Contribuciones a las Ciencias Sociales
Enero 2012

¿EXISTE LA POSIBILIDAD DE UN LIDERAZGO MONETARIO COMPARTIDO ENTRE MÁS DE UNA MONEDA DE REFERENCIA PARA LAS FINANZAS INTERNACIONALES?

Iván Corujo (CV)
ivancorujo@hotmail.com

 

Resumen

 El presente ensayo explora, en términos generales, la posibilidad de romper con la hegemonía del dólar como divisa internacional desde un punto de vista critico, la discusión se centra en las debilidades y fortalezas de Estados Unidos en cuanto a su política económica, más que en la acción discrecional de la Unión Monetaria Europea.

Palabras claves: dólar, euro, unión europea, déficit, divisa internacional, reserva internacional

Abstract

This paper explores, in general terms, the ability to break the hegemony of the dollar as international currency from a critical standpoint; the discussion focuses on the strengths and weaknesses of the U.S. in terms of economic policy, rather than discretionary action of the European Monetary Union.

Keywords: dollar, euro, European Union, deficits, international currency, international reserves



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Corujo, I.: "¿Existe la posibilidad de un liderazgo monetario compartido entre más de una moneda de referencia para las finanzas internacionales?", en Contribuciones a las Ciencias Sociales, Enero 2012, www.eumed.net/rev/cccss/17/

En enero de 2002 el Euro, la moneda de la Unión Monetaria Europea entra tímidamente en circulación reemplazando a las unidades monetarias de los países miembros, con el correr de los años su valoración por parte de los Bancos Centrales y de los agentes en general estuvo en aumento. La discusión actual es que esta puede desplazar al dólar de su papel hegemónico de reserva internacional formalizado en el acuerdo de Bretón Woods.
Existen argumentos a favor de la diversificación los cuales sostienen que el euro es una moneda estable y esta fuertemente respaldada por la economía interna de la Unión Europea y el otro es el declive del dólar como moneda de reserva, dado el continuo déficit en cuenta corriente que presenta Estados Unidos. Entre los argumentos que no apoyan esta posibilidad están los que postulan que el euro es una moneda joven y tiene mucho camino que recorrer para desplazar al dólar, puede suponerse que la situación depende en gran medida del comportamiento de Estados Unidos en su política económica.

II

Una moneda debe cumplir con ciertos requisitos para ser considerada como reserva, debe ser aceptada como medio de pago internacional, ser respaldada por la economía interna del país emisor, y debe tener una activa participación en el comercio internacional.

(Hartmann e Issing 2002), enumeran 4 factores que determinan el uso internacional de una moneda:

1) La profundidad, amplitud y apertura de los mercados financieros nacionales.
2) La estabilidad de la moneda y la confianza en su estabilidad futura.
3) El tamaño, la fuerza y los vínculos internacionales de la economía real del país emisor.
4) El uso relativo de la moneda.

El aumento de la participación de estos factores conlleva a economías de escala y de esa forma se justifica el uso de una moneda dominante como divisa, pero debe tenerse en cuenta que la diversificación del riesgo por parte de los agentes económicos hace que exista mas de una moneda internacional. El desarrollo de estos factores influye en el papel internacional del euro, los autores estudian su evolución y llegan a la conclusión de que este tiene un gran potencial para ampliar aún más su participación internacional, pero que este será un proceso a largo plazo.
Papaioannou, Portes y Siourounis (2006) afirman que: la introducción del euro, acompañada por una mayor liquidez en otras divisas importantes, y el creciente déficit por cuenta corriente y la deuda externa de los Estados Unidos han aumentado la presión sobre los bancos centrales para diversificar reservas lejos del dólar estadounidense.
Hacen un relevamiento del uso de las principales monedas internacionales obteniendo los siguientes resultados:
-El dólar mantiene una mayor participación en las reservas de los bancos centrales.
-Existe un crecimiento en la emisión de activos denominados en euros, un aumento en el comercio de la Eurozona con los principales mercados emergentes, y mayor uso del euro como moneda de reserva.
-La mayor participación del euro en la economía internacional, es a expensas de otras monedas, como el yen y el marco suizo.
Revelan que en abril de 2004, el dólar participó en el 88,7% de las transacciones comerciales (90,3% en 2001), el euro en 37,2%, el yen en 20,3%, la libra esterlina en el 16,9%, y el franco suizo en 6,1%.
Chinn, M y Frankel, J (2005) afirman que el euro podría reemplazar al dólar estadounidense como moneda de reserva a partir del 2020. Esta posible situación se produciría debido a la pérdida gradual de influencia global de Estados Unidos y si países miembros de la Unión Europea, entre ellos, Dinamarca, Suecia y el Reino Unido se unen al euro. Esto haría que la UE
supere a Estados Unidos a nivel de ingreso y comercio, la cuestión clave viene de la mano del Reino Unido porque es el país más grande de ellos y porque traería consigo los mercados financieros de Londres que junto a los de Nueva York son los más importantes del mundo. La actual crisis financiera en Estados Unidos y la fuerte debilidad del dólar respaldan la hipótesis de los autores, porque abren el camino para que el euro tome un lugar de privilegio en los mercados mundiales, pero este respaldo es relativo porque la historia nos muestra que a pesar de que la economía de Estados Unidos sobrepasó a la británica en 1872, la libra esterlina fue moneda de
reserva internacional durante todo el siglo XIX y gran parte del XX y fue sustituida por el dólar como moneda de reserva y de comercio internacional, recién al final de la Segunda Guerra Mundial, esto confirma que lleva bastante tiempo la sustitución total de monedas debido a la lenta
disminución de la hegemonía de un país en el mundo.
Entre los factores que posibilitan la sustitución del dólar como moneda internacional se encuentra el déficit en cuenta corriente que presenta la economía de Estados Unidos , para enfrentar este déficit el gobierno puede adoptar una política monetaria expansiva depreciando su moneda, haciendo peligrar una de las funciones principales de una moneda internacional que es su estabilidad , y generando una perdida en términos reales del valor de las reservas de los países , podría pensarse que la tendencia reciente de depreciación del dólar es una buena excusa para diversificar reservas, pero este comportamiento monetario expansivo viene avalado en gran medida por los agentes internacionales que aceptan la sobre emisión de la moneda, los individuos ajenos a la política económica aceptan la moneda por la historia que esta tiene 1, una posible explicación de la aceptación por parte de los hacedores de política es que si se diversifican reservas, la moneda nacional se apreciaría respecto al dólar y podría peligrar la política de esterilización en países que basan su crecimiento en el tipo de cambio competitivo, esta situación se produciría en un marco, en el cual el dólar sigue dominando las transacciones internacionales. Dooley (2005) esta de acuerdo con esta afirmación, sostiene que los bancos centrales asiáticos con grandes reservas no diversifican lejos del dólar, ya que persiguen un crecimiento impulsado por las exportaciones orientadas a los EE.UU., por lo tanto mantendrán los tipos de cambio en relación con la estabilidad del dólar.
Eichegreenn (2005) opina que el déficit en cuenta corriente no es por sí solo, una amenaza para la perdida hegemónica del dólar como moneda de reserva .y lo argumenta a través de un hecho histórico planteando que en 1913, el banco de Inglaterra tenia una emisión de libra esterlina 2,5% mayor a las reservas de oro, mas allá del déficit en cuenta corriente que tenia
Inglaterra la libra esterlina siguió manteniendo su papel de moneda internacional.
Similarmente en 1959, la cantidad de dólares emitidos superaron las reservas de oro de los Estados Unidos.
Otro argumento del permisivo déficit es que la demanda internacional de dólares se produce en gran medida porque el sistema financiero de Estados Unidos es eficiente, en el sentido de que proporciona la intermediación 2  para el resto del mundo y por lo tanto es muy difícil que su cuenta corriente funcione de manera equilibrada.
Igualmente debe tenerse en cuenta, como se menciono anteriormente, que una política fiscal muy permisiva respecto a la persistencia de los déficits, de manera que estos se vuelvan insostenibles, da lugar a la acumulación de grandes deudas externas, consecuentemente a una política monetaria expansiva, a la depreciación del dólar y por lo tanto a una alta tasa de inflación. Es evidente que, de ese modo el mantenimiento de reservas en dólares es poco atractivo.
Igualmente aunque Estados Unidos pueda mantener bajo control el déficit en cuenta corriente, no hay ninguna razón obvia para qué el dólar pierda su condición de reserva, pero esto no significa que se mantendrá dominante como en el pasado, se plantea aquí la posibilidad del liderazgo compartido entre más de una moneda.
La existente supremacía del dólar también puede explicarse por el hecho de que no ha tenido competencia. Uno de los motivos del dominio del dólar fue que después de la Segunda Guerra Mundial, otros países mantuvieron controles estrictos de capital limitando la liquidez de sus mercados, lo cual hizo que sus monedas sean menos atractivas como reserva y acentuaron el dominio del dólar, pero en los últimos años se produjo un alto grado de liberalización financiera ampliando las posibilidades de diversificación. La creciente utilización del euro como moneda de reserva internacional respalda esta hipótesis, el caso de China es el más sobresaliente. Un elemento a favor de la utilización de esta moneda esta dado por el respaldo que esta tiene por el desarrollo de los países que integran la Unión Europea la cual tiene un tamaño económico similar al de Estados Unidos y sus flujos de comercio e inversión con el resto del mundo son también de tamaño parecido.

III
El dólar ha reinado durante largos periodos de tiempo a pesar del pobre desempeño económico de los Estados Unidos. Su economía creció muy lentamente durante dos décadas, desde principios de 1970 a principios de 1990, y ha experimentado una alta inflación durante casi una década, desde 1973 a 1981, incluyendo tres años de dos dígitos en el aumento del nivel de precios. Se han encontrado grandes déficit de cuenta corriente para la mayor parte de los últimos 20 años, incluidos dos períodos en que los déficits fueron insostenibles (1982-87 y 1998-2000), y se ha convertido en unos de los deudores más grandes del mundo3 .
Respecto al euro esté esta respaldado, por una economía fuerte y competitiva, abierta al comercio, servicios y capitales internacionales, y por lo tanto, tiene una utilización internacional importante.
Por lo tanto es posible que en el futuro el euro vaya a crecer aún más en su papel de moneda internacional sustituyendo parcialmente al dólar estadounidense, pero no lo desplazara en su papel dominante como moneda de reserva ya que la experiencia demuestra que alcanzar dicho estatus requiere muchas décadas de acumulación de credibilidad y confianza en la misma, igualmente hay que resaltar que históricamente no ha existido ninguna moneda que con tan poco tiempo en circulación haya alcanzado tanto peso internacionalmente y sea considerada ya como la potencial alternativa al dólar.
Que el dólar mantenga su hegemonía internacional depende, en primer lugar, de sus propias políticas, tanto fiscales como monetarias.

1 Chinn y Frankel llaman a este comportamiento “fuerte tendencia inercial” hacia el uso de una moneda

2 Me refiero a la compra y venta de activos.

3 Los datos macroeconómicos fueron obtenidos de Penn World Table

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático