Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 2, Nº 19 (septiembre 2010)

EQUILIBRIO ENTRE INSTRUCCIÓN Y RECREO
 

Yuditt Curbelo Hastón (CV)
yudithch@ult.edu.cu

 

En Cuba la educación está en función del estado y es gratuita y se fundamenta en los avances de la ciencia y la técnica, el ideario martiano, la tradición pedagógica progresista cubana y universal. Se basa, además, en las conclusiones y aporte de la ciencia y en relación más estrecha del estudio con la vida, el trabajo y la producción. La ley precisa la integración y estructura del sistema nacional de educación, así como el alcance de la obligatoriedad de estudiar. Promueve la formación patriótica y la formación comunista de los niños, jóvenes y adultos para la vida social. Se combina la Educación General y los especializados de carácter científico, técnico, artístico; la investigación como la actividad creadora es libre, priorizada, dirigida a resolver los problemas que atentan contra el interés de la sociedad y el beneficio del pueblo.

A raíz de la Batalla de Ideas, el sistema de educación ha estado inmerso en una serie de cambios y transformaciones que han beneficiado nuestro sistema educacional con la introducción de los medios audiovisuales (televisión (TV), vídeos y computadoras), con los cuales se ha logrado elevar el nivel profesional y cultural de nuestros profesores, además de una mayor calidad y motivación de las clases, un alto nivel científico y un vocabulario claro y preciso, lo que repercute en una mejor forma de comportarse, expresarse y comunicarse de los estudiantes. La tarea de los educadores es emplear y ampliar estos medios que ha puesto la Revolución en nuestras manos para el desempeño de una mejor labor, dándole el uso adecuado.

Se abren las puertas del siglo XXI, lo cual exigirá a los profesionales, cada año en mayor grado, la utilización de la Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), dejando de ser algo novedoso y espectacular para irse convirtiendo en una realidad necesaria integrada a la vida del hombre. Se habla entonces de programas como medios de enseñanza que permitan instruir y educar, a la vez que recrean en muchos de los casos.

Dentro de los programas o aplicaciones a través de los cuales los educadores pueden enriquecer el proceso docente-educativo tienen las multimedia y páginas Web, que se insertan rápidamente en el proceso de la educación y ello es así, porque refleja cabalmente la manera en que el alumno piensa, aprende y recuerda, permitiendo explorar fácilmente palabras, imágenes, sonidos, animaciones y videos, intercalando pausas para estudiar, analizar, reflexionar e interpretar en profundidad la información utilizada buscando de esa manera el deseado equilibrio entre la estimulación sensorial y la capacidad de lograr el pensamiento abstracto.

Además, existe una variedad de software educativo con características diferentes que permite un amplio trabajo educativo, colaborando así con la reconstrucción de la realidad que realizan los alumnos, estimulándolos y consolidando su desarrollo cognitivo. Estos software favorece la flexibilidad del pensamiento de los alumnos, porque estimula la búsqueda de soluciones a problemas, permitiendo un mayor despliegue de los recursos cognitivos de los alumnos. Desde los planos afectivo y social, los software permiten el trabajo en equipo, apareciendo así la cooperación entre sus miembros y la posibilidad de intercambiar puntos de vista, lo cual favorece también sus procesos de aprendizaje.

Estos software se caracterizan por ser altamente interactivos, por el empleo de recursos multimedia, como videos, sonidos, fotografías, diccionarios especializados, explicaciones de experimentados profesores, ejercicios y juegos instructivos que apoyan las funciones de evaluación y diagnóstico, que permitirán elevar la calidad del aprendizaje y la formación de una cultura general integral.

José Martí expresó que poner la ciencia en lengua diaria constituye un gran bien que pocos hacen.

La ciencia es un saber que parte de lo objetivo, y que se expresa subjetivamente en categorías, leyes y teorías. Su alcance no es solo universal y atemporal, sino que posee un contenido histórico concreto, en tanto es reflejo de un contexto socioeconómico determinado. Además, la ciencia se aplica a la solución de los problemas de la vida mediante la técnica que está estrechamente vinculada a ella y sin la cual resultaría una simple especulación.

Enseñar a dominar la ciencia y la técnica en función de satisfacer las necesidades sociales e individuales, es tarea primordial de la educación. Por ello el fin de la misma en Cuba es: “formar las nuevas generaciones y a todo el pueblo en la concepción científica del mundo, es decir, en la del materialismo dialéctico e histórico; desarrollar en toda su plenitud humana las capacidades intelectuales, físicas y espirituales del individuo y fomentar en él elevados sentimientos y gustos estéticos; convertir los principios ideopolíticos y morales comunistas en convicciones personales y hábitos de conducta diaria” (1).

Existen un conjunto de ciencias sociales que aunque poseen diferentes fenómenos sociales como objeto central de su estudio, todas tienen en común que abordan distintas aristas de la educación. Todas ellas constituyen las llamadas Ciencias de la Educación, entre las que se encuentran la filosofía, la sociología, la psicología, la pedagogía y la didáctica, las cuales sirven como fundamento a las investigaciones.

Nuestra educación cubana sustenta sus bases en la filosofía dialéctico materialista, que es la expresión más alta de la evolución del desarrollo del pensamiento nacional, principalmente del ideario martiano, con el que se conjuga creadoramente.

Desde el punto de vista de la filosofía marxista-leninista, el fundamento metodológico de todas las ciencias es el materialismo dialéctico e histórico, que incluye la teoría sobre la cual se estructuran los principios generales de la ciencia y sus métodos de investigación. Esto no significa que el materialismo dialéctico e histórico brinde ya manufacturados los mecanismos concretos de cada ciencia, sino que establece una plataforma, marca el sendero a seguir en el proceso del conocimiento.

A través de la filosofía marxista leninista se puede asimilar dialécticamente lo mejor de las concepciones vigentes y analizar las limitaciones conceptuales e intereses sociopolíticos a los que estas responden una vez que plantea que: " Las representaciones y nociones del hombre deben concordar con la naturaleza objetiva de las cosas, procesos y fenómenos con su conexión y movimiento. De ahí que la objetividad en la consideración de los mismos contribuya a un análisis consecuente científico", tomando como criterio también que "el análisis de la realidad como sistema determinado de relaciones, en la dependencia entre los fenómenos y procesos que en ella ocurren, es uno de los rasgos del conocimiento científico de hoy". (2)

Las leyes del método filosófico se manifiestan de una forma u otra en los métodos particulares y procedimientos científicos que se utilizan para investigar la esencia de los fenómenos. Así el método dialéctico participa en cualquier investigación educativa no de forma aislada con respecto a los procedimientos particulares, sino que cumple más bien el papel estratégico no el táctico en la investigación científica. Dirige al investigador en la utilización de los más efectivos procedimientos y métodos cognoscitivos.

Desde el punto de vista marxista – leninista los aportes de las distintas ciencias tributan a la conformación de una teoría general de la personalidad que constituye la base teórica fundamental para la concepción del proceso pedagógico y su instrumentación para el logro del desarrollo integral y armónico del ser humano.

Pensadores clásicos como Platón y Aristóteles ya daban una gran importancia al aprender jugando, y animaban a los padres para que dieran a sus hijos juguetes que ayudaran a “formar sus mentes” para actividades futuras como adultos. En la segunda mitad del siglo XIX, aparecen las primeras teorías psicológicas sobre el juego.

Desde el punto de vista sociológico se tiene en cuenta el profundo sentido social de la obra educativa de la Revolución, demostrado en la eliminación del analfabetismo (1961), la elevación del nivel promedio de la escolaridad de la población en general, la igualdad de derechos a la educación para todos, la elevación por tanto de la escolarización.

El enfoque de la sociología de la educación depende de la filosofía y del método científico que se le suma. La sociología de la educación debe ser la derivación en ese plano de las concepciones teóricas orientadoras.

La educación, entendida en su acepción más amplia, constituye un componente esencial de la praxis social, que asegura la continuidad de la cultura y el progreso de la sociedad (3). En este sentido definimos a la educación como el sistema de influencias múltiples y diversas que intervienen en el proceso de preparación del hombre para su inserción en la vida de la sociedad (4). Desde ese punto de vista los resultados de la educación se expresan en la socialización del sujeto, siendo este un concepto esencial dentro de la teoría sociológica aplicada a la educación. Como señalara José Martí “Educar es preparar al hombre para la vida” (5) aseveración que coincide plenamente con la forma con que la Sociología de la Educación ha abordado este problema.

La educación, entonces, resulta un proceso sumamente complejo, donde intervienen multitud de agencias y agentes de socialización, entre ellos, la escuela y el maestro, la familia, la comunidad, los medios masivos de comunicación, las organizaciones sociales, etc. Semejante diversidad e interrelación fue analizada críticamente por el eminente educador brasileño Paulo Freire, que concluyó según expresión de Julio Barreiro en la tesis de que,

a) nadie educa a nadie,

b) que tampoco nadie se educa solo, y

c) que los hombres se educan entre sí, mediatizados por el mundo. (6)

Para Martí la unidad entre instrucción y educación es el fundamento de la formación integral que conjuga el desarrollo intelectual con el crecimiento moral. Coincidiendo en este punto Enrique José Varona expresó”...la educación e instrucción de un pueblo han de procurar dotarle de los elementos necesarios para que salga bien librado en lo que gráficamente expresa la idea de la lucha por la existencia” (7)

La Psicología Pedagógica de orientación marxista ha permitido abordar este problema desde sólidas concepciones científicas, a partir del reconocimiento de dos esferas de regulación de la personalidad: la motivacional –afectiva y la cognitiva – instrumental.

Por su parte expresó Vigotsky (1991) que lo que caracteriza fundamentalmente al juego es que en él se da el inicio del comportamiento conceptual o guiado por las ideas. La actividad del niño durante el juego transcurre fuera de la percepción directa, en una situación imaginaria. La esencia del juego estriba fundamentalmente en esa situación imaginaria, que altera todo el comportamiento del niño, obligándole a definirse en sus actos y proceder a través de una situación exclusivamente imaginaria.

Elkonin (1978), Leontiev (1964, 1991), Zaporozhets (1971) y el mismo Vigotsky (1962, 1978), consideran, en opinión de Bronfenbrenner (1987) a los juegos y la fantasía como actividades muy importantes para el desarrollo cognitivo, motivacional y social.

En la segunda mitad del siglo XIX, aparecen las primeras teorías psicológicas sobre el juego. Spencer (1855) lo consideraba como el resultado de un exceso de energía acumulada. Mediante el juego se gastan las energías sobrantes (Teoría del excedente de energía). Lázarus (1883), por el contrario, sostenía que los individuos tienden a realizar actividades difíciles y trabajosas que producen fatiga, de las que descansan mediante otras actividades como el juego, que producen relajación (Teoría de la relajación).

Por su parte Groos (1898, 1901) concibe el juego como un modo de ejercitar o practicar los instintos antes de que estos estén completamente desarrollados. El juego consistiría en un ejercicio preparatorio para el desarrollo de funciones que son necesarias para la época adulta. El fin del juego es el juego mismo, realizar la actividad que produce placer (Teoría de la práctica o del preejercicio).

Barbara Kaufman (1994) considera que las actividades de juego pueden propiciar óptimas oportunidades para el sano desarrollo cognitivo y socioemocional y presenta varios ejemplos de casos que ilustran la importancia de integrar el juego en programas de desarrollo del niño.

Expresó Vigotsky que la zona de desarrollo próximo permite el incremento de la asimilación de los contenidos impartidos en los sistemas educativos y la inserción al medio social en sus múltiples alternativas del desempeño generacional y las relaciones interpersonales. Por lo que el juego potencia las relaciones de amistad que pueden servir como pautas para fomentar grupos de trabajo en las aulas que cedan a la incorporación y adecuación del contenido de estudio de las diferentes asignaturas.

Vigotsky (1985), con su Teoría del Desarrollo Histórico Cultural de la psiquis humana, interpretó el desarrollo integral de la personalidad de los estudiantes, como resultado de su creación y actividad en el proceso de enseñanza-aprendizaje, al considerar la interacción socio-cultural como premisa para su desarrollo individual.

Esta teoría de Vygotsky (1966) reconoce que el proceso de adquisición de los conocimientos el desarrollo del individuo se da doblemente: uno en el plano interpsicológico y otro en lo intrapsicológico; de esto se deriva la necesidad de tener un dominio preciso de las características de los estudiantes, lo que posibilita poder precisar en cada momento el estado real y potencial que tienen, y trazar estrategias de aprendizaje que propicien el trabajo en la zona de desarrollo próximo.

La pedagogía cubana en su proceso de formación científica se nutrió de lo más genuino del pensamiento pedagógico universal y mantuvo sensibles coincidencias con las ideas que sobre la educación sustentaron eminentes pensadores latinoamericanos como Félix Varela y Morales( 1788- 18853), José de la Luz y Caballero (1800-1862),Enrique José Varona y Pera (1849-1933),José Martí y Pérez(1853-1895).

Para la pedagogía cubana, la teoría del conocimiento del materialismo dialéctico es la base que sirve de cimiento al proceso de enseñanza-aprendizaje. Es por ello que al trabajar la ortografía en el preuniversitario se debe tratar científicamente el estudio de los elementos de la lengua, y en particular la escritura, considerándolo como un producto social a través del cual se manifiesta el significado de la palabra, lo que, en consecuencia debe influir en el pensamiento y en la mente del estudiante, a partir de considerar las estrechas relaciones que se dan entre pensamiento y lenguaje, y lo que a su vez redundará en una mejor comunicación entre las personas, tan necesaria en la construcción de la nueva sociedad a que se anhela en nuestro país, en las relaciones que deben producirse con hispanohablantes de diferentes latitudes, y, en particular en su formación como futuros jóvenes integrales de nuestra sociedad.

Las transformaciones sociales, el creciente aumento de la informatización en todas las esferas de la vida humana, junto con el desarrollo del conocimiento pedagógico permite asegurar que se mantiene vigente para asegurar el desarrollo de los procesos de enseñanza aprendizaje, los fines que se persiguen en su utilización si bien al principio fueron meramente instructivos hoy también deben contribuir a favorecer principios éticos de actuación. (Rayón 2002)

El aprendizaje es básicamente el resultado de la interacción entre quien aprende y los demás (Ahmad, etal.1985; Vigotsky, 1978). En este sentido, y si efectivamente aprender es un proceso social, la interacción es necesaria.

El Programa de Informática Educativa del MINED contempla, tanto la formación Informática de nuestros niños y jóvenes, como la introducción progresiva del software educativo como medio de enseñanza a todos los niveles de educación.

La didáctica actual requiere de la aplicación práctica de sus postulados, partiendo del diagnóstico en el que se incluyen conocimientos, actitudes, valores, habilidades, contexto familiar y social donde se desenvuelve el estudiante, conociendo las potencialidades y necesidades para lograr una correcta dirección del aprendizaje a partir de la estrategia educativa diseñada.

J. Zilberstein,(1999:13), al definir la didáctica reconoce “su aporte a una teoría científica del enseñar y el aprender, que se apoye en leyes y principios; la unidad entre la instrucción y la educación; la importancia del diagnóstico integral; el papel de la actividad, la comunicación, la socialización, la unidad entre lo cognitivo, lo afectivo y lo volitivo…”

La introducción de la tecnología conlleva al desafío de un intercambio de papeles nunca antes visto en el campo de la educación en cuanto a que los alumnos sean frecuentemente más expertos que sus propios profesores. En este sentido apoyan un cambio en la concepción de la relación profesor-alumno, en la que se le de a este último un papel más activo dentro de su propio aprendizaje y que el profesor pase a ser un guía y compañero en la búsqueda del conocimiento. (8)

El empleo de medios de enseñanza en el proceso enseñanza-aprendizaje para trabajar la ortografía es, dentro del componente didáctico de la educación, una de las más eficaces en este proceso. Debido a esto se puede inferir que el software educativo, como uno de estos medios que se utilizan en el proceso docente educativo va a contribuir con el desarrollo de las actividades y va a facilitar la labor del profesor así como el desarrollo del estudiante.

La sistematización de los fundamentos epistémicos, el estudio de la evolución histórica del proceso enseñanza-aprendizaje de la ortografía en nuestro país y las valoraciones de diversos autores referido a las novedades dirigidas al tratamiento ortográfico, permitió crear las bases para dar solución al problema de la enseñanza a través del juego, así como aprovechar las potencialidades educativas que ofrece el contenido que se recibe en la Educación Preuniversitaria.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. LABARRERE REYES, G., 1988, Pedagogía, Ciudad de La Habana. Editorial Pueblo y Educación.

2. COLECTIVO DE AUTORES, 2000, Lecciones de Filosofía Marxista - Leninista (I y II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación.

3. MEIER, A., 1984 Sociología de la Educación, La Habana, Ed. Pueblo y Educación. (Material impreso)

4. BLANCO PÉREZ, A., 1995, Introducción de la Sociología de la Educación. ISPEJV. La Habana. (Material impreso)

5. MARTÍ PÉREZ, J., 1979, Obras Completa (Tomo VIII), La Habana, Ed. Ciencias Sociales.

6. FREIRE, P., 1985, La educación como parte de la libertad, Buenos Aire, Ed. Siglo XXI. (Material impreso)

7. VARONA, E. J., 1935, Trabajos sobre educación y enseñanza. Cultura. La Habana. (Material impreso)

8. MARCO, R. y LINN, M., 1995, Tecnologías e instrucciones: Promesa y Problemática. (Material impreso)

BIBLIOGRAFIA

1. ALPÍZAR CASTILLO, RODOLFO, 1989, Para Expresarnos Mejor, La Habana, Ed. Científico – Técnica, 231p.

2. ALVERO FRANCÉS, FRANCISCO, 1991, Lo esencial en la Ortografía, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 218p.

3. ALVERO LAZO, ALMA. El desarrollo de habilidades ortográficas, _p.32 – 40._ En Educación._Año 20, No. 76._La Habana, enero – marzo, 1980.

4. AVENDAÑO, FERNANDO y BÁEZ, MÓNICA. No Todo lo que Reluce es Oro. _ pp. 18 – 23. _ En Aula Hoy. _ La Habana, Año 5, No. 15, abril – mayo, 1999.

5. ÁVILA AGUILERA, YADIRA. Sistema computarizado para favorecer la comprensión de textos en los poemas de Rubén Darío en 11 grado. TD (Licenciatura en Educación)._ ISP Pepito Tey, Las Tunas, 2003.

6. BÁEZ, MIREYA y PORRO, MIGDALIA, 1983, Práctica del Idioma Español (I), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 91p.

7. BÁEZ, MIREYA y PORRO, MIGDALIA, 1983, Práctica del Idioma Español (II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 136p.

8. BALMASEDA NEYRA, OSVALDO, 2001, Enseñar y Aprender Ortografía, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 138p.

9. BLANCO PÉREZ, A.: Introducción de la Sociología de la Educación. ISPEJV. La Habana, 1995.

10. BUENO SÁNCHEZ, ERAMIS, 1988, Introducción a la Computación, La Habana, Ed. Libros para la educación, ___________

11. CASTRO RUZ, FIDEL, 1975, Discurso pronunciado en la inauguración del Campamento de Pioneros "JOSE MARTI". Tarará, eL 20 de julio de 1975, "Año del primer congreso", La Habana.

12. COLECTIVO DE AUTORES, 2006, Programa de décimo grado, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 369p.

13. COLECTIVO DE AUTORES, 2004, Reflexiones teórico prácticas desde las ciencias de la educación, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, _______

14. COLECTIVO DE AUTORES, 2000, Lecciones de Filosofía Marxista - Leninista (I y II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, _________

15. COLECTIVO DE AUTORES. Psicología educacional III. Aprendizaje, 1971, La Habana, Ed. Pueblo y Educación,___________

16. CRUZ LEYVA, GERARDO. JugaMar: software educativo para el tratamiento del Cuaderno Martiano 2 en alumnos de 7 grado. TD (Licenciatura en Educación)._ ISP Pepito Tey, Las Tunas, 2003.

17. CUBA, MINISTERIO DE EDUCACIÓN, Maestría en Ciencias de la Educación, Módulo I. Primera y Segunda partes, Ed. Pueblo y Educación, 2005.

18. CUBA, MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Maestría en Ciencias de la Educación, Módulo II, Primera y Segunda partes, Ed. Pueblo y Educación. 2005.

19. CUBA, MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Maestría en Ciencias de la Educación, Módulo III, Primera y Segunda partes, Ed. Pueblo y Educación. 2007.

20. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, JUSTO A. Acercamiento necesario a la Pedagogía General._ Ed. Pueblo y Educación._ La Habana, 2005.

21. DANILOV, M. A. y SKATKIN, M. N, Didáctica de la escuela media, 1985, La Habana, Ed: Pueblo y Educación, 366p.

22. DE LA CUEVA IGLESIAS, OTILIA Y OTROS, 1998, Manual de Gramática Española (I y II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, _________

23. FACULTAD OBRERO CAMPESINA, 1976, Ortografía, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, ___________

24. FRANCA DE BARRERA, LUCÍA y VILLEGAS SANTANA, CESAR. Desarrollo de Competencias Para la Lengua Escrita: la Didáctica desde la Perspectiva de la Investigación. _ pp. 31 – 37. _ En Tablero. _ La Habana, Año 21, No. 56, septiembre, 1997.

25. GARCÍA G, ALBA ROCÍO. La tecnología al servicio de la educación._ p. 38 – 40._En Tablero._La Habana, No. 56, septiembre, 1997.

26. GARCÍA MORENO, MARIA LUISA, 2001, Ortografía, Cuaderno de Trabajo, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 103p.

27. GARCÍA OTERO, JULIA, 2002, Selección de lecturas de medios de enseñanza, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, __________

28. GENER NAVARRO, ENRIQUE Y COAUTORES, 2000, Elementos de Informática Básica, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, _________

29. GONZÁLEZ CASTRO, VICENTE. Apuntes para evaluar el uso de los medios de enseñanza._En Educación._Año 15, No. 59._La Habana, octubre – diciembre, 1995.

30. ____________________________, 1983, Medios de Enseñanza, La Habana, Ed. Libros para la educación, ___________

31. ____________________________, 1986, Teoría y práctica de los medios de enseñanza, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, __________

32. GONZÁLEZ MARTINEZ, YOELVIS. Software educativo para él trabajo con la Lengua Española en el 4 grado de la escuela primaria._ Santiago de Cuba: Ed: Centro de Lingüística Aplicada, 2005.

33. GONZÁLEZ SOCA, ANA MARÍA y REINOSO CÁPIRO, CARMEN, 2002, Nociones de sociología, psicología y pedagogía, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 315p.

34. MAÑALICH, ROSARIO, 1999, Taller de la Palabra, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, _______

35. MARTÍ, JOSÉ, 1979, Obras Completa (Tomo VIII), La Habana, Ed. Ciencias Sociales, ______________

36. Medios de enseñanza: infinidad de iniciativa. _Ed. Pueblo y Educación._ La Habana, 1989.

37. MEIER, A: Sociología de la Educación. Ed. Pueblo y Educación. La Habana, 1984.

38. MONTERO AGUILAR, GERTRUDIS. Propuesta metodológica para contribuir a solucionar los problemas ortográficos en escolares de 7 grado. TD (Licenciatura en Educación)._ ISP Pepito Tey, Las Tunas.

39. MUÑOZ GONZÁLEZ, IDALMIS. Las nuevas tecnologías: una vía para la enseñanza de la Ortografía. Santiago de Cuba: Ed: Centro de Lingüística Aplicada, 2005.

40. PÉREZ RODRÍGUEZ, GASTÓN, 1996, Metodología de la Investigación Educacional (I, II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, ________

41. PETROVSKI, A. V., 1981, Psicología General, La Habana, Ed. Libros para la educación, 124p.

42. ________________, 1981, Psicología evolutiva y pedagógica, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, ________

43. POLANCO TORRES, ADELFA. Los Mundos de "La Edad de Oro”. Un software para el desarrollo de la cultura general y la educación integral. Proyecto Educativo. Soporte digital, 2004.

44. RODRÍGUEZ CABALLERO, YANELIS. Procedimiento para el aprendizaje ortográfico en alumnos de 7 grado. TD (Licenciatura en Educación)._ ISP Pepito Tey, Las Tunas.

45. ROJA ARCE, CARLOS, La Enseñanza asistida por computación. Consideraciones generales, La Habana: Facultad de Química, ISP Enrique José Varona. (Material mimeografiado).

46. ROMEU ESCOBAR, ANGELINA, 1987, Metodología de la Enseñanza del Español (II), La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 259p.

47. ROTH, ANNIE. Ortografía: el infierno tan temido._ p. 21– 25._ En Aula hoy._La Habana, No. 11, junio – julio, 1998.

48. RUIZ HERNÁNDEZ, JULIO, 1995, Vacuna Val–Cuba: metodología para prevenir y erradicar las faltas de ortografía.∕ Eloína Miyares Bermúdez, La Habana, Ed. Academia, ___________

49. SAVIN, N. V. Pedagogía, 1976, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, ________

50. SOLER FIERREZ, EDUARDO. La nueva edición de la ortografía académica._ p. 13 – 15._ En Educación._La Habana, No. 101, septiembre – diciembre, 2000.

51. TABLOIDE UNIVERSIDAD PARA TODOS. Curso de Ortografía.

52. TAMAYO SANTAMARÍA, LIUVIS, 1999, La solidez de los conocimientos: una mirada a partir de la utilización de los medios de enseñanza diseñados por computadoras en las clases de Biología, Las Tunas, TD (Licenciatura en Educación), ISP Pepito Tey, 67p.

53. VAQUERO SÁNCHEZ, ANTONIO, 1997, La tecnología en la educación. TIC para la enseñanza, la información y el aprendizaje, En soporte electrónico.

54. VEGA BELMONTE, AIMEE, 1997, Computadoras al Alcance de Todos, La Habana, Ed. Científico – Técnica, ________

55. VEITÍA BARRERA, CLARA. SOS Ortografía. _ pp. 14 - 19. _ En Educación. _ La Habana, No. 94, mayo - agosto, 1998.

56. VITELIO RUIZ, JULIO y MIYARES, ELOINA, 1986, Ortografía Teórico – Práctica con una Introducción Lingüística, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 243.

57. RAYÓN RL, 2002, Aportaciones a la teoría y la práctica educativa, disponible en http://devewey.uab.es/pmarques/Irayon.doc. (consultado el 25 de mayo de 2008)

58. CASTRO DÍAZ, REBECA, El software educativo en el entorno de los medios de enseñanza disponible en http://www.ciencia.holguin.cu/. (consultado el 8 de octubre de 2008)

59. HERNÁDEZ HERNÁDEZ, ADÁN, El Software en las escuelas, una realidad, disponible en http://www.revistaciencia.com/. (consultado el 8 de octubre de 2008)

60. Crean método para aprender ortografía con la computación, disponible en

http://www.cadenahabana.cu/.(consultado el 25 de mayo de 2008)

61. RIQUENES CUTIDO, ODALIS, Español interactivo, disponible en http://www.jrebelde.cubaweb.cu/. (consultado el 8 de octubre de 2008)

62. GONZÁLEZ MORENO, SARA, La ortografía española y su historia, disponible en http://www.sappiens.com/. (consultado el 25 de mayo de 2008)

63. VALENZUELA, TERESA, La ortografía: sinónimo de pulcritud, disponible en http://www.radiorebelde.com.cu/. (consultado el 8 de octubre de 2008)

64. Los beneficios del aprendizaje basado en el juego, disponible en http://www.educalibre.cl/. (consultado el 25 de mayo de2008)

65. IZQUIERDO, IRENE, Nunca vs. ‘ciempre’, disponible en http://www.cubaperiodistas.cu/. (consultado el 25 de mayo de2008)

66. Ortografía, disponible en http://www.formacion-docente.idoneos.com/. (consultado el 15 de enero de 2008)

67. http://www.ispvc.rimed.cu. (consultado el 15 de enero de 2008)

68. CASTRO RUZ, FIDEL, Discurso pronunciado en el acto

de inauguración del curso escolar 2003-2004. Plaza de la Revolución, disponible en

http://www.granmai.cubasi.cu. (consultado el 15 de enero de 2008)

69. ARBELAEZ PINTO, JULIO ENRIQUE, Espacio lúdico: una construcción social y comunitaria Caso Bogotá, disponible en http://www.funlibre.org/. (consultado el 15 de enero de 2008)

70. RAMIREZ R, JORGE ALBERTO, LA LÚDICA COMO PROYECTO DE VIDA

Responsabilidad Social de la Fundación Conconcreto en la ciudad de Medellín, disponible en http://www.funlibre.org/. (consultado el 15 de enero de 2008)

71. BERNARD SHAW, GEORGE, "No dejamos de jugar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de jugar", disponible en http://www.webstat.com/. (consultado el 15 de enero de 2008)


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net