Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 25 (marzo 2011)

LA CULTURA ESCOLAR DESDE LA PERSPECTIVA DE LA FILIAL DE CIENCIAS MÉDICAS
 

Jorge Mengana Romero
Yarisleydis Segura Aguilar (CV)
Filial Universitaria de Ciencias Médicas, Cuba
llagostera@medired.scu.sld.cu




Resumen:

La labor educativa debe ser garantizada mediante la instrucción, ella ha de conducir a la formación de habilidades profesionales incentivando la creatividad investigativa asociada a la solución de problemas económicos y sociales. Su misión es lograr la excelencia académica y la transformación de los servicios de salud con la preparación integral de los estudiantes, profesores y trabajadores.

El trabajo educativo está estrechamente relacionado con la educación en valores, donde el estudiante debe asumir una posición activa en la apropiación individual de los significados. La institución educativa está llamada a convertirse en el centro promotor de cultura más importante de una comunidad, en ella convergen los elementos culturales de la sociedad y los de cada individuo que en su estrecha interrelación conforman la cultura escolar.

CULTURA ESCOLAR: una necesidad en el contexto educativo

La labor educativa, debe garantizar la educación mediante la instrucción y el trabajo curricular, este se convierte en el proceso fundamental que se asume a través de la transmisión y desarrollo del conocimiento, así como, la creación de habilidades profesionales. Es un proceso simultáneo de formación de valores para el desarrollo de una personalidad conforme con la sociedad, para lo cual se debe fortalecer la base del conocimiento.

La dimensión curricular ha de promover la búsqueda de nuevos campos de saber, incentivar la creatividad investigativa asociada a la solución de problemas económicos y sociales del país, si se tiene en cuenta que la realidad indica que la presencia de los valores no es suficiente en la actitud y la conducta de las nuevas generaciones, hay que asumir como esencia del trabajo educativo; la formación patriótica, revolucionaria y ciudadana; la formación laboral y por la eficiencia económica, fomentando convicciones y conductas dentro y fuera del aula.

La formación de un profesional revolucionario integral con elevada preparación científica, ha sido un objetivo de primer orden en los centros de Educación Superior; la Universidad Cubana actual tiene la misión de la formación integral de los futuros profesionales de la salud en Cuba y otras nacionalidades. El perfeccionamiento de los recursos humanos ya formados, la promoción del pensamiento científico técnico en el logro de la excelencia en la prestación de los servicios de salud y su constante interacción con la sociedad, aportando la cultura general integral.

El trabajo educativo y la extensión universitaria en las Ciencias Médicas se sustentan en un sistema de acciones que organiza la institución para influir en el desarrollo de la personalidad de cada estudiante con características propias que permita una formación integral en correspondencia con los objetivos educativos de la sociedad en que vive.

Su misión es lograr la excelencia académica y la transformación revolucionaria de los servicios de salud a partir de la formación integral de los estudiantes, profesores y trabajadores del sector, en todos los escenarios de formación de manera que permita satisfacer las necesidades de la población en Cuba y de la solidaridad con otros países del mundo.

La cultura escolar soporte de la labor educativa y política ideológica:

La formación integral de los profesionales de la salud, tiene varias dimensiones: la curricular, la extensionista y la sociopolítica. La dimensión curricular asume la labor educativa a través de la transmisión y desarrollo del conocimiento y la creación de habilidades profesionales, esta descansa en los fundamentos científicos del diseño de las disciplinas que se integran al plan de estudios.

La dimensión extensionista tiene como soporte la promoción de cultura en su concepción genérica, comprende la participación estudiantil en el movimiento de artistas aficionados, cátedras multidisciplinarias, el movimiento deportivo, el trabajo comunitario, haciendo énfasis en la labor de educación y promoción de salud. Esta dimensión permite transmitir a todas las generaciones de profesionales los valores culturales que genera la Universidad, conservar la memoria histórica y promover la divulgación e intercambio profesional.

La dimensión sociopolítica, tiene como objetivo el fortalecimiento de la concepción política ideológica en la formación de los profesionales en correspondencia con el sistema social socialista.

El conjunto de estas actividades sustentan la pertenencia e identidad de los estudiantes con su universidad, fortalece las motivaciones, desarrolla el protagonismo y la participación activa por la solución de los problemas sociales. Las tres dimensiones no sólo se articulan entre sí, sino que se superponen y constituyen un todo.

El trabajo educativo está estrechamente relacionado con la educación en valores, que debe lograr en el proceso de enseñanza aprendizaje que el estudiante asuma una posición activa en la apropiación individual de los significados para la construcción de sus valores, así como la exteriorización de los mismos en la práctica diaria.

La cultura entendida como todo el sistema de creación del hombre, tanto material como espiritual, interviene para caracterizar al hombre, es el desarrollo del hombre como ser consciente, creador, transformador. Es el conjunto de valores, productos generales y modos de actividad del grupo humano logrados y establecidos a través de la historia, en la realización de los objetivos y la labor común general.

Para la antropología, la cultura indica una forma particular de vida de un grupo humano, el concepto cultura está ligado a la apreciación y análisis de los elementos, tales como, valores, costumbres, normas y estilos de vida, aprecia el presente mirando hacia el pasado, a sus tradiciones, mitos, leyendas y costumbres.

Desde la perspectiva sociológica ella tiene una fuerte connotación con la apreciación del presente pensando en el progreso futuro de la sociedad para alcanzar la cultura universal. La cultura es un proceso de significados en un acto de comunicación, es producción de sentidos de los fenómenos y eventos de la vida cotidiana para un grupo.

Por cultura se entiende también el sistema de relaciones hombre-sociedad-historia. El hombre vive y actúa en la sociedad, por una determinada cultura. Se puede definir la cultura escolar como aquellos aprendizajes que se dan dentro de la institución escolar, las pautas de relaciones que se establecen, así como, los significados y comportamientos.

La institución educativa debería convertirse en un espacio de encuentro donde se revelen los elementos de la cultura y donde se conozca la cultura de los alumnos derivada de los escenarios sociales en los que hasta el momento del ingreso han constituido los principales espacios de aprendizaje, principalmente en la familia, y de esta forma brindar los conocimientos académicos relacionados y abiertos a la cultura del individuo. La escuela va hacer visible la cultura escolar en el alumno a través del currículum que es la forma de organizar los conocimientos que se adquieren de manera planificada y formal.

Una de las dificultades radica en la dicotomía entre los contenidos de la escuela con la vida cotidiana, al presentar tal grado de abstracción que carecen del valor práctico para ser utilizados en el día a día. El sujeto aprende las estrategias para solucionar los problemas en la escuela, pero el objetivo es enseñar aprendizajes significativos, conectados con la realidad social. Son estos contenidos los que nutren, los verdaderos desarrollos de la identidad personal.

La vía de asimilación de la cultura es el aprendizaje significativo, Vigotsky destaca la importancia de crear espacios de diálogo, de significados compartidos, entre lo que el alumno trae y lo que el docente tiene para ofrecerle del conocimiento de su disciplina.

Todo esto se podrá llevar a cabo, si el docente tiene en cuenta, los conocimientos, intereses y preocupaciones que tiene el estudiante; y por sobre todas las cosas si tiene presente que el alumno es un ser social que actúa fuera de la Institución Educativa.

Dentro de la Universidad se ponen de manifiesto las contradicciones, conflictos y exigencias de los distintos sectores de la sociedad y por tanto el educando va aprender a vivir dentro de una sociedad de contradicciones. En la actualidad influye en la escuela y en la familia una cultura con valores deseables, universales y humanistas y antivalores (consumo, individualismo extremo, absoluto poder del mercado), que pueden también incidir en la construcción de significados y en la formación de la identidad.

En la edad juvenil los estudiantes que ingresan para cursar estudios superiores traen consigo las experiencias vividas, integradas a una identidad personal y cultural definida. En el encuentro con nuevas identidades tratará de re definir la propia identidad y de dar respuesta a cuestionamientos esenciales ¿Quién soy yo? y alcanzar una cierta estabilidad de su identidad que no cambia en cada ambiente, relación o situación en que se encuentre.

Negar el papel de la escuela hoy, a pesar de la existencia de un mundo globalizado y del poder de los medios masivos de comunicación, de las nuevas técnicas de la información, proponer que los individuos pueden aprender y desarrollarse solos, que las trabas y éxitos están marcados por las condicionantes naturales, resulta algo inoperante, sería incompleta la formación desconociendo la dimensión social de la educación como proceso de interacción interpersonal.

Juegan un papel preponderante los medios masivos de comunicación, que en la actualidad constituyen una competencia para la escuela, ya que estos son un canal mucho más poderoso y atractivo de proveer información (cultura de la imagen). El estudiante llega a la escuela no sólo con la cultura familiar sino también con un fuerte influjo cultural, proveniente no solo de la cultura local sino internacional, producto de la globalización.

La cultura escolar desempeña un papel importante en este proceso ya que se le concede atención a la simbolización de las experiencias, o lo que es lo mismo al grado de elaboración cognitiva y de conciencia de sí mismos, de las propias experiencias, de los hechos, de los acontecimientos, de los símbolos y de los códigos de la cultura propia. Este proceso requiere de la maduración de un pensamiento lógico formal, que le permita trascender de lo concreto y de lo visible, para atrapar el núcleo del sentido, las experiencias y encontrar el tronco que lo une a su historia.

Conclusiones

1. Los adelantos científico técnicos, ponen a la educación ante la necesidad de buscar alternativas para educar a las jóvenes generaciones en la necesidad de adoptar una posición ética y transformadora ante los disímiles fenómenos que se enfrentan.

2. El desarrollo de la cultura escolar constituye una alternativa que permite un mejor análisis de los procesos que se suceden el la institución educativa, pues permite trazar estrategias desde la dirección del proceso docente educativo potenciando la labor educativa y político ideológica.

3. La cultura escolar constituye una herramienta teórico práctica para la comprensión de los fenómenos sociales y pedagógicos que hoy se enfrentan.

Bibliografías:

1. ADDINE FERNÁNDEZ, Fátima. Didáctica y optimización del proceso de enseñanza aprendizaje. La Habana. Cuba, 1998.

2. AGUIRRE, Sergio. Nacionalidad y nación en el siglo XIX cubano. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana, 1990.

3. AUSTIN MILLÁN, Tomás R. Para comprender el concepto de cultura. Revista UNAP. Educación y desarrollo. Año 1, No 1, marzo 2000.

4. BRMÚDEZ SAGUERA, Rogelio. Teoría y metodología del aprendizaje. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1996.

5. BLANCO PÉREZ, Antonio. Filosofía de la Educación. Selección de lecturas. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2003.

6. CASALES, Julio César. Psicología Social, contribución a su estudio. Editorial Ciencias Sociales. La Habana, 1998.

7. FRANCISCA MIRANDA, Olivia. José Martí: la revolución como hecho cultural. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2006.

8. GARCÍA RAMIS, Lisardo. Los retos del campo educativo. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1996.

9. GONZÁLEZ MAURA, Viviana y otros. Psicología para Educadores. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2004.

10. IBARRA Cuesta, Jorge. Nación y cultura nacional. Editorial letras cubanas. Ciudad de la Habana, 1981.

11. LLANTADA MARTÍNEZ, Martha y otros. Reflexiones teórico práctica desde las ciencias de la educación. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de la Habana, 2004.

12. MARTÍNEZ VERGES, Orlando. Rasgos significativos de la cultura popular tradicional cubana. En del Caribe, No 27, 1997, Santiago de Cuba.

13. MENGANA ROMERO, Jorge. Algunos apuntes teóricos acerca de la memoria social.

14. MONTOYA, Jorge. La contextualización de la cultura en el currículo de las carreras pedagógicas Tesis en opción al grado científico de Doctor en ciencias Pedagógicas. Santiago de Cuba. Universidad de Ciencias Pedagógicas "Frank País García", 2005.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net