Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 2, Nº 19 (septiembre 2010)

UNA CONTRIBUCIÓN A LA PREPARACIÓN DE LOS PROFESORES DE ESTUDIOS SOCIOCULTURALES PARA DIRIGIR LA FORMACIÓN DEL VALOR RESPONSABILIDAD ANTE LA ACTIVIDAD DE ESTUDIO
 

Armando Fernández Sera
arfese@Ltu.rimed.cu 
Ángel Antonio Fernández Rey
tonyfr@Ltu.rimed.cu
Sede Universitara “Haydeé Santamaría.” Amancio
 

Resumen: Este trabajo partió de la necesidad de contribuir a la preparación de los profesores de la carrera de Estudios Socioculturales con el fin de capacitarlos para contribuir al proceso de formación de valores, en particular la responsabilidad ante la actividad de estudio. El diagnóstico y la caracterización de este personal demostraron la existencia de dificultades que limitaban la calidad de este trabajo en el proceso de formación del profesional. A partir de la búsqueda de solución a estas dificultades se organizó un sistema de actividades metodológicas teniendo en cuenta las características y necesidades de los profesores y tutores involucrados en el logro de formar profesionales responsables con hábitos de estudios permanentes. La introducción de estas actividades en la práctica del trabajo metodológico permitió elevar la calidad de su preparación y contribuyó a elevar la eficiencia en la dirección del proceso de formación de valores. Las principales experiencias logradas se describen en esta ponencia.

INTRODUCCIÓN

Necesidad de un sistema de actividades metodológicas para preparar a los profesores con el fin de que contribuyan a la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio en los estudiantes de la carrera de Estudios Sociculturales.

En la década de los noventa del siglo XX el proceso de desarrollo de la sociedad cubana enfrentó un nuevo reto: la crisis económica, consecuencia del derrumbe del Campo Socialista y el recrudecimiento del bloqueo económico por parte de los Estados Unidos de Norteamérica. Las nuevas circunstancias cambiaron las condiciones de vida de los cubanos, lo que propició “en una parte de la población el deterioro de determinados valores como la honestidad, la responsabilidad, la solidaridad, (…) y un cambio en la jerarquía de estos.” Algunos estudiosos llamaron a este fenómeno “crisis de valores” provocada por múltiples causas entre las que vale tener en cuenta aquellas relacionadas con el factor económico. En 1996, la Asamblea Nacional del Poder Popular desarrolló una Audiencia Pública sobre el tema de la formación de valores, iniciando un debate que abarcó los sectores académicos, gubernamentales y otros.

La universidad tuvo que asumir entre sus tareas esenciales las cuestiones referentes a la formación de valores, este proceso pasó a ser una prioridad de los objetivos estratégicos del Ministerio de Educación Superior. Simultáneamente se produjeron transformaciones encaminadas a dar respuesta a la necesidad social de universalizarla en condiciones de municipalización con el fin de garantizar la igualdad de posibilidades y oportunidades de los ciudadanos para acceder a estudios superiores. El proceso de universalización en condiciones de municipalización se concretó a partir del año académico 2000 - 2001 con la organización de las Sedes Universitarias Municipales. Ellas tuvieron la misión de formar y egresar un profesional altamente calificado desde el punto de vista científico técnico, formado desde una base humanística, poseedor de una cultura general, integral e inmerso en la problemática de su país como agente de cambio, capaz de adaptarse a los constantes cambios sociales y a las modificaciones del proceso productivo y de los servicios. Entre las carreras universalizadas se incluyó la de Estudios Socioculturales.

Las fuentes de ingreso a esta carrera fueron en su mayoría, egresados del Curso de Superación Integral para Jóvenes y participantes en la Tarea Álvaro Reinoso del MINAZ. La diversidad entre los estudiantes se manifestó al realizarse el diagnóstico integral, muchas eran sus potencialidades y también sus deficiencias, entre estas últimas, dos fueron preocupantes: no manifestaban responsabilidad en el cumplimiento de sus deberes y tenían limitaciones para asumir la actividad de estudio. Era necesario priorizar el tratamiento a ambas carencias a través del proceso pedagógico bajo la dirección de los profesores. La estrategia educativa, de la carrera en cuestión, precisa que el objeto de trabajo del profesional de los estudios socioculturales son los procesos culturales con un enfoque científico y que su modo de actuación implica una sensibilidad especial a la cultura y lo constituye el desarrollo de una actividad investigativa y de transformación participativa que sustente los procesos culturales, además, determina como sus campos de acción, entre otros, a las instituciones culturales y educativas.

Formar integralmente a este profesional incluye priorizar la formación del valor responsabilidad y la preparación para una efectiva actividad de estudio, porque al egresar de la universidad, esta última, deberá ser un hábito que le permita elevar sistemáticamente su nivel de preparación profesional, determinar las necesidades de superación a partir de problemas profesionales de su práctica y utilizar diferentes técnicas de estudio.

La concepción de esta estrategia descansa en un grupo de importantes ideas entre las que se destacan: el enfoque integral de la labor educativa y político ideológico; la concepción integradora relacionada con que los valores como parte del contenido de la enseñanza; y el papel principal del trabajo metodológico para perfeccionar la labor educativa desde la dimensión curricular. De aquí que la formación de valores, en esta carrera, al igual que en las restantes, se volviera fundamental, si se tiene en cuenta que los entornos de esta labor son diferentes y variables, sumamente contradictorios y que la sede universitaria municipal no constituía el único agente educador o socializador.

Los principales agentes para lograr en la práctica estas ideas son el profesor y el tutor. La sede municipal se constituyó bajo el principio de utilizar todos los recursos disponibles en el territorio, especialmente los humanos, para desarrollar los procesos sustantivos. Una de sus responsabilidades es lograr la calidad de estos, a partir de la preparación de los docentes y de los tutores. (MES, 2007). Ello requiere que estos posean el dominio teórico de los conceptos generales, los principios, el contenido y las características de este trabajo para poder ejercer su dirección con efectividad, en particular la formación de valores y el desarrollo de la actividad de estudio.

La preparación de los profesores y tutores incluso la de aquellos que forman parte de la plantilla de la Sede, aún sin la experiencia requerida en este nivel de educación, se convierte en una necesidad y una prioridad del trabajo de estas instituciones porque ellas deben cumplir el propósito de formar integralmente los futuros profesionales. Lograr este objetivo requiere de profesores universitarios altamente capacitados para enfrentar los procesos sustantivos de la educación superior: docencia, investigación y extensión, y además para dirigir los componentes del proceso de formación (académico, laboral e investigativo) desde la docencia o la tutoría. La formación de valores y el desarrollo de una actitud responsable hacia la actividad de estudio es contenido de estos procesos por lo tanto deben ser contenido del trabajo metodológico.

Capacitar a los profesores para esta labor es una tarea imprescindible de la Sede Municipal, que debe ser diseñada y ejecutada, con autonomía y carácter diferenciado. Esta capacitación se realiza entre otras vías a través del trabajo metodológico. El trabajo metodológico capacita a los docentes para el perfeccionamiento de su labor a través de la atención directa y diferenciada a los profesores. Sólo a través de un adecuado diseño del sistema de trabajo metodológico en la Sede Municipal es posible preparar a sus profesores para ejercer con calidad la docencia universitaria y lograr la elevación de la calidad de los procesos que estos dirigen o en los que se involucran.

El estudio de las fuentes de información bibliográfica, permitió constatar que numerosos autores entre los que se destacan J. R. Fabelo (1996,2003); T. Cañas Louzao (2003), N. Chacón (2006) y E. Báxter (2006) reconocen la importancia de la formación de valores en la formación del profesional de la educación superior, por su incidencia para la formación de las nuevas generaciones de profesionales. En general se refieren a la teoría sobre este proceso, explican la problemática, insisten en la necesidad de la preparación de los profesores implicados en la dirección de este proceso, y facilitan propuestas para contribuir a la formación de valores, entre ellos la responsabilidad, pero no dirigidas a asociar este valor con la actividad de estudio, con el actual modelo de formación, ni en las condiciones de universalización. Es de suma importancia su para el éxito de la labor de los encargados de la formación del profesional universitario de los Estudios Socioculturales.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL PROFESOR DE LA CARRERA DE ESTUDIOS SOCIOCULTURALES EN LAS SEDES MUNICIPALES. CONTRIBUCIÓN DEL TRABAJO METODOLÓGICO A SU LOGRO.

El profesor de la carrera de Estudios Socioculturales, debe manifestar cualidades entre las que se destacan: competencia profesional, amplia plataforma humanística, sólido desarrollo político e ideológico, alto nivel de compromiso social, capaz de pensar y actuar conforme a ellos para defender con criterios propios la obra de la Revolución y servir de modelo moral a sus estudiantes. Entre sus modos de actuación se incluyen: demostrar con su actitud cotidiana y ejemplo personal que posee un sistema de valores morales, entre los que se destaca la responsabilidad y normas de comportamiento social que lo ponen en condiciones de educar y no sólo de instruir. Debe asumir de modo activo su capacitación para poder dirigir con eficiencia los procesos a su cargo, por lo tanto deberá ser sujeto dinámico del trabajo metodológico y tendrá la responsabilidad de asumir el estudio de forma consciente y sistemática, será ejemplo permanente de autosuperación personal.

Su humanismo, el dominio de los modos de actuación profesional, actitud responsable ante el cumplimiento de sus deberes, una sólida formación político ideológica y ambientalista, dominio absoluto de la disciplina que imparte, conocimiento de la metodología de la investigación, habilidades para el trabajo con las TICs, una dedicación constante a su autosuperación y una basta cultura general serán cualidades imprescindibles del profesor de esta carrera. De no poseer estas características le será imposible contribuir al logro de la misión de la carrera “ formar un profesional integral de alta calidad, comprometido con la patria, que satisfaga los requerimientos del trabajo sociocultural en los inicios del siglo XXI, en los campos de la detección, investigación e intervención que garantiza la realización de trabajo sociocultural comunitario, asesorías, investigación social, promoción, animación y gestión cultural y turística con soluciones creativas, autóctonas, eficaces y eficientes, que contribuyan de forma significativa al desarrollo del territorio y en general del país; ser competitivo en la esfera del trabajo sociocultural para lo cual hace suyas las aspiraciones más legitimas de trabajadores y estudiantes en un clima de participación, mutuo compromiso y con la determinación de vencer cualquier obstáculo que se presente.”

Pero cabría preguntarse: ¿los profesores que asumían la docencia universitaria en las sedes municipales estaban capacitados para dirigir la formación integral de este profesional? ¿eran capaces de formar un profesional responsable ante el estudio? Por su puesto que no; el no conocimiento de los principios de la Pedagogía y la Didáctica, de los métodos para la educación moral, del modelo del profesional y de los objetivos de carrera y año limitaban su capacidad para hacer efectivo este propósito. El dominio de determinadas aristas del contenido de un programa no era condición suficiente para educar.

Fue necesario e imprescindible priorizar la preparación de los profesores desde lo teórico y metodológico para poder enfrentar esta tarea tan compleja. Los profesores que durante todos estos años la asumieron tenían diferente formación, en la mayoría de los casos no pedagógica, por lo que fue necesaria su capacitación para dirigir adecuadamente la formación del profesional universitario de los estudios socioculturales, sobre la base del modelo del profesional y de los objetivos de la carrera. Asumir la preparación de este personal, de orígenes profesionales tan diversos, requirió de utilizar el trabajo metodológico como vía esencial.

El trabajo metodológico es “la labor que, apoyados en la didáctica, realizan los sujetos que intervienen en el proceso docente educativo, con el propósito de alcanzar óptimos resultados en dicho proceso, jerarquizando la labor educativa desde la instrucción, para satisfacer plenamente los objetivos formulados en los planes de estudio.“ Según P. Horruitiener (2009) el trabajo metodológico en el proceso de formación, “es la gestión de la didáctica. En su desarrollo posibilita a los sujetos que intervienen en dicho proceso trabajar para optimizarlo y en consecuencia, lograr los objetivos propuestos.”

Este trabajo tiene dos formas fundamentales: la docente metodológica y la científico metodológica que se integran como sistema en respuesta a los objetivos propuestos. ¨ El trabajo docente metodológico es la actividad que se realiza de forma continua con el fin de mejorar el Proceso Pedagógico basándose fundamentalmente en la preparación didáctica que poseen los educadores (…) ¨ y ¨ el trabajo científico metodológico es la actividad que realizan los educadores con el fin de perfeccionar el Proceso Pedagógico, desarrollando investigaciones o utilizando los resultados de las investigaciones realizadas, que contribuyan a la formación integral de los educandos y a dar solución a los problemas que se presentan en el proceso. ¨

La responsabilidad es la actitud que se asume ante la labor realizada y por la cual se responde ante los demás, se expresa en el cumplimiento de los deberes, ella debe ser asumida como una prioridad en la escala de valores a formar en los estudiantes y, por lo tanto, entre aquellos que formarán parte del contenido del trabajo metodológico.

Para el profesor de la carrera de Estudios Socioculturales manifestar en sus modos de actuación el valor responsabilidad ante la actividad de estudio, tiene mayor alcance porque deberá incidir en el cambio de los estilos de enseñar. La actividad de estudio debe ser una vía para perfeccionar el rendimiento y la capacidad intelectual, desarrollar sus potencialidades y la cultura general integral al máximo posible. La formación de una actitud responsable hacia la actividad de estudio es tarea del proceso formativo.

Al concebir, en la carrera, la preparación metodológica de los profesores para asumir los retos de la formación integral del profesional de los estudios socioculturales fue imprescindible utilizar estas formas. El proceso de formación de valores, en particular de la responsabilidad y la dirección de la actividad de estudio pasaron a ser contenidos del trabajo metodológico en la sede universitaria municipal.

UNA PROPUESTA DE ACTIVIDADES METODOLÓGICAS PARA PREPARAR A LOS PROFESORES CON EL FIN DE QUE CONTRIBUYAN A LA FORMACIÓN DEL VALOR RESPONSABILIDAD ANTE LA ACTIVIDAD DE ESTUDIO EN LOS ESTUDIANTES DE LA CARRERA DE ESTUDIOS SOCICULTURALES.

La propuesta de actividades metodológicas que se ofrece parte de una concepción dialéctico materialista, de la dialéctica de lo objetivo y lo subjetivo, considera la teoría del conocimiento Marxista – leninista, la integración de la teoría con la práctica, la concepción marxista – leninista y martiana del papel del trabajo en la formación del hombre. Asume los valores morales como expresión de la actividad humana, con carácter histórico concreto, normativo y regulador, con contenido clasista e ideológico. Desde la Psicología toma el carácter de regulación psicológica compleja o autorregulación de la personalidad, las etapas del proceso de desarrollo moral de la personalidad a partir de la concepción histórico cultural de Vigotsky. Además considera la relación política, ideología y valores en el proceso pedagógico y su dimensión disciplinar.

El análisis de diferentes definiciones del valor responsabilidad (E. Báxter, 1999; PCC, 2005; N. Chacón, 2005) permitió considerar que se coincide en asociar la responsabilidad con el compromiso contraído, con la respuesta por los actos personales, el cumplimiento de tareas concretas con sentido de compromiso, el respeto a sí mismo y la capacidad personal de acción.

Entre las actividades propias y exclusivas del hombre está la actividad de estudio, la cual está encaminada a la apropiación del conocimiento. Según Mujina ella es una actividad especial cuyo objetivo es el aprendizaje para el logro de la asimilación científica de la realidad ¨ el estudio es la actividad del hombre que está dirigida por un objetivo consciente de asimilar un sistema de conocimientos, hábitos y habilidades ¨ . En ella el hombre avanza del desconocimiento al conocimiento de la inhabilidad a la habilidad, todo ello es la experiencia condensada de la sociedad humana.

Hasta hace algunos años el Ministerio de Educación Superior (R. M 269/1991) consideró a la actividad de estudio como una forma organizativa del componente académico y explicitó su objetivo: la sistematización y generalización de habilidades propias de una o varias disciplinas que constituyen métodos y técnicas de la futura profesión. Realmente puede extenderse al resto de los componentes porque en la práctica está presente en todos los componentes del proceso formativo, además en este caso el estudio es también un conjunto de habilidades que constituyen métodos y técnicas que el profesor debe ser capaz de utilizar.

A las sedes universitarias ingresan estudiantes con diferentes experiencias en la actividad de estudio, disímiles exigencias familiares, sociales e institucionales sobre el cumplimiento de sus deberes, con diversas influencias culturales, estilos de estudio, valores, motivaciones e intereses personales. Es en este nivel de educación cuando comienza a reflexionar la necesidad de priorizar responsablemente la actividad de estudio y su utilidad práctica.

La búsqueda independiente del conocimiento a través de la actividad de estudio es el rasgo más característico de la actividad cognoscitiva de nuestros docentes. La necesitan para su autopreparación, es rectora para poder profundizar en los contenidos de los programas que imparten, además es factor esencial en la sistematización de los conocimientos de la práctica pedagógica necesaria para investigar los problemas que se manifiestan en esta y a los que deben buscar solución científica.

El profesor de la carrera de Estudios Socioculturales, a juicio de los autores, debe desarrollar en sus estudiantes las siguientes actitudes responsables hacia la actividad de estudio: disposición hacia el estudio individual y colectivo, manifestando motivación hacia este en sus modos de sentir, pensar y actuar, considerándolo como su deber fundamental; ejecución exitosa de las tareas de estudio y sentido de compromiso con estas; ejemplaridad en el cumplimiento de sus deberes relacionados con el estudio en las diferentes actividades profesionales que lo requieren; dominio de métodos y procedimientos para el estudio eficiente; habilidad para definir sus objetivos de estudio sobre la base de sus necesidades y saber priorizarlos; priorizar los objetivos en función de las necesidades individuales; capacidad para planificar y organizar eficiente de su tiempo de estudio; enseñar y exigir a sus estudiantes por su cumplimiento a partir de su ejemplo personal; cuidadoso de los recursos puestos a su disposición para estudiar, usándolos de forma óptima.

Además propiciará el dominio de las habilidades docentes e intelectuales necesarias para el estudio; entrenará a sus estudiantes en el trabajo con estas; demostrará las habilidades para el uso de las nuevas tecnologías en función de estudiar individualmente y enseñará a estudiar con el uso sistemático de estas. Deberá enseñar a preparar las condiciones previas necesarias para el estudio, así como las formas de autoevaluación de su actividad; propiciará una actitud de rechazo a los que incumplen con este deber social, demostrando cómo ser crítico y autocrítico y enseñará estos modos de comportamiento mediante su influencia directa. También guiará, en la actividad de estudio, el proceso de formación de valores como la responsabilidad, la solidaridad y la laboriosidad; demostrará a sus estudiantes hasta dónde han llegado en el desarrollo de las operaciones del pensamiento y de qué y cómo hacer para alcanzar nuevos niveles de desarrollo.

Estas actitudes deben ser contenidos del proceso formativo y por lo tanto deberán ser objeto de la preparación de los profesores a partir del sistema de actividades metodológicas. El sistema de actividades metodológicas para preparar a los profesores con el fin de que contribuyan a la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio en los estudiantes de Estudios Socioculturales se caracterizan porque las actividades que la conforman son integradoras y se insertan en el sistema de trabajo de la carrera como parte necesaria del trabajo metodológico; son procesales, graduales e interdisciplinarias. Todas se derivan y se integran a partir de los objetivos generales de la preparación metodológica; aúnan la acción hacia objetivos comunes de tutores y profesores; se organizan a partir de las necesidades de los profesores partiendo del diagnóstico del estado del valor responsabilidad ante la actividad de estudio. Contribuyen a preparar al profesor para integrar lo académico, lo laboral y lo investigativo, propiciando una relación permanente entre lo que se enseña y lo que se aprende, como elemento imprescindible en su concepción.

El objetivo general de las actividades metodológicas es preparar a los profesores y tutores de la carrera de Estudios Socioculturales para que contribuyan a la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio en sus estudiantes. Las acciones del sistema son las siguientes:

Actividad 1: Taller en el colectivo de carrera sobre la organización colectiva de la actividad de estudio: su objetivo va encaminado a organizar de forma colectiva la actividad de estudio dentro de la organización general de la sede insertándola en su sistema de trabajo.

Actividad 2: Taller con profesores y tutores para determinar los principales deberes de los estudiantes Sede Universitaria: esta fue concebida con la intención de determinar con tutores y profesores los principales deberes que les corresponde cumplir a los estudiantes durante la carrera como paso previo a la discusión al respecto que se realizará en las aulas para implicarlos en su cumplimiento.

Actividad 3: Reflexiones colectivas, en el colectivo de carrera sobre: ¿Estamos en condiciones de asumir responsablemente el reto de dirigir a nuestros estudiantes en el empeño de realizar una carrera universitaria basada en la autogestión del conocimiento?: su objetivo es familiarizar a los profesores con el modelo pedagógico y sus exigencias, demostrándoles la importancia de la responsabilidad ante la actividad de estudio para lograr los objetivos de la carrera.

Actividad 4: Reunión metodológica en el colectivo de carrera sobre la importancia de saber organizar y planificar responsablemente el estudio independiente a partir de prioridades individuales: el propósito de esta actividad es preparar a los profesores sobre las habilidades que se deben desarrollar en los estudiantes para planificar y organizar el estudio independiente como elemento que contribuirá a una actitud responsable ante este.

Actividad 5: Trabajo de mesa en el colectivo de año: ¿Qué es ser responsable ante el estudio?: El objetivo de esta actividad es contribuir a conformar a partir de criterios individuales los elementos esenciales que deberán caracterizar la responsabilidad ante el estudio de un estudiante de Estudios Socioculturales para trabajarlos posteriormente con estos.

Actividad 6: Seminario en el colectivo de carrera “Hablemos sobre el estudio como primer deber de nuestros estudiantes”: Se desarrolla con el propósito de propiciar el intercambio de información sobre las formas de organizar y ejecutar el estudio independiente y colectivo de los estudiantes para facilitar su cumplimiento con responsabilidad.

Actividad 7: Trabajo de mesa a nivel de colectivo de año para determinar la disponibilidad de recursos para la actividad de estudio: se desarrolla con el fin de determinar en conjunto la base material de estudio disponible en la sede u otras instituciones (biblioteca pública y centros de documentación) para informar a los estudiantes sobre la disponibilidad de materiales y medios necesarios para la actividad de estudio de las asignaturas correspondientes al semestre.

Actividad 8: Preparación en el colectivo de año para organizar con los estudiantes los encuentros para la reflexión sobre preocupaciones, incidentes negativos a criticar o actitudes positivas a generalizar que requieren del análisis educativo con fines formativos: su fin es preparar a los profesores para dirigir los encuentros para la reflexión crítica hacia la actividad de estudio con el fin de que sean capaces de propiciar el desarrollo de una actitud crítica y autocrítica y la emisión de juicios valorativos a partir de situaciones reales manifestadas alrededor de esta actividad que contribuyan a la autorregulación moral.

Actividad 9: Ciclo de talleres metodológicos en el colectivo de año: Habilidades para el estudio y la autopreparación: el objetivo de estos talleres es prepararlos para que sean capaces de dirigir el proceso de desarrollo de habilidades para el estudio independiente de sus estudiantes.

Actividad 10: Control a clases y otras actividades del proceso pedagógico: fue concebida para controlar y evaluar el impacto en la práctica pedagógica del resultado de las actividades realizadas y para evaluar el desempeño individual de los profesores en la formación de una actitud responsable ante la actividad de estudio.

Cada actividad metodológica propuesta está estructurada a partir de un objetivo particular que se deriva e integra al objetivo general de las actividades, se desglosan en acciones e incluyen un cuerpo de recomendaciones metodológicas para su aplicación.

BREVE VALORACIÓN CRÍTICA DE LOS RESULTADOS DE LA APLICACIÓN DE LA PROPUESTA

Se logró paulatinamente que se conocieran e identificaran individualmente los deberes que deben asumir los estudiantes en la sede y que se determinarán en colectivo las cualidades de la personalidad a desarrollar para lograr formar modos de actuación responsables. Este reconocimiento fue punto de partida para ir logrando transformaciones actitudinales. Es importante valorar que la definición de las actitudes a asumir ante la actividad de estudio fue paso vital para poder conocer hacia dónde dirigir la labor formativa hacia el valor responsabilidad ante el estudio.

La aplicación de las actividades metodológicas propició un incremento de la motivación de los profesores y tutores hacia la dirección de la actividad de estudio y también de mayor implicación de estos en las actividades de estudio colectivas e individuales que se promueven en la sede. El incremento del interés, el aumento de la exigencia colectiva por el cumplimiento de este deber, el control sistemático, la evaluación a partir de criterios previamente conocidos, unido a una mejor orientación de la actividad de estudio y a una mejor comprensión de la necesidad de esta para el éxito profesional incidieron en que paulatinamente haya ido mejorando la eficiencia y calidad de las tareas relacionadas con la actividad de estudio. A estos resultados también contribuyó un mejor conocimiento de los medios de que se disponía para realizarla.

A partir del desarrollo de las actividades metodológicas y de lograr una mejor preparación de los profesores y tutores para dirigir la actividad de estudio se logró que los estudiantes de la carrera asumieran responsablemente las consecuencias de sus actos, importante modificación en sus modos de actuación, aunque aún no al estado óptimo. Con la aplicación de las actividades metodológicas para preparar a los profesores con el fin de que contribuyan a la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio en los estudiantes de la carrera de estudios socioculturales se consiguió integrar y perfeccionar la coherencia del sistema de influencias formativas y en estrecha relación con ellas, se han obtenido transformaciones sobre todo en el logro de la adopción de actitudes reflexivas sobre la actuación responsable ante la actividad de estudio con tendencia a perfeccionarla y en la forma de asumir actitudes críticas y autocríticas ante el cumplimiento de sus deberes y el de sus compañeros en este sentido, aunque variables de un sujeto a otro.

La Sede Universitaria dispone de potencialidades para promover la formación del valor responsabilidad ante el estudio en los estudiantes de la carrera de Estudios Socioculturales, si lo considera una prioridad de su sistema de trabajo, si prepara, a través del trabajo metodológico, a sus profesores para dirigir este proceso, si logra integrar todos los componentes del proceso formativo, si implica en ello a profesores y tutores, aprovechando los medios de que dispone.

CONCLUSIONES

El actual modelo de formación de profesionales en la Sede Municipal parte de una concepción semipresencial que requiere de los estudiantes un alto grado de responsabilidad en el cumplimiento de sus deberes, en particular de la actividad de estudio. Formar el valor responsabilidad es parte del proceso de formación de valores que transcurre como parte de la integralidad del proceso formativo del profesional.

El profesor de la carrera de Estudios Socioculturales en la Sede Universitaria Municipal requiere de una formación integral que le permita responder profesionalmente a las exigencias de la carrera donde labora, a partir del conocimiento del modelo del profesional que contribuirá a formar, por su diversidad de formación profesional deberá ser capacitado para ello a través del trabajo metodológico que se organiza en la sede.

La concepción de este profesor aporta, desde una posición interdisciplinar, los fundamentos sobre la necesidad de que la formación de valores, en especial de la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio y las actitudes que deben asumir los estudiantes de esta carrera ante la actividad de estudio, sean contenidos prioritarios en la preparación metodológica de los profesores y tutores de la carrera de Estudios Socioculturales.

La profundización en el estudio de las características fundamentales del trabajo metodológico en las Sedes Municipales y del proceso de formación de valores en el proceso de formación del profesional, la revisión de una amplia bibliografía actualizada relacionada con el tema, desde una concepción dialéctico materialista, humanista y martiana, facilitaron caracterizar estos procesos, en especial la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio, determinar las características de las actitudes hacia esta actividad que deben distinguir al estudiante de la carrera de Estudios Socioculturales , y el diseño de actividades metodológicas para preparar a los profesores con el fin de capacitarlos para contribuir al logro de este propósito.

El sistema de actividades metodológicas para preparar a los profesores con el fin de que contribuyan a la formación del valor responsabilidad ante la actividad de estudio en los estudiantes de Estudios Socioculturales se caracteriza integrarse al sistema de trabajo metodológico de la Sede insertándose al sistema de trabajo de la carrera, sus actividades son procesales, graduales e interdisciplinarias. Se derivan y se integran a partir de los objetivos generales de la preparación metodológica; aúnan la acción hacia objetivos comunes de tutores y profesores; se organizan a partir de las necesidades de los profesores partiendo del diagnóstico del estado del valor responsabilidad ante la actividad de estudio.

La valoración critica de los resultados de la introducción del sistema de actividades metodológicas para contribuir a la preparación de los profesores para dirigir la formación del valor responsabilidad ante el estudio demuestra la factibilidad de la organización, los métodos, las interrelaciones entre los componentes y la forma en que los prepara e involucra reflejando las necesidades actuales de perfeccionamiento de las actitudes responsables ante el estudio que deben caracterizar a este profesional.

BIBLIOGRAFÍA

ADDINE FERNÀNDEZ, FÀTIMA. Modo de actuación profesional pedagógica de

la teoría a la práctica.__ La Habana: Ed. Academia, 2006.

BÁXTER PÉREZ, ESTHER. Diversidad de métodos para educar y evaluar lo logrado en la educación en valores._ En Tabloide VII Seminario Nacional para educadores.__La Habana: MINED, 2006.

______. Educación en valores. Papel de la escuela._ p193-197._ En Compendio de Pedagogía. _ 2a reimp .__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2004.

______. ¿Estudio individual o colectivo?__La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1988

CHACÒN ARTEAGA, NANCY. Curso de ética y sociedad. Un acercamiento al estudio de la ética, la moral y los valores humanos: Universidad para todos. __ La Habana: Editado por Juventud Rebelde, 2004.

_____. Dimensión ética de la educación cubana.__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2006.

FERNÁNDEZ ADDINE, F. Y OTROS El trabajo metodológico en la escuela cubana. Una perspectiva actual, p 239-255, En Didáctica: teoría y práctica, La Habana, Ed. Pueblo Y Educación, 2004.

GARCÍA BATISTA, G Y OTROS La preparación de la clase dentro del trabajo metodológico en la escuela, p 324-337, En Temas de introducción a la formación pedagógica, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 2004.

GINORIS QUESADA, O. Fundamentos didácticos de la educación superior cubana. Selección de lecturas, La Habana, Ed. Félix Varela, 2009.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Acerca de la educación en el patriotismo. Institutos superiores pedagógicos.__ La Habana: Ministerio de Educación, 1994.______. Diseño curricular de la carrera de licenciatura en Educación Técnica y profesional. ISPETP Héctor A. Pineda Zaldívar, 2006._ (Soporte Digital).

_____. Fundamentos de las ciencias de la educación. Tabloide. Maestría en ciencias de la Educación. Módulo II.__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2006. _ 2 partes.

_____. VIII Seminario Nacional para Educadores. Tabloide. __ La Habana: Ministerio de Educación, Noviembre 2007.

_____. Periolibro de la Maestría en Ciencias de la Educación, Mención en Educación Técnica y Profesional. Módulo III, en dos partes.__ La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 2006.

_____. VII Seminario Nacional para Educadores. Tabloide.__ La Habana: Ministerio de Educación, Noviembre 2006.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR Reglamento del Trabajo Docente Metodológico. Resolución Ministerial 210 de 2007, La Habana, UEB de producciones gráficas. EMPES, 2007.

MUJINA, TRAVIATA K. Conferencias sobre Psicología Pedagógica .La Habana:

Editorial Pueblo y Educación, 1987.

PARTIDO COMUNISTA DE CUBA. Material de estudio: Los valores con que defendemos la Revolución y la especie humana.__ La Habana: Editora Política, 2007.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net