LAS INFRACCIONES URBANÍSTICAS DE CARÁCTER PENAL. CUESTIONES RELACIONADAS CON SU TIPICIDAD Y SU EJECUCIÓN EN CASO DE CONDENA. ANÁLISIS JURISPRUDENCIAL

LAS INFRACCIONES URBANÍSTICAS DE CARÁCTER PENAL. CUESTIONES RELACIONADAS CON SU TIPICIDAD Y SU EJECUCIÓN EN CASO DE CONDENA. ANÁLISIS JURISPRUDENCIAL

Francisco Javier Izquierdo Carbonero
fj.izquierdo@hotmail.com
ISBN-13: 978-84-16399-27-7
Nº Registro: 2015042711

Sinopsis

El tratar en un monográfico el estudio de los delitos contra la ordenación del territorio supone unos problemas añadidos al ya, habitual en estos casos, de emprender un estudio jurídico.
Por una parte, nos encontramos a una materia que con el paso del tiempo se ha ido mediatizando debido al acceso que ha tenido a un conocimiento más popular traído por medio de los medios de comunicación de masas: prensa y televisión muy especialmente. Esta situación va intrínsecamente unida al hecho de la corrupción política que estamos viviendo y sufriendo en los últimos años.
Al haberse generalizado la corrupción política uno de los campos en que ha encontrado más apoyo y abono lo ha sido el del urbanismo.
Ha llegado hasta tal punto esta afirmación que desde el año 2005 y de forma sucesiva hasta la actualidad son varios los Informes Globales de Organismos Internacionales sobre Transparencia y Corrupción que sitúan a España como uno de los países donde la corrupción y especulación en relación con el urbanismo ha tomado nivel alarmante hasta poder calificarse de "permanente".
La causa principal por la que se ha llegado a este extremo lo supone el hecho de que el urbanismo mueve enormes cantidades de dinero de enriquecimiento fácil a quienes participan en él: tanto desde el punto de vista privado como del público, y ambos, íntimamente relacionados.
El privado a través de constructores y promotores que se han creado en ocasiones vulnerando las propias normas societarias y fiscales en pos de un beneficio rápido e ingente, ocultando no sólo delitos de aquella naturaleza sino fundamentalmente en materia de blanqueo de capitales, a la que tan bien sirve este tipo de actuaciones.
El público por cuanto son numerosas las autoridades y funcionarios que se han enriquecido ilícita y velozmente por estos medios así como las propias administraciones (más en concreto la Local) han obtenido pingues beneficios para influir no solo en el valor de mercado de aquellos bienes sino para servirles de coartada para el mantenimiento en el poder a base de tapar aquellas vergüenzas y financiarse -ellos mismos y los partidos y gobiernos a que sirven- para el mantenimiento de sus propios estatus.
La sensación de impunidad en la sociedad ha adquirido tintes de enfado común por una actuación política y administrativa que no ha querido, podido o sabido (subrayando el primer participio verbal) acotar y anular con toda la dureza y firmeza que la situación iba requiriendo.
A lo anteriormente expuesto hemos de añadir un factor ha sobresaltar: el tecnicismos que rodea al ordenamiento urbanístico. Son tantos los conceptos e instrumentos que intervienen en el urbanismo: licencias, planes, silencios...que sirven para escabullir continuamente la responsabilidad que se debe exigir a quien se maneja en estos campos, máxime en la esfera de lo público.
Para colmo de males el Derecho Administrativo se ha visto sobrepasado por una actuación que no ha sabido regular, concretar y sancionar. Sólo la vía penal parece que está dando algunos resultados pero como, casi siempre, está llegando con un desfase temporal que también hace cundir aquella sensación de impunidad e injusticia en la mayoría de los estamentos sociales, especialmente el ciudadano de a pié que observa como al final, no pasa nada.
Principiaré con un análisis de las figuras delictivas (son sólo dos artículos del vigente Código Penal) para con abundante citación jurisprudencial finalizar el trabajo con un estudio de la problemática de la ejecución en vía penal de este tipo de condena delictivas.