Contribuciones a las Ciencias Sociales
Enero 2012

LAS FUENTES DE INFORMACIÓN ONLINE COMO SOPORTE TECNOLÓGICO EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

Carlos Oliva Marañón (CV)
carlos.oliva.maranon@urjc.es
Universidad Rey Juan Carlos

Resumen
Las Fuentes de Información han tenido un papel protagonista a lo largo de la historia, ya que diferentes usuarios como docentes e investigadores las han utilizado para dar a conocer sus informes científicos en la Sociedad de la Información. Esta investigación aborda el buen uso de las Fuentes de Información online en el área de Lengua Española. Así, Internet, refrendado por las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), se ha convertido en un gran "contenedor" en el que se puede encontrar cualquier tipo de referencia acerca de los temas más diversos. Buscadores, Metabuscadores, Páginas Web, Catálogos Colectivos de Bibliotecas y Bases de Datos Bibliográficas se han consolidado como útiles herramientas de conocimiento. La ventaja de su uso es la eliminación de las barreras espacio-temporales, pero su principal inconveniente radica en la dificultad para discernir la información relevante de la accesoria.

Palabras clave: Fuentes de Información online. Lengua Española. Investigación. Tecnologías de la Información y de la Comunicación. Sociedad de la Información.

The sources of information online like technological support in the information society

Abstract
The Sources of Information have had a leading role along the history, since different users like teachers and researchers have used to announce his scientific reports in the Society Information. This research approaches the good use of the Sources of Information online in the area of Spanish Language. So, Internet, countersigned by Information Technologies and Communication, has turned into a great "container" into the one that can be any type of references over of the most diverse topics. Seekers, Metasearchs, Web pages, Collective Catalogues of Libraries and Bibliographical Databases have been consolidated as useful tools of knowledge. The advantage of his use is the elimination of space and time barriers, but his principal disadvantage takes root in the difficulty to discern the relevant information of the accessory.

Keywords: Sources of Information online. Spanish language. Research. Information Technologies and Communication. Information Society.



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Oliva Marañón, C.: "Las fuentes de información online como soporte tecnológico en la sociedad de la información", en Contribuciones a las Ciencias Sociales, Enero 2012, www.eumed.net/rev/cccss/17/

1. introducción

Desde la aparición de Internet, la documentación digital ha tenido un gran desarrollo. Los documentalistas del siglo XXI trabajan ya en formato digital. Además, la llegada del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) ha consolidado la formación de estos profesionales con la implantación del Grado en Información y Documentación, titulación originada a partir de la Licenciatura en Documentación y de la Diplomatura en Biblioteconomía y Documentación.

En el sistema de clasificación de las ciencias, la Documentación puede ser encuadrada desde dos perspectivas. Desde el ámbito de la ciencia en general, en tanto en cuanto es una disciplina instrumental al servicio de la producción y la transmisión de todos los saberes. En lo referido al ámbito de la ciencia particular, la Documentación es una disciplina informativa puesto que facilita la traslación de los mensajes en las mejores condiciones posibles desde su creador hasta el usuario o investigador, haciendo posible la sempiterna tradición acumulativa y difusiva de los conocimientos científicos.

En este contexto, se puede definir la Documentación como una disciplina general que tiene por objeto el estudio de un proceso informativo de naturaleza peculiar en tanto en cuanto se da en él una actividad de recuperación de mensajes informativos emitidos en procesos anteriores. Así, mediante análisis y tratamiento técnicos, se comunican transformados con la finalidad de que sirvan de fuente para la obtención de un nuevo conocimiento o para la toma de decisiones personales y en las organizaciones, empresas e instituciones.1

2. tipología documental

Como es sabido, Internet es un gran contenedor en el que se puede localizar información acerca de cualquier área de conocimiento. Para ello, el investigador tiene que conocer los diferentes recursos documentales que la “Red de redes” pone a su disposición para que la búsqueda sea lo más acertada posible. En este sentido, María Pinto Molina, Catedrática de Documentación de la Universidad Carlos III, afirma: “Uno de los problemas que surgen en la búsqueda de información es si lo que recuperamos es "mucho o poco" es decir, dependiendo del tipo de búsqueda se pueden recuperar multitud de documentos o simplemente un número muy reducido. A este fenómeno se le denomina Silencio o Ruido documental 2.

En opinión de José López Yepes, Catedrático de Documentación de la Universidad Complutense de Madrid, “es necesario convertir al homo sapiens (necesitado de información) en homo documentalis (capaz de autoinformarse hasta ciertos límites), esto es, en hombre documentado y llamado a convertirse, a su vez, en creador de información bien guiado y aconsejado por el homo documentador o profesional del documento” 3.

Además, junto a la aparición de Internet, se desarrollan nuevos sistemas de enseñanza a través de e-learning, término que hace referencia a la educación virtual, donde se puede interactuar con los profesores por medio de Internet. Literalmente significa aprendizaje con medios electrónicos, enseñanza dirigida por la tecnología. Su principal ventaja: la facilidad de acceso. Así, los diferentes recursos documentales de búsqueda de información se trasladan a la Red con el consiguiente ahorro de tiempo para docentes y profesionales.

Actualmente, vivimos tiempos de cambio social acelerado y de irrupción permanente de torrentes informativos en nuestra vida. “La tecnología, junto a otros factores menores, es la principal causa de estos cambios, sobre todo, en épocas de grandes invenciones o descubrimientos”4 (Hernández de Frutos, 1991). Por lo cual, la influencia de la técnica o de la tecnología en la vida del hombre ha sido y es objeto de innumerables reflexiones, pero de su utilidad y de su buen ordenamiento no hay duda para nadie. Ya Ortega decía que “la vida aparece constituida como un problema casi ingenieril: aprovechar las facilidades que el mundo ofrece para vencer las dificultades que se oponen a la realización de nuestro programa. En esta condición radical de nuestra vida es donde prende el hecho de la técnica” 5.

Así, la ciencia documental establece cuatro tipologías de documentos a partir de la accesibilidad a los contenidos (Carrizo e Irureta-Goyena, 1994)6 :

3. concepto de fuentes de información

El primer problema que se plantea es el uso del término Fuentes de Información, podemos afirmar que es ahora, en nuestros días, cuando empieza a aceptarse un término único aplicado a este tipo de recursos. Hasta el momento, las denominaciones han fluctuado. El término “fuentes” lo hemos encontrado en algunos manuales, pero independientemente del segundo término y referido, básicamente, a todas aquellas obras que constituyen la colección de referencia de una biblioteca.

La utilización del uso conjunto de los dos vocablos que ahora son objeto de estudio, se trata en el manual de J. Emilia Sabor7 . Primero sobre el tema en nuestra lengua, que ya en su primera edición (1957) utiliza el término “Fuentes de Información” para titular la obra. La autora se refiere a las fuentes que son las principales herramientas del trabajo del referencista y, además, advierte de la poca bibliografía existente sobre el tema de la teoría de la referencia. Si partimos de este concepto, el término Fuentes de Información está formado por dos elementos con una gran carga semántica: “fuente” e “información”. Ambos se yuxtaponen gracias a una preposición que, en este caso, indica posesión o pertenencia, de forma que favorece la estrecha relación entre uno y otro constituyendo un sintagma.

De cualquier forma, tal sintagma, aunque muy genérico, ha tenido siempre en su aplicación unas connotaciones muy específicas, ya que se ha utilizado para referirse a todas aquellas obras que maneja o crea el profesional de la información para atender las demandas informativas de los usuarios, en el marco de la sección de referencia de cualquier unidad informativa. Así, el término Fuentes de Información se identifica con el concepto de principio, fundamento y origen de la Información, es decir, el punto del que parte y al que se accede para conseguirla.

También, en el periodismo es clásica la distinción entre fuentes orales y escritas. Las orales, que se pueden subdividir en interesadas y no interesadas, inciden innegablemente y se conocen por experiencia. Abarcan entrevistas (telefónicas o cara a cara), conferencias, reuniones y declaraciones de todo tipo, etc. Por su parte, las fuentes escritas pueden ser actuales y documentales. Las fuentes escritas actuales están constituidas por documentos recién elaborados, aprobados, presentados o emitidos y, en este sentido, constituyen hechos noticiosos por sí mismos (una ley nueva, la liquidación reciente de unos presupuestos, una sentencia que se acaba de hacer pública, etc.).

Estos documentos, una vez pasa la más acuciante actualidad, se consideran fuentes escritas documentales. A diferencia de las actuales, las documentales no son de interés por sí mismas en un momento concreto, sino que contienen información de diverso tipo que, si bien pudo publicarse o depositarse en un pasado próximo, sirve para comprender y explicar el presente. Son actuales en el sentido de vigentes.8

4. fuentes de información bibliográfica en la red

Respecto a las fuentes de información bibliográfica en el ámbito online, apoyado por las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), las más importantes son los catálogos, término que, en el sentido más amplio, se refiere a la enumeración descriptiva de los documentos existentes en algún lugar. La característica común a todos ellos es la de la localización, es decir, presentan la relación de una serie de textos que pueden localizarse en lugares determinados, ya sea una biblioteca o varias, un archivo, una editorial, una librería, una exposición bibliográfica, etc.

De todos ellos, hay que destacar los siguientes:

Para un buen fin acerca de las búsquedas de información, los recursos documentales más importantes son:

En esta investigación se ha realizado una exhaustiva búsqueda de documentos específicos de Lengua Española para conocer cuál es su visibilidad a través de la Red. La localización de datos es factible para diversos temas o materias educativas. Sin embargo, se ha elegido la información en Lengua Española por ser una disciplina imprescindible para nuestros universitarios e investigadores. Hay que tener muy en cuenta la interfaz o sistema de búsqueda que se utiliza para que haya una interactividad entre el recurso documental y el usuario de la Red. Por lo que respecta a los catálogos, se han dividido en dos tipologías: los catálogos clásicos y los catálogos colectivos.

En consecuencia, tras la investigación realizada en esta muestra de siete bibliotecas universitarias españolas, la mayor profusión bibliográfica en materia de Lengua Española corresponde a la Biblioteca de la Universidad de Granada con 10603 documentos. Por ello, los investigadores en el área de conocimiento de Lengua Española disponen de un fondo bibliográfico excepcional para realizar sus trabajos. De igual forma, se ha realizado la misma búsqueda en CISNE, Catálogo de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid. En el enlace de revistas, la selección corresponde al campo de Título y se ha introducido Cuadernos Cervantes de Lengua Española. Los resultados han sido los siguientes:

Título: Cuadernos Cervantes de Lengua Española
Publicación: Madrid: ELR Ediciones, 1995-
Acceso al documento: sumarios desde 1998 en COMPLUDOC (base de datos de artículos de revista de la Universidad Complutense de Madrid.

Ubicación: Educación-Revistas
Signatura: PP 294
Fondos: 1998-(2005)-2006
Faltan: 2005 (v. 11, n. 59-60)

Ubicación: Filología A-Revistas
Signatura: FLL 882
Fondos: (1996.97, 2000-02) 2003
Faltan: 1995-96 (n. 1-4, 7-8, 10) 1997 (n. 13,16) 2000 (n. 26, 28-29) 2001 (n. 36-37) 2002 (n. 39, 42)

Ubicación: Filología B-Hisp.-Rev.
Signatura: HYR 865
Fondos: (1995-96) 1997-2006
Faltan: 1995-96 (n. 2-7, 9-10)

Fuente: cisne.sim.ucm.es

En relación con los catálogos colectivos, se ha analizado el Catálogo Colectivo de las Universidades de Cataluña (CCUC)por su pertinencia documental. La cadena documental de búsqueda ha sido la siguiente:

De los portales de revistas científicas, se ha analizado Latindex, que contiene revistas científicas de América Latina, El Caribe, España y Portugal. La cadena documental de búsqueda ha sido la siguiente:

Por tanto, la opción de revistas electrónicas es la más pertinente, puesto que permite la recuperación de los artículos a texto completo con lo que se optimiza el tiempo dedicado a la investigación.

En cuanto a las bases de datos bibliográficas, se selecciona la del International Standard Book Number (ISBN), que contiene referencias bibliográficas de los libros editados en España desde 1972. La secuencia documental de búsqueda ha sido la siguiente:

Por tanto, la búsqueda más pertinente corresponde a la década comprendida entre los años 2000 y 2010.

5. conclusiones

En los últimos veinte años, las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) han evolucionado de tal manera que han provocado un cambio radical en los canales de distribución de la información científica. Los avances tecnológicos que se puedan desarrollar en el futuro y que afecten a las Fuentes de Información son imprescindibles, así como la mejora de los ya existentes. La mayoría están localizadas casi de forma exclusiva en los soportes informáticos y cada vez con mayor presencia en los entornos Web. Estos soportes suponen para los usuarios una posibilidad de extraer información casi ilimitada, aunque tienen que manejarse en un medio y con unas herramientas que deben conocer previamente.

Sin embargo, la información automatizada no ha logrado, por el momento, desplazar la utilización de los soportes tradicionales. Todavía es frecuente el uso de repertorios impresos, pero el crecimiento de los medios electrónicos es cada vez más notorio y más aceptado. Por tanto, es evidente que aún convivirán durante un tiempo determinado.

En definitiva, las redes de comunicación son el recurso más actual en el campo de las Fuentes de la Información, ya que facilitan el acceso remoto a cualquier tipología documental. En esta investigación se han realizado búsquedas bibliográficas en el área de conocimiento de Lengua Española y la más pertinente corresponde al Catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Granada con 10.603 documentos. De esta forma, se confirma la ruptura de las barreras de tiempo y espacio, así como el hecho de que la información recuperada sea útil y de calidad para satisfacer las necesidades de los usuarios.

6. Bibliografía

CARRIZO, G., IRURETA-GOYENA, P. y LÓPEZ DE QUINTANA, E. (1994). Manual de fuentes de información. Madrid: CEGAL.
CEBRIÁN, B. (1997). Fuentes de consulta para la documentación informativa. Madrid: Universidad Europea-CEES.
HERNÁNDEZ DE FRUTOS, T. (1991). Cambio Social y nuevas tecnologías de la información: un enfoque psicosocial. Madrid: Universidad Complutense de Madrid, Servicio de Publicaciones.
LÓPEZ YEPES, J. (2011). La sociedad de la documentación. Madrid: Fragua.
ORTEGA y GASSET, J. (1977). Meditación de la técnica y otros ensayos. Madrid: Revista de Occidente, pp. 69-70.
SABOR, J. E. (1957). Manual de fuentes de información. Buenos Aires: Kapelusz.

7. webgrafía

http://www.mariapinto.es/e-coms/recu_infor.htm (Consultado el 15 de diciembre de 2011)
cisne.sim.ucm.es (Consultado el 19 de diciembre de 2011)


1 LÓPEZ YEPES, J. (2011). La sociedad de la documentación. Madrid: Fragua, p. 37

2 http://www.mariapinto.es/e-coms/recu_infor.htm

3 LÓPEZ YEPES, J. (2011). La sociedad de la documentación. Madrid: Fragua, p. 23.

4 HERNÁNDEZ DE FRUTOS, T. (1991). Cambio Social y nuevas tecnologías de la información: un enfoque psicosocial. Madrid: Universidad Complutense de Madrid, Servicio de Publicaciones, p. 60.

5 ORTEGA y GASSET, J. (1977). Meditación de la técnica y otros ensayos. Madrid: Revista de Occidente, pp. 69-70.

6 CARRIZO, G., IRURETA-GOYENA, P. y LÓPEZ DE QUINTANA, E. (1994). Manual de fuentes de información. Madrid: CEGAL, pp. 32-38.

7 SABOR, J. E. (1957). Manual de fuentes de información. Buenos Aires: Kapelusz.

8 CEBRIÁN, B. (1997). Fuentes de consulta para la documentación informativa. Madrid: Universidad Europea-CEES, p. 12.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático