Contribuciones a las Ciencias Sociales
Junio 2012

LA INSTRUCCIÓN JURISDICCIONAL NÚMERO 216 DE 2012: UN SEGUNDO ACERCAMIENTO A LAS MODIFICACIONES QUE EN MATERIA PROCESAL DE FAMILIA, DEBERÁN REGULARSE EN UN CUERPO PROCESAL FAMILIAR

 

Osvaldo Manuel Alvarez Torres (CV)
dongaspar1955@gmail.com
Unión Nacional de Juristas de Cuba

 

 

Resumen

Sin duda alguna, la aprobación el 17 de mayo de 2012 de la Instrucción jurisdiccional número 216, abrogando la anterior, la número 187 de diciembre de 2007, ambas dictadas por el Tribunal Supremo Popular cubano, constituye un nuevo paso, el acercamiento, cada vez más, a la adopción definitiva en un cuerpo procesal regulador, de las normas que establecerían en Cuba las reglamentaciones procedimentales en sede procesal familiar.

Concepción interesante y moderna, que en documento que complementa  dicha instrucción judicial, se explica como “edades deslizantes, condicionadas únicamente a la adquisición por el niño, niña o adolescente de suficiente juicio y aptitudes madurativas, teniendo en cuenta, en principio, que sea capaz de expresarse mediante el lenguaje verbal y articulado.

Se estima, pues, loable, este nuevo esfuerzo de acercamiento, de demostración en un amplio campo de experimentación, tal cual es la realización de la justicia familiar en Cuba, bajo la égida de los tribunales, de que sí es viable instaurar, con el carácter sistémico que se insuflaría a ello, un cuerpo de normas procesales específicas de familia, que no está presente hoy en el ordenamiento jurídico del país.

Palabras clave: novedosa regulación familiar.




Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Alvarez Torres, O.: "La instrucción jurisdiccional número 216 de 2012: un segundo acercamiento a las modificaciones que en materia procesal de familia, deberán regularse en un cuerpo procesal familiar ", en Contribuciones a las Ciencias Sociales, Junio 2012, www.eumed.net/rev/cccss/20/

Sin duda alguna, la aprobación el 17 de mayo de 2012 de la Instrucción jurisdiccional número 216, abrogando la anterior, la número 187 de diciembre de 2007, ambas dictadas por el Tribunal Supremo Popular cubano, constituye un nuevo paso, el acercamiento, cada vez más, a la adopción definitiva en un cuerpo procesal regulador, de las normas que establecerían en Cuba las reglamentaciones procedimentales en sede procesal familiar.
Ello se constata cuando, en lo que constituye la exposición de motivos de esta nueva instrucción judicial, emanada del consejo de gobierno del máximo tribunal de justicia del país, se alude a las tendencias actuales del Derecho Procesal y los compromisos contraídos por la nación cubana, al ratificar en 1991 la Convención Internacional de los Derechos del Niño y los que por similar razón derivaron en el Plan de Acción Nacional de Seguimiento a la Conferencia de Beijing de 1995.1
Es así que en el apartado primero de dicha instrucción jurisdiccional, al establecerse amplias facultades del tribunal tanto en la práctica de pruebas como en la protección cautelar, se converge con el principio específico del proceso familiar referido a la publicización, que encauza el activismo de los jueces en todo lo relativo al thema probandum   y a las medidas de cautela, garantes de una ulterior ejecución de lo resuelto.
Al abordarse en el apartado cuarto la convocatoria a la comparecencia que prevé el artículo 42 de la ley procesal civil positiva, dada la necesaria supletoriedad a esta norma procesal por la carencia de un proceso específico de familia en Cuba y porque de no hacerse así, convertiría a los jueces en legisladores y ello pugnaría entonces con los postulados del sistema de derecho cubano, se establece que dicha comparecencia se señala después de la fase de alegaciones y previo a la apertura a pruebas del proceso de que se trate, o sea, es menester que se presenten los escritos polémicos por las partes y luego, antes del momento procesal de aperturarse a prueba el proceso en cuestión, se cita a comparecencia.
Concepción interesante y moderna, que en documento que complementa  dicha instrucción judicial, se explica como “edades deslizantes, condicionadas únicamente a la adquisición por el niño, niña o adolescente de suficiente juicio y aptitudes madurativas, teniendo en cuenta, en principio, que sea capaz de expresarse mediante el lenguaje verbal y articulado. 2
¿Por qué  en las “Reglas mínimas para la escucha de menores de edad”, fijadas por al Tribunal Supremo cubano, en las formalidades, se establece que el juez ponente (conductor de ese acto procesal) deberá estar desprovisto de la toga, y ello no se dispuso también en  el apartado 4 de la Metodología para la comparecencia que se convoca a tenor del artículo 42 de la LPCALE (Ley de Procedimiento Civil Administrativo Laboral y de lo Económico)?


Vid. Instrucción No. 216 de 17 de mayo de 2012, dictada por el Consejo de Gobierno de Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba

Vid. Reglas mínimas para la escucha de menores de edad. Complemento a la Instrucción No. 216 de 17 de mayo de 20, Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba. Biblioteca electrónica del autor de este trabajo.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático