Contribuciones a las Ciencias Sociales
Julio 2011

LA CONTRIBUCIÓN DE FÉLIX VARELA MORALES A LA FORMACIÓN DE LA NACIONALIDAD CUBANA ANTES DE 1868



Angel Elizardo Morffa Sosa
Ivelisse del Sol González
michelca@jagua.cfg.sld.cu




RESUMEN

La figura de Félix Varela Morales ha sido objeto de múltiples investigaciones, no obstante con el presente trabajo, se propone un acercamiento a un papel histórico trascendente, a partir de una conceptualización no académica de lo que se entiende por nacionalidad cubana y a grandes saltos como se llega a ella desde la ruptura en la historia que significó la extinción casi total de los primeros aborígenes y de los cuales los españoles borraron prácticamente sus huellas, partiendo de su ejemplo como revolucionario de su tiempo y de los azares a que llevó la defensa de sus ideas y la fuerza de su pensamiento vertical y avanza, a la influencia preponderadamente que ejerció en la formación y desarrollo de la nacionalidad cubana.

Palabras Claves: Contribución, Formación, Nacionalidad Cubana.
 



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Morffa Sosa y Sol González: La contribución de Félix Varela Morales a la formación de la nacionalidad cubana antes de 1868, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, julio 2011, www.eumed.net/rev/cccss/13/

INTRODUCCIÓN

Félix Varela Morales (1788-1853) filósofo y sacerdote cubano. Nació en La Habana, fue profesor de la primera universidad del país, se opuso al imperante en el ambiente filosófico de su tiempo y José de la Luz y Caballero expresó de él, “… fue quien nos enseño primero a pensar”…

Siendo como es, una de las principales personalidades vinculadas al despertar de la nacionalidad cunaba. Se impone describir la contribución y el papel de Félix Varela Morales en la formación de la nacionalidad cubana antes de 1868, teniendo como premisas el ambiente sociopolítico y las circunstancias más relevantes en la que desarrollo su labor proselitista1, a partir del análisis de documentos y otros métodos de nivel teórico poder afirmar y dejar constancia de su relevante participación e influencia en sucesivas generaciones de cubanos que hoy admiran su quehacer histórico.

No se podría abordar con verdadero criterio histórico el papel de Félix Varela en el surgimiento y desarrollo de la nacionalidad cubana sin antes bosquejar al menos someramente los hitos principales de la nacionalidad cubana y de la forma más abreviada posible, adelantar como se llega a los albores de esta nacionalidad.

DESARROLLO

La nacionalidad cubana y su surgimiento, se adentran en los postrimerías2 del siglo XV cuando América es descubierta y con ella Cuba, constatándose que la isla se encontraba habitada por culturas autóctonas, de los cuales, la visión que durante siglos se tuvo fue la que transmitieron los españoles y los llamados Cronistas de Indias que acompañaban a los conquistadores, por tal motivo toda la historia anterior quedo sumergida en el olvido.

Hoy se especula, que estos grupos humanos eran cazadores paleolíticos y su marcha hacia esta área debió estar motivada por la persecución a que sometían a las manadas trashumantes3 de grandes animales con el objetivo de obtener alimentación y vestuario desde la desembocadura del Mississipi a la Península de la Florida desde allí hasta las Bahamas y de estas a Cuba., entendiendo que el nivel del mar en ese entonces era mucho menor que en la actualidad y por tanto las distancias eran mucho menores.

Sin embargo aquellos aborígenes fuero exterminados casi absolutamente por la conquista, rompiéndose así el eslabón principal que hubiera dado lugar a nuestra nacionalidad, por lo que fue necesario esperar por la culminación de la conquista. La fundación de las primeras Villas y con ello el establecimiento de asentamientos poblacionales estables de españoles en Cuba, que ya, hacia 1513, mediante el sistema de colonización por vecindad se estableció en la isla. Estas poblaciones estables y definitivas de vecinos españoles , dio lugar al surgimiento del criollo4, hacia 1545, consolidándose hacia 1762, en la etapa inicial este nuevo tipo social diferente a sus progenitores españoles , africanos e indios , como resultado de la mezcla , selección y creación de los elementos humanos que convergen en la isla. Sus rasgos definitorios irían tomando forma a través de su relación con el medio natural, social y espiritual diferente al de sus padres.

Nacidos en Cuba, los criollos no tienen memoria histórica ni nexo emocional alguno con los lugares de origen de sus progenitores , gustos , costumbres, tradiciones, hábitos modos de pensar y de actuar, responden a sus necesidades espirituales y a los interesas específicos surgidos en su medio social y cultural.

El modo de vestir, el tipo de alimentación y los hábitos de vida, los sentimientos y sus manifestaciones son el resultado de lo que la naturaleza tropical y su sociedad en gérmen les ofrece o de la adaptación de lo que se trae de afuera.

Unido al concepto de criollo surgió el de patria, expresando este último la unidad de esa comunidad humana dentro de la heterogeneidad imperial hispana. El concepto de patria no solo designa la región o localidad donde se nace sino, también los interese y el destina común de los hombres que la habitan. Más antiguo que el concepto de nación, el de patria o (tierra de los padres) tiene un sentido más emocional y estable y adquiere toda su dimensión en los llamados rellollos o hijos de criollos.

Hacia 1725, las actividades artesanales y los oficios mostraron un auge notable, gracias a la existencia del astillero de la Habana y a las construcciones militares, religiosas y palaciegas, oficios tales como los de herreros, carpinteros, talladores de piedras, constructores y plateros proliferaron .Por esta época surge la primera red educacional del país y en 1728, se funda la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo de la Habana, regenteada por los Dominicos cuyos rectores y profesores fueron criollos, es precisamente en esta etapa en que comienzan a observarse las primeras luchas sociales en la historia de Cuba como consecuencia de las medidas monopólicas tomadas por la corona española. , concentrándose este movimiento en los vegueros y en los cobreros.

Hacia 1802 comienza una nueva corriente en la ilustración reformista cubana, movimiento que se aglutina alrededor del Obispo de la Habana Juan José Díaz de Espada y Fernández de Landa con dos centros de proyección bajo su dirección: el Real y Conciliar Colegio Seminario de San Carlos y la Real Sociedad Económica de Amigos del País, aunque la actividad de este grupo se dirige más a la esfera social y a la del pensamiento que a la económica.

Desde el punto de vista social este grupo ataca a todas las viejas instituciones medievales , las remodela o crean otras nuevas , se suprimen los entierros en las iglesias y se crean los cementerios , en el plano de las ideas promueven la introducción de la enseñanza de las nuevos métodos pedagógicos, el cambio en las concepciones del Derecho, el desarrollo de la Física experimental, el gusto neoclásico , el cambio de las concepciones teóricas con tendencia políticas modernas, descentralizadoras y autonómicas, ponderan lo cubano y se manifiestan como antiesclavistas , antilatifundistas, critican la oligarquía agraria y promueven la pequeña propiedad agraria.

Es precisamente en este ambiente en el que se forman Félix Varela, José Antonio Saco, José de la Luz y Caballero, Felipe Poey y Domingo del Monte, denominadas como la pentarquía creadora.

A partir de 1808 se inicia la crisis de la monarquía absoluta en España y en sus posesiones americanas, se producen motines como el de Aranjuez en España y varias conspiraciones en Cuba como la de 1811 de Joaquín Infante, en 1812 se produce otra de negros y mulatos libres , lidereados por José Antonio Aponte con ramificaciones en Puerto Príncipe, Bayamo y Remedios, entre 1808 y 1810 agentes norteamericanos promueven un movimiento en la Florida aprovechando la crisis política en España que termina con la ocupación de la península por los Estados Unidos, surge en toda la isla sociedades secretas y movimientos conspirativos, mientras el rey Fernando VII recrudece la represión en las colonias.

En este contexto histórico-social es que comienza a destacarse el joven seminarista Félix Varela y Morales convirtiéndose en la figura revolucionaria más importante de la primera mitad del siglo XIX, nacido en la Habana de madre criolla y su padre un militar español, al terminar la enseñanza elemental decide hacerse sacerdote, ingresando en el Seminario de San Carlos, fundado por los Padres Dominicos el 3 de octubre de 1774.

Este seminario que comenzó con las carreras de Gramática, Filosofía y Teología, agregó en 1807 las de Derecho Civil y Matemáticas y en 1817 comienzan a impartir por primera vez en Cuba clases prácticas de Física y de Química. De la importancia de este centro de estudios hablan por si solos las eminentes figuras de la historia de Cuba que de él egresaron, como Francisco de Arango y Parreño, experto en asuntos agrícolas y de comercio , escritor y eminente economista, el Dr. Tomás Romay, médico cubano, quien introdujo la vacuna antivariólica en Cuba, el Presbítero5 José Agustín Caballero, sacerdote y filósofo que se pronunció a favor de la libertad de los esclavos, José de la Luz y Caballero profesor de Filosofía y forjador de la conciencia moral y patriótica de los cubanos, José Antonio Saco profesor de Filosofía y defensor de la libertad de los esclavos, Rafael María de Mendive, el maestro de Martí, el propio Félix Varela, Cirilo Villaverde, educador y escritor autor de la novela costumbrista Cecilia Valdez y Carlos Manuel de Céspedes el iniciador de nuestras gestas independentistas y padre de la patria, entre otros.

El joven Varela se destaca rápidamente en los estudios, al punto que al graduarse, fue nombrado profesor del seminario. En pocos años logró revolucionar la enseñanza de este centro, oponiéndose a la enseñanza memorística, defendiendo la tesis de que el alumno debía analizar, interpretar, discutir y explicar lo aprendido antes de fijar el conocimiento, o lo que es lo mismo; comprender antes de memorizar, inculcando a sus alumnos las ideas más avanzadas de la época y la actitud a asumir por los cubanos ante la dominación de España.

Desde 1816 el joven catedrático había cambiado radicalmente las concepciones e interpretaciones de la sociedad, del pensamiento y de la ciencias, José Antonio Saco calificó estos cambios como…” una revolución en el pensamiento cubano…”, José de la Luz y Caballero lo definió como…”nuestro verdadero civilizador…”, y José Martí lo llamó…”patriota entero…”.

La cátedra de Varela si bien se llamaba de Filosofía, tenía un alcance mucho más abarcador ya que el mismo enseñaba los cubanos que debían estudiar lo más importante de la producción de ideas en el mundo, eligiendo y seleccionando lo que de verdad permitía conocer la realidad.

El pensamiento Vareliano basado en el arte de razonar y en la experiencia permitió trazarle un rumbo propio al pensamiento cubano, necesariamente esta actitud implicaba el desarrollo de una conciencia cubana, no porque existiese la nación. Sino por la aspiración de crearla, su filosofía fue la de lo que debía ser la sociedad cubana, negando lo que en ese momento era realmente colonial y esclavista. Varela le inoculaba al sentimiento indefinido del criollo la racionalidad que explicase desde la ciencia y la política con una base ética la verdadera naturaleza cubana como lo expresa el historiador Eduardo Torres Cueva.

Fue Varela quien fundó por primera vez en Cuba un laboratorio experimental de Física impartiendo sus clases en Español, incluyendo este idioma como una asignatura más, cuando en ese momento solo se enseñaba latín, estos cambios por su puesto le atrajeron la animadversión6 de los individuos conservadores dentro del Seminario que de inmediato comienzan a combatirlos, sus criterios sobre la enseñanza y los alumnos planteaban que…”los que enseñan, no son más que compañeros de los que aprenden…”.

Su pensamiento político avanzado le permitió vislumbrar las verdaderas causas de la opresión de Cuba por la metrópoli y mientras mucho pedían a España mejoras y reformas, Varela se pronunciaba por la independencia.

Es la época en que muchos pueblos de América habían comenzado la lucha por ser libre.En 1822 viajó a España solicitando algunas libertades para la Isla y la abolición la esclavitud en las cortes españolas, pero es un mal momento, en España se producen violentos cambios en el gobierno, Varela no pudo lograr sus propósitos y el rey de España lo condena a muerte, perseguido y acosado logra huir de España y se traslada a los Estados Unidos.

Para este momento el pensamiento de Varela había evolucionado desde lo más avanzado de su tiempo rompiendo con la escolástica e identificándose con la filosofía cartesiana y empirista Jhon Locke y Entienne Bounot de Condillac, lo que puede apreciarse en sus “Instituciones de Filosofía Ecléctica” publicadas en 1812, donde propone una filosofía basada en la razón y la experiencia afirmando que son las únicas fuentes adecuadas del conocimiento, adelantando que la elevación del espíritu debe estar libre de los abusos de la razón no fundamentadas de la forma apropiada, alejada del dogma y proclive a los adelantos de la ciencia.

Liberó al pensamiento de las ataduras medievales y escolásticas, sentando las bases para el pensamiento de liberación de la patria, de la sociedad y del hombre, de América y de la humanidad, todo en un haz inseparable.

Con él nacen los estudios científicos sociales y políticos cubanos, sobre la base de los principios éticos. Ya en el exilio fundó el periódico “El habanero”, en el que expone su pensamiento político y filosófico, orientando a los cubanos desde él, combate la esclavitud, defendiendo la independencia de Cuba y de América contra las injusticias del a metrópoli española, defendió desde su periódico la idea de que Cuba debía ser independiente de cualquier potencia y lograrla sin ayuda externa, se pronunció abiertamente contra la anexión de Cuba con los Estados Unidos, fue uno de los más firmes defensores del pueblo en su época, rompiendo con la visión oligárquica y sobre ello escribió…” el pueblo no es tan ignorante como le suponen sus acusadores. Verdad es que carece de aquel sistema de conocimientos que forman las ciencias, pero no de las bases del saber social…” y más adelante expresó…” existe si, existe el espíritu público y mucho más en los pueblos, cuyas circunstancias proporcionan pábulo a esta llama que destruye al crimen y a crisola la virtud…”.

“El habanero” entraba clandestinamente a Cuba y a través de sus páginas, Varela se convirtió en el orientador de la juventud cubana en la lucha por la independencia, prueba de ello son estos fragmentos de su pensamiento político …¿ Y cuál es el habitante de la Isla de Cuba que crea que es feliz en un país donde reina la fuerza ?..., convencido de la necesidad de una revolución en Cuba desde su periódico expresó…” la revolución en Cuba es inevitable…” adelantándose a varias décadas a la iniciada por Céspedes

La idea Vareliana de la independencia se unía en su pensamiento a la abolición de la esclavitud, consideraba que no era posible lograr la libertad del país sin dársela también a los esclavos, y sobre ello expresó…”y yo estoy seguro de que el primero que dé el grito de independencia tiene a su favor a casi todos los originarios de África ...”no por casualidad el primer acto de Céspedes en nombre de la libertad de Cuba fue la proclamación de la libertad de los esclavos y como lo vaticinó Varela, fueron los esclavos, los originarios de África el componente indispensable de la lucha por la independencia de Cuba, Antonio Maceo, Flor Crombet, José Maceo, Periquito Pérez y Guillermón Moncada son un ejemplo por solo citar algunos de los más relevantes.

Por su puesto que la oligarquía criolla, aleada del imperio español, no podía quedar impasible ante la influencia que irradiaba Varela en la juventud cubana a través de “El habanero”, el cual se introducía en la isla de contrabando, procedente de Estados Unidos, prueba de la influencia de sus ideas y de su contribución impercedera al surgimiento de la nacionalidad cubana, no es solo la condena a muerte decretada por el rey de España contra su persona, sino también el complot para asesinarlo en Estados Unidos en el que no tuvo poca participación esta oligarquía criolla, empeñada en mantener la esclavitud que le garantizaba la producción de café, de azúcar, de tabaco y eternizar a sí sus prebendas y privilegios, conciente del valor de las ideas, al conocer de la intención de asesinarlo expresó…” miserables, creen destruir la verdad asesinado a quien la dice…”.

Félix Varela incansable educador, batallador por las ideas independentistas y revolucionario irreprochable de su tiempo luchó por la independencia hasta su muerte, viejo, enfermo y pobre, murió Varela en 1853 sin dejar nunca de pensar en la independencia de Cuba. En homenaje a este maestro y patriota sus restos es guardan hoy el aula magna de la Universidad de la Habana y se le recuerda como el primer intelectual revolucionario cubano. Su influencia y la vigencia de pensamiento revolucionario no solo en la formación de la nacionalidad cubana sino también en las futuras generaciones de revolucionarios cubanos que le precedieron, son hoy un hecho innegable y que nadie pone en dudas.

CONCLUSIONES

Con Félix Varela y Morales se abren los caminos al desarrollo de una ciencia cubana tanto social como natural, lo que permitió crear una filosofía cubana que fuese tan cubana, como lo fue la griega para los griegos.

Sentó como artistas de la acción política tres principios fundamentales:

Preferir el bien común al bien individual.

Hacer solo lo que es posible hacer.

No hacer nada que vaya contra la unidad de la sociedad.

El punto culminante de su reflexión está en el concepto y la acción patriótica que desarrolló, logrando con ello una influencia marcada en la conciencia nacional.

Muchos años después Martí diría que la revolución independentista sería el resultado de un siglo de labor patriótica y en ella se destaca la figura de Félix Varela.

Ciertamente la enseñanza patriótica Vareliana irradió a toda la sociedad cubana de su tiempo y las generaciones que la precedieron.

Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que la figura y el pensamiento de Varela jugaron un papel fundamental en la formación de la nacionalidad cubana.

BIBLIOGRAFIA

-Garófalo, N. Talleres de Historia de Cuba. 1990. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.

-Torres Cuevas, E. y Loyola Vega, O. Historia de Cuba. 2001. La Habana. Editorial Pueblo y Educación. Formación y liberación de la Nación.

-Albelo Ginnart, Regla M. y Otros. Historia de Cuba. 1990. La habana. Editorial Pueblo y Educación. Distintas Posiciones de los criollos frente a la dominación española.

-Ministerio de Educación. Colección, La Vida de Mi Patria. La pluma olvidada.1969.La habana. Editorial Pueblo y Educación.

-Anónimo. Plegable. El Seminario de San Carlos y San Ambrosio. Su historia.

-Colectivo de autores. Historia de la Pedagogía en Cuba.2000.La Habana. Selección de Lecturas.

Microsoft® Encarta® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Veronica Rivas Villaverde Fecha: 16 del 11 de 2012 - 03:43
Muy bueno y merece ser nombrado entre los Snatos del cielo, yo he leido sobre él así como de Cirilo Villoaverde y su esposa Emilia Casanova, pues mi bisabuelo era Lucas Villaverde, cubanoi pariente de Cirilo Villaverde que se fue a trabajar en el ingenio de NIcaragua y alli se casó y procreo a mi abuela Mercedes Villaverde.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático