Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 1, Nº 4 (junio 2009)

¿CÓMO CONTRIBUIR AL DESARROLLO SOSTENIBLE DESDE LA PERSPECTIVA DE LA COMUNICACIÓN EDUCATIVA EN EL PROCESO PEDAGÓGICO?


 

Asunción Machado de Armas
Universidad Pedagógica “Enrique José Varona”, Cuba
machadoasuncion@yahoo.es

 


RESUMEN

Es una necesidad contribuir a una buena educación a nivel mundial, entendida como una síntesis del conocimiento, la comprensión, el saber hacer y la capacidad de convivir con otros, para lograr superar la pobreza e inequidad que afecta a millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños en nuestro planeta. El cumplimiento de esta afirmación es la única vía, es el único camino para seguir avanzando hacia el desarrollo sostenible, la democracia y la paz a partir de ir sembrando valores humanos y valores ambientales para la conservación del planeta.

Proporcionarle a las futuras generaciones un planeta verdaderamente saludable, tanto en lo biológico, lo psicológico y en lo sociocultural, requiere de una educación de calidad para todos, lo que implica enfrentar desafíos que no pueden esperar para definir nuevas tareas en las siguientes etapas del desarrollo social.

Afectaciones cada vez más importantes a su propio hábitat y otras muchas calamidades globales identifican esta era. Por tanto, hacia dónde se encamina la raza humana ?, hay sabiduría en una civilización que se encamina hacia su propia destrucción y a la del medio ambiente en que habita?( ).

Estas reflexiones nos estimulan y a la vez nos exigen, contribuir desde nuestra posición como profesionales de la educación, responsabilizados con la formación y capacitación del personal docente a brindar nuestro aporte desde la perspectiva del proceso de la comunicación educativa.

Si tenemos en cuenta los problemas que en la actualidad afectan la salud humana, los cuales no escapan a la atención mundial, se hace necesario considerar que dichos problemas constituyen punto de análisis y de valoración para garantizar la vida de las personas en el planeta tierra. Para los educadores estos problemas no pueden ser ajenos, es necesario, que sean abordados dentro del proceso docente educativo, como requisitos y prioridades para así contribuir al desarrollo integral, armónico y sostenible de las generaciones actuales y futuras. De ahí, que presentemos en nuestro trabajo algunas reflexiones para contribuir a la construcción de alternativas ante la problemática ambiental y el trabajo por el desarrollo sostenible desde la perspectiva de la comunicación educativa en el proceso pedagógico.

INTRODUCCIÓN

El desarrollo mundial en la época contemporánea se caracteriza por la creciente existencia de problemas globales, entre ellos, el peligro de la guerra mundial, el alto e incontrolable crecimiento demográfico, el desarrollo económico y social entre los países, la subalimentación, el agotamiento de los recursos naturales y energéticos, la contaminación, degradación y afectaciones del medio ambiente.

Ante tal desastrosa situación es necesario que se desarrolle un proceso de educación ambiental, desde lo intrínseco para dar garantía al desarrollo sostenible desde la perspectiva de una comunicación educativa competente, centrada en la preparación, tanto en el conocer, el saber, el saber hacer, en el comportamiento humano, para así preparar a los hombres y mujeres en valores ambientalistas que le posibiliten tomar conciencia, sobre cuál es su papel en la conservación del patrimonio social, cultural y económico que debemos legar a las generaciones actuales y futuras. Para lo que es necesario comprender ante todo que en el centro de este problema se encuentra el ser humano como el elemento biopsicosocial más importante que integra el medio ambiente y que por su naturaleza conciente, activa, transformadora, desarrolladora es quien posee todas la potencialidades para revertir la problemática ambiental actual y garantizar la vida más saludable en un planeta verdaderamente azul.

En este sentido, en el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo ( PNUD ), el Desarrollo Humano se concibe no solo como el ingreso y el crecimiento económico, sino que engloba también el florecimiento pleno y cabal de la capacidad humana y destaca la importancia de poner a la gente ( sus necesidades, aspiraciones y opciones ) en el centro de las actividades de desarrollo.

El Desarrollo Humano es un proceso mediante el cual se amplían las oportunidades de las personas. Esta es una acepción simple y al mismo tiempo muy abarcadora. A partir de 1995 se ha aplicado una concepción de desarrollo económico y social que vincula y le da interdependencia orgánica a los aspectos económicos y sociales del desarrollo, considerándolos como unidad integral.

En este contexto se ha definido como objetivo final la transformación de los seres humanos haciéndolos más saludables, cultos, participativos y solidarios con sus semejantes. Desde muy temprano se comprendió que tanto el bajo nivel cultural de la población, como su deficiente salud son fuertes obstáculos al desarrollo socioeconómico. De ahí la necesidad de impulsar políticas sociales, educativas y económicas como elementos inseparables que tributen al desarrollo de la racionalidad ambiental como el resultado de un conjunto de reglas, normas, teorías, conceptos, intereses, valores, instrumentos, métodos y técnicas de producción dentro de la relación naturaleza- sociedad, la que está conformada por procesos sociales que traspasan las actuales estructuras de sociedad de consumo, es decir, sustituir la actual racionalidad capitalista por una racionalidad donde se comprenda la verdadera interrelación sociedad- naturaleza. Por lo tanto la Racionalidad medio ambiental es un concepto heurístico, dinámico y flexible que nos permite analizar, comprender , orientar y educar en los asuntos relacionados con la educación ambiental. ( 8 )

Es a partir de estas reflexiones que se nos hace necesario insertar como parte del proceso pedagógico lo relacionado con la Comunicación Educativa en su condición de categoría pedagógica y psicológica, utilizada como herramienta fundamental por los maestros para potenciar y educar en valores éticos, socioculturales y medio ambientales que posibilitan el aval de conocimientos, actitudes, normas de conducta, habilidades y saberes en general que necesita todo ser humano para poder comprender cuál es el papel que le corresponde desempeñar en la batalla por la preservación del medio ambiente, el desarrollo sostenible y por la mantención de la población humana en el planeta tierra. Es imprescindible entonces que nos preguntemos:

• Por qué es necesario educar en valores relacionados con la educación ambiental?

• Para qué el saber y el quehacer ético en educación ambiental?

• La comunicación educativa como proceso psicológico y pedagógico en la formación de valores ambientalistas? ¿ por qué?

• Cómo comprender el desarrollo humano desde la perspectiva de la educación ambiental?

• Cómo contribuir al desarrollo sostenible desde la perspectiva de la comunicación educativa en el proceso pedagógico?

DESARROLLO

Los asuntos relacionados con los valores humanos y muy especialmente los referentes a la educación ambiental, son recurrentes en los constantes debates que se suceden entre las personas ya sean profesionales o no, entre los cuales se analizan problemas muy complejos y trascendentales de carácter político, económico, social, científico e incluso tecnológico, entre otros o simplemente de la vida cotidiana.

En la medida en que ha avanzado la humanidad hacia el desarrollo y el progreso y en la entrada de este al siglo XXI, también se ha agudizado de forma global la confrontación de los valores, en la contraposición entre el bien y el mal, la vida en armonía entre si y el medio ambiente o la muerte por la insostenibilidad de un desarrollo excluyente y depredador, en este sentido se fundamentan las más disímiles posiciones, reacciones y comportamientos humanos.

La educación en valores hoy en día constituye una herramienta para la transformación del mal al bien, para la lucha por el perfeccionamiento y mejoramiento humano siempre y cuando los valores morales, transformados en ideales humanos universales y convicciones personales de los individuos, en su sentido y proyecto de vida personal en correlación con lo social en su sentido de progreso y desarrollo humano.

Esta situación ha puesto en el centro de atención de las fuerzas progresistas de todos los sectores del planeta el problema de los valores en el rescate de la cultura humanista, la necesidad de la globalización de la solidaridad humana en la toma de conciencia sobre por qué trabajar por el desarrollo sostenible como garantía en la continuidad del desarrollo humano.

Cómo desde la perspectiva de la comunicación educativa es posible contribuir a la educación ambiental y al desarrollo sostenible?

Desde la perspectiva de la comunicación educativa consideramos necesario trabajar por la educación ambiental y el desarrollo sostenible, entendiéndose estos conceptos respectivamente como:

Comunicación Educativa

“El área de conocimiento teórico- instrumental cuyo objeto de estudio son los procesos de interacción propios de toda relación humana, en donde se transmiten y recrean significados” T. E. Landivar.

Es el proceso donde se destaca el papel de la interacción, de la elaboración conjunta de significados entre los participantes como característica esencial del proceso pedagógico y por finalidad educativa se interpreta el propósito explícito o no de una persona o grupo por alcanzar o promover una conducta, actitud conforme a ciertos valores, a partir de lo cual se decidió la acción en el marco de la realidad en que se inscribe y se tiene en cuenta la contextualización de la acción educativa, considerando los factores socio- políticos que intervienen en la determinación social y el papel de lo individual, lo que se corresponde con el tercer modelo de educación.

Una comunicación realmente educativa tiene lugar solamente cuando las relaciones humanas que se producen en el proceso pedagógico no son únicamente de transmisión de información, sino de intercambio, de interacción e influencia mutua, lo que propicia el desarrollo del individuo, su personalidad y del grupo escolar, así como del profesor, tanto como profesional y como persona. La comunicación educativa se distingue por su:

• Carácter de proceso bidireccional, interactivo.

• Necesaria intencionalidad consciente del que educa.

• Respuesta a fines siempre positivos (en correspondencia con el sistema de valores del marco de referencia).

• “ Modo de hacerse” particular, exigencias que son afines a tomar al “otro” en cuenta en la comunicación, permitir su expresión auténtica en el diálogo, acceder a un clima afectivo positivo

Contribuir sistemáticamente a desarrollar y a expresar las potencialidades de la comunicación en todas las manifestaciones de la vida y en especial en el proceso pedagógico, es uno de los temas más necesitados por los profesionales de la educación. Mediante el proceso de comunicación se construyen, se vivencian, se comparten y se proyectan ideas, emociones, estados de ánimo y sentimientos por lo que no debemos comprenderla divorciada de la personalidad de los sujetos que intervienen en ella. Una actuación competente como comunicador implica, en primera instancia, el desarrollo de una serie de conocimientos, sistema de acciones y operaciones que pueden sistematizarse en habilidades y hábitos, que vayan conformando toda una cultura de la comunicación, necesaria para quien tiene como centro de su trabajo al hombre y el ambiente en el cual se desarrolla.

Educación Ambiental

La educación ambiental debe ser concebida como un proceso educativo permanente mediante el cual se prepare a los ciudadanos para la comprensión de los principales problemas del medio ambiente que de una forma u otra afectan la salud del ser humano, deteriorando su bienestar psicológico y social y su papel activo en la transformación, conservación y mejoramiento de toda la riqueza natural, económica, artístico-cultural que el hombre y la mujer como objetos sujetos han creado y deben mantener para las generaciones futuras.

• La educación ambiental proporciona los saberes científico-técnicos necesarios que permiten desarrollar una conciencia impostergable sobre la s actitudes y acciones a desarrollar para contribuir a la búsqueda de soluciones a los problemas que se manifiestan en la época contemporánea sobre el deterioro del medio ambiente.

• La educación ambiental es parte de la educación integral que posibilita la comprensión de las complejas interacciones que se establecen entre todos los componentes del medio ambiente, tales como, lo biótico, lo abiótico y lo sociocultural que permite garantizar el equilibrio ecológico de la sociedad en general.

Desarrollo Sostenible

Es aquel que permite satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

De esta forma se presenta el desarrollo como un proceso global en un conjunto de dimensiones ( económica, humana, ambiental, tecnológica, etc. ), que interactúan entre si. ( 4 ). Desde este enfoque el desarrollo es un concepto integral, en el cual el ser humano y la satisfacción de sus necesidades constituyen el objetivo supremo, es decir, el desarrollo es un todo, es un proceso cultural integral, rico en valores, abarca el medio ambiente natural, las relaciones sociales, la educación, la producción , el consumo y el bienestar humano.

La UNESCO ha planteado como concepto fundamental que la Educación para el Desarrollo Sostenible es un proceso para aprender a tomar decisiones que consideren en una perspectiva de largo plazo, la equidad social, la economía, y la calidad del ambiente de las comunidades.

En correspondencia con el predominio de esta nueva concepción sobre Desarrollo Humano como nuevo paradigma en la esfera internacional, consideramos que “ Desarrollo Humano” es crecer, mejorar la distribución del ingreso, consolidar los procesos democratizadores, adquirir mayor autonomía, crear condiciones que detengan el deterioro ambiental y mejorar la calidad de vida de toda la población, en fin , la transformación de todas las estructuras productivas en un marco de progresiva equidad socia, donde su objetivo central sea el ser humano.” ( 8 )

El objetivo básico en el paradigma propuesto por el PNUD para el Desarrollo Humano es la creación y el mantenimiento de un ambiente propicio en el cual las personas puedan desarrollar todo su potencial y tener oportunidades razonables para una vida activa y creativa en un ambiente saludable. Para lo cual se han planteado objetivos fundamentales para el decenio por la UNESCO:

• Elevar el perfil del rol de la educación y el aprendizaje en la búsqueda del desarrollo sostenible.

• Facilitar los vínculos, el intercambio y la interacción entre los participantes en la educación por el desarrollo sostenible.

• Proveer espacio y oportunidad para reafirmar y promover la visión y transición al desarrollo sostenible, mediante todas las formas de aprendizaje y conciencia pública.

• Incrementar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en la educación por el desarrollo sostenible.

• Desarrollar estrategias comunicativas a todos los niveles para fortalecer y promover la educación por el desarrollo sostenible.

• Promover la educación como base para transitar hacia una sociedad humana sostenible.

• Reorientación de los actuales programas educativos, desde preescolar hasta la educación superior, a fin de impulsar los principios, conocimientos, habilidades, perspectivas y valores relacionados con la sostenibilidad.

• El desarrollo de la comprensión y la conciencia pública sobre la importancia de la sostenibilidad en todos los aspectos de la vida cotidiana.

Las reflexiones anteriores nos posibilitan comprender que la comunicación educativa es también un acto para contribuir a la formación de valores relacionados con la educación ambiental, pues del estilo comunicativo del profesor, de su competencia comunicativa y ejemplo moral depende en gran medida la motivación, el interés, los sentimientos, las necesidades para conocer lo nuevo, para desarrollar habilidades, modificar conductas, comprender y actuar en consecuencia para contribuir a la conservación del medio ambiente, a la potenciación del desarrollo sostenible, así como también, a trasmitir a otras personas estos saberes y sumarlos en esta dirección. Por otro lado cuando la comunicación educativa es mucho más que trasmitir información, es lograr la unidad entre lo instructivo y lo educativo pues en el hombre se forman valores cuando lo comprendemos en la estrecha unidad entre lo racional y lo emocional.

De ahí que la tarea suprema de la educación sea la humanización del hombre, la apropiación de los valores, costumbres, tradiciones y de la cultura nacional y universal.

La integración de estos tres paradigmas en función del mejoramiento humano, nos permite la construcción de una Ética Ambiental donde se integra el pensar y el sentir, lo individual y lo colectivo, es decir relacionar la sensibilidad con la razón, en la que se logre una verdadera apropiación entre el individuo, la naturaleza y la sociedad. Una ética ambiental es una ética global, que concibe al ser humano como integrado en un medio en el que comparte su vida con otras especies y con un sustrato físico. Es por ello que el papel de la ética ambiental es motivar una conducta respetuosa con la naturaleza, sobre la base de normas morales que regulen el comportamiento humano.

En Cuba en todo el sistema nacional de educación se trabaja desde la comunicación educativa en el proceso pedagógico para lograr estos propósitos que fueron planteados por primera vez desde 1977 en la Conferencia Intergubernamental sobre educación ambiental, organizada por la UNESCO con la cooperación del PNUMA, en Tbilisi, en la extinta URSS, en su informe final, se formularon los principios rectores, pautas y direcciones sobre el trabajo a desarrollar en materia de educación ambiental y que han sido reformulados sin perder su esencia en los objetivos del decenio, donde se refiere:

• Considerar el medio ambiente en su totalidad, es decir, en sus aspectos naturales y en los creados por el hombre, así como los tecnológicos y sociales ( económico, político, histórico-cultural, moral, ético y estético).

• Constituir un proceso educativo continuo y permanente, comenzando por el grado preescolar y continuando por todas las fases de la enseñanza dentro del ámbito escolar y en la vida social.

• Aplicar un enfoque interdisciplinario, aprovechando el contenido específico de cada disciplina, de modo que se adquieran los conocimientos con una perspectiva global y equilibrada.

• Examinar las principales cuestiones ambientales desde los puntos de vista local, nacional, regional y con una alta sensibilización con los problemas de otras naciones del mundo.

• Concentrarse en los problemas actuales ambientales y en los que puedan presentarse como resultado del desarrollo de la sociedad en determinadas condiciones históricas.

• Insistir en el valor y la necesidad de la cooperación local, nacional e internacional para prevenir y resolver los problemas ambientales.

• Considerar de manera explícita los aspectos ambientales en los planes de desarrollo y crecimiento de cada nación.

• Hacer participar a los alumnos en la organización de sus experiencias de aprendizaje, y darles la oportunidad de ofrecer posibles alternativas para solucionar determinadas situaciones ambientales que se presenten en el entorno de su comunidad educativa.

• Ayudar a los alumnos a descubrir los síntomas y causas reales de los problemas ambientales, en correspondencia con los contenidos que reciben sobre estos aspectos en su plan de estudio.

• Utilizar diversas actividades educativas y una amplia variedad de métodos para comunicar y adquirir conocimientos sobre el medio ambiente, presentando especial atención a la s tareas prácticas y a las experiencias personales en el contexto escolar, familiar y comunitario.

• La formación del personal docente

• La educación técnica y profesional.

• La educación e información del público.

• La enseñanza universitaria general.

• La formación de especialistas en medio ambiente y

• La cooperación internacional y regional

Si reflexionamos en que han transcurrido más de 30 años de este evento y aunque se han producido discretos avances en lo científico, técnico y educativos aún las acciones de educación ambiental en el mundo son insuficientes.

En este sentido la Universidades Pedagógicas de Cuba realizan ingentes esfuerzos en la formación ambiental inicial y continuada de los profesionales de la educación y de los docentes cubanos de todas las educaciones organizadas en el Programa Ramal de Educación Ambiental del Ministerio de Educación de Cuba, que tiene como denominación “ La educación ambiental para el desarrollo sostenible desde la institución escolar” donde se explican las principales concepciones pedagógicas y didácticas que como país impulsamos en aras de una Educación Ambiental por el Desarrollo Sostenible. ( 6)

Nuestro Programa Ramal contiene objetivos y prioridades que precisan qué y cómo debemos proceder en la investigación que plantea como Problema Científico:

¿Cómo perfeccionar la incorporación de la Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible en las instituciones escolares?.

Y como Objetivo General expone:

Incorporar la educación ambiental, desde la perspectiva del desarrollo sostenible, a los procesos de educación y formación que suceden en la escuela cubana, como parte de la educación general e integral, con el interés de desarrollar modos de pensar, sentir y actuar responsables ante el medio ambiente y en respuesta a la crisis ambiental del mundo. ( 6)

La esencia es doble: primero es el conocimiento de mi naturaleza física...segundo es el conocimiento de mi personalidad interior, de mi psiquis, tener conciencia de mi voluntad de fomentar mi propio bien y el ser fiel a mi deber de ideas para trabajar por ese desarrollo sostenible que todos necesitamos. Entonces preguntémonos cómo me evalúo y cómo me evalúan los demás en mi comportamiento ante el cuidado del medio ambiente en que vivimos?:

• ¿Cómo soy?

• ¿Qué quiero ser?

• Cómo quiero ser?

• ¿Qué posibilidades tengo de lograrlo?

• ¿Cómo soy con los demás?

• ¿Cómo soy conmigo mismo?

• ¿Cómo ayudo a los demás?

• ¿Cómo me ayudo a mi mismo?

• ¿Qué debo transformar fuera de mi y qué dentro de mi para lograrlo?

CONCLUSIONES

Los hombres y mujeres de hoy asumimos una responsabilidad con las futuras generaciones. Degradar la naturaleza implica un hecho de insolidaridad e injusticia con la propia especie humana.

Tenemos deberes ecológicos que cumplir, que implica prudencia, templanza, tolerancia, preservación, protección, comunicación y mucho amor por el ser humano, porque la tarea de orden es desarrollar la cultura ambiental, de paz y solidaridad.

Desde la perspectiva de una comunicación educativa competente, es posible contribuir a establecer una ética ambiental que nos ayude a educar al ciudadano en formar una conciencia ambientalista que le permita, el respeto por la naturaleza, aprender a convivir con la naturaleza y producir sobres bases sustentables para el presente y para el futuro.

BIBLIOGRAFÍA

1-CITMA, Estrategia Ambiental Nacional 2007/2010. La Habana. Cuba.2007

2-Colectivo de autores. Curso de Ética y Sociedad. Universidad para todos. Ciudad Habana. Cuba. 2007.

3--------------------------- . Técnicas para el estudio y desarrollo de la competencia comunicativa en los profesionales de la Educación. Editorial Pueblo y Educación. Cuba. 2007.

4 ------------------------- . Psicología para Educadores. Editorial Pueblo y Educación. Cuba 1995.

5 ------------------------ . Investigación sobre desarrollo humano en Cuba, 1996. Editada por Caguayo S.A. PNUD. La Habana. Cuba. 1996.

6 ------------------------ . Didáctica de la Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible. Curso Pre- Congreso. Pedagogía 2009. Cuba

7 ------------------------ . Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Río de Janeiro. 1992.

8- López R. y otros. El saber Ético de ayer y de hoy. Tomo 1. Editorial Félix Varela. La Habana. Cuba. 2004.

9- Machado de A. Asunción. La Salud Escolar como propósito pedagógico en la escuela cubana. Curso Pre- Reunión. Pedagogía 2003. Cuba.

10-UNESCO/SANTIAGO. Educación, Democracia, Paz y Desarrollo. Pedagogía 97. La Habana. Cuba. Febrero. 1997

11- Valdés, Orestes: La educación ambiental y la protección del medio ambiente. Revista Educación # 105 enero/abril. 2002. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2002.
 


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: coll@uma.es junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net