Contribuciones a las Ciencias Sociales
Julio 2012

LAS IDEAS, LA FAMILIA Y LOS VALORES EN LA ACTUALIDAD




Teresa Domínguez Reyes (CV)
José Bernardo Ayala Domínguez (CV)
Manuel Alain Álvarez Blanco (CV)
teredo@banes.hlg.sld.cu

 




RESUMEN:

Este artículo (Fundamento) explica nuestros criterios alrededor de las relaciones entre las ideas psicológicas a través de la Historia de la Psicología, el papel de la familia, la escuela  y la sociedad en   el surgimiento, fundamento y detrimento de los valores y su incidencia social en el desarrollo humano. (Método) En conversación heurística nos comunicamos a través de conferencias a los jóvenes y adultos en programas radiales y clases en la universidad en las carreras de medicina y Psicología Muestra Se diagnosticaron dos grupos de personas, uno de adolescentes y otro con diversas edades, cultura y costumbres para conocer sus criterios, comparar y establecer causas probables en los fenómenos sociales actuales, necesidades, inquietudes, conductas y preferencias, reveladas en sus respuestas. Conclusiones: sistemáticamente nos mantenemos en contacto con los jóvenes en programas en vivo de gran audiencia y otros de intercambio de opiniones, influenciando sobre su conducta con temas que enaltecen sus valores (Resultado) Sus sugerencias dejan abiertas otras reflexiones alrededor de cada tema seleccionado, para que nuestra sociedad tienda cada vez más a respetar y amar los valores en los hombres en pos de su desarrollo.

Palabras clave: Ideas, valores, familia, sociedad, desarrollo.

IDEAS, FAMILY AND VALUES TODAY.

ABSTRACT

This article (basis) explains our criteria about relations among the ideas of psychological through the history of the psychology, the role of the family, school and society in the emergence, basis and detriment of values and its advocacy on human development. (Method) In heuristic conversation we communicate through lectures to young people and adults in radio programs and lessons at the University in careers like medicine and psychology. (Sample) Two different groups of people, one is made up by the teens and the other  one by different ages, culture and customs were diagnosed in order to know their opinion, to compare and establish probable causes in current social phenomena, needs, concerns, behaviors, and preferences revealed in their answers.(Conclusions) Systematically, we remain in contact with young people in large audience live radio programs and other exchange of views, influencing on their conduct with themes that highlight their human values (result) The project’s suggestions and messages, like a feedback mechanism, leave open other reflections around each selected topic, so our society tends increasingly to respect and love the values in men in pursuit of his own development.

Key words: Ideas, values, family, society, development.




Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Domínguez Reyes, T.; Ayala Domínguez, J. y Álvarez Blanco, M.: "Las ideas, la familia y los valores en la actualidad", en Contribuciones a las Ciencias Sociales, Julio 2012, www.eumed.net/rev/cccss/21/

INTRODUCCION

¿Por qué  nos quejamos tanto hoy de los valores de los jóvenes?

Desde el surgimiento mismo de la humanidad y hasta el momento actual, el hombre se ha preguntado a cerca de su llegada a la tierra, ha buscado caminos que expliquen el surgimiento y desarrollo humano y desde la primera pregunta formulada surgieron conjeturas sencillas y complejas, especulaciones filosóficas, fundadas e infundadas que a su entender podían ofrecerle  respuestas, con demostraciones hoy,  que le hacen ver la vida en la tierra desde un punto de vista científico o desde lo ideal en lo religioso.
La socialización en grupos fue un factor determinante en el desarrollo psicológico humano, el establecimiento de rangos de grupo, la designación de ciertos tipos de trabajos para unos y otros miembros, las creencias religiosas, la culturalizacion, el lenguaje, el conocimiento del fuego, los enterramientos y otros hábitos que sobre la base del trabajo, contribuyeron al desarrollo de su cerebro, al perfeccionamiento de la especie Homo sapiens y  sentaron bases   muy tempranamente para que aparecieran las primeras ideas psicológicas bajo nombres que aun  son muy citados. Poco a poco fue develándose el misterio: años, siglos fueron empleados en  completar la obra hasta nuestros días en que el hombre,  amparado en la tecnología de avanzada, en las pruebas científicas, ha podido trascender mundos y abrir las puertas del conocimiento a través de hechos  irrefutables, conoce el universo, donde y como vive,  hasta puede predecir el futuro desde sus actos.
Hablar de las raíces de las ideas psicológicas sobre la base de determinadas corrientes ocuparía un precioso tiempo por la abundancia de material que se ha recopilado a través de la historia de la psicología y es por ello que hemos resumido en epígrafes algunos asuntos a continuación que son de gran interés para explicar génesis y valores a través de la historia del hombre haciendo referencia a  diferentes corrientes que influenciaron sobre las  ideas psicológicas de los representantes de cada época.
Los valores presentes hoy cobran una importancia relevante en el destino del género humano donde hay tanta premura por consumir y acaparar capital sin importar como se destruye la naturaleza y donde algunos aberramos nuestro propio mundo, mientras otros luchan incansablemente por salvarlo,  por tanto hasta las relaciones interpersonales pueden manifestarse muy carentes de sentido, sentimientos y lógica por el afán de lo material.  Muchos aún creen que los principios de la educación descansan  sobre  la base de la hipocresía hacia los seres sociales  convivientes en lo circunstancial,  mientras  la indiferencia hacia la conducta cobra fuerzas en muchos sectores  justificando males sociales.
Todas las esferas de la vida humana están sustentadas en los valores, fenómeno complejo y multifacético que unos ostentan más que otros, que algunos poseen y otros no, que unos tienen muchos, mientras otros se vanaglorian de unos pocos menguados. En  esencia, puede tener su génesis en la sociedad y la familia, pero sobre la base del ideario que ha caracterizado al hombre en cada etapa de su vida en un camino de corrientes psicológicas, consolidado en la escuela, cuyo papel regulador es esencial en el desarrollo social e individual.
La creación de los valores se puede planificar para el trabajo grupal y docente, pero la influencia espontánea de nuestras propias virtudes  tiene un valor incalculable desde el mismo nacimiento de cada ser humano.
Los valores pueden estar menguados, incluso desde nuestra óptica, cada generación tiene su propia convicción a cerca del mundo que lo rodea y no dudamos que sus valores estén ahí pero sean diferentes, solo falta rescatar esos que sabemos son tan importantes para las relaciones que entre los humanos establecen el futuro de una sociedad digna.
La sociedad es una gran familia heterogénea, con disímiles aristas en su apreciación sobre lo justo, lo necesario, lo importante y lo urgente. Para demostrarlo hemos de mirar bien dentro de cada ser humano para descifrar el verdadero sentido que le da a sus hechos y como se auto valora.

Desarrollo

¿Es solo de los jóvenes el asunto del detrimento de los valores humanos?

Camino de corrientes:
Acerca del surgimiento de la psicología científica, las primeras concepciones tuvieron las mismas contradicciones que en el camino de las corrientes se muestran, dos posiciones: las idealistas de Platón y las materialistas ingenuas de Demócrito, la primera enuncia el alma, la segunda los átomos en el cerebro, a lo que sigue un desarrollo tardío de la psicología como ciencia,  fundamentado en el lento desarrollo de la ciencia actual. El psiquismo y sus tan controversiales  métodos de estudio fueron moldeándose a través de las enormes canteras de conocimientos especulativos de tipo filosófico, resultando muy útiles el empirismo inglés y su variante del asociacionismo mental conjuntamente con  el desarrollo de  la psicofisiología, como base para el surgimiento de la Psicología como Ciencia en la  Alemania  del siglo XIX,  a partir de la  aparición de  estudios experimentales en laboratorios, los estudios de casos y las  teorías demostradas desde un prisma positivista, esta trilogía cobra especial valor al  resultar  muy aplicables e interesantes en aquel contexto histórico a partir de la propuesta estructuralista de Wilhelm Wundt (1832-1920). Sin embargo, el desarrollo de las diferentes corrientes epistemológicas como el positivismo, la fenomenología y el materialismo dialéctico han intentado a partir de sus referentes teóricos  un modelo de ser humano al abordar la complejidad del psiquismo. En este sentido, la cuestión de los valores constituye una problemática asociada a la diversidad de concepciones que fundamentan su estudio. De esta manera el dilema moral ha estado presente en los diferentes discursos teóricos en el campo de la psicología a partir de la existencia de dicotomías entre lo consciente e inconsciente, lo cognitivo y lo afectivo, lo interno y lo externo o el tratamiento dado a la sexualidad al ser considerada como génesis de los procesos psíquicos en la concepción psicoanalítica como formas de comprender el comportamiento humano.
 En relación con ello los fundamentos de Vigotsky y sus seguidores en el referente  histórico cultural al abordar esta temática han orientado sus estudios al desarrollo de la personalidad, del conocimiento y las habilidades individuales de los sujetos, en sus relaciones con el entorno y en sus relaciones interpersonales, basados en las categorías Situación social de desarrollo, Zona de desarrollo próximo y Vivencia que enmarcan al sujeto en un conjunto de relaciones interpersonales en interacción con el medio y los hechos, generando un desarrollo multifacético, social y personal, o sea que desde  esta perspectiva se ha demostrado como el hombre adquiere su personalidad a partir de sus propias experiencias dentro de determinado contexto social como productor de nuevas realidades, donde lo  intelectual, físico y psicológico convergen en una dinámica compleja en el desarrollo de su historia vital,  así el hombre toma o juzga, admira o desprecia y forma su propia concepción del mundo, del cual recibe influencia física y psicológica. En este proceso es importante comprender cómo se manifiesta la dialéctica de lo individual y lo social.
 La conformación de valores es el resultado de un proceso complejo en que el sujeto a través de la comunicación interpersonal que desarrolla en sus más variadas actividades, en sus diferentes contextos de actuación,  subjetiviza aquellos valores para él significativos con un carácter muy individual.
 En este análisis  resulta necesario entender el valor como parte constitutiva de la propia realidad social, dependiente de las condiciones histórico-concretas en una época, generación y sociedad determinada.
Las generaciones evidencian diferentes valores que en su conjunto establecen puntos de ruptura para unos y otros, en tal camino aparecen las criticas y la condena a las generaciones mas jóvenes que muchas veces resultan de gran profundidad independientemente de sus errores de los cuales nadie esta eximido.
Si la vivencia que se ofrece al individuo aporta puntos de partida hacia un camino de lo irreal, lo no productivo, lo contraproducente, lo negativo, el hombre ha de tener una visión de los hechos en esa dirección y sus ideas estarán fundamentadas en lo que el cree es su criterio de lo real y lo correcto.
Debemos encargarnos todos los que especulamos, criticamos o juzgamos a los demás acerca de sus  acciones a enriquecer sus días de vivencias útiles en su desarrollo en cualquier ámbito para que fructifiquen los valores, olvidándonos un poco del ¨ yo ¨ para pensar mas en ¨ nosotros  ¨

A cerca de los valores:

¿Qué papel juegan la sociedad, la familia y  la escuela en el desarrollo de valores humanos en los sujetos?

 Los valores se gestan en la familia y se logran en la sociedad, en los humanos  son equivalentes a lo que en los  animales resultan los instintos, los primeros actúan de forma consciente independientemente de sus beneficios o perjuicios,  los segundos urgidos de necesidades.
Los valores no son independientes, específicos, constituyen una gama de interrelaciones de estos que caracterizan a los hombres en cada momento de sus vidas, en cada época y en concordancia con su desarrollo histórico cultural.
Se forman a partir de las influencias que reciben los humanos en su contexto de forma espontánea, están marcados por la personalidad individual  y son los que establecen las diferencias.
 En el hombre los valores tienen su base en la ética por tanto en su moral, sus principios son parte de su vida y se han desarrollado a partir de la influencia familiar y social, sean negativas o positivas,  que han ido conformando un sistema de opiniones propias a partir de la vivencia individual y radican específicamente en su comportamiento, en la manera de hacer y ver los fenómenos, en la forma de reaccionar y actuar ante determinados sucesos, eventos o problemas a los que a diario se enfrenta, sean agradables o desagradables, que traen consigo la resolución de estos o el surgimiento  de otros con sus derivaciones como pueden ser la satisfacción o el estrés.
Al juicio del autor, unos somos capaces de realizar acciones que otros no podrían, y no es asunto de capacidad intelectual o física, unos somos más hábiles que otros en diferentes campos muy a propósito de las ideas psicológicas enunciadas por Lewin sobre el campo psicológico individual, en este sentido la conducta individualizada según el sujeto se fundamenta en sus principios éticos, en su moral, algunos radicados en lo correcto o lo incorrecto, otros en la sensibilidad humana y su manera especial de ser humano más que otros individuos,  en los que los principales valores están centrados en las cuestiones  materiales, en aquello que aporta económicamente, (unos para sobrevivir, otros para lucrar) desde su propio yo cada quien considera cual es el mejor camino, la mejor decisión porque desde su visión es capaz aunque no lo sea  y no en lo que le da paz, felicidad y  alegría, que finalmente resulta en bienestar común con significativa importancia en la familia.
Existen numerosos preceptos dentro de cada valor como norma de ejercicio ante ellos que definen al hombre en su tipo, en este caso citamos la palabra empeñada que para algunos es sinónimo de grandeza y motivo de defensa, ante todo, columna vertebral de la ética individual,  para estas personas  por ninguna razón se podría violar o incumplir la palabra empeñada, los hombres de la antigüedad iban a duelo por la palabra empeñada, daban el frente a sus acciones y respondían por ellas.
Esta palabra empeñada  implica un compromiso serio, mientras que  para otros es una tarea a cumplir que puede ser desechada bajo cualquier pretexto, porque cualquier justificación les serviría una y otra vez sin avergonzarse por ello cuando los demás los tildan de poco serios e informales o cuenteros. Hoy día te dicen ven mañana a recoger un trabajo y mañana que después  y luego  lo pierdes. Lo peor es que lo vemos como algo natural de este tiempo y no como un abismo que cruzar porque la palabra empeñada para muchos es como asunto de segundos planos, no es reconocido como prioritario o escudo personal. Para este grupo la palabra empeñada es algo circunstancial que según los intereses del sujeto se cumple o no sin mayores perjuicios. Casi siempre se relacionan en un mismo sujeto con otras virtudes o valores humanos y analicemos el hecho de ser humildes, (que no necesariamente han de ser los que menos tienen), se ve la humildad en muchos campesinos y en ” gente común de pueblo ”, eso no descarta la posibilidad de encontrar seres humildes de alma dentro de las grandes esferas sociales pues este es un don, una característica que bien  podría tener su precedente en los genes, pues no solo depende de la adquisición monetaria sino de la forma de ver, analizar y actuar en la vida, los humildes son los buenos en las historias, los que se desprenden de sus conquistas para hacer el bien social, los que no calculan intereses o daños, los que aman al género humano sin planificarlo ni proponérselo, seria un verdadero paraíso la tierra si la mayoría de los hombres fueran humildes, para ellos la ostentación, la prepotencia, el egoísmo son los mas graves defectos sociales reflejados en los hombres que debían ser hermanos.
 Para nosotros la humildad, la sencillez, la modestia van de la mano, para otros,  son comportamientos ridículos de ciertas personas,  muy en concordancia por cierto con su propia concepción de la ética o con el  tipo de ética que los caracteriza, opiniones éstas que son fundamentadas en el hecho de ocupar los humildes ( a su modo de ver), un inferior  peldaño en las clases sociales,  por su  menor alcance económico , tal vez guiados, representando como eco un criterio que no es más que  el patrón de valores de sus padres, de los líderes de la familia, de tal forma obran por repetición de secuencia y no por análisis y convicciones individuales formadas desde lo real y positivo que marca al género humano dentro de los diferentes sistemas sociales..
¿Qué importan  entonces las obvias opiniones de unos sujetos ante la aplastante realidad que ofrecen estos valores a la sociedad?, juzgar a los hombres de una u otra manera es una forma también de evidenciar valores o su carencia. Los que juzgan siempre se creen capaces o dotados, por tanto habilitados para hacerlo por ser perfectos en el sentido de esta crítica y su conducta se encuentra en plena concordancia con su concepción de la vida y la realidad desde la óptica de su mundo propio.
 Sin embargo para nosotros tener estos valores es más, es compartir lo poco pero con un gran corazón, por ayudar y ser ayudados, por carecer de envidias,  ¨ sentir paz,  tranquilidad al poner la cabeza en la almohada ¨  saborear el dulce néctar de  la admiración por un hecho sencillo  pero de gran mensaje, es sentir la necesidad de multiplicar nuestros propios sentimientos en cada uno de los seres que nos rodean para echar lo oscuro, lo negativo y  lo perjudicial de nuestras vidas.
Resultaría interesante preguntarnos ¿cómo ser humildes?, el solo hecho de quererlo desde nuestras pretensiones y concepciones nos elevaría en un alto nivel de autoestima aunque ni podamos percibirlo. ¡Cuanto podría hacer la familia si las convicciones individuales que comparten los padres en coincidencia con el interés de ambos de crear un ser social cada vez más perfecto!
Se unificaran en un patrón indisoluble!, ¡cuanto se podría obtener si todas las familias obraran para el prójimo y no para si!, ¡cuanto si el sujeto que se incorpora a la sociedad procedente de cada familia esta repleto de valores que permiten el desarrollo!, seria echada la sociedad imperfecta que nos caracteriza por ser heterogénea desde todos sus ángulos, la que tanto criticamos, seria esta la sociedad perfecta que tanto planificamos porque la sociedad esta armada de millones de familias representadas en cada ser social.
Hace un tiempo alguien me dijo que su padre administraba un local y a diario le quedaba un dinero que entregaba al Banco, considerándolo tonto por tal proceder pues vivían en un estado de pobreza, y que de forma sorprendente su padre le había argumentado: ¨ duermo plácidamente ¨ este hombre no era capaz de valorar el sentido de la honestidad de su padre, mostrando claramente ser deshonesto, un valor como este es uno de los más altos méritos que puede ostentar el hombre y exhibir con orgullo. 
Es un hecho que se exija mucho de cada uno por la responsabilidad en cualquier puesto en el que se desempeñe, incluso en su vida privada. Ser responsable es un acto propio de cada edad, de cada momento que vive el hombre, minuto a minuto, evidenciado desde el rol del juego, el estudio, el trabajo y la asunción de cargos tanto sociales como familiares y personales.
Este rasgo tan individual también sustentado en las concepciones individuales es moldeable y surge o se trabaja según los intereses bilaterales de los hombres y sus observadores, el sujeto  debe en primer lugar ser espontáneo y no forzado por imposiciones, ha de crear una verdadera conciencia de la responsabilidad como arma indispensable en la creación de opiniones de los otros  independientemente de todo lo oportuno que pueda ser el hecho de exigir por la responsabilidad, el hombre en su propio desarrollo histórico cultural ha de asumirlo más como una necesidad que como una virtud e implica desde la puntualidad, hasta la competencia en la labor que realiza, en su rol personal, el autoanalisis y la opinión de los hombres en las relaciones interpersonales.
Cuando cada quien actúa convencido de que  hace lo  correcto, no tiene que preocuparse por hacer más de lo que tiene planificado, es seguir un algoritmo que la propia ética le impone como resultado de su formación y desarrollo psicosocial. Ser responsables es detestar  y combatir la irresponsabilidad.
Los fracasados son siempre irresponsables en algún punto del acto de asumir decisiones a través del largo camino de su vida, es poner el pie en el camino que esta a la derecha cuando debió tomar el de la izquierda, dilema que la vida nos presenta en cada instante que vivimos y no en una época o edad determinada.
Y somos responsables cuando somos capaces de ser humanos, pues para serlo no basta con haber nacido hombres,  no es ser parte de la categoría de los humanos, implica sentir, obrar en bien de los hombres y su entorno. Muchos dicen serlo y sin embargo desatan o apoyan conflictos que van en detrimento el medio ambiente y de la humanidad, tal vez para algunos esta  palabra le resulte muy amplia para obrar, pero ¿Por qué no probar en lo más cercano que hay  a cada uno de nosotros y hacer nuestra parte? Sentir el dolor ajeno es obrar para aliviarlo desde nuestro sencillo pero fuerte puesto en la naturaleza, pero no lo elimina, es muy importante hacer campañas divulgativas, pero se requieren mas acciones que salven al mundo y la especie humana porque existe un estado de indiferencia muy perjudicial hacia lo que no podemos hacer dejando como aceptable lo incorrecto o inhumano que se hace, ejemplificado en los cambios sociales o ambientales, son acciones las que el mundo necesita para salvar la especie humana, es tiempo de obrar para hacer.
