UN SUEÑO DE CRISTAL

María Vanesa Román Jaime (CV)

Universidad de Málaga
maiva@hotmail.es

RESUMEN

La Colección Museográfica Museo del vidrio y cristal de Málaga es un proyecto que nace del sueño del coleccionista Don Gonzalo Fernández Prieto, cuando decide exponer su colección personal calificada como Colección Museográfica por la Junta de Andalucía , con el objetivo la de acercar al público las artes decorativas a través del vidrio y del cristal , crear una industria a partir del conocimiento de las técnicas del cristal y  rehabilitar un barrio histórico que se encuentra actualmente en el olvido.

Palabras Clave: Vidrio, Cristal, Museo, Gonzalo Fernández Prieto, Málaga

Si algo hay que destacar en esto últimos años es el incremento de la oferta cultural en nuestro país, más concretamente, ha aumentado significativamente   el número de museos y de lugares expositivos, la ciudad de Málaga no ha sido menos, bajo el manto de la candidatura de la ciudad para ser capital europea de la cultura en el 2016, en la ciudad se han creado nuevos museos de muy diversa índoles bajo la protección de las distintas administraciones publicas. Entre todos estos proyectos que  se están desarrollando en Málaga merece la pena destacar un proyecto que a diferencia de los otros, ha nacido sin el impulso económico de la administración pública. Este proyecto nació cuando el Coleccionista Gonzalo Fernández Prieto visitó la ciudad  hace unos diez años, quedó enamorado tanto de la ciudad como de sus barrios,  en especial  el de Fuentanalla o también conocido como Barrio Alto o de San Felipe Neri, un barrio con una gran importancia desde el punto de vista histórico, porque era el barrio alfarero de la ciudad un barrio en el cual se realizaba una de las cerámicas más importante  de la edad media, la cerámica de reflejo dorado o llamada también cerámica dorada, una cerámica que tenia denominación de origen Malaka, calificada en la época como cerámica de sultanes por su gran calidad técnica y belleza, un barrio que en la actualidad se encuentra sumido en el olvido.

El proyecto museográfico de la Colección Museográfica Museo del Vidrio y Cristal de Málaga surge en torno a la colección personal de  Gonzalo Fernández Prieto, una colección calificada por la Junta de Andalucía como “Colección Museográfica” y considerada como  una de las más importantes de Andalucía.  Cuando analizamos en este proyecto vemos que es muy diferente a otros que se están llevando a cabo en el país.

Lo primero en lo que debemos detenernos es en el edificio elegido para contener la colección,  y que refleja el espíritu de este proyecto, una construcción  salvada  en parte del derribo y del estado de ruina, que ha sido  respetuosamente restaurada,  una casa que representa la típica casa malagueña de la clase media del siglo XVIII,  erigida por la familia Cassini,  que provenía del norte de Italia de Génova, el solar lo compraron a los padres filipenses que ese momento estaban construyendo la iglesia de San Felipe Neri, la cual se encuentra en frente, esto lo hacen con la condición de que ayuden a la construcción de la iglesia aportando materiales para la construcción. Al igual que otras casas del siglo XVIII  en Málaga  tiene pinturas en la fachada,  los motivos  de está son únicos en la ciudad, porque no han aparecido  en otras viviendas de la épocas,  estos motivos están realizados a la manera que se  representan los continentes  durante el barroco en Italia.

La casa ha sido restaurada cuidadosamente, intentando devolverla en a su máximo esplendor, para convertirse en el receptáculo que alberga la colección. A nivel museográfico Don Gonzalo ha utilizado cada una de las estancias de la casa para contextualizar en la medida de lo posible las piezas de la colección, algo que no es habitual en otros museos, pues las piezas siempre suelen estar en vitrinas carentes de  contextualización alguna.  Cuando el publico visita las estancias  decoradas como  la se las casa s  de las clases acomodas puede descubrir utilizando como hilo conductor la piezas de vidrio y cristal, como eran los gustos de las sociedades pasadas. Durante el recorrido atravesarán habitaciones amuebladas  inspiradas   en el siglo XVI. XVII, XVIII, XIX y XX, apreciando la evolución tecnológica del hombre a lo largo de los siglos, y como este desarrollo ha estado influenciado por los gustos las modas y las necesidades sociales de cada momento y lugar. Como punto de apoyo a esta concepción didáctica de la colección las visitas al museo son siempre guiadas con la peculiaridad que son personalizadas al adaptarse  a las necesidades e intereses de cada visitante.

Esta imagen muestra la instancia que está dedicada al siglo XIX

Otra parte muy importante del proyecto es la intención de revitalizar el barrio y recuperarlo del olvido, para ello, se ya se han realizado un ciclo de conferencias a la que han asistido personalidades muy importantes del mundo de la historia y del arte, como la Historiadora Estrella Arco Von Haartman, con la finalidad de que el malagueño tome conciencia de la importancia que tiene el barrio en la historia de la ciudad de Málaga para ello también  al director del proyecto le gustaría   que una gran parte de las casas de la calle Cabello, sirvan para acoger a los artesanos, este otro aspecto del programa museístico consiste en convertir lo que podríamos llamar complejo museístico no solo en un lugar en el que se genera conocimiento sino también industria,  esta industria se crearía cuando el museo disponga de fondos  para traer a los artistas artesanos que a un viven en Inglaterra y que han trabajado en la desaparecida industria del cristal inglesa para que enseñen las técnicas a los malagueños y a todo el que esté interesado antes que desaparezcan, como ya ha ocurrido en otras épocas de la historia.  A pesar de esta corta andadura que de este joven proyecto ya se están llevando a cabo en la ciudad de Málaga, la restauración de unas de las vidrieras de la colección, una vidriera realizada por Clayton and Bell de estilo prerrafaelista y que procede de la iglesia católica de Londres llamada All Saints, titulada La Parábola del Buen Samaritano. Esta restauración está siendo llevada a cabo por el maestro artesano Alberto Cascón. Con la intención de poner en valor en buen hacer y maestría que hay en la ciudad para la realización de una tarea de este calibre.

Imagen de la restauración que está siendo llevada a cabo por Alberto Cascón de la vidriera del Buen Samaritano

El museo se está integrando poco a poco en la vida cultural de Málaga, con la participación en eventos como la Noche en Blanco, y a pesar de su corta andadura se ha convertido ya en un referente en la Santa Malagueña, con las Arias interpretadas desde los balcones del Museo con motivo de la salida de los tronos de la Iglesia de San Felipe Neri.

Imagen tomada durante la Semana Santa  en la que se pueden apreciar las pinturas de las fachadas y que muestra como a poco el Museo se está integrando en la vida del Barrio

Dentro del programa de didáctico diseñado por el museo para dar a conocer y poner en valor las artes decorativas,  encontramos la realización de talleres educativos en los cuales los participantes se acercan de una manera lúdica a las artes decorativas  y a sus técnicas. Estos talleres están adaptados a los a la edad de los participantes, así en los últimos meses se han llevado a cabo talleres dirigidos a jóvenes dentro del programa municipal “La noche  se mueve” en los cuales los participantes se ha acercado a la técnicas de la fabricación vidrieras. Los talleres han sido impartidos por el maestro Alberto Cascón, A partir de septiembre dará comienzo un programa orientado a los colegios, que se unirá al que ya se está llevando a acabo de visitas por la colección.

Otro elemento muy importante para acercar la colección es la presencia  no solo en internet con una página web en la que se puede realizar una visita virtual por el museo, sino también en todas las redes sociales, como Facebook, Twiter, Foursquare… En Facebook es interesante la labor que se está realizando, porque no solo es un lugar donde solo se informe de las noticias del museo, sino  que además se sirve para generar conocimiento alrededor de las artes decorativas, al igual que puede pasar con cualquier revista especializada de arte, así todo el que se hace fan de la pagina no solo está informado de las novedades de museo, sino que además puede aprender acerca de la colección.

Cuando hablamos  con el dueño y  director  de la colección  Don Gonzalo Fernández Prieto nació en Madrid,  nos cuenta que a pesar de haber vivido tantos años  en Londres y hoy  por hoy es un ciudadano  que  vive y se siente enamorado de Málaga  podríamos definirlo como un hombre muy trabajador, que dedica todo su tiempo en sacar el proyecto del museo hacia delante, nos cuenta que el museo ha sido creado por tres razones fundamentales: la primera que él es historiador y la misión de todo historiador es la de enseñar,  según nos cuenta  el  ha tomado la decisión de no seguir ese camino  pues considera que dedicarse a la enseñanza es un enorme sacrificio y que él no tiene el valor necesario para realizarlo; la segunda razón es  enseñar cosas bellas al público;  tercera razón   y  objetivo final  del   museo  es crear  industria , si  no se consiguiera  habrá fracasado el proyecto.

Cuando le preguntamos  cuál es la razón por la que  se hace coleccionista nos relata  que su afición  por el cristal empezó siendo un niño, porque le llamaba la atención que algo tan simple como la arena y la sosa el hombre pudiera crear objetos tan bellos y tan frágiles. El tutor que lo educó de niño  fue el responsable de su iniciación en el mundo del coleccionismo pues  consideraba que era bueno para su educación aprender a estudiar e investigar,  porque  según sus palabras  así lo enseñaba a  estudiar,  años más tarde esta sabia orientación de su tutor  para incentivar sus ansias por aprender se convertirá  en un vicio o una enfermedad,  hacia el cristal,  siendo capaz de ir a cualquier lugar  para conseguir una nueva pieza para su colección, nos dice entre risas.

Esta imagen muestra a Don Gonzalo Fernández Prieto en una de las instancias del Museo

Aunque  su modestia no le permita darse la importancia que merece, no nos cabe la menor duda  de que nos encontramos ante un gran erudito de las artes de decorativas en general y en concreto del cristal y del vidrio. Entre los tesoros de su colección  podemos encontrar dos vinajeras catalanas del siglo XVI, de las que se siente muy orgulloso, lo cierto es que para ver una iguales hay que irse al Metropolitan de Nueva York, para comprarlas tuvo que estar mucho tiene ahorrando, el dice el comenta  usando  el gran sentido del humor que lo caracteriza que para comprarlas tuvo que comer mucho pan y mucho queso.

Imagen Muestra en las esquinas las dos vinajeras catalanas del siglo XVI y en centro una coca de Lieja a la Fançon Venise del siglo XVII

También un  vaso de cristal de Viena, tallado y esmaltado con la técnica de los miniaturistas por Anton Kothgasser, que tiene como motivo la Catedral de San Esteban en Viena.

Esta imagen muestra el vaso esmaltado por Aston Kothgasser
Para concluir, lo antes expuesto  solo pretende ser una pequeña introducción al proyecto museográfico de la Colección Museográfica Museo de Vidrio y Cristal de Málaga y un acercamiento a la figura del coleccionista  Don Gonzalo Fernández Prieto y a su sueño.

Repertorio visual:

Todas las fotos han sido cedidas para esta publicación por La Colección Museográfica  Museo del Vidrio y Cristal. Todos los derechos  pertenecen a la Colección Museográfica Museo del Vidrio y Cristal de Málaga.

universidad de sevilla logo universidad malagalogo asri
eumed Enciclopedia economía