Contribuciones a las Ciencias Sociales
Diciembre 2009

 

EVALUACIÓN DE POLÍTICA PÚBLICA DEL GRUPO BETA EN LA REGIÓN FRONTERIZA DE NOGALES SONORA-ARIZONA


 

Rosalinda Gámez Gastélum
rgamez@uas.uasnet.mx


 

Resumen

En este artículo se analizan las acciones del Grupo Beta como estrategia de política pública en la región fronteriza de Nogales, Sonora y Nogales Arizona en apoyo a los migrantes. La investigación es de tipo cualitativo, ya que se realizaron entrevistas con funcionarios del grupo Beta en Nogales, Arizona, revisión de documentos y entrevistas semi-estructuradas a migrantes. Se concluye que las acciones del Gobierno Mexicano a través del Grupo Beta son insuficientes para apoyar a los migrantes, puesto que existe un repunte de muertes y asaltos en la frontera, en donde este grupo atiende diariamente a 180 personas y reporta de 6-7 muertos de manera violenta, por sed en el desierto, picaduras de insectos, etc. La investigación concluye además que se requieren programas de apoyo en las comunidades de origen de los migrantes, que logren arraigarlos ahí mediante la generación de empleos. De acuerdo a esta investigación, la falta de oportunidades laborales en su lugar de origen genera este fenómeno global.

Palabras clave: migrantes, grupo Beta y políticas públicas
 



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Gámez Gastélum, R.: Evaluación de política pública del Grupo Beta en la región fronteriza de Nogales Sonora-Arizona, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, diciembre 2009, www.eumed.net/rev/cccss/06/rgg.htm


Introducción

La migración internacional comprende diferentes tipos de movimientos transfronterizos. Los principales incluyen los de personas que huyen de la opresión, la guerra y el hambre; la migración por motivos de reunificación familiar; los trabajadores que prestan sus servicios a corto plazo, para desempeñar tareas determinadas; los trabajadores admitidos por periodos limitados en sectores específicos, tales como el trabajo en granjas o en obras de construcción; los trabajadores altamente calificados contratados por empresas multinacionales o admitidos en el marco de contingentes nacionales, para hacer frente a la falta de personal calificado: hombres y mujeres corrientes que simplemente buscan mejorar sus oportunidades económicas, tal como ha ocurrido durante siglos. El deseo desesperado de salir de la pobreza de un gran número de hombres, mujeres, niños y familias enteras ha generado que emigren de países pobres hacia países ricos en la búsqueda de un trabajo en la economía mundial. En América del Norte este fenómeno toma gran fuerza, ya que Estados Unidos ha absorbido a decenas de millones de migrantes potenciales. En el caso de México, el principal destino al que se emigra por su cercanía geográfica y aspectos históricos es a Estados Unidos.

Antecedentes

A partir de los años 90, el gobierno de Estados Unidos ha ido aumentando el presupuesto, la presencia de agentes y la tecnología para detener la migración indocumentada proveniente de la frontera sur, se ha hecho más difícil el cruce para miles de personas que anualmente intentan dejan sus comunidades de origen en busca del sueño americano.

La operación Gatekeeper en San Diego-Tijuana, la operación Hola the line en El Paso Texas y la operación Salvaguarda en Nogales, ha sellado las fronteras en esos lugares, pero los migrantes no se han quedado en sus lugares de origen sino que han buscado nuevos caminos, más alejados de la ciudad y más peligrosos. La frontera de Arizona con Sonora, también llamado El Paso de la Muerte, ha emergido como el principal punto de intentos de cruce y que tiene mayor número de deportaciones anualmente. Pero ello ha cobrado su factura de 700 muertos en promedio tan sólo en la vecindad de esos estados.

Arizona, considerado el “laboratorio de la lucha antiinmigrante”, pues en los últimos años concentra un gran número de esfuerzos contra la migración que van desde la militarización de la frontera, instalación de alta tecnología, aumento de agentes de la Patrulla Fronteriza, leyes que acotan el acceso a los servicios a los indocumentados hasta los grupos de rancheros y cazainmigrantes. La problemática detrás de todas las muertes, de las historias que se viven diariamente, deja a los indocumentados mexicanos prácticamente en un estado de indefensión por desconocimiento del sistema legal estadunidense, sujetos a los abusos de los coyotes, policías o vigilantes. El anonimato en el que se vive el cruce indocumentado esconde consigo historias de abusos que quedan en el olvido.

Las organizaciones civiles realizan un trabajo, que si bien no ha logrado solucionar en su totalidad la problemática, cubren una necesidad importante de información, asistencia legal y humanitaria, que ni el gobierno mexicano ni el estadunidense aportan.

Diseño metodológico

Para la realización del presente trabajo se requirió una investigación exploratoria en las ciudades fronterizas de Nogales, Sonora y Nogales Arizona, así como Phoenix, particularmente el condado de Maricopa por ser esa región fronteriza en donde tiene mayor impacto los trabajos del grupo Beta, el cual forma parte de la estrategia del Gobierno Mexicano y ha evolucionado en la última década de un grupo policiaco a uno de ayuda humanitaria.

En esa investigación exploratoria se utilizaron las técnicas de recolección de información de observación con diario de campo y entrevistas semiestructuradas no presecuenciadas a funcionarios del Grupo Beta, migrantes repatriados y representantes de algunas iglesias (estas organizaciones concientizan sobre los riesgos a quienes están a punto de cruzar el desierto, elaboran de mapas de riesgo, colocan agua en el desierto para evitar las muertes por deshidratación y algunas de ellas tienen albergues para personas deportadas en Agua Prieta) en un intento por disminuir el número de muertes que ocurren cada año en la frontera de Arizona, principalmente en la ruta de El Sásabe y Douglas. Este trabajo se ubica en la tradición cualitativa de investigación; por lo que todas las situaciones son valiosas y todas las personas.

Antecedentes

Contrario a la indiferencia de miles de ciudadanos en ambos lados de la frontera, un grupo de personas preocupadas por las más de 3 mil muertes en el desierto desde los años 90, se organizó para actuar e intentar frenar las muertes en el desierto por falta de agua o alimento.

En el año de 1997 se fundó la Coalición de Derechos Humanos, Alianza Indígena Sin Fronteras, cuyo principal objetivo ha sido el cambio de la política migratoria de Estados Unidos, particularmente la militarización de la frontera, además de hacer conciencia sobre la cantidad de muertes, agresiones y violaciones a los derechos humanos en la frontera y fortalecer la capacidad de las comunidades fronterizas para ejercer sus derechos y tomar decisiones.

Con un rol más activo en asistencia humanitaria, fue constituida en 2002 la Patrulla Samaritana, que hace recorridos en el desierto durante los meses de intenso calor proveyendo comida, agua y asistencia médica necesaria, que puede ser muy útil para sobrevivir a la travesía en el desierto.

Considerando los problemas en la frontera como una situación moralmente intolerable y un deber humanitario, el Obispo Joseph Kikanas, de la Diócesis Católica Romana y representantes de la comunidad judía se unieron para evitar muertes en el desierto . Así fue como en marzo de 2004 se realizó una conferencia con iglesias de distintos credos para presentar lo que consideran debe incluir una reforma migratoria: la organización No más muertes.

Los objetivos de la organización No más muertes son proveer agua, alimento y asistencia médica a los inmigrantes que cruzan el desierto; monitorear las operaciones de Estados Unidos en la frontera; tratar de influir en la política migratoria y atraer la atención pública hacia la frontera.

Actualmente existen organizaciones en comunidades como Altar y Agua Prieta, dedicados a la asistencia humanitaria de personas que son deportadas por la Patrulla Fronteriza, completándose de esta forma una red entre las organizaciones de Arizona y Sonora para proveer asistencia en las distintas etapas del camino a Estados Unidos.

Aunado a ello, las organizaciones trabajan en conjunto para prevenir muertes a través de la entrega de información sobre la situación real de la frontera, alertas, evitar engaños de parte de los coyotes, consejos para protegerse en el ambiente árido e información sobre los derechos humanos.

Las organizaciones ubicadas en Estados Unidos además de la asistencia humanitaria tienen el objetivo mayor de demandar cambios de políticas y de sensibilizar a la ciudadanía sobre el tema mediante vigilias, manifestaciones, campañas desensibilización y documentación de abusos. Las organizaciones que se dedican a ello son Border Action Network, Alianza Indígena Sin Fronteras y Fronteras Compasivas.

MARCO TEÓRICO

El marco teórico se divide en dos apartados: evaluación de políticas públicas, política migratoria de Estados Unidos y Política Migratoria de México.

1. Evaluación de políticas públicas

El tema de la evaluación de proyectos y programas públicos no es nuevo, la preocupación actual por la evaluación de la gestión pública se enmarca dentro de la agenda más amplia de la reforma del Estado y la modernización de sus instituciones. En realidad, se puede hablar de un movimiento que propone un cambio de paradigma en la administración pública, cuyas manifestaciones concretas varían considerablemente de país a país, pero también cuyas bases filosóficas y conceptuales tienen visos comunes (Cabrero M., 1995; Ospina, 1999b). La difusión de este movimiento, que se inicia en el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, y luego se desarrolla con matices diferentes en los Estados Unidos, también ha influenciado las prácticas de gestión de países de otras áreas geográficas y con otros niveles de desarrollo, como Malasia y Singapur en el Asia, y el Brasil en América Latina (Banco Mundial, 1997; Caiden y Caiden, 1997).

En la base de las nuevas ideas se encuentra una preocupación generalizada por los retos impuestos por un entorno cada vez más turbulento frente a la necesidad imperiosa de reevaluar el papel del Estado y de mejorar la eficiencia, eficacia y calidad de los servicios públicos. En parte, el mejoramiento de la administración pública es prerrequisito para recuperar la legitimidad del Estado, en su papel, ahora más reducido pero igualmente crítico, como coactor en la resolución de los problemas colectivos en la sociedad de cambio de siglo.

Como resultado de esta macro-preocupación, aparece una micro-preocupación por el desempeño de los empleados y las organizaciones públicas. Entre las características comunes del nuevo tipo de gestión deseado para administrarlas, podemos mencionar:

un mayor énfasis en los resultados producidos por las organizaciones más que en los insumos o en el proceso para conseguirlos (y por tanto, un mayor énfasis en la efectividad e impactos de la gestión);

una mayor atención al punto de vista de los clientes/consumidores de los servicios producidos más que a los empleados o productores del servicio (y por tanto, un mayor énfasis en la calidad de los servicios).

A su vez, el nuevo paradigma genera las siguientes tendencias en la práctica de la gestión:

necesidad de clarificar y definir las expectativas en relación con el desempeño de las organizaciones, y las políticas y programas que sus gerentes administran;

necesidad de dar más flexibilidad y autonomía al gerente público, pero también pedir más responsabilidad y un claro rendimiento de cuentas frente al desempeño de su organización;

reducción del tamaño del Estado y su participación directa en la producción de servicios, reemplazando ésta por mecanismos tales como la privatización y los contratos con otros proveedores;

tratamiento de las agencias públicas como repositarias de “contratos” o “acuerdos” con los ministerios u otras jurisdicciones bajo cuya jurisdicción funcionan.

El estado del arte de la evaluación de la gestión pública sugiere que la evaluación debe orientarse principalmente a determinar si los resultados que se esperaban se han cumplido (Banco Mundial, 1996; Kettl, 2000). Esta orientación contrasta con otras que enfatizan, por ejemplo, la lógica de los procesos o de las teorías implícitas sobre intervención social.

Por lo general, el objeto de la evaluación a nivel organizacional incluye medidas del desempeño en términos de por lo menos cuatro dimensiones de la gestión: economía (capacidad para movilizar recursos y costo/beneficio), eficiencia (costos considerando los productos), eficacia (cumplimiento de los objetivos) y calidad (la experiencia del servicio por parte del usuario).

La existencia de un sistema -bien sea de medición o de evaluación - por sí solo no garantiza el mejoramiento de la gestión pública, ni mucho menos su contribución para fortalecer la democracia. La viabilidad del sistema para promover una cultura orientada a resultados y para ayudar a fortalecer las instituciones públicas depende en gran parte del uso que se le dé a la información generada.

