MIGRACIÓN INTERNACIONAL Y CRECIMIENTO ECONÓMICO EN MÉXICO

MIGRACIÓN INTERNACIONAL Y CRECIMIENTO ECONÓMICO EN MÉXICO

Martina Rodríguez Domínguez (CV)
Universidad Autónoma de Baja California

Volver al índice

CAPÍTULO II: LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL EN LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTE DE MÉXICO

El éxodo de la población hacia los Estados Unidos de América es un fenómeno que ha caracterizado a esta zona, aunque la migración históricamente era de las zonas rurales y respondía a las necesidades de los agricultores estadounidenses a través del Programa Bracero, las relaciones sociales y familiares que fueron iniciadas por migrantes rurales han consolidado la dinámica migratoria (Sánchez, 2012). Actualmente la región centro occidente de México es una región caracterizada con altas tasas de migración internacional, de acuerdo a datos de CONAPO.
Sin duda que una de las causas de los desplazamientos de migrantes de las regiones de los países pobres hacia ciudades del mundo avanzado es para escapar del hambre y la pobreza. Es un éxodo en busca de oportunidades, a pesar de la evidencia empírica que revela que los países muy pobres como Sierra Leona o Indonesia tienen un número insignificante de migrantes (Portes, 2001).
Actualmente la migración mexicana de la población hacia los Estados Unidos de América y la expansión de actividades informales en el país, según el Fondo Monetario Internacional (FMI) son la válvula de escape a la falta de empleos en México; por un lado, entre los “factores de atracción” de las áreas de destino están los beneficios monetarios (mejores ingresos), no monetarios (servicios urbanos) y mejores condiciones de vida; por el otro, entre los “factores de expulsión” se podrían considerar la falta de empleos permanentes, las escasas posibilidades de acceso a la educación o la sanidad (Meza, 2005).