Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 24 (febrero 2011)

LA PREPARACIÓN DE LA CLASE ENCUENTRO
 

José Luis Lavín Martínez (CV)
Profesor-Investigador
Centro de Estudios de la Educación Superior (CEDES). Universidad de Guantánamo.
jlavinmartinez@fcs.cug.co.cu
jlavinmartinez@argentina.com

 

RESUMEN

En el mundo actual la clase y los tipos de clases son muy valorados y cuestionados por algunos estudiosos del tema, otros no lo tienen en cuenta o no los priorizan de acuerdo a sus teorías, paradigmas y enfoques.

Hay algunas “escuelas” que las trabajan priorizando los objetivos, habilidades, capacidades, valores, actitudes, por competencias, etc.

Hay distintas formas de organización de la enseñanza. Actualmente existen diferentes sistemas fundamentales de organización del proceso docente-educativo, ellas son entre otras, las siguientes: el trabajo Individual, Mesa Redondas, Talleres, Seminarios, Conferencias y la Clase. Como se deduce, en la educación superior en Cuba, se puede trabajar con otras formas organizativas pero se deben ejecutar después combinándolas con otra estructura del proceso docente educativo.

Al analizar a la clase como forma fundamental del proceso docente - educativo debemos analizarla desde el punto de vista de la Didáctica, qué lugar ocupa la clase dentro de esta, como surge, en que situación surge y como se va desarrollando desde el pasado siglo XV hasta nuestros días.

En este artículo se hace necesario valorar que el plan de clase es la herramienta más importante que tiene el profesor para llevar a cabo el proceso docente – educativo con eficiencia y calidad, que este constituye la guía más importante para llevar a cabo con éxito una buena lección, en esta se garantiza que estén previsto todos los pormenores que deben tratarse en la misma, el éxito de ella en gran medida se debe a una buena planificación, diseño y auto-preparación de la clase por el docente.

Este tipo de clase -encuentro- es concebida dentro de las especializadas y por lo tanto el autor se siente en el deber de tenerla presente en este trabajo.

Todo docente debe priorizar la estructura del plan de clase desde el punto de vista metodológico y organizativo en la selección de los contenidos que se van a tratar, la selección de los métodos, procedimientos y otras formas organizativas, además los medios de enseñanza y audiovisuales más adecuados -los recursos de la tecnología educativa, Web, moddle, otros- las habilidades intelectuales que se trabajaran, los valores morales y sociales, además de las competencias profesionales que deben tributar a la carrera donde se forma el estudiante, de forma tal que todo este garantizado para cumplir con los objetivos previsto.

En este material se aborda con sugerencias, recomendaciones y consejos útiles de cómo los docentes que no tienen una formación pedagógica –entre ellos los noveles- puedan preparar e impartir sus clases con un esfuerzo dedicado al estudio y la autopreparación.

Con esto se valora que se da un aporte a la educación de las jóvenes generaciones de educandos que esperan que las actividades docentes se realicen con la calidad que exige el desarrollo de la ciencia, las tecnologías educativas, la didáctica y las diferentes metodologías en la educación superior.

La preparación de la clase consta de tres etapas, en ellas se explica en detalles, cómo el profesor puede preparar estas, teniendo en cuenta los infinitivos para formular los objetivos de acuerdo a los niveles de asimilación. El profesor debe observar en las tres etapas de la planificación y cumplirlas, de ahí el éxito de ella cuando sea dictada.

Además, aparecen algunas recomendaciones y sugerencias para que los profesores tengan las herramientas suficientes a la hora de impartir una buena clase, teniendo en cuenta el tipo, si es combinada o especializada, o la clase encuentro como una clase especializada.

La clase encuentro es una de las formas organizativas del proceso docente educativo, esta tiene sus propias características, y posee como objetivo la adquisición de conocimientos habilidades, la formación de intereses cognoscitivos y profesionales en los estudiantes mediante la realización de actividades de carácter esencialmente académico. -como su nombre lo indica, por encuentro- de ahí el nombre de esta.

Sin embargo la estructura de este tipo de clase, no riñe con la estructura de los otros tipos clases ya conocidos, si se deben tener presente algunas cuestiones en el orden organizativo, metodológico y en el trabajo educativo respectivamente.

Muy importante en este tipo de clase es la selección de los métodos y medios de enseñanzas que están determinados por los objetivos y el contenido, y al mismo tiempo depende de las características de los alumnos, de su edad, su nivel de desarrollo, del dominio o nivel de los conocimientos y habilidades que constituyen antecedentes y base para el trabajo con la nueva materia, en sus hábitos de trabajo. Esto desde luego es muy importante en le profesional que se está formando.

LA PREPARACIÓN DE LA CLASE POR EL DOCENTE.

Todo profesor debe garantizar que en la preparación de sus clases, estén presentes las características que le son inherentes a estas; que la misma responda cada vez en mayor medida a las exigencias de la clase contemporánea, para elevar su nivel de eficiencia en correspondencia con las condiciones y necesidades del desarrollo científico, tecnológico, pedagógico y metodológico actual, es necesario perfeccionar la preparación, planificación adecuada y acertada de la clase, ahí está el éxito de esta.

Al referirnos a la preparación de la clase deben tenerse presente las diferentes etapas en su diseño, cada una de las cuales exigirá más o menos esfuerzo, en conformidad con el nivel de preparación, científico-metodológico y docente-metodológico que tenga el docente, por eso ha de ser una tarea constante de todo pedagogo, el estudio y la participación en todas aquellas actividades que propicien la elevación del nivel científico y académico de estos.

Etapas que comprende la preparación de la clase

Estas comprenden tres etapas y se diferencian esencialmente entre sí por sus objetivos.

1) Preparación básica.

Todo profesor debe dominar el o los programas que ha de impartir y conocer como estos se proyectan en el currículo o plan de estudio de manera que pueda estar ubicado en los objetivos que pretende cumplir, el aporte que a los mismos dan los diferentes contenidos, la interrelación que existe entre los contenidos de los programas de cada disciplina, asignatura, curso, semestres y unidades y por último la selección adecuada y acertada de los métodos y medios de enseñanza y audiovisuales más adecuados -los recursos de la tecnología educativa, Web, moddle, otros.

Contiguo a los programas que ha de realizar, debe conocer los libros de textos, materiales didácticos, que precisan el nivel, extensión y profundidad de los contenidos; las orientaciones metodológicas existentes que facilitan ideas y ejemplos, sobre la forma de dirigir la asimilación de los contenidos, además los libros de consulta y los cuadernos de actividades que complementan y facilitan el cumplimiento del éxito de una buena clase, que motive, que facilite la comprensión de los contenidos por los alumnos.

Los profesores deben estudiar los documentos normativos y rectores, las orientaciones dadas por las instancias superiores para su vinculación al contenido de los programas, planes de estudios o currículo de cada carrera, teniendo en cuenta las posibilidades de las disciplinas, asignatura o asignaturas cuyo aprendizaje dirige, así como el nivel de desarrollo de los educandos.

Estos aspectos que han sido analizados anteriormente son parte del contenido de trabajo orientado para la preparación de l asignatura anterior al inicio del curso o de semestre.

2) Preparación anterior a la planificación de las clases.

El docente para llegar a diseñar un plan de clases que sea eficiente, con suficiente antelación debe estudiar el plan de estudio o el currículo de la carrera, el programa de la asignatura profundamente, la unidad, el tema, las orientaciones metodológicas, las características de sus alumnos, los contenidos de la básica y complementaria indicada, los de consulta y el cuaderno de trabajo que está orientado.

A partir del conocimiento profundo debe tener de sus alumnos, precisar cuál será el objetivo como punto de partida para la enseñanza en el trabajo con los contenidos de la unidad y la forma en que debe abordar y desarrollar la misma para obtener el éxito en su trabajo. Para esto se tendrá en cuenta los recursos disponibles para el desarrollo del sistema de clases, qué medios están a su alcance y cuáles podrá preparar.