Expertos en evaluación de programas públicos hacen una distinción entre los términos “medición del desempeño” y “gestión del desempeño” (Rist, 1990; Smith and Barnes, 1998). El primer concepto se refiere a la creación de un sistema de indicadores y herramientas que permiten medir el rendimiento de un individuo, organización o programa. El segundo se refiere al uso de la información generada por este sistema de indicadores para aprender y tomar decisiones a un nivel más estratégico. La gestión del desempeño está directamente relacionada con la idea de la misión organizacional y ayuda a determinar qué áreas necesitan mejorar para su cumplimiento; mientras que la medición del desempeño es el instrumento técnico para lograr ese objetivo.

La diferencia entre medición y gestión del desempeño radica en el aprendizaje generad

o cuando los indicadores del desempeño se utilizan de una manera coherente y sistemática para tomar decisiones con respecto al individuo, organización o programa del cual se ha obtenido la información. Aunque existen muchos sistemas de medición, pocos se convierten en herramientas de gestión, porque la medición no produce automáticamente mejores resultados (Smith y Barnes, 1998).

2. Política migratoria del Gobierno de Estados Unidos

Lo irónico es que la política estadunidense establecida desde los años 90 no ha logrado disminuir el número de muertes en la frontera. De acuerdo a la Coalición de Derechos Humanos y Alianza Indígena Sin Fronteras el número de muertos tan sólo en los límites entre Sonora y Arizona se ha incrementado considerablemente.

De octubre de 2001 a septiembre de 2005 murieron 883 personas tan sólo en los límites de Sonora con Arizona. La Coalición de Derechos Humanos y Alianza Indígena Sin Fronteras contabilizan 163 personas fallecidas en el periodo 2001-2002; 205 de 2003 a 2004; 233 muertos de 2003 a 2004 y 282 de 2004 a 2005. La causa de los decesos están relacionadas con la exposición a temperaturas extremas, animales en el desierto, asfixia, accidentes de tránsito e incluso homicidios.

La política en la frontera de Clinton incluía el incremento de agentes de la Patrulla Fronteriza en los principales corredores, luces tipo estadio, sistemas de vigilancia a control remoto. Cada unidad de video está conectada a sensores terrestres, sísmicos y magnéticos. Para las áreas más remotas, fueron dispuestas torres de observación, además que los helicópteros son un recurso rutinario para aprehender a grandes grupos de inmigrantes.

El presupuesto para la Patrulla Fronteriza ha ido en incremento de igual forma. Mientras que en 1978 se destinaron 78 millones de dólares y mantenían a 2 mil 580 agentes, para 1992 se contaba con 4 mil 948 empleados y se destinaron 325 millones de dólares a la corporación. La política de Clinton quintuplicó los recursos destinados a la ley de 750 millones de dólares en 1993 a 3.8 billones en 2004 mientras que el tamaño de la Patrulla Fronteriza aumentó a más de 11 mil agentes.

En junio de 2004, la Patrulla Fronteriza comenzó a utilizar drones (vehículos aéreos no tripulados) para vigilar ciertas secciones de la frontera México-Arizona desde una altitud de 3 mil metros.

Arizona ha recibido gran atención con operativos adicionales a los implementados a lo largo de la frontera sur. La Arizona Border Control Iniciative se inició en 2004, con recursos adicionales de 23 millones de dólares.

Una segunda fase del programa fue puesta en marcha al año siguiente, en 2005, cuyo objetivo principal era reducir el flujo de extranjeros indocumentados, desmantelar operaciones de contrabandistas, reducir las muertes en el desierto y reducir el crimen en el estado de Arizona.

Con un incremento del 25 por ciento del personal de la Patrulla Fronteriza, el número de agentes ascendió a 534 en los sectores de Yuma y Tucson.

La estrategia utilizada por el presidente Clinton, y seguida por el Presidente George Bush, no ha detenido el flujo migratorio hacia Estados Unidos ya que los migrantes han buscado rutas cada vez más peligrosas e inhóspitas, como el desierto de Arizona, por lo que el peligro por la exposición a temperaturas extremas por falta de alimento o líquidos, ha incrementado considerablemente a raíz de las estrategias en la frontera.

Específicamente en Arizona la situación es más problemática que en otras entidades, como California y Texas, donde se ha podido prácticamente sellar la frontera con los operativos llevados a cabo durante los años 90.

El sector de Tucson, por ejemplo, se ha convertido en la principal entrada para la migración indocumentada desde 1997. Tan sólo en 2004 ocurrieron 490 mil 828 aprehensiones en esa área, lo que equivale al 43 por ciento de todas las aprehensiones en la frontera sur, esto sin contar con la zona de Yuma, donde ocurrieron 98 mil 60 detenciones.

Pese a que durante 2004 fueron aprehendidos ciudadanos de 182 países en su intento por ingresar sin documentación a Estados Unidos, el 92 por ciento de ellos eran mexicanos, seguidos por hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, dominicanos, canadienses, cubanos, chinos, ecuatorianos, nicaragüenses, jamaiquinos y paquistanies.

En nombre de la seguridad interna, la gobernadora Janet Napolitano, creó en 2004 el Centro de Información de Terrorismo de Arizona, al tiempo que ha firmado convenios de colaboración con los estados de Texas, California y Nuevo México, para asegurar la frontera sur.

En agosto de 2005, la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, declaró estado de emergencia en 4 condados fronterizos (Cochise, Yuma, Santa Cruz y Pima) debido a los crimes relacionados con inmigración indocumentada. Con la declaratoria, se aumenta de 200 mil dólares a 5 millones de dólares los recursos destinados a combatir el crimen en la frontera.

“El gobierno federal ha fallado en asegurar nuestras fronteras, la salud y la seguridad de los originarios de Arizona, que es amenazada a diario por bandas violentas, coyotes, y otros criminales”, expresó, “estos fondos proveen a nuestra comunidad de otra valuable herramienta para pelear contra el crimen relacionado con la inmigración ilegal”.

A mediados de mayo de 2006, el Presidente Bush anunció el despliegue de hasta 6 mil soldados en la frontera con México, a lo largo de cuatro estados, Arizona, California, Texas y Nuevo México.

Arizona fue el primer estado en enviar a la Guardia Nacional a la frontera. Napolitano inició la Operación Jump start el 19 de junio de 2006 mediante la cual se envió 50 soldados a algunos puntos como Yuma y las cercanías de Nogales, aunque se espera que incremente la presencia de la guardia a lo largo de los 600 kilómetros de la frontera.

Frecuentemente se ha negado por parte de Estados Unidos que se trate de la militarización de la frontera con México, pues aseguran que la Guardia Nacional no tendrá facultades para detener a persona alguna, sino que simplemente llevarán a cabo acciones de apoyo a la Patrulla Fronteriza en cuestión de inteligencia y equipamiento.

A pesar de la escalada de seguridad que se ha desplegado en la frontera, donde incluso se concretó la instalación de 6 mil soldados del Ejército, el gobierno de México ha sido incapaz de garantizar la seguridad y el respeto de los derechos de sus connacionales.

3. Política migratoria de México. Acciones del Grupo Beta.

En el caso de México, observamos que la política migratoria se realiza, básicamente, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), el cual depende organizacionalmente, de la Secretaría de Gobernación. El INM cuenta con el Grupo Beta en apoyo a migrantes en la zona fronteriza y lleva a cabo un programa de ayuda humanitaria a población vulnerable.

En entrevista, funcionarios del Grupo Beta en Nogales, Sonora explican que es un tránsito de 1 mil a 1 mil 200 personas por semana que intentan cruzar la frontera y narran lo que ocurre con los migrantes.

“ Es muy difícil convencerlos de que no lo hagan. Nosotros les damos información sobre los peligros que se enfrentarán en el desierto y tratamos de concientizarlos de los peligros. Pero es muy difícil la gente no entiende. La verdad es que el migrante deja de insistir hasta que le pasa algo muy grave. Tenemos el caso de una familia del DF que trataron de cruzarse cinco veces y lamentablemente dejaron de insistir hasta que fueron asaltados en la frontera; y las dos mujeres que llevaban violadas”.

El Grupo Beta se encarga de apoyar al migrante desde que es rescatado en el desierto o que acuden por su propio pie a las instalaciones en Nogales, Sonora en lo siguiente:

1. Dar alimentos

2. Servicio telefónico

3. Asistencia Médica

Entre las acciones que realizan, destacan el trasladar a los migrantes a los albergues para que puedan descansar un poco, antes de partir hacia su lugar de origen con el apoyo del Consulado Mexicano, que se encarga de cubrir el pasaje por vía terrestre. También se les brinda servicio telefónico para ponerlos en contacto con su familia en México y Centroamérica. Asimismo, están en contacto con la Border Patrol para la búsqueda de personas mexicanas desaparecidas; realizan búsquedas en hospitales, prisiones y apoyan al migrante en todo lo posible. Sin embargo, ellos mismos advierten que este programa del Gobierno Mexicano es insuficiente, ya que el personal no alcanza para atender a todos las personas que son repatriadas.

En la visita realizada en las instalaciones del Grupo Beta, encontramos a más de 200 personas en el galerón de lámina que está a la entrada de las oficinas, quienes mostraban evidentes síntomas de golpes de calor, personas que presentaban daños en su piel por las fuertes temperaturas, personas de la tercera edad, procedentes del centro, sur y sureste del país, principalmente. En el caso de Sinaloa, solo detectamos a dos personas que eran campesinos de la Cruz de Elota, quienes con lágrimas en los ojos narraron su experiencia, que se convirtió en un calvario

La mayoría de las personas entrevistadas, comentan que son originarias de Oaxaca y Chiapas, pero que volverán a intentar cruzar la frontera la veces que sea necesario hasta alcanzar el “sueño americano”. Una trabajadora social les explica que tal sueño americano no existe; que arriesgan su vida, pero ellos insisten en que allá está su futuro…

Los funcionarios migratorios se muestran decepcionados de esta realidad de país expulsor de migrantes de México cambie. “En mi experiencia el país no va a mejorar, no se corrige nada. Desde 1995 estamos igual, pues es la misma necesidad lo que hace que la gente se vaya a Estados Unidos. El Gobierno no hace nada, pues lo que debería de hacer en realidad es buscar darle trabajo a esta pobre gente en su lugar de origen”.

Reflexiones finales

Se concluye que las acciones del Gobierno Mexicano a través del Grupo Beta son insuficientes para apoyar a los migrantes, puesto que existe un repunte de muertes y asaltos en la frontera, en donde este grupo atiende diariamente a 180 personas y reporta de 6-7 muertos de manera violenta, por sed en el desierto, picaduras de insectos, etc. La investigación concluye además que se requieren programas de apoyo en las comunidades de origen de los migrantes, que logren arraigarlos ahí mediante la generación de empleos. De acuerdo a esta investigación, la falta de oportunidades laborales en su lugar de origen genera este fenómeno global.

BIBLIOGRAFÍA

• Attina, Fulvio (1999) El sistema político global, Paidós, España.

● Bobbio, Norberto (1994) Estado, gobierno y sociedad. Por una teoría general de la política, Fondo de Cultura Económica, México.

● Brown David y Jonathan Fox (2001) “Transnational civil society coalitions” en Global citizen action, editado por Michael Edwards y John Gaventa, Lynne Rienner, Chicago.

● Cohen Jean y Andrew Arato (2001) Sociedad civil y teoría política, Fondo de Cultura Económica, México.

● De Tocqueville, Alexis (2002) La democracia en América 2, Alianza Editorial, Madrid.

● Dunn, Timothy (1997) The militarization of the U.S.-Mexico Border 1978-1992, The Center for Mexican American Studies Books, Austin.

● Edwards, Michael y John Gaventa (2001) Global Citizen Action, Lynne Rienner, Colorado.

● Eggers, William y John O´Leary (1995) Revolution at the roots. Making our government smaller, better and closer to home, The Free Press, Nueva York.

● Farmry, Kyle (2002) Border regionalism and the nonprofit sector: the case of the San Diego-Tijuana twin cities Universidad de San Diego, San Diego.

• Feagin Joe (1997) “Old poison in new bottles” en Juan Perea, Inmigrants Out! The new nativism and the antiinmigrant impulse in the United States, University Press, New York.

● Gains, Hebert (1988) Middle American Individualism. Political participation and liberal democracy, Oxford University Press, New York.

● Gastélum Gaxiola, María de los Ángeles (1991) La migración de los trabajadores mexicanos indocumentados a los Estados Unidos, Universidad Nacional Autónoma de México, México.

● Harvey David (2001) "City and Justice: social movements in the city", in Spaces of Capital. Toward a Critical Geography. Routledge, New York,

● Keck, Margaret y Kathryn Sikkink (1998) Activist beyond borders. Advocacy networks in international politics, Cornell University Press, Londres.

● Lang, Susan (1990) Extremist groups in America, Franklin Watts-Library Binding, New York.

• Nelson, Paul (2001) “Information, location and legitimacy” en Global citizen action, editado por Michael Edwards y John Gaventa, Lynne Rienner, Chicago.

● Nguyen, Tram (2005) We are all suspects now. Ultold stories from inmigrant communities after 9/11, Beacon Press, Boston.

● Routledge Paul (2003) Convergence space: process geographies of grassroots globalization networks, Royal Geographical Society, Glasgow.

● Santamaría, Arturo, Nayamín Martínez, Alejandra Castañeda, Jaime Sánchez (1999) Mexicanos en Estados Unidos: la nación, la política y el voto sin fronteras, UAS-PRD, México.

● Weiss Thomas y Leon Gordenker (1996) NGO´s, the UN, and the Global Governance, Lynny Rienner, Londres.

Fuentes electrónicas:

● Coalición de Derechos Humanos Alianza Indígena Sin Fronteras (2006) Quiénes somos:

http://www.derechoshumanosaz.net/Spanish/spanish_main.htm

Consultado el 19 de septiembre de 1006.

● Arizona Republic (2004) Proposition 200: the facts, en Arizona Republic:

http://www.azcentral.com/specials/special29/articles/1119Prop200QA14Z4.html

Consultado el 24 de junio de 2006.

● Associated Press (2006) Llega a Arizona la Guardia Nacional, en La Opinión: http://www.laopinion.com/archivo/index.html?START=19&RESULTSTART=13&DISPLAYTYPE=single&FREETEXT=guardia+nacional&FDATEd12=&FDATEd13=&SORT_MODE=SORT_MODE

Consultado el 24 de junio de 2006.

● Coalición de Derechos Humanos y Alianza Indígena sin fronteras (2006) Migrantes muertos, en Coalición de Derechos Humanos y Alianza Indígena Sin Fronteras: http://www.derechoshumanosaz.net/Docs/List%20of%20dead%202001-2002.pdf Consultado el 20 de junio de 2006.

● Cornelius, Wayne (2004) Controlling “unwanted” inmigration: lessons from the United States 1993-2004 en The Center for Comparative Immigration Studies, Universidad de California, San Diego:

http://www.ccis-ucsd.org/PUBLICATIONS/wrkg92.pdf

Consultado el 20 de julio de 2006.

• Cornelius, Wayne (2005) El control de los indeseables en The Center for Comparative Immigration Studies, Universidad de California, San Diego:

http://www.ccis-ucsd.org/news/REFORMA-1-23-05.pdf

Consultado el 20 de julio de 2006.

● Dougherty, Mary, Denise Wilson y Amy Wu (2005) Immigration Enforcement Actions: 2004, en U.S. Department of Homeland Security Arizona:

http://www.homelandsecurity.az.gov/

Consultado el 24 de junio de 2006.

● Durand y Massey en Jorge Durand (2005) Nuevas regiones de origen y destino de la migración mexicana en Princeton University, The Center for Migration and Development:

http://cmd.princeton.edu/

Consultado el 19 de julio de 2006.

● EFE (2005) Liberan bajo fianza a “cazamigrantes” de indocumentados mexicanos en Arizona, en La Crónica: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=176936 Consultado el 19 de junio de 2006.

● Fitzgerald, David (2005) State and emigration: a century of emigration policy in Mexico, en The Center for Comparative Inmigration Studies, Universidad de California, San Diego:

http://www.ccis-ucsd.org/PUBLICATIONS/wrkg123.pdf

Consultado el 20 de junio de 2006.

● Hammer Zoe y Jennifer Allen (2002) “Hate or heroism. Vigilantes on the Arizona -Mexican border” en Border Action Network:

http://www.borderaction.org/PDFs/BAN-Vigilante%20Report.pdf

Consultado el 21 de julio de 2006.

• Karl Marx (1859) Prólogo de la contribución a la crítica de la economía política en Universidad Complutense de Madrid:

http://www.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/oe1/mrxoe115.htm

Consultado el 22 de septiembre de 2006.

• Marin, Cristine (2005) La experiencia chicana en Arizona, en Arizona State University:

http://www.asu.edu/lib/archives/website/agricult.htm

Consultado el 21 de julio de 2006.

● Notimex (2005) Anuncian operación más agresiva en la frontera en La Voz: http://www.azcentral.com/lavoz/noticias/articles/04141paramilitares-CR.html Consultado el 20 de junio de 2006.

● Oficina Ejecutiva de Janet Napolitano (2006) Governor Napolitano signs homeland security agreement with California, New Mexico and Texas en Arizona Office of Homeland Security:

http://www.homelandsecurity.az.gov/documents/030306_BorderStateMOU.pdf

Consultado el 24 de junio de 2006.

• Oficina Ejecutiva de Janet Napolitano (2005) Governor releases emergency funds for border counties, en Arizona Office of Homeland Security: http://www.homelandsecurity.az.gov/documents/NR~081605~GovReleasesEmergFundsBorderCounties.pdf

Consultado el 24 de junio de 2006.

● Press Room (2005) DHS Fact Sheet: Arizona Border Control Initiative Phase II en U.S. Department of Homeland Security:

http:\\www.dhs.gov/dhspublic/display?content=4415.

Consultado el 24 de junio de 2006.

● Robles de la Rosa Leticia (2005) Impiden visita de cónsules a EU; querían observar a los cazadores en La Crónica:

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=174190

Consultado el 20 de junio de 2006.

● Samaritans Patrol (2006) About samaritans en Samaritans Patrol: http://www.samaritanpatrol.org/ABOUTSAMARITANS.html Consultado el 17 de septiembre de 2006.

● Secretaría de Gobernación (2005) 29% de la población en Arizona es de origen mexicano, en Consejo Nacional de Población: http://www.conapo.gob.mx/prensa/2006/132006bol.pdf Consultado el 22 de junio de 2006.

● Secretaría de Relaciones Exteriores (2005) Acciones en torno al proyecto Minutemen, en Secretaría de Relaciones Exteriores: http://www.sre.gob.mx/eventos/minuteman/massinformation.htm Consultado el 22 de junio de 2006.

• Sherry, Alan (2004) Foundatios of U.S. Inmigration control policy, en The Center for Comparative Inmigration Studies, Universidad de California, San Diego: http://www.ccis-ucsd.org/PUBLICATIONS/wrkg95.pdf Consultado el 20 de junio de 2006.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: martha simental Fecha: 26 del 04 de 2010 - 22:55
No se si este e-mail es la via correcta para mi pregunta,pero me voy arriesgar ,necesito informacion de Jesus Adrian Parra Moreno nacio el 12 de noviembre 1979 cruzo por nogales az.(CREEMOS)y tambien ceemos que ayer 25 de Abril 2010. Su mama Lupe Gutierrez esta muy preocupada alguien me puede mandar informacion de su paradero?por favor lo ultimo que sabemos es que lo agarro la migra y iba enfermo,creemos que desidratado muchas gracias y si me pueden mandar el numero de telefono de algun agente o de la oficina del grupo beta se los agradecere infinitamente.MUCHISISMAS GRACIAS!!!!!!!!!!MARTHA.....
Por: jesus geovanny ramirez Fecha: 16 del 04 de 2010 - 07:00
Agradecimientos para el grupo beta de agua prieta sonora por el gran esfuerzo de encontra alas personas perdidas en el desierto de la sierra de Cananea .Que Dios los bendiga .. inclullendo alas 6 persos que fueron rascatadas en esta fecha 15/04/2010 ..ATT: Carlos Lopez Cornejo

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático