ESTRUCTURA DEL MERCADO AUDIOVISUAL: RESULTADOS

José Patricio Pérez Rufí (coordinador)

3.  Panorámica del consumo en telefonía móvil.

A la hora de analizar el consumo de contenidos audiovisuales a través de terminales portátiles como smartphones o tablets, debemos tener en cuenta la complejidad que rodea a este mercado que tan rápidamente se está expandiendo y evolucionando en la actualidad, además del salto generacional, aún notable, que rodea el uso de este tipo de dispositivos, mucho más frecuentes aún entre la gente joven o de mediana edad que un medio tradicional como la televisión, que abarca todo el arco de edad. Las facilidades que en los últimos años han dado las compañías para hacerse con un dispositivo smartphone han hecho proliferar notablemente en los últimos años el número de dispositivos 3G en nuestro país, coincidiendo además con el aumento a nivel global. También, consecuentemente, ha aumentado la atención al mercado de aplicaciones para el desarrollo y aprovechamiento de éstos. Esta penetración positiva es fácilmente visible en encuestas como la de Televidente 2.0 que desarrolla The Analysis Cocktail, en sus distintas oleadas desde 2006, o el informe Eespaña 2011 de la Fundación Orange. Observamos la clara tendencia de subida de la variación anual de los dispositivos smartphone, llegando a ser de un 96% en el último trimestre del año 2010, mientras los móviles convencionales forman una línea estable que, aunque perciba una pequeña subida a lo largo del 2009, la tendencia vuelve a ser a la baja en el siguiente año, y muy a favor del mercado smartphone.

Otro dato revelador se encuentra en el cambio de hábito que se está produciendo en nuestra manera de acceder a Internet con respecto al lugar. Podemos observar como el acceso a la red desde el hogar, el centro de estudios o de trabajo siguen una línea normal sin apenas variación. En cambio, el acceso a Internet desde otros lugares, que comprende el exterior, aumenta de forma reveladora. Podemos interpertar que esto está ligado al aumento de muchos otros lugares, como cafeterías, establecimientos de ocio o lugares públicos con puntos wifi, pero sobre todo al desarrollo y rapidísima popularización de móviles con posibilidad 3G, yendo sus usuarios conectados en plena calle.
Pero para una experiencia de uso satisfactoria y la visualización de contenidos sin límites, es necesaria para el ciudadano la premisa de una tarifa plana de datos. En septiembre de 2011, más de la mitad (55%) de los usuarios de smartphone encuestados gozan de una tarifa plana. Es un dato bastante positivo que además no dudamos que continuará al alza en los últimos años. En la encuesta realizada por nosotros observamos unos resultados parecidos con respecto al método de acceso a Internet. Un 56,2% accede preferiblemente a través de 3G con su tarifa plana de datos, mientras que el 40,4% espera a encontrar una zona wifi. Sólo un 3,4% accede a la red a través de 3G, aun pagando por datos consumidos. Siguiendo con los datos de Televidente 2.0 con respecto a aplicaciones audiovisuales, el 37% es afirmativo. A la misma pregunta realizada en nuestra encuesta original, el resultado es mucha más contundente. Un 80,9% tienen al menos una aplicación audiovisual. No es de extrañar este último resultado, teniendo en cuenta que, por ejemplo los usuarios de smartphones Android cuenta con la aplicación YouTube instalada por defecto. Esta aplicación es la que comparten por un 60% todos los usuarios con aplicaciones audiovisuales instaladas. Mientras que aquí los usuarios que tienen dos o más aplicaciones es de un 49%, en nuestra reciente encuesta el resultado es de un 68,9%. Dada la experiencia de uso y la fisionomía de estos nuevos dispositivos, las aplicaciones audiovisuales son una clara tendencia.
Más allá del consumo de aplicaciones audiovisuales, los resultados de la encuestra de The Cocktail Analysis nos muestra con un 76% que lo más frecuente es el visionado de contenido grabados por el mismo usuario con su cámara. Lo interesante es que le siguen el acceso navegando a través de Internet en el móvil, en páginas externas, y el acceso a vídeos desde redes sociales, en segundo y tercer lugar respectivamente. Podemos pensar que los usuarios de smartphone, no sólo se están acostumbrado al audiovisual en su pantalla, sino que además lo buscan y comparten para otros usuarios en sus redes. Los resultados a la misma pregunta a nuestra encuesta nos arroja datos muy parecidos en las tres primeras posiciones. Aunque los vídeos a través de redes sociales, en tercer lugar, mientras un porcentaje superior, con más de un 60%. Esto recalca aún más la tendencia a compartir contenidos de la que andábamos hablando. Como cuarto resultado nos encontramos los vídeos pasados por Bluethooth con un 37%. Puede parecer sorprendente que sea frecuente el uso de esta tecnología para compartir, pero puede que se deba a que dos usuarios que se encuentran cercanos físicamente, prefieran el uso del bluethooth como primera opción gratuita para transpasar un archivo pesado como un vídeo, antes que gastar consumo de su tarifa de datos.
Con respecto a la frecuencia de acceso a contenidos audiovisuales a través del móvil, podemos ver ya un claro asentamiento de este nuevo hábito en los usuarios con smartphone. Un 20% de éstos consumen a diario, y un 24% lo hacen semanalmente. Estos dos periodos de tiempo que dan una frecuencia más que regular suman casi la mitad de los usuarios encuestados (44%), mostrándose como un dato muy revelador. El 16% acceden al menos una vez al mes, con menor frecuencia un 19% y nunca o casi nunca un 22%. A la vez que son casi la mitad de los usuarios los que acceden con bastante frecuencia, también son la otra mitad los que apenas lo hacen, pero puede decirse con convencimiento que el crecimiento de estos dispositivos y la cada vez más rápida absorción que sufren las nuevas corrientes tecnológicas harán que en un corto periodo de tiempo sean muchos más los usuarios que con frecuencia accedan a contenido audiovisual en su smartphone. Los resultados de nuestra encuesta dan unos resultados de un orden parecido, aunque crece en un 31,8% el número de usuarios que acceden diariamente. Siendo esta encuesta solo algunos meses posterior a la de Televidente 2.0, podemos corroborar esta rápida tendencia al crecimiento.
Siguiendo con los nuevos hábitos de consumo, veamos cuales son los lugares más frecuentes de consumo audiovisual a través del móvil. Según Televidente 2.0, el lugar favorito de consumo, con un 41%, sigue siendo el hogar, con un 41%. Podemos interpretar que, a pesar del carácter totalmente portátil de estos nuevos dispositivos, el contenido audiovisual consume una gran cantidad de información en datos. Un usuario estándar parece que por lo tanto prefiere esperar a conectarse a la red wifi de su hogar para consumir vídeo u otro tipo de audiovisual desde su terminal, antes que hacerlo desde el tráfico 3G, aún teniendo tarifa plana, para no arriesgarse a llegar al límite de capacidad de ésta. El resultado es el exterior (calles, parques, playas, etc), con un 14%, y en cifras parecidas y más bajas se mueven el resto de opciones, siguiendo en transportes de larga y media distancia, centro de trabajo o estudios, bares y establecimientos y en casas de otras personas. Los datos de nuestra encuesta, siguen una tónica parecida. El acceso desde el hogar alcanza el 56,6%. La diferencia aquí es que el segundo lugar más habitual es el lugar de trabajo o estudio (13,2%), y le sigue el consumo en medios de transporte con un 10,9%.
En los nuevos hábitos de consumo audiovisual a través de estos dispositivos no debemos olvidar las nuevas plataformas de streamig de películas y series de televisión, que con unos precios más que competitivos, llevan un nuevo modelo de negocio que no tardará en imponerse. Estamos hablando de servicios como iTunes Store, ligado al hardware Apple TV de la incombustible compañía de la manzana, y otros como Waki TV, Filmin, Filmotech, o la nueva plataforma Youzee, aún en versión beta en España. Todo este elenco de plataformas, en su afán innovador, convierten nuestra televisión en una smartTV, concentrando los cauces que ha seguido el concepto de televisión interactiva, y la vanguardista idea de integrar con sus aplicaciones y a través de nuestra cuenta el resto de dispositivo conectados, como ordenadores portátiles, tablets y móviles smartphone, que es lo que nos ocupa.
            La plataforma iTunes Store, como es lo corriente con respecto a su marca, lleva la voz pionera y abre el camino. La integración del software en Apple TV con el resto de dispositivos es literalmente perfecta. El visionado y gestión de estos contenidos comprados o alquilados se puede llevar a cabo desde el iPad o el iPhone hasta el iMac pasando por el iPod Touch o los MacBook. Además, las posibilidades de audio, idioma, subtítulos, avances por capítulo, etc. son sencillamente el referente. El resto de plataformas compiten por hacerse su hueco en este nuevo modelo, cada una con sus puntos fuertes y no tan fuertes, pero todas inmersas en la innovación tecnológica. Filmin o Youzee cuentan ya en el último mes con su aplicación para smartphone, tanto iPhone como Android, y el resto de plataformas si no la tienen ya, están trabajando en ellas, porque no se entiende un nuevo servicio legal de streaming y descarga pagada de contenidos sin la integración total de la pantalla de nuestro salón con el resto de dispositivos, y aquí el smartphone es una pieza fundamental. No es descabellado pensar que estos nuevos modelos, con sus precios y condiciones más que competitivos, no tardarán demasiado en romper la barrera del nuevo hábito de consumo, incluso en nuestro país, que aglutinarán todos esos usuarios que buscaban en la red la alternativa en el consumo de productos audiovisuales extranjeros o fuera de la televisión convencional, y que lo harán a través de la integración total de cualquier dispositivo que lo permita, dando un giro al modelo de visionado “privado” en detrimento a la televisón contratada por cable o satélite, que se queda obsoleta ante estas nuevas apariciones.
En último lugar echamos un vistazo a las aplicaciones más descargadas en el Android Market y la Apple Store. En ambos casos, tanto en modalidades de pago como gratuitas, encontramos un dominio de los juegos. En el Android Market, en las 10 aplicaciones más descargadas de forma gratuita, solo encontramos 2 del mundo audiovisual: Apalabrados (juego) y YouTube. El resto son aplicaciones dedicadas a la mensajería, redes sociales o gps. En cambio, en la modalidad de pago, predominan más juegos, las aplicaciones audiovisuales constituyen 5 de las 10 primeras: 3 juegos, un editor de fotografía e incluso una emisora de radio (TuneIn Radio).
En la App Store el dominio de juegos es mucho más evidente. En la modalidad gratuita, todas las aplicaciones pertenecen a sector audiovisual: 8 juegos, una aplicación para el visionado de TV (Zattoo Live TV) y un reproductor (VLC Player). En la modalidad de pago, 9 de las aplicaciones son juegos, mientras que encabezando la lista encontraríamos Whatsapp, la aplicación de mensajería por excelencia en este momento. Sabiendo estas preferencias en el consumo de aplicaciones queda bastante claro que el dominio pertenece al audiovisual, más concretamente a los juegos.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga