Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 2, Nº 17 (julio 2010)

EL PENSAMIENTO DE MARX, ENGELS Y LENIN EN LA PREPARACIÓN DEL PROFESOR PARA EDUCAR LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA DEL DOCENTE EN FORMACIÓN INICIAL
 

Leonardo Ramón Suárez Rodríguez
Universidad de Ciencias Pedagógicas “Pepito Tey “, Las Tunas, Cuba
jorgegp@ult.edu.cu

 

Resumen

El presente trabajo responde a la necesidad de retomar el pensamiento de los clásicos del marxismo en la preparación del docente que imparte ciencias sociales para la educar la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica del estudiante de de la Educación Media Superior, utilizando como vía el trabajo metodológico a partir de lo normado por la Resolución Ministerial 119 de 2008. La introducción de estas actividades metodológicas en la práctica permitió elevar la calidad de su preparación profesional y contribuyó a elevar la eficiencia en la dirección del proceso de formación inicial y permanente. Las principales experiencias logradas a partir de la utilización de fragmentos de las obras de los clásicos del marxismo-leninismo en la preparación de docentes que imparten ciencias sociales del municipio Amancio, propició un acercamiento a postulados esenciales de la Teoría Marxista Leninista que constituye un basamento teórico fundamental de la ideología de la Revolución cubana y el modelo socialista que sustenta la partición ciudadana, garantía del sostenimiento, la continuidad de la Revolución. Se esencial se describen en esta ponencia.

Introducción

La participación es un valor social, una necesidad del ser humano en cualquier sociedad organizada, constituye un derecho y un deber ciudadano y por lo tanto es un contenido priorizado de la educación ciudadana. Cuba no esta exenta de esta preocupación. La participación ciudadana ha devenido en factor fundamental y garantía del sostenimiento, la continuidad de la Revolución. El tratamiento curricular a la educación en la participación ciudadana visto desde la perspectiva histórica constituye un aporte de la Educación cubana al sostenimiento del modelo democrático cubano.

Desarrollo

El trabajo metodológico como una vía para a la preparación del docente en formación inicial de la especialidad de Humanidades del nivel medio superior.

La teoría marxista enmarca al hombre en su contexto histórico y lo considera resultado de sus relaciones sociales. Por primera vez, desde esta concepción, la historia fue analizada como un proceso regido por leyes objetivas, condicionada por el desarrollo de la producción material e independiente de la conciencia de los hombres. Para la concepción materialista de la historia “(…) en la producción social de su vida, los hombres contraen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción, que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas productivas. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia (…)”

Los clásicos del marxismo argumentaron ampliamente, en sus obras, la necesidad de la participación popular, ella está estrechamente ligada a la naturaleza del poder político. En una democracia, como forma de Estado, los ciudadanos participan en el gobierno, son iguales ante la ley, poseen derechos y libertades políticas y la minoría se subordina a la mayoría, pero nunca existe en su forma pura porque su esencia es clasista. La participación es un elemento esencial para definir el tipo de democracia que existe en una sociedad y su comportamiento en la vida real. El principal criterio para valorar el estado de democracia es el grado de participación efectiva de los ciudadanos en los asuntos sociales y del Estado.

La participación es “categoría que expresa la actividad desplegada por los seres humanos con determinados objetivos y metas, la cual tendrá formas y niveles diferentes de expresión porque desde el punto de vista psicológico es en su forma elemental un acto de voluntad, de tomar posesión en relación con aquellos procesos en los cuales es protagonista” . En la literatura consultada existe un consenso al definir la participación ciudadana: “como proceso mediante el cual el sujeto se involucra directa o indirectamente en la toma de decisiones referidas a una dimensión específica de su vida,” como “la capacidad que tiene el ciudadano común para involucrarse e incidir en los procesos de toma de decisiones.”

La doctrina marxista señala dos formas fundamentales de la participación de los ciudadanos en la dirección del Estado socialista: la directa (significa la práctica de la discusión y sometimiento a consulta de toda la población de los asuntos más importantes) y la indirecta (que se manifiesta en todas las formas representativas del poder del pueblo). Contrariamente la teoría burguesa del elitismo democrático considera que la participación política de los ciudadanos debe reducirse al mínimo, para concentrar los instrumentos de toma de decisiones en manos de los políticos profesionales, excluyendo la participación popular de este proceso democrático.

En el socialismo para la participación ciudadana, la unidad política es clave, la comunidad de intereses, la tolerancia y el compromiso con una causa justa que se defienda, a partir de valores cívicos y patrióticos, de principios y convicciones. En la sociedad socialista cubana es vital el papel de vanguardia de los comunistas y de su partido como conductor en la participación del ciudadano de una forma activa y consciente a favor del proyecto social, democrático y participativo sustentado en la tesis martiana de “Con todos y para el bien de todos”. Esta sociedad se erige y desarrolla como resultado de la conscientización por el ciudadano de la necesidad histórica de defender la Revolución y de su actuación como protagonista en ella.

Al decir de Engels “(…) los fines de los actos son obra de la voluntad, pero en realidad los resultados que se derivan de ella no lo son, y aunque parezcan ajustarse a los resultados y el fin propuesto, a la postre encierran consecuencias muy distintas a las propuestas.” Sería erróneo estudiar la participación ciudadana sin centrar el análisis en los resortes y fuerzas propulsoras que estén detrás de esta, en los intereses colectivos y en la importancia de las motivaciones conscientes de cada ciudadano participante en el acto cívico. La participación ciudadana ha devenido en factor fundamental y garantía del sostenimiento, la continuidad de la Revolución. El PCC y el Estado educan al pueblo en este valor cívico.

La educación de la participación del ciudadano, en el proceso de edificación y perfeccionamiento de un modelo social propio, es un contenido teórico de gran complejidad. El ciudadano no participa por intuición, su participación política se educa en correspondencia con los intereses de la clase que ostenta el poder político, en las instituciones de que dispone la sociedad para educar y su contenido está dado por la estructura del sistema político adoptado por cada sociedad: el conocimiento de su organización política; de las relaciones políticas; sus elementos reguladores, la cultura e ideología política.

Progresivamente, en los últimos años, se han ido incrementando las exigencias sociales a la educación, lo que se debe “tanto a las exigencias del mundo del trabajo moderno como a aquel proceso de democratización en virtud del cual los estratos de la población antes fuera de la sociedad, fueron admitidos en la misma como ciudadanos.” Esta situación se ha manifestado en Cuba como resultado del proceso de transformaciones revolucionarias operado a partir de 1959. En este país “la finalidad esencial de la educación es la formación de convicciones personales y hábitos de conductas y el logro de personalidades desarrolladas que piensen y actúen careadoramente, aptas para construir la nueva sociedad y defender las conquistas de la Revolución,” y como parte de este proceso, la educación en la participación ciudadana, se ha convertido en un factor clave de la transmisión de valores, normas y procedimientos reguladores de la acción ciudadana.

La prioridad a la formación del ciudadano, y como parte de ella de la participación ciudadana, ha sido objeto de debates en foros nacionales e internacionales, entre los que es preciso destacar los Congresos Internacionales de “Pedagogía” celebrados en la Habana cada dos años. En el ámbito académico cubano, desde 1994 y hasta la actualidad, el Instituto Superior Pedagógico “José Martí” de Camagüey ha promovido los “Encuentros Nacionales de Educación Cívica,” que han constituido un modo de intercambio científico – pedagógico sobre este importante tema. A pesar de todo lo realizado, aún no se ha logrado la sistematicidad en el tratamiento de los conocimientos políticos y patrióticos en estudiantes del nivel medio superior, por diferentes razones: una de ellas es el pobre dominio teórico y metodológico de la asignatura por parte de profesores del nivel medio superior en el territorio.

El encargado de dirigir el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Cultura Política en del nivel medio superior, en el territorio, en su mayoría son docentes en formación inicial y este no siempre posee una formación humanística que le permita asumir la tarea con eficacia, por lo que se enfrenta al reto de cumplir su labor de promotor social y de formador de ciudadanos capaces de convivir, actuar y participar a favor del proyecto social, como sujetos activos de su desarrollo, por lo que es imprescindible que se le prepare para garantizar la eficacia de su labor.

En la práctica escolar surgen, al respecto, un grupo de interrogantes: ¿Se logrará formar un joven capaz de realizar una activa participación ciudadana sin antes preparar adecuadamente al profesor encargado de dirigir esta formación? ¿Se contribuyen realmente a la preparación del docente en formación inicial que imparte Cultura Política para dirigir el proceso pedagógico en su grupo si no se prioriza como contenidos del trabajo metodológico de la Educación Media Superior aquellos referidos a la participación ciudadana? El autor de esta investigación llegó a considerar que en la práctica escolar se evidencia una contradicción dada: entre el nivel de la preparación óptimo que deben tener los docentes en formación inicial de la especialidad de Humanidades del nivel medio superior para educar la participación ciudadana de los estudiantes y las deficiencias teórico-metodológicas que manifiestan los profesores en formación inicial en la especialidad de Humanidades para en la práctica dirigir este proceso de educar la participación ciudadana desde una concepción cívica y patriótica. La referida contradicción se manifiesta en las regularidades siguientes: La participación ciudadana de los docentes en formación inicial no siempre se corresponde con las aspiraciones sociales; reconoce no tener preparación suficiente para educar en la participación ciudadana, desde la dirección del proceso pedagógico. Además, no se prioriza la educación en la participación ciudadana como contenido de la preparación metodológica del docente en formación inicial en la especialidad de Humanidades entre otros elementos. Se declarándose como objetivo del presente trabajo: actividades metodológicas dirigidas a la preparación docente en formación inicial que imparte Cultura Política en formación inicial para educar la participación ciudadana del estudiante en la Educación Media Superior. Se defiende como idea: la preparación metodológica del la preparación profesor de Cultura Política en formación inicial para educar la participación ciudadana en estudiantes, se realiza a través de actividades metodológicas fundamentadas política e ideológicamente, desde una concepción cívica y patriótica, que impliquen el dominio de este contenido y su didáctica; así como su activa participación en los procesos de toma de decisiones públicas, para propiciar, desde su actuación profesional, la labor de transmisión de valores cívicos, normas y procedimientos reguladores de la participación ciudadana.

Estas transformaciones han motivado que se realicen cambios importantes en la concepción del modelo del profesional entre las que se encuentra la preparación para impartir más de una asignatura en el área de Humanidades, excepto Inglés, sin ser especialista en ninguna de ellas, ello ha constituido un reto que encontró la solución en el trabajo metodológico.

Para el colectivo de autores de “El trabajo metodológico en la escuela”, la Preparación Metodológica es un “conjunto de actividades que se realizan sistemáticamente por el personal docente para lograr el perfeccionamiento y profundización de sus conocimientos, el desarrollo y fortalecimiento de sus habilidades creadoras y la elevación de su nivel de preparación para el ejercicio de sus funciones.” En esta definición se trabaja el término conjunto, esto significa que no necesariamente todos sus elementos están interrelacionados, en un conjunto están presentes todos los componentes, es su suma, pero están ausentes sus relaciones, sus estructuras, entre ellos no hay movimiento, su resultado no expresa una nueva cualidad.

La Preparación Metodológica es el escenario fundamental para desarrollar la preparación de los profesores de Cultura Política en formación inicial en el contenido la participación ciudadana en el modelo democrático cubano. Esta debe estar concebida partiendo de una autopreparación individual previa a su desarrollo, que debe ir al trabajo directo, con las fuentes del conocimiento histórico, a la revisión bibliográfica y al trabajo con el software educativo, relacionado con el tema.

Además, se coincide con los autores del programa de Educación Cívica en que educación en la participación ciudadana es: un proceso continuo y permanente, que debe propiciar la adquisición de conocimientos, el desarrollo de hábitos, habilidades, actitudes y valores cívicos y patrióticos con el fin de armonizar las relaciones entre los ciudadanos y las de estos con el Estado socialista.

Las actividades fueron estructuradas teniendo en cuenta que: tuvieran un fundamento político ideológico, respondiendo a los intereses de la clase obrera y de su Partido Comunista, y a la necesidad social: perfeccionar la preparación de los profesores de cultura Política en formación inicial para educar la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica. Su basamento metodológico responde al Programa Director de la Educación en Valores, con énfasis en los valores cívicos fundamentales. Su contexto fundamental era el escolar complementado con el comunitario. Su espacio fue la preparación metodológica de Historia de Cuba y Cultura Política.

La propuesta está conformada por diez actividades, encaminadas a la preparación de los profesores de Cultura Política en formación inicial en aspectos teórico-metodológicos que fundamentan el tratamiento a la participación ciudadana como idea rectora del programa de Cultura Política para el nivel medio superior. El objetivo general de la propuesta es:contribuir a la preparación de los profesores de Cultura Política en formación inicial en elementos esenciales del contenido y la didáctica relacionados a la educación en la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica, para propiciar, desde su actuación profesional, la labor de transmisión de valores cívicos, normas y procedimientos reguladores de la participación ciudadana y mejorar su desempeño profesional.

Se proponen como actividades metodológicas las siguientes: la primera actividad una Reunión Metodológica dirigida al intercambio con los profesores de Cultura Política en formación inicial para determinar las fortalezas y debilidades del trabajo con la participación ciudadana en el trabajo docente metodológico. Le continúa un taller metodológico para definir los propósitos de la educación en la participación ciudadana a partir del modelo de la Educación Media Superior y el programa de Cultura Política. Un trabajo de mesa sobre la preparación metodológica y su contribución a la educación en la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica. La cuarta acción: un taller metodológico a los PGI sobre normas de convivencia y Educación Formal, para una adecuada participación ciudadana. El seminario metodológico sobre contenidos e invariantes del el programa de Cultura Política. Las acciones 6 y 7 encaminadas al intercambio sobre la participación ciudadana como derecho constitucional y al tratamiento de la educación en la participación ciudadana: como una necesidad social. En este mismo sentido se ejecutó la actividad 8: El conocimiento de la Constitución de la República, hace más libre mi participación ciudadana, para preparar en el conocimiento de la Carta Magna. La novena acción cambia el contexto, Un Barrio Debate Comunitario, propiciando un intercambio de experiencias con otros agentes educativos que intervienen en el proceso de participación ciudadana. Y la última acción se realizó en la dirección científico-metodológica consistente en intercambio de experiencias metodológicas-profesionales sobre la educación en la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica.

Para la ejecución de las actividades propuestas tiene en cuenta tres etapas o momentos: la preparación previa: se coordina con los directivos lugar y la fecha; los ponentes y participantes en la acción. Se constata la preparación de los implicados a partir de resolver la Guía de actividades orientadas con antelación, para garantizar calidad y eficiencia en el cumplimiento del objetivo propuesto. La ejecución: como A N P se retoman las características y funciones de la actividad metodológica que se va a ejecutar y de la obra de los clásicos de donde se selecciona el fragmento o las ideas que se van a utilizar en la actividad metodológica a ejecutar. Se orienta el objetivo de la actividad. Se organiza trabajo en equipos, utilizando diferentes fuentes bibliográficas que abordan la temática, bajo la dirección de la persona seleccionada. En la etapa de control y valoración del impacto de la actividad. Tener presente que el control no constituye un momento al final, sino cumple función de diagnóstico a los profesores de Cultura Política en formación inicial. Al concluir el taller valorar la importancia de la actividad realizada y aclarar las vías a seguir para realizar las acciones de seguimiento, control y evaluación por parte de los directivos del centro y de la comunidad. Se evalúa el impacto de la actividad a partir de determinar en colectivo: elementos positivos, negativos e interesantes. Cada participante puede autoevaluarse a partir de las siguientes interrogantes ¿Es correcto lo que realicé? ¿Cómo puedo mejorarlo? ¿Para qué me sirve o sirve a otros?

La propuesta aplicada contribuyó a ampliar: el sistema de conocimientos de los profesores de Cultura Política en formación inicial sobre contenidos esenciales vinculados a la teoría Marxista leninista y en particular la participación ciudadana, se sistematizaron los conceptos: participación ciudadana, participación popular, participación política, participación directa e indirecta, democracia socialista, deberes, derechos y garantías fundamentales del ciudadano, deberes cívicos y patrióticos.

Se contribuyo a la preparación del docente en formación inicial para mostrar la superioridad del modelo democrático cubano y el funcionamiento del sistema político de la nación así como la valoración critica de aquella forma de la participación popular políticas no acordes a nuestras principios. En sentido general la ejecución con una concepción integradora de la propuesta, contribuyó al logro paulatino de la ejemplaridad, de dedicación al trabajo, a su profesión y a sentir amor por sus mejores tradiciones, manifestando responsabilidad profesional y una adecuada cultura laboral.

Como conclusiones: El tratamiento a la educación en la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica, como contenido de la preparación metodológica del docente en formación inicial que imparte ciencias sociales tiene un basamento político, ideológico, filosófico sociológico y didáctico, de base dialéctico materialista, justificado a partir de la necesidad social de formar ciudadanos capaces de participar activamente en el sistema político de la nación. La introducción, de las actividades metodológicas hacia la preparación de los profesores de Cultura Política en formación inicial en la especialidad de Humanidades en la Educación Media Superior para favorecer el tratamiento a la educación en la participación ciudadana con una concepción cívica y patriótica, demostró su factibilidad.

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

MINED. Modelo de Educación Preuniversitaria, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2008.

MINED. Reglamento del trabajo metodológico del Ministerio de educación. Folleto, La Habana, 2008. (Resolución Ministerial 119/08).

MINED: Programas y Dosificaciones. Cultura Politica. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2008.

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN:(2009). Programa complementario de formación político-cultural: “Aproximación a lo cubano”, Las Tunas, 14 de enero. En soporte digital.

EGEA, M. (2007): Labor educativa. La Habana, Ed. Pueblo y Educación.

______________. (1981) Discurso en el acto de graduación de egresados del Destacamento Pedagógico Universitario Manuel Ascunce Doménech, 7 de julio, La Habana, Ed. Pueblo y Educación.

Obras Completas de los Clásicos del Marxismo Leninismo. Tomo Único. Editorial . Progreso, Moscú, 1980.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Universidad de Málaga > Eumed.net