RUIDO. FANZINE INDEPENDIENTE DE LA PALMA. UNA CONVERSACIÓN CON MERCHE MARTÍN Y YOSE FERNÁNDEZ

José Luis Crespo Fajardo (CV)

Universidad de Sevilla


Resumen:

En enero del año 2007 hizo su aparición en la escena cultural de las Islas Canarias (España), la publicación Ruido. Fanzine Independiente de La Palma, creado como dinamizador de la cultura insular. Durante estos cinco años las páginas de Ruido han servido para engarzar diferentes muestras de la creatividad de las islas, con especial atención a las propuestas surgidas de la isla de La Palma, ofreciendo un panorama heterogéneo pero esencial de autores, colectivos y artistas de todo tipo de disciplinas. Ruido reúne en un solo punto de encuentro actividades culturales, creativas e intelectuales. Cada edición acoge entrevistas, noticias culturales, reseñas de discos y libros, estudios de crítica de arte y arquitectura, cómic, poesía, cine, fotografía... Ruido es un proyecto sin preocupaciones institucionales y sin otro propósito que establecer un punto de conexión entre artistas, promoviendo la visión de todos los mundos dentro de este mundo. Arte y Sociedad. Revista de Investigación, entrevista a dos de sus fundadores: Merche Martín Morillo y Yose Fernández.

Palabras Clave: Arte, fanzine, creatividad, cultura, underground.

Abstract:
In January 2007 Ruido. Fanzine Independiente de La Palma appeared in the cultural stage of Canary Islands (Spain), a fanzine created with the purpose of energizing the cultural activity of the islands. During these five years the pages of Ruido have served to link different samples of creativity from the islands, especially those emerging from La Palma Island, offering a heterogenic but essential panorama of authors, artistic collectives, and artists from all sorts of disciplines. Ruido brings together in a unique meeting point cultural, creative and intellectual activities. Each issue presents interviews, cultural news, comments about music releases and books, critical studies of art and architecture, comics, poetry, cinema, photography… Ruido is a project without institutional worries and with no other purpose that setting up a connection among artists, and promoting the different views of all the worlds inside this world. Arte y Sociedad. Revista de Investigación, interviewed two of the founders: Merche Martín Morillo and Yose Fernández.

Keywords: Art, fanzine, creativity, culture, underground.

* * * * *

¿Cuál es la actual línea editorial de la revista? ¿Han ido cambiando los intereses temáticos de Ruido desde los orígenes?

Yose_ Nuestra actual línea editorial está definida por el momento presente, en este sentido, intentamos sacar a la luz aquellas propuestas que mejor se adapten al leit motiv que proponemos para cada número, por ejemplo en nuestra última edición, “lo monumental o desmedido” frente a los tiempos de crisis y recortes, como medio para canalizar las diferentes aportaciones y lograr que el fanzine sea una publicación homogénea dentro de su heterogeneidad. En referencia a los cambios, por supuesto que hemos ido cambiando, aunque Ruido comenzó con una filosofía determinada, con una orientación primordialmente “musical” y  que siempre está ahí de una u otra manera, es normal y lógico que con el curso de los años hayamos ido variando, no de idea, pero sí de acuerdo a factores como el perfil de los colaboradores, la respuesta del público, nuestros propios intereses culturales, las nuevas propuestas del momento, etc. Indudablemente se trata de cambiar para progresar y mejorar.

Merche_ También al principio intentamos hacer una agenda de eventos informando de los conciertos, festivales y concursos de los que teníamos conocimiento, pero esto era muy trabajoso y entendimos que había otras publicaciones especializadas que podían dar toda esa información de una forma más completa.

En cuanto a modificaciones formales y la periodicidad, el fanzine ha experimentado varios cambios desde sus inicios. ¿Qué nos pueden comentar sobre estas adaptaciones?

