Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 2, Nº 17 (julio 2010)

EL TRATAMIENTO METODOLÓGICO AL PAPEL DE LA UNIDAD EN HISTORIA DE CUBA: UN RETO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA BÁSICA
 

Noel Eugenio Conesa Polo
Sede universitaria Pedagógica Amancio
amancio@ltu.rimed.cu

 

Resumen: Este trabajo partió de la necesidad de contribuir a la preparación de los Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica en la asignatura Historia de Cuba, en una de sus ideas rectoras (el tratamiento del papel de la unidad a lo largo del proceso revolucionario cubano) para elevar la calidad de la docencia en esta educación utilizando como vía el trabajo metodológico. El diagnóstico y la caracterización de este personal demostraron la existencia de dificultades que limitaban la calidad de la docencia en Historia de Cuba en la Secundaria Básica. A partir de la búsqueda de solución a estas dificultades se organizó un sistema de actividades metodológicas teniendo en cuenta las características y necesidades de los PGI.

“La unidad nos ha conducido hasta el presente y es la única que nos puede conducir a superar las dificultades, vencer los peligros y guiarnos a nuevas victorias”.Colectivo de autores de las FAR. (1993).

Los cambios ocurridos a nivel internacional, a finales de la década del ochenta y comienzos del noventa con el proceso de destrucción del socialismo en los países de Europa del Este y la URSS, creó una compleja situación para el pueblo cubano, superada gracias a la unidad conquistada y fortalecida por la Revolución. Consolidar y mantener la unidad de los cubanos ha tenido la mayor prioridad por parte de la dirección del país.

Educar en la unidad, a todo el pueblo y en especial a las nuevas generaciones, es tarea que le compete a la sociedad en su conjunto bajo la conducción del Partido Comunista de Cuba. El Sistema Nacional de Educación diseñado para asumir la educación institucionalizada tiene la misión de la formación integral de la personalidad de las nuevas generaciones, fomentando la interiorización de conocimientos, habilidades y orientaciones valorativas que se reflejen en sus sentimientos, formas de pensar y actuar, acorde con el sistema de valores e ideales de la Sociedad Socialista. Uno de estos ideales es la unidad nacional.

Al Ministerio de Educación le corresponde diseñar en los programas de estudio en general y en los de Historia de Cuba, en particular, la salida curricular de este esencial contenido. El tratamiento curricular eficiente al papel de la unidad visto desde la perspectiva histórica constituye un aporte fundamental de la Educación Cubana al sostenimiento y perspectiva futura de la Revolución y de su modelo social. Respondiendo a los anhelos de nuestros principales pensadores resumidos en las palabras de José Martí: “De amar las glorias pasadas, se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas.”

También su importancia fue precisada por Fidel Castro (1968) al explicar que “El estudio de la Historia de nuestro país no solo ilustrará nuestras conciencias, no solo iluminará nuestro pensamiento, sino que el estudio de la Historia de nuestro país ayudará a encontrar también una fuente inagotable de espíritu de sacrificio, de espíritu de lucha y de combate.” Las ideas de José Martí y Fidel Castro son pilares básicos de la ideología de la Revolución Cubana, en ellas se fundamenta la necesidad de educar a los estudiantes en el conocimiento de la Historia, como una relación dialéctica entre pasado - presente y futuro.

El proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba en la Educación Secundaria Básica es una fuente inagotable para el fortalecimiento de los valores fundamentales impulsados por el proyecto político cubano, liderado por el Partido Comunista de Cuba con la participación activa de toda la sociedad. Considerado como una de las ideas rectoras de esta asignatura el tratamiento al papel de la unidad en los reveses y victorias del pueblo cubano constituye un elemento permanente en el análisis de los contenidos y la Didáctica de la Historia de Cuba.

En el Seminario Nacional con responsables municipales y provinciales de Historia, las autoridades de esta materia en el nivel central del Ministerio de Educación (MINED) precisaron que era necesario garantizar en la autopreparación de los maestros y profesores que enseñan Historia de Cuba la presencia de cuatro ejes o ideas rectoras, la tercera de ellas, considerada imprescindible, es demostrar “ lo que ha significado la unidad, o la falta de ella a lo largo de las luchas del pueblo cubano por la independencia y la revolución social.”

Estas ideas rectoras deben ser tratadas en cada una de las etapas, períodos, unidades, sistema de clases y clases específicas de Historia de Cuba. Los PGI tienen que analizarlas en su interrelación dialéctica, verlas como un sistema y de esta forma llevarla a los estudiantes.

En la preparación metodológica es necesaria la utilización de las formas fundamentales del trabajo docente-metodológico, las que constituyen un sistema y su selección está en correspondencia con los objetivos a lograr, el diagnóstico de la escuela, las necesidades del personal docente y las características de cada educación.

En la práctica escolar se evidencia una contradicción dada: entre el alto nivel de la preparación que deben tener los PGI para dar tratamiento al papel de la unidad en el proceso de enseñanza aprendizaje de Historia de Cuba y la preparación real que demuestran en la práctica, no siempre en correspondencia con esa aspiración social.

La lucha por el logro de la unidad en Cuba, constituye un proceso indisolublemente ligado a la formación del criollo, la nacionalidad y la nación cubana. Varias personalidades ilustres previeron y fomentaron la integración de la nación. José Martí realizó profundos análisis de las causas del fracaso de la Guerra del 68 y de los movimientos posteriores, lo que le condujo a determinar que la falta de unidad era la causa esencial de los reveses de las fuerzas cubanas; para resolver esta problemática, encaminó su labor en aras de unir a todos los cubanos en un frente común de lucha, buscando su cauce en la creación del Partido Revolucionario Cubano.

La frustración de su ideario, con el fin de la Guerra Necesaria y la instauración de la República Neocolonial, los intentos sucesivos por lograr la unidad para enfrentar casi cincuenta años de oprobio, explotación y dependencia, la evolución de estas luchas y su curso a partir de la Guerra de Liberación Nacional, el enfrentamiento a Batista y el triunfo de enero de 1959, constituyen contenidos históricos imprescindibles de incluirse en los currículos escolares cubanos y en las actividades de preparación de aquellos encargados de enseñarlo. Estos antecedentes constituyen pilares fundamentales, para la continuidad de la lucha por las generaciones de revolucionarios posteriores, hasta la actualidad.

La concepción materialista de la Historia, constituye la base metodológica para el análisis de cualquier hecho o fenómeno de la realidad. La lucha de clases, está indisolublemente ligada a la concepción materialista de la Historia. La liquidación de las caducas relaciones de producción y su sustitución por las nuevas, no se llevan a cabo de forma automática, sino a través de la lucha revolucionaria, cuya máxima manifestación es la revolución social.

La revolución social, es: “…la transformación radical del régimen social y político que significa el derrocamiento del régimen social caduco y el establecimiento del nuevo, progresista…” , lo que significa, eliminar las bases del sistema anterior y construir toda la estructura, sobre las bases del nuevo sistema. Este es un proceso complejo que siempre transcurre en convulsas circunstancias, caracterizado por agudas contradicciones y por enfrentamientos violentos entre las diferentes clases sociales.

La revolución puede triunfar cuando se crean las condiciones objetivas y los factores subjetivos imprescindibles. Una ley del desarrollo de la revolución es la necesidad de la unión de todas las fuerzas progresistas, que se deben cohesionar sobre una plataforma política única. Para lograrla es necesaria la actividad del partido revolucionario capaz de unir y cohesionar a todas las fuerzas progresistas.

La ideología de la Revolución Cubana, síntesis de lo más preclaro del pensamiento universal y nacional, ha fundamentado sabiamente que la creación de un partido único, para dar unidad monolítica a los cubanos en su lucha por el logro de la independencia nacional y luego por la defensa de esta, es un factor determinante en la consecución de estos objetivos de lucha.

En dos momentos diferentes de la historia, José Martí y Fidel Castro, crearon un solo partido para agrupar a todos los patriotas, con fines e intereses comunes relacionados con el bienestar de la nación.

“El partido está en condiciones, hoy más que nunca, de perfeccionar su papel como guía de la sociedad cubana” Al PCC le corresponde el papel de guía de la sociedad cubana y garantía de su unidad. Para la continuidad del proceso revolucionario cubano, es vital mantener la unidad nacional, lograda bajo la dirección del PCC. La experiencia histórica ha demostrado a los cubanos las consecuencias que genera la pérdida de la unidad nacional.

La unidad puede ser considerada como comunidad de los intereses económicos, políticos e ideológicos de todas las clases y grupos de la sociedad. F. Castro, en sus reflexiones del 24 de enero del 2008, expresó que: ” unidad significa compartir el combate, los riesgos, los sacrificios, ideas, conceptos y estrategias, a los que se llega mediante debates y análisis; significa la lucha común contra anexionistas, vendepatrias y corruptos.”

Unidad, desde el punto de vista político es: comunidad de intereses, tolerancia y compromiso, es compartir debates y reflexiones, es luchar en común contra aquellos que, desde afuera de la nación o en su interior, pretenden fragmentarla, dividirla, hacerla presa fácil de sus enemigos históricos, asumiendo posiciones corruptas o anexionista, en la lucha por conservarla es importante respetar los puntos de vistas diferentes, pero sin concesiones ideológicas, sin apartarse del fin o propósito a que se aspira.

En la unidad política es clave, la comunidad de intereses, la tolerancia y el compromiso con una causa justa que se defienda, a partir de valores, principios y convicciones. La sociedad cubana requiere hoy educar a sus ciudadanos en el patriotismo y en la conciencia clara de lo que ha representado y representa.

Las concepciones teóricas explicadas sobre el contenido papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano, parten de conocimientos filosóficos, históricos, culturales, políticos, ideológicos, sociales y son parte del contenido de la educación que deben ser explicados y aprendidos en el proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba por los profesores, que en esencia son los encargados de dirigir este proceso en sus grupos de estudiantes. La preparación para esta tarea es de vital importancia para el logro eficaz de sus objetivos.

La preparación metodológica es un proceso de capacitación que forma parte del proceso de formación permanente del profesional de la educación. Este último incluye su instrucción (proceso y resultado del dominio de una rama del saber humano, en este caso de su profesión), su educación (proceso y resultado de formar en ellos su espíritu, sentimientos, convicciones, valores) y su capacitación, esta última como proceso y resultado de formar hombres capaces, inteligentes.

La educación, la instrucción y la capacitación, indisolublemente ligadas, con un sustento y una concepción científica, deben ser proyectadas teniendo en cuentas las características evolutivas de los sujetos a que va dirigidas, sus particularidades psicológicas, los rasgos que particularizan su personalidad.

El papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano constituye un objetivo de la Preparación Metodológica, porque el dominio de este contenido por los profesionales de la educación, para ejercer la dirección de su enseñanza, es un encargo social de la sociedad cubana actual, el Sistema de Trabajo Metodológico debe responder a una necesidad del contexto social, a un interés de la clase social que ostenta el poder político, expresa el estado deseado que debe alcanzar la preparación del PGI en ese sentido y en correspondencia con las aspiraciones sociales. Este orienta hacia dónde debe ir la Preparación Metodológica en Historia de Cuba.

Las formas fundamentales del trabajo docente – metodológico son la reunión metodológica, la clase metodológica, la clase demostrativa, la clase abierta, la preparación de la asignatura, el taller metodológico, la visita de ayuda metodológica y el control a clases. Todas estas formas del trabajo docente – metodológico serán utilizadas en el tratamiento al papel de la unidad en el Proceso Revolucionario Cubano.

La preparación metodológica es el escenario fundamental para desarrollar la preparación de los profesores, en el contenido papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano. Esta debe estar concebida partiendo de una autopreparación individual previa a su desarrollo, que debe ir al trabajo directo, con las fuentes del conocimiento histórico, a la revisión bibliográfica y al trabajo con el software educativo, relacionado con el tema.

La propuesta está concebida para preparar a los profesores, en las diferentes aristas del tratamiento al contenido relacionado con el papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano, a través de la preparación metodológica de Historia de Cuba.

La propuesta tiene un fundamento político ideológico, porque responde a los intereses de la clase obrera cubana y de su Partido Comunista, a una necesidad social: perfeccionar la preparación de los profesores para dirigir con eficiencia el proceso de aprendizaje del papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano.

Las actividades propuestas tienen un carácter variado porque incluyen las diferentes formas del trabajo metodológico: reunión metodológica, seminario metodológico, panel, intercambios con especialistas, clases metodológicas, demostrativas y abiertas, integradas y utilizadas como un todo, subordinadas a un objetivo general, del que se derivan los particulares de cada una y al que estos se integran, en estrecha interrelaciones de subordinación y complementación. Su realización siempre será sistemática, con la frecuencia requerida para responder a las necesidades del colectivo de profesores.

El análisis que se propone parte de que los profesores consideren los siguientes elementos al dar tratamiento al contenido referido: etapa, período histórico, objetivos de la lucha, programa de lucha, dificultades en el comportamiento de la unidad, logros, fecha de hechos que evidencian una contribución al logro de la unidad, lugar en que ocurrieron, personalidades destacadas, organizaciones que participan, formas de lucha, papel del pueblo, acciones de los círculos de poder del gobierno de los Estados Unidos.

El análisis que se propone parte de que los profesores consideren los siguientes elementos al dar tratamiento al contenido referido: etapa, período histórico, objetivos de la lucha, programa de lucha, dificultades en el comportamiento de la unidad, logros, fecha de hechos que evidencian una contribución al logro de la unidad, lugar en que ocurrieron, personalidades destacadas, organizaciones que participan, formas de lucha, papel del pueblo, acciones de los círculos de poder del gobierno de los Estados Unidos.

El objetivo general de la propuesta es: preparar a los PGI en los elementos esenciales del contenido y la didáctica relacionados con el papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano, para contribuir a elevar la calidad del tratamiento a esta idea rectora en las clases de Historia de Cuba.

Propuesta de actividades.

Actividad 1. Reunión metodológica para determinar las potencialidades y debilidades en el tratamiento al papel de la unidad como contenido de la Preparación Metodológica, en Historia de Cuba.

Actividad 2. Seminario metodológico sobre las ideas rectoras del programa de Historia de Cuba de noveno grado en Secundaria Básica.

Actividad 3. Panel didáctico sobre el papel de la unidad en el programa de Historia de Cuba.

Actividad 4. Profundizando en el papel de la unidad.

Actividad 5.Profundizando en el papel de la unidad, desde el museo de la localidad. Actividad 6. Intercambio con especialistas de Historia de Cuba de la Escuela municipal del PCC.

Actividad 7. Clase metodológica instructiva de sobre el tratamiento al papel de la unidad en el Proceso Revolucionario Cubano.

Actividad 8. Clase metodológica demostrativa. Tema: “Experiencias del movimiento revolucionario de los años treinta. El problema de la unidad como factor determinante en su fracaso”.

Actividad 9. Clase Abierta. Tema. La organización política e ideológica del movimiento obrero. La fundación de la Confederación Nacional Obrero de Cuba (CNOC) y el Partido Comunista de Cuba (PCC) en 1925.

Actividad 10 Jornada pedagógica, el tratamiento al papel de la unidad en Historia de Cuba en secundaria Básica.

Conclusiones

• El tratamiento al papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano como contenido de la preparación metodológica de Historia de Cuba tiene un basamento político, ideológico, filosófico y didáctico, se justifica a partir de una necesidad social, política e ideológica, se concibe desde una estructuración didáctica de la capacitación en el proceso de formación permanente y se estructura a partir de la preparación metodológica como vía de esta capacitación la propuesta de actividades metodológicas hacia la preparación de los profesores, para realizar con efectividad el tratamiento al papel de la unidad en el proceso revolucionario cubano partió del diagnóstico. La introducción, en la Sede Pedagógica de Amancio de actividades metodológicas hacia la preparación de los profesores para dar tratamiento al papel de la unidad en Historia de Cuba, demostró su factibilidad y la necesidad social de su aplicación.

BIBLIOGRAFÍA

CASTRO RUZ, R. (2008) Discurso pronunciado en las conclusiones de la sesión constitutiva de la VII legislatura de la Asamblea nacional del poder popular, Granma, 25 feb.

_______________. (2009) Discurso pronunciado en el acto por el aniversario 50 del triunfo de la Revolución, En Granma, 2 de enero.

COLECTIVO DE AUTORES (1989) Cuba socialista, La Habana, Editada por el Comité Central del PCC.

COLECTIVO DE AUTORES (2001) Temas metodológicos, historia de Cuba para maestros primarios, La Habana, Ed. pueblo y educación.

Colectivo De Autores (1979) La asimilación del contenido de la enseñanza, La Habana, Editorial de libros para la educación.

COLECTIVO DE AUTORES FAR (1993) Causas y factores de nuestros reveses y victorias, La Habana, Ediciones Verde Olivo.

Constitución de la República de Cuba, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 1998.

CUBA. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (2005) VI Seminario Nacional para educadores, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, Tabloide.

_______________________________. (2003) IV Seminario Nacional para educadores, La Habana, Juventud Rebelde, Tabloide.

_______________________________. (2006) VII Seminario Nacional para educadores, La Habana, Ed. Pueblo y Educación, Tabloide.

_______________________________. (2007) Maestría en ciencias de la educación, mención en educación secundaria Básica, Módulo III Segunda parte, La Habana, Ed. Pueblo y Educación.

_______________________________. (2008) Seminario nacional con responsables municipales de Historia y General de la provincia.

JEVEY VÁZQUEZ, A. F. (2007) Concepción didáctica para la formación de nociones y representaciones Histórico-temporales en los escolares primarios, Las Tunas, Tesis en opción al grao científico de doctor en ciencias pedagógicas


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net