Cuadernos de Educación y Desarrollo

Vol 1, Nº 3 (mayo 2009)

 

TEMA TRANSVERSAL. LA EDUCACIÓN VIAL
 

Julio César de la Fuente Espejo
jmariohv@yahoo.es

 

 

1.- JUSTIFICACIÓN.

Siempre que salgo a la carretera, rezo un Padre Nuestro por lo que pueda pasar. Mi padre me lo inculcó cuando toda la familia nos montábamos en el coche y nos íbamos a su ciudad natal, Ávila, en pleno agosto, desde la provincia de Córdoba, con la oscuridad de la noche como compañera de viaje y protectora. Las carreteras, por entonces, estaban peor que las de ahora y los coches no tenían tantos caballos ni alcanzaban velocidades vertiginosas. Pero, ¿no había accidentes?, claro que los había; muchos vimos en nuestros viajes y nosotros casi tuvimos uno si no llega a ser por la intervención de nuestros ángeles de la guardia; o mejor, por la prudencia y habilidad de mi padre.

Hoy en día, las carreteras han mejorado muchísimo; hay autopistas, autovías, carreteras nacionales y comarcales, que han evolucionado como si fuesen autopistas hacia al cielo. Pero…, continúan los accidentes de tráfico aunque últimamente han descendido estos.

Todos los días voy a trabajar en mi automóvil; primero, por una carretera nacional, después, por una autovía, la A 45. Gracias a Dios, no he tenido ningún accidente pero sí he visto alguno, aunque no grave. Lo que más preocupa cuando voy hacia mi puesto de trabajo, es el comportamiento que tienen los demás al volante.

La actitud ante el volante de todos los conductores será el tema de este trabajo. Por lo tanto, entremos en materia.

2.- EDUCACIÓN VIAL.

En el Documento de apoyo para la Educación Vial en Preescolar y E.G.B., publicado por el M.E.C en 1981, se recoge que el concepto de Educación Vial consiste en un adecuado comportamiento vial, en un correcto uso de la vías públicas, como comportamiento ciudadano, que conlleva su correspondiente forma educativa.

Es decir, como señala Óscar J. Martínez Zafra en Fundamentación y didáctica de los ejes transversales. ¿Por qué educar en valores democráticos?, VV.AA., coordinador José Manuel Jiménez Moreno, de Formación Continuada Logos, S.L. Tercera edición, noviembre de 2004, “la educación no es un hecho aislado […], es un proceso social en busca de la formación íntegra del individuo, que pretende fomentar las relaciones interpersonales, conseguir la socialización poniendo de manifiesto que el comportamiento en la vía pública es parte importante de este proceso” […].

Como se puede apreciar, el sustantivo “educación” va acompañado de un adjetivo “vial”, el cual especifica qué tipo de educación queremos que las personas alcancen, integrando en ella las demás temáticas educativas.

El ser humano debe ser consciente de que vive rodeado no sólo de personas o animales, sino también, de máquinas, entre las que se encuentran los automóviles, motocicletas, camiones, bicicletas, etc. La buena actitud del ser humano ante esta realidad hará posible que sea educado en una educación vial positiva, tanto en el seno de la vida familiar y en los centros de educación como en las correspondientes autoescuelas.

Todos nosotros pertenecemos a la vía, como peatones, conductores o pasajeros. Tenemos que ser conscientes de nuestras responsabilidades para actuar de manera coherente cuando cruzamos una calle, nos montamos en un coche como pasajero o somos el conductor. Nunca se nos debe olvidar esa educación recibida porque en nuestras manos está nuestra vida y la vida de las demás personas que nos rodean.

Por eso antes, (Transversales. Temas transversales y desarrollo curricular, publicado por el Ministerio de Educación y Ciencia, 1993), se recogía el estudio de la Educación Vial, con el estudio de la Educación para la Salud, ya que (como se aparece en el mencionado trabajo) “la Educación vial se puede entender igualmente como un aspecto de la Educación para la Salud que, dadas las negativas consecuencias de una deficiente formación al respecto puede llegar a producir”[…]. “La Educación Vial contribuye a promover la autoestima y el cuidado del propio cuerpo desde la responsabilidad para prevenir accidentes tanto propios como ajenos, la cual la sitúa claramente dentro del sentido general de la Educación para la Salud”.

Hoy en día, en los centros de educación, se está trabajando de forma muy positiva los diferentes temas transversales, ya que estos aparecen en las diferentes unidades didácticas de las correspondientes materias. Desde edades muy tempranas se está educando a nuestros hijos en estos temas, siendo pilares básicos para las respectivas competencias básicas que a lo largo de sus etapas educativas van a lograr, para así ser ciudadanos responsables dentro de la sociedad que les ha tocado vivir.

3.- LA EDUCACIÓN VIAL EN LOS CENTROS EDUCATIVOS.

En las autoescuelas – llamadas, ahora, Centros de Formación Vial --, que no son obligatorias, se enseña y educa para conducir un determinado vehículo de automoción a las personas que acceden a ellas. Pero, ¿qué sucede con las otras personas que nunca van a conducir, no se les va a enseñar una educación vial?

Pues claro que sí, como ya hemos ido comentando, en la actualidad los centros educativos, no sólo enseñan los temas relacionados con las materias: Ciencias Sociales, Matemáticas, Lengua,…, sino que también educan al alumnado en otros temas para que sean competentes ciudadanos, entre los que se encuentran los temas transversales, y en cuestión, el que estamos exponiendo.

En Andalucía, el Decreto 106/1992, por el que se establecen las Enseñanzas Mínimas para la etapa de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) considera que los temas transversales y otros que vayan surgiendo nunca serán temas ajenos ni yuxtapuestos al currículum, y formarán parte de las diferentes áreas que articulan al currículum.

Así, a lo largo de la vasta educación que reciben nuestros hijos, se les va a inculcar los aspectos temáticos de la transversalidad. Desde la materia de Lengua castellana y Literatura se trata la Educación Vial en todos los niveles; sirva el ejemplo de cómo se puede estudiar este tema transversal en 3º curso de la ESO. En el manual de Lengua castellana y Literatura, editorial Oxford educación, Proyecto Ánfora, VV.AA., 2007, en su unidad didáctica nº 10 se trata el contenido transversal de la Educación vial a través de un texto inicial, titulado “Bando del Alcalde” de Enrique Tierno Galván en Bandos del alcalde, Tecnos. A través de una atenta lectura y posterior planteamiento de cuestiones, se pretende que los estudiantes aprecien que el texto es una recomendación a todos los ciudadanos acerca de la conducta que hay que adoptar para facilitar la circulación rodada en la ciudad de Madrid.

4.- LA EDUCACIÓN VIAL EN EL SENO DE LA VIDA FAMILIAR.

Según Aristóteles “el hombre es por naturaleza un animal social”; es decir, el hombre, -- como antes se ha apuntado--, es un ser que vive en sociedad, que convive con otros seres de su misma especie (“animal social”), con los que comparte una serie de derechos, deberes y, sobre todo, conductas sociales.

El ser humano nace y se desarrolla – va viviendo --, en un seno familiar, en el cual va a seguir la educación base, generada por nuestros padres. Ellos son el motor de nuestros conocimientos antes de llegar a los centros de educación con apenas tres años. Pero, también tienen que ser los auténticos educadores de sus vástagos, en todas las materias, y, sobre todo, en la Educación Vial. Los padres son objeto de imitación por parte de sus hijos. Si cruzan la calle cuando hay un semáforo en rojo o por un paso que no es de peatones, ellos harán lo mismo; si conducen sin cinturón, ellos no se lo pondrán; si se saltan un “stop”, ellos lo harán cuando conduzcan, etc.

Curiosamente, mi hija mayor, que está en Infantil de 4 años, ha traído a casa, hoy, un enorme sobre del Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico, con el título RECORTABLES (4) (Famila-Escuela). En el mencionado sobre, se incluyen fichas para recortar y para pintar, con las cuales los padres podrán “jugar” con sus hijos y podrán enseñar y aprender con sus hijos diferentes partes de la vía (calza, acera, semáforo, bicicletas, automóviles, etc.); es decir, este material va a permitir que desde la propia casa se esté estableciendo, ya, una actitud tanto para los padres como para los hijos en Educación Vial.

Por tanto, es en el seno de la vida familiar donde empieza la primera clase de Educación Vial, donde hay que marcar ya las pautas a seguir. Mi hija mayor, que tiene cuatro año, en cuanto me monto en el coche, me dice que me ponga el cinturón, y si se me olvida abrocharle el suyo en su sillita, me grita desde atrás diciéndome: “papá, no me has puesto el cinturón”. Algo, ya, he conseguido, espero que los demás logren cambiar sus actitudes negativas.

Aparte de los centros educativos, los Centros de Formación Vial y el propio seno familiar, existen otras instituciones que velan por el buen comportamiento al volante e intentan que todo ser humano participe de la Educación Vial desde diferentes aspectos: información de un accidente, estado de las carreteras, alteración de una circulación normal, etc.

Destacamos dos: la Dirección General de Tráfico y la campaña, en la que participa el medio de comunicación, Antena 3, con el título de “Ponle Freno”.

5.- OTRAS INSTITUCIONES.

La Dirección General de Tráfico (Gobierno de España. Ministerio del Interior), además de otros menesteres, realiza unas campañas de concienciación dirigidas a todo el mundo, principalmente, a peatones y conductores. Como indica Ó.J. Martínez Zafra, en el trabajo más arriba señalado, “estas campañas adquieren una mayor relevancia a partir del año 1992”, que coinciden con la Expo 92 de Sevilla y con los Juegos Olímpicos de Barcelona. Estos acontecimientos, a parte de la utilización por primera vez en España del AVE, hicieron que muchos españoles cogiesen el coche para desplazarse a estas dos hermosas ciudades.

Desde 1992, como se puede apreciar en cualquier anuncio de entonces, la DGT endureció sus mensajes, siendo estos más realistas y acordes con las consecuencias que pueden provocar los accidentes de tráfico. Así, destaco uno que nunca se me olvidará: “Abróchate el cinturón. Abróchate a la vida”.

A parte de estas letras en forma de anuncio preventivo, la DGT en su página web nos informa sobre el estado real de las carreteras, el tiempo, las consecuencias de los accidentes, el número de accidentes, de muertos y de heridos, y, entre otros, nos ofrece las Reglas de la Seguridad Vial, que son: atención, protección, observación y anticipación, prudencia, respeto (o cortesía), convivencia y compromiso; estas normas me las fueron inculcando mis padres y después el profesor de la autoescuela me las despertó y me las grabó cuando me sacaba el carné de conducir de coche. Recuerdo que me dijo cuando ya sabía dominar la máquina, “ahora, te voy a enseñar a conducir”; en este enseñar a conducir, van incluidas, como los peldaños de una escaleras, las reglas que antes he mencionado.

Por otro lado, el servidor plataformaponlefreno@antena3tv.com es un portal similar al de la DGT, pero perteneciente al Grupo de información Antena3tv. Últimamente con su plataforma ciudadana “Ponle freno”, está animando a los ciudadanos a que denuncien el mal estado de las carreteras, los puntos negros o cualquier otro inconveniente.

En estas últimas vacaciones de Semana Santa, que como es sabido, los coches plagan todos los tipos de carreteras de nuestro país, publicó en su página web un decálogo con las siguientes recomendaciones: “¿Sales de viaje esta Semana Santa? 10 consejos para un viaje seguro”:

1.Revisa el estado de tu vehículo antes de salir de viaje.

2.¡Ponte el cinturón, delante y detrás!

3.El casco es la vida.

4.Los niños, siempre bien abrochados en su silla.

5.Peatón, transita y cruza siempre por los lugares seguros.

6.La velocidad, la justa.

7.Ni un sorbo de alcohol.

8.Evita utilizar el móvil aunque tengas instalado el sistema de manos libres.

9.El navegador se programa con el vehículo parado.

10.Descansa e hidrátate.

Como se puede apreciar, estas recomendaciones van dirigidas a peatones, a motoristas y a conductores en general, y hacen hincapié en un buen comportamiento, o en una buena actitud; como señala Raquel Navares, del Grupo de Expertos de Ponle Freno, en esta página, la siniestralidad vial es un problema de actitud. (Publicado en el Blog del Grupo de Expertos de Ponle Freno, el 4 de mayo de 2009).

Gracias a estas instituciones, entre otras, podemos intentar ser más conscientes cuando vamos a montarnos en una máquina, ya sea una bicicleta, unos patines, un automóvil,…

6.- CONCLUSIÓN.

La buena actitud ante las máquinas va a ser posible de que volvamos sanos y salvos a nuestros domicilios, de que no destruyamos otras vidas y de que nuestros familiares e hijos nos abracen después de hacer el viaje.

No basta con dominar la máquina que nos transporta de un lugar a otro, sino que es necesario ser prudentes, respetar las normas de circulación, ser corteses con los demás “habitantes” de la vía, porque, -- recordemos--, el ser humano es un animal que vive en una sociedad en la que conviven seres a su imagen y semejanza.

7.- BIBLIOGRAFÍA.

Aristóteles: Política, Ed. Gredos, Madrid, 1999.

Martínez Zafra, Ó.J.: Fundamentación y didáctica de los ejes transversales. ¿Por qué educar en valores democráticos? VV.AA., coordinador José Manuel Jiménez Moreno, de Formación Continuada Logos, S.L. Tercera edición, noviembre de 2004.

M.E.C.: Transversales. Temas transversales y desarrollo curricular, publicado por el Ministerio de Educación y Ciencia, 1993.

M.E.C. 1991: Educación vial en Preescolar y EGB.

Junta de Andalucía: Decreto 106/1992, por el que se establecen las Enseñanzas Mínimas para la etapa de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

VV.AA.: Manual de Lengua castellana y Literatura, editorial Oxford, Proyecto Ánfora, 2007.

Página web de la DGT: www.dgt.es/

Página web: www.ponlefreno.com y plataformaponlefreno@antena3tv.com

 


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 
Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica de formato electrónico y de aparición trimestral, editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Los autores interesados deben enviar sus textos en formato DOC a: lisette@eumed.net junto a un resumen actualizado de su CV.

Director
Gerardo J. Gómez Velázquez (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1989-4155
EUMEDNET

Logo CED
CUADERNOS DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO
revista académica semestral

Inicio |  
Objetivos |  
Consejo Editorial |  
Cómo publicar |  
Criterios de calidad |  
Números Anteriores |  
Anuncios |  
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net