Yose_ Durante los primeros años de la publicación, la periodicidad era de cuatro números al año y el formato correspondía un DinA5 con portada en color, sin embargo y a pesar de la buena acogida popular, no estábamos conformes del todo con las estética del mismo, los contenidos que eran de muy buena calidad no tenían el espacio suficiente, cada texto parecía ahogado por el siguiente. Así que decidimos cambiar de formato y dar más “aire” a cada página. En este sentido, he de decir que Helen Bennett y Theresa Davis han jugado un papel fundamental en el nuevo diseño. Con el cambio al DinA4 y el blanco y negro de la portada, la imagen del fanzine ganó en vistosidad y su actual fisonomía minimalista, lo cual nos ha permitido dar la misma importancia tanto al contenido como al continente. Asimismo la periodicidad bajó a tres números por año, no porque no hubiera material ni ilusión sino porque los contenidos comenzaron a tener una dimensión más atemporal, es decir, los artículos no sólo debían recoger la actualidad de esos meses sino que mantuvieran una vida más allá de su lectura inmediata. Existe, por ejemplo, la posibilidad de que un ejemplar caiga en manos de alguien pasado seis meses o un año, pero los contenidos, en este caso, no han perdido vigencia por ello. La actual imagen de Ruido está bastante cerca de nuestra primera idea, y la verdad no ha sido fácil conseguir esa simplificación del espacio al mismo tiempo que una cuidada presencia.

Merche_ Un dato que quería apuntar sobre este tema es que al principio una de nuestras metas era ir aumentando la tirada poco a poco, queríamos llegar a más lectores cada vez, llegando a editar 500 ejemplares en el número 6 ó 7… Un empeño vano, pues nos resultaba muy difícil distribuirlos todos. Ahora tenemos una tirada de 120 por cada número, esto hace que sea más valioso si cabe. Quienes adquieren el fanzine son un público exquisito.

Aunque dedican especial atención a la isla de La Palma, es ostensible que se interesan por cualquier iniciativa creativa que despunta en el archipiélago. ¿Huir del localismo estaba desde el principio en su línea editorial?

Merche_ Sinceramente pienso que vivimos una época dorada en cuanto a bandas de música en La Palma y creo que RUIDO ha ayudado a este desarrollo. Desde el fanzine hemos sido testigos del nacimiento y la caída de bastantes grupos desde que empezamos con la revista. Quizás ahora daría para llenar un fanzine sólo con las bandas palmeras y todos los demás artistas, pero siempre hemos tenido presente que teníamos que dar una visión más global.

Yose_ Por supuesto, no podría ser de otra manera, en una isla tan pequeña como la nuestra, el mundillo cultural no da para tanto, y las propuestas precisamente “alternativas” escasean. También supondría tener una visión de lo cultural o artístico reducida, más cuando lo que realmente está globalizado son las influencias que nos salpican de una u otra forma. Sin embargo, no lo veo como una huida de algo en pos de otra cosa, lo local y lo global, desde nuestro punto de vista, están íntimamente ligados. El mundo es tan variado y atractivo que sería de ciegos mirarnos sólo el ombligo, aunque el ombligo es una parte muy atrayente y particular.

http://1.bp.blogspot.com/_slYEQGUFMuc/TIUr6D9RLjI/AAAAAAAAAPA/leaEvfFFYII/s1600/ruido_4.jpg

Ruido se mantiene al margen de lo institucional, de lo político. No tiene número internacional para publicaciones seriadas y desde su concepción ha tratado de evitar cauces oficialistas. Con estos presupuestos buscaban hallar el espíritu underground de La Palma. ¿En qué elementos lo han encontrado?

Yose_ A decir verdad, esta era nuestra idea inicial, sin embargo, tampoco hemos renunciado a colaboraciones puntuales con las autoridades o instituciones, a la hora principalmente de sufragar ciertos gastos que se salen de nuestros presupuesto, como por ejemplo, la contratación del equipo de sonido de nuestras presentaciones, la distribución en bibliotecas de la isla, el pago de los billetes de avión de los grupos que proceden de otras islas, etc; aunque siempre como colaboradores y no con poder de influencia en la filosofía de la publicación. Decir, no obstante, que lo independiente o “underground” también tiene que ver con la manera que tenemos de hacer las cosas (somos un reducido equipo directivo y creativo), la sensibilidad hacia los artistas participantes que intervienen en esta vía de expresión, y por alguna de las propuestas. Ahora bien, tampoco sabría decir qué es eso de “underground” en esta isla. Tal vez nuestra pretensión, pero tampoco estoy muy seguro.

Merche_ Yo creo que el underground está representado por la música rock básicamente, además de por otras iniciativas personales en torno a expresiones artísticas como el cómic, la fotografía, la música experimental, el cine o el video arte, por enumerar algunas, todo un contexto que se diferencia de la cultura canaria tradicional o de los géneros artísticos actuales aceptados por las masas, digámoslo así, que existen por verdadero empeño personal sin intereses comerciales. Cada una de las diecinueve ediciones del fanzine RUIDO contiene referencias a estos elementos.

El fanzine se nutre en gran medida de aportaciones externas. ¿Cómo funciona este sistema de colaboraciones? ¿Hay alguna restricción o es como un libro en blanco donde cualquiera puede expresar libremente sus pensamientos?

Merche_ Nunca hemos puesto restricciones al material que nos llega, siempre que esté relacionado con lo que es nuestro, es decir, la cultura y el arte, nada más.

Yose_ Como argumentaba en la primera pregunta, por lo general establecemos una idea base para cada nuevo número que permita cierta continuidad argumental, pero en lo que respecta a la participación de los colaboradores es totalmente libre, hay algunos de ellos que lo hacen habitualmente, mientras que otros participan con algún tema señalado, es por ahí donde damos cierto margen para que vean la luz los intereses o gustos particulares de los colaboradores. También nosotros aprendemos con todas estas aportaciones tan diversas, ya que no se trata de imponer pareceres.

Ruido es ―nada más y nada menos― un canal divulgativo, un transmisor, un vocero que nos descubre lo último de la cultura: música, literatura, artes plásticas, comic, fotografía, cine. Su propósito no es promulgar ideas ni introducir corrientes de ningún tipo, sino animar el escenario. ¿Es factible despertar en una comunidad tan tradicional como La Palma el interés por la cultura alternativa?

Merche_ No es nada fácil, nos ha costado mucho esfuerzo poner en marcha este proyecto, y ha sido posible gracias a la colaboración de un pequeño grupo de personas con buenas ideas y mucha dedicación.

Yose_ Lo que está claro es que en una sociedad como la nuestra, altamente informada, podría decir que lo que sobra es más información, y falta visión crítica, sea del tipo que sea. En este caso, Ruido es algo más que información, es estética plasmada en un soporte que cada día pierde adeptos. A pesar de que tenemos nuestra flamante web, damos una importancia primordial al papel, al soporte físico, en defensa de esa idea, algo utópica, del contacto con lo objetuable. Por tanto, comprar un ejemplar no es recibir información sin más, es tener entre tus manos un artefacto hecho con cariño, ganas y mucha ilusión. Nuestra máxima no es otra que la de hacer las cosas como si fueran para ti mismo, qué es un fanzine, sino la “obra” de un fan.

A través del fanzine han contactado con personalidades importantes y han entrevistado a intelectuales de la talla de Gilles Lipovetsky. ¿Qué ha supuesto para ustedes encontrarse inmersos en el centro generador de la información?

Merche_ El encuentro con Lipovetsky fue para nosotros una revelación, le conocimos en unas jornadas que se organizó para desarrollo de proyectos culturales en La Palma, una  interesante iniciativa del Gobierno de Canarias para citar a un elenco de personas relacionadas con el tema a distintos niveles, artistas, gestores culturales y pensadores, y discutir cuestiones que iban a desembocar en proyectos a largo plazo o algo así. Gilles Lipovetsky elogió personalmente nuestra iniciativa, como muestra de verdadero instrumento de impulsión efectiva de la cultura.

Yose_ Las opiniones de los entrevistados es otra de las grandes aportaciones de Ruido, a través de sus experiencias y respuestas nos acercan aún más hacia cada evento, nos colocan en primera fila de sus gustos y valoraciones, comparten con nosotros aquellos aspectos, que desde sus puntos de vista, deben ser conocidos para el mejor disfrute del mundo cultural. Lo que está claro es que la información sólo proviene del intercambio, del diálogo, de las relaciones no mediadas.

¿Subsistir a lo largo de tantos años ―atravesando crisis y dificultades― es sólo fruto del empeño y la dedicación, o interviene también un sentimiento de responsabilidad social?

Yose_ ¡La responsabilidad!, eso mismo me pregunto cada vez que arranca la elaboración de un nuevo número: ¿es necesario seguir con ello?, ¿el público quiere o espera Ruido?, o mejor abandonarlo todo tras seis años de ininterrumpida dedicación. Y siempre acabo diciendo, “vamos a esperar a final de año a ver como reacciona la gente, si el interés no decae”, pero sobre todo “¿estaré yo dispuesto un año más a seguir?”… Creo que sí…

Merche_ Es verdad que nos hemos preguntado varias veces sobre la viabilidad de una dedicación constante, pero siempre concluimos en que es necesario estar, es un espacio que hemos creado y debe continuar editándose, como una criatura que necesita seguir alimentándose.

Preguntaba antes sobre responsabilidad social (y quizá sería más correcto aludir a una responsabilidad poética), pensando especialmente en la juventud. La Palma, como otras islas menores, es un lugar del cual los jóvenes tienden a emigrar por falta de oportunidades y porque no encuentran motivaciones ni referencias culturales. Ruido ofrece al menos un lazo comunicacional, descubriendo la existencia de un mundo cultural alternativo. Y en este sentido el propio fanzine es un medio de expresión artística, en tanto supone una vía de escape de inquietudes que necesitan manifestarse. ¿Son conscientes de su papel como vórtice alrededor del cual se van sumando energías creativas?

Yose_ Sinceramente, conocemos nuestro papel (reducido) dentro del ámbito cultural palmero, nuestra imagen, aunque conocida, más por constancia y dedicación que por demanda, se ha hecho un hueco con el tiempo, todo el mundo conoce Ruido, pero no todo el mundo lee Ruido, esta es la realidad. Ahora bien, como dices, en lo posible hacemos de altavoz de todas aquellas propuestas que creemos que deben ser referenciadas y abrimos la puerta a todas las colaboraciones que bien vean en nosotros el canal adecuado para sus iniciativas. A decir verdad, con respecto a la juventud, poco es su interés, creo, por Ruido, ni la temática, en la mayoría de los casos, ni los contenidos pueden resultarles sumamente atractivo. Ahora bien, siempre hay excepciones. La gente joven también participa activamente por y para Ruido, hay pruebas de ello.

Merche_ Totalmente.

Las fiestas de presentación de cada número son también eventos de cardinal importancia. ¿Cómo surgió la idea y qué tal se han venido desarrollando?

Yose_ Como no podía ser de otra manera la difusión y presentación de cada número resulta crucial para que los contenidos lleguen al mayor número posible de lectores, y la mejor manera es meter mucho “ruido”. Y en este sentidos, los grupos con sus actuaciones son el medio de lograr el objetivo, aprovecho la ocasión para agradecer a los más de 30 grupos su colaboración desinteresada para con Ruido. Pero es la preparación de estas presentaciones lo que roba casi toda nuestra energía y requiere de un mayor trabajo organizativo. Aún así, salvo en una ocasión, cada nuevo número tiene su correspondiente presentación en la medida de lo posible. El envoltorio también es importante.

Merche_ Incluso alguna vez se llegaron a hacer dos presentaciones, en Los Llanos y Santa Cruz de La Palma. El tema era en un principio la idea de ayudar a las bandas nóveles a promocionarse, brindar un espacio para la música en directo fue uno de los primeros objetivos del fanzine.

Hay que subrayar su objetivo de apoyar las expresiones artísticas independientes y revelar el arte emergente como una primera vía de promoción.  En este sentido, las portadas de los números en ocasiones son firmadas por artistas que despuntan, como Selu Vega o Matías Mata. ¿Qué nos pueden comentar sobre esto?

Yose_ Considero que son fundamentales estas aportaciones, que recalco son desinteresadas, quien piense en Ruido como en una empresa corporativa se equivoca, todos somos meros fans que queremos difundir nuestros gustos, apetencias y creaciones, y muchas veces tenemos que sufragarlas de nuestro bolsillo. Lo que se obtiene con la venta de cada ejemplar sólo es para la supervivencia del mismo. Pero no sólo en las portadas se halla esa expresión artística que señalas, todo Ruido es una obra colectiva, única e irrepetible. Y por tanto, apetecible, y dentro de unos años, espero, producto de coleccionismo y de sentido, con orgullo, recuerdo.

Merche_ Desde aquí invitados quedan todos los artistas gráficos que deseen colaborar con nuestro fanzine realizando una portada. También quería como punto final recordar a nuestra compañera y artista Norma Wilow,  como primera impulsora del fanzine y desearle lo mejor en sus proyectos personales. Gracias por el interés hacia nuestro proyecto.

Muchas gracias a ustedes y enhorabuena por seguir siempre adelante.

Sitio Web:
www.ruidolapalma.com

Contacto:
Si desea adquirir fanzines de Ruido envíe un correo al email
ruidofanzine@hotmail.com
Con nombre y dirección postal, de modo que se le pueda enviar contra-rembolso.

universidad de sevilla logo universidad malagalogo asri
eumed Enciclopedia economía