Debe tener presente las actividades prácticas, entre ellas -laboratorios si los lleva- que convengan realizar los alumnos y el profesor, los métodos seleccionados y los medios de enseñanza que se necesitan, para cumplir eficientemente con los objetivos propuestos por el programa; es posible que en algunos casos esto implique la búsqueda o la elaboración de un medio sustituto, en fin, el hacer uso de la capacidad creadora del docente. Además, el profesor realizará las prácticas previas como parte de su autopreparación para garantizar una eficiente realización de su clase evitando así la improvisación.

Al desarrollar las actividades prácticas que se realizan en laboratorios y talleres, etc, es importante que el profesor domine los requerimientos que implica la utilización de instrumentos, maquinarias, sustancias, de modo que pueda hacer una utilización óptima de ellos sin olvidar las normas de protección e higiene necesarias y que exige este tipo de actividad.

Para esto, hará un control del estado del taller o laboratorio y lo organizará debidamente, antes de comenzar cada clase lo cual forma parte de su autopreparación individual. Con esto se evita la improvisación y se hace muy eficiente su actividad docente.

Como parte de su preparación individual, el profesor se incorpora al colectivo de disciplina, año o departamento, en el que, bajo la dirección del responsable, se realiza el análisis de la clase diseñada que será impartida y se profundiza en el tratamiento metodológico de cómo serán abordados los contenidos.

Este examen debe partir de la exactitud de las ideas básicas que corresponden disfrutar los estudiantes para poder abordar el tratamiento de la temática, teniendo en cuenta el nivel real de los educandos, los objetivos que se propone el programa, la unidad y su contenido, se analizará la dosificación y tratamiento metodológico, como consecuencia del cual debe quedar precisado en el número de clases, los tipos de clase y los objetivos de cada una de ellas, así como las posibles actividades que durante su desarrollo, deben realizar tanto alumnos como profesores.

Hay que partir del hecho de cada clase es un eslabón en el sistema de la cadena de clases. Los cambios que van produciéndose en la actividad mental de los educandos, así como los que tiene lugar en la formación de convicciones, no se producen instantáneamente del trabajo continuo del educador. Por ello, las clases tienen que reunir un sistema de criterios científicos, didácticos y metodológicos.

La realización de este trabajo en el marco del colectivo de año o asignatura propicia: la discusión de las mejores experiencias docentes y el apoyo a los profesores noveles, sin formación pedagógica con otros perfiles profesionales que dedican a la docencia o tienen más dificultades por ayuda de los más experimentados, lo que debe contribuir a la elevación de la calidad del trabajo.

En algunas ocasiones es posible que el tratamiento metodológico de la clase deba completarse con el desarrollo de algún tema sobre el contenido, cuando este tiene un alto grado de complejidad y ofrece dificultades para algunos profesores, o de una clase metodológica instructiva o demostrativa seleccionada entre aquellas que por su contenido o tipo, así lo exijan como parte de la preparación metodológica del docente. Esto puede ser tema para otro artículo que bien vale la pena ser publicado por la Revista Educación y Desarrollo.

3) Preparación o diseño de las clases.

Con las orientaciones analizadas anteriormente y como base a esta preparación, cada profesor debe proceder a diseñar los planes de clases.

Esta actividad debe ser individual por cuanto para su desarrollo el docente debe poner en correspondencia todo lo analizado anteriormente con las particularidades individuales de sus estudiantes.

En la clase diseñada debe haber una determinación en la selección de los métodos, procedimientos, medios de enseñanzas, la relación de los objetivos con el contenido y las habilidades intelectuales, prácticas profesionales, etc que se trabajaran durante la clase, de los objetivos que serán evaluados, etc.

Con todo esto se logra motivar mejor a los estudiantes, elevar la capacidad de trabajo, el rendimiento, la adquisición de conocimientos con más calidad, eficiencia en el aprendizaje y por lo tanto debe tener un carácter creador, científico y técnico.

Observaciones que deben observarse en la planificación de cada clase:

.. Se recomienda que la planificación de las clases debe hacerse en forma de sistema, o sea, no diseñarse de forma aislada, pues estas constituyen un eslabón fundamental en el proceso de enseñaza y el aprendizaje, siempre se sugiere planificar la unidad o una parte de ella.

.. Cada clase es un eslabón importante en el complejo proceso docente - educativo, cuya unidad tiene un carácter relativo por cuanto; si bien es indispensable que cumpla los objetivos que se proponen, esto solo se logra con el apoyo de los logros alcanzados en clases anteriores, (es por eso que señalamos el carácter de sistema) porque constituyen la base para la asimilación del nuevo contenido, así como, los resultados que se obtengan constituyen antecedentes para el logro de objetivos en clases futuras y muy importante la relación intermateria y la interdisciplinaridad.

.. El deber principal de todo profesor es lograr el aprendizaje de sus estudiantes, para lo cual asume la dirección del mismo al promover la actividad necesaria que favorece que al final de la clase todos los alumnos hayan alcanzado el mismo nivel, en lo esencial, los objetivos propuestos el docente.

.. La orientación hacia el objetivo tiene que verse como un proceso motivacional, cognoscitivo y regulado que contribuye e influye favorablemente en los resultados alcanzados en el aprendizaje de los estudiantes.

.. La dirección adecuada del proceso docente-educativo supone la definición de la situación que ha de crearse en cada momento, de modo que se cumplan las funciones didácticas necesarias, sin perder de vista que es necesario controlar constantemente los resultados alcanzados y se avance sólo cuando el profesor este seguro de que ha tenido éxito en el logro de lo propuesto.

Determinación los objetivos. La claridad y precisión con que se logre en su determinación condiciona el contenido y su relación con el desarrollo de las habilidades, hábitos, capacidades, destreza y convicciones, la organización y estructura del proceso que se dará a su desarrollo y lo que se deberá controlar para comprobar y valorar la eficiencia del proceso docente - educativo. Los objetivos están vinculados también con el tipo de clase. Se recomienda que siempre el objetivo esté en función del aprendizaje de los alumnos.

Es preciso, cuando la clase está dirigida esencialmente a propiciar en gran medida el logro de algún objetivo de tipo educativo, que este se recoja explícitamente en el diseño de la clase. De lo contrario no es indispensable, ya que el trabajo educativo ha de estar presente en todo momento de la clase y de la vida escolar.

EL PLAN DE CLASE

El plan de clase es el producto de la preparación, diseño, planificación, investigación, estudio y reflexión del profesor sobre la forma más efectiva de desarrollar “su clase”, ésta es la guía del docente, el éxito de ella depende en gran medida de la preparación, experiencia y responsabilidad del pedagogo. Constituye, la manera en que el profesor ha decidido organizar y dirigir la actividad del alumno en el desarrollo óptimo de su aprendizaje.

Funciones importante del plan de clase:

.. Debe recoger en forma abreviada lo que el docente en su preparación ha decidido desarrollar, teniendo como base una idea clara sobre los objetivos que debe cumplir, las habilidades, hábito y capacidades que debe alcanzar y su relación con el contenido que está trabajando, los métodos que ha utilizar, los medios de enseñanza, las preguntas que tiene prevista hacer para controlar y evaluar lo que se propone lograr, y la organización que tiene prevista en el proceso que va a seguir para ello.

.. Debe servir de guía al profesor para el desarrollo de la misma.

El plan de clase y las observaciones que el profesor haga sobre su funcionamiento constituyen una importante referencia para la orientación de su trabajo futuro.

Todos los pedagogos necesitan y deben hacer su plan de clase, independientemente de su experiencia, (esto constituye una guía que ayuda en buena medida y contribuye al éxito en la enseñanza y el aprendizaje) por cuanto cada clase es una situación nueva, determinada por las condiciones en que se realiza, las características de los alumnos, los medios de enseñanza con que se cuenta y el desarrollo alcanzado por el propio profesor y el educando.

Al concebir el plan de clase - encuentro se establecen con precisión: el objetivo, el contenido, las habilidades, los hábitos y capacidades que se van a trabajar con los métodos, los medios de enseñanza y la estructura didáctica que se manifiestan en el desarrollo de la misma.

En la parte más importante, desarrollo o principal de la clase encuentro se debe priorizar y concebir lo que no debe faltar y es lo siguiente:

1 Aclaraciones de dudas sobre lo tratado en el encuentro anterior.

2 Revisión de las actividades de trabajo independiente orientadas por el docente.

3 Control y evaluación de los contenidos orientados en el encuentro anterior 4 Realizar actividad orientadora de la nueva materia en función de los objetivos generales y específicos, es necesario aclarar que en este momento se tratarán los conceptos básicos del contenido, para que los estudiantes conozcan las leyes, categorías, y premisas fundamentales que se analicen.

5 Orientación del trabajo independiente, con precisiones muy específicas.

6 Relación estricta con los objetivos del tema.

7 Nivel de preferencia de exigencias no reproductivas.

8 Nivel de aplicación de problemas, que estimulen la creatividad, desarrollo intelectual e inteligencia, utilizando métodos problémicos e investigativos.

9 Contribución al desarrollo de habilidades y competencias profesionales.

10 Suficiencia y precisión en las indicaciones bibliográficas que van a utilizar.

11 Procedimientos para resolver las actividades, orden lógico de realización de las mismas.

12 Otras.

Para la orientación del trabajo independiente se debe tener en cuenta las siguientes etapas:

a) Planificación del trabajo independiente.

b) Orientación del trabajo independiente.

c) La orientación para la ejecución del trabajo independiente en la clase y fuera de ella.

d) El control y evaluación del trabajo independiente.

El trabajo independiente precisa de una fuerte motivación, de sistematicidad, de control, de un nivel progresivo de complejidad, y de una adecuada orientación por parte del profesor. Se recomienda lógicidad por el docente al ser concebida.

Se precisa en la estructura didáctica de este tipo de clase: contenidos, métodos y procedimientos, medios de enseñanza, el control y la evaluación y las formas para desarrollar y organizar los contenidos.

La selección de los métodos está determinada por el objetivo y el contenido, y al mismo tiempo depende de las características de los alumnos, de su edad, su nivel de desarrollo, del dominio o nivel de los conocimientos y habilidades que constituyen antecedentes y son base para el trabajo con la nueva materia, de sus hábitos de trabajo, etc. En la selección de métodos y procedimientos el profesor debe tener presente la importancia de la participación activa y consciente de los alumnos y del trabajo independiente.

Determinación de la estructura de la clase.

Se precisan las situaciones que se irán sucediendo, las actividades que deberán desarrollarse en correspondencia con las funciones didácticas analizadas anteriormente.

Valorar que no todas las clases tienen una misma estructura y que es imposible enmarcar su desarrollo en algo ” rígido”, siempre iguales y tratar de enmarcar todas las clases en esquemas únicos sería negar la naturaleza del proceso docente - educativo. En esto depende bastante de la experiencia del docente, su nivel de preparación, competencia, iniciativas y de su sello personal, etc

Cada tipo de clase supone un énfasis diferente en las distintas funciones didácticas, estas frecuentemente se dan unas unidas a las otras, son muy variadas las situaciones docentes que pueden crearse para ajustar la enseñanza a las condiciones en que esta se realiza. No obstante, al desarrollar la clase es oportuno tener en cuenta las observaciones siguientes:

1 En toda clase es necesario asegurar las condiciones básicas para que el alumno pueda apoyarse en lo conocido” para aprender mejor lo “nuevo “, de lo fácil a lo difícil, de lo simple a lo complejo.

2 Sé orientar a los alumnos hacia los objetivos a desarrollar en la clase, informarlos sobre qué debe lograr y cómo deberá participar en la misma, la importancia de esta, esto favorece su participación consciente y sus posibilidades de asimilación.

3 En toda clase estará presente la comprobación de los resultados, pero el camino para llegar a ello estará en correspondencia con las particularidades de sus alumnos.

4 En el plan de clase se debe recoger la dosificación del tiempo aproximado que se dedicará a sus momentos esenciales a cada actividad docente que se realiza, esto garantiza que se cumplan los objetivos de la forma más eficiente.

5 Se valorará que parte de la clase, en conformidad con los objetivos propuesto, deberá llevar más tiempo y proporcionalmente a las necesidades se distribuirá la duración entre los distintos momentos fundamentales de la clase.

Es preciso tener presente que el plan de la clase - encuentro no es el resumen de la clase, no es una suma de notas tomadas del libro de texto o las orientaciones metodológicas, es el conjunto de líneas de acción, de pasos metodológicos y lógicos en que se apoyará el profesor para evitar improvisaciones en la clase, hay algunos profesores con mucha experiencia que le llaman “el guión” del docente que debe tener.

Este constituye una guía que en el desarrollo de la clase debe estar consultando constantemente, pues de esta manera le evita perdidas de tiempo y el abuso constante de la memoria.

Por todo esto en él aparecen las preguntas fundamentales que debe hacer para dirigir la actividad, los ejercicios o actividades que no aparecen en el libro de texto, ni en el cuaderno de trabajo que deberán realizar todos o algunos estudiantes. En este caso, bastaría precisar la fuente, página y número de los ejercicios. Esto último se recomienda que aparezca en el plan de clases.

Relación entre el plan de la clase y su desarrollo.

El plan de clase constituye un documento de carácter obligatorio y fundamental para el desarrollo de esta, pero este no es la clase.

El éxito de la clase está dado, en definitiva, por la puesta en práctica del plan de clase en forma viva y creadora, en correspondencia con la realidad de cada instante, con la respuesta que se logre en los alumnos ante sus exigencias y como se ha venido enfatizando en el trabajo de las habilidades y competencias profesionales que posee el docente.

Además, hay un factor que no está recogido en el plan y cuya presencia en la clase es fundamental: es el factor socio - emocional.

Él está presente en la interrelación profesor - alumno y en el logro de la formación de intereses, sentimientos, actitudes. Cuando el pedagogo no es capaz de establecer las relaciones adecuadas con sus alumnos, de responder a sus necesidades, motivaciones y valoraciones, esto se traduce en la falta de participación y desinterés, en fracaso en el rendimiento y rechazo a la asignatura, el tema o al propio docente.

Una buena clase constituye los cimientos para esa gran obra que es el proceso pedagógico donde el objetivo fundamental es formar las nuevas generaciones del mañana, los hombres y mujeres de ciencias, los de cualquier país que aspire a salir al desarrollo.

BIBLIOGRAFÍA

1. ALVAREZ DE ZAYAS, CARLOS. Hacia una escuela de excelencia. Editorial Academia. La Habana Cuba. 1998.

2. .____________________. La didáctica como ciencia. Su objeto. Los objetivos de la enseñanza.

Enfoque sistémico de la didáctica en la Educación Superior cubana. La Habana Cuba. 1999.

3. _____________________. La escuela en la vida. La Habana. La Habana Cuba. 2000

4. _____________________. Características esenciales pedagógicas de la escuela cubana. Revista Educación. No. 100. Mayo-Agosto, 2000/ Segunda época / La Habana.

5. . AÑORGA MORALES, JULIA. Pedagogía y Estrategia-Didáctica Curricular de Educación Avanzada. La Habana. ISP. Enrique J. Varona, La Habana, Cuba. 1977.

6. BERMÚDEZ SARGUERA, ROGELIO Y RODRÍGUEZ SARGUERA, ROGELIO Editorial. Pueblo y
Educación. Ciudad de la Habana, 1996.

7. DANILOV, M. A. Y SKATKIN, M.N. Didáctica de la Escuela Media. Editorial Pueblo y Educación Ciudad de la Habana, 1978.

8. _________________. Didáctica de la escuela media / M.A. Danilov, M.N Skatkin. La Habana. Editorial libros para la Educación, La Habana, Cuba. 1980.

9. DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA y de nombres propios.-España: Editorial Océano, S.A. 199?

10. DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO GRIJALBO.-España: MCMXCIX Océano Grupo Editorial, S.A. 1999.

11. DOMINGUEZ PINO MARTHA. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. Cuba. 2004.

12. COLECTIVO DE AUTORES. La didáctica y los métodos científicos generales de investigación. Editorial ciencias sociales. La habana 1985.

13. COLECTIVO DE AUTORES. Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, 1984.

14. COLECTIVO DE AUTORES. Material mimeografiado, Las Habilidades de carácter intelectual. 1977.

15. COLECTIVO DE AUTORES. Compendio de Pedagogía Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, Cuba. 2002.

16. LÓPEZ LÓPEZ, MERCEDES. Sabes enseñar a describir, definir, argumentar. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, Cuba. 1990.

17. LÓPEZ, M. Y PÉREZ, CELIA. La dirección de la actividad cognoscitiva. Colección Biblioteca del Director. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 1997.

18. MORALES MARTÍNEZ JOSÉ M. Teoría y Metodología de la Educación Física. Ed. Producción de Medios de Enseñanza. La Habana, Cuba. 1976.

19. Ministerio de Educación. Primer Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación. Primera, segunda y tercera parte. La Habana, Enero de 1977.

20. --------------------------- Segundo Seminario Nacional a dirigentes, Metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación. Tema II. Impresa de Impresiones Gráficas. Ciudad de La Habana, 1977.

21. ---------------------------Tercer Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación. Tema III. Empresa de Impresiones Gráficas, Ciudad de La Habana, 1979.

22. --------------------------Cuarto Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales, y municipales de educación. Temas IV y V. Emp. de Impresiones Gráficas. Ciudad de La Habana, Cuba. 1981.

23. Pita, B y C. Pérez. La clase, seminario a dirigentes, metodólogos. Documentos Normativos. Editorial Antonio Valido. MINED, La Habana, Cuba. 1977.

24. TOMASCHEWWKI. K. Didáctica General. Editorial de libros para la Educación. La Habana, Cuba. 1978.

25. FUENTES GONZÁLEZ, HOMERO. Fundamentos Didácticos para un proceso de enseñanza – aprendizaje participativo. C.E.E.S “Manuel F. Gran” Universidad de Oriente. Santiago de Cuba.Cuba 1997.

26. ___________________.Conferencia de Didáctica del Postgrado. Universidad de Oriente. C.E.E.S. “Manuel F. Gran”, Santiago de Cuba, 1997 27. _________________. Didáctica de la Educación Superior.

28. __________________.Aprendizaje e Instrucción. En: Compendio de lectura sobre curriculum: Diseño, práctica y evaluación. Curso Internacional. La Habana, CEPES, 1994, 2t.

29. GUMUMAN, V .E. KOROLEV. V. F. Pedagogía. Ed. Pueblo y Educación. La Habana, Cuba. 1967.

30. GONZÁLEZ CASTRO, VICENTE. Medios de enseñanzas. Ed. Pueblo y Educación. La Habana, Cuba. 1979 31. SILVESTRE ORAMAS, MARGARITA Y ZILBERSTEIN TORUCHA, JOSÉ. Hacia una Didáctica
Desarrolladora Colectivo de Autores del MINED.

32. Pedagogía Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, Cuba. 2002.

33. SHUBIN, El plan de clase del maestro. La Educación por el mundo. Centro de Documentación e Información Pedagógica, ICCP, 1981.

34. TONKONOGAYA, E. P. DIDAKTICHESKIYE TRIOEBORANIYA K. Shkolie. Exigencias 35. Didácticas para la clase en la escuela nocturna. Leningrado, 1969.

36. TALIZINA, N. Psicología de la enseñanza. Editorial Progreso. Moscú. 1988.

37. VEJLER, S. El análisis psicológico y pedagógico de la clase. Revista de Instrucción Pública No. 6, 1975.

38. YACOLIEV, NICOLAI. Metodología y Técnica de la clase. Editorial Libros 39. para la Educación. Ciudad de La Habana, 1979.

40. ORTIZ TORRES EMILIO Y MARÍA DE LOS ÁNGELES MARIÑO SÁNCHEZ. Revista 41. Pedagogía Universitaria Vol. 9 No. 1 2004.

42. _________________. Revista Pedagogía Universitaria Vol. 9 No. 1 2004. Tomado de Internet.2005.

43. PETROVICH BARANOV, SERGUEI. Didáctica de la Escuela Primaria Editorial Pueblo y Educación Ciudad de la Habana, 1990.

44. KLINGBERG, LOTHART. Introducción a la Didáctica. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana, 1978.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net