Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 1, Nº 9 (noviembre 2009)

ESCUELA DE PADRES Y MADRES: UNA NECESIDAD


 

Carmen Grimaldi Herrera
jmariohv@yahoo.es  
 



Las escuelas de padres surgen a principios del siglo XX en EE.UU y Francia, como una respuesta más a un clima social de preocupación por las condiciones de la infancia.

En 1929, Madame Vérine crea la primera escuela de padres en París.

Hoy en día conviven concepciones de Escuelas de padres y madres muy diversas, cada una de ellas se puede definir en función de sus objetivos, las personas que la componen, la metodología de trabajo que utiliza o el contexto donde se desarrolla, así podemos distinguir disintos modelos de Escuela de Padres:

- Modelo terapéutico: dirigido a personas cuyos hijos poseen algún problema específico.

- Modelo Ideológico: donde las actividades formativas están promovidas por organizaciones religiosas.

- Modelo “ participativo”: dirigido a promover un cambio social y la mejora de las condiciones de la infancia y la adolescencia a través de la participación de los padres y madres como tales y como ciudadanos en los organismos y entidades de nuestra estructura social democrática.

Este último modelo es el que proponemos para nuestro centro, ya que consideramos que a través de él, damos significado a los principios fundamentales en los que basamos de igual modo nuestro modelo de orientación en el centro.

Entendemos por escuela de padres cualquier tipo de actividad formativa dirigida a padres que les proporcione a los mismos, conocimientos, destrezas u otros recursos para su desarrollo como padres/madres.

Consideramos que a través de acciones participativas y colectivas podremos conseguir mejores condiciones de desarrollo de los alumnos (principio de desarrollo) complementarias al hacer familiar individual, además, también se realiza una función social y solidaria (principio de intervención social).

Todo esto, unido a la necesidad de promover en los padres la capacidad de flexibilizar y adaptar sus posiciones y planteamientos de forma ajustada a los cambios sociales más o menos inmediatos, justifican plenamente esta actuación por parte del DO.

El proceso de implementación y desarrollo debe ser llevado a cabo, por los miembros del AMPA interesados en llevarla a cabo, aún contando con nuestra ayuda. Esta premisa salvaguardará el éxito de las escuelas de padres, pues ésta deberá desarrollarse con independencia y distanciamiento de influencias externas.

El funcionamiento adecuado de toda AMPA precisa del establecimiento de una escuela de padres. El AMPA actúa sobre las necesidades, y la Escuela de Padres reflexiona sobre las necesidades; de la misma manera que la reflexión sin acción resulta una actividad estéril e inútil, la acción sin reflexión está condenada sistemáticamente al fracaso. Por ello planteamos la creación de una Escuela de Padres en el seno de la AMPA del centro, donde aquella se constituirá como una comisión o equipo de apoyo al área de formación dentro de ésta.

Una buena escuela de padres destacará por su:

-Carácter colectivo: es un foco de reflexión y de intercambio, de análisis de las realidades de los padres y de sus hijos.

- Carácter instrumental: la formación de padres es un medio para conseguir mejorar las condiciones de crecimiento de sus hijos.

-Carácter contextualizado: debe partir de la realidad para volver a ella, existen tres ámbitos complementarios desde los que se debe partir y hacia los que debemos dirigir nuestra atención: familiar, educativo y comunitario.

-Carácter abierto: la formación debe enriquecerse con la colaboración de personas próximas a sus problemas (miembros de oros sectores de la comunidad educativa, por ejemplo) y que puedan aportar experiencias, conocimientos y opiniones útiles para los padres.

-Carácter dinámico: debe ser flexible y adaptarse continuamente a las características y necesidades del AMPA, su centro y su entorno.

Artículo 5 del Decreto 27/88, por el que se regulan las asociaciones de padres de alumnos. Las asociaciones de padres de alumnos asumirán las siguientes finalidades:

- Asistir a los padres o tutores en todo aquello que concierne a la educación de sus hijos o alumnos.

- Colaborar en las actividades educativas de los centros, y en las actividades complementarias y extraescolares de los mismos.

- Organizar actividades culturales y deportivas.

- Promover la participación de los padres en la gestión del centro.

- Asistir a los padres de alumnos en el ejercicio de su derecho a intervenir en el control y gestión de los centros sostenidos con fondos públicos.

- Facilitar la representación y participación de los padres de los alumnos en los Consejos Escolares de los centros públicos y concertados, para lo cual podrán presentar candidaturas en los correspondientes procesos electorales.

- Promover el desarrollo de programas de educación familiar.

- Representar a los padres asociados a las mismas ante las instancias educativas y de otros organismos.

- Cualesquiera otras que le asignen a sus respectivos estatutos.

OBJETIVOS

 Definir la utilidad y el significado de la escuela de padres.

 Subrayar el triple campo de interés de las escuelas de padres, donde la familia, la escuela y el marco social son aspectos complementarios de la realidad de la infancia y la adolescencia que hay que abordar.

 Profundizar en las relaciones existentes entre la AMPA y la escuela de padres.

 Ofrecer y justificar un modelo de formación de padres y madres en consonancia con el contexto de la AMPA.

 Profundizar en la definición de una relación productiva entre padres/madres expertos.

 Definir una serie mínima de indicaciones para poner en marcha una escuela de padres y madres desde el seno de una AMPA.

METODOLOGÍA

Los padres y madres de la AMPA son los que deben organizar y gestionar una escuela de padres y madres, si bien contarán con la ayuda de expertos en diferentes ámbitos.

Cualidades básicas de un experto Aportaciones de un experto

1. Conocimientos específicos 1. Comunicativa-informativa

2. Metodología dinamizadora 2. Dinamizador de trabajo grupal

3. Compromiso ético-social 3. Ideológica

El experto es una figura importante en la escuela de padres y madres, por su papel de transmisión de conocimientos. Esto no debe hacernos entender que en una escuela de padres, el único que sabe algo importante es el experto.

La metodología que vamos a usar va a ser activa y participativa. Ya que, la única manera de recoger y trabajar las necesidades, dudas y problemas de los padres y madres es convirtiéndolos en los protagonistas de su propio aprendizaje. En este sentido, el manejo de técnicas grupales activas y participativas se convierte en un recurso imprescindible para la dinamización de la escuela de padres.

EVALUACIÓN

Evaluar no es otra cosa que dar argumentos para la toma de decisiones. Desde el DO asesoraremos a los padres sobre los distintos tipos de evaluación y sus momentos; distinguimos:

- Evaluación inicial: es la evaluación previa al desarrollo de una acción y pretende conocer la realidad para poder actuar sobre ella.

- Evaluación del proceso: a lo largo de las sesiones de una escuela de padres, debemos emplear coordinadamente diversos recursos para evaluar. Junto a la aplicación de cuestionarios de evaluación, el papel del monitor observador es importante para obtener información sobre la marcha de las sesiones.

- Evaluación Final: se realiza una vez finalizadas las sesiones de escuela de padres y madres y permite conocer cómo se ha desarrollado la totalidad del proyecto.

CONTENIDOS Y DESARROLLO

A continuación pasaré a describir una serie de pasos para poner en marcha una escuela de padres y madres:

1. Establecer un Equipo de Trabajo:

Debemos organizar un equipo de coordinación, dirección y gestión de la escuela de padres y madres. Este equipo está formado por los miembros de la AMPA que nos solicitaron asesoramiento, ya que son ellos los que deben realizar su puesta en marcha.

Deberán elaborar un proyecto, hacerse cargo de la búsqueda de recursos, realizar convocatorias y difusión de la escuela de padres, evaluar el proceso, dinamizar, si procede, algunas o todas las sesiones y realizar una valoración pormenorizada cuando finalice la escuela de padres/madres. Ellos consensuarán el modelo de escuela de padres que quieren hacer.

2. Realizar un sondeo de opinión:

Para llevar a cabo un primer contacto con el colectivo de padres y madres de nuestro centro, llevaremos a cabo un sondeo, que consistirá en:

Un cuestionario Una carta de presentación

Datos sociodemográficos de los respondientes ¿Quiénes somos?

Temáticas de interés ¿Dónde estamos?

Cuestiones organizativas importantes ¿Cuál es nuestro propósito?

Estos instrumentos tienen varias finalidades:

- Sensibilizar al colectivo de padres sobre la importancia de la escuela de padres.

- Recoger información útil para nosotros.

- Citar a los padres a una primera reunión

3. Elaboración del Proyecto de Escuela (borrador).

Los integrantes del equipo de trabajo elaborarán el proyecto de la escuela, teniendo en cuenta los datos aportados por el centro, por el sondeo de opinión, realizado y por la información que los servicios comunitarios (SAE, SS del Ayuntamiento…), nos pudieran aportar.

En este borrador del proyecto, que más tarde haremos definitivo tras la primera reunión con los padres y madres asistentes, incluiremos los siguientes apartados:

- Condiciones del centro y del entorno

- Necesidades de la comunidad educativa

- Objetivos

- Demandas de interés de los padres y madres

- Recursos disponibles

- Personas implicadas

- Sistema de evaluación

4. Primera reunión informativa

Una vez definido lo que queremos y podemos hacer, difundimos nuestra propuesta y recogemos las aportaciones de los padres y madres interesados. Entre otras formas complementarias de hacerlo (enviar cuestionarios a los padres y madres), podemos convocar una reunión informativa.

Para el diseño del proyecto formativo es fundamental contar con las opiniones, valoraciones y prioridades de los padres a quienes dirigimos la formación.

Proponemos una técnica que permitiría recoger información sobre temas de interés para la escuela de padres/madres.

La situación ideal para la realización de esta técnica es la de una reunión a la que se han convocado a todos aquellos padres y madres del centro que estarían interesados en participar en una escuela de padres. La técnica que vamos a utilizar se llama “La Pirámide”, con ella vamos a sondear a los asistentes sobre sus preferencias temáticas para poner en marcha la escuela, proponiendo la cuestión ¿Qué temas os gustaría tratar en nuestra próxima escuela de padres?. Los asistentes se organizarán en grupos de 16 personas y trabajarán del siguiente modo:

Distribución de tiempos

Grupo de 2 5 minutos de discusión

Grupo de 4 2 minutos de puesta en común

5 minutos de trabajo en grupo

Grupo de 8 3 minutos de puesta en común

5 minutos de trabajo en grupo

Grupo de 16 4 minutos de puesta en común

5 minutos de trabajo en grupo

En gran grupo a) Puesta en común de los temas propuestos por los grupos

b) Aportaciones de los observadores

c) Análisis de dinamizadores

5. Comunicar con la Federación o Confederación de AMPA

En muchas ocasiones, las FAPAS poseen una serie de recursos para la formación al servicio de sus AMPA asociadas. Las ayudas que prestan son múltiples: envío de materiales de formación elaborados o recopilados por la FAPA, asesoramiento en cuestiones organizativas, aproximación a entidades que pudieran financiar la actividad en todo o en parte, participación de miembros de su Junta Directiva como ponentes o monitores en algunas sesiones de formación…

6. Seleccionar asesores y monitores

En función de los temas que deseemos abordar y de los recursos de los que podamos disponer, procederemos a contactar con los expertos correspondientes. Es posible que entre los padres y madres de nuestro centro encontremos a los mejores monitores de la escuela de padres y madres, que tienen la cualificación profesional necesaria y comparten además la experiencia y las dificultades de los otros padres y madres del centro.

En nuestro entorno próximo es posible que también podamos encontrar a muchas personas que quieran participar como ponente o monitor de alguna de las sesiones. Cuanto mayor sea la inserción de nuestros colaboradores en el entorno físico y social de nuestra escuela, con mayor probabilidad podrán satisfacer nuestras demandas y atender a nuestras dudas.

7. Buscar entidades financiadotas

El propio centro, el Ayuntamiento, la Diputación provincial o incluso la Comunidad Autónoma, podría proveernos de materiales o bien de subvenciones económicas.

8. Desarrollo de las sesiones formativas.

Una vez ya realizada la primera sesión, comenzaremos a desarrollar las sesiones formativas, algunas de las cuales podrían ser:

-¿Qué es un centro TIC?.

-Usos y recursos de la página web del centro.

-Educación intercultural

-Educar para la tolerancia

-Educación especial e integración escolar

CONCLUSIÓN

El desarrollo de una escuela de padres en un centro, realizada a través de la AMPA, tiene una serie de efectos positivos en el colectivo de padres y madres y en la comunidad educativa:

- Favorece la difusión del sentimiento colectivo.

- Se revisan y analizan distintos aspectos de la realidad educativa que afectan al centro y al AMPA.

- Ofrece un mensaje de interés sobre el proceso educativo al resto de la comunidad.

- Sirve de referente teórico y práctico a la AMPA y a los padres y madres consejeros.

- Multiplica la posibilidad de realizar acciones colectivas y comunitarias.

- En sí misma, tiene una función educadora consonante con las competencias del AMPA

BIBLIOGRAFÍA:

- VV.AA. 1993. TÉCNICAS PARTICIPATIVAS PARA LA EDUCACIÓN POPULAR. Editorial popular, 1993.

- TSCHORNE, P. 1992. PADRES Y MADRES EN LA ESCUELA. UNA GUÍA PARA LA PARTICIPACIÓN. Editorial Paidós.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net