Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


INCIDENCIA DE LA FORMACIÓN PEDAGÓGICA DE LOS DOCENTES UNIVERSITARIOS EN RESULTADOS DE APRENDIZAJE

Autores e infomación del artículo

Julio Ernesto Mora Aristega*

Orlanda Lourdes Colina Gonzalvo**

Otilia Maritza Delgado Freire***

Magdalena Rosario Huilcapi Masacón ****

Joffre Vicente León Acurio *****

Universidad Técnica de Babahoyo, Ecuador

jmora@utb.edu.ec

RESUMEN:
En Ecuador la educación superior obedece al Reglamento de Régimen Académico, emitido por el CES, en consecuencia el trabajo que se realiza concluye en la educación y formación de los estudiantes que día a día asisten a las aulas a recibir las clases por parte de los docentes, en cada una de las tantas especialidades  que se ofertan en Ecuador es la administración de empresas o afines, en este contexto  participan los actores del quehacer educativo, los maestros y los alumnos que en realidad son los protagonista de su formación.
Muchos  factores determinan que el aprendizaje se concluya, y se vea reflejado en los logros de aprendizaje establecidos en las carreras de pregrado; para llegar a este fin intervienen: la predisposición y motivación que tenga el estudiante para analizar, comprender y comprometerse con su carrera; así como también el compromiso de enseñar y formar que tenga el docente, para esto diversos autores consideran que la formación pedagógica que tengan es sumamente importante dentro del aula, para que el docente conozca, comprenda y aplique diversos métodos y varias técnicas que le permitan desarrollar un aprendizaje que vaya en favor de su formación que le ayude a resolver problemas de la sociedad y de la vida contemporánea.
La normativa actual atribuye gran importancia a la disciplina de formación que es la que prevalece al momento de asignar una materia para que el profesional administrativo la imparta a los estudiantes en formación, dejando de lado la formación pedagógica y didáctica para que cumpla con éxito la tarea encomendada; a través de esta investigación se ha logrado establecer que la formación pedagógica de los docentes de especialidad técnica es importante al momento de impartir las clases, para que estas logren el cometido que se espera.
PALABRAS CLAVES: Formación; pedagogía; resultados; educación superior.
ABSTRACT
In Ecuador, higher education obeys the Regulation of Academic Regime, issued by the ESC, consequently the work done is concluded in the education and training of students who day after day attend the classes to receive classes by teachers, In each of the many specialties that are offered in Ecuador is the administration of companies or related, in this context participate the actors of the educational task, the teachers and the students that in fact are the protagonist of their formation.
Many factors determine that learning is completed, and reflected in the learning achievements established in administrative careers; In order to reach this goal they intervene: the predisposition and motivation that the student has to analyze, understand and commit to his career; As well as the commitment to teach and train the teacher, for which various authors consider that the educational training they have is extremely important in the classroom, so that the teacher knows, understands and applies various methods and techniques that allow him to develop A learning that goes in favor of his formation that helps him to solve problems of the society and the contemporary life.
The current regulations attach great importance to the training discipline that prevails when assigning a subject for the administrative professional to give to students in training, leaving aside educational and didactic training to successfully accomplish the task Commissioned; Through this research it has been possible to establish that the pedagogical training of the teachers of technical specialty is important at the moment of giving the classes, so that they achieve the expected task.
KEYWORS: Training; pedagogy; Results; higher education

 


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Julio Ernesto Mora Aristega, Orlanda Lourdes Colina Gonzalvo, Otilia Maritza Delgado Freire, Magdalena Rosario Huilcapi Masacón y Joffre Vicente León Acurio (2017): “Incidencia de la formación pedagógica de los Docentes Universitarios en resultados de aprendizaje”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (septiembre 2017). En línea:
http://www.eumed.net/rev/atlante/2017/09/formacion-pedagogica-docentes.html
http://hdl.handle.net/20.500.11763/atlante1709formacion-pedagogica-docentes


INTRODUCCIÓN
La Universidad Técnica de Babahoyo está formada por cuatro facultades, entre ellas la FAFI, Facultad de Administración, Finanzas e Informática, que se constituye de tres escuelas y tres carreras vigentes hasta ahora, en ella aproximadamente trabajan ciento diez  profesionales de formación técnica y administrativa que desempeñan tareas de docentes, la formación profesional del noventa por ciento de los docentes es netamente técnica  y no pedagógica, situación que puede provocar ciertas falencias en el proceso de interaprendizaje. (Andrade Carrillo , 2011)
Este trabajo de investigación se ha centrado en determinar los problemas de aprendizaje surgidos en el aula a raíz del proceso de interaprendizaje, se direcciona determinar cuáles son las  consecuencias de la falta de formación pedagógica existente en los docentes de la facultad de Administración, Finanzas e Informática, que se encarga de formar profesionales técnicos, pero por esto no se debe descuidar el proceso de enseñanza, ya que el aprendizaje va en proporción al proceso mental y formativo a través del cual se realice. (Brunner, 2014, pág. 19)
Cuando el docente no tiene las habilidades necesarias para llegar al estudiante y potencializar las competencias profesionales que necesita un ingeniero comercial, un ingeniero en sistemas o un ingeniero en contabilidad y auditoría, los resultados se ven reflejados en el profesional, cuántos vacíos suelen quedar en el conocimiento de los estudiantes, cuantas competencias no se han desarrollado en porque el proceso de aprendizaje no ha sido el adecuado y cuantos estudiantes han notado que necesitan más, pero el maestro no puede llegar a desarrollar ese potencial que tiene el alumno, es por ello que los psicólogos se han preocupado por el estudio de una actividad modificadora de la conducta y han formulado una ciencia que se ocupa de ella denominada: Psicología del Aprendizaje. (De la Mora Ledesma, 2007, pág. 7)
Para que el proceso de interaprendizaje  se convierta en el ideal y se pueda lograr es necesario que el alumno adquiera conocimientos acompañados de destrezas profesionales y habilidades, es allí en este escenario que la formación pedagógica del docente es necesaria para contribuir al logro de estas condiciones y mejorar los niveles de aprendizaje de los alumnos, entre en juegos y tome el papel protagónico en la guía del trabajo a realizarse sobre todo en materias de índole administrativo y técnico. La formación pedagógica que un profesional administrativo tenga es importante para el desarrollo de los procesos de enseñanza - aprendizaje, acompañados claro de la experiencia profesional y la relación que a través de la misma haya formado durante su vida empresarial, los escenarios reales colocan a un docente dedicado a la educación por muchos años, pero con un nivel administrativo real deficiente, lo que afecta los logros de aprendizaje de manera significativa. La formación docente se concibe como el proceso permanente de adquisición, estructuración y reestructuración de conocimientos, habilidades y valores para el desempeño de la función docente. (Caceres Meza, 2013).
Esta trabajo radica en analizar la forma como se llevan a cabo los procesos de enseñanza aprendizaje desde el punto de vista de diversos autores, conferencista y la opinión de los expertos de cómo mejorar los niveles de instrucción a través del fiel reflejo en los logros de aprendizaje de los estudiantes de las carreras administrativas y técnicas, generados de procesos de educación ideales al frente de los docentes universitarios; la exigencia contradictoria que hacen las facultades de ciencias administrativas y contables a sus docentes de ser empresarios exitosos y ejemplarizantes al mismo tiempo que académicos consagrados lo cual es difícil de alcanzar por los docentes. (Molina Roa & Sierra Morales, 2016).
La actividad del profesor ha sido y seguirá siendo un aspecto de estudio de la pedagogía y  la didáctica,  cada vez es más evidente su papel de facilitador en la calidad del proceso de enseñanza aprendizaje y en la educación en general. (Caceres Meza, 2013, pág. 19), las carreras administrativas requieren de profesionales de alto nivel que conviertan  sus acciones en  eslabones del aprendizaje y así elevar el nivel de cumplimiento de los logros de aprendizaje de las asignaturas administrativas y empresariales de la actualidad; por ende la enseñanza de estas disciplinas no puede entenderse más que en relación al aprendizaje; y esta realidad relaciona no sólo a los procesos vinculados a enseñar, sino también a aquellos vinculados a aprender. (Meneses Benítez, 2014, pág. 24)
El Reglamento de Régimen Académico según su artículo cuatro señala que: el régimen académico de la educación superior se organiza a partir de los niveles de formación de la educación superior, la organización del conocimiento y los aprendizajes, la estructura curricular y las modalidades de aprendizaje o estudio de las carreras y programas que se impartan. (Consejo Universitario, 2005, pág. 47).
Las escuelas y universidades son fruto de un complejo proceso histórico de unificación  a lo largo de los siglos en que han tenido que ver, entre muchos otros, diversos factores económicos, científicos, religiosos, militares y políticos que se reflejan en el quehacer docente a través de dicotomías tales como: Teoría vs. Práctica, Saber vs. Operación, Forma Vs. Contenido; Pedagogía vs. Didáctica; Academia vs. Empresa; Experiencia vs. Conocimiento;  que generan angustia profesional en los maestros de las universidades en la medida que la forma organizativa no coincide con las bondades y exigencias del contenido pedagógico, y a la inversa; la relación tensa en la que se ven involucrados los maestros de las ciencias administrativas según (Saldarriaga, 2014, pág. 34).
La exigencia contradictoria que hacen las facultades de ciencias administrativas y contables a sus docentes de ser empresarios exitosos y ejemplarizantes al mismo tiempo que académicos consagrados lo cual es difícil de alcanzar por los docentes; el aislamiento, con respecto al mundo empresarial, en el que entran algunos profesores cómo consecuencia de su quehacer docente e investigativo que les obliga a perder actualidad, contactos y visión fáctica del contexto empresarial local. (Saldarriaga, 2014, pág. 35).
Siempre ha existido alguna forma de preparación de profesores, siendo probablemente la observación e imitación de un maestro, la más antigua de todas. Si se define la formación del profesorado simplemente como educación de aquellos que llegan a ser maestros, su historia es prácticamente coincidente con la educación misma. Aparte de los consejos y principios acerca de cómo enseñar, escritos por grandes maestros como Quintiliano, Vives, Erasmo, Montaigne o Comenio, las escuelas superiores y las universidades medievales elaboraron un primer esquema formativo de sus profesores, consistente en la superación de los exámenes para la obtención de los grados académicos, que abrían la puerta de la docencia. (De la Orden, 2011)
El título de “Maestro” constituía el certificado de admisión al gremio de los profesores profesionales. La herencia de este esquema ha caracterizado hasta muy recientemente la formación del profesorado de enseñanza universitaria y aún pueden detectarse sus rasgos en la actualidad. (García Fernández, 2010, pág. 45) cuando no se evalúa su competencia pedagógica y didáctica previo a establecer una relación laboral porque se asume que por el hecho de ser profesional maneja correctamente la disciplina y por lo tanto la transferencia de la información, dándole una gran importancia a la parte conceptual y desvalorizando la formación pedagógica que se supone coadyuvaría a cumplir los logros de aprendizaje establecidos en las carreras administrativas y contables. (De la Orden, 2011)
El nivel superior de enseñanza afronta demandas y desafíos que exigen revisar la formación del profesor universitario, el cual debe tener un profundo dominio de la especialidad que imparte pero también una sólida formación pedagógica, que le posibilite realizar de una manera más eficiente su labor educativa, numerosos estudios e investigaciones dan cuenta de la importancia de la formación pedagógica del docente universitario; sin embargo en las instituciones universitarias del Ecuador, dicha formación ha perdido relevancia, ya que se privilegia la formación disciplinar. Al respecto, se coincide con Santana en que, si se pretende que el docente pueda afrontar la avalancha de cambios influyentes en el sistema educativo, es necesario cimentar su potencial pedagógico. (Moscoso Merchán & Hernández Díaz , 2015).
En el proceso de enseñanza – aprendizaje de las ciencias administrativas se presentan problemas que pueden ser resueltos solamente con el sistema de conocimientos y habilidades que posee el estudiante, en este escenario la actuación del docente universitario es vital, por ello la formación pedagógica que tenga a través de la cual apliquen procedimientos didácticos adecuados contribuye a la solución de la problemática. (Vivero Reyes, 2010, pág. 53).
En el contexto descrito en el párrafo anterior en las universidades que se ofertan carreras tales como: ingeniería comercial, ingeniería en contabilidad y auditoría, licenciaturas en comercio, ingeniería en gestión administrativa, ingeniería en administración de empresas; solo por citar algunas; en función de la naturaleza de estas carreras se dictan asignaturas como: administración, economía, gestión, negociación, contabilidad, análisis financiero; que son aquellas que representan la esencia misma de los profesionales formados con sólidos conocimientos administrativos para dirigir las empresas.
De todos los profesionales que laboran en las carreras de naturaleza administrativa solo unos cuantos  tiene una formación de pregrado y posgrado de tipo pedagógica, de esta forma se determina que la mayoría no posee una formación pedagógica enfatizada en didáctica que propenda  a incrementar el nivel de cristalización de los logros de aprendizaje.
Las disciplinas o ciencias administrativas que hacen referencia a estudios en instituciones de educación superior son las citadas anteriormente; por lo general son impartidas por docentes que tienen títulos de pregrado y postgrado (Consejo de Educación Superior, 2015) con los perfiles necesarios, es decir economistas,  ingenieros en administración de  empresas, licenciados en ciencias empresariales, entre otros; en ellos la formación de pregrado y de posgrado obligatoria para poder ejercer la cátedra,  determina las asignaturas a impartir; en este contexto siendo la pedagogía, una disciplina que tiene por objeto el planteo, estudio y solución del problema educativo, le corresponde determinar los factores que intervienen en el interaprendizaje, como por ejemplo, el ambiente, el currículo y por supuesto  la formación del profesional que imparte la asignatura, los cuales afectan significativamente los logros de aprendizaje. (Arturo Lemus, 1973)
Los logros de aprendizaje enuncian de manera detallada los conocimientos que los estudiantes deben tener, la capacidad de aplicarlos y el comportamiento y actitudes que deben practicar al obtener su grado académico; los resultados de aprendizaje concretan y detallan el perfil de egreso definido por la carrera;; bajo estas condiciones los objetivos a lograr o la competencia a desarrollar deben estar claras, deben ser comprendidas por el docente y todas las acciones que se ejecuten en el escenario pedagógico deben apuntar a su realización en un marco de calidad y calidez. (CEAACES, 2016)
Es necesario conocer la afectación que tienen los estudiantes al momento de recibir una cátedra de una persona que no ha recibido formación pedagógica y por ende sus conocimiento y recursos didácticos son mínimos y que imparte el contenido de la misma forma que lo recibió sin discriminar si es la adecuada o no; o de la forma que mejor estima, el proceso de interaprendizaje puede tornarse complejo y el profesional responsable del mismo puede ignorarlo, lo que lleva a tener un efecto directo en los logros de aprendizaje, cuyo nivel no va a ser el esperado; al mismo tiempo existen profesionales que sin tener la preparación pedagógica guían proceso de enseñanza - aprendizaje con un éxito total, lo que garantiza el conocimiento y una total abstracción de los logros de aprendizaje por parte de los estudiantes.
El proceso de enseñanza – aprendizaje es el procedimiento mediante el cual se transmiten conocimientos especiales o generales sobre una materia, sus dimensiones en el fenómeno del rendimiento académico a partir de los factores que determinan su comportamiento; la forma en que se lleva a cabo es decir la metodología que se emplea para ejecutarlo cobra gran importancia, siendo la transferencia en el aprendizaje el fenómeno mediante el cual un aprendizaje realizad de forma significativa tiene una especial incidencia positiva en aprendizajes posteriores del mismo ámbito, facilitando el proceso de adquisición de estos. (Díaz Lucea, 1999, pág. 81)
Cuando se intenta encontrar las causas que determinan un bajo nivel en logro de los aprendizaje se apunta hacia los programas de estudio, la masificación de las aulas, la falta de recursos de las instituciones y raras veces al papel de los maestros y su actitud de creer que su responsabilidad acaba donde empieza la de los alumnos; en virtud de este antecedente se considera que la profesionalización de la docencia tiene como objetivo hacer de esta actividad, una profesión, una carrera; de tal forma que el ingeniero, el contador, el agrónomo, el arquitecto, el economista;   independientemente de su formación inicial, puedan convertirla en una forma de vida, sin embargo a más de los conocimientos, se necesita la voluntad para enseñar y formar a los alumnos, sobre todo en el nivel superior en el que las competencias a desarrollar son diferentes.
La preparación corresponde al reto que asume todo profesional para convertirse en guía de un grupo de jóvenes que día a día asisten a las aulas para formarse, pero  ¿qué pasa cuando el profesional no tiene la preparación pedagógica adecuada? la pregunta conlleva a varias respuestas, entre ellas: como primera que el colectivo en formación no se interese por el aprendizaje de las ciencias administrativas porque la forma en que se abordan los contenidos no es la adecuada. (Benedito Antolí, 2013)
A los docentes de las universidades se le ha concedido un espacio que muy pocos profesionales tienen, porque este espacio es social y  laboral al mismo tiempo, ya que se interactúa con personas en formación, lo cual les obliga a responsabilizarse de esta tarea profesional de formar, no solo de entregar contenidos e información sino de establecer una relación entre los contenidos y la sociedad; este trabajo tiene que realizarse con criterio propio e independencia de las voluntades ajenas, basados en los principios pedagógicos (Freire , 1982, pág. 45).
Como consecuencia de las reflexiones que Freire realizó a la sociedad y en coherencia con su opción política, crea un tipo de educación completamente diferente a la establecida tradicionalmente, porque confía plenamente en la posibilidad de un mundo mejor y una sociedad más humana, objetivo que según él se puede lograr a través de la educación problematizadora como transformadora de la conciencia ingenua a la conciencia crítica, para ello estableció principios pedagógicos que se deben cumplir en los procesos de enseñanza – aprendizaje. (Freire , 1982)

  • Educar con el objetivo de que el educando conozca su realidad de manera crítica.
  • Relación educador – educando y su contexto.
  • Papel del educador dentro de la pedagogía crítica.
  • La educación como práctica política.
  • Relación escuela, educación y sociedad.

Considera que en la medida en la que se va dando responsabilidad a las personas, en esa medida se va haciendo más participativo. Este también es uno de los principios pedagógicos de la recreación dirigida, impulsado por Freire y muy utilizado en la enseñanza de las ciencias administrativas como un recurso didáctico de gran valor. (Freire , 1982)
La autocrítica de servicio  hace referencia al prestigio profesional que como docente debe tener para proyectar en los estudiantes esa imagen a seguir que necesitan, en las áreas administrativas es fundamental la relación entre la práctica profesional y los contenidos programáticos planteados en el silabo, los cuales están en función de la cultura del entorno y son pertinentes al entorno y al tiempo en que se abordan. (Freire , 1982)
El profesor ha de ser un conocedor de la disciplina que desarrolla, un especialista en el campo del saber, permanentemente abierto al camino de la investigación y a la actualización del conocimiento, pero ha de saber, también, qué es lo que sucede en el aula, cómo aprenden los alumnos, cómo se puede organizar para ello el espacio y el tiempo, qué estrategias de intervención pueden ser más oportunas en ese determinado contexto; con estas indicaciones se comprueba que un atenuante para la solución del problema educacional es la formación pedagógica con énfasis en didáctica. (Santos Guerra, 2003, pág. 78) 
En la Universidad, se asume como propósito fundamental del proceso educativo, el buscar y difundir el saber, formando recursos humanos de alto nivel académico, mediante el enriquecimiento continuo del conocimiento, la práctica, el análisis, la crítica, la síntesis y propuesta de soluciones a problemas específicos aplicando las experiencias adquiridas, procurando al mismo tiempo la incorporación a la sociedad de la especialización docente. (Carrillo Andrade, 2015).
Para que la Universidad pueda cumplir sus tareas académicas, laborales e investigativas requiere de profesores preparados, que no sólo sepan el contenido científico, sino que sepan enseñar lo que necesita la sociedad, de aquí la necesidad de que en la universidad se enseñe a los profesores a educar , para que los estudiantes aprendan a aprender. (Caceres Meza, 2013, pág. 27).
El fortalecimiento pedagógico enfocado a la didáctica a la hora de trabajar en la enseñanza de  ciencias administrativas es fundamental para lograr los objetivos deseados, esos objetivos son los logros de aprendizaje que cada asignatura o nivel han establecido; el actual sistema educativo considera de suma importancia los materiales y recursos didácticos y su utilización sistemática por parte del profesor. En las ciencias administrativas, estos elementos se han convertido en un factor casi necesario e imprescindible para el incremento de los logros de aprendizaje  y para poder desarrollar plenamente todas las actividades de enseñanza-aprendizaje propias del área. En última instancia, los recursos didácticos facilitan la comunicación entre docentes y alumnos. (Blanco Sánchez, 2012, pág. 45).
En la encuesta aplicada a los docentes, se determina información relevante respecto a la forma en que se llevan los procesos de interaprendizaje en esta institución y la importancia del mismo y de los resultando generados a partir de esta praxis.
El 94% de los estudiantes encuestados consideran  que sus maestros deberían  mejorar su  formación pedagógica, situación que permitirá mejorar sus niveles de aprendizaje y por ende contribuir a la formación de sus competencias y al logro de los resultados de aprendizaje exigidos por la institución.
La mayoría de los docentes manifiesta  haber sido evaluado muy rara vez durante el desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje, lo que deriva en una falta de control por el desarrollo educativo, la evaluación del proceso ha sido más informal y genera que el proceso de interaprendizaje no se optimice y no alcance los resultados esperados.
Cuando los docentes han sido evaluados por pares académicos, no se han socializado los resultados, acción que no ha permitido que se conozcan las debilidades y se tomen acciones pertinentes para corregirlas, como no se ha hecho el proceso de interaprendizaje no se ha fortalecido y muy poco ha sido el aporte hacia la consecución de los resultados de aprendizaje de las asignaturas y de las carreras.
Los  docentes en su mayoría consideran que los contenidos de los programas académicos aplicados por ellos en el proceso de enseñanza – aprendizaje, contribuyen en cierta parte al desarrollo de las competencias profesionales de las diversas carreras, pero reconocen también que la forma en que los abordan no siempre es la adecuada, debido a que desconocen los métodos y las técnicas de enseñanza, para ello la institución deberá proveer de un proceso continuo de formación que les permita desarrollarse en el ámbito educativo y formativo.
El 83% de los  docentes manifiesta aplicar técnicas de enseñanza que contribuyen según su criterio a mejorar los resultados de aprendizaje de los alumnos, así mismo manifiestan que son técnicas que han leído en alguna parte y que son producto en algunos casos de experiencias pasadas en que surtieron algún efecto positivo y contribuyeron al incremento de los logros de aprendizaje.
La totalidad de los  docentes manifiesta que rara vez han recibido capacitación en áreas pedagógicas, denotando un desinterés por el desarrollo de los procesos de interaprendizaje tanto personal, profesional e institucionalmente, de la misma forma indican que cuando han recibido esta no ha tenido la calidad suficiente por ende no ha generado mayor impacto en el proceso de enseñanza – aprendizaje y la contribución hacia los resultados de aprendizaje planteados no se ha incrementado.
La mayoría de los  docentes no ha considerado estudiar pedagogía para mejorar los procesos de enseñanza – aprendizaje, ya que su prioridad es realizar estudios en su especialidad, al desempeñarse en carreras netamente técnicas y administrativas los docentes optan por realizar capacitaciones en la áreas de especialidad, porque a su juicio generan mayores beneficios para la institución y los alumnos.
El 83% de los encuestados consideran que solo en ciertas ocasiones las  metodologías que utilizan son efectivas y logran los resultados esperados en los estudiantes, aumentando su nivel de aprendizaje, en otras ocasiones las improvisadas técnicas no prestan mayor beneficio.
El 86% de los encuestados consideran que el aporte de la institución a mejorar su formación pedagógica  es mínimo, lo que no permite mejorar los procesos de interaprendizaje; consideran que de existir mayor formación de calidad en este aspecto, la situación mejoraría tanto para los docentes como para los alumnos.
El 77% de los encuestados consideran no siempre les resulta fácil lograr los resultados de aprendizaje, que se han planificado para la clase, debido a que en su mayoría no tienen la formación pedagógica suficiente para lograr enfrentar los retos educativos del quehacer en el aula de clases.
El 94% de los docentes encuestados consideran  que sería importante que la institución emprenda un plan que permita lograr la capacidad pedagógica de los maestros de la institución, puesto que tienen la predisposición de aprender verdaderas técnicas de enseñanza que ayuden a generar altos resultados de aprendizaje.
Uno de los jueces más importantes en el desarrollo de una clase y su valoración imparcial, son los estudiantes, los cuales al haber sido encuestados proporcionan la siguiente información:
El 83% de los estudiantes encuestados consideran  que sus maestros no siempre logran los resultados esperados en cada una de sus clases, debido a que sus técnicas de abordaje de los temas carecen de iniciativa y motivación.
El 77% de los estudiantes encuestados consideran  que los procesos de formación propiciados por sus maestros no siempre son los adecuados, de la misma forma manifiesta que la institución debería mejorarlos a través de capacitaciones continuas y evaluadas que les ayuden a mejorar día con día en su trabajo.
El 68% de los estudiantes encuestados consideran  que la evaluación aplicada por sus maestros reflejan en un grado medio los conocimientos que realmente tienen, sin embargo los grados de complejidad son altos, pero que no se direccionan a lo que realmente deben conocer de sus especialidades.
La mayoría de los estudiantes encuestados consideran  que los procesos de formación contribuyen en un grado medio a  formación de sus habilidades y competencias que las carreras profesionales exigen, sin embargo reconocen el potencial de sus maestros, pero manifiestan que podrían mejorar los procesos de formación.
El 60% de los estudiantes encuestados consideran  que los contenidos de las asignaturas contribuyen a su formación y son de aplicación práctica, sin embargo el porcentaje que considera lo contrario también es representativo, esto revela una alerta para la institución que indica que se deben revisar los contenidos de manera urgente a fin de determinar el grado de contribución al logro de los resultados de aprendizaje.
En función de la información obtenida de las fuentes involucradas en el proceso de aprendizaje; el profesor de ciencias administrativas ha de provocar proceso de aprendizaje en el aula; conocer la dinámica de las mismas, seleccionar y organizar los contenidos, facilitar el surgimiento y la formulación de interrogantes, alimentar la discusión y el debate, establecer relaciones positivas, evaluar el trabajo de los alumnos y facilitar la búsqueda y construcción con sus alumnos del conocimiento científico; por supuesto, que esta acción es compatible con buenas exposiciones y visiones de síntesis del profesor dada la amplitud de la cultura y del conocimiento científico que hay que introducir en la formación universitaria. (Benedito Antolí, 2013, pág. 6)
Para aprender a mejorar su práctica profesional, el docente de ciencias administrativas ha de constatar  sus teorías previas con las evidencias  de una reflexión rigurosa sobre su quehacer; la reflexión sobre su proceso de aprendizaje permanente  que constituya el eje de formación profesional; la indagación y la revisión ha de plantearse tanto sobre el conocimiento científico como sobre el modo de transmitirlo o elaborarlo sobre las condiciones en que ese proceso se desarrolla, es decir sobre su práctica pedagógica. (Benedito Antolí, 2013, pág. 7).
Se deben tomar medidas adecuadas en materia de investigación, así como de actualización y mejora de sus competencias pedagógicas mediante programas adecuados de formación del personal, que estimulen la innovación permanente de los programas de estudio y los métodos de enseñanza aprendizaje, y que aseguren condiciones profesionales apropiadas a los docentes a fin de garantizar la excelencia de la investigación y la enseñanza. (Unesco, 2012, págs. 2-3).
CONCLUSIONES:

  • En el proceso de obtención de nuevos conocimientos, y en su vida en general, el estudiante se enfrenta sistemáticamente a diversos problemas cuya solución puede, a su vez, generar otros problemas, la guía del docente es de vital importancia para ello, en consecuencia la finalidad prioritaria de la formación pedagógica permanente a los docentes universitarios que imparten ciencias administrativas es favorecer el aprendizaje de los estudiantes a través de la mejora de la actuación del docente y contribuir significativamente a mejorar los resultados de aprendizaje.
  • Indiferente a la formación pedagógica del docente  universitario que imparte ciencias administrativas y técnicas,  su voluntad y su trabajo están encaminados a elevar el nivel de los logros de aprendizaje y en consecuencia la calidad de la educación, pero no lo pueden hacer porque su preparación didáctica y pedagógica no es la óptima, por lo tanto se considera que la constante actualización pedagógica con un enfoque didáctico es una herramienta que apoya el proceso de enseñanza – aprendizaje y que incrementa el nivel de cumplimiento de los logros de aprendizaje.
  • El nivel de formación pedagógica de los docentes de disciplinas administrativas y técnicas debe estar bien determinado a fin de realizar grupos de trabajo que generen mayor aprendizaje en aspectos pedagógicos y didácticos, el efecto multiplicador es un factor que en este tipo de falencias ayuda para que los docentes con experiencia pedagógica compartan sus experiencias con los docentes recientes en esa tarea de formar y lograr que el estudiante adquiera los niveles de aprendizaje requeridos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
Andrade Carrillo , C. (2011). Formación del Docente Universitario. Babahoyo: Universidad Técnica de Babahoyo.
Arturo Lemus, L. (1973). Pedagogía, Temas Fundamentales. Madrid, España: Kapelusz.
Benedito Antolí, V. (2013). Desarrollo del Profesional Universitario. Pedagogía y Didáctica, 89 - 98.
Blanco Sánchez, M. I. (2012). Recursos didácticos para fortalecer la enseñanza-aprendizaje de la economía. Valladolid.
Brunner, J. (2014). El Proceso Mental en el Aprendizaje. Marid, España: Narcea.
Caceres Meza, M. (2013). La formación pedagógica del docente Universitario. Una propuesta en el proceso de profesionalización docente. Universidad Cienfuegos de Cuba, 100 - 115.
Carrillo Andrade, C. (2015). Formación Pedagógica de Docente. Babahoyo, Ecuador: CEPOS.
CEAACES. (2016). Modelo General para la Evaluación de Carreras con Fines de Acreditación por el CEAACES. Quito.
CES, C. (2015). Reglamento de Régimen Académico. Quito, Ecuador.
Consejo de Educación Superior. (2015). Reglamento de Régimen Académico. Quito, Ecuador.
Consejo Universitario, U. (Diciembre de 2005). Reglamento Académico. Babahoyo.
De la Mora Ledesma, J. (2007). Psicología del Aprendizaje. Madrid: Progreso S.A.
De la Orden, A. (2011). Un problema inaplazable: La Formación Profesional del Profesor. Facultad de Filosifía de la Universidad Complutense de Madrid, 1 - 16.
Díaz Lucea, J. (1999). La Enseñanza y Aprendizaje de las Habilidades y Destrezas Motrices Básicas. Zaragosa: Inde Publicaciones.
Freire , P. (1982). Cartas a Guinea Bissau. Apuntes de una experiencia pedagógica en proceso. (Quinta ed.). México: Siglo XXI.
García Fernández, M. D. (2010). Modelos de formación y perfil del profesorado universtario: Competencias y diferentes estilos. Doctrina Pedagógica, 100 - 112.
Meneses Benítez, G. (2014). Interacción y aprendizaje en la Universidad. Univertisi Rovira i Virgili, 4 - 35.
Molina Roa, N. A., & Sierra Morales, O. A. (2016). Espacios Colaborativos para la Enseñanzas de las Ciencias Administrativas y Contables: Un Reto a las Tensiones Históticas de la Universidad Latinoamericana. Horizontes Pedagógicos , 18(1), 58 - 72.
Moscoso Merchán , F., & Hernández Díaz , A. (2015). Formación pedagógica del docente universitario, un reto del mundo contemporáneo. Revista Cubana en Educación Superior, 34(3).
Saldarriaga, O. (2014). Oficio de maestro, saber pedagógico y prácticas culturales en Colombia, siglos XIX al XX. Pedagogía.
Santos Guerra, M. A. (2003). Dime cómo evaluas y te diré que tipo de profesional eres. Enfoques Educacionales, 69 - 80.
Unesco. (2012). Conferencia Mundial sobre la Educación Superior., (págs. 2-3). Habana.
Universitario, C. (Diciembre de 2005). Reglamento Académico. Babahoyo.
Vivero Reyes, O. (2010). Un modelo para la enseñanza - aprendizaje de las ciencias, basado en la solución de problemas. Docencia Universitaria, 112 - 118.

*Contador Público Auditor, Licenciado en Ciencias de la Educación; Magister en Administración de Empresas, Magister en Contabilidad y Auditoría, Magister en Gestión de Recursos Humanos, Magister en Docencia y Currículo; Docente Titular Agregado de la Universidad Técnica de Babahoyo de la asignatura de Contabilidad; Presidente de la Comisión de Investigación Científica y de la Unidad de Titulación de la Facultad de Administración, Finanzas e Informática de la Universidad Técnica de Babahoyo. (Los Ríos-Ecuador). jmora@utb.edu.ec

** Profesora de Segunda Enseñanza en la Especialización de Literatura y Castellano; Licenciada en Ciencias de la Educación Especialización Literatura y Castellano; Magister en Docencia y Currículo, Docente Titular Principal de la Universidad Técnica de Babahoyo de la asignatura de Lenguaje y Comunicación en la Facultad de Administración, Finanzas e Informática de la Universidad Técnica de Babahoyo. (Los Ríos-Ecuador).ocolina@utb.edu.ec

*** Licenciada en Ciencias Sociales y Políticas, Abogada de los Tribunales y Juzgados de la República del Ecuador, Diploma en Docencia Superior, Magister en Docencia y Currículo, Docente Titular Principal de la Universidad Técnica de Babahoyo de la asignatura de Ético – Jurídico en la Carrera de Enfermería en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Técnica de Babahoyo (Los Ríos-Ecuador).odelgado@utb.edu.ec

**** Ingeniera Comercial, Diplomado Superior en Diseño Curricular por Competencias, Diploma Superior en Investigación de la Educación a Distancia, Magister en Administración de Empresas, Magister en Docencia y Currículo, Docente Titular Agregado de la Universidad Técnica de Babahoyo de la asignatura de Administración; Coordinadora de la Comisión de Evaluación de la Carrera de Ingeniería Comercial y miembro de la Unidad de Titulación de la Facultad de Administración, Finanzas e Informática de la Universidad Técnica de Babahoyo. (Los Ríos-Ecuador).mhuilcapi@utb.edu.ec

***** Ingeniero en Sistemas, Diploma Superior en Sistemas de Información Empresarial, Especialistas en Redes de Comunicación y Datos, Magister en Informática Empresarial; Docente Titular Agregado de la Universidad Técnica de Babahoyo de la asignatura de Auditoría de Sistemas; Coordinador de la Comisión de Vinculo de la Carrera de Ingeniería en Sistemas y miembro de la Unidad de Titulación de la Facultad de Administración, Finanzas e Informática de la Universidad Técnica de Babahoyo.jvleon@utb.edu.ec


Recibido: 06/09/2017 Aceptado: 11/09/2017 Publicado: Septiembre de 2017

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.
Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.
Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.
El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.
Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.
Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.
Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, escriba a lisette@eumed.net.
Este artículo es editado por Servicios Académicos Intercontinentales S.L. B-93417426.