Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 1, Nº 4 (junio 2009)

LA EXPRESIÓN PLÁSTICA COMO FUENTE DE CREATIVIDAD


Fátima Bejerano González (CV)
Instituto de Enseñanza Secundaria “El Greco” de Toledo
jugamez@yahoo.es
 

 


RESUMEN

La expresión es una necesidad vital en el niño que le hace posible, en primer lugar, adaptarse al mundo y posteriormente, llegar a ser creativo, imaginativo y autónomo.

¿Qué es la expresión plástica?

La expresión es un instrumento de desarrollo y comunicación del ser humano que se manifiesta por medio de diferentes lenguajes. La expresión plástica, como forma de representación y comunicación, emplea un lenguaje que permite expresarse a través del dominio de materiales plásticos y de distintas técnicas que favorecen el proceso creador. Lo fundamental en este proceso es la libre expresión, no la creación de obras maestras.

Por lo tanto, la importancia de la expresión plástica viene dada por:

• El educador infantil es quien desarrolla los proyectos de intervención relacionados con la expresión plástica dirigida a niños de 0 a 6 años, de ahí que conozca sus técnicas y recursos.

• En la realización de estas actividades plásticas influyen diversos factores relacionados con el desarrollo del niño en el proceso madurativo: Afectivos, emocionales, intelectuales, motrices, nivel de representación, capacidad de atención, sociales.

• El desarrollo de los niños está influenciado por la expresión plástica ya que favorece el desarrollo integral del niño.

La riqueza de los medios que utiliza, junto a la sencillez de las técnicas de las que se sirve y la gran variedad de soportes sobre los que trabaja, han hecho de esta materia un componente indispensable e indiscutible del ámbito educativo, sobre todo en la etapa de educación infantil.

SUMMARY

The expression is a vital necessity in the boy who he makes possible, in the first place, to adapt later to the world and, to get to be creative, imaginative and independent.

What is the plastic expression?

The expression is an instrument of development and communication of the human being who pronounces it by means of different languages. The plastic expression, as form of representation and communication, uses a language that allows expressing itself through dominion of plastic materials and of different techniques that favor the creative process. The fundamental thing in this process is the free expression, not it masterpiece creation.

Therefore, the importance of the plastic expression comes given by:

• The infantile educator is the one who develops the projects of intervention related to the plastic expression directed to children of 0 to 6 years, of their which it knows his techniques and resources.

• In the accomplishment of these plastic activities they influence diverse factors related to the development of the boy in the maturation process: Affective, emotional, intellectual, motor, level of representation, capacity of attention, social.

• The development of the children is influenced by the plastic expression since it favors the integral development of the boy.

The wealth of the means that uses, next to the simplicity of the techniques as which it uses and the great variety of supports on which it works, has made of this matter an indispensable and unquestionable component of the educative scope, mainly in the stage of infantile education.

PALABRAS CLAVE:

Niño, expresión plástica, recurso educativo, desarrollo integral, creatividad.

KEY WORDS:

Boy, plastic expression, educative resource, integral development, creativity.

INTRODUCCIÓN:

La expresión plástica como lenguaje, ya que es una forma de representación, es un instrumento básico de comunicación, comunica creativamente a través del dibujo, volumen, forma.

La expresión plástica como recurso educativo para comprender los contenidos del resto de áreas de una forma global, de ahí su peso en el proceso de enseñanza- aprendizaje.

La expresión plástica como medio para seguir percibiendo, interiorizando, comprendiendo, descubriendo, favorece el desarrollo integral.

El objetivo de la expresión plástica es favorecer el desarrollo integral, percepción, creatividad, autoestima, motor y desarrollo cognitivo.

Tiene gran peso en la educación infantil, ya que según estudios de la Universidad de Illinois, Baker, 1992, dice que en las actividades artísticas se invierte entre el 30% y el 50% del tiempo en escuelas. De ahí su importancia como eje crucial en la etapa educativa de 0 a 6 años.

1.- EXPRESIÓN PLÁSTICA: EL COLOR, LA LÍNEA, EL VOLUMEN Y LA FORMA.

La expresión plástica es el vehículo de expresión basado en la combinación, exploración y utilización de diferentes elementos plásticos (técnicas más materiales físicos manipulables) que facilita la comunicación (intencionalidad comunicativa) y el desarrollo de capacidades.

El color, la línea, el volumen y la forma constituyen elementos básicos del lenguaje plástico. Es conveniente insistir en la importancia que adquiere su tratamiento en el periodo de 0-6 años.

El color y la forma evolucionarán, en la niña y el niño, siguiendo un proceso bastante similar. Durante los primeros años, la atención del color dependerá de su longitud de onda. Por ello en estas edades suelen tener una mayor predilección por los tonos rojos. A partir de los 3 años, la elección de los colores responde sobre todo, a criterios emocionales; le llamará la atención un color nuevo, el color que tenga la compañera o el compañero o incluso los utilizará según se encuentren más o menos próximos.

Progresivamente irá reconociendo los colores, si bien su uso será subjetivo. De tal manera que, por ejemplo, el cielo puede ser pintado de cualquier color. Será aproximadamente hacia los 6 años cuando comience a elegir colores específicos para cada cosa, lo cual le conducirá poco a poco hasta el llamado “color esquema”. Es decir, los cielos son azules, los árboles verdes,…en cualquier caso, la evolución en la utilización del color, por parte de los niños y de las niñas, dependerá en gran medida de sus propias experiencias y vivencias.

Respecto al volumen y la forma, su evolución tiene gran similitud a la que se produce en el dibujo. Comenzaran manipulando materiales para, a partir de que desarrollen cierta habilidad en su manejo, intentar formar bolas o rulos (macarrones). Estos paulatinamente recibirán nombres y pasarán a convertirse en serpientes, gusanos, objetos de su entorno, etc.

Posteriormente la unión de estas piezas dará lugar a formas que a medida que aumentan su experiencia los niños, serán cada vez más elaboradas y se les dotarán de mayor número de detalles. Mas adelante, procederán a agrupar los monigotes que son capaces de elaborar formando escenas, con lo cual se está potenciando el desarrollo del concepto de universo.

No olvidemos que dentro de las representaciones tridimensionales en la Etapa infantil deben incluirse aquellos juegos y construcciones en las que los niños delimitan el espacio de la habitación donde se desarrolla la actividad.

2.- EVOLUCIÓN DEL GESTO GRÁFICO: DE 0 A 6 AÑOS.

La expresión forma parte inseparable de la vida del niño/a desde sus primeros años.

En su evolución del gesto gráfico, el niño pasa por diferentes etapas. Las que vamos a citar las plantea Lowenfeld y se caracterizan por los aspectos que se describen a continuación. Nos detenemos en las que abarca el periodo de Educación Infantil de 0 a 6 años:

Evolución del dibujo:

• Garabateo (de 2 a 4 años):

- Desordenado. 18 meses.

- Controlado. 2 años.

- con nombre. 3 años y medio.

• Preesquemática. Representación intencional (de 4 a 7 años)

• Esquemática. Realismo lógico (de 7 a 9 años)

• Realismo. Realismo visual (de 9 a 11 años)

• Pseudorrealista (de 11 a 14 años)

(Las edades son aproximadas)

• Etapa de Garabateo de 2 a 4 años

• Garabateo desordenado. 18 meses.

El niño comienza a expresarse gráficamente, realizando sus primeros garabatos hacia los 18 meses. Estos primeros dibujos carecen de sentido y son desordenados, ya que no llega a controlar sus movimientos; puede mirar a otro sitio mientras dibuja; ejecuta con todo el brazo. Lo importante es la actividad motriz. No hay preferencia por usar un color u otro, ni por el color en sí. No hay intencionalidad.

• Garabateo controlado. 2 años.

Poco a poco, el pequeño va controlando sus movimientos y descubriendo la relación entre ellos y los trazos sobre el papel, llenando páginas enteras. Va cambiando de colores. Figuras cerradas, regulares e irregulares.

• Garabateo con nombre. 3 años y medio

De pronto el niño descubre que sus dibujos, tienen sentido y les pone nombre (“esta es mamá, esto es un coche”).

Esta etapa la describe Luguet como de realismo fortuito y desemboca en los primeros intentos de representación de formas reconocibles para el adulto; empieza a dibujar con intención. Ya presenta representaciones mentales.

En cuanto al color, no tiene relación con el objeto dibujado: por ejemplo, pone color rojo a un árbol; aunque sí lo utiliza intencionalmente.

Respetar los garabatos del menor. La verbalización es fundamental. Ya hay más destreza y coordinación de movimientos.

• Etapa Preesquemática. Representación intencional (de 4 a 7 años)

A los 4 años, el niño empieza a elaborar esquemas en sus dibujos. Se encuentra en su primer nivel de representación. La figura humana es la primera que consigue desarrollar en el papel, dando una importancia máxima a la cabeza: son los llamados “renacuajos” o “cabezones”.

Dibuja la cabeza porque es el elemento de su esquema corporal que tiene representado, al que da más importancia, pues está relacionado con su alimentación, con algunos sentidos y con las personas que están más ligadas afectivamente a él. La representa mediante un círculo, incluyendo más o menos detalles que, poco a poco, debido a su propia experiencia perceptiva, irá enriqueciendo.

Según el grado de madurez del niño, podemos apreciar cómo uno de 4 años aún no dibuja en sus figuras ni brazos ni manos, y a la cabeza tan sólo le pone los ojos, mientras que otros niños las dibujan con brazos, manos y nariz, y también descubren los dedos, que incluyen de forma destacada.

En esta etapa, el pequeño comienza a distribuir el espacio de forma un tanto anárquica. El tamaño de las personas, los objetos, etc., está en función de la importancia que les dé. Otra de las características de este periodo es que las personas o cosas que dibuja aparecen flotando.

Elige los colores, que utiliza de forma emocional: el hecho de usarlos supone una experiencia maravillosa, aunque no los relacione.

Estas etapas son un reflejo del proceso de desarrollo, que es continuo, pero no uniforme. Las diferencias individuales en la evolución también las encontramos en el garabateo de los niños, que se puede considerar como un reflejo de su desarrollo físico y afectivo.

No hay nada que pueda indicar qué tiempo debe dedicar el pequeño a expresarse en el papel. La mayoría de los niños llenarán con gusto dos o tres páginas con garabatos. Cuando han llegado a su etapa de poner nombre a sus trabajos, pueden mantenerse interesados durante 20 o 30 minutos.

Si encontramos un niño que no se decide a garabatear, hay que ayudarle a que adquiera confianza para expresarse ofreciéndole diversos materiales, sin olvidar el aliento y la comprensión que el adulto está obligado a darle.

En la realización de estas actividades plásticas influyen diversos factores relacionados con el desarrollo del niño en el proceso madurativo:

- Afectivos, emocionales.

- Intelectuales: comprensión de conceptos espaciales y temporales, conocimiento de los objetos.

- Motrices: control del cuerpo, coordinación motriz.

- Nivel de representación.

- Capacidad de atención.

- Perceptivos, a través de los sentidos.

- Sociales

- Imaginativos.

- Estéticos.

3.- LA EXPRESIÓN PLÁSTICA EN EL CURRÍCULUM DE LA EDUCACIÓN INFANTIL

Se entiende por currículo de la Educación Infantil el conjunto de objetivos, contenidos, métodos pedagógicos y de evaluación que han de regular la práctica educativa de dicha etapa.

La expresión plástica se encuentra dentro del área de representación de comunicación y favorece también el resto de áreas. Por ejemplo, cuando un niño dibuja, está conociendo el medio, el espacio, los demás,....La característica principal es su carácter global.

Como resumen se puede decir que el primer ciclo va encaminado al descubrimiento, experimentación, uso de instrumentos de comunicación. Tiene carácter instrumental: procedimental. El segundo ciclo es todo lo del primero más la intencionalidad comunicativa.

0-3 años

El descubrimiento, la experimentación y la utilización de los materiales de su entorno como instrumentos de producción plástica y de las técnicas más básicas que esto permite, será fundamentales en 0-3 años, siempre en estrecha interrelación con el desarrollo de nuevas habilidades perceptivo motrices. Así, el papel, los tintes naturales o los lápices, y el rasgar, el pegar o el garabatear, son algunos de los que el niño/a de este ciclo puede utilizar.

Ello permitirá que el niño desarrolle un proceso que, con la ayuda del maestro o maestra le va a llevar desde la pura experimentación sensoriomotora y de la mera descarga emocional a la consecución, al final del ciclo, de objetivos de expresión y comunicación más concretos: elaboraciones plásticas con alguna intencionalidad, interpretación de algunas imágenes de su entorno, como la figura humana, etc.; todo ello en estrecha relación con las primeras actitudes de disfrute e interés por las producciones plásticas.

3-6 años

Si en el primer ciclo el descubrimiento, la experimentación y la utilización básica de los elementos del entorno como instrumentos de producción plástica era lo fundamental de este bloque de contenidos, en este ciclo los ejes de la actividad serán la progresiva complejidad en el uso de las técnicas plásticas, y la mayor capacidad de representación y comunicación que éstas le permiten, todo ello en estrecha relación con los aspectos cognitivos, afectivos, motores y relacionales, también más desarrollados.

Así en este ciclo el niño es capaz de percibir y diferenciar formas y colores más complejos, los contrastes y sus posibilidades expresivas, nuevos materiales o soportes plásticos como las ceras, etc., e irá aumentando sus habilidades de trazo, se afianzará en el uso de las herramientas para conseguir mayor precisión, etc.; todo lo cual le posibilitará la creación de imágenes y producciones plásticas progresivamente más elaboradas.

Estas actividades irán acercando al niño al concepto de obra plástica, de su diversidad y de los diferentes materiales útiles para su elaboración. Además permitirá introducir en la clase el respeto e interés por las producciones plásticas y la posibilidad de que se perciban como un nuevo elemento de disfrute. En este sentido merece destacar la importancia que cobran las imágenes televisivas. La escuela deberá tener en cuenta, a lo largo de todo el ciclo, como un contenido fundamental: por ejemplo la valoración ajustada de su utilidad.

La educación plástica favorece la consecución de los objetivos de Educación Infantil, no solo los específicos de expresión:

• Conocer el propio cuerpo

• Relacionarse con los demás

• Ser más autónomo

• Observar y explorar su entorno natural, familiar y social

• Representar diversos aspectos vividos mediante juego

• Utilizar el lenguaje verbal

• Enriquecer y diversificar sus posibilidades expresivas.

4.- LA CREATIVIDAD Y LA EXPRESIÓN PLÁSTICA.

La expresión plástica es un instrumento de desarrollo y comunicación del ser humano que se manifiesta por medio de diferentes lenguajes. La expresión plástica, como forma de representación y comunicación, emplea un lenguaje que permite expresarse a través del dominio de materiales plásticos y de distintas técnicas que favorecen el proceso creador. Lo fundamental en este proceso es la libre expresión, no la creación de obras maestras.

La expresión plástica es un cauce fundamental para el desarrollo de la creatividad, aunque no el único. La educación infantil permitirá este desarrollo, así como el proceso que implica la solución de los problemas.

La expresión plástica está ligada al arte pero, en la etapa infantil, no tiene como fin lograr artistas, sino el desenvolvimiento del proceso interior del niño que desarrolla distintas capacidades. “lo fundamental no es el producto, sino el proceso”. Los aspectos técnicos deben de estar supeditados a los diversos objetivos de disfrute, expresión y comunicación, sin que eso suponga privar al pequeño de los conocimientos y el uso de las técnicas que favorezcan su maduración.

Entre los factores implícitos en el proceso creador se encuentran los ambientales, en los que influye el educador o educadora, de modo que su actuación es fundamental.

¿Cómo influir positivamente en el desarrollo de la creatividad?

A través del estimulo, la espontaneidad, la libertad y la flexibilidad

Poniendo al niño en contacto con el arte de distintas épocas.

Evitando estereotipos de la decoración y en las realizaciones infantiles. El educador o educadora infantil evitará el uso de los modelos, el niño no debe copiar (ya se trate de copias de la pizarra, fichas o cuadernos de colorear). Se evitará que dependa del modelo que ofrece el adulto para, de este modo, adquirir seguridad en sí mismo y desarrollar la capacidad creadora.

Individualizando los ritmos de aprendizaje.

Estimulando la observación, la experimentación, los sentidos, la percepción, la curiosidad, la intuición, la imaginación y la seguridad.

Valorando las producciones de otros niños.

Aceptando respuestas muy variadas y distintas de las que se podrán esperar.

Favoreciendo el juego y el manejo de materiales poco estructurados.

En resumidas cuentas la creatividad es la capacidad de ver donde otros no ven, es decir, ante cualquier situación la persona creativa es capaz de buscar otro encuadre; analizar de otra forma distintas variables, y por supuesto encontrar otras vías de solución que a los demás no se le ocurrió.

5.- ESTRATEGIAS DE ACTUACIÓN.

En las actividades artísticas lo importante es el proceso, no el resultado; no hay que buscarlo porque no hay respuestas específicas ni correctas. De acuerdo con este principio se señalan algunas orientaciones metodológicas para el desarrollo de las actividades.

a) El educador

• Su papel será de observar el proceso. Estará alerta en todo momento para prestar ayuda al niño sólo si este lo necesita, ya que es él mismo quien tiene que experimentar y sentirse satisfecho de lo que ha hecho.

• Su actitud ha de ser abierta y positiva. Se mostrará satisfecho frente a las producciones infantiles. No es conveniente reprender, sino, simplemente, reconducir la actividad para lograr el éxito del niño, aunque esto no quiere decir que no haya que cambiar ciertos hábitos o actitudes que no sean adecuados. Siempre halagará las realizaciones del niño por el efecto motivador que supone esta actividad.

No debe deshacerse de nada de lo que modele o pinte el niño; no es recomendable borrar. El niño ha de observar lo que hace; en todo caso, repetirá en otra actividad la técnica hasta mejorarla, pero siempre como una nueva experiencia, no como una repetición, pues de lo contrario, el trabajo se convertirá en una especie de castigo.

• Sus instrucciones serán siempre claras y concisas, los niños han de saber en todo momento lo que se espera de ellos.

• Vigilará que los niños adopten una postura correcta y que estén cómodos.

b) Las actividades

• Estarán planteadas en función de los objetivos propuestos y tendrán un carácter global. Salvo que se quiera reforzar una habilidad, en cuyo caso se propone algo específico. Se secuenciarán de modo progresivo en cuanto a la dificultad y complejidad de las mismas, en lo que se refiere al nivel madurativo de cada uno de ellos.

• La presentación y desarrollo de los ejercicios de expresión se debe llevar a cabo de forma lúdica. A pesar de adecuar las actividades a los objetivos, se pueden aprovechar algunos acontecimientos que aumentan el interés de los niños y de las niñas como las fiestas locales o Navidades.

• En su planificación hay que incluir el tiempo de los siguientes momentos: 1. presentación y preparación de los materiales, 2. ejecución del trabajo, 3. recogida, limpieza de los materiales y del espacio utilizado, 4. puesta en común para conversar sobre las experiencias realizadas.

• Durante las actividades de pintura o dibujo libre no se debe dar un tiempo limitado ni interrumpir al niño.

• La experiencia artística es algo más que el uso de los materiales para el proceso de dibujar o pintar en un momento dado. Estos momentos tienen que ser lo suficientemente flexibles como para permitir que cualquier niño se aparte de la actividad del grupo.

Características de las actividades

Llamativas por el tema que trata o la acción a realizar

Sencillez, en la organización y el desarrollo

Desarrollo en forma de juego

Flexibilidad de cara a su realización

Gratificantes

Adaptadas a las necesidades de conocimiento y de relación de estas edades

Potenciadoras de capacidades

Que permitan la observación, expresión y representación musical

Criterios para determinar su selección

La edad de los niños/as

La relación entre los contenidos que abordan la actividad y los que ya se poseen.

Que respondan a los intereses de los niños

Las capacidades que desarrollan

Que reúnan las características enunciadas para las actividades plásticas

Por medio de las actividades que ahora nos ocupan los niños tienen una vía para expresar sus sentimientos, sus ideas, sus sensaciones, y sus conocimientos del entorno; y al mismo tiempo, conocen a sus compañeros. Por eso es muy valioso exponer las producciones que se hacen en los grupos. Esta exposición permite la comunicación de las sensaciones a los demás, y que todos conozcan y admiren lo que han hecho los compañeros.

c) El ambiente

• Estimulará la iniciativa y la espontaneidad el hecho de que el niño sienta curiosidad y se divierta, sintiéndose libre, seguro y respetado.

• Será organizado según las actividades previstas.

• Hay que procurar mantenerlo en orden y limpio. Se tiene que inculcar en el pequeño el gusto por los espacios limpios y el hecho de que él mismo se ensucie sólo lo necesario. (no decimos que no tenga que mancharse, sino únicamente lo necesario) Para ello, se enseñarán hábitos adecuados y el uso del babi o delantal si es preciso.

Como resumen podríamos enumerar los siguientes principios metodológicos:

 Tratamiento de cada concepto plástico desde la globalidad de los procesos de la materia: en el estudio de de cada concepto deben ofrecer situaciones de observación, expresión y representación del mismo.

 Utilización de una amplia variedad de técnicas y materiales: es recomendable seleccionar aquellas técnicas que permitan potenciar las capacidades básicas que desarrolla la Expresión Plástica.

 El entorno como principal fuente de información .Este principio nos permite partir de situaciones y contextos familiares próximos a la realidad cotidiana.

 Aprovechamiento de la oferta artística de la sociedad, destacando la del patrimonio artístico de la comunidad. Partir de situaciones próximas al niño.

 relaciones con el resto de las materias artísticas, relaciones con educación corporal, musical…

 relaciones con los diferentes lenguajes. Que favorecen la comunicación

 El juego como base del desarrollo de las actividades. Se debe potenciar el disfrute, el goce, el divertimento… en la realización de las actividades que serán entendidas como juegos habituales en clase.

 Vivenciación e interiorización de los contenidos. Cuanto más vivencien los contenidos más los comprenderán. Se desarrollarán más la percepción.

 Carácter cíclico de los contenidos. Partir de las experiencias, vivencias y conocimientos propios, así como de los contenidos tratados con anterioridad, debe preceder a la presentación de cualquier nuevo contenido. Ello implica un cuidado especial en la secuenciación de los mismos por parte del profesor.

 Desarrollo del “saber percibir” para “saber hacer” y “saber analizar”. Cualquier actividad debe incluir situaciones de percepción de información plástica, así como contextos que permitan la utilización y aplicación de dicha información, su análisis y representación. A partir de los resultados obtenidos se podrán mejorar el desarrollo de nuevos procesos de percepción, expresión y representación plástica.

Principios metodológicos:

 Tratamiento de cada concepto plástico desde la globalidad de los procesos de la materia.

 Utilización de una amplia variedad de técnicas y materiales:

 El entorno como principal fuente de información.

 Aprovechamiento de la oferta artística de la sociedad, destacando la del patrimonio artístico de la comunidad

 relaciones con el resto de las materias artísticas

 relaciones con los diferentes lenguajes

 El juego como base del desarrollo de las actividades

 Vivenciación e interiorización de los contenidos

 Carácter cíclico de los contenidos.

 Desarrollo del ”saber percibir“ para “saber hacer” y “saber analizar”

6.- CRITERIOS DE SELECCIÓN DE LOS RECURSOS.

En cada momento será necesario constatar el nivel de maduración de los niños/as, en cuanto al desarrollo de sus capacidades perceptivas, su coordinación óculo-manual, sus destrezas y habilidades, y su pensamiento. Por otra parte, también habrá que precisar las capacidades que se pretenden desarrollar con el uso de unos u otros materiales y técnicas, el tiempo que se necesita para ello, el cansancio que puede suponer e incluso el grado de abstracción que se requiere.

A la vista de lo expuesto, la clasificación de los materiales que se consideran más adecuados para el periodo de 0 a 6 años, es la siguiente:

1. Pintura sólida. Incluye la utilización de ceras, crayón, tizas y rotuladores. Con las primeras se puede simultanear

2. Pintura líquida

3. Papeles

4. Materiales tridimensionales.

Partir del rincón de plástica

Materiales:

1. Hacer una previsión de lo que necesitamos

2. Se presentará por orden de dificultad en su manipulación. Dependiendo de las capacidades manipulativas del niño. Se irán introduciendo poco a poco.

3. Libre manipulación de los materiales

4. Las distintas técnicas que se realicen se han de combinar con diferentes soportes.

5. Los materiales estarán distribuidos por zonas y al alcance aquellos que pueden utilizar los menores.

6. Normas claras de utilización

7. Seguridad, Ejemplo cerrar los botes de pintura

8. Limpieza, trapos para limpiarse

9. Papel resistente

Espacio:

1. Será luminoso, luz natural

2. Material suficiente y ordenado

3. Zonas: manipulación, agua, exposición, para guardar

4. Tamaño apropiado al número de niños

Mobiliario:

1. Amplio

2. Se adaptará a los diferentes soportes que se utilizan

3. Incluirá estos elementos: mesa amplia, pileta para limpiar los materiales y experimentar con líquidos, caballetes, tablero de corcho, espacio para ver los trabajos, un espacio para dejar trabajos inacabados, perchero (colgar babis)

Estas condiciones analizadas son igualmente válidas para otros rincones creados dentro de la sala de actividad de un grupo o para un taller.

7.- BIBLIOGRAFÍA

 VARIOS AUTORES, “la Educación infantil. Expresión y comunicación” Volumen II. Paidotribo.

 J, Caja (coord.) M. Berrocal, J.C. Fernández Izquierdo.”La educación visual y plástica hoy. Educar la mirada, la mano y el pensamiento”. Barcelona, 2003. Editorial Grao.

 Palacios, La Educación Infantil, Paidos.

 LOWENFELD, V. BRITTAIN, W. Desarrollo de la capacidad creadora. Editorial Kapelusz. Buenos Aires. 1.980.

 CHERRY, C. El arte en el niño en edad preescolar 3ª edición. CEAC. Barcelona, 1981.

 AYMERICH, C. y M. Expresión y arte en la escuela (3 volúmenes). Editorial Teide. Barcelona, 1970.

 GARAIGORDOBIL, CANDIZABAL, M. Psicología para el desarrollo de la cooperación y la creatividad. Biblioteca de psicología. Ed. Desclée de Brouwer. Bilbao, 1995.
 


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: ALBERTO URREA Fecha: 10 del 02 de 2014 - 16:51
EXCELENTE EL ESCRITO, MUY ÚTIL.
Por: Marisa Reggi Fecha: 02 del 08 de 2010 - 23:08
muy bueno, me sirvio mucho la informacion, desde mi punto de vista muy completo.gracias
Por: fabiana mansilla Fecha: 11 del 05 de 2010 - 15:19
ESTOY HACIENDO UNA FICHA DE PLASTICA Y ME SIRVIO LA INFORMACION PARA HACER LA TAREA GRACIAS!!!

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: coll@uma.es junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net