Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 3, Nº 24 (febrero 2011)

EL PLANEAMIENTO Y LA DIRECCIÓN EDUCACIONAL. UNA MIRADA DESDE EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE EN LA EDUCACIÓN DE ADULTOS
 

Diana Gisell Márquez Fabré (CV)
Facultad Obrera Campesina Julio A Mella, Cuba
ileanamf@ucp.sc.rimed.cu


 

Resumen

Reconocer la diversidad de campos de acción, experiencias, contextos, cultura, así como la heterogeneidad de los participantes, en la Educación de Adultos, obliga a un tratamiento flexible desde el proceso de planeación y dirección educacional ,esto requiere del esfuerzo de los directivos y docentes para obligarse a la búsqueda de estrategias didácticas que ayuden al logro de aprendizajes más ricos, vista la planeación en este tipo de educación como el conjunto de actividades que se planifican para garantizar el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje de una forma eficiente en los adultos, en función de lograr calidad en sus resultados.

Palabras claves:

Planeación, dirección, diversidad, heterogeneidad, calidad.

Articulo:

La época actual se caracteriza por transformaciones vertiginosas en todos los campos de la Educación, por estos motivos el sistema educativo debe ser dinámico, capaz de contribuir a la formación científica de los educandos para que puedan interpretar y transformar los fenómenos que se dan en todas las esferas de la sociedad.

Hoy la Educación de Adultos, está en consonancia con las transformaciones, esta ha cobrado en los últimos años más profundidad y mayor magnitud y se ha convertido en un imperativo en el lugar de trabajo el hogar y la comunidad; hombres y mujeres se esfuerzan por crear nuevas realidades en todas las etapas de la vida. La educación de adultos juega un rol importante y esencial en la capacitación de hombres y mujeres para que respondan productivamente a los distintos cambios mundiales y en brindar educación en el conocimiento de los derechos y las responsabilidades del adulto y la comunidad , por lo que el concepto de esta Educación se ha ido desarrollando a través de diferentes modalidades y alternativas de acuerdo con las características de los usuarios y del contexto político, económico y social donde están inmersas , aunque el desarrollo de la ciencia y la técnica y los problemas económicos existentes en el ámbito mundial y comunitario.

En el documento ´´Estrategia Regional de Seguimiento a CONFITEA V en el capitulo III La construcción de un horizonte para la educación de jóvenes y adultos, se plantea:

Reconceptualizar el enfoque y las prácticas de la educación de adultos se presentan como una tarea perentoria.

Esta reconceptualización implica y reafirma la importancia de la educación para todos y la concepción del aprendizaje como un proceso de aprender a ser, a saber, y a convivir. En este contexto la educación de adultos se constituye como el espacio que garantiza la incorporación y permanencia de los sectores sociales más excluidos. Consecuentemente se propone:

Reconocer y reafirmar la diversidad de experiencias que constituyen la educación de adultos a programas de alfabetización básica formal, sino, abrirse a distintos ámbitos y a las convergencias entre estos.

Hay que reconocer a la diversidad como riqueza y recurso para la enseñanza , ya que, la heterogeneidad es una característica de nuestras escuelas y aulas, esto requiere del esfuerzo del maestro para obligarse a la búsqueda de estrategias didácticas que ayuden al logro de aprendizajes más ricos ; por lo que hay que lograr asegurar la unidad del sistema educacional sin perder de vista la atención a la diversidad de individuos , esto es uno de los grandes desafíos para la calidad de la Educación Cubana. Una de las problemáticas que nos está afectando en el proceso áulico, es que el alumno tiende aprender de forma reproductiva , se observa muy afectado el desarrollo de habilidades y de sus posibilidades para la reflexión crítica y autocrítica de los conocimientos que aprende , de ahí que su inclusión consciente en el proceso se vea limitada .

Estas circunstancias hacen evidente la necesidad de un cambio sustancial, ya que, la educación de personas jóvenes y adultos al abarcar tan disímiles contextos, participantes , vías, formas, áreas y situaciones , debe abordarse , a partir de un diagnóstico integral que permita planear con el conocimiento de las limitaciones , fortalezas, rediseñar programas, estrategias educativas e imprimir un carácter personológico al proceso de planeamiento educacional, desempeñando una labor importante las estructuras de dirección y docentes con que cuenta.

Por otra parte, el crecimiento y desarrollo de grandes adelantos científicos ponen al planeamiento y a la dirección educacional ante un desafío en cuanto a la toma de decisiones , ya que tiene que conjugar la utilización de estos adelantos con la optimización de recursos, la solución de problemas, así como la extensión de los servicios educacionales; Por lo que es preciso establecer estructuras organizativas y docentes que garanticen el buen funcionamiento del proyecto concebido , así es imprescindible la configuración de una estructura de dirección del proceso que sirva de sostén material para garantizar la comunicación horizontal y vertical de las diferentes instancias , la supervisión , la evaluación y en fin, la unida de acción, ya que se sabe que una organización débil , con políticas deficientes, con mala planeación, falta de capacidad y adiestramiento del personal, trae consigo estructuras desequilibradas y un dirección deficiente todo lo cual conduce al fracaso . Es por ello que todo cambio educativo, como proceso social, requiere una acertada planeación y dirección educacional

Un componente importante en la educación del adulto lo constituye el aprendizaje. En este sentido defendemos la idea de que el aprendizaje debe ser desarrollador, el aprendizaje es considerado como un proceso dialéctico de apropiación de los contenidos y las formas de conocer, hacer, convivir y ser, construidos en la experiencia socio histórica, en el cual se producen en el sujeto, como resultado de su actividad y de su interacción con otras personas, cambios relativamente duraderos y generalizables, que le permiten adaptarse a la realidad, transformarla y crecer como personalidad.

Aprender significa oportunidades de crecer, de asimilar la realidad y transformarla con el fin de lograr una existencia de mayor plenitud profundidad allí que es un proceso continuo y permanente, no es exclusivo de una etapa de la vida, sino que en cualquier momento de la vida el hombre puede aprender.

En el adulto el aprendizaje está condicionado por muchos factores como la edad, las habilidades, las motivaciones, las expectativas y principalmente por la experiencia producto a la madurez y sociabilidad, también, es cierto que estos pueden influir de manera positiva cuando son aprovechados con propiedad.

Aunque los cambios fisiológicos en este caso, referidos sobre todo a la visión y audición, la destreza en el aprendizaje, la capacidad memorativa, el poder de rendimiento, etc., se suceden de forma gradual, tiene un impacto psicológico sobre los adultos que debe ser tomado en cuenta, esto influye en la forma en que el adulto se ve en sí mismo, de su participación en el aprendizaje el cual generalmente se modifica en relación a la motivación y a las medidas que él tiene respecto a sus logros.

Por lo que es necesario en este tipo de Educación buscar alternativas y estrategias que garanticen la evolución del proceso de enseñaza aprendizaje, a través del planeamiento y la dirección educacional.

Varios han sido los autores que han hecho alusión acerca del planeamiento y expresa que: La planeación1 ha sido definida como ¨determinación del conjunto de objetivos por obtenerse en el futuro¨. Burt, K; Ernest, D; G, Stelner marcan en sus definiciones la noción de futuro, el sentido proyectivo del término que se analiza. Coinciden con tal rasgo Palacios Carranza y Ackroff Russell L, pero agregan otras percepciones: Carranza marca la planeación como etapa y A. Russell (1974) apunta que la solución de problemas en sistemas humanos y sociales es objeto de la planeación. En nuestra opinión a la determinación y solución de problemas le antecede la identificación de necesidades.

Villarreal (1980) reconoce que planear es un acto de inteligencia cuyo propósito es racionalizar la selección de alternativas para el futuro. Enmarcadas en la planeación educativa (Llerena, Mc Giren, Fernández y Álvarez (1981:434) la definen como el proceso que busca prevenir diversos futuros en relación con los procesos educativos, especifica fines, objetivos y metas; permite la definición de cursos de acción y, a partir de éstas determina los recursos y las estrategias más apropiadas para lograr su realización.

Consideramos pertinente los elementos abordados por los autores: Dr. C Enrique Marbot Jiménez y la Dra. C Vivian Hernández Louhuau, expuestas en el artículo. El planeamiento en la Educación de personas jóvenes y adultas, donde plantean que el concepto de planeamiento de la educación de adultos ha sido motivo de diversas interpretaciones. En el marco conceptual de este trabajo se concibe como el conjunto de actividades que se planifican para garantizar el desarrollo del proceso educativo de una forma eficaz eficiente.

La diversidad de campos de acción y la heterogeneidad de los participantes, según se expresó anteriormente obliga a un tratamiento flexible del proceso de planificación a partir de una óptica global correspondiente a los sistemas educativos de carácter estatal y aquellos que más bien están enfocados para macroproyectos y planes específicos de capacitación y desarrollo sociocultural en general.

Los diferentes puntos de vista para el desarrollo comunitario. En este sentido la definición operativa de la actividad de planeamiento varía de acuerdo con los propósitos programáticos de dicha actividad, así esta acción constituirá el elemento clave para iniciar el proceso.

Compartimos con los autores que el planeamiento de la educación de adultos responde al doble objetivo de articular la educación de adultos y las acciones para su desarrollo socioeconómico y sentar las bases que aseguren el continuo mejoramiento de la eficiencia del subsistema educativo en su triple sentido: la calidad de los resultados del proceso educativo, el rendimiento de sus servicios y la productividad de los recursos humanos, materiales y financieros asignados a la educación.

El planeamiento debe servir de instrumento para que la sociedad entera tome conciencia de sus necesidades educativas y promueve un movimiento de cooperación, interés y de recursos insospechados para resolverlas.

Consideramos que estos aspectos han de tenerse en cuenta en la planeación

 Diagnostico o estudio de la situación real

 Determinación de necesidades y fortalezas de los usuarios

 Definición de objetivos y metas

 Establecimiento de estrategias y prioridades

 Planificación y seguimiento de actividades educativas

 Evaluación.

Planear es la primera y más importante función de la dirección y constituye el punto de partida del ciclo de la dirección, en su esencia, la planificación como función de la dirección, consiste en determinar con anticipación los objetivos y acciones que permitan satisfacer las necesidades definidas, así como determinar los recursos humanos, materiales, financieros y de tiempo necesarios para alcanzar las metas propuestas. En esencia la planeación trata con el porvenir de las decisiones actuales, planificar es decidir con anticipación lo que ha de hacerse, cómo, cuándo y dónde hacerlo y quién lo ha de hacer y con qué.

Planificar es proyectarse hacia el futuro, la planificación salva la distancia entre el estado actual de la organización y el estado necesario, planificar es proponerse hacer realidad las potencialidades de la organización y sus elementos. En la planificación, la objetividad y la audacia, deben combinarse para realizar verdaderos planes desarrolladores, promovedores de cambios positivos, sustentables y sustanciales, en determinar científicamente las necesidades de la institución y sus elementos, así como las vías y formas de satisfacerlas, en correspondencia con el desarrollo creciente de las ciencias y su acción práctica; en el caso que se estudia, el de las ciencias de la Educación. El papel del diagnóstico organizacional, grupal e individual es en la Dirección Educacional un factor clave debido a las características propias de la actividad pedagógica.

La dirección es un proceso tan antiguo como la propia humanidad desde que los hombres se reunieron para realizar determinadas tareas en colectivo surgió como una actividad más de la dirección. Se observa pues que la dirección aparece formando parte de la propia historia del hombre.

En las condiciones contemporáneas la dirección ha alcanzado dimensión de disciplina científica y debe ser capaz de dar respuesta a la gestión de instituciones sumamente complejas, tanto en la extensión como en contenido y objetivos. Este desarrollo acelerado de las instituciones contemporáneas es resultado de la llamada Revolución Científico-Técnica, la cual es también un factor de desarrollo para la propia dirección.

En términos generales la dirección se ha definido como la influencia consciente y sistemática sobre el colectivo y el hombre individualmente durante la actividad laboral, con el fin de asegurar la consecución de los objetivos planteados y es aplicada a todas las esferas de la vida del hombre.

Por lo que la estructura de dirección y docentes de la educación de jóvenes y adultos debe estar en correspondencia con lo planteado anteriormente, para poder dirigir eficientemente el proceso de enseñanza aprendizaje, donde se considere la interacción dirección–sujeto, teniendo en cuenta las características de los jóvenes y adultos, tomando decisiones acertadas a partir de situaciones concretas y objetivas colocando al hombre como sujeto y objeto del proceso de dirección, que también presupone la creación de un ambiente educativo que se apoya principalmente sobre un sistema comunicativo y afectivo que facilita no solo la democracia escolar , sino una comprensión cooperativa y transformadora de las relaciones profesor-alumno.

Es innegable que la dirección se presenta donde exista una organización de sujetos que tienen ante todo un objetivo común y utilizan determinados métodos para alcanzar las finalidades que se ha propuesto y su propósito está en ser consecuente con la política educacional y que en el marco del proceso docente educativo implica un profundo dominio de los sustratos filosóficos, psicológicos y pedagógicos como requisitos indispensables para el cumplimiento exitoso de los objetivos de la Educación, ya que la política educativa es una manifestación de las condiciones económicas, políticas y sociales del país, además de estar marcadas por influencias geográficas, tradiciones e historia, lo que la hace única e irrepetible.

Referencias

1La lectura del planeamiento educacional, IPLAC, 2001 de los autores S. Cisneros, R. Pérez y L.C. Batista ofrece una cosmovisión del proceso de planeación en su dimensión histórica, con énfasis en el planeamiento metodológico.

Bibliografía

Castellanos Simons, Doris. Apuntes para un marco conceptual para la comprensión de los procesos del aprendizaje: consideraciones iniciales. - 1999- 10h.- Folleto (resultado parcial de investigación).- Centro de Estudios Educacionales.- Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”. Ciudad de la Habana. 1999

Castellanos Simons, Doris Y Otros. Hacia una concepción del aprendizaje desarrollador. Colección Proyectos. La Habana.2001.

_____________________Para promover un aprendizaje desarrollador. > Instituto Superior Pedagógico. La Habana.2001.

Cisneros S, R Pérez y L. Batista, Planeamiento Educacional, IPLAC., La Habana, 2001.

Cisneros, S, Acotaciones a la planeación curricular. UNOESC. SC. Brasil, 2000

Hernández Louhau, Vivian Y Eneida Matos. ¿Realidad o Utopía?, ISP “Frank País García”, Santiago de Cuba.

Hernández Louhau, Vivian Y Enrique Marbot Jiménez .El planeamiento en le educación de jóvenes y adultos, IPLAC, La Habana, 2008.

Labarrere, Guillermina Y Gladys Valdivia. Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1988.

Labarrere Sarduy, Alberto. Pensamiento. Análisis y autorregulación de la actividad cognoscitiva de los alumnos. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1996

Martínez Llantada, Marta. Calidad educacional, actividad pedagógica y creatividad. Editorial Academia. La Habana. 1998.

Rico Montero, Pilar. Reflexión y aprendizaje en el aula. Editorial Pueblo y Educación. Cuba. 1996.

Rico, Pilar Y Margarita Silvestre. El proceso de enseñanza-aprendizaje. ICCP, La Habana, 1997.

Vigotsky, Lev Semionovich. Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. Editorial Científico técnica, La Habana, 1987.

Zilberstein, José: Aprendizaje, enseñanza y desarrollo”, en ¿Cómo hacer más eficiente el aprendizaje? Ediciones CEIDE, México, 2000.

Zilberstein, José Y Margarita Silvestre. Una didáctica para una enseñanza y un aprendizaje desarrollador. ICCP, La Habana, 1997.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net