Es increíble el placer que da el deber cumplido, el hecho de pronunciarte por aquello en lo que en realidad crees. Muchos ven primero lo oportuno, lo real esta en lo justo. El lado malévolo  de los sujetos puede sugerir el robo de ideas, los celos profesionales, las envidias personales, las segundas intenciones y estos  pueden convertirte en un ser reprimido, amargado, osco, insensible y vengativo, tu lado bueno  te lleva a ver mas allá de aquello que ves y mucho tiene que ver el como eres de íntegro en tu manera de pensar.
Para que el hombre pierda el sentido de la justicia por muy fundamentado que este en su ética, solo hay que darle competencia de posiciones, cuando ve que va a perder lo ganado y que será ofrecido a otro sujeto cercano, comienza a cercar los caminos de aquel que merece la posición más que él mismo, lo difícil es que muchos se dejan arrastrar en esta “danza de lenguas “sin verificar la realidad, pecando de injustos al evaluar casos o posiciones. La justicia es enarbolada muchas veces más de palabra que de hechos y es necesario que el hombre nuevo sea capaz de ver los hechos por encima de los fenómenos, para que pueda hacerse justicia, debe considerarse como un ser neutral del arbitraje y no como eslabón de una misma cadena.
Gustamos mucho que nos llamen solidarios o altruistas, que más pueden endulzar nuestros oídos que ofrecer manos salvadoras si no sabemos defenderlas.
 Para aplicar estos valores el hombre tiene que tener a su alcance un cúmulo de acciones, que pueden ser simples o complejas pero siempre sinceras.
Estas acciones no deben debe  suceder intencionadamente, deben fluir espontáneamente   en la medida en que se hace real, hacer o no, depende de tu verdadera intención y no de una acción calculada para crear una brecha posterior al  beneficio individual, la espontaneidad del hecho te consolida como ser humano, te hace más parte del grupo de muchos, te identifica  con las personas a respetar, los del segundo grupo no siempre tienen éxito, felizmente el hombre ha aprendido mucho a develar intenciones, pues los pícaros  solo hacia los inocentes o ingenuos dirigen sus misiles.
Quienes comparten el ocio y la dependencia  desconocen la  Laboriosidad que es el instinto que guía al hombre a crear, viendo como de forma mágica salen de sus manos los frutos de su trabajo,  cuyos resultados  `pueden ser instantáneos o demorados pero siempre serán reales, la satisfacción que implica este fenómeno hace crecer al hombre cada día, lo contrario lo sitúa en una escala social muy tildada por todos como el vago, el parásito, el dependiente, dándoles siempre el lugar merecido desde el calificativo social pero no siempre desde lo justo porque muchas veces los perezosos tienen  éxitos por encima de aquellos que tienen sobreexigencias diarias para subsistir.
Hay muchas maneras de ser fieles y una sola intención,  la fidelidad en la pareja se centra en la capacidad de caminar juntos por un mismo camino y con un mismo propósito, cuando uno de ellos dejo de interesarse por la puerta que han de abrir juntos el sendero se estrecha y solo da paso a uno de los dos, imaginemos que se acabó el amor, ¿por qué entonces ser infiel? ¿Por qué hacer lo incorrecto cuando se puede presentar un nuevo proyecto individual para la vida?
Pero el más interesante propósito de la fidelidad está en la fidelidad aplicada a nuestros propios principios pues será la que desentrañe la enmarañada trama de argumentos que puedan defenderla o romperla
Muchos ven su País o Continente como la Patria chica o grande, lo centran en un nombre y no en lo que en él se encierra,  el patriotismo indica el sentido de pertenencia a los orígenes de los hombres, el amor a nuestras raíces, nuestra  cultura e idiosincrasia,  nuestro entorno, animales, plantas, el aire puro que allí es diferente, el sol o las montañas, ríos y llanuras, los hechos que allí dejaron historia,  los  símbolos patrios, sus héroes y mártires,  el amor a la tierra, nuestra tierra, aquello hecho por nuestras manos, que no admite mancillaje alguno y que defendemos por encima de todo,  lo contrario sale de cualquier rango de calificativo pues seria negar lo que nos  identifica o vendernos al mejor postor en contra de todos los designios de los hombres.
Para ser dignos hay que tener todos los demás valores, la acumulación de valores no se traduce en cúmulo de riquezas materiales, sino de riquezas del espíritu, del alma, de valores traducidos en ética personal en  moral individual y colectiva.
Muchos valores son diana de nuestras reflexiones, estos, a nuestro entender son elementales.

La familia: fundamento y detrimento de los valores
_______________________________________________

Para muchos, la familia es solo un núcleo social, es el sitio esencial de formación de los valores, para otros es la célula fundamental de la sociedad, del desarrollo, de la formación de la personalidad y los valores humanos  del sujeto. Esta no tiene que ser representada por un esquema, aunque lo tradicional es la presencia de familias donde conviven  los padres y los hijos o la reunión de varias generaciones, donde cada cual cumple su rol familiar residiendo en el mismo hogar o no siempre que mantengan relaciones familiares. Existe la familia en los integrantes unidos genéticamente  e incluso en aquellos sin conexión hereditaria. La familia consiste en aquel grupo de individuos que conviven en determinado sitio, que funciona como hogar y donde cada cual tiene sus obligaciones, responsabilidades, deberes a cumplir, o sea su función intrafamiliar y puede ser funcional o disfuncional de acuerdo al cumplimiento de su rol  intrafamiliar, un caso muy frecuente hoy día donde el matrimonio no está en los proyectos de una relación de pareja, expresado por los adolescentes encuestados y por otros individuos de diferentes edades y roles. Nos llama mucho la atención como este criterio pudiera ser el “talón de Aquiles “  de nuestra sociedad del futuro bien cercano.
En las familias donde la consanguinidad no existe, deben  funcionar los roles y el respeto mutuo, pues  la convivencia puede ser exitosa o no y funciona cuando cada uno de los miembros respeta el criterio y las pertenencias de los demás,  comparte espacios comunes y no interfiere en las decisiones de otros,  se orienta  y apoya, así  el trabajo y su producto tienen un fruto colectivo que se disfruta, donde los desaciertos sirven como modelos para no obrar de igual forma o para modificar estrategias.
El hombre se desgasta siempre en buscar culpables de aquellos asuntos que no resultaron, de los problemas cotidianos de la convivencia y no en hallar soluciones a tales problemas, empezando a revisar su conducta y no la del otro, con aquella cuota de responsabilidad que le toca en el conflicto y con la mente muy abierta a su propio sacrificio en la aceptación y la tolerancia,  para obtener el éxito en lo  emprendido.
Son las ideas psicológicas que marcan las diferentes sociedades, las diferentes familias son las que proyectaran imágenes reales o distorsionadas de la realidad, que marcaran caminos pantanosos o seguros en dependencia de la base con la que estuvieran estos estructurados y las ideas psicológicas actuales nos alertan de que hay un amplio sector de la sociedad que pisa caminos firmes pero hay otros que ven  la realización individual excluyendo al matrimonio,  la sociedad y la familia, sobre un basamento netamente económico.
En tanto los valores constituyen un fenómeno multifacético en concordancia con todas las esferas de la vida humana, su principal centro generador o impulsor esta en la familia donde los cambios intrínsecos son determinados por los cambios globales, donde los mínimos problemas no escapan a la génesis de los grandes conflictos económico-sociales del dinámico mundo actual encaminado a la ¨ posmodernidad ¨ como criterio. La modernidad ha generado cambios, actualmente en un mundo en transiciones, esta transición representa un cambio en la interpretación de los valores, cada vez más empobrecidos por la desesperanza que generan los obstáculos creados por la pérdida de confianza en los presentes y futuros cambios progresivos, que garanticen una sociedad mas justa y placentera,  fundamentado en momentos históricos relevantes que hemos vivido en el transcurso de la historia. Cada uno de estos cambios que afectan a la psicología individual, da directo en la psicología de la familia estableciendo dudas acerca de algunos de sus  valores tradicionales. Si en el hogar se habla de un modo que se contrapone a lo que el individuo como ser social lidia a diario en sus relaciones de trabajo, estudio o cultura, preceptos que no hablan de solidaridad, confianza, de humanismo, de respeto, ayuda… siente que las sugerencias del hogar, las tradiciones constituyen una utopía del mundo actual. El hombre se ve en el centro del conflicto y busca salidas eventuales individualizadas, en  una necesidad por considerar más prioritario lo conveniente, lo propio y  lo individual que lo colectivo que crea.
Los miembros de la familia en tal situación, provocan que esta  se desoriente  o se compacte en la intención de apoyar los problemas familiares dado su conocimiento, mientras otros andan por la vida desconociendo el papel de la mujer en su igualdad de derechos, en su doble rol en el hogar y en su trabajo ,  en la necesidad personal de realizarse y ser feliz,  desconociendo también los conflictos de los adolescentes, la gran carga que representa la familia para el padre, del que, muchas veces depende el sustento, desconociendo las necesidades actuales de cada miembro muy radicadas en asuntos económicos por los cambios de este tipo en el contexto internacional, resultando de ellos manifestaciones inadecuadas, respuestas inaceptables, posiciones intolerantes, abusos, que dejan a los valores muy por debajo de cualquier expectativa y la familia en un punto de autodestrucción como la sensación de una “ espada de Damocles  “  y muchas veces en su carácter de observador sin mediar.
El hecho mismo de la convivencia generacional impulsa la coexistencia de los viejos y nuevos modelos no muy compatibles, dejan fisuras en las actitudes de los miembros de la familia que juzgan y condenan más que asumir  sus verdaderas posiciones, no obstante resulta interesante también valorar la importancia que pudieran tener en la probable génesis de la decadencia de los valores las familias de jóvenes inexpertos no preparados psicológica, económica y biológicamente aún para sumir tal papel y donde sus deberes se han convertido en cargas personales que le hacen despreciar en que se han convertido, ven a los hijos como impedimentos y a su pareja como un verdadero yugo, como resultado la no comunicación, la violencia, la ruptura y de ello el quebrantamiento social en casi  todas sus aristas.

La escuela en su rol regulador 

La escuela regula porque en  su contenido establece relaciones interpersonales entre los aprendices cuyos valores proceden de su educación en la familia, por tanto, cada maestro tendrá que velar por las individualidades a partir de convicciones reales del sujeto en la sociedad actual, la misma es el sitio de perfeccionamiento de la educación donde se remodelan conductas, convicciones, valores además del proceso de enseñanza - aprendizaje, el desarrollo del conocimiento por  parte de los que aprenden; en tanto los valores que mancomunados con la enseñanza debían ser un solo elemento,  funcionan en uno solo de estos dos sentidos y  habitualmente pasan a un segundo plano porque se desaprovechan las oportunidades que ofrecen situaciones coyunturales para consolidar o crear ideas, criterios y valores dentro o fuera del contexto de la misma escuela.
Los maestros tienen el poder de la influencia de su enseñanza, así entonces como representantes de una familia mas grande, con autoridad para mandar y hasta castigar, deben utilizar de forma creativa y objetiva los recursos de la didáctica y la metodología para conformar su obra, utilizando cos eventos de grupo en la formación de valores y no en una relectura del contenido de estos, no una planificación del valor dentro de la clase en un momento dado sino dentro del contexto como parte de el en un rol protagónico paralelo al aprendizaje.
Lo normado y lo que quiero hacer,  son bases para  dilemas o conflictos que se enfrentan en la escuela, y que oportunamente evaluados pueden resultar beneficiosos en el campo de las relaciones interpersonales, el cumplimiento de la disciplina, la satisfacción y cumplimiento de las expectativas. 

 Conversando con los jóvenes: vías para trabajar valores

 Es muy valioso el efecto de  la palabra, es importantísimo dar el mensaje en el momento adecuado, con un objetivo preciso y con no muchas palabras en un contexto conversacional que inspire confianza para ser escuchados. Si el tema es dentro de un grupo o clase, un grupo informal o un programa radial implica iguales elementos constitutivos y es nuestra responsabilidad que tales palabras se queden en el espacio o sean puntos de reflexión para el escucha a quien va dirigido. A continuación se propone una muestra de algunas propuestas divulgadas en espacios radiales de dos tiempos, durante más de 10 años que a manera de vivencia o historia mostramos para de forma natural llevar al oyente un pedacito de la vida cotidiana y las actitudes que se asumen al respecto.

  • Como ser mejores hijos                  - La amistad
  • Como acercarte a Papá                  - Mis vecinos
  • Para ayudar a Mamá                      - El respeto mutuo
  • El respeto a los ancianos                - Mis problemas, tus asuntos
  • Los abuelos en el hogar                  - Como mezclar alimentos saludables
  • El mejor consejero                           -Fuma, una triste consecuencia
  • Defendiendo a tu hermanito            -¿Por qué no lees ya?
  • Mi patio, mi jardín, mi ayuda            -La forma mas bonita de vestir
  • Las labores manueles                      -Aléjate del alcohol
  • El maquillaje                                     - Las drogas te destruyen
  • El valor de los ejercicios                   -Cuida la naturaleza
  • Como estar mas saludables             - La mejor presentación
  • Como agradar a las personas          -En defensa del idioma.
  • Tres palabras mágicas                      - Regalos para Papá en su día       
  • El saludo y el agradecimiento           - El mejor regalo para  Mamá
  • El dinero y los sentimientos              – Tus deberes, tus sentimientos.
  • ¨ Haz bien y no mires a quien ¨         - La humildad

Encuentros con los jóvenes y adultos de diferentes generaciones nos han permitido socializar en un intercambio de ideas donde no hemos presentado dificultades en expresarnos cada quien a su manera, con una sincera  valoración de las diferentes posiciones  o interpretaciones de los hombres, para la solidificación de los valores humanos.

CONCLUSIONES
_______________________________________________

Parece que el hombre a través de la historia ha vivido un cúmulo de experiencias en medio de conflictos generacionales, sociales y psicológicos fundamentado en las ideas que cada quien ostenta, que han sido resueltos por el mismo en el decursar del tiempo con éxito en muchas ocasiones,  pero que han ido dejando a su paso las consecuencias de errores, malos manejos, enviando hombres a diario a la sociedad y sus diferentes puntos de encuentros,  que con mensajes diferentes llevan posiciones heterogéneas a cerca de los fenómenos, de la concepción de la vida, de cómo cada cual asume los conflictos, del tiempo en que estará en este mundo y lo oportuno de obrar para si y no para todos; dejando a su paso valores menguados al mismo tiempo que algunos valores crecen por la misma causa.
Cada familia es un trocito de sociedad. La sociedad es el conjunto de las familias con sus ideas y sus proyecciones, está entonces en las manos de las familias resolver el conflicto, en  los educadores está la de  ofrecer hechos convincentes hacia un camino de luces y en la sociedad defender más al género humano para salvar el futuro.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.- Corral Ruso Roberto. (2003) Apuntes de estudio. Historia de la Psicología. Editorial Félix Varela. Habana .Cuba.
2.- García D., Corcoves A., Pérez E. (2011)  Practicas educativas: Modelando al desarrollo humano. EUKSADI. Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya.
3.- Fariñas G. (2004) Maestro para una didáctica de aprender a aprender. La Habana Pueblo y educación
4.- Fariñas G. (2005) Psicología, educación y Sociedad. Un estudio sobre el desarrollo humano. Editorial Félix Varela la Habana Cuba.
5.- Ibarra Mustelier Lourdes Maria. Psicología y educación, una relación necesaria. Editorial Félix Varela. Habana 2005.
6.- Fabelo Corzo José Ramón. Los valores y sus desafíos. Editorial  José Marti. Instituto cubano del libro. 2003
7.- Fernández Rius Lourdes.( 2005).Pensando en la Personalidad Tomo I. Editorial Félix Varela. La Habana
8.- Fernández Rius Lourdes. (2007). Pensando en la Personalidad Tomo II. Editorial Félix Varela. La Habana 9.- Zaldivar Pérez Dionisio F (2006). (compilador) Selección de lecturas. Temas de Debate científico. Editorial Félix Varela. La Habana

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: CLAUDIA BAIMEA QUIJANO Fecha: 10 del 10 de 2014 - 02:34
Muy buenas tardes, me pareció un tema muy interesante e importante para nuestra sociedad actual, yo estoy haciendo un proyecto para mi maestría en formación docente, pero estoy buscando un eje que me permita encontrar una área de oportunidad para los problemas en el proceso enseñanza-aprendizaje en las matemáticas... pero al leer este articulo, me pareció interesante y sobre todo el irme a la raíz del problema.. en este caso como la familia es el principal agente que promueve el éxito o fracaso escolar de sus hijos... me gustaría recibir información sobre este tipo de temas o su critica, si seria viable conducir mi tesis acerca de este tema. De antemano agradezco su amable atención.. Buen día.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático