RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (TERCERA PARTE)

Raúl Quintana Suárez
Bernardo Herrera Martín

Lamothe Coronado, Humberto


Expedicionario del Granma. Nace el 1 de mayo de 1919 en la casa marcada con el número 24 de la calle Laborde, en el reparto Versalles, cuidad de Matanzas, hijo de Dolores Coronado Rally y George Lamothe Valdés. Realiza sus estudios primarios en escuela privadas de La Habana. Matricula en el colegio alemán Fanny Graff, después en la academia Manrique de Lara y por último es alumno del doctor Pablo Mimó. Inicia el bachillerato en el colegio La Salle pero no puede continuar sus estudios, debido al deterioro de la  economía familiar  originado por la crisis económica que asola el país. El gobierno de Machado estaba en completa bancarrota y la acción revolucionaria del pueblo resquebrajaba los pilares que lo sustentaban. Ya  adolescente tiene suficiente edad para comprender el porqué de los acontecimientos políticos que sacuden a la nación de un extremo a otro y que en definitiva, conducen al derrocamiento del dictador. Durante su juventud este se transforma en un entusiasta admirador de  Antonio Guiteras Holmes por su posición antiimperialista y por las medidas revolucionarias promulgadas mientras ocupó el cargo de Ministro de Gobernación, Guerra y Marina durante el Gobierno de los 100 días. A pesar de no ser un hombre de fuerte complexión física y padecer de miopía aguda,  toma parte activa en los mítines y manifestaciones contra el mediacionismo y la injerencia del gobierno de Estados Unidos en los asuntos cubanos. Se convierte asimismo en acérrimo opositor del ex sargento Batista, auto ascendido a coronel y devenido como el escogido por la embajada yanqui, tras el movimiento inicialmente revolucionario del 4 de septiembre de 1933, para regir los destinos del país, y autor intelectual del asesinato de  Guiteras en mayo de 1935.  Al fundarse  Acción Revolucionaria Guiteras (ARG) este se integra a dicha organización política. Desde la instauración en el poder del sátrapa dominicano Rafael Leónidas Trujillo, la juventud cubana se solidariza con la lucha del pueblo quisqueyano contra la dictadura impuesta en ese país por el  intervencionismo norteamericano. A mediados del año 1947 se organiza en Cuba una expedición con el fin de iniciar la lucha armada contra Trujillo. Son muchos los jóvenes de distinta ideología que participan en ese intento, incluido el entonces dirigente estudiantil Fidel Castro.  Humberto Lamothe es uno de los integrantes de aquel grupo. Como punto de partida y entrenamiento escogieron cayo Confites, situado al norte de la provincia de Oriente.   Trujillo, que contaba con el respaldo de la cancillería yanqui, presiona con éxito al gobierno de Ramón Grau San Martín (1944-1948) para que frustre el proyecto. Ante el golpe cuartelario del 10 de marzo de 1952, sus manifestaciones públicas contra el régimen lo hacen un enemigo potencial que no pasa inadvertido para los cuerpos represivos de la tiranía. Participa en los  frustrados  conspirativos del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR) dirigido por el profesor universitario Rafael García Bárcena. Establece también contacto con los que conspiran desde las filas del Partido Autentico, pero ante la inacción y las falsas promesas  del autenticismo contra Batista, comienza a tomar parte en las distintas actividades que vienen realizando los elementos más radicales de la Ortodoxia. El ataque al Cuartel Moncada sirve de pretexto a la tiranía para iniciar una cacería de revolucionarios involucrados o no en el hecho. A Batista  no le bastaba con el asesinato de los 61 jóvenes moncadistas, los 9 civiles y el encarcelamiento de una veintena de combatientes. Decenas de ciudadanos de distintas tendencias políticas son encarcelados y acusados de cómplices o autores intelectuales de la  acción revolucionaria. Durante esta cruzada represiva, Humberto es detenido, remitido a la Cárcel de Boniato en Santiago de Cuba e incluido en la causa 37, como uno de los autores intelectuales del asalto, en el cual no estuvo implicado, aunque si se solidarizó con el heroísmo de aquellos jóvenes con quienes compartió en la cárcel durante varios días. Al salir en libertad, por falta de pruebas, ya era uno más del movimiento que nace posterior de la gesta del Moncada. Su activa participación en el acontecer político revolucionario se acrecienta, a la par que el régimen no pierde ocasión para acosarlo. Es detenido en distintas oportunidades y fichado por el  Servicio de Inteligencia Militar (SIM), el Buró de Investigaciones y en el Buró de Represión de Actividades Comunistas (BRAC). En el mes de agosto de 1956, mientras se encontraba trabajando en el cine Miramar, es detenido por Esteban Ventura Novo, uno de los más notorios asesinos del régimen. Es trasladado a la Quinta Estación de Policía, donde lo golpean salvajemente, no le proporcionan alimentos y tratan de quebrantarlo psíquicamente con amenazas de su muerte. Sus familiares acuden a los tribunales y presentan un recurso de habeas corpus, que obliga a la policía a presentar al detenido. Así logran salvarle la vida. La dirección del Movimiento 26 de Julio decide que este se traslade a México, pues en Cuba corre inminente peligro. Al llegar a la capital azteca  se pone en contacto con los dirigentes del Movimiento 26 de Julio, que organizan luna expedición  con el objetivo de derrocar a la tiranía mediante la lucha armada en las montañas orientales. Incorporado a dicho proyecto, va a la casa campamento de la calle Cuzco, y posteriormente es enviado al  ubicado en Abasolo, en el estado de Tamaulipas, donde comienza su entrenamiento militar. Por su actitud es seleccionado como  uno de los expedicionarios  del yate Granma que partirá  de Tuxpan, México, en la madrugada del 25 de noviembre de 1958. Tras la difícil travesía marítima hasta Las Coloradas, donde arriban el 2 de diciembre de 1956,  los expedicionarios ya agotados por el esfuerzo físico, la sed y el hambre.  En Alegría de Pío, el 5 de diciembre,  es emboscada la aún inexperta tropa por el ejército. En el mismo pierde la vida  el joven revolucionario.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga