ESTRUCTURA DEL MERCADO AUDIOVISUAL: RESULTADOS

José Patricio Pérez Rufí (coordinador)

4. Conclusiones.


Hemos planteado cómo se puede llegar a conseguir esta gran difusión y se demuestra como a raíz de esta se puede llegar a perder el control del contenido. Se ratifica así la hipótesis planteada, ya que el usuario es incapaz de controlar el alcance de la difusión de contenidos a través de Internet. Esto sucede debido a que una vez expuesto el material en la red, cualquier persona tiene acceso a él y se pueden apropiarse del mismo, a través de software como JDownloader, y poder realizar todo tipo de montaje, parodia, ediciones, etc., así como la inclusión en otras web y difusión por todo tipo de redes sociales. El autor de tales piezas audiovisuales se ve sumergido en un mar mediático de difusión de su propio contenido que no es capaz de controlar y no puede salir. Lo único que calma esta oleada mediática es el paso del tiempo. Este hecho puede convertirse para un usuario en un arma de doble filo, ya que por un lado puede buscar esa popularidad mediática, pero por otra parte, el vídeo puede alcanzar una fama que se vuelva en contra del usuario que sube el vídeo, así como de las personas que aparecen en él. El caso del Instituto Antonio de Mendoza de Alcalá la Real, es un ejemplo de popularidad mediática negativa.
Con relación a lo anterior, el “boom” de los vídeos solo está vigente en un corto periodo de tiempo. El aumento exponencial de las visitas en función del tiempo se produce de manera muy notable las 72 horas siguientes a la subida del vídeo. A partir de este tiempo las visitas seguirán sumando pero de una forma más pausada, haciendo que poco a poco este número se estabilice. Los contenidos se queman y rápidamente son reemplazados por otros.
La proliferación de dispositivos móviles con capacidad para una conexión a Internet no para de aumentar. La viralización de vídeos a través de YouTube no queda ajena a este hecho. El futuro de la viralización pasará irremediablemente a través del teléfono móvil, como ya demuestran ese 15% de visitas a algún vídeo del canal, desde ese tipo de dispositivo. El móvil constituye un reproductor de vídeos portátil idóneo para la transmisión de este tipo de material audiovisual, ya que una persona en cualquier lugar donde se encuentre, puede ver el vídeo y además difundirlo. La cadena de divulgación no se rompe y el tráfico del vídeo a través de los móviles, supone una inyección importante de visitas.
Otra conclusión que se puede extraer en este estudio es que la viralización implica a las redes sociales. Este elemento es clave en la viralización, ya que es uno de los enlaces entre los millones de internautas y el vídeo. Por otro lado, la aparición en redes sociales ayuda al acceso al vídeo, ya que llegar a un vídeo de YouTube únicamente por su etiquetado, puede ser una labor imposible debido a la inmensa cantidad de contenido subido cada hora.
Se confirma que los vídeos más vistos son de tipo cómico, banales e irrelevantes, ya que la gran mayoría, incluso mas de la mitad de los vídeos analizados, pertenecen a esta categoría. No solo se demuestra a través de esta investigación, sino que se puede comprobar de forma práctica que viendo cualquier listado de vídeos más vistos en YouTube, más del 50% son vídeos de contenido cómico o humorístico.
Respecto a la duración de los vídeos que se viralizan se concluye que estos constan de un minutaje que oscilan entre dos y tres minutos. En primer lugar, el vídeo no tiene que ser demasiado extenso para que el usuario no lo rechaze en un primer instante por pereza o por falta de tiempo. En segundo lugar, aun teniendo una duración corta, debe ser lo suficientemente largo como para contener una trama narrativa u otros elementos que capten la atención del espectador, y así no sea capaz de reprimir sus ganas de difundirlo.
La viralización de un vídeo trae consigo la aparición de remakes y parodias sobre dicho vídeo. Algunos usuarios de YouTube, aprovechando la exponencial subida de las visitas de un vídeo, crea parodias para incluir en esa espiral de difusión material propio. La imaginación de estos usuarios no tiene límites y estas parodias se presentan en la red con multitud de formas. Por lo general, el modus operandi de estos usuarios consiste en descontextualizar la imagen o el audio. Por ejemplo se elimina el audio original y se inserta una locución nueva que genera nuevo sentido al vídeo original, casi siempre basados en el humor.
Para que un vídeo se haga popular en Internet, su contenido debe de ser asimilado por los usuarios, por tanto ha debido de ser visto en su totalidad (o al menos en su mayor parte). YouTube Analytics proporciona una herramienta llamada “retención de la audiencia”. A través de este instrumento se puede conocer qué porcentaje de audiencia está viendo el vídeo en un segundo determinado. Así, vemos que en la mayoría de vídeos, este porcentaje disminuye vertiginosamente con el transcurrir del tiempo. Los vídeos que destacan por sus visitas presentan una retención elevada de la audiencia, es decir, una amplia mayoría de usuarios que ha visto el vídeo, lo ha hecho hasta el final. Se observa por tanto que para que un vídeo se viralice, hay que intentar retener a la audiencia hasta el final del vídeo, para que asimile el contenido de este. El ya citado vídeo de nuestro canal, el saludo de Ronaldo a Javi Martínez, como contenido más viralizado, presenta esta característica. Un 63% de los usuarios que han visto el vídeo, lo han hecho hasta el final. Un porcentaje elevado, si tenemos en cuenta que el contenido este vídeo aparece en otros lugares.
            Para finalizar, debemos mencionar otra conclusión extraída a través de YouTube Analytics. La interacción del usuario con el vídeo supone, al igual que la retención de la audiencia, otro punto de inflexión en la viralización. La interacción con el material audiovisual supone la asimilación del contenido y cuando este hecho se produce, la interacción entra en juego. Los usuarios comentan el vídeo mostrando su opinión y a su vez, otros usuarios contestan, mostrando su acuerdo o desacuerdo con el comentario. Para poder interactuar con el vídeo, hay que tener cuenta en YouTube, y una vez efectuado el comentario, si este es contestado, se le remite al usuario un correo notificando esta respuesta. Se crea así una espiral de diálogo, que aumenta también el número de visitas. No se puede afirmar que si un vídeo presenta comentarios, se hable de viralización, y esta se haga efectiva más tarde o más temprano. Pero se puede concluir que todo vídeo viral presenta interacción con la audiencia.
Para finalizar, hemos de decir que la viralización es un fenómeno que se puede estudiar y extraer de él conclusiones muy interesantes, como así lo demuestra esta investigación. Pero no se puede saber por qué gusta un vídeo en un momento determinado, y el usuario siente la necesidad de compartirlo. Esto se escapa a la razón, o al menos a los estudios cuantitativos. Esta investigación deja una puerta abierta para estudios psicoanalíticos, para poder confeccionar una teoría sólida respecto al fenómeno de la viralización de vídeos en Internet.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga