Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


REDES SOCIALES UNA HERRAMIENTA ACADÉMICA INTERACTIVA DE LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DE CHIMBORAZO

Autores e infomación del artículo

Fabián Eduardo Alcoser Cantuña*

Hernán Vinicio Villa Sánchez**

Ana del Rocío Cando Zumba ***

Ximena Alexandra Alcoser Cantuña ****

Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, Ecuador

edualcoser@hotmail.com

RESUMEN
El presente artículo señala los resultados obtenidos con respecto al uso de las redes sociales por los estudiantes de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (ESPOCH) como una herramienta académica de gran beneficio que complementa el proceso de aprendizaje, constituyendo un recurso didáctico relevante en el desarrollo de las actividades curriculares diarias y convirtiéndoles en sujetos activos de la educación superior. El estudio se presenta mediante una encuesta aplicada a un universo de 16.600 estudiantes con una muestra determinada de 375 alumnos, a través del análisis se verifica que las redes sociales más utilizadas por los estudiantes en ésta universidad para uso académico son Facebook, Youtube e Instagram, entre las actividades académicas que más realizan los estudiantes prevalecen el chat, tareas y vídeos, finalmente, el número de horas dedicadas por los estudiantes a las redes sociales señalan de una a dos horas para fines educativos. Por los resultados obtenidos se determina la evolución e importancia de las redes sociales, que en la actualidad tienen uso ilimitado principalmente en la parte académica, estableciéndose que la ESPOCH está inmersa en los cambios tecnológicos que exige el mundo globalizado. 

ABSTRACT
The present article describes the results obtained with respect to the use of social networks by the students of the Superior Polytechnic School of Chimborazo as an academic tool of great benefit that compliments the process of learning, constituting a didactic resource relevant in the development of daily extracurricular activities by making them active subjects of higher education.  The study utilized a survey applied to a campus of 16,600 students with a sample size of 375 students. Through the analysis it was verified that the social networks most utilized by the students in this university for academic use were Facebook, Youtube, and Instagram. In addition, among the available academic activities, most students utilized chat, homework and videos. Finally, we found that the number of hours dedicated by the students on social networks for academic purposes is between one to two hours. The results obtained determine the evolution and importance of social networks, which currently have unlimited use in the academic world.  Furthermore, this study demonstrates that the Superior Polytechnic School of Chimborazo is immersing itself in the technological changes required by globalized world.

PALABRAS CLAVE: Web 2.0, redes sociales, comunicación, herramientas académicas tecnológicas, estudiantes universitarios, educación superior.

KEYWORDS: Web 2.0, Social Networks, communication, Academic technology tools, University Students, Superior Education.

 


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Fabián Eduardo Alcoser Cantuña, Hernán Vinicio Villa Sánchez, Ana del Rocío Cando Zumba y Ximena Alexandra Alcoser Cantuña (2017): “Redes sociales una herramienta académica interactiva de los estudiantes de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (septiembre 2017). En línea:
http://www.eumed.net/rev/atlante/2017/09/redes-sociales-espoch.html
http://hdl.handle.net/20.500.11763/atlante1709redes-sociales-espoch


INTRODUCCIÓN
Las redes sociales constituyen un escenario participativo que permite la interacción entre docentes y estudiantes  propiciando un entorno efectivo de comunicación y conocimiento. Así lo demuestra la experiencia docente al compartir ideas, tareas, documentos y responder dudas relacionadas a la asignatura.
De la Torre (2006), señala que la universidad frente a la era digital requiere de nuevas herramientas que faciliten el proceso de enseñanza – aprendizaje,  las mismas que deben ser aprovechadas por los docentes y estudiantes, considerando que navegar por el internet permite a los jóvenes desarrollar  competencias tecnológicas y comunicativas con un flujo eficiente de la información y la optimización del tiempo. Asimismo para Cantillo, Roura y Sánchez (2012), el uso de las redes sociales se ha universalizado por la necesidad continua de comunicación y la facilidad de acceso a nueva información desde ordenadores o dispositivos móviles que permiten la interacción de una manera rápida y eficiente.
Según la UNESCO, (2004), las redes sociales constituyen un escenario participativo que permiten la interacción entre docentes y estudiantes, propiciando un entorno efectivo de comunicación y conocimiento que  fomenta el aprendizaje colaborativo compartiendo ideas, tareas y documentos de la asignatura. De igual manera Ahedo y Danvila (2008) mencionan que las redes sociales son herramientas con gran potencial en el ámbito educativo que proveen de recursos tecnológicos complementarios en el proceso enseñanza aprendizaje alcanzando una interrelación entre docentes y estudiantes para la búsqueda, obtención y aplicación de los nuevos conocimientos.
La universidad frente a la era digital demanda un nuevo tipo de enseñanza que puede ser aprovechada por los docentes para que el estudiante utilice las redes sociales como herramienta de aprendizaje, no es una pérdida de tiempo para los jóvenes navegar por Internet o el uso de redes sociales, porque permiten asimilar competencias tecnológicas y comunicativas muy necesarias para el mundo contemporáneo. Las redes sociales en la actualidad se han convertido en la forma de comunicación más utilizada por los estudiantes constituyéndose en una oportunidad para fomentar el aprendizaje cooperativo y participativo (De la Torre, 2009).

La presente investigación responde a un análisis efectuado en la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo a una muestra de 375 estudiantes, confirmando que Facebook es la red social más utilizada por los estudiantes como herramienta académica en un 89%. Para  el desarrollo de las actividades académicas los jóvenes de ésta universidad utilizan las redes sociales principalmente en el chat, tareas y videos. Las horas dedicadas al uso de las redes sociales por parte de los educandos, el mayor porcentaje corresponde al 50% de una a dos horas. Por los resultados obtenidos se evidencia que los estudiantes utilizan las redes sociales como herramienta académica innovadora en las tareas curriculares diarias, contribuyendo al mejoramiento del proceso enseñanza  - aprendizaje.
1. WEB 2.0
Valenzuela (2013), señala que para hablar de redes sociales es importante recordar la World Wide Web y la Web 2.0. En la primera versión la web suministraba información a lugares de difícil acceso con la intervención del usuario como un simple consumidor de la información  a través de enlaces de hipertexto, posteriormente con la evolución de la web se da énfasis al usuario, pasando de simples consultas a un productor de información. En la actualidad la web se basa en comunidades de usuarios que participan activa y simultáneamente en la generación de información sin necesidad de un experto en la materia. (Lozada, 2010).
De la Torre (2006),  afirma que las herramientas y tecnologías informáticas que integran la web 2.0 es una nueva forma de internet participativo en donde los usuarios organizan, construyen la información y los contenidos de una manera personalizada a través de aplicaciones intuitivas y de fácil utilización. También Lozada (2010), expresa que los servicios de la web 2.0 más utilizados en la actualidad son los blogs, wikis, podcast, publicación de fotografías, chats, vídeo conferencias, a pesar de que hoy se habla también de la web 3.0 o semántica e inclusive de la web 4.0  o ubicua que se pretende desarrollar y aplicar hasta el año 2030. Asimismo, la web 2.0 es una segunda generación de la web que cuenta con comunidades interactivas de usuarios y una diversificación de servicios tanto de intercambio de información,  socialización e interrelación entre usuarios. (Pérez y Gómez, 2010). 

1.1. Evolución de la Web 2.0
En la Web 1.0 el usuario se limitaba a observar la información sin ningún tipo de participación. Mientras que con la evolución de la Web 2.0 existe interacción gracias al correo electrónico, blogs, wikis, podcast entre otros. Cuando utilizamos el término Web 2.0 nos referimos a páginas y aplicaciones de internet que utiliza la inteligencia del usuario para proveer servicios interactivos en la red dando a este el control de sus datos (Santamaría, 2006). Como se detalla a continuación en el gráfico 1.


 

1.2. Características de la Web 2.0
De acuerdo a Santamaría (2006), las características más relevantes que distinguen a la Web 2.0 son las siguientes:

  • Software sin necesidad de instalarlo en la computadora, las herramientas de publicación de información están disponibles en el internet, sin necesidad de instalar el software en tu computadora.
  • Colaboración, en línea a través de los distintos recursos disponibles, los medios de comunicación son elementos fundamentales para el trabajo en grupo o colaborativo. Varias personas o grupos de personas pueden participar, opinar y ayudar a construir.
  • Nuevos procedimientos para trabajar, comunicarse y participar en la Web, hoy en día hay nuevas formas de agrupar la información publicada y se lo realiza a través de grandes buscadores, bases de datos temáticos o en recursos de publicación de información en plantillas prediseñadas de sitios web.
  • Debilidad, el constante intercambio de información y falta de seguridad ha provocado el robo de datos e identidad, generando pérdidas económicas y la propagación de virus, por lo tanto hace falta implementar políticas de seguridad informática, las empresas generan en la actualidad un leve rechazo a la transición con respecto a la automatización de sus sistemas.
  • Creación de nuevas redes de colaboración, mediante la comunicación y publicación se ha permitido la creación de comunidades virtuales que intercambian información entre los usuarios, generando nuevas redes sociales en la Web.
  • Aplicación del concepto 2.0 al desarrollo empresarial, los recursos ya probados se han insertado a otros sitios web, es el caso del buscador de google que ha sido comprado y utilizado como motor de búsqueda de muchos sitios empresariales.
  • Los productos se transforman en servicios, un portal tiene el objetivo de comunicar, integrar, buscar, intercambiar información online o una base de datos con un beneficio adicional, si el sitio web cobra popularidad es adquirido por una compañía multinacional y puede ser vendido a precios muy significativos.
  • Versión ordenada de un buscador, el concepto Web 2.0 es una nueva concepción de internet y de lo que se está construyendo. La información publicada sin organización que la respalde, resulta complicada su búsqueda y selección.
  • Recomposición de la concepción de Web, es un punto de encuentro y colaboración entre usuarios, que trabajan de forma ordenada con nuevas iniciativas para crear portales que administran temáticamente la información.
  • Convergencia de medios, los sitios Web 2.0 son reusables presentando un mayor número de recursos como videos, chat, foros, podcast, intercambio de archivos en tiempo real, estaciones de radio en internet, con el objetivo de ofrecer múltiples servicios a los usuarios.

1.3. La Web 2.0 y sus implicaciones educativas
Para Alarcón (2011), la Web 2.0 desde el punto de vista educativo, es la recolección de inteligencia colectiva, se basa en la colaboración a distancia de diferentes personas, considerando que cada usuario aporta para la conformación de la inteligencia colectiva. Internet ha pasado de ser un simple medio de comunicación bajo el modelo emisor – canal - receptor a un modelo circular, de conversación interpersonal, donde la retroalimentación es constante y fundamental para la circulación libre de datos. Con la Web 2.0 se amplían las posibilidades que permite al profesor y a la comunidad educativa encontrar nuevas vías que ayudan al aprendizaje, una de ellas son las herramientas colaborativas. La educación prepara para la vida a través del uso de metodologías que ayuden a la interacción, comunicación, colaboración, integración social, cambio de actitudes, desarrollo del pensamiento y descubrimiento de información. Los estudiantes no aprenden sólo del profesor o del libro, aprenden a partir de otros agentes como: herramientas tecnológicas, medios de comunicación, compañeros y sociedad. La finalidad del proceso educativo es proporcionar a la juventud los conocimientos requeridos para desenvolverse y ser entes útiles a la sociedad.
2. REDES SOCIALES
Ponce (2012), define a las redes sociales como la estructura formada por personas o entidades conectadas entre sí mediante una relación o interés común. La primera red social en internet fue creada en el sitio Web classmates.com con el objetivo de mantener a los usuarios en contacto o recuperar antiguos compañeros. En la actualidad las redes sociales constituyen un proceso de interacción social que provoca cambios importantes en las relaciones entre individuos, grupos y entidades que interactúan y se comunican entre sí a través de un intercambio dinámico en un sistema abierto y en construcción permanente, involucrando a usuarios con las mismas necesidades y problemas que se organizan para potenciar sus recursos. (Martínez, 2010).
Para Prato y Villoria (2010), las principales características de las redes sociales están basadas en los sistemas, espacios y estructuras como se detallan en el cuadro 2.
Las profesoras estadounidenses Boyd y Ellison (2007), definen  a las redes sociales, como los servicios en el internet, permitiendo a los usuarios varias funciones como: 

  • Construir un perfil público o semipúblico dentro de un sistema delimitado o cerrado.
  • Articular una lista de otros usuarios con los que comparten relaciones, información y varios temas en común.
  • Ver y recorrer la lista de personas que están interrelacionadas dentro del sistema.

Además, plantean que estos servicios son herramientas informáticas, que permiten la creación de una red social on-line, tratando de operar en tres ámbitos de forma cruzada, que se las conoce como “las 3Cs”, que son:

  • Comunicación, aportar conocimientos en común.
  • Comunidad, encontrar e integrar comunidades.
  • Cooperación, compartir y encontrar puntos de unión.

Por lo tanto una red social se define como un conjunto de personas que comparten un interés común, relación o actividad a través de internet permitiendo formar comunidades virtuales interconectadas que comparten contenidos, información, archivos, fotos, videos, audios y más. Estas relaciones están basadas en la teoría de los seis grados de separación que significa la interconexión de los usuarios a nivel mundial. El incremento acelerado de los usuarios tanto de internet como de las redes sociales deben ser aprovechados en el proceso enseñanza aprendizaje en la educación superior por los estudiantes para desarrollar nuevas competencias y habilidades relacionadas con la comunicación e interacción.

2.1. Clasificación de las redes sociales

Haro (2010), clasifica las redes sociales en dos grandes grupos: las redes sociales estrictas y los servicios web 2.0 con características de redes sociales. En cada una de estas categorías se hace una clasificación por edades de uso y utilidad educativa.

  • Una red social estricta se basa en las relaciones entre las personas y se desarrolla en redes como: Facebook, Twitter, MySpace entre las principales.

 

  • Los servicios web 2.0 con características de red social son servicios de Internet que tienen varias formas de comunicación o colaboración entre los usuarios, el objetivo principal es compartir vídeos, imágenes, relaciones laborales, manejo de documentos, entre los más importantes están Youtube, Moodle, Flickr, Linkedin, Slideshare.

Independientemente del objetivo de cada red social predomina la creación de relaciones para compartir información. En la actualidad la mayor parte de individuos pertenecen a una o más redes sociales. Según un estudio realizado por We Are Social  sobre redes sociales e internet, se determinó que de 7.210 millones de habitantes del planeta, 3.010 millones tienen acceso a internet (42%) y 2.078 millones regularmente usan las redes sociales (28%). Además 3.649 millones de personas utilizan un teléfono móvil (51%) y 1.685 millones de personas acceden a las redes sociales a través del celular. Todos los días, los usuarios pasan una media de 4,4 horas en internet desde un PC o portátil y 2,7 ​​horas conectados desde un dispositivo móvil (Smartphone y Tablet).

2.2. Características de las Redes Sociales más difundidas

Para Brito, Laaser y Toloza (2012), las aplicaciones sociales más conocidas están en constante evolución y expansión, hacia la congregación de servicios en una amplia variedad de dispositivos, PC y portátiles. Entre las características más importantes de las redes sociales más utilizadas están las siguientes:

2.2.1. Facebook

Originalmente era un sitio para estudiantes de la Universidad de Harvard,  actualmente está abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico, los usuarios pueden participar en una o más redes sociales, en relación con su situación académica, su lugar de trabajo o región geográfica. Ha recibido mucha atención en la blogósfera y en los medios de comunicación al convertirse en una plataforma en la que terceros pueden desarrollar aplicaciones y expandir negocios a partir de la red social. Su infraestructura principal está formada por una red de más de 50.000 servidores que usan distribuciones del sistema operativo GNU/Linux y LAMP.3

Existen diferentes maneras de conectarse a través de esta red: como usuarios de cuentas individuales, que permiten incorporar a grupos (abiertos o cerrados, públicos o privados), páginas que posibilitan otro tipo de comunicaciones,  estrategias destinadas principalmente a instituciones y emprendimientos sociales o comerciales.

2.2.2. Youtube

Es un sitio web que permite a los usuarios publicar y compartir videos, ofreciendo herramientas básicas para generar intercambios de opiniones, valoraciones y estructuras sociales en torno a un contenido, fundamentalmente, apoyando las interrelaciones creadas por otras redes.
2.2.3. Instagram

Instagram es una aplicación gratuita para iPhone o Android, que permite tomar fotografías y modificarlas aplicándoles filtros, para luego compartirlas en otras redes sociales como: Facebook, Twitter o en la misma red. Hace uso de los hashtags ‘#’ para promocionar una fotografía de manera rápida y sencilla. Cuando se postee una foto aparecerá en la sección de actividad de los seguidores.

2.2.4. Slideshare

Nos permite almacenar archivos de hasta 20MB de espacio con nuestras presentaciones, añadiéndoles nombre, descripción y etiquetas. También se admite la posibilidad de archivos en formato pdf. No existe la opción de privacidad, una vez almacenada y procesada la presentación en Slideshare, se convierte en formato flash y no pueden ser copiadas. Esta red ha crecido de forma considerable por la gran facilidad, versatilidad y diversidad de contenido para ser consultado por los estudiantes.

2.2.5. Twitter

Es una red social basada en el microblogging (también conocido como nanoblogging), servicio que permite a los usuarios enviar y publicar mensajes breves, generalmente sólo de texto, con un máximo de 140 caracteres, llamados tweets, que se muestran en la página principal del usuario, pueden suscribirse a los tweets de otras personas llamadas seguidores o tweeps. Los usuarios pueden “twittear” desde la web del servicio o de aplicaciones oficiales externas (como smartphones), o mediante el servicio de mensajes cortos (SMS).

2.3. Las redes sociales en la educación superior
Representan una forma de organización humana sobresaliente, propia de la sociedad actual denominada de la información y del conocimiento, que han influido fuertemente en las universidades de manera automática en los procesos académicos y administrativos, perfeccionando la comunicación global a través de la organización interna y educativa basada en gestión de tareas. (Arteaga, 2013).
Las redes sociales facilitan el aprendizaje constructivista y colaborativo entre los estudiantes y el profesor en diferentes actividades académicas como en la publicación de información, el aprendizaje autónomo, el trabajo en equipo, la comunicación y el contacto con expertos en la materia. (Gómez, Roses y Farías, 2012).
De Haro (2010), señala el gran beneficio de las redes sociales en la educación superior que contribuyen a la formación integral del estudiante universitario utilizando  las herramientas interactivas que favorecen el proceso enseñanza – aprendizaje.
Las redes sociales como servicios web permiten a los individuos interactuar dentro del sistema articulado con una lista de contactos (Boyd y Ellison, 2007) y constituyen un medio útil que permite compartir datos e información en varios formatos, texto, audio y vídeo, estas herramientas facilitan la comunicación y el flujo de la información (Caritá, Podovan y Pereira. 2011), existen diferentes redes sociales educativas, académicas y profesionales, destacándose Facebook, YouTube e Instagram como se define en el cuadro 3.
3. COMUNICACIÓN
El ser humano se relaciona con los demás por medio de la comunicación, permitiendo el flujo de la información entre las personas y compartir inquietudes, deseos, frustraciones y vivencias.  La comunicación son procesos que han evolucionado acortando distancias desde las señales de humo, el lenguaje, la imprenta, el telégrafo, la radio, la televisión hasta el internet con un conjunto de herramientas comunicativas que facilitan la interacción (Astudillo, Fernández, Ledesma 2010). Para la Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid (2012), comunicación etimológicamente proviene del latín communicare que se traduce como: Poner en común y compartir algo.
Algunos autores definen la comunicación, entre los principales se mencionan los siguientes:

  • Clevenger y Mathews (1971) explican el proceso de la comunicación humana, como la transmisión de señales y la creación de significados.
  • En DeFleur, M.L.y S. Ball-Rokeach (1982) la comunicación humana se visualiza desde cinco perspectivas: como un proceso semántico, neurobiológico, psicológico, cultural y social.
  • Buys y Beck (1986) definen a la comunicación como el proceso y el conjunto de factores interrelacionados, de manera que si uno de ellos falta, el evento o la relación dejarían de funcionar.
  • Ongallo (2007) señala que la comunicación es una de las conductas que el ser humano genera en diferentes situaciones, como en el trabajo o en la vida cotidiana, se caracteriza por ser una transmisión consciente o inconsciente de información verbal, afectiva o actitudinal.
  • Para Loría (2012), la comunicación humana cumple con las necesidades del hombre  persuasión, contacto y expansión, a fin de comunicar y compartir con otras personas sus pensamientos, sentimientos, angustias.

3.1. Comunicación digital
De acuerdo a Mc – Kenna y Bargh (2000), la metamorfosis de la comunicación surge por la implementación de las tecnologías de la información y comunicación, con el desarrollo del internet se ha transformado en el principal espacio de interacción social.
Asimismo Rodríguez y Yulianov (2010), establecen que una dinámica en red es producto de la interactividad de la información por la generación del conocimiento que conlleva a  la construcción de la red del conocimiento.
Según Morales y Loyola (2013) la comunicación se relaciona con la tecnología para convertir las formas de interactuar en una revolución digital.
Para Navales, Omaña y Perazzo (2013), durante los años 40 y 50 se originan el cine y la radio. En los 60 y 70 se consolida la televisión educativa. En la década de los 80 surgen las computadoras personales en las escuelas. En los 90 se da la experimentación de las telecomunicaciones en la educación. En las últimas décadas, el uso del internet se ha generalizado por el continuo avance de las nuevas tecnologías multimedia y las redes de datos en los distintos ambientes en los que se desenvuelven las actividades humanas, junto a la creciente globalización de la economía y el conocimiento que conducen a profundos cambios estructurales en todo el mundo, pero con mayor énfasis en el contexto educativo.
Con la creación de los entornos colaborativos (Web 2.0), las redes sociales se han difundido de forma vertiginosa, teniendo gran transcendencia en la sociedad y permitiendo componentes alternativos de comunicación con las  denominadas redes de círculos de amigos como primera red social de considerable popularidad en sitios de Internet tales como MySpace, Neurona, eConozco, entre otras, convirtiéndose en puntos de entrada y de contacto habitual de los usuarios (Lozano, 2009).
Para Di Martino (2011), la revolución tecnológica y la comunicación constituyen una red mundial de computadoras, integradas entre sí a través de satélites, antenas parabólicas y fibra óptica, esta infraestructura traslada cantidades impresionantes de información on line, de un lugar a otro. Hoy las personas u organizaciones pueden crear y compartir información en la red mundial las 24 horas del día como: Documentos, material de estudio, información, libros, imágenes, videos y audio. Existen aproximadamente 100 millones de personas que socializan información en grupos de trabajo, estudio, intercambio científico, cultura, diálogos, foros, blogs, conferencias y seminarios a muchos kilómetros de distancia.
3.2. La comunicación en las redes sociales
En la actualidad con las redes sociales, la comunicación ha alcanzado su máxima expresión, no constituye enviarle un mensaje a otra persona, saludando o realizando una consulta, el límite entre lo público y lo privado se desvanece y un mensaje que bien podría pertenecer al ámbito de la privacidad, pasa a ser expuesto ante miles de usuarios.
Para Rodríguez (2000), las redes sociales apoyadas en tecnología han transformado los comportamientos en acciones naturales compartidas, desarrollándose un nuevo formato-contexto electrónico capaz de generar conocimiento más eficaz y eficiente.
Izquierdo (2012), establece que la comunicación en las redes sociales se desarrolla mediante las variables tradicionales: Emisor, receptor, mensaje, código, canal y contexto que conllevan a un proceso comunicativo de interacción entre los participantes, con la contribución de las herramientas que ofrece la Web, como: Chat, muro e intercambio de imágenes y videos.
Proporciona lugares de encuentro entre usuarios con relación al comportamiento humano, facilitando la comunicación y el aprendizaje colectivo enriquecido por aportes individuales (Ortega y Gacitúa, 2008).
De igual forma las redes sociales se configuran con la construcción de grupos, la conexión inmediata o el sistema descentralizado que facilita la creación de una inteligencia colectiva, un aprendizaje continuo de colaboración y participación activa, generando un proceso de comunicación, independencia, diversidad y personalización en la construcción de la comunidad (Johnson, 2002).
Orduz (2012), afirma que el uso y sentido que se puede dar a las redes sociales y su interacción en la educación es importante, porque el conocimiento es considerado en el mundo moderno como el factor principal en la creación de riqueza y en la generación de igualdad.
Para Castañeda (2010), las redes sociales y toda su carga de interacción hoy son parte de la realidad de la educación, a través de incorporaciones espontáneas de los estudiantes o tímidas formalizaciones de los docentes y las instituciones. Entender la educación sin redes sociales es una forma de entender la educación lejos de la realidad.
No hay duda que la educación se ha beneficiado de las bondades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a través de herramientas innovadoras que se han utilizado con éxito en el proceso de enseñanza-aprendizaje (Gómez y López, 2010).

4. HERRAMIENTAS ACADÉMICAS TECNOLÓGICAS
Para Martínez y Heredia (2010), en los años setenta se origina el uso de la tecnología en los procesos educativos con los medios audiovisuales en algunas instituciones educativas, estimulando la cátedra tradicional del profesor, seguido de la exposición con proyectores de diapositivas o acetatos, más adelante con la televisión y video, representó para el docente beneficios en la práctica con elementos motivadores y modernos para el estudiante. El desarrollo de las telecomunicaciones permitió que la radio y la televisión sean utilizadas para llevar a distancias remotas la educación. Según Brunner (2000), el uso de estas tecnologías no alteran el proceso de enseñar y aprender  pasando a ser una herramienta de apoyo didáctico cada vez más interactiva gracias al desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), mediante el uso de ordenadores, dispositivos móviles e internet. Hoy esta tecnología es la catalizadora de nuevas prácticas en entornos de aprendizaje digitales.
En la Universidad el uso de la tecnología ha evolucionado con mayor énfasis a partir de la década de los ochenta, propiciando cambios en la forma de enseñar y permitiendo al profesor gestionar y diseñar de una manera pedagógica contenidos para sus actividades que generen una retroalimentación y comprobación de los objetivos propuestos (Bautistas, Martínez y Hiracheta, 2014). Para Ortega (2017), en la nueva era de la educación, la tecnología juega un papel importante en los procesos de aprendizaje, con un sinnúmero de herramientas digitales que ofrecen autonomía al educando, optimizando, promoviendo y facilitando la administración de procesos académicos y la comunicación entre maestros y estudiantes. Según Durán (2015), en la actualidad existe una extensa lista de herramientas tecnológicas que utilizan los docentes como complemento de la educación presencial o virtual, la enseñanza es desde un ambiente virtual, donde las clases se imparten desde aulas virtuales, redes sociales, mundos virtuales y otras aplicaciones de software, además se comparte en línea las experiencias al manipular estas herramientas de forma colaborativa y constructivista, el ambiente crea un clima de trabajo diferente y entretenido mientras se aprende haciendo, la plataforma tecnológica utilizada es Moodle, tecnología libre y popular en la educación superior y como metodología de trabajo se utiliza PACIE, que permite presentar ambientes virtuales con presencia institucional, información organizada y educación en línea. Para los estudiantes las TICs son un apoyo importante en sus tareas académicas, porque permite un seguimiento de las clases, elaborar y organizar trabajos requeridos facilitando el trabajo en grupo o intercambio de ideas y tareas.
La inclusión de los medios tecnológicos en el proceso enseñanza – aprendizaje son de fácil accesibilidad y sin costo, constituyendo medios informativos que fortalecen el proceso educativo y se adaptan a diferentes contextos para apoyar el trabajo del estudiante de forma óptima y lograr la construcción de conocimientos. Las herramientas tradicionales como: Pizarra, marcador, bolígrafo, cuadernos y textos están siendo reemplazados por medios digitales que han evolucionado científica y tecnológicamente permitiendo dinamizar y globalizar el conocimiento, de tal forma que los jóvenes puedan organizarse y lograr sus objetivos educativos, dejando de lado toda forma de imposición. (Proyecto Quédate, 2012).
Según Vallin (2014), hoy la información en la red con respecto a todos los tópicos se encuentra al alcance de la mayoría de la población y no tiene restricciones, en especial temas relacionados con la educación que son de gran aporte en este campo, conjuntamente con las herramientas académicas tecnológicas a disposición de las entidades de educación, sobre todo en el nivel superior contribuyen al mejoramiento del proceso de aprendizaje, facilitando el uso entre el retransmisor de contenidos que es el maestro, el intermediario digital y los estudiantes que intercambian el conocimiento para lograr una mejor calidad de vida particular y comunitaria.
Quiñonez (2012), manifiesta que en la actualidad existe un gran número de aplicaciones educativas en la red que se destacan por la innovación, capacidad y uso generalizado de maestros y estudiantes. Entre los principales editores que permiten realizar las tareas curriculares habituales como mapas conceptuales, mapas mentales, cuadros sinópticos, resúmenes, lectura o cuadros comparativos están los que se sintetizan en el cuadro 4.
Duart y Lupiánez (2005) señalan que las autoridades universitarias en los últimos tiempos han decidido mejorar la infraestructura tecnológica en las aulas con el equipamiento y recursos de vanguardia como computadoras,  proyectores, redes Wi-Fi, plataformas de formación o tutoría on-line a través del chat o video conferencia, la pizarra digital como recurso didáctico del aula, la web docente como apoyo al proceso de enseñanza que perfeccionan la labor del maestro, convirtiendo a la clase en dinámica, motivadora y centrada en el aprendizaje autónomo de los estudiantes, el uso de las herramientas telemáticas facilita el reforzamiento, colaboración multidisciplinar y desarrollo profesional de grupos de trabajo (Prada y Rayón, 2003; Barajas y Álvarez, 2003; Kehm y Wit, 2005).
La educación es uno de los valores principales de la sociedad, un bien que debe cuidarse e invertir los mejores recursos, en este sentido, la aparición de nuevas tecnologías son herramientas que sirven para mejorar el nivel educativo de los estudiantes de nuestro país, este hecho conlleva a un sistema educativo que incorpore la tecnología tanto a la docencia como al aprendizaje significativo (Ruiz y Dávila 2013).

5. ESTUDIANTE UNIVERSITARIO
De la Cruz (2003), subraya el rol esencial del estudiante universitario como sujeto activo del aprendizaje, con carácter autónomo en la búsqueda de información y en la generación de nuevos conocimientos, con capacidad de reflexión, de aplicación de estrategias adecuadas con respecto a la resolución de problemas, cooperativo y con sentido de responsabilidad en todo el proceso del aprendizaje.

El estudiante universitario asume metas a largo plazo durante el proceso de enseñanza – aprendizaje para lograr éxito en la realización de las actividades académicas mediante las calificaciones positivas que obtenga en la adquisición de conocimientos, competencias relevantes, la responsabilidad y la competitividad que lo distinga de los compañeros.  (Alonso, 2001).

Islas y Carranza (2011) manifiestan que el estudiante es el sujeto primordial del proceso enseñanza – aprendizaje frente a la utilización de las redes sociales que requiere conocimientos y habilidades sobre el acceso a fuentes de información válidas permitiéndole desarrollar competencias para usar y producir más información.
Como señalan Cab y Hernández (2013), los estudiantes en la actualidad  están en conexión con las tecnologías desde muy pequeños, por tal razón la utilización de las redes sociales es parte de la vida personal y académica de los educandos, demostrando dominio en la utilización de las principales redes sociales como Facebook, Youtube, Instagram y Twitter.
Según Brunner (2003), la evolución acelerada de la tecnología implica que los estudiantes universitarios ingresen con diversas aptitudes y capacidades: Conocimientos tecnológicos, formas de aprender, lógicas de pensamiento, tareas escolares, comunicación y organización social. Los jóvenes frecuentemente utilizan medios digitales y realizan con facilidad diversos trabajos personales y académicos como chatear, jugar, escuchar música, comunicarse y además obtienen información para las actividades curriculares (Feixa, 2014).

Entre las competencias que deben desarrollar los estudiantes universitarios, en el cuadro 5 se detallan las más relevantes.


                                              
6. EDUCACION SUPERIOR
De acuerdo a Ibáñez (1994), el objetivo de la educación es la formación de aptitudes, capacidades y valores en los individuos como sujetos activos de la sociedad para la transformación de la realidad. La tarea de la educación superior es formar profesionales eficientes y éticos que resuelvan con creatividad e innovación los múltiples problemas nacionales.

Según la UNESCO (1998), la finalidad de la educación superior se enfoca en las capacidades y valores, su papel es educar, formar, realizar investigaciones y en el aspecto ético impulsar autonomía, responsabilidad y prospectiva. Las universidades como espacios de convivencia se encargan de la formación profesional de los estudiantes integrando aspectos políticos, sociales y económicos, preparando no solamente profesionales competentes y calificados, sino ciudadanos que contribuyan activamente a la solución de diferentes situaciones que se presentan en la sociedad para el mejoramiento de la calidad de vida de la población y la promoción del desarrollo humano. Las instituciones de educación superior (IES) deben adoptar estructuras organizativas y estrategias educativas que les confieran un alto grado de agilidad y flexibilidad, así como rapidez de respuesta para encarar creativa y eficientemente un devenir incierto.
Las IES cumplen funciones y actividades que responden a las necesidades de sus alumnos, docentes, enseñanza, diseño de programas académicos, investigación, becas, infraestructura y ambiente académico, desarrollo y difusión del conocimiento en una sociedad globalizada. Para ello, se requiere que estas instituciones desplieguen acciones de renovación constante, mediante la innovación de planes de estudio y métodos de enseñanza-aprendizaje y de excelencia en la investigación que enfaticen en las TICs porque permiten viabilizar el aprendizaje, la ampliación, diversificación y transmisión de los saberes y ponerlos a disposición de un público más amplio. La  educación superior del futuro, al asumir el reto del vertiginoso desarrollo de la ciencia y la tecnología, deberá enfatizar sobre la educación básica y general priorizando los procesos de aprendizaje, para que el futuro egresado cuente con los recursos intelectuales que le permita educarse por sí mismo estimulando la creatividad, además los programas deben diseñarse en función a las necesidades cambiantes del estudiante, obligando a los docentes a una renovación permanente de teorías, técnicas o procesos, en estrecha relación con el conocimiento que se produce dentro y fuera del contexto universitario, la educación superior evoluciona para lograr que los profesores y estudiantes sean aprendices permanentes en función de los nuevos programas de estudio, conocimientos y  tecnologías de enseñanza - aprendizaje, la universidad debe enseñar a pensar, ejercitar el sentido común y dar rienda suelta a la imaginación creadora.
La Declaración de la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior sostiene que al no existir instituciones de educación superior e investigación adecuadas, que formen personas críticas calificadas, ningún país podrá garantizar un auténtico desarrollo endógeno y sostenible de los países en desarrollo y no podrán acortar la distancia que separa de los países desarrollados (UNESCO, 1998).
Gutiérrez (2010), afirma que la educación superior debe capacitar al estudiante en el proceso de aprendizaje, permitiéndole la aplicación del conocimiento en diferentes situaciones para determinar la importancia de los aprendizajes con respecto al entorno. De la misma manera para Duart (2009), las universidades son instituciones que generan información y conocimiento que promuevan la creatividad e innovación facilitando el acceso a la tecnología con respecto a la utilización de las redes sociales como una política institucional activa y permanente.
En el presente estudio se ha desarrollado una investigación bibliográfica en base a información de varios autores especializados en la utilización de redes sociales en la educación superior, además es de carácter descriptiva por la información obtenida mediante una encuesta sobre el fenómeno analizado con respecto a las herramientas tecnológicas utilizadas por los estudiantes.
7.1. Determinación de la población y muestra
La población objeto de estudio se encuentra delimitada en la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo de la ciudad de Riobamba que mantiene 16.600 estudiantes matriculados en el año 2016 - 2017.
7.2. Determinación de la muestra
Se utiliza la fórmula de muestreo proporcional planteada por Aguilar (2005), que reemplazada por la simbología y valores se describe de la siguiente manera:   
n: tamaño de la muestra a calcular.
N: tamaño de la población =  16.600
Z: error estándar = 1,95996 para el 95% de confianza = 0.05
E: error de la muestra = 5% = 0.05
p: probabilidad de ser seleccionado 0.5
q: probabilidad de no ser seleccionado 0.5

 

8. ANALISIS E INTERPRETACION DE RESULTADOS
A continuación se presenta el análisis e interpretación de la encuesta aplicada a 375 estudiantes de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, que conforman la muestra de la investigación.
En la actualidad el proceso de aprendizaje de los estudiantes en la educación superior se facilita con la utilización de las redes sociales en el desarrollo de actividades académicas, los resultados obtenidos evidencian que el uso del chat ocupa el primer lugar con un 70% reflejando la comunicación activa de los participantes. Seguidamente utilizan para realizar tareas con un 69% y en tercer lugar los jóvenes utilizan las redes sociales para efectuar la visualización, edición, consulta y envío de videos, demostrando que las nuevas herramientas tecnológicas se han convertido en un recurso relevante para presentar información de forma eficaz, eficiente y sencilla.
Las redes sociales se adaptan a la estructura educativa manteniendo la comunicación entre los usuarios que dedican cierto tiempo para el desarrollo de las actividades académicas. En la investigación los estudiantes de la ESPOCH utilizan de una a dos horas diarias esta herramienta académica en un 50%. El 25% de educandos maneja tres o más horas, con los resultados alcanzados se demuestra que las nuevas generaciones han perfeccionado habilidades y destrezas académicas para comunicarse e interactuar en el contexto universitario por el tiempo diario que dedican.


 

9. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

  • De acuerdo a los resultados obtenidos en la investigación se determina que la red social que más utilizan los estudiantes en la ESPOCH para fines académicos es el Facebook, que permite generar estrategias de aprendizaje en acciones educativas y desarrollar destrezas de comunicación en base a las exigencias tecnológicas que conducen a los partícipes de la educación a utilizar herramientas interactivas que motivan a la construcción del conocimiento.
  • El manejo de las redes sociales por los estudiantes de la ESPOCH en cuestiones académicas conlleva a formar comunidades virtuales interconectadas que comparten contenidos, información, archivos, fotos, vídeos, audios y más recursos como señala  la encuesta aplicada, en las actividades curriculares que realizan los jóvenes de la ESPOCH, prevalece el chat en un 70% cumpliendo el fin primordial de las redes sociales que es la comunicación interpersonal, de colaboración e integración.

 

  • La formación de los estudiantes universitarios con la utilización de herramientas tecnológicas responden a nuevas formas de aprendizaje con una metodología interactiva que fomenta la autonomía y el trabajo participativo, con respecto a las tareas académicas, los estudiantes de la ESPOCH usan de una a dos horas diarias las redes sociales representando el 50%. Sin embargo el uso inadecuado o excesivo  de éste recurso en otras actividades puede llevar a una pérdida de tiempo por parte de los educandos. Concluyendo que los estudiantes en la universidad efectúan una utilización intensiva de las redes sociales, confirmando que son parte de las actividades diarias tanto sociales como académicas (Gómez, Roses y Farías 2012).
  • Para garantizar el uso de las redes sociales de forma eficaz es necesario que las universidades contribuyan en la formación continua y de investigación de los maestros para evitar el desfase tecnológico con los estudiantes, en razón de que las redes sociales aportan un valor complementario y diferenciado que permite la comunicación y flexibilización de los procesos de enseñanza aprendizaje en la universidad actual (Flores, 2009).

 

  • La utilización académica de las redes sociales en las actividades diarias de los estudiantes de la universidad como una herramienta tecnológica interactiva constituye un soporte en el desarrollo del proceso enseñanza – aprendizaje que va de la mano con la adecuada planificación y gestión de los recursos digitales por parte de los docentes y la contribución directa de las instituciones universitarias para considerar como herramientas básicas de enseñanza superior (Castañeda, 2010).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
Aguilar, S. (2005). Fórmulas para el cálculo de la muestra en investigaciones de salud. Salud en Tabasco. Vol. 11, núm. 1-2., pp. 333-338. ISSN 1405-2091. Secretaria de Salud del Estado de Tabasco. Villahermosa. México.
Ahedo, J. Danvila, I. (2008). Las nuevas tecnologías como herramientas que facilitan la educación formativa en la educación. Madrid, España.
Alarcón, O (2011). Web 2.0 educativa, procesos educativos en un ambiente digital – virtual. Tecnología Web 2.0 para la docencia. http://investigacion.ilce.edu.mx/panel_control/doc/c37laeducacionvirtualq.pdf.   Recuperado [Fecha de consulta: 27 de Julio de 2017] 
Alonso, J. (2001). Motivación y estrategias de aprendizaje. En GARCÍA-VALCÁRCEL, A. (coord.), Didáctica universitaria. Madrid: La Muralla.
Álvarez, E. y Martínez L. (1997). Diccionario de Lingüística Moderna. Editorial Ariel. Barcelona.
Arteaga, K. (2013). Las Redes Sociales como Elemento Trasformador de la Conducta de los Estudiantes de la Universidad Nacional Experimental “Francisco De Miranda”. Doctorado en Ciencias de la Educación. Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín. Venezuela.
Astudillo, P. Fernández J., y Ledesma, A. (2010). Uso de tecnología de información y comunicación de las organizaciones ecuatorianas. Escuela de comunicación social. Diplomado en comunicación corporativa. Tesis de grado. Quito, Ecuador.
Barajas, M. (Coord.) y Álvarez, B. (Ed.) (2003). La tecnología educativa en la enseñanza superior. Entornos virtuales de aprendizaje. Madrid: Mc Graw Hill.
Bautistas, M. Martinez, A. y Hiracheta, R. (2014). El uso de material didáctico y las tecnologías de información y comunicación (TIC’s) para mejorar el alcance académico, disponible en http://www.palermo.edu/ingenieria/pdf2014/14/CyT_14_11.pdf
Boyd, M. y Ellison, N. (2007). “Social network sites: Definition, history, and scholarship”. Journal of Computer-Mediated Communication, 13(1), article 11, en http://jcmc.indiana.edu/vol13/issue1/boyd.ellison.html [fecha de consulta: 20 de mayo de 2017].
Brito, J., Laaser, W. y Toloza, E. (2012) El uso de redes sociales por parte de las universidades a nivel institucional. Un estudio comparativo. RED. Revista de Educación a Distancia [en linea] 2012, [Fecha de consulta: 31 de julio de 2017] Disponible en: <http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=54724591006> ISSN.
Brunner, J. (2003). Educación e internet ¿la próxima revolución? Chile: Fondo de Cultura Económica.
Brunner, J. (2000). Educación: escenarios de futuro. Nuevas tecnologías y sociedad de la información. Documento de Trabajo núm. 16, PREAL, disponible en: http://mt.educarchile.cl/archives/PREAL_doc.pdf(recuperado: 15 de abril de 2017). 
Cab, R. y Hernández, M. (2013). La importancia de las redes sociales como herramienta educativa en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos no. 1, Nivel medio superior del Instituto Politécnico Nacional. Recuperado de http://ikit.org/SI2013-Papers/4795-Cab.pdf
Cantillo, C. Roura, M. y Sánchez A. (2012). Tendencias actuales en el uso de dispositivo moviles en educación. Educational Portal of the Americas – Department of Human Development, Education and Culture ISSN 0013-1059 La Educ@ción Digital Magazine N 147.
Caritá, E. Podovan, V. y Pereira, L. (2011). Uso de redes sociais no proceso ensinoaprendizagem: avaliacao de suas características. En http://www.abed.org.br/congresso2011/cd/61.pdf [fecha de consulta: 10 de Julio del 2017].
Castañeda, L. (2010). Aprendizajes con redes sociales: Tejidos educativos para los nuevos entornos. Sevilla, España; Editorial, EDUFORMA.
Cheng, X., Cameron, D. & Liu, J. (2007). Understanding the Characteristics of Internet Short Video Sharing: YouTube a Case Study. arXiv. Recuperado de http://arxiv.org/pdf/0707.3670.pdf
Ciuffoli, C. (2010). Facebook como paradigma de alfabetización digital en tiempos de barbarie cultural. En A. Piscitelli y B. I. Adaime. El proyecto Facebook y la posuniversidad.
De Haro, J. (2010). Redes Sociales para la Educación. Documento en línea. Disponible en: ttp://www.adolescenciasema.org/usuario/documentos/03cap-redes-sociales-para-la-educacion.pdf. Consulta: 28/04/2012.
De la Calle, M. (2004). El reto de ser profesor en el contexto de la Convergencia Europea. En Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 18 (3), 251-258.
De la Cruz, A. (2003). El proceso de convergencia europeo: Ocasión de modernizar la universidad española si se produce un cambio de mentalidad en gestores, profesores y estudiantes. En Aula Abierta, 82, 191-216.
De la Torre, A. (2006). Definición de Web 2.0. Bitácora de Aníbal de la Torre. 12 de abril 2006. Disponibleen: http://www.adelat.org/index.php?title=conceptos_clave_en_la_web_2_0_y_iii&more=1&c=1&tb=1&pb=1
De la Torre, A. (2009). Web Educativa 2.0. Revista Edutec, 20. Extraído el 23 de Octubre de 2008 desde http://edutec.rediris.es/Revelec2/revelec20/anibal20.htm
Di Martino, I. (2011). Implementación  de videoblogs en la comunicación corporativa. Ensayo. Universidad de Palermo. Argentina.
Duart, J. (2009). Internet, redes sociales y educación. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento. Vol. 6.
Duart, J. y Lupiañez, F. (2005). Estrategias en la introducción y uso de las TIC en la universidad. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC).Vol.2, núm. 1, ISSN 1698-580X. Barcelona. España. <http://www.uoc.edu/rusc/dt/esp/duart040³.pdf>
Durán, N. (2015). Herramientas tecnológicas aplicadas a la educación superior para docentes innovadores a través de un ambiente virtual de aprendizaje metafórico. Virtual educa. México.
Feixa, C. (2014). La juventud en la era digital. De la Generación @ a la #Generación. Ned Ediciones. Barcelona. ISB: 978-84-942364-6-4. España.
Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid (2012). Manual de comunicación para investigadores. Disponible en http://fuam.es/wp-content/uploads/2012/10/INTRODUCCION.-La-Comunicacion García.-Principios-y-procesos.pdf
Flores, J. M. (2009). Nuevos modelos de comunicación, perfiles y tendencias en redes sociales. Comunicar. Revista científica de educomunicación, 17(33). 73-81. doi: http://dx.doi.org/10.3916/c33-2009-02-007

García J. y Medina A. (1989). Didáctica de la Lengua y la Literatura. Compilado. Anaya, Madrid. España.
García, A. (2006). Diseño del aprendizaje basado en competencias. En Jornada. Las competencias eix de la planificación curricular. Girona: Universidad de Girona
Gómez, M. y López, N. (2010). Uso de Facebook para actividades académicas colaborativas en educación media y universitaria. Universidades José María Vargas y la Nacional Abierta de Caracas. Recuperado el 30 de Julio del 2017 del sitio WEB: http://www.salvador.edu.ar/vrid/publicaciones/USO_DE_FACEBOOK.pdf
Gómez, M., Roses, S. y Farías, P. (2012). El uso académico de las redes sociales en universitarios. Comunicar, No. 38, Vol. XIX, 2012. ISSN: 1134-3478. Año 2012. Pp. 131-138. Disponible en: http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles& numero=38&articulo=38-2012-16
Gutiérrez, G. (2010). Los fines y opciones de la educación superior a lo largo de la historia. Revista de Antropología Experimental, N° 10, Especial Educación 4. Jaén: Universidad de Jaén.
Huerta, F. (1994). La universidad ecuatoriana y el desarrollo científico tecnológico, Quito. Corporación Editora Nacional.
Ibáñez, B. (1994). Pedagogía y Psicología Interconductual. Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 20, 99-112.
Ibargüen, A. (2013). Cómo crear imagen de marca en Instagram. [Web log Post]. Recuperado de http://www.cohnwolfe.com/es/wolfetracking/c%C3%B3mo-crear-imagen-demarca-en-instagram
Islas, C. y  Carranza, M. (2011). Uso de las redes sociales como estrategias de aprendizaje. ¿Transformación educativa?.  Apertura, vol. 3, núm. 2.  México
Izquierdo, J. (2012). La gestión de la información en materia comunicativa. Una propuesta metodología para la aplicación  de las redes sociales. Estudios sobre el Mensaje Periodístico Vol. 19 Núm. especial abril (2013) 833­841. ISSN: 1134­1629 http://dx.doi.org/10.5209/rev_ESMP.2013.v19.42166
Johnson, S. (2002). Emergence. The connected lives of ants, brains, cities and software. Londres: Penguin Books. 288 pág.145.
Kehm, B. y Wit, H. (2005). Internationalization in higher education. Ámsterdam: European Association for International Education (EAIR).
Kenza E. (2011). Los Retos de la Universidad Marroquí en la Sociedad del Conocimiento. Facultad de Letras y Ciencias Humanas. Universidad Hassan II – Mohammedia. Magriberia N°4. Recuperado de: dialnet.unirioja.es/descarga/ articulo/3897581.pd  La Educabilidad  Recuperado de: http://webs.uvigo.es/jtarrio/OBRA%20 LITERARIA/LA%20EDUCABILIDAD.pdf
Livas, L. (2000). Aprendizaje basado en problemas: una alternativa educativa. Enfoques universitarios. Rev. Electrónica: http://www.ur.mx/UR/fachycs/enfoques_universitarios
López, B. y Costa N. 1996. Modelo de Enseñanza – Aprendizaje Centrado en la Resolución de Problemas: Fundamentación, Presentación e Implicaciones Educativas. Investigación y Experiencias Didácticas. Recuperado de: www.raco. cat/index.php/Ensenanza/article/down­load/21433/93395
Loría, R. (2012). Comunicación oral y escrita. Guía de estudio. Código 709. Universidad Estatal a distancia Vicerrector Académica, Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades.
Lozada, P. (2010). Evolución de la Web. Presentación. Universidad Técnica Federico Santa María. Chile.
Lozano, J. (2009). Redes sociales, una  nueva forma de comunicación. Cuadernos de comunicación e innovación. Telos, Fundación telefónica. España.
Marcelo, C. (2001). Función docente: nuevas demandas para viejos propósitos. En Marcelo, C. (coord.), La función docente. Madrid: Síntesis.
Martínez, C. (2010). Las Redes Sociales. Documentación de las Ciencias de la Información. Volumen 33, número 7, (Pp 45-68).
Martínez, R. y Heredia, Y. (2010). Tecnología educativa en el salón de clase: estudio retrospectivo de su impacto en el desempeño académico de estudiantes universitarios del área de Informática. Instituto Tecnológico de Estudio Superiores de Monterrey, Nuevo León. Revista mexicana de investigación educativa. RMIE vol. 15 no. 45 ISSN 1405-6666. México
Meso, P. M. (2010). Gabinete de comunicación y educación. Recuperado en febrero de 2011
Morales, S. y Loyola, M. (2013). Nuevas perspectivas en los estudios de comunicación. La apropiación tecno-mediática. 1a ed. Buenos Aires: Imago Mundi, 2013. 120 p. 22x15 cm ISBN 978-950-793-152-9. Argentina.
Muñoz, C. (2016). Análisis de las campañas publicitarias de Inditex en sus redes sociales. Tesis. Universidad de Sevilla. Facultad de Comunicación. España.
Navales, M., Omaña, O. y Perazzo, C. (2013). Las tecnologías de la información y la comunicación y su impacto en la educación. Universidad autónoma  del Estado de Hidalgo. México.
Ongallo, C. (2007). Manual de Comunicación. Guía para gestionar el conocimiento de la información y las relaciones humanas en empresas y organizaciones. 2ª. Edición. Editorial Dykinson S. L. Madrid.
Orduz, R. (2012). Aprender y Educar con las tecnologías del siglo XXI, Ed. Colombia Digital. Prensa de Toyota. http://www.toyotaprensa.es/documentos/prensa/11/584/626/Tweets_Toyota_75_a niversario.pdf
Ortega, C. (2017). 11 herramientas digitales que los profesores deberían tener en cuenta. Disponible en http://www.youngmarketing.co/11-herramientas-digitales-que-todo-profesor-deberia-tener-en-cuenta/
Ortega, S. y Gacitúa, J. (2008). Espacios interactivos de comunicación y aprendizaje. La construcción de identidades. Revista de universidad y sociedad del conocimiento. UOC. rusc vol. 5 n.º 2 (2008) | ISSN 1698-580x. FUOC.
Pérez, J. (2012). YouTube: Tendencias en visitas y perfiles de usuarios. III Congreso Internacional Asociación  Española de Investigación de la Comunicación. ISBN 978-84-615-5678-6, págs. 101-102
Pérez, J., y Gómez, F. (2010). Paradigmas de la producción audiovisual en la web 2.0. Razón y palabra. Vol. 15. Núm. 72 Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. ISSN: 1605-4806. México.
Poblete, M. & García, A.  (2006). ¿Cómo vencer las barreras para la convergencia? Una experiencia interdisciplinar de innovación para diseñar y desarrollar las asignaturas por competencias. En Actas de IV Congreso Internacional de Docencia Universitaria. Barcelona: IV CIDUI.
Ponce, I. (2012). “Monográfico: Redes Sociales”. Observatorio Tecnológico NIPO. 820-10-289-9 http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/internet/web-20/1043-redes-sociales.
Prada, S. y Rayón, L. (2003). Experiencia de docencia en red en la Formación inicial del profesorado, en Aguaded, J. I. (Dir). Luces en el laberinto audiovisual Congreso Iberoamericano de comunicación y educación. Huelva: Actas del Congreso.
Prato, L. y Villoria, L. (2010). Web 2.0: Redes Sociales. Editorial Universidad Nacional de Villa María. Buenos Aires. Argentina.
Proyecto Quédate Grupo de trabajo (2012). Estrategias y metodologías pedagógicas. Para la permanencia estudiantil en la Educación Superior. Litografía Nueva Granada. Universidad Francisco de Paula Santander. Ministerio Nacional de Educación. Cúcuta. Colombia.
Quiñonez, J. (2012). Más de 50 de las mejores herramientas online para profesores. Recuperado de https://wwwhatsnew.com/2012/11/12/50-mejores-herramientas-online-para-profesores/.
Rodríguez, A. (2000). Comunicación en las redes sociales. Universidad de Salamanca. Salamanca. España
Rodríguez, A. y Yulianov, E. (2010); Redes virtuales para la gestión del conocimiento: El caso de las universidades. En: Revista del Centro para la gestión del conocimiento en la universidad, Universidad del País Vasco, 427-439
Ruiz, J. y Danvila, I. (2013). Las nuevas tecnologías como herramientas que facilitan la educación formativa en la educación.
Santamaría, F. (2006). La Web 2.0: características, implicancias en el entorno educativo y algunas de sus herramientas. Seminario Internacional Virtual Educa Cono Sur. Dpto de Matemáticas. Universidad de León. Madrid. España.
UNESCO. (1998). La educación superior en el siglo XXI: Visión y acción. En http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm [fecha de consulta: 26 de enero de 2013].
UNESCO. (2004). Las tecnología de las información y la comunicación en la formación docente. Guía  de planificación.  En http://unesdoc.unesco.org/images/0012/001295/129533s.pdf [fecha de consulta: 22 de abril de 2017].
Valenzuela, R. (2013). Las redes sociales y su aplicación en la educación. Revista Digital Universitaria, Volumen 14.
Vallin, J. (2014). Las herramientas  académicas  actuales inhiben el aprendizaje. Revista Líder Empresarial. Universidad Complutense de Madrid. Madrid. España. 

* Ingeniero en Sistemas. Magister en Informática aplicada. Profesor Universitario

** Ingeniero de Empresas. Magister en Formulación, evaluación y gestión de proyectos sociales y productivos. Profesor universitario

*** Licenciada en Ciencias de la Educación. Especialización en Comercio y administración. Doctora en Contabilidad superior y auditoría, CPA. Profesor universitario

**** Licenciada en Educación Parvularia. Especialista en Gerencia Educativa. Magister en Gerencia Educativa.


Recibido: 26/08/2017 Aceptado: 08/09/2017 Publicado: Septiembre de 2017

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.
Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.
Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.
El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.
Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.
Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.
Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, escriba a lisette@eumed.net.
Este artículo es editado por Servicios Académicos Intercontinentales S.L. B-93417426.