Contribuciones a las Ciencias Sociales
Junio 2012

LA ACADEMIA DE ARTES PLÁSTICAS DE LAS TUNAS: SUS APORTES E INFLUENCIA EN EL DESARROLLO CULTURAL DEL TERRITORIO



Yainerys Peña Leyva
yainerispl@ult.edu.cu
Universidad de las Tunas Vladimir Ilich Lenin



 

RESUMEN

La Academia de Artes Plásticas de Las Tunas, es una institución cultural de gran importancia dentro del movimiento artístico y cultural del territorio, emblemática de la enseñanza artística en la medida en que forma profesionales de esta manifestación del arte, considerados también como promotores culturales por excelencia.
La escuela orienta su quehacer hacia la consideración de la cultura como núcleo fundamental de su vida cotidiana que determina la formación cultural de la población y desde ahí su influencia en el desarrollo cultural de la provincia.
El estudio culturológico acerca de la Academia de Artes plásticas, se orienta a través del proceso de la enseñanza artística en la realización de actividades que realiza la institución, junto a sus estudiantes, profesores y egresados, lo que determina su influencia en el desarrollo cultural del territorio desde un enfoque socioeducativo y cultural que amplía sus posibilidades de acción a partir de las necesidades culturales de Las Tunas y en correspondencia con la creación artística.

Palabras clave: academia, artes plásticas, desarrollo cultural, enseñanza artística.

SUMMARY

The Academy of Fine Arts in Las Tunas, is a major cultural institution within the artistic and cultural movement of the territory, emblematic of art education to the extent that professional form of this manifestation of art, cultural promoters also considered quintessential.

The school focuses his work to the consideration of culture as the core of their daily lives that determines the cultural education of the population and from there his influence in the cultural development of the province.

The study culturological about the Academy of Visual Arts, is directed through the process of art education in carrying out activities of the institution, along with their students, faculty and alumni, which determines its influence on cultural development territory from a socio-cultural approach that expands possibilities for action from the cultural needs of Las Tunas and in correspondence with artistic creation.

Keywords: academia, arts, cultural development, arts education.



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Peña Leyva, Y.: "La Academia de Artes Plásticas de las Tunas: sus aportes e influencia en el desarrollo cultural del territorio", en Contribuciones a las Ciencias Sociales, Junio 2012, www.eumed.net/rev/cccss/20/

Introducción
Los orígenes y principios del conocimiento se pierden en un pasado histórico, hasta convertirse en una ciencia social que tiene como objeto de estudio el proceso educativo del hombre.
Desde el surgimiento del arte como oficio se establece la necesidad de los grandes maestros para trasmitir ideas, conocimientos y valores contribuidores a la formación profesional de los hombres. Así pues, aparecen las grandes escuelas donde muchos discípulos logran convertirse en importantes personalidades del mundo de la creación artística. Estos a su vez comienzan a enriquecer su oficio y a desarrollar nuevas tendencias e influencias en sus obras.
Los griegos convirtieron el arte en una forma de “hacer historia”; poseían un grandioso intelecto que les permitió desarrollar las ciencias, destacándose su labor en la Filosofía, pero esta no fue su única virtud. Su mitología, el amor y temor a sus dioses, los hicieron emprendedores de un proceso que se extendería por siglos tornándose imprescindible para el desarrollo de la cultura de los pueblos, específicamente dentro de la enseñanza artística.
El amor por las bellas artes inculcado entonces en los niños era uno de los requisitos de los gobernadores griegos para guiar a su pueblo hacia la fidelidad religiosa. Las iglesias se regocijaban al tener en sus salones bellas pinturas y esculturas, así como los majestuosos palacios y mansiones de los acomodados burgueses admiradores del arte fomentado por los más pobres de la sociedad.
Fue entonces que se crearon en Grecia las primeras academias de artes plásticas encaminadas a formar pintores y escultores.
Las emigraciones griegas fueron imprescindibles para que se extendiera años más tarde el modelo de las nuevas escuelas de arte. En el siglo XVII se funda la Academia de Bellas Artes de Italia, una de las más antiguas del mundo; luego en Francia en este mismo siglo se inaugura la Academia de Bellas Artes de París. Esto provocó el manierismo de las formas y la institucionalización artística en otros países, como España.
El 12 de abril de 1752 se funda en España la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la primera del siglo XVIII, escogiéndose como modelo para las que le continuarían. Con el transcurso del tiempo se crea en Valencia la Academia de Bellas Artes de San Carlos, la cual no solo abarcó las artes plásticas sino que fue considerada una institución científica y literaria, establecida con autoridad pública. También en ese mismo siglo y lugar abre sus puertas por primera vez la Academia de Bellas Artes de Santa Bárbara. Así fueron llevadas por todo el mundo, hasta llegar a la Nueva España, descubierta por Cristóbal Colón.
Aparejado al descubrimiento del nuevo mundo viajan a América una gran cantidad de artistas, los cuales fueron fundando y desarrollando instituciones para impartir clases y mostrar las formas de apreciar y reproducir arte.
Es entonces que con el apoyo del Virrey de Mallorca, el superintendente de la Casa Moneda Fernando Mangino, se hizo la propuesta formal para la apertura de la Real Academia de San Carlos de México, el 4 de noviembre de 1785, la primera del continente americano, actualmente denominada Escuela Profesional de Artes Plásticas de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).
En Cuba también se lleva a cabo este proceso de enseñanza artística, es por eso que el 12 de enero de 1818, en el Convento de San Agustín (Teniente Rey y Aguiar) se abrió la academia de pintura y dibujo de La Habana, de la cual se hizo cargo la Real Sociedad Económica Amigos del País. Fue nombrado director Jean Bautiste Vermay, recomendado del famoso Francisco Goya y del Duque de Orleans. Como homenaje al director de la Real Sociedad Económica Alejandro Ramírez, en 1838 toma el nombre de San Alejandro, que conserva hasta nuestros días.
Por muchos años San Alejandro es la única escuela en el país para enseñar las artes plásticas; con sus cánones fijos y orientaciones llegadas desde Europa, la academia refleja un arte bastante alejado del acontecer cotidiano del país, sin embargo allí iniciaron su formación pintores como Amelia Peláez, Víctor Manuel, Armando Menocal, entre otros que comenzaron a plasmar en sus piezas una nueva manera de expresar lo cubano.
Junto a la llegada de la nueva república, en Santiago de Cuba muchas personas se dedican a ejercer las artes plásticas, lo que permitió que se fundara una segunda academia en el país. En 1935 se funda la Academia de Artes Plásticas José Joaquín Tejada, la que constituye un ejemplo a seguir por el resto de las instituciones encaminadas a formar artistas de la plástica en la actualidad.
Después del triunfo de la Revolución en nuestro país se crearon diversas escuelas para la enseñanza artística a escala nacional, donde la mayoría de los profesores fueron artistas de renombre. Entre las primeras en fundarse se encuentran la Escuela Nacional de Artes (ENA), El Alba en Holguín, la Vicentina Torres en Camagüey y la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas, al igual que en otras provincias. Hoy nuestro país cuenta con diecisiete academias de artes plásticas que reflejan un amplio avance en la cultura.
La Enseñanza Artística en Las Tunas cobra auge a partir del año 1975 con la apertura de la Escuela Vocacional de Arte “Cucalambé”, de cuyo plan de estudio formaron parte las artes plásticas. Ya en 1984 se funda la Escuela Profesional de Cerámica, oficializándose el 8 de agosto de 1985, después de culminar su primer curso escolar. En 1998 comienza a llamarse Academia de Artes Plásticas, radicando actualmente en la calle Maceo No. 64.
Entre los resultados que el centro tiene destacan el trabajo comunitario, superación del personal docente, la relación estrecha con instituciones especializadas y la alta calidad de las tesis presentadas.
La Academia de Artes Plásticas en la provincia da cumplimiento a las funciones, objetivos y principios trazados por nuestra política cultural, la cual contribuye a la difusión de las más importantes manifestaciones de la cultura nacional y universal. En particular impulsa y refleja el desarrollo artístico de las comunidades, así como procura que las diversas expresiones del arte lleguen cada vez más al conocimiento del pueblo, profundizando en el carácter educativo del arte como factor de gran importancia para crear nuevos hábitos de vida en nuestra sociedad.
La investigación llevó implícita el uso de materiales y métodos como: Análisis y crítica de las fuentes, análisis-síntesis, lo lógico y lo histórico, análisis de contenido en sus dimensiones cuantitativa y cualitativa, observación participante, entrevistas en grupo y en profundidad, técnicas proyectivas, triangulación de datos y teorías. Se utilizó el Sistema computarizado de Contenidos Actuales (Current Content), las técnicas documentales, microfichas, revistas especializadas, así como consultas a sitios de información especializada.
LA ACADEMIA DE ARTES PLÁSTICAS DE LAS TUNAS: APORTES AL DESARROLLO CULTURAL

La Academia de Artes Plásticas de Las Tunas es una institución que responde a los intereses y principios de la enseñanza artística en el territorio, en la manera que realiza actividades que contribuyen a la transformación de la cultura regional y nacional, que está presente en el patrimonio y la identidad, elementos que son imprescindibles para el desarrollo cultural del territorio.
Los alumnos, profesores y egresados realizan una importante labor en el quehacer artístico y cultural de la provincia, manifestado por la participación en los diferentes eventos de la plástica que se desarrollan en cada una de las instituciones culturales de Las Tunas, por lo que se hace necesario analizar los factores que determinan la distinción de la Academia de Artes Plásticas en cuanto a la enseñanza artística y al desarrollo de la cultura en la provincia.

La Academia de Artes Plásticas de Las Tunas. Antecedentes y evolución.

El hombre, a través del desarrollo histórico, ha tratado de expresar de disímiles formas sus sentimientos, avatares, pasiones y euforias, muestra de ello son desde las pinturas rupestres de antes de nuestra era hasta los más actualizados avances de las artes plásticas expresados en el arte digital.
Cuba puede considerarse un baluarte artístico por la variedad y calidad de sus obras, en parte influenciada por la amplia gama de culturas que confluyen en la formación del ajiaco cultural del que hablaba Don Fernando Ortiz, que van desde la presencia hispánica, a partir del siglo XV, pasando por la huella dejada por las emigraciones china y árabe, teniendo como ingrediente fundamental la presencia de África, elementos que dinámicamente imprimen un toque identitario a las manifestaciones artísticas criollas. Entre ellos encontramos en opinión de especialistas un mayor desarrollo en la música, la danza y la pintura, convirtiéndolas en agentes socializadores por medio de los cuales se expresan al resto del mundo los caracteres del pueblo cubano, o en otras palabras, las múltiples expresiones de la cubanidad8.
Las Tunas no ha quedado atrás en el desarrollo de los movimientos y estilos artísticos en las manifestaciones del Arte. La toma y desarrollo de una conciencia y habilidades artísticas en los individuos han sido de gran importancia para incrementar el nivel cultural del pueblo. El Arte ha sido testigo de la Historia de los hombres y en la provincia ha estado expuesto en cada una de las etapas de transición política, económica y social, testificando desde hechos históricos hasta la más conmovedora y bella historia de amor de un artista.
El decursar evolutivo de las manifestaciones artísticas en el territorio se inicia fundamentalmente a partir de la revolución cultural que envuelve a Las Tunas después del triunfo revolucionario del primero enero de 1959.
Como parte de las transformaciones sociales y culturales desarrolladas por la Revolución Cubana se traza el programa de la política cultural con el objetivo de dar la posibilidad a los jóvenes talentos de ingresar a escuelas de arte y prepararse técnicamente en las diferentes manifestaciones. Así surgió también el Sistema Nacional de la Enseñanza Artística con la creación de la Escuela Nacional de Arte (ENA), las Escuelas Vocacionales de Arte en cada una de las provincias, así como las Academias de Artes Plásticas que le dan continuidad a San Alejandro y a la José Joaquín Tejada de Santiago de Cuba.
La década de los años setenta fue una etapa fundamental para el ulterior desarrollo cultural del territorio tunero, entre otros factores, por el interés mostrado por la dirección del Partido, sobre todo entre los años 1972 y 1982 en la persona del Comandante Faure Chomón Mediavilla, a partir de un programa para el beneficio del desarrollo de las artes plásticas, donde comienza a realizarse la Bienal de Esculturas en Las Tunas, contando con la presencia de la destacada artista Rita Longa.
Esto vislumbró la necesidad de potenciar en la provincia el desarrollo de las diferentes manifestaciones del arte por medio de la creación de instituciones de la enseñanza artística, que formarían las nuevas generaciones de artistas, como es el caso de la Escuela Vocacional de Arte “Cucalambé” (EVA), en 1975, de cuyo plan de estudio formaban parte las artes plásticas.
Aún cuando el nivel elemental no constituía una carrera de estudios terminados contribuyó a fomentar un importante espacio donde confluyeron profesores de arte de otras provincias, en calidad de servicio social, lo que encaminó a muchos creadores jóvenes hacia niveles superiores de la enseñanza fundamentalmente hacia la especialidad de Escultura. Los artistas Rogelio Ricardo Fuentes graduado en la especialidad de pintura; Rafael Ferrero Lores, graduados de la academia de artes plásticas “El Alba” de Holguín, a los que luego se sumaron Guillermo Nogueira Fuentes graduado de San Alejandro, y David Rosales, escultor, fueron los creadores de las condiciones necesarias para que en años posteriores los graduados del nivel elemental de artes plásticas tuvieran la oportunidad de continuar estudios en una escuela profesional de la especialidad en su propio territorio.
Por otra parte, los años ochenta fueron una década de florecimiento económico, y junto a esto hubo un fortalecimiento en la cultura local, condicionado por las Tesis del Segundo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) en 1980, las que estimularon el desarrollo del arte en el territorio nacional.
Hasta ese momento, el movimiento de artistas en la provincia era en su mayoría de aficionados, pero estas condiciones estimularon a la superación cultural de aquellos que tenían interés por el arte. En estos años se destacaron en el trabajo cultural un grupo de escritores importantes como Carlos Tamayo, Guillermo Vidal Ortiz, Antonio Gutiérrez y la escritora Lesbia de la Fe, quien tenía y tiene una importante labor en la promoción cultural en la provincia.
Hacia 1983 los graduados en la Escuela Vocacional de Arte de Las Tunas en la especialidad de artes plásticas representaban una suma considerable. Algunos ingresaban al nivel medio en academias como San Alejandro, la José Joaquín Tejada de Santiago de Cuba, El Alba en Holguín, la Vicentina Torres de Camagüey y en la Escuela Nacional de Arte (ENA), otros no podían continuar estudios porque las plazas eran pocas. Esto se convertía en un obstáculo para el desarrollo de la enseñanza artística y la formación de profesionales de la cultura en el territorio tunero, por lo que era imprescindible solucionar esta dificultad; y comienza a fomentarse un ambiente favorable para la creación de la Escuela Profesional de Cerámica el primero de septiembre de 1984, oficializándose la institución el ocho de agosto de 1985. Es en estos años cuando se produce en la provincia un movimiento importante en la cerámica industrial, creándose fábricas en la cabecera municipal y otros municipios, como Colombia y Jesús Menéndez. En el politécnico XI Festival se formaron tecnólogos para la industria, pero se decide crear el nivel medio de Cerámica para la formación de diseñadores de prototipos que asumirían el rol. Este centro de nuevo tipo consolidó la enseñanza de las artes plásticas ya que su programa de estudio se basaba en propuestas novedosas de diseño y tenía como misión formar un ceramista con conocimientos tecnológicos, capaz de dominar todos los procesos, incluyendo la realización de moldes y matrices.
Es por eso que, para darle solución a la fuerza técnica de la incipiente industria de la cerámica en Las Tunas en cuanto a diseño se refiere y teniendo como experiencia la Escuela del Nivel Medio de Cerámica Artística de Isla de Pinos, los Ministerios de Educación y Cultura decidieron abrir en Las Tunas la escuela de nivel medio en la especialidad de Cerámica, dando respuesta a lo antes expuesto y preparando las condiciones para el desarrollo de las artes plásticas en la provincia.
El primero de septiembre de 1984 la Escuela Profesional de Cerámica inició su primer curso escolar con estudiantes graduados de secundaria básica, oficializándose el ocho de agosto de 1985 al finalizar su primer curso por la Resolución ministerial número 64 de 1985, del ministro de Cultura, Armando Hart Dávalos, y el ministro de Educación, José Ramón Fernández, respectivamente, siendo la séptima escuela de este nivel fundada en nuestro país. En el año 1998 comienza a llamarse Academia de Artes Plásticas de Las Tunas.
En sus primeros cursos la escuela contó con los profesores Leonardo Fuentes Caballín, Israel Armando Rivera Barrera, René Peña Carbonell, Alexis Roselló Labrada, Rogelio Ricardo Fuentes, Nover Olano Escobar, Jesús Vega Faura, Pedro Escobar Mora y Alexander Lecusay Estrada. Quienes impartían en aquel momento las asignaturas de carácter artístico relacionadas con su especialidad y algunas de la escolaridad. Los mismos son fundadores del centro y de los primeros eventos de la plástica que comienzan a desarrollarse en estos años en la provincia, De estos aún se encuentran trabajando en el centro como educadores René Peña Carbonell, Nover Olano Escobar, Jesús Vega Faura y Alexander Lecusay Estrada.
En sus inicios se impartían las asignaturas de Historia del Arte, Dibujo, Cultura Cubana, Estética, Apreciación de las Artes Plásticas, Talleres de Letragrafía, Técnica de Representación, Taller Bidimensional, además de materias de formación general como Matemática, Español Literatura, Historia, Física, Química, entre otras. Las materias contribuían a la formación de los estudiantes en todos los sentidos, pues las clases, conferencias y seminarios se vinculaban a fenómenos prácticos relacionados con su desempeño laboral una vez graduados y con el arte, motivándolos a la creación artística, incentivándolos de igual manera a la investigación, en la medida en que participan en jornadas científicas, concursos y  exposiciones artísticas.
La Escuela Profesional de Cerámica en sus primeros años perseguía como objetivo fundamental satisfacer las necesidades de la fuerza técnica de la industria cerámica en Las Tunas e incrementar las acciones para potenciar el desarrollo cultural en la provincia.
Desde entonces y hasta la fecha varios han sido los inmuebles que han acogido a la escuela, que inició sus actividades con una matrícula de 6 estudiantes en un pequeño local en la calle Ángel Guardia número 157 esquina Adolfo Villamar, con condiciones desfavorables para el desarrollo de la docencia, trasladándose en 1987 cuando incorpora al plan de estudio la especialidad de Pintura para los altos de la calle Joaquín Agüero número 56; tampoco tenía los medios materiales necesarios para la enseñanza.
En 1987 se efectúa la primera graduación de la entonces Escuela Profesional de Cerámica de Las Tunas. Los ceramistas egresados fueron Roberto Pérez Marrero, Roberto Cáceres, Miguel González Leyva, Juan Carlos Guerra Igarza, Miguel Sánchez Leyva, Welsey Góngora Mayo y Tania Parra Fonseca. Estos fueron los primeros promotores e iniciadores de lo que en un futuro sería uno de los principales eslabones en el quehacer cultural y artístico de la provincia.
A partir de 1990, cuando incorpora la especialidad de Escultura la Dirección Provincial de Cultura le asigna el local ubicado en la calle Lucas Ortiz 144 esquina Gonzalo de Quesada, debido al crecimiento de la matrícula de la escuela hasta 48 estudiantes; se le presta también una nave en el Parque 26 de Julio –Feria Provincial– donde quedaron ubicados los talleres de cerámica y escultura, manteniendo en el anterior las asignaturas teóricas culturales y los talleres bidimensionales.
Los graduados en cada uno de esos cursos no pasaban de ocho, lo que se convierte en una característica hasta 1992, que aumenta su número hasta doce, cuando egresan los primeros pintores de la institución, en la sexta graduación del centro. En 1994 se gradúan por primera vez los escultores dentro de los profesionales de la plástica formados en la institución, siendo la tercera especialidad añadida a su plan de estudio.
Desde los años ochenta la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas realiza actividades culturales y exposiciones plásticas por el Día de los Enamorados, en las que se mezclaban y se mezclan con otras manifestaciones como el teatro, se disfrazaban con trajes típicos de otros países, hacían concursos de literatura enriqueciendo año tras año su quehacer artístico y cultural.
La instalación artística estuvo presente en cada una de las actividades que desarrollaban las instituciones de las artes plásticas en la provincia, pero no es hasta 1995 que toma fuerza en la participación de los salones de la ciudad como el Guernica, patrocinado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Salón de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el salón profesional de la provincia a Plástica en Abril, y el Salón de Paisaje en saludo a la Jornada Cucalambeana. Estos constituyeron la motivación para atraer no solo al público especializado, sino al pueblo en general. En este mismo año ingresan a la escuela alumnos graduados de bachiller o nivel equivalente.
En 1997 comienza a desarrollar el Salón Arteros, en conmemoración al 14 de Febrero, actualmente es considerado una tradición cultural del centro; realizan actividades de creación artística, junto a otras manifestaciones: caricaturas, dramatizaciones, danzas, entre otras, sin obviar los elementos que le dieron origen como el buzón del amor y las galas culturales en conmemoración a ese día.
Así, a partir de este año, la institución comienza a desarrollar el Salón Nacional de Escuelas de Arte llamado Guillermo Nogueira, en honor a dicho pintor graduado en San Alejandro y uno de los iniciadores de la enseñanza artística en Las Tunas. En un principio solo participaban las academias, San Alejandro, Isla de Pinos, Cienfuegos, Trinidad, Camaguey, Holguín y Santiago de Cuba, obteniendo buenos resultados hasta la fecha. Luego se sumaron las nuevas academias surgidas a raíz de la Batalla de Ideas en Bayamo, Manzanillo y San Antonio de los Baños.
En 1997 se otorgó una nueva edificación en la calle Gonzalo de Quesada que permitió trasladar los talleres tridimensionales ubicados en la feria. En este local se creó un internado, solo para varones, con una capacidad de 6 becados; se utilizaba el comedor de la Escuela Vocacional de Arte. Las condiciones eran desfavorables para el desarrollo del plan de estudio, e impedían que jóvenes con talento ingresaran a la escuela.
En septiembre de 1998 permutan la construcción por otra ubicada en la calle Maceo número 64, donde radica actualmente la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas, con la dirección, la cocina, el comedor, los almacenes, los dormitorios para 24 estudiantes de los dos sexos, las aulas teóricas, y algunos talleres bidimensionales como Grabado, Taller de Plástica, Arte Digital, Computación, Técnica de Representación, Apreciación Cinematográfica, manteniéndose en el local de Lucas Ortiz los talleres de Dibujo, Pintura, Cerámica, Alfarería, algunos de Escultura, talleres opcionales, además en la Galería Taller de Escultura funcionan dos talleres tridimensionales, o sea, que la escuela funciona actualmente en tres locales dispersos por el centro de la ciudad.
Con el objetivo de ampliar el perfil de los futuros egresados en la escuela se comienzan a impartir en 1998 talleres opcionales y asignaturas optativas, como Ilustración, Diseño, Taller de Paisaje, Taller de Grabado, Arte Digital, Apreciación Cinematográfica, y Pintura para los alumnos que hacen la especialidad en Escultura y Cerámica.
La enseñanza artística tiene como uno de sus objetivos llevar el arte a la cuadra, al barrio, la comunidad, el municipio y otras provincias o territorios, así podemos señalar como a partir del año 1998 se inicia el desarrollo de Peñas Culturales con el elenco de la institución, y esta fue llevada hasta lugares como la Casa del Joven Creador, la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Galería Taller de Escultura, entre otras. Estas Peñas Culturales cuentan con la presencia del talento artístico de la provincia mostrando el desarrollo que ha evidenciado la institución desde su apertura.
En 1999 la Academia de Artes Plásticas obtiene la condición de Vanguardia Nacional, por el buen desempeño de sus profesores en el proceso de la enseñanza artística, evidenciado en los resultados alcanzados por sus estudiantes en la participación de eventos artísticos y científicos. El centro ha sido, además, evaluado por más de 15 años a nivel nacional de Muy Bien y llegó a obtener la distinción “Héroes del Moncada”, lo que lo hace protagonista en el desarrollo de la enseñanza artística y en general en la cultura del territorio.
En 1999 por primera vez se logra contar con un pequeño local para la biblioteca lo que facilita, a partir de ese año, incrementar la actividad de investigación y trabajo independiente de sus estudiantes. De la misma forma pueden contar con trabajos realizados por sus profesores y de otros alumnos de años posteriores que amplíen las bibliografías de algunas asignaturas que no poseen la documentación necesaria, convirtiéndose así en un nuevo espacio para el estudio y la reflexión.
En el 2000 la Academia de Artes Plásticas comienza a efectuar el Salón Martiano, junto a las actividades desarrolladas por la Plaza Martiana de Las Tunas, en saludo al natalicio de nuestro José Martí, cuya exposición se realiza en las galerías Fayad Jamís, la Galería Taller de Esculturas, el Centro Provincial de Artes Plásticas y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).
Ya en el 2004, la Academia de Artes Plásticas, reinicia su matrícula con alumnos graduados de noveno grado, con un plan de estudio integrado por las asignaturas de la escolaridad: Matemática, Física, Química, Informática, Español Literatura, Historia, Cultura Política, Idioma Extranjero, Educación Física, Preparación para la Defensa, además de  materias de formación profesional básica como Teoría y Apreciación de las Artes Plásticas, Cultura Cubana, Historia y Apreciación del Arte, Anatomía Visual Humana, Psicología, y otras de formación profesional de la especialidad en las que se encuentran los Talleres de Plástica y Dibujo, Técnicas de Representaciones, Diseño Básico Tridimensional, Letragrafía, Anatomía Artística, Talleres Fundamentales y Talleres Opcionales.
Estas asignaturas contribuyen a la formación profesional de los estudiantes, en la medida que integran a la teoría impartida en las conferencias la actividad práctica, lo que le facilita al estudiante una aprehensión sólida de los conocimientos obtenidos, imprescindible para su desempeño como artista plástico.
En el 2006 se incluye en el plan de estudio la especialidad de Grabado, lo que hace posible que la Academia cuente en la actualidad con una mayor representatividad de las artes plásticas.
El centro ha sido dirigido con responsabilidad y dinamismo por varios intelectuales, que lo han convertido en una institución distinguida dentro de la enseñanza artística en la provincia, y han logrado que la institución obtenga resultados significativos en el transcurso de todos estos años, dando siempre el ejemplo a sus alumnos y profesores, lo que ha influido en la formación profesional de los artistas. Entre estas figuras podemos citar a: Rogelio Ricardo Fuentes, Neris Vázquez Labrada, Leonardo Fuentes Caballín, Nieves Cuevas Montero, José Antonio Cuza Palomo, Alexis Roselló Labrada, Roger Céspedes Cepero, Margarita Diéguez González, Manuel Romero Guerra, Jorge Torres Torres, Benito Martínez Campos.
En la actualidad la escuela cuenta con un claustro a la altura de los resultados alcanzados. De los veintinueve profesionales en las diferentes especialidades, doce son artistas de la plástica y de estos siete son miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.
La Academia de Artes Plásticas de Las Tunas no cuenta con una edificación que le permita ingresar mayor cantidad de jóvenes talentos y las condiciones materiales no son las mejores para lograr un mejor desarrollo en el plan de estudio. Por ello y por los resultados alcanzados por sus alumnos y profesores durante todos estos años, se les ha asignado un presupuesto económico para la construcción de un nuevo local, que hará realidad el sueño de todos los que allí radican: “pasar de un pequeño aposento a un majestuoso edificio”; que cuente con las condiciones necesarias para el desempeño artístico de sus estudiantes y profesores.

Influencia de la Academia de Artes Plásticas en el desarrollo cultural de Las Tunas.
La aplicación de la entrevista estructurada, la entrevista en profundidad, la encuesta por cuestionarios y la técnica proyectiva “taller de reflexión” permitieron obtener datos precisos para el desenvolvimiento de la investigación, determinantes para la elaboración de este epígrafe y del capítulo en general, teniendo en cuenta la labor artística y educativa realizada por los alumnos, profesores y egresados de la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas.
A lo largo del proceso revolucionario la enseñanza artística ha tenido un desarrollo ascendente, en el que han sido partícipes directos los profesores de los centros educativos. En este caso, específicamente, creadores de la plástica, licenciados en historia del arte y otras especialidades que forman parte del claustro de profesores que con su labor contribuyen a elevar la calidad de la enseñanza artística en el territorio, obteniendo como resultado la formación de los profesionales de las artes plásticas que hacen aportes significativos a nuestra cultura.
Surgida en 1984, la Academia de Artes Plásticas ha desempeñado un papel protagónico en el trabajo cultural y social del territorio. Su misión es formar artistas con rigor profesional con el fin de contribuir al programa de desarrollo cultural trazado por el Estado Cubano; preparar a los estudiantes para enfrentar el mundo de la creación plástica desde todos los ángulos que este brinda; descubrir a los futuros talentos manteniendo la continuidad de la formación académica y el desarrollo de la cultura.
En el quehacer plástico de la provincia se destacan egresados de la Academia como Wilber Ortega, Yamila Coma Vargas, José Manuel Mayo, Yasiel Palomino, por citar a algunos de los que participan asiduamente en los salones artísticos desarrollados en el territorio y a nivel nacional.
Además, la Academia responde a los principios y objetivos trazados por la política cultural cubana, difundiendo la cultura en cada una de las tareas que desempeña,  tanto curriculares como extracurriculares, lo que la distingue por su relevante labor pedagógica y artística.
La Academia de Artes Plásticas de Las Tunas, desde su surgimiento, estableció un amplio sistema de actividades docentes y extradocentes que contribuyen a la formación de sus colegiales y al desarrollo cultural del territorio. El centro acoge en sus aposentos a estudiantes de todo el territorio de la provincia, extendiendo su nivel de ingreso a las provincias de Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.
El plan de estudio enriquece culturalmente a los estudiantes, no solo en su propia manifestación, sino además en el proceso de aprendizaje, en el cual adquieren habilidades teóricas y prácticas en cuanto a música, teatro, danza y literatura, mediante conferencias y pequeños espectáculos impartidos por figuras de alta distinción en el desenvolvimiento de las expresiones artísticas en el territorio, tal es el caso del destacado concertista Félix Ramos, quien tiene una estrecha relación con la institución.
Todas estas acciones fortalecen a los estudiantes como futuros profesionales de la cultura, poniéndose de manifiesto en los resultados alcanzados por estos durante su estancia en la escuela y una vez graduados. Además, la aprehensión de estos conocimientos contribuyen  a que obtengan buenos resultados en las pruebas de ingreso al Instituto Superior de Arte (ISA), con amplias posibilidades de continuar formándose intelectualmente una vez terminados sus estudios en la Academia.
La institución tiene una sólida relación con las instituciones culturales en general y con las del quehacer plástico del territorio tunero, mantiene un estrecho vínculo con academias de artes plásticas de todo el país, San Alejandro, la José Joaquín Tejada6, la Vicentina Torres, El Alba, la de Granma, al igual que con las otras academias no menos importantes dentro de la enseñanza artística en el país.
De esta forma los estudiantes participan en salones de la plástica, concursos en los que intercambian ideas, experiencias, técnicas, dando ejemplo de la aprehensión de conocimientos durante las clases recibidas, evidenciándose en los resultados alcanzados por el centro a nivel nacional. De la misma manera la mayoría de los docentes de la Academia de Artes Plásticas son graduados de estas escuelas, como por ejemplo Osvaldo Barroso graduado en San Alejandro y René Peña graduado del Instituto Superior de Arte (ISA).
La matrícula de la escuela en la actualidad es de 49 estudiantes, de los municipios Puerto Padre, Amancio, Colombia, Jesús Menéndez, Manatí y Las Tunas. Esto evidencia las necesidades reales existentes en el territorio respecto a la enseñanza artística. Situación que toma en cuenta el programa de desarrollo cultural asumido por la provincia. Para dar un giro en el tema de la cultura general integral en la búsqueda de opciones directas para la educación estética necesaria en estos tiempos. Siendo necesario dar continuidad a la atención priorizada a los estudiantes de la Academia de Artes Plásticas como potencial artístico.
Los profesores, alumnos y egresados de la Academia realizan varios eventos culturales en el transcurso del año: exposiciones y salones de la plástica, peñas culturales, donde desempeñan una amplia labor artística para el disfrute del público. Así demuestran sus habilidades como creadores y se pone de manifiesto el sello particular de cada artista-docente.
La encuesta por cuestionario fue aplicada a sujetos pertenecientes a las instituciones que mantienen una estrecha relación con la Academia de Artes Plásticas: Galería Taller de Escultura, Galería Fayad Jamís, Centro Provincial de Artes Plásticas y a las personas residentes en la comunidad donde está ubicada la institución. Permitió conocer las opiniones del público acerca de las acciones que realiza la institución en su totalidad.
La muestra contó con un 49% de personas del sexo femenino y un 51% del masculino, lo que refleja cierto balance en la variable género.
En referencia al nivel de conocimiento acerca de las actividades que realiza y participa la Academia de Artes Plásticas, el 82% afirma tener conocimientos de ellos, mientras el 18% se considera desinformado, lo que hace evidente, tomando como basamento dichos criterios, que existe un cierto nivel de conocimiento en cuanto a las actividades que se realizan en y por dicha institución artística.
Por otra parte, el 57% de los encuestados asiste incondicionalmente a las actividades que realiza la institución, el 19% de vez en cuando, y el 14% a veces, demostrándose de este modo que la asistencia a las actividades es buena, con la particularidad de que el público que lo hace se caracteriza por estar relacionado con la institución de una forma u otra, en ellos se incluyen alumnos, familiares, trabajadores del sector de la cultura y de cada una de las galerías e instituciones que se vinculan con la misma; al que los vecinos, por ello se debe trabajar más en función de atraer al público que no se relaciona estrechamente con la Academia , y que podría disfrutar del quehacer artístico de la misma, logrando una mejor divulgación de las actividades.
La aceptación de las actividades es buena para el 90% de los receptores de las obras de arte, mientras un 9% las califica malas; se puede determinar que la aceptación de estos eventos es amplia, poseen una buena calidad y variedad artística, mostrado en la pluralidad de los estilos y las temáticas que evocan en sus obras, además de estar programadas por profesionales conocedores del arte.
El 13% de los encuestados considera que las acciones realizadas por la institución, en ocasiones, no se desenvuelven con mejor calidad por la falta de recursos materiales, sobre todo espacios y locales donde se puedan desenvolver los artistas y el público visitante. Es oportuno considerar la intención de tomar en cuenta las dificultades apreciadas por el público en cada actividad, para mejorar la calidad de la próxima.
Los sujetos receptores valoran los momentos vividos durante las exposiciones, peñas culturales y salones como instructivos, placenteros y agradables, instantes donde se cumple gran parte de sus expectativas y se facilita la posibilidad de adentrarse en el maravilloso mundo del arte de la plástica, además de permitir la referencia a temáticas de impacto social con actualidad en las obras de arte, desde donde se trasmiten valores históricos, estéticos y simbólicos, considerando a los alumnos, profesores y egresados no solo artistas de la plástica sino también promotores culturales que difunden el arte y la cultura.
La Academia de Artes Plásticas hasta el momento ha graduado 171 artistas, de ellos 78 ceramistas, 51 pintores, 42 escultores quienes se dedican a promover por medio de sus obras el arte y la cultura. De estos, 7 trabajan en el Centro Provincial de Artes Plásticas como especialistas, en la elaboración de murales para la ambientación de la ciudad, en obras de artes para la decoración de instituciones socioculturales como escuelas, hospitales, restaurantes. Además también participan en los salones de la plástica convocados en la provincia y en el país.
En la Galería Taller de Escultura de la Provincia “Rita Longa” se encuentran trabajando 6 de los graduados de la Academia de Artes Plásticas, quienes se ocupan fundamentalmente de la restauración de las esculturas y obras de arte que ambientan la ciudad; además de desempeñar esta función también montan sus propias exposiciones. En las galerías de Manatí, Puerto Padre y Colombia también se encuentran ubicados 5 de los egresados, quienes ejercen las mismas funciones que los anteriores.
La enseñanza artística ha sido favorecida en la ubicación de los graduados, pues 41 de estos se encuentran ubicados en instituciones que forman de diversas maneras a artistas de la plásticos como las casas de cultura de los municipios, los palacios de pioneros, la Escuela de Instructores de Arte, y las academias de artes plásticas de Bayamo, Morón, Ciego de Ávila, Holguín. Seis de estos egresados forman actualmente parte del claustro de profesores de la Academia de Artes Plásticas: Héctor Sierra Corredera, Maikel Mauris Millán Suárez, Mohamed Roselló Camejo, Yasiel Palomino Pérez, Alexey Camilo Meriño Téllez y Jonnhy Esterlich González.
No todos los egresados de la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas están vinculados a instituciones culturales, de ellos 60 son artistas independientes, algunos están asociados al Fondo de Bienes Culturales, hacen obras encargadas por instituciones del gobierno. También hay 17 fuera del país, por una u otra razón, en países como Italia, República Dominicana, España, Estados Unidos de América.  
Los graduados de la Academia de Artes Plásticas no solo se limitan al desempeño de la especialidad, también contribuyen al desarrollo del resto de las manifestaciones artísticas como diseñadores escenográficos, coreógrafos y otros se han convertido en artistas aficionados de otras manifestaciones, tal es el caso de las egresadas Yaima Guerrero, dedicada a la actuación con títeres en el Teatro Guiñol, y Anitza Pla, actriz del Grupo Teatral Huellas.
En la entrevista estructurada realizada a 9 profesores de la Academia de Artes Plásticas, 7 están de acuerdo con que, entre las acciones que desarrolla la escuela para contribuir al desarrollo de la cultura, y como parte integradora del quehacer artístico de las instituciones culturales, se encuentran el Salón Martiano, actividad que se realiza en conmemoración del natalicio de nuestro Héroe Nacional José Martí, donde se exponen obras basadas en la figura de Nuestro Apóstol, en su pensamiento, obras literarias y hechos históricos relacionados con su vida, contando con la participación de sus estudiantes y profesores.
Otro salón expositivo lo constituye el Arteros, con temas referidos a la sexualidad humana, eróticos, como el amor a la pareja o en sus diversas expresiones, o sea, en todo el sentido de la palabra; se realiza los 14 de Febrero en los festejos de San Valentín. Entre los meses de abril y mayo se desarrolla el Salón Guillermo Nogueira para homenajear la figura y la obra de este artista plástico; en él participan alumnos de las diferentes Academias de Artes Plásticas del país, ya que es considerado un salón de estudiantes a nivel nacional.
Además existen actividades con regularidad mensual: las peñas culturales, en ellas los estudiantes despliegan todo su potencial artístico como aficionados aprovechando para cursar invitaciones a personalidades relevantes de la cultura local, como el músico Cristino Márquez, la actriz Dionne Pérez Betancourt, el fallecido escritor Guillermo Vidal, la escritora Lesbia de La Fe, Maritza Batista, Antonio Gutiérrez, Alberto Garrido, el escultor Rafael Ferrero, y oros artistas de la casa de cultura municipal Tomasa Varona y grupos musicales tradicionales, tríos, cuartetos.
Otra de las acciones que contribuyen al desarrollo cultural del territorio lo constituye el Salón de Egresados, oportunidad para los artistas graduados para presentar sus obras en las diferentes galerías con que cuenta la localidad. 
De acuerdo con los datos aportados por la entrevista estructurada a los profesores se puede apreciar que la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas realiza actividades durante todo el año, su sistematicidad contribuye al desarrollo del quehacer artístico y de la cultura en general en la provincia, dado que estas actividades son consideradas como verdaderas tradiciones del centro.
Los estudiantes y profesores de la Academia son invitados a participar en salones desarrollados por el Centro Provincial de Artes Plásticas, la Galería Taller de Escultura, el Centro Provincial de Arte, la Galería Fayad Jamís, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Estos son concursos que convocan a todos los creadores de la provincia para que presenten sus obras con vistas a obtener un premio. Los profesores pueden concursar con sus obras, pero los estudiantes solo lo hacen en calidad de invitados, con el mérito de socializar su obra. Entre estos salones se encuentra la Plástica en Abril, concurso que se realiza todos los años patrocinado por el Consejo Provincial de las Artes Plásticas, en el cual se otorgan premios remunerados, participan egresados de la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas, profesores, estudiantes en calidad de invitados.
El Salón Guernica se efectúa en homenaje a una ciudad  de España que  fue bombardeada durante la invasión fascista en 1936,y se basa en la obra realizada con este mismo nombre por Pablo Picasso; es un salón para las nuevas generaciones de artistas patrocinado por la Asociación de Hermanos Saíz (AHS). Las obras que se exponen son de temática libre.
Las exposiciones que se realizan en homenaje al triunfo de la Revolución cuentan también con una gran participación de los estudiantes y profesores de la escuela, al igual que el Salón Fayad Jamís, convocado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS), así como otras exposiciones  transitorias que se celebran en la ciudad.
La entrevista en profundidad se le realizó a la Directora de la Enseñanza Artística en la Dirección Provincial de Cultura y a 9 especialistas de las artes plásticas de la provincia, de estos, 8 coinciden en que: 
La participación en las actividades de la plástica de los alumnos y profesores va mucho más allá de los límites de la capital provincial y llega hasta los municipios donde han cobrado auge los eventos de la plástica. Destacándose el salón Confluencia en Majibacoa, el Carlos Enrique en Amancio, Rosario Basalto en Colombia, el Salón de Jobabo de los últimos años, el salón de Paisaje de Manatí, Salón José Antonio Díaz Peláez (Puerto Padre), y el más reciente de todos, el Salón de Jesús Menéndez.
En estos se destaca la participación de los profesores de la escuela Jesús Vega Faura, René Peña Carbonell, Pedro Escobar Mora, quienes no solo incorporan a su curriculum artístico nuevos premios y menciones, sino también realzan el trabajo de la escuela. Poco a poco, a través de los años, los premios y menciones han ido recayendo en los estudiantes, profesores y egresados de la institución; podemos destacar nombres de jóvenes artistas como Yamila Coma Vargas, escultora y pintora con varios premios; José Manuel Mayo, pintor; Yasiel Palomino pintor; Jonnhy Esterlich escultor; Maikel Millán, escultor; y Dajoviel Silva, pintor, entre otros.
Los estudiantes participan en otros eventos en el territorio nacional: El Salón Nacional de Estudiantes en San Alejandro, que se realiza un año a nivel provincial y otro a nivel nacional. Son invitados todos los estudiantes de las artes plásticas del país que poseen talento para presentarse al concurso.
El Salón Nacional de Estudiantes David, de Santiago de Cuba, en homenaje a Luis David, precursor del neoclasicismo en las artes plásticas. Participan todos los años los estudiantes de la Academia; donde la mayor parte de las veces se llevan consigo los mejores premios. En este último tenemos nombres que repiten sus premios, tal es del estudiante de pintura Frank González, Osvaldo Ferrer Miranda en escultura, Heriberto Pintado en cerámica, Rafael Gregory Caro en pintura; premiados en el año pasado y en el presente.
La entrevista estructurada se realizó a 9 profesores, al Secretario y al Director de la Academia de Artes Plásticas, estos coincidieron en que:
La Academia de Artes Plásticas desempeña una importante labor en cuanto a la ambientación de la ciudad. Los estudiantes han realizado obras en varios de los espacios de la ciudad, en la calle Colón se hizo un mural pictórico por el centenario del natalicio de Juan Marinello, cuyos autores son los estudiantes Carlos Gutiérrez e Ismael Romero.
En la fábrica de cerámica de Las Tunas se realizó un mural ambiental cerámico por Carlos Yobé y Sarahí Piñón, siendo parte de un proyecto de Héctor Sierra Corredera.
En la Jefatura Provincial de la Policía se confeccionó un mural con el tema del “Ambeaó” de Liliana Ramírez Begerano, este se integra a la plaza del Che Guevara, donde el busto del Che fue realizado por el estudiante Carlos Aguilar Reguera y el escudo de la ciudad por Yudeisi Fonseca González. También en la Delegación Provincial del Ministerio del Interior (MININT) se hizo un mural con el “Martí Antiimperialista” en la plaza de ascenso de oficiales de los estudiantes Armando Mastrapa y Raiben Friman.
Los estudiantes han participado en la ambientación de escuelas de Las Tunas (República de Chile, Mártires del 28 de Septiembre, la Trece de Marzo), y en el Instituto Superior Pedagógico se encuentra el mural escultórico realizado por los estudiantes Sancre Borrao y Yamilé Vento Carralero.
Se han realizado murales en otras instituciones: Escuela de Capacitación de la Agricultura, la Casa Central del Ministerio del Interior, la Escuela Provincial de la Policía, también en la Casa del Jurista se encuentra un mural cerámico alegórico a la historia del danzón realizado por Anisley Lozano Ojeda. De este año se realizó en el municipio de Majibacoa un mural en los molinos del central. Todas estas obras son donadas por los estudiantes y la Academia al entorno de la ciudad donde interactúan constantemente los actores sociales.
Los profesores también han participado en proyectos ambientales y monumentales como el de la Plaza Martiana por Pedro Escobar y René Peña Carbonell. La escultura de la Plaza Cultural por René Peña Carbonell, y  el proyecto de la Plaza de la Revolución de Las Tunas. Los mismos, junto a Nover Olano, han participado en la ambientación de otras provincias como es el caso del municipio de Bayamo provincia Granma, y en el proyecto de esculturas de Parque de la Paz, en Las Tunas.
Por otra parte, las actividades políticas de la provincia no han quedado exentas del quehacer artístico de la Academia, pues desde los inicios de las tribunas abiertas en la Batalla de Ideas, los pinceles de los estudiantes están listos para pintar todo lo que  acontece en los escenarios donde el pueblo se reúne para repudiar las patrañas del gobierno de los Estados Unidos. Desde entonces es tradición que todos los primeros de Mayo, en conmemoración al día internacional de los trabajadores, se done un mural después del desfile en la Plaza de la Revolución de Las Tunas a la Central de Trabajadores de Cuba.
La entrevista estructurada fue realizada a 15 estudiantes, de estos 13 se sienten identificados con todas las actividades que realiza la Academia de Artes Plásticas porque en la programación de las mismas se tienen en cuenta sus aspiraciones y necesidades. La participación de ellos en estos eventos puede estar dada a la manera de artistas aficionados, animadores y promotores culturales. Están encargados también de asegurar los recursos materiales para que las acciones se realicen con calidad. Estas preparan al alumno desde muy temprano para enfrentarse a su futura vida profesional, pues tienen como meta presentar sus obras en las diferentes exposiciones, por lo que trabajan constantemente para divulgar su obra antes de graduarse. Adquieren asimismo un conocimiento integrador de la cultura en general, involucrándose en el contexto cultural de la provincia por medio de sus profesores, quienes constituyen ejemplo de incondicionalidad ante el trabajo artístico.
En la entrevista en profundidad realizada a 7 especialistas de la cultura en la provincia, 5 coincidieron en que dentro de la cadena del trabajo cultural de Las Tunas la Academia de Artes Plásticas figura un eslabón importante en el movimiento artístico del territorio, pues estudiantes, profesores y egresados trasmiten mediante sus obras valores artísticos, sociales, morales y estéticos. Su tarea primordial no es solo la creación de obras de arte y la ambientación de la ciudad sino que también se dedican a la restauración de las obras que forman parte del patrimonio cultural de la ciudad.
La Academia de Artes Plásticas, desde su inauguración hasta la actualidad, ha constituido un espacio de fuerza y creatividad para las nuevas generaciones. Su influencia en el desarrollo cultural de Las Tunas está dada en las actividades que realizan y  participan sus alumnos, profesores y egresados.
Pero lo más importante es reconocer su papel en la formación profesional de las nuevas generaciones de artistas, su labor en cuanto a la transformación de nuestra cultura y cultivando también expectativas artísticas en el público, porque una adecuada enseñanza artística, conjuntamente con un uso innovador de los medios de difusión masiva, pueden educar visualmente a la población y contribuir a una renovación estética del espacio cotidiano; los intereses, las necesidades y las aspiraciones estéticas de nuestro país están representadas y expresadas en cada realización plástica rigurosa, auténtica y original.
La expresión plástica es un medio a través del cual se toma conciencia de lo existente, un modo de producir autoconciencia social, una forma de crear los símbolos que irán enriqueciendo la identidad cultural de cada pueblo. Y es precisamente en la creatividad donde con mayor fuerza se expresa el grado de desarrollo de nuestra cultura y la riqueza espiritual generada por la apropiación de elementos artísticos adquiridos en el desarrollo de la conciencia del hombre.
Los aspectos fundamentales que influyen en el desarrollo cultural de Las Tunas están dados por:

  • La destacada labor de la Academia de Artes Plásticas dentro de la enseñanza artística, en cuanto a la formación de artistas con un íntegro conocimiento de la cultura y el arte.
  • La vinculación de los graduados a la docencia en centros encaminados a la    enseñanza artística, como la Academia de Artes Plásticas, la Escuela Provincial de Instructores de Arte, la casa de cultura Tomasa Varona y las casas de cultura de los demás municipios.
  • La ubicación de los egresados en: Galería Taller de Escultura, Centro Provincial de Artes Plásticas y al resto de las galerías del territorio provincial, como especialistas de las artes plásticas, que restauran, crean y exponen obras de arte para el disfrute del público espectador.
  • La integración de profesores, alumnos y egresados, a la creación de murales, esculturas, tarjas monumentales y carteles para la ambientación de la ciudad y los municipios del territorio.
  • La contribución a la ambientación de las instituciones sociales, políticas, y culturales de la provincia.
  • La realización de actividades culturales y tradicionales por la institución, como los salones plásticos Arteros, el Guillermo Nogueira, el Martiano y las peñas culturales.
  • La participación de los profesores y alumnos en los eventos de la plástica convocados por el Centro Provincial de Artes Plásticas, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y la Asociación Hermanos Saíz (AHS), como los concursos de la Plástica en Abril, el Salón Guernica, Salón Fayad Jamís, las exposiciones por la Jornada Cucalambeana y el Triunfo de la Revolución.
  • La creación de obras de arte por los profesores, estudiantes y egresados que contribuyen a la formación y desarrollo del gusto y la conciencia artística en los receptores.

