Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 1, Nº 3 (mayo 2009)

EL CURRÍCULO, ENTE ABIERTO Y FLEXIBLE


 

José Mario Horcas Villarreal
Centro Educativo de Cádiz, España
jmariohv@yahoo.es 

 

El Currículo Educativo actual confiere a la Escuela el adjetivo de “abierta” y “ flexible”. El origen de esta afirmación arranca una gran diversidad de ideologías.

Como aquella que considera al Centro Educativo, como institución que aprende y se relaciona socialmente se le confieren una serie de particularidades que terminan haciendo de éste un lugar tan irrepetible como único, al estar envuelto de un sistema ambiental, funcional y contextual distinto o la que se cuestiona la didáctica porque establecer su concepto es complicado, momento en el que desconocemos la misión del profesor.

Las consideraciones teóricas a las que dan lugar esos adjetivos mencionados arriba, no son sin duda pecata minuta, ya que afecta a los demás en su integridad: familia, métodos de enseñanza o formación de los docentes.

A este respecto, Hansen, D.T: “La moral está en la práctica”, afirma “La escuela debe conocer la naturaleza de las prácticas realizadas y las consecuencias que estas prácticas llevan consigo. La escuela debe otear el horizonte para saber cuáles son sus nuevas exigencias, pero antes tiene que saber dónde tiene puestos los pies, por donde camina y a dónde conducen esos pasos”.

La afirmación de la escuela como ecosistema social y humano admite la posibilidad de una escuela que puede concretarse, en función de dónde se halle y los individuos que albergue, y, al mismo tiempo, tener múltiple facetas cual prisma de infinitas caras que se ve de unas u otra forma en función del ángulo desde el que se observe.

Por lo que un Centro Educativo es un artefacto complejo, con perspectiva ecológica, cuyos contenidos son reestructurables y reconstruibles para aproximarlos y acordarlos con la naturaleza de los restantes ecosistemas humanos .

Es lo que en la Ley se denominan niveles de concreción curricular ( el DCB, Diseño Curricular Base, dado por la Administración, se concreta en el PCC, Proyecto Curricular de Centro, y se adapta al microecosistema del aula mediante la PA, Programación de Aula ).

La escuela abierta, comprensiva y tolerante es integradora y se sitúa en el paradigma de la diversidad.

Es fundamental que entendamos que la escuela abierta es un esfuerzo de toda una Comunidad, una Comunidad Escolar, con unos planteamientos didácticos que la hagan posible.

Desde este nuevo horizonte, basado en el informe Warkock de 1978, la acción didáctica no consiste tanto en adquirir conocimientos como en producir un desarrollo integral, cualquiera que sea el nivel educativo al que tomemos como referencia.

La escuela debe lograr que se obtengan progresos en los tres ámbitos de la realidad; el personal, intersubjetiva y técnico-objetiva.

La personalidad del propio Centro es fundamental pero debemos hacer hincapié en aquellos aspectos en los que se posibilita una naturaleza rica y diversa, donde se integren la particularidad y la globalidad.

La educación del futuro, en palabras de J.Delors, “La educación encierra un tesoro”, se basa en cuatro pilares: ser, conocer, hacer y convivir.

• Aprender a conocer significa poner al niño en contacto con los conocimientos culturales, almacenados en el tiempo, para que se sienta vinculado a las generaciones anteriores en un proceso de continuidad, a la vez que se le acerca a la realidad del mundo actual con objeto de que tome conciencia de su papel personal y social.

• Aprender a ser es favorecer que los alumnos aprendan a conocerse a sí mismos en todos los aspectos que lo definen y con los que se identifican; es aprender a amarse y aceptarse como se es, con lo positivo y negativo, reconociendo sus derechos y deberes.

• Aprender a hacer es construir, saber utilizar los medios y recursos adecuados para mejorar la realidad y calidad de vida.

• Aprender a convivir es saber vivir con el otro, siguiendo el postulado de que “el hombre es un animal social”. En el Centro Educativo, esa microsociedad, sociedad miniaturizada, descubre las reglas de autoridad, el poder y a respetar las normas básicas de convivencia, que le ayuden a relacionarse en ámbitos más amplios.

Con todo lo mencionado hasta aquí, la perspectiva tradicional, que considera el sistema educativo como cúmulo de áreas con contenidos propios determinados y escasa relación, queda completada con un nuevo enfoque educativo que incluye el tratamiento interdisciplinar de algunos temas y problemas particularmente sensibles en las sociedades modernas. Dichos temas, cuya finalidad es la de llenar de valores una educación que estaba quedando vacía, se convierten de esta forma en una nueva manera de entender la organización y el currículo escolar, introduciendo la apreciación de problemas y soluciones desde los distintos ámbitos implicados.

El título y contenido de este escrito viene a avivar aún más si cabe este tema tan en boga de la Educación Inclusiva, tratado en Horcas Villarreal, J.M.: La escuela inclusiva, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, diciembre 2008. www.eumed.net/rev/cccss/02/jmhv7.htm, al que remito y donde se trata de garantizar el aprendizaje y participación de todo el alumnado en la vida del Centro Escolar.

Presupuesto teórico que el Boja reconoce y recoge en estos términos:

BOJA 106/1992 Disposiciones Finales:

“El currículum que se pretende integrador y no discriminatorio, deberá asumir el compromiso de dar respuesta a la complejidad de intereses, problemas y necesidades que se dan en la realidad educativa.

La atención a la diversidad, por otra parte, compete por igual a los distintos elementos curriculares, pero serán los contenidos quienes, por su proximidad a los objetivos y su carácter mediador, contribuirán a ello de manera más directa y eficaz.

La utilización flexible de los contenidos, en aras de un principio general de diversidad curricular impulsado por la concepción abierta que se adopta, reviste distintas modalidades y niveles, en función del tipo y grado de necesidades e intereses a los que debe dar respuesta.

Un primer nivel se relaciona con la necesaria concreción de contenidos seleccionados a las características de los distintos contextos escolares de la realidad andaluza, que aconseja la inclusión, como objetos de estudio, de determinadas problemáticas y rasgos específicos del entorno inmediato. Este proceso adaptativo del currículum afecta, igualmente, a las características concretas del aula y a las peculiaridades que presentan los alumnos.

Un segundo nivel remite a la oferta variada de temáticas disciplinarias, niveles de formulación y ámbitos de conocimiento, que deberá realizarse para responder a la creciente variadas de intereses y necesidades de los alumnos.

Finalmente, como garantía de flexibilidad en la oferta educativa, la diversidad deberá trascender el ámbito de las adaptaciones a determinados contextos e individuos para articular ofertas diversificadas de contenidos dirigidos a aquellos alumnos y alumnas que, al finalizar la etapa, no hayan conseguido desarrollar adecuadamente los objetivos generales a través de las vías ordinarias.”

A modo de conclusión:

Un currículo es la acepción singular en español del latín curriculum. En plural currícula. En México originalmente se utilizaba el término Planes de estudio, cambiado por el término proveniente de la cultura anglosajona. Refiere al conjunto de competencias básicas, objetivos, contenidos, criterios metodológicos y de evaluación que los estudiantes deben alcanzar en un determinado nivel educativo.

De modo general, el curriculum responde a las preguntas ¿qué enseñar?, ¿cómo enseñar?, ¿cuándo enseñar? y ¿qué, cómo y cuándo evaluar? El currículo, en el sentido educativo, es el diseño que permite planificar las actividades académicas. Mediante la construcción curricular la institución plasma su concepción de educación.

De esta manera, el currículo permite la previsión de las cosas que hemos de hacer para posibilitar la formación de los educandos. El concepto currículo o currículum (término del latín, con acento por estar aceptado en español) en la actualidad ya no se refiere sólo a la estructura formal de los planes y programas de estudio; sino a todo aquello que está en juego tanto en el aula como en la escuela.

El currículo para organizar la práctica educativa se convierte en currìculum formal. Los maestros y planeadores educativos deben tomar partido en las siguientes disyuntivas:

• ¿El currículo es lo que se debe enseñar o lo que los alumnos deben aprender, es decir, lo importante son los conceptos que se quieren transmitir o las estrategias y destrezas que se pretende que adquieran?

• ¿El currículo es lo que se debe enseñar y aprender o lo que realmente se enseña y aprende, es lo ideal o es lo real, es la teoría o es la práctica?

• ¿El currículo es lo que se debe enseñar y aprender o incluye también el cómo, es decir, las estrategias, métodos y procesos de enseñanza?

• ¿El currículo es algo especificado, delimitado y acabado o es algo abierto, que se delimita y configura en su forma definitiva en su propio proceso de aplicación?

Cualquier intento de definir el currículo debería optar entre las alternativas anteriormente expuestas: de dónde se esté situado en cada una de ellas dependerá la concepción que se tenga de este escurridizo concepto.

Bibliografía:

ALVAREZ, A. (Comp.): Psicología y curriculum. Laia, Barcelona, 1989.

ALVAREZ, J. M.: Didáctica, currículo y Evaluación: Ensayos sobre cuestiones didácticas. Alamex, S.A., Barcelona, 1988.

ANGULO, F. y N. BLANCO, (Coordinadores): Teoría y Desarrollo del Curriculum. Ediciones Aljibe, Málaga, 1994.

ANTUNEZ, S. y DEL CARMEN, M. y otros: Del proyecto educativo a la Programación de aula: el qué, el cuándo y el cómo de los instrumentos de la planificación didáctica, Graó, Barcelona, 1992.

BARBERÁ ALBALAT, V., La planificación de los objetivos en el diseño curricular del centro: Preescolar, Educación General Básica y Enseñanzas Medias, Escuela Española, Madrid 1989.

BARBERÁ ALBALAT, V.: El Proyecto Curricular. Educación Secundaria Obligatoria. Normas prácticas. Escuela Española, S.A., Madridi, 1995.

BELTRAN DE TENA, R., Cómo diseñar la evaluación en el proyecto de centro: diseño curricular base. Escuela Española, Madrid, 1991.

BIDDLE, B.J., T.L. GOOD, y I.F. GOODSON: La enseñanza y los profesores I. Paidós, Barcelona 2000.

COLL, C.: Psicología y curriculum. Laia, Barcelona, 1987.

COLL, C., J. GIMENO y otros: El marco curricular en una escuela renovada. Ed. Popular, Madrid, 1988.

ESCUDERO, J.M., M.T. GONZÁLEZ: Innovación educativa: Teorías y procesos de desarrollo. Humanitas, Barcelona, 1987.

ESCUDERO, J.M (Coord.): Diseño y desarrollo del curriculo en la educación secundaria. ICE Universidad de Barcelona, Barcelona,1997

FERNANDEZ SIERRA, J. (Coordinador): El trabajo docente y psicopedagógico en Educación Secundaria. Ediciones Aljibe, Málaga, 1995.

GARCÍA GONZÁLEZ, F.: Diseño y desarrollo de unidades didácticas. Ed. Escuela Española, S.A., Madrid, 1996.

GIMENO SACRISTÁN, J.: Teoría de la Enseñanza y Desarrollo del Curriculum. Anaya, Madrid, 1981.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: coll@uma.es junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net