Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


CAUSAS Y CONSECUENCIAS QUE ORIGINAN LA AGRESIVIDAD EN LOS ALUMNOS DE EDUCACIÓN PREESCOLAR Y SU IMPACTO EN SU BIENESTAR EMOCIONAL

Autores e infomación del artículo

Perla Xóchitl Hernández Luviano *

UNID, Mèxico

perlaxo86@gmail.com

Resumen
Este articulo tiene la finalidad de dar a conocer las causas y factores que generan en los niños preescolares la agresividad manifestada hacia sus compañeros, familiares y docentes con los que conviven, según investigaciones realizadas en base a la agresividad en niños y niñas esta agresión se da a partir de algunos factores involucrados, tales como el contexto social, la familia y la escuela.
Palabras clave: Agresividad, Comportamientos agresivos, Contexto social, Escuela y Familia.
Abstract
This article has the purpose of publicizing the causes and factors that generate in the preschool children the aggressiveness manifested towards their peers, relatives and teachers with whom they coexist, according to research carried out based on aggression in children and this aggression is given from some factors involved, such as the social context, the family and the school.
         Keywords: Aggressiveness, Aggressive Behaviors, Social Context, School and Family.

 


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Perla Xóchitl Hernández Luviano (2017): “Causas y consecuencias que originan la agresividad en los alumnos de educación preescolar y su impacto en su bienestar emocional”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (septiembre 2017). En línea:
http://www.eumed.net/rev/atlante/2017/09/agresividad-alumnos-preescolar.html
http://hdl.handle.net/20.500.11763/atlante1709agresividad-alumnos-preescolar


En la actualidad existen diferentes causas que originan la agresividad en los alumnos de educación preescolar y que estas a su vez impactan en el bienestar emocional de los pequeños, una de estas causas es el tipo de familia al que pertenecen, ya que no todos tiene la fortuna de encontrarse en un núcleo familiar sólido y estable conformado de mamá, papá e hijos, ya que en algunos casos solo se cuenta con una persona como tutor,  sin embargo otros pertenecen a familias donde sus madres son solteras o divorciadas, lo que hace que no muestren el mismo afecto, cariño y tiempo por sus hijos, esto hace que los alumnos dentro de las instituciones educativas  reaccionen de forma negativa  o agresiva a diferentes situaciones dentro del espacio donde se desenvuelven, estas emociones no solo perjudican a los niños que viven con sus familiares, sino que tambien afecta el bienestar emocional de las personas que se encuentran a su alrededor dentro de las instituciones educativas a las que asisten.
De igual manera pueden existir causas externas que lleven a los alumnos a reaccionar de forma agresiva mediante golpes, mordidas, rasguños y patadas con sus compañeros, maestras y padres de familia, así como con sus tutores, estas mismas agresiones son las que ellos en algunas ocasiones suelen recibir dentro de su familia, mostrándose así violencia familiar hacia ellos, por lo que conlleva a sentir que lo que realizan es normal por la forma de convivencia que tienen con los integrantes de su familia, efectuándolo por medio del juego que realiza con sus amigos de clase, Freud (1998), plantea que todo niño cuando juega se convierte en un poeta, pues se crea un mundo propio o mejor dicho inserta las cosas en su mundo en un nuevo orden que le agrada, esto es muy cierto ya que los niños cuando juegan con sus compañeros tienden a imitar lo que en casa observan y expresan de esa misma forma lo que escuchan en ella.
Otra causa generada para su mal comportamiento es la falta de atención que estos reciben de sus padres ya que en algunos casos trabajan los dos o solo el jefe de familia impidiendo así compartir con ellos su tiempo para jugar, platicar o realizar alguna actividad física o educativa llevándolos a estar frente al televisor por varias horas consecutivas observando diferentes tipos de programación que quizás no sean los adecuados para su edad, al igual que el uso de videojuegos que en ciertos casos contienen actos agresivos mostrando empatía por estos que a su vez los incita a realizar hechos agresivos que la misma caricatura o programa, realizando por imitación  los actos observados con sus compañeros  dentro del preescolar, llevándolos a mostrar actitudes de chantaje manifestándolos en berrinches, con el fin de que sus caprichos se cumplan para adquirir algún juguete solicitado o simplemente como un acto de llamar la atención, derivado de la falta de ausencia de sus familiares, según Ferguson y Rueda (2010), la exposición a largo plazo con los videojuegos se asoció con una disminución en sentimientos de hostilidad, además de que puede proveer una actividad para la regulación del ánimo, así como una habilidad para tolerar el estrés, esto es originado como bien se mencionó anteriormente a la falta de atención que tienen por su tutor.
Este tipo de reacciones manifestadas hacia la gente que tienen a su alrededor hace que diariamente estos niños sean evitados y no tomados en cuenta para la realización de actividades, llevándolos a aislarse dentro de la escuela, aula y hogar, además de que estimulan en sus compañeros el miedo y temor al momento de participar en actividades educativas pedidas por parte de las docentes o sus tutores, debido a esto  se muestran inseguros en lo que realizan, impidiendo así esa socialización y convivencia sana, sin embargo  muchas de estas causas son generadas por los padres de familia ya que estos  para evitar los llantos, berrinches y enojos de sus hijos seden a los chantajes que estos expresan, para que de este modo no caigan en la frustración y el estrés que ellos pueden provocarles con todos esos actos realizados.
Pero no todas esas emociones y reacciones manifestadas en estos niños son por parte de la familia, sino que tambien depende mucho el contexto donde se desenvuelven, debido a la convivencia diaria con personas ajenas a su familia hacen que tomen e imiten expresiones y conductas que observan dentro del barrio, colonia o ciudad donde viven; para poder actuar sobre la agresividad necesitamos un modelo o teoría que seguir como es la teoría del aprendizaje social quien expresa lo que realiza el niño cuando emite una conducta agresiva al momento que esté reacciona ante un conflicto, por lo que el conflicto o suceso puede resultar de problemas de relación social con otros niños o con los mayores,  surgidos por no querer cumplir las órdenes que éstos les imponen al castigarlos por haberse comportado inadecuadamente en algún lugar o con otro niño cuando éste le agrede, por lo tanto algunas de las teorías que hablan de la agresividad en los niños son aquellas que se engloban en activas y reactivas.
Las activas, son aquellas que ponen el origen de la agresión en los impulsos internos, lo cual vendría a significar que la agresividad es innata, que se nace o no con ella,  esto es cuando los niños desde pequeños ya comienzan a tener reacciones agresivas que en muchas de las ocasiones los padres pasan por alto creyendo ellos que son juegos que sus hijos realizan y que a su vez creen que son graciosos; sin embargo las reactivas, ponen el origen de la agresión en el medio ambiente que rodea al individuo, dentro de éstas podemos hablar de las teorías del impulso que dicen que la frustración facilita la agresión y la teoría del aprendizaje social que afirma que las conductas agresivas pueden aprenderse por imitación u observación de la conducta de modelos agresivos como bien se expresaba anteriormente sobre el contexto donde estos se desenvuelven, tomando en cuenta también aquí los programas televisivos y videojuegos que sus padres les proporcionan con el fin de que no los molesten a la hora de llegada del trabajo o del descanso que lleguen a tener; por consiguiente estas causas tienen consecuencias severas en los alumnos de nivel preescolar ya que si no se tratan a tiempo pueden generar en ellos aptitudes negativas que traerán consigo hasta la adolescencia llevándolos a cometer actos de mayor gravidez en su entorno ya sea familiar o estudiantil.
María Vassart, expone que la agresividad es una pulsión vital, una fuerza que lleva todo individuo dentro de si y es necesaria para sentirse vivo. Tambien la define como una tendencia o intención de agredir, como un rasgo más de la personalidad del individuo: una energía vital que todos llevamos dentro. Piensa que la agresividad en si no es buena ni mala, depende del uso que de ella se haga, si esta energía se vuelve al exterior de forma negativa, se convertirá en agresión, pero si se saca de forma positiva, será una parte de la vida y su desarrollo que le permitirá al ser humano conocerse, comprenderse y seguir creciendo.
            Por lo tanto, es recomendable que se tomen estrategias para evitar que dentro de su familia se encuentren niños agresivos y que estos se vean afectados en su estado emocional dentro de su hogar como en el aula, para ello estas estrategias pueden ser:

  1. El entrenamiento en la relajación que se les da a los niños es muy útil para controlar el estado afectivo, ante situaciones conflictivas, para ello es recomendable utilizar la técnica de la tortuga, la cual consiste en que los niños que realizan las rabietas, berrinches y chantajes deben de imaginar que son tortugas para que de este modo puedan ir frenando sus tensiones emocionales e ir solucionando la afectividad entre sus pares.
  2. Realizar actividades recreativas que sean del agrado de los niños.
  3. Propiciar diálogos durante el momento del conflicto suscitado entre el agresor y el agredido.

CONCLUSIONES
Para concluir puedo decir que estas conductas manifestadas en los niños de edad preescolar son en su mayoría ocasionadas por la familia debido al ambiente en que estas se desenvuelven y que los alumnos imitan ya que consideran que es normal lo que observan en su casa y que transmiten a sus compañeros en el aula agrediéndolos de la misma forma que a ellos los tratan sus familiares, además de que la falta de atención es otro factor que ocasiona estas conductas en los niños, así mismo el contexto en el que se desenvuelven que es perjudicial para su bienestar emocional.
Así mismo la atención prestada por horas a los programas televisivos hace que estos niños reaccionen de diferente forma y que sus agresiones sean iguales a lo que los personajes realizan en las series llevándolos a creer que lo que hacen es normal y que al lastimar a sus compañeros es sano y que sobre todo es la forma correcta de tener una amistad con cada uno de sus pares.

Bibliografía

Londoño Bernal, L. V. (01 de septiembre de 2010). Revista Virtual Universidad Católica del Norte. Obtenido de http://www.redalyc.org: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=194214587012
Schejtman, C. R. (2013). redalyc.org. Obtenido de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=369139949042
Valzelli, L. (1983). Psicología de la agresion y la violencia. España: Alhambra.
Vassart, M. M. (1997). La agresivdad de nuestros hijos. Madrid, España: Espasa- Calpe.
Villacís Gallo, K. M. (2013). Incidencia de la agresividad en la socialización de los niños de primer año de la escuela rosa zarate, de la ciudad de salcedo en el periodo lectivo 2008-2009. bachelor´s thesis.

*Maestrante de la maestría en Educación de UNID Tejupilco

Recibido: 05/08/2017 Aceptado: 21/09/2017 Publicado: Septiembre de 2017

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.
Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.
Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.
El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.
Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.
Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.
Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, escriba a lisette@eumed.net.
Este artículo es editado por Servicios Académicos Intercontinentales S.L. B-93417426.