Conflagración Ecuménica

Conflagración Ecuménica

Mario Turcios

Volver al índice

ADVENTISTAS ECUMÉNICOS

Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.”1

En la década tercera y cuarta del siglo diecinueve, se inició un movimiento de reforma en los Estados Unidos de Norte América, liderado por el agricultor Guillermo Miller. Éste reformador fue llamado por Dios para predicar el mensaje del primer ángel y llevar la verdad a todo el mundo. Si bien no sería él quien trascendería las fronteras personalmente, muy pronto Dios proveería recurso humano y los medios necesarios para hacer llegar su palabra a toda nación, pueblo, tribu y lengua, alcanzando así cada alma que debía conocer el mensaje de la verdad presente referente al gran juicio final que en ese momento daba inicio.

Estoy seguro que al hablar de Guillermo Miller surgirán preguntas, críticas e interrogantes a las cuales ahora mismo debemos dar explicación, el tema central del reformador Miller era siempre la purificación del santuario, las dos mil y trescientas tardes y mañanas de Daniel “Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado.”2

Guillermo Miller interpretó tal profecía como la venida de nuestro señor Jesucristo por segunda vez, la fecha establecida en la primavera de 1844 cuando se produciría el advenimiento paso y Jesús no vino, al parecer Miller estaba equivocado, pero Dios tenía el control del asunto.

El pueblo de Dios debe creer plenamente en la palabra y esperar en Señor el cumplimento de su advertencia final. La paciencia de los hijos de Dios constituye su santidad. Lo que para el espectador frente a las predicciones de Miller fue un error suyo al interpretar de tal manera el cumplimento de Daniel referente a la purificación del santuario, en tal caso Dios tenía previsto que sucediese esa realidad y así quienes esperan pacientemente en Dios, en lugar de desilusionarse frente a la aparente equivocación, éstos fieles creyentes en la profecía se afirmarían en la fe y con mayor esmero estudiarían profundamente la palabra de Dios hasta entender con exactitud la profecía.

Pero ¿Qué sucedió con la profecía de que Jesús vendría? ¿Por qué no se cumplió como se predicaba? La respuesta la encontramos en el libro de Apocalipsis: “Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.”3 Aunque Guillermo Miller se consideraba indigno e incapaz de cumplir tan grande y honorable misión de llevar el mensaje del primer ángel a todos los creyentes de todo el mundo, se sentía profundamente feliz una vez Dios condujera su obra, sin embargo al vivir la experiencia que muchos llaman el chasco, amargo su vientre.

  1. Apoc. 14:6, 7. Versión Reina Valera.1960.

  2. Dan. 8:14. Versión Reina Valera.1960.

  3. Apoc. 10: 10. Versión Reina Valera.1960.

La experiencia de 1844, causó en Miller una tristeza, pero al mismo tiempo lo indujo a escudriñar las escrituras hasta el punto que el pueblo de Dios debía continuar con la clara convicción de que lo que en ese momento sucedió fue el cumplimiento parcial de un gran evento final, descrito en el libro de Apocalipsis. El juicio final daba inicio y era el pueblo de Dios quien llevaría la luz al mundo, el mensaje adventista comenzó con muy pocos seguidores debido a la incredulidad de los creyentes de otras iglesias que rechazaron el mensaje del primer Ángel.

Otra gran profecía se cumpliría tan pronto como las iglesias rechazaran el mensaje que Miller predicaba acerca el advenimiento, el apóstol Pablo ya advertía acerca de la apostasía que afectaría no solo al protestantismo si no también a quienes en su momento constituían el pueblo de Dios, en el libro de 2 Tesalonicenses se refleja claramente: “Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.”4 Ya antes hemos dejado muy clara la apostasía dentro de las iglesias caídas, por lo tanto ahora explicaremos como la iglesia adventista del séptimo día, la cual un día fue el pueblo de Dios, se desvió de la verdad y camino en pos del error.

La pluma inspirada nos advierte acerca de la realidad y condición actual de quienes profesan ser el pueblo de Dios: “Me lleno de tristeza cuando pienso en nuestra condición como pueblo. El señor no nos ha cerrado el cielo, pero nuestra propia conducta de permanente apostasía nos ha separado de Dios. El orgullo, la codicia y el amor al mundo han vivido en el corazón sin temor a la expulsión o la condenación. Pecados dolorosos cometidos con presunción se manifiestan entre nosotros. Y sin embargo la opinión general es que la iglesia está floreciendo, y que existe paz y prosperidad espiritual en toso sus términos. La iglesia ha dejado de seguir en pos de Cristo, su líder, y esta volviéndose firmemente hacia Egipto.” 5

La línea que separa a los que profesan ser cristianos de los impíos es apenas perceptible, el propósito de Satanás es unir a los cristianos con los impíos en un solo cuerpo, pero veamos cómo se da esta unión entre la iglesia Adventista nominal que pretende ser el pueblo de Dios con los impíos, las iglesias caídas y el papismo. Dios prohíbe rotundamente tal unión: “ No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.” 6

  1. 2 Tes. 2: 9, 10 Versión Reina Valera.1960.

  2. G. de WHITE, Elena. Servicio Cristiano p. 49, 50.

  3. 2 Cor. 6:14-16. Versión Reina Valera.1960.

En una ocasión especial el papa Paulo VI recibió en audiencia especial a los representantes de la conferencia de secretarios de las familias confesionales del mundo. En esa reunión se encontraba el obispo John Howe, primer secretario del Consejo Consultivo Anglicano, y lo más sorprendente es que ahí se encontraba presente el señor B. Beach, primer secretario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, era la primera vez que se hacía presente a una reunión ecuménica un representante de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, quien participó en la ceremonia donde obsequiaron una medalla de oro al pontífice.

La pluma inspirada nos expresa que como en los tiempos de Jesús al ver a su iglesia el pueblo Judío una nación divorciada de los principios divinos, también vio hacia el futuro una Iglesia profesa unida al mundo, veamos cómo se cumple esa visión hoy en día, las Iglesias nominales y los Adventistas nominales siguen el ejemplo de Judas y traicionan a su maestro profanando su santa ley hiendo en pos del error, se aproxima el gran final de este mundo, las Iglesias caídas y los Adventistas nominales acuden al papado para obtener influencias y conspiraran contra el pueblo de Dios; los santos de los últimos días serán casi desconocidos pero las iglesias nominales y los adventistas nominales los traerán a los papistas y los acusaran de despreciar y rechazar su día el cual es el domingo impuesto en lugar del día Santo Sábado.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día mantiene relación con el Concilio Mundial de Iglesias, aunque los adventistas nominales niegan una relación ecuménica con el concilio, la verdad es que sus actividades están orientadas a una colaboración recíproca de evangelización mundial con claros interés en común. Si los adventistas no fueron capaces de mantenerse íntegros en cuanto al mensaje del tercer Ángel y cedieron espacio al protestantismo y al paganismo, con mayor facilidad se verán sometidos a los poderes seculares subordinados al papado y con mayor razón se convertirán en agentes del papado acusadores del verdadero pueblo de Dios.

Veamos los puntos sobre los cuales estas iglesias caídas están unidad con la iglesia adventista nominal, una de sus ventajas es que por medio de Concilio Mundial de Iglesias y la CESE. La Iglesia Adventista obtiene con mayor facilidad los pasaportes visados con el propósito de viajar a los países bajos los proyectos de evangelización y expandir así la obra misionera, si analizamos esta relación, podemos visualizar la realidad de la Iglesia Adventista trabajando de la mano con el protestantismo en una relación reciproca mas ínfima y coherente en cuestiones de doctrina pagana contraria a los principios divinos que nuestro redentor nos enseñara.

La CESE tiene su sede en Bahía, en el año 1982 tenía como su secretario general al señor Enilson Rocha Sauza. La Coordinadora Ecuménica de Servicios, reunía en ese entonces un número significante de Iglesias tales como: Iglesia pentecostal, Brasil para Cristo, Metodista, Anglicana Católica, y muchas Iglesias más que tenían su sede en Rio de Janeiro avenida Churchill 129, conj. 802. En su diaconía forman parte dos ramas del calvinismo una es la Iglesia presbiterana del Brasil y la Iglesia presbiteriana Independiente, la Iglesia de Cristo evangélica, el cristianismo decidido, la cristiana reformada, la Iglesia Episcopal y la Iglesia Metodista, la Iglesia congregacional y la que hace la diferencia es la Iglesia Adventista del Séptima Día.

Apocalipsis 16 dice: Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas;pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. Increíblemente para quienes no ven con ojos espirituales esta profecía, los eventos de los últimos días indican claramente con exactitud el desarrollo del conflicto entre el bien y el mal, los fenómenos de hoy en día son el preámbulo al siguiente paso de unificación de esos tres diabólicos espíritus.

¿Cuál era la posición del pueblo de Dios ente la apostasía en los tiempos antiguos? “Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra en la cual entrarás para tomarla, y haya echado de delante de ti a muchas naciones, al Heteo, al Hergeseo, al Amorreo, al Cananeo, al Ferezeo, al Heveo y al Jebuseo, siete naciones mayores y más poderosas que tú,y Jehová tu Dios las haya entregado delante de ti, y las hayas derrotado, las destruirás del todo; no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia.Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo.Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto.Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y destruiréis sus imágenes de Asera, y quemaréis sus esculturas en el fuego.”7 “¿Ha caído en apostasía la Iglesia Adventista del Séptimo Día? Juzguemos por sus hechos, alianzas y acuerdos con las iglesias caídas y el papismo.” 8

  1. Deu. 7: 1-5. Versión Reina Valera.1960.

  2. Artículo seleccionado. REVISTA ADVENTISTA. enero 1965