CONCLUSIONES
El presente trabajo asumió a las artes plásticas como manifestaciones artísticas que pueden ser expresadas por medio de la pintura, la artesanía, la arquitectura, entre otras, donde el artista trasmite sentimientos, experiencias, vivencias, problemáticas sociales y costumbres, que reflejan la realidad que vive o imagina.
El quehacer de la Academia de Artes Plásticas facilita la recreación y preservación de valores culturales de la localidad y de la nación. Promueve la acción social a través de la cultura como fundamento del desarrollo y la participación de los individuos en el conocimiento, uso, disfrute de los bienes, medios y servicios culturales, a su vez sus egresados  contribuyen con su labor artística a potenciar la formación de valores culturales, la conciencia y gusto estético en los sujetos sociales por mediación de sus obras.
Son múltiples sus aportes al buen desempeño de la enseñanza artística y al desarrollo de la cultura del territorio, ha permitido centrar sus acciones en  la formación de artistas de la plástica, la promoción del arte y la realización de actividades que trasmiten conocimientos y valores sociales, educativos, artísticos y estéticos.
Los alumnos, profesores y graduados de la Academia de Artes Plásticas de las Tunas participan en las actividades artísticas y eventos de la plástica que se celebran en las instituciones culturales de la provincia, con resultados satisfactorios en los concursos en que presentan sus creaciones, tanto a nivel provincial como nacional.
Se destacó el papel de la Academia como institución emblemática de la enseñanza artística de Las Tunas en la medida que forma profesionales en las distintas especialidades de las artes plásticas con un íntegro conocimiento de la cultura y el arte, estos ejercen su labor en las restantes instituciones artísticas de la región, y contribuyen con sus obras a la decoración de instalaciones, organismos laborales y centros estudiantiles del territorio.

BIBLIOGRAFIA

  • Ballester Hernández, Adriana: Mujer y Sida: un estudio desde la Representación Social. Universidad de La Habana, Facultad de Psicología, 1996, p. 189.
  • Basail Rodríguez, Alain: Sociedad Cubana Hoy. Ensayos de Sociología Joven. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2006, p. 255.
  • Canovas, Alejandro: A propósito de las artes visuales en Alejo Carpentier. Revista Arte  Cubano, Enero 1998, p.178.
  • Carranza Valdés, Julio: Cultura y Desarrollo Incitaciones para un Debate. Revista Temas, Cultura, Ideología, Sociedad. NO 18-19, Julio- diciembre de 1999:p. 143.
  • Colectivo de autores: Arte y Literatura .Breve Esbozo Histórico Apreciativo. Edición Verde Olivo, 1994: p.468.
  • Colectivo de autores: Apreciación de la Cultura Cubana T ll .Impreso por la Unidad de Producción NO l. 1992, p.208.
  • Folleto de la Historia de la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas. p. 32.
  • Informarte: Boletín del Centro Nacional de Escuelas de Artes, art. Las  cátedras teórico – culturales en las escuelas de arte, por el Lic: Raúl Rodríguez y la Lic. Lucrecia Margarita Martín. 
  • Junco Valdés, Ramón y Antonio Vale Pérez: Artes Visuales en Cuba. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, Cuba, 1998, p. 376.
  • Mills, C. Wright: The Sociological imagination. New York: Oxford University, 1979, p. 324.
  • Morriña, Oscar y María Elena Jubrías: Ver y Comprender las Artes Plásticas. Editorial Gente Nueva, p.168.
  • Nurbievich Afasizhgv, Marat: El arte como objeto de investigación .Editorial de       Ciencias Sociales, La Habana, 1986.p.265.
  • Pardo Benítez, María Guadalupe: Tesis de Maestría. “La Universidad Autónoma de Sinaloa: Su Influencia en el Desarrollo Cultural De Mazatlán en la Ultima Década”. Santiago de Cuba, 2002, p. 98.
  • Parson Talcoll: The Social Sistem. Ed. Mcgrw – Hill, 1986, p. 287.
  • Periódico Granma: art. “San Alejandro: 180 años”, por Tony Piñera, martes 13 de enero de 1998, p. 6.
  • Periódico 26: Art. “ Vanguardia de la Plástica”, por Yelanys Hernández, viernes 7 de enero del 2000, p.6
  • Principales Leyes y Disposiciones Relacionadas con la Cultura, Las Artes y la Enseñanza Artística, República de Cuba, Ministerio de Cultura.
  • Resolución No.57/87 Centro Nacional de Escuelas de Artes (CENEART), Ciudad de La Habana, 25 de mayo de 1998.
  • Ritzer George: Teoría Sociológica Contemporánea, Tercera III. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2003, p. 680.
  • ---------------------: Sociological Classic Teory. Ed Grijalbo, México, 1993, p. 545.
  • Vera Estrada, Ana: Pensamiento y tradiciones populares: Estudio de identidad cultural cubana y latinoamericana. Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello. Edición Fernando Nápoles López, La Habana, 2000, p. 380.
  • Viñales González, Jesús, Orta García, Elena María: Historia del arte.    Universidad nacional de educación a distancia, Madrid, 1992, p.529.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático