EL CONFLICTO DEL SÁHARA OCCIDENTAL: EL PAPEL DEL FRENTE POLISARIO

EL CONFLICTO DEL SÁHARA OCCIDENTAL: EL PAPEL DEL FRENTE POLISARIO

Carolina Jiménez Sánchez (CV)
Universidad de Málaga

Volver al índice

C. LA CREACIÓN DE MOVIMIENTOS POLÍTICOS Y NACIONALISTAS

1. El M.O.R.E.H.O.B. (Mouvement Révolutionnaire des Hommes Bleus) y el F.L.U. (Frente de Liberación y Unidad)

El primer movimiento creado con la finalidad de aglutinar a la población nativa en torno a la inercia de una solución rápida hacia la autodeterminación viene de la mano del MOREHOB, siglas que responden en francés a Movimiento de Resistencia de los Hombres Azules1 .
Este grupo fue creado en Rabat en junio de 1972 aunque los primeros ecos políticos se oyen en el mes de julio a través de la agencia de prensa France Presse2encarnados en la figura de su presidente, Edouard Moha 3, quien ya en su primera declaración habla de manera clara y sin rodeos sobre las aspiraciones de su partido declarando que su movimiento pretendía liberar a los marroquíes oprimidos de Ceuta, Mellilla y el Sáhara “para la liberación total de los territorios marroquíes expoliados por el colonialismo español4 .
Este movimiento, sin embargo, comienza a mostrar signos de debilidad en abril de 1973 cuando Moha deja Rabat para asentarse en Argel5 , hasta donde traslada la sede del MOREHOB, y desde donde afirmará su condición de refugiado, según él debido a complicaciones con el régimen marroquí.
En esta nueva etapa del partido, Moha se declara independentista y arremete contra el régimen de Rabat, a quien acusa de hacerle un exhaustivo control de sus actuaciones, así como contra la Yemáa y contra el régimen colonial, a los que no concede dudas sobre su conexión con Marruecos en lo relativo a la decisión del futuro en el Sáhara 6.
Poco después, se crea en Rabat un nuevo grupo político denominado “Movimiento del 21 de agosto” 7, quizá para verse completamente desligado del MOREHOB y desligarse así de las especulaciones en torno a la estrategia encubierta entre Rabat y Moha 8. Este nuevo movimiento repetía eslogan, declarando que quería liberar a los territorios marroquíes ocupados. El Movimiento del 21 de agosto reivindicó algunas acciones independentistas del Frente POLISARIO, quizá para ganar credibilidad, pero rápidamente desapareció.
Moha dejó Argelia y se entrevistó con el Coronel Blanco en España, apareciendo posteriormente en Bruselas, desde donde vuelve a atacar a los Gobiernos marroquí y español. Posteriormente, en 1975 vuelve a Rabat optando por seguir la postura marroquí, si bien no hay constancia de que siguiera su actividad política en relación al Sáhara a partir de entonces.
Desde su nacimiento el MOREHOB parecía destinado a tener una corta vida, ya que en su mismo acrónimo había hilos que se habían dejado sin atar. Como bien apunta  VILLAR, “parece delatar que su acuñación no se ha realizado en el Sáhara, sino más bien en cualquier lejano despacho, a manos de algún funcionario francófono, con la pretensión de captar las mentes occidentales mediante la romántica y folclórica imagen de los hombres azules”9.
 En marzo de 1975 se crea también en Rabat el FLU, Frente de Liberación y Unidad. Éste destaca porque resulta ser más que un partido o movimiento político, un grupo armado de militares profesionales que lucharán de manera limitada contra el Ejército español y el Frente Polisario, realizando algunos atentados como la colocación de minas. Estaba compuesto por quinientos soldados marroquíes divididos en cuatro unidades bajo la autoridad del Coronel Dlimi.10
En julio de 1975 es detenido uno de los comandos del FLU, pero para sorpresa del Ejército español son rápidamente excarcelados, debido a que los Gobiernos de Madrid y Rabat estaban en pleno acercamiento diplomático. Sin embargo, tras este golpe, el FLU no vuelve a realizar ninguna acción violenta y termina por diluirse entre tan concurrido escenario.
Hasta aquí el análisis de los escasos movimientos apoyados por parte del Estado marroquí, que si bien tuvieron una corta vida merecían ser comentados, por su aparición en el escenario político de los saharauis. Pero además del MOREHOB y del FLU otros movimientos son creados por otros Estados con la intención de abanderar los derechos de los saharauis, entre los que cabe mencionar un movimiento del que casi no se tiene noticia, pero que, en cualquier caso también se sumó a la euforia de “liberar el Sáhara”. Es el denominado MOLISA, Movimiento de Liberación del Sáhara, del que no hay constancia de ninguna acción política o militar y que fue creado por Mauritania, quizá porque no quería quedarse atrás respecto de las estrategias seguidas por Marruecos y España. Pero, en cualquier caso fue un grupo efímero y que careció de fuerza y representatividad alguna.
Como podemos observar fueron varios los movimientos que intentarían atraer a la población del Sáhara a sus planteamientos políticos, de una u otra clase, creando una batalla a otra escala en la que tratarían de obtener la representación del pueblo saharaui. Uno de los ejemplos más claros y también el que tuvo mayor éxito es el del PUNS, caso que trataremos de exponer a continuación.

1 Mouvement Révolutionnaire des Hommes Bleus.

2 VILLAR, F., El proceso de…, op. cit., p. 217.

3 Del líder del partido cabe decir que su verdadero nombre no era Edouard Moha sino Bachir Figuigui, y que en su “carrera política” destaca su cambio de estrategia a lo largo del año 1973 que va a ser interpretada desde fuera como un signo de debilidad del movimiento.

4 OLIVER, P., Sahara… op. cit., p. 72.

5 Ibídem.

6 Por su parte, la teoría polisaria afirma que esto no era más que una artimaña para colarse en Argelia, crear confusión y recoger información. De hecho el jefe del departamento de movimientos de liberación del FLN argelino afirmó que a los tres meses de su llegada comenzaron a desconfiar de Moha. MAESTRE ALFONSO, J., “El Sáhara: último fracaso colonial”, HISTORIA 16, nº 1, 1976, p. 21-31, p. 29.

7 OLIVER, P., Sahara…, op. cit., p. 72.

8 De hecho algunos atribuyen la creación de éste movimiento al propio líder, ya que éste había salido de Argelia en esas fechas

9 VILLAR, F., El proceso de…,op. cit., p. 216.

10 MAESTRE ALFONSO, J., “El Sáhara…”, op. cit., p. 31.