Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y SU INCIDENCIA EN LA FORMACIÓN DE PROFESIONALES EN LA CARRERA DE BIBLIOTECOLOGÍA Y CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN DE LA UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

Autores e infomación del artículo

Eddi Armando Moreira Ponce
Docente

Karla Mercedes Cedeño Franco
Estudiante

Universidad Técnica de Manabí, Ecuador

eddiarma@hotmail.com

Resumen
El presente estudio tiene como objetivo analizar las tecnologías de la información y su incidencia en la formación de profesionales en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, cantón Portoviejo, provincia de Manabí, República del Ecuador; para lo cual, se hizo necesario definir a profundidad la temática presentada, donde se muestra la transformación del rol docente frente a las necesidades de los estudiantes en esta nueva era de la revolución educativa y las implicaciones socioculturales que impulsan estos cambios tecnológicos dentro de la competitividad laboral y necesidades de la sociedad. Como metodología se aplicó un estudio descriptivo, empleando el método de análisis documental para la revisión bibliográfica y exposición de las teorías que fundamentaron las variables del tema en estudio. Como resultado se pudo dar respuesta a las preguntas problemas que dieron inicio a este proceso investigativo, dando como conclusión que en la carrera de biotecnología aún se presentan deficiencias, principalmente en el uso de estrategias de enseñanza – aprendizaje; así como también, en la capacitación docente para desempeñarse en sus funciones y hacer uso de las tecnologías de la información dentro del desarrollo de sus actividades académicas. La obtención de la información es confiable, debido que permite a este centro de estudios, tomar las decisiones direccionadas a fortalecerse institucionalmente como entidad educativa, teniendo en cuenta las tecnologías de información y comunicación sobre la base del papel imprescindible que deben desarrollarse en la formación de los profesionales.
Palabras clave: Tecnologías de las información, enseñanza, aprendizaje, nuevos roles de docentes y estudiantes, educación superior, formación profesional.

Abstract
The present study aims to analyze information technologies and their incidence in the training of professionals in the Career of Library and Information Sciences of the Technical University of Manabí, Portoviejo, province of Manabí, Republic of Ecuador; For which it became necessary to define in depth the theme presented, which shows the transformation of the role of teachers facing the needs of students in this new era of educational revolution and the sociocultural implications that drive these technological changes within competitiveness Labor and the needs of society. As a methodology, a descriptive study was applied, using the method of documentary analysis for the bibliographic review and exposition of the theories that substantiated the variables of the subject under study. As a result, it was possible to answer the questions that gave rise to this investigative process, concluding that in the biotechnology career there are still deficiencies, mainly in the use of teaching - learning strategies; As well as in the training of teachers to carry out their duties and make use of information technologies in the development of their academic activities. The obtaining of the information is reliable, because it allows to this center of studies, to take the decisions directed to be strengthened institutionally like educational entity, taking into account the technologies of information and communication based on the essential paper that must be developed in the formation of the professionals.
Keywords.
Information technologies-teaching-learning-new roles of teachers and students - higher education-vocational training.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Eddi Armando Moreira Ponce y Karla Mercedes Cedeño Franco (2017): “Las tecnologías de la información y su incidencia en la formación de profesionales en la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (agosto 2017). En línea:
http://www.eumed.net/rev/atlante/2017/08/bibliotecologia-manabi.html
http://hdl.handle.net/20.500.11763/atlante1708bibliotecologia-manabi


Introducción
La irrupción de las nuevas Tecnologías de la Información en la sociedad actual a nivel del mundo, están llevando a cabo cambios transcendentales en la forma de vivir de los seres humanos para relacionarse, aprender, vivir y servir a la comunidad, augurando tener de una sociedad bien informada a una sociedad más formada y culta, no sólo en el ámbito profesional, sino en un sentido cultural mismo. ¨No es un ideal lejano, sino una realidad que tiende cada vez más a materializarse en el ámbito complejo de la educación, caracterizado por un conjunto de mutaciones que hacen esta opción cada vez más necesaria. Para organizar este proceso, hay que dejar de considerar que las diversas formas de enseñanza y aprendizaje son independientes y en cierta manera imbricadas, si no concurrentes y, en cambio, tratar de realizar el carácter complementario de los ámbitos y los períodos de la educación moderna ¨ (UNESCO, 1996)
Es indiscutible que dentro de las diversas formas de enseñanza se encuentren las tecnologías la Información como metodologías activas que el docente puede hacer uso para motivar a un mejor aprendizaje, con el propósito de desarrollar de manera más rápida y eficiente los procesos educativos, entre ellos el educativo, por lo que el impacto que se ha generado ha sido muy notorio y también ha agilizado muchos de los procesos de enseñanza aprendizaje, además de introducir a profesores y estudiantes en el ámbito de la tecnología educativa, la cual ha generado procesos de inclusión social que permite el acceso a la educación a personas que se encuentran distantes de los lugares donde se brindan oportunidades de formación específica. “Frente a la capacidad de entender que la educación se reconoce como el campo privilegiado de acción para abordar los desafíos que ha traído esta revolución científica – tecnológica, ponerse al día con la transformación productiva que dicha revolución implica, permite resolver problemas sociales y consolidar los regímenes democráticos de los países” (Sunkel, Trucco, & Moller, 2011)
Las dinámicas y rutinas de los procesos educativos actuales presentan un alto componente de desarrollo tecnológico, con el uso del Internet que es ya una herramienta activa que permite acceder al conocimiento de forma ágil y rápida. “La formación profesional de bibliotecólogos y archivistas es una preocupación de muchos sectores en su afán por dar la respuesta adecuada al desarrollo que reclama la profesión, teniendo en cuenta para ello los referentes del entorno, las necesidades del mercado y la impronta que cada escuela le estampa a sus profesionales de la información, con el fin de responder a una sociedad que demanda de ellos, de su ejercicio competente con perfiles adecuados para desempeñarse en unidades de información, servicios, redes y sistemas relacionados con bibliotecas y archivos” (Vallejo, 2011).
No obstante es de trascendental importancia que los docentes eduquen a los futuros profesionales con el manejo de las innovaciones tecnológicas, como instrumentos que contribuyan con los procesos de formación, más no como la única opción de trabajo académico existente. La revolución educativa está ligada a factores como la economía y la política, por lo que en el Gobierno de la República del Ecuador apunta en mayor o menor medida a fortalecer el desarrollo educacional de los centros educativos de nivel superior, donde cada institución educativa puede definir su propio modelo de acuerdo al tipo de educación que se desee ofrecer, al contexto donde se ubica la institución y a las líneas estratégicas que sigue la universidad, entre otros.
En este artículo se hace una descripción detallada de las tecnologías de la información en la formación de profesionales en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, donde con base en las importantes reflexiones acerca de la enseñanza de la Bibliotecología y la tecnología educativa, se exploran diferentes panoramas sobre la influencia que ejercen las Tecnologías de la Información en diferentes escenarios de orden general y de manera particular en el campo educativo y bibliotecológico para la formación profesional.
Dentro de este estudio se hace imprescindible describir como las tecnologías de la información han tenido su impacto en el campo educativo y en las diferentes rutinas de la vida cotidiana y culminar con su rol en el campo de la formación del profesional bibliotecológico, a través del cual se pretende aportar de forma significativa la importancia del apoyo que tienen las tecnologías de las información en este escenario educativo, destacando que éstas se constituyen en herramientas que si bien contribuyen inmensamente a los procesos de enseñanza – aprendizaje; es también necesario, que se complementen con dinámicas de trabajo presencial y de interacción directa entre los mismos actores involucrados.
Se consideró oportuno realizar un análisis profundo de las tecnologías de la información y su incidencia en la formación de profesionales en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí y de esta forma recomendar un Seminario–Taller orientado a la utilización de las tecnologías educativas como una herramienta para la formación del profesional bibliotecario basada en una adecuada planificación curricular.
Metodología
El abordaje metodológico de esta indagación consideró oportuno efectuar un estudio con una perspectiva no experimental, transaccional de corte descriptivo, a través del cual se pudo indagar la incidencia de las tecnologías de la información en la formación de profesionales en la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, habiendo la necesidad de realizar el análisis de los elementos teóricos conceptuales del tema en estudio. Se empleó el método del análisis documental para la búsqueda de la información y de criterios autorizados en relación al tema. El procedimiento para la búsqueda de información consistió en medir en un grupo de personas haciendo uso del muestreo probabilístico aleatorio estratificado, con una muestra mixta de 15 docentes y 30 estudiantes.
Desarrollo

  • Las tecnologías de la información

En la actualidad existe un reconocimiento mundial del papel estratégico que la educación desempeña en los procesos de desarrollo integral, en consecuencia es necesario complementar la utilización de las tecnologías de la información con otros recursos que propicien los encuentros directos y presenciales entre docentes y estudiantes y que se puedan generar otras alternativas de aprendizaje que se complementen y que ayuden a brindar una educación integral. En líneas generales se podría decir que “las nuevas tecnologías de la información y comunicación son las que giran en torno a tres medios básicos: la informática, la microelectrónica y las telecomunicaciones; pero giran, no sólo de forma aislada, sino lo que es más significativo de manera interactiva e interconexionadas, lo que permite conseguir nuevas realidades comunicativas”. (Cabero, 2005)
Las nuevas tecnologías de la información se han instalado en la práctica educativa mundial para la formación profesional y técnica, ante la preocupación por la innovación y por ofrecer objeciones adecuadas a los diferentes cambios y necesidades del campo laboral y de la educación. Este marco estratégico de desarrollo de las tecnologías de la información, a su vez ha generado efectos positivos en la percepción del bienestar docente, con su aporte a la optimización de las estrategias pedagógicas. Es así que en “los últimos años se están generando cambios trascendentales en las universidades, asociados con la incidencia progresiva que tienen éstas y sus oportunidades para el desarrollo de competencias digitales como insumo estratégico para el desarrollo de las competencias profesionales tanto en los estudiantes como en el perfil de competencias docentes”. (García, 2011)
Las tecnologías de la información deben ponerse en práctica de modo tal que sean un apoyo para alcanzar los objetivos de la educación superior a un costo razonable, considerando que estas tecnologías tienen un gran potencial para generar conocimientos, en pos de un aprendizaje efectivo. “La implementación de entornos virtuales de formación supone desarrollar estrategias innovadoras, y estas hacen referencia, a las decisiones ligadas al diseño de la enseñanza que vienen delimitadas por aspectos relacionados con el tipo de institución, el diseño de la enseñanza en sí, los aspectos relacionados con el alumno, usuario del sistema y el aprendizaje”. (Salinas & De-Benito, 2008)
Para ser ciertas, especialmente en los países en desarrollo, las tecnologías de la información deben combinarse con métodos más tradicionales, como el uso de libros y radios y aplicarse en forma más extensiva a la formación de los futuros profesionales. El desafío principal consiste en darle el mejor uso posible a las tecnologías de la información, de forma tal que permitan mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes, compartiendo conocimientos e informaciones; para ello, se requiere de un sistema flexible que responda a las necesidades de los futuros profesionales y de la sociedad en su conjunto.

    • El rol de las  tecnologías de la información en la formación bibliotecológica

A finales del siglo XX y en los comienzos del siglo XXI, se ha experimentado el fenómeno de la explosión de la información y el desarrollo acelerado de las tecnologías de la información, que influyen en todas las actividades de la vida de los seres humanos; por lo tanto, la labor bibliotecológica por supuesto, no es ajena a este paradigma de desarrollo tecnológico y se ve enfrentada a nuevas formas de desempeño profesional. La educación superior se ha visto en la necesidad de idear nuevas propuestas de formación bibliotecológica, que incluyan en sus estructuras curriculares, con contenidos que formen a los futuros profesionales en las nuevas dinámicas del desempeño profesional, con base en las tecnologías de la información.
La labor profesional del bibliotecólogo se debe desarrollar con base en el uso y aplicación de las tecnologías de la información, para ello se requiere que, desde las aulas el estudiante aprenda a incursionar con este tipo de herramientas y metodologías activas de orden electrónico y virtual, con los cuales se posibilita el proceso de transferencia de la información para la formación de este profesional. Es así que “El papel estratégico que tiene la Educación Superior frente a los procesos de desarrollo científico, tecnológico, cultural, social y económico en el abordaje de los problemas contemporáneos. Teniendo en cuenta diversos estudios, se considera que la sociedad del conocimiento cuenta con un eje clave de su desarrollo en el acceso a las tecnologías de la información como escenario de generación e innovación de nuevos contextos educativos, para la promoción y el fortalecimiento del aprendizaje significativo”. (Tejada, 2006)
 Luego de contextualizar la incidencia y el impacto de las tecnologías de la información en diferentes ámbitos de la vida real y especialmente en el escenario educativo, es pertinente apreciar el papel que juegan en la formación bibliotecológica. Resulta, pues, de gran importancia iniciar procesos de reflexión sobre la utilización y la aplicación de las tecnologías de la información en las diferentes unidades académicas que ofrecen programas curriculares de formación en el ámbito de la Bibliotecología, y de esta forma propender a hacer de estas nuevas herramientas componentes que complementen la formación profesional de los estudiantes. Se requiere entonces “incluir en los planes de estudio de las unidades académicas que formen profesionales de la información, asignaturas que estén directamente relacionadas con las nuevas aplicaciones que presenta el Internet, en diferentes escenarios del desempeño profesional bibliotecológico” (Múnera-Torres, 2009)
Las Tecnologías de la información juegan un papel de importancia en los diversos procesos de formación y educación bibliotecológica, como el desarrollo de las competencias profesionales y el de la utilización de las nuevas formas de acceso al conocimiento, con base en el uso de tecnologías de punta y del desarrollo de la informática en general; de esta forma se precisa cómo los procesos de formación bibliotecológica deben introducir nuevos contenidos que familiaricen a los futuros profesionales con el manejo de las nuevas tecnologías para el desempeño profesional. “La educación y los programas de formación en Biblioteconomía y Documentación deben tener la revisión de preparar profesionales que puedan asumir un papel pro – activo en relación a las nuevas tecnologías y a la explosión de la información. Los contenidos de las asignaturas deben concentrarse en desarrollar conocimientos, habilidades y herramientas que se correspondan con las cuatro áreas básicas identificadas: creación, colección, comunicación y consolidación” (Karisiddappa, 2005)
El personal académico será el responsable de que se hagan y desarrollen los planes de estudio muy ligados a las nuevas tecnologías de la información, con la salvedad de que ahora se trata de una actualización basada en la formación de los futuros profesionales. Los docentes “adaptan la información y la presentan según las circunstancias de los usuarios. Por último, los consolidadores trabajan junto a los gestores de las organizaciones para la toma de decisiones, combinando habilidades de análisis y síntesis de la información” (Uribe-Tirado, 2007). Para las unidades académicas que forman profesionales en bibliotecología resulta muy pertinente el hecho de valerse de estas nuevas propuestas de enseñanza que, además de facilitar la labor de profesores y estudiantes, contribuyen a la asimilación y consolidación de competencias en el campo del desarrollo tecnológico por parte de quienes serán los profesionales.
La formación profesional basada en las tecnologías de la información, se ha convertido en un “proceso social intencionado, donde de manera reflexiva, actores diversos se articulan para intercambiar, combinar, negociar y/o poner en diálogo, conocimientos; motivado por sus necesidades e intereses de usar, aplicar y enriquecer dichos saberes en sus contextos y realidades concretas” (Franco & et.al., 2010). Este concepto principalmente se ha asociado con la necesidad de que los individuos tengan conocimientos técnicos y participen del desarrollo técnico científico de su pueblo, como una forma de aportar a la ciencia, aportar al desarrollo y regular la investigación.
En este sentido se hace necesario que desde el currículo, la educación bibliotecnológica esté basada en competencias que se concentren en: “Los conocimientos, las habilidades, las actitudes inherentes a una competencia (actitudes o comportamientos que respondan a la disciplina y a los valores), la evaluación de los logros mediante una demostración del desempeño o de la elaboración de un producto. Es indispensable conocer el panorama a nivel internacional y nacional sobre el entorno de la educación superior y la manera como ésta influye para crear la tendencias y corrientes en esta disciplina, ya que se debe partir de los conceptos vistos anteriormente para poder analizar y plantear las bases para un currículo pertinente, basado en competencias, que tenga calidad, que sea flexible y que posea otras características idóneas para esta profesión en la era de la información” (Cabral-Vargas, 2011)
Como se puede apreciar, el advenimiento de las tecnologías de la información, se constituyen como uno de los aspectos más importantes dentro de los procesos de formación de profesionales de la Bibliotecología. Se requiere darle un uso adecuado a dichas herramientas, mismos que deben ser complementados con dinámicas que permitan la interacción directa entre el docente y estudiantes; de tal manera que, se consolide la propuesta de formación directa entre ambos actores del proceso de formación profesional en el campo de la bibliotecología.
Estas opciones de educación con base en la aplicación de nuevas perspectivas de desarrollo tecnológico, facilitan el acceso a la educación de los estudiantes de la carrera de bibliotecología, con un alto nivel de presencia del estudiante debido a que éste debe llevar a cabo procesos prácticos fundamentales dentro de su plan de estudios y de formación. Es necesario aplicar las tecnologías educativas con un alto grado de equilibrio entre las sesiones presenciales y las sesiones virtuales; de tal forma que, exista armonía entre las modalidades de formación presencial y virtual.

  • Formación del profesional en biotecnología

El proceso de formación profesional, se ha convertido ya en una forma particular de pensar, cuyas características contienen el uso de la creatividad, la imaginación y la intuición, para crear una nueva figura de organización o empresa. De forma similar a como se ha producido una revolución en la cotidianidad y la manera de desarrollar diferentes rutinas diarias, también en los escenarios de índole educativa se manifiestan las tecnologías de la información de manera categórica. Con ello se posibilita a los estudiantes a que puedan acceder a diversas opciones de educación con lo cual están garantizando su formación académica mediante diferentes propuestas tecnológicas.
Las tecnologías de la información en la formación de profesionales “el modo sistemático de concebir, aplicar y evaluar el conjunto de procesos de enseñanza aprendizaje teniendo en cuenta a la vez los recursos técnicos y humanos y las interacciones entre ellos, como forma de obtener una más efectiva educación” (UNESCO, 1984). Esto favorece en mayor medida los procesos de formación de los futuros profesionales en el área de bibliotecología. “La formación profesional tiene como propósito complementar el ejercicio de la planificación estratégica, propiciando una mirada hacia el futuro como percepción dinámica de la realidad y como proceso de pre-configuración de alternativas viables” (Morrisey, 1996).
Resulta pertinente destacar que dentro de la planificación estratégica para la formación profesional, se establezcan las necesidades educativas requeridas por los estudiantes que generen acercamientos significativos con el mundo laboral; para ello, se requiere que el proceso de transferencia de la información, se traduzca en formar competencias de índole pedagógica donde el docente desarrolle habilidades que puedan generar procesos de enseñanza – aprendizaje con el colectivo de estudiantes con quienes interactúe.
Al respecto, Naranjo (2005) hace énfasis en: “Hacer vivencial la identificación de los modelos pedagógicos que pueden emplearse en el desempeño profesional, y esto se logra en la medida que se aplican modelos pedagógicos en la formación de los futuros bibliotecólogos promotores de la lectura, así ellos seleccionarán uno en particular o buscarán otras alternativas acordes con sus principios e ideales”.
Se está manifestando la necesidad de incluir en los planes de estudios, contenidos que contribuyan al desarrollo del componente pedagógico para los futuros profesionales, considerando que muchos tendrán como campos de acción unidades de información, que están ligadas de una u otra forma con los procesos educativos. 

  • Naturaleza de las tecnologías de la información y su incidencia en la formación de profesionales en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí

Mediante Resolución RCP.S13 NO.455.10 del 27 de septiembre del 2010, aprueba la carrera de bibliotecología, presentada por la Universidad Técnica de Manabí, para desarrollarse en la ciudad de Portoviejo, provincia de Manabí, bajo la modalidad de estudios presencial con 245 créditos, con el perfil de entrada de bachiller.
Atendiendo requerimientos institucionales y profesionales, en el marco de una visión moderna de desarrollo del sector de la información científica – técnica, se plantea la creación de un Programa de Licenciatura en Bibliotecología y Ciencias de la Información, con la finalidad de contribuir al mejoramiento de la cobertura y calidad de servicio de las bibliotecas y unidades de información en general, situación que redundará en beneficio de la educación, la cultura y la investigación
Como objetivo general presenta “Formar profesionales capaces de almacenar o conservar documentos a través de organización con técnicas de descripción, catalogación y clasificación de libros y puedan producir, transformar y adquirir materiales de información de manera científica y técnica que les permitirá administrar organizaciones de información y archivos y bibliotecas físicas y digitales”  (Universidad-Técnica-de-Manabí, 2017). Como objetivos específicos están:

  • Cultivar la bibliotecología y en su conjunto las ciencias de la información, a través de la investigación y la docencia con el fin de producir conocimientos, modelos y propuestas que, adecuándose al desarrollo del país, contribuyan efectivamente a impulsarlo.
  • Formar profesionales en bibliotecología y ciencias de la información que mediante el ejercicio responsable moral e intelectual de la profesión, sean capaces de fortalecer la infraestructura que asegure la integración de la información al desarrollo del país.
  • Participar en el desarrollo nacional e internacional de la bibliotecología a través de programas y proyectos de la profesión particularmente en los de formación de recursos humanos e investigación, aportando las experiencias, investigaciones y logros alcanzados
  • Contribuir al fortalecimiento del Sistema Nacional de Información del país mediante la formación de recursos humanos especializados en información documentación y bibliotecología.
  • Formar a los profesionales de la información, dando los fundamentos principales para el desempeño en cualquier campo del ejercicio profesional, sin pretender especializarlos en ninguno de ellos.
  • Fortalecer la vinculación del país a los proyectos de entidades internacionales en el campo de la información, a las redes latinoamericanas y a los recursos internacionales de cooperación en este campo. (Universidad-Técnica-de-Manabí, 2017)

El programa de Licenciatura en Bibliotecología y Ciencias de la Información se plantea como misión fundamental la de formar a mediano y largo plazo cuadros profesionales de alto nivel académico, cuyos conocimientos les permita involucrarse plenamente con los procesos de construcción del conocimiento desde la perspectiva del manejo de la información científico – técnica entendida como tal la adecuada selección de fuentes documentales, su procesamiento técnico, la organización de las unidades de información y la difusión del conocimiento mediante la aplicación de los convencionales procedimientos bibliotecológicos, así como de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs), reconocidas en el ámbito bibliotecológico como Procedimientos Documáticos. (Universidad-Técnica-de-Manabí, 2017)
En lo que respecta a la tecnología, la Biblioteca de la Universidad, fue pionera en conectarse al internet en la provincia de Manabí. Utiliza en la actualidad procedimientos informáticos y ayudas electrónicas. Además cuenta con un personal capacitado en las áreas de procesamientos bibliográficos, relaciones públicas, informática e idiomas.
En lo que respecta al desarrollo académico de la carrera de bibliotecología, el estudiante llega con conocimientos básicos en el uso de las tecnologías de la información, en consecuencia, se da por sentado que los syllabus o planes de estudio de la carreas ya incluyen desde el primer nivel de estudios materias como Sistemas de información, para la formación técnica del futuro profesional bibliotecario, con el uso de metodologías por competencia, orientados a dar cumplimiento a los objetivos de la investigación. Sin embargo, con el desarrollo del estudio y a través de los instrumentos de investigación aplicados, se pudo conocer que en la carrera de bibliotecología no se prevén las estrategias y metodologías didácticas activas para los diferentes estilos de aprendizaje de los estudiantes; así como también, aún existen deficiencias en la capacitación de los docentes para atender las demandas y necesidades tecnológicas de los futuros profesionales.
Resultados
Para llevar a efecto el estudio se tuvieron en cuenta los indicadores de tecnologías de la información y la formación de profesionales. A continuación se muestran los análisis respectivos:
Se realiza una encuesta a los Estudiantes de la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, para determinar si en la carrera de bibliotecología se hace uso de tecnologías de la información para la formación de profesionales, obteniendo el siguiente resultado: el 90 % de la muestra están de acuerdo que si se hace uso de las tecnologías y apenas la décima parte consideran que no.


En la encuesta realizada, la mayoría de los estudiantes estuvieron de acuerdo en que las tecnologías de la información son un factor imprescindible para el proceso de formación de los profesionales y apenas el 14 % indicaron que son un factor poco imprescindible.
Según la encuesta realizada a los estudiantes, siempre y a veces fueron las opciones que con más frecuencia determinaron que en la carrera de bibliotecología se prevén estrategias y metodologías didácticas activas para diferentes estilos de aprendizaje. El 8 % de la muestra indicó que nunca se prevén mencionadas estrategias.
Tal vez por la situación económica que atraviesa el país, los presupuestos son ajustados a las necesidades básicas y esto conlleva a sacrificar planes de capacitación y perfeccionamiento profesional para los docentes en post de una mejora académica. Se presume que es por esta razón que en la encuesta los estudiantes determinan que a veces; en su mayoría con el 58 %, se capacita a los docentes para atender las demandas y necesidades tecnológicas de los futuros profesionales y a esto se suma al 30 % de alumnos que consideran que esa capacitación es siempre. Se tendría que profundizar el origen y proveniencia de esas capacitaciones, vista podrían resultar de la autogestión del mismo docente por su vocación de servicio. Se contrapone esta apreciación con el 12 % de la muestra que señalan que nunca se capacitan a los docentes.
La encuesta refleja una verdad propia de nuestra cruda realidad, ya que, la mitad de la población indica que siempre los canales que proporcionan el uso del internet en la carrera de bibliotecología, facilitan el contacto entre estudiantes para compartir ideas, intercambiar recursos, debatir, despejar duda entre otros y la otra mitad de la muestra se inclinan ante las opciones a veces o nunca; en menor porcentaje.
La respuesta a esta pregunta de la encuesta tiene concatenación con la respuesta anterior y para no redundar se amplía las referencias ya que el 70 % de los estudiantes indican que siempre en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí existe un libre acceso a las tecnologías de la información como herramienta básica para su formación.
Se realiza una encuesta a los estudiantes de la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, para determinar si ellos consideran que se deben generar cambios en las estructuras curriculares para actualizar los contenidos con el uso de tecnologías de la información que ayuden a fortalecer la formación de los futuros profesionales, obteniendo el siguiente resultado: el 68 % de la muestra está muy de acuerdo y el 32 % poco está de acuerdo.
Discusión
De acuerdo al análisis efectuado sobre las Tecnologías de la Información y su Incidencia en la Formación de Profesionales en la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Técnica de Manabí, se denotan las siguientes cuestiones derivadas de cada uno de los indicadores unidimensionales evaluados para tal efecto:

  • En cuanto a la necesidad de conocer si en la carrera de bibliotecología se hace uso de tecnologías de la información para la formación de profesionales, con el 90 % de la muestra se indica que sí. Para los estudiantes, las tecnologías de la información son un factor imprescindible para el proceso de formación de los profesionales lo que se sustenta con el 86 % de las respuestas,  confirmándose con un 70 % que existe un libre acceso a las tecnologías de la información como herramienta básica para su formación. Resultados que son corroborados por lo expuesto en el documento de Compromiso Social por la Calidad de la Educación CSCE (2015) donde se expone que “La calidad del proceso enseñanza – aprendizaje que imparten las instituciones educativas debe partir de las nuevas tendencias tecnológicas que se incorporan a diario y que encaminan a la innovación; es por ello, que los ambientes educativos deben adaptarse a las exigencias del conocimiento, se deben implementar estrategias, métodos, técnicas y recursos que potencialicen y fortalezcan las experiencias de aprendizaje”.

La parte tecnológica implica desarrollo y actualidad en una labor profesional, por ende, se debe considerar su uso y pericia para estar al día en el desarrollo de la información y su proceso facilitador en la prestación de cualquier servicio. Cabe resaltar que las tecnologías de la información son bases para alcanzar los objetivos educativos con rapidez y eficacia; cosa que, si no se la usa se gastarían recursos innecesarios en la época actual de cambios veloces.

  • Se denota con el 48% que en la carrera de bibliotecología, solo a veces se prevén estrategias y metodologías didácticas activas para diferentes estilos de aprendizaje. Resultados que se contraponen con lo expuesto por Paz (2014) quien manifiesta que “La competitividad y eficiencia del sistema educativo, está dada directamente de cuán innovador y organizada sean las experiencias de aprendizaje que se imparte en las aulas de clases; por lo tanto, las instituciones educativas en conjunto con los docentes deben buscar alternativas que potencialicen el ambiente educativo y social, desde una perspectiva creadora, interactiva y organizada”. Esto conlleva a que se revise el pensum de estudios para implementar medidas que ayuden a mejorar las estrategias que sirvan para llegar a la totalidad de la clase.
  • En la encuesta los estudiantes determinan con el 58 %, que solo a veces se capacitan a los docentes para atender las demandas y necesidades tecnológicas de los futuros profesionales. Mayta (2013) añade que “el promotor y motivador; que es el docente, debe estar idóneamente capacitado para adaptarlas y aplicarlas en clases, sin embargo, existe aún muchos docentes que promueven sus labores a través de herramientas y medios tradicionalistas, incidiendo para que el estudiante demuestre desinterés y desconocimiento en tópicos fundamentales en su formación”. Se tendría que profundizar el origen y proveniencia de esas capacitaciones, vista que podrían resultar de la autogestión del mismo docente por su vocación de servicio.
  • Es necesario generar cambios en las estructuras curriculares para actualizar los contenidos con el uso de tecnologías de la información que ayuden a fortalecer la formación de los futuros profesionales, se obtuvo el 68 % de respuesta favorable. De los Santos (2013) expone que “el docente está obligando a adquirir nuevas ideas y modos de enseñar, los mismos, que deben estar acorde a las exigencias de la sociedad actual, siempre y cuando estos estén apegados a las verdaderas necesidades de los estudiantes, a las planificaciones programadas por ellos mismos y los recursos e implementos necesarios que van hacer utilizados en la realización de las clases”. Lo expuesto por el autor, se debe tomar en consideración por parte de la institución educativa, que la naturaleza en el proceso de enseñanza- aprendizaje en la actualidad, exige cambios y mejoras tecnológicas para estar a la par con el desarrollo y la calidad total.

Conclusiones
Con base a diferentes estudios realizados, se hace una reflexión sobre el desafío que deben afrontar los futuros profesionales de la información, para desempeñarse de forma idónea y responder de manera eficiente a las nuevas perspectivas y exigencias del campo laboral, con los conocimientos técnicos que les permitan brindar a la sociedad servicios de calidad, que repercutan de forma positiva en el quehacer de las diversas instituciones a nivel local, nacional e internacional.
Las Tecnologías de la Información en el campo de la bibliotecología deben ser vistas como herramientas que permitan el desarrollo de habilidades y destrezas informacionales al futuro profesional, que le ayuden a responder a un contexto que día a día exige el desarrollo de competencias con una actitud crítica y participativa en el mundo socio-laboral. Para ello, se requiere de un docente capacitado con conocimientos actualizados acorde a las exigencias de la sociedad demandante de profesionales mejor preparados para dar solución a problemas que se presentan en la vida diaria.
A través del estudio de campo, se pudo concluir que en la carrera de bibliotecología no se prevén las estrategias y metodologías didácticas activas para los diferentes estilos de aprendizaje que requieren los estudiantes, esto dado por una necesidad imperiosa de una formación profesional docente que permitan incluir en sus currículos actividades innovadores para atender las demandas y necesidades tecnológicas de los futuros profesionales y se cumpla con los objetivos establecidos ante la necesidad de brindar un servicio de calidad a los usuarios. En tal razón, el currículo debe ser diseñado para que el profesional bibliotecario desarrolle un pensamiento dinámico e interdisciplinar, que le permita responder a los diferentes desafíos que se enfrentará fuera de las aulas universitarias y que impone el modelo de sociedad actual, el mismo que exige de los profesionales altas competencias para brindar un servicio eficiente y de calidad.

Bibliografía
Cabero, J. (2005). Cibersociedad y juventud: la cara oculta (buena) de la Luna. Netbjblo,.
Cabral-Vargas, B. (2011). La bibliotecología y la tecnología educativa, . México, Distrito Federal: CUIB/FFYL/UNAM. .
CSCE. (2015). Para una mejora en la autogestión escolar: análisis de los programas de la Reforma Educativa y de Escuelas de Tiempo Completo. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos. México, 11-54.
De-los-Santos, S., & Abréu-Van-Grieken, C. (2013). La certificación docente: otro eslabón para una carrera docente renovada. . Ciencia y Sociedad, 443-461.
Franco, M., & et.al. (2010). Deslocalizando la apropiación social de la ciencia y la tecnología en Colombia. Aportes desde prácticas diversas. . Bogotá, República de Colombia: Maloka.
García, V. A. (2011). Integración de las TIC en la docencia universitaria. . Salamanca: NETBIBLO.
Karisiddappa, C. (2005). Plan de estudios en biblioteconomía y documentación en los países en vías de desarrollo.en 70th IFLA General Conference and Council. Obtenido de www.ifla.org/IV/ifla70/papers/062s_trans-Karisiddappa.pdf
Mayta-Huatuco, R. (2013). El uso de las TIC en la enseñanza profesional. . Industrial Data.
Morrisey, L. (1996). Pensamiento Estratégico: construya los cimientos de su planeación. México, Distrito Federal: Prentice Hall.
Múnera-Torres, M. (2009). Retos de la catalogación en tiempos de Internet, en Memorias del Primer Simposio Nacional de Patrimonio Bibliográfico: vamos a hacer memoria. . Bogotá, República de Colombia: Biblioteca Nacional de Colombia, pp. 245-246. .
Naranjo, E. (2005). ¿Debe tener bases pedagógicas el biblio tecólogo dedicado a la promoción de la lectura? Revista Interamericana de Bibliotecología , 143.
Paz, S., Márquez, D., Padilla, J., Torrejón, E., & McLean, S. (2014). Las Tic en la docencia universitaria. Anfora.
Salinas, J., & De-Benito, B. (2008). Los entornos tecnológicos en la universidad. Revista de Medios y Educación (32), 83-101.
Sunkel, G., Trucco, D., & Moller, S. (2011). Aprender y enseñar con las tecnologías de la información y las comunicaciones TIC, en América Latina: potenciales beneficios. . Santiago de Chile: Políticas sociales serie.
Tejada, J. (2006). El uso de una plataforma virtual como recurso didáctico. Barcelona, Reino de España: Universidad Autó de Barcelona.
UNESCO. (1984). Glossary of Educational Technology Terms. París: UNESCOpp. 43-44.
UNESCO. (1996). La Educación encierra un tesoro. . Madrid, Reino de España: Santillana, Editores/UNESCO.
Universidad-Técnica-de-Manabí. (2017). Facultad de Ciencias humanisticas y Sociales. Obtenido de http://www.utm.edu.ec/facultadcarrera.asp?pidfacultad=6&pidcarrera=603
Uribe-Tirado, A. (2007). Los bibliotecólogos colombianos y la adquisición de competencias. Revista Interamericana de Bibliotecología, Medellín., vol. 30, no. pp. 142-143. .
Vallejo, R. (2011). La formación profesional de bibliotecólogos y archivistas: integrada, con énfasis o independiente . Bogotá. República de Colombia: Universidad de La Salle .


Recibido: 28/07/2017 Aceptado: 03/08/2017 Publicado: Agosto de 2017

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.
Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.
Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.
El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.
Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.
Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.
Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, escriba a lisette@eumed.net.
Este artículo es editado por Servicios Académicos Intercontinentales S.L. B-93417426.