prestación diferente de su deseo.

Hacernos cargo de la necesidad del problema significa que el tutor puede ocuparse personalmente del estudiante, puede atenderlo, buscar la o las soluciones convenientes y verificar que el trabajo realizado responda a la necesidad planteada. Informar con claridad: es dar precisa información sobre lo que estamos haciendo. También consiste en responder con exactitud a las preguntas que nos formulan y derivar correctamente que no está a nuestro alcance para poder brindarle. Implica fundamentalmente el deseo de querer informar positivamente, prohibido decir "no sé".

Una vez atendida la necesidad del estudiante, es importante un cierre positivo de la relación. Se concreta al: Efectuar el seguimiento y comunicarlo: Es comunicar al estudiante todo lo que se ha hecho por satisfacer su necesidad o solucionar el problema. Brindarle información ampliatoria: Información que no nos es solicitada expresamente pero que consideramos importante para que el estudiante disponga de ella para facilitar la tarea en nuevas ocasiones o evitar problemas. Despedirnos cordialmente: aprovechar el último contacto para darle nuestro cordial saludo y predisposición hacia sus necesidades. La esencia de la atención personalizada es: "Tratar al estudiante como a nosotros nos gustaría ser tratados".

Hablar de crear un proyecto de vida puede resultar un tanto difícil, ya que existen estudiantes que creen que su futuro ya está, determinado por su familia, su lugar de origen, su nivel socioeconómico, alguna carencia afectiva, la suerte, y todo lo anterior limita la posibilidad de planificar. Independientemente de que los estudiantes se caracterizan por ser finalista, y tener poca percepción del riesgo, es la etapa en la que tendrán que planificar y llevar a cabo acciones que influirán en su futuro económico, familiar y social. De ahí que orientarlos en la importancia de su toma de decisiones como un elemento vital en la formación de sus proyectos, apoyará la determinación de tomar las riendas de su vida personal y asumir las consecuencias de dichas decisiones. En términos generales, un proyecto de vida le da un por qué y un para qué a la existencia humana.

El objetivo del proyecto educativo personalizado es ayudar al estudiante para que a través de este proceso de mejoramiento personal logres conocerse, identificase y aceptarse mejor ganando un sentido de dirección que le permita incrementar su confianza y su autoestima para obtener el logro de sus metas. Fortalecer cambios de actitudes. Afrontar era de cambios culturales. Institucionalizar los proyectos de vida personalizados a partir del curso 2011-2012 es una aspiración en la Filial Universitaria, los estudiantes aplicaran herramientas que les permitan un mejoramiento personal, establecidas en su proyecto de vida. A junio del 2011 los tutores habrán suministrado mecanismos metodológicos y guías necesarias a los estudiantes, para que estos dentro de sus proyectos de vida planifiquen la acciones que lleven a la ejecución del los proyectos de vida y fechas previstas para alcanzar las metas propuestas.

Actualmente los estudiantes, se ven enfrentado situaciones, donde deben tomar decisiones que de una manera u otra afectaran su futuro, al planear su proyecto de vida, serán más responsables en sus decisiones. Permite que se realicen procesos de reflexiones profundos, sobre como se esta direccionando la vida, planear aspectos relevantes en áreas, física, salud, familiar, intelectual, social con metas realistas. Este proyecto depende del nivel de compromiso asumido por cada uno de sus participantes.

Asignar un espacio en lugar y tiempo para orientar a los tutores por carreras, que serán los directamente responsables en llevar estos recursos metodológicos a sus estudiantes, para la elaboración de los proyectos de vida. Socialización con tutores de los formatos de proyecto de vida. Estado actual de los proyectos educativos personalizados. Teniendo en cuenta las características de los profesores en el proceso, para lograr una eficiencia en el proceso de la tutoría, se diseña un curso propio a:

Cómo lograr un proceso personalizado. Dominio del Modelo del profesional, donde se concretan las exigencias para las carreras y los objetivos correspondientes a cada año. Código de ética. Conocimientos de las particularidades de la edad juvenil y del adulto como etapa del desarrollo personal. Análisis, descripción, explicación y determinación de los sucesos dinámicos fundamentales del comportamiento. Exploración de la personalidad, estilos cognitivos. Caracterización y diagnóstico. Generalidades y componentes, dimensiones para el diagnóstico, elementos a considerar en la atención personalizada. La observación y la entrevista diagnóstica y otras técnicas psicológicas como herramienta diagnóstica. Son las propuestas de temas a desarrollar.

La evaluación de la propuesta del curso será permanente donde se le brinda especial atención al componente académico, laboral e investigativo. Se tendrá en cuenta el trabajo realizado por los tutores y estudiantes. Los tutores y coordinadores de carrera, colaboraran con la realización de los temas y talleres, a través de las secciones, donde darán aplicabilidad a las guías suministradas. Todos los estudiantes construirán a manera personal su proyecto de vida.

CONCLUSIONES

Para que el proyecto educativo personalizado tribute a la conformación de un proyecto de vida sólido y coherente y se convierta en un instrumento idóneo en la formación personal – profesional y social del estudiante resulta necesario que los profesores y/ o tutores eleven su nivel profesional, concediéndole vital importancia a la superación y autopreparación, que le permita convertir al estudiante en un sujeto activo en la construcción de su proyecto y en este sentido propiciar su participación activa, creadora e independiente, logrando una verdadera relación de ayuda mutua y complementariedad entre el estudiante y el tutor .

BIBLIOGRAFÍA

Allport, G. W. (1971) La Personalidad, su configuración y desarrollo. Editora Revolucionaria, Instituto Cubano del Libro. La Habana, Cuba.

Arés, P. (2002) Psicología de la Familia. Una aproximación a su estudio. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.

Baxter, E. (2002) La formación de valores: una tarea pedagógica. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.

Colectivo de Autores (2006). La Nueva Universidad Cubana y su contribución a la universalización del conocimiento. Colectivo de Autores. Editorial Félix Varela.

Collazo, B. y Puentes, M. (1992) La orientación en la actividad pedagógica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, Cuba.

D´Angelo, O. (1996) Modelo Integrativo del Proyecto de Vida". PROVIDA. La Habana, Cuba.

Domínguez, L. (2000) Proyecto de vida y salud. Material en soporte magnético. La Habana, Cuba.

D´ Angelo, O. (2001) El desarrollo personal y su dimensión ética. Fundamentos y programas de educación renovadora. Proyecto PRICREA. PROVIDA. La Habana, Cuba.

Domínguez, L. (2003) Identidad, Valores y Proyectos de Vida. En Pensando en la Personalidad. Compiladora: Lourdes Fernández. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.

Domínguez, L. (1995) Orientación Educativa y Profesional. Material elaborado para la Maestría en Psicología Educativa. Facultad de Psicología. Universidad de la Habana, Cuba.

Domínguez, L. (1992) Caracterización de los niveles de desarrollo de la motivación profesional en jóvenes estudiantes. Tesis de Doctorado en Ciencias Psicológicas. La Habana, Cuba.

Domínguez, L. (2003) Identidad, Valores y Proyectos de Vida. En Pensando en la Personalidad. Compiladora: Lourdes Fernández. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.

Domínguez, L. (1995) Orientación Educativa y Profesional. Material elaborado para la Maestría en Psicología Educativa. Facultad de Psicología. Universidad de la Habana, Cuba.

Domínguez, L. e Ibarra, L. (2003) Juventud y Proyecto de Vida. En Selección de Lecturas de Psicología del Desarrollo: Adolescencia y Juventud. Compiladora: Laura Domínguez. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.

Domínguez, L; Fernández, L e Ibarra, L (2003) Caracterización Psicológica de los estudiantes que cursan la carrera de Psicología en el modelo pedagógico de universalización, Informe de Investigación, Universidad de la Habana

González, F. (1989 b) Psicología. Principio y Categorías. Editorial Ciencias Sociales. La Habana, Cuba.

González, F. y Mitjans, A. (1989) La personalidad. Su educación y desarrollo. Editorial Ciencias Sociales. La Habana, Cuba.

Hurrutinier Silva. Pedro.(2006) La Universidad Cubana: el modelo de formación. Editorial Pueblo y Educación.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net