RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (SEGUNDA PARTE)

Raúl Quintana Suárez

Conrado Marrero

Conrado Marrero Ramos

 

Relevante deportista cubano. Nace el 25 de abril de 1911 en la Finca El Laberinto, situada en las inmediaciones de Sagua La Grande, actual provincia de Villa Clara. Notable lanzador de béisbol conocido como el Guajiro de Laberinto o el Premier. Trabajó en cinco series mundiales amateur y es elegido el más valioso en la de 1940, ganada por Cuba. Seis años después pasa a las filas del profesionalismo con los Indios de Juárez, México, circuito en el cual gana 28 desafíos contra solo 8 reveses. Aunque comienza a jugar béisbol desde muy joven, ingresa en el profesionalismo un poco tarde. El propio Marrero expresó, en una ocasión, que en Sagua la Grande  jugaba tercera base o como jardinero izquierdo, más tarde, como sabía tirar algunas curvas, tenía que lanzar de vez en cuando, pero la posición favorita era la de torpedero, aunque también le gustaba actuar como cuarto bate. Recordaba, además, que en 1935 el Club Casino Español de la Isabela de Sagua organizó un equipo de béisbol y un día los visitó el conjunto de la Casa Stany, de Cienfuegos, entonces Marrero fue al box, los dominó y como necesitaban un lanzador, le hablaron para que jugara con ellos. Acepta y desde entonces se mantiene en ese equipo. Es uno de los más extraordinarios lanzadores cubanos de todos los tiempos, un serpentinero que se impuso en todos los circuitos donde trabajó, apoyado en su notable control y conocimiento exacto de la zona de strikes. Un verdadero ídolo de las multitudes, capaz de llenar todos los estadios donde se le anuncia como lanzador. Hecho relevante en su trayectoria deportiva se produce cuando aspira a  la condición del Mejor Novato del Año en las Grandes Ligas, a una edad en que ya muchos habían visto pasar sus mejores tiempos: casi a los cuarenta años. Descolló en las series mundiales amateurs, en las cuales demostró la preparación en el box, club para el cual ganó 127 juegos y perdió 40, entre 1939 y 1945. El Premier, como fuera bautizado por un cronista deportivo cubano, recibe muchos elogios durante su brillante carrera de 20 años, y sobresale la valoración que hizo de él Ted William, uno de los mejores bateadores de las Grandes Ligas estadounidenses en todos los tiempos, quien en 19 temporadas promedió 344: “Abandonó las Grandes Ligas en 1955, pero es aún recordado en Estados Unidos y está nominado para ingresar en el Altar de los Eternos (Orine of the Eternal), máximo galardón conferido por la institución Relicario del Béisbol (Baseball Reliquary), similar al Salón de la Fama de Cooperstown. A diferencia del Salón de la Fama, el Altar no tiene como principal valoración los datos estadísticos de los jugadores, sino que elige a sus miembros teniendo en cuenta otros méritos “para una comprensión y aprecio más profundos sobre el béisbol. El año 1939 marca el inicio de Cuba en las series mundiales de béisbol amateur, cuya primera edición se había efectuado durante la temporada anterior en Gran Bretaña con la sola participación de dos equipos: el país anfitrión y Estados Unidos. La Segunda Serie Mundial tuvo por sede a La Habana, y cuenta con la participación de Estados Unidos, Nicaragua y Cuba. La mayor atracción del torneo es el enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos, efectuado el 13 de Agosto de 1939 en el Estadio La Tropical. La victoria corresponde a la selección cubana con anotación de trece carreras a tres. Conrado Marrero, quien trabaja en las nueve entradas, permitió solo cinco hits y se acredita doce ponches. Este es su primer triunfo en eventos internacionales. La espectacular actuación de Conrado Marrero con los Habana Cubans, durante tres temporadas consecutivas, que le permite alcanzar ¡setenta victorias! Atrae la atención de los jerarcas de las Grandes Ligas y, en especial, de Clark Griffith, dueño de los Senadores del Washington, de la Liga Americana, quien lo contrata a pesar de las advertencias en contra, a causa de la vejez del ídolo de Cienfuegos y de toda Cuba. Para su incorporación en las  Grandes Ligas, Marrero es inscripto como si tuviera 33 años en lugar de los 39 ya cumplidos. El 25 de abril del 2010 al cumplir 99 años es homenajeado en el apartamento de Ayuntamiento 205, en Ciudad de La Habana donde reside en la actualidad, por miembros de la Federación Cubana de Béisbol, glorias del deporte, familiares y amigos. En el  homenaje se le hizo entrega por la Dirección Nacional de Béisbol],  de una camisa del equipo Cuba con la inscripción “Marrero 99”. A partir del triunfo de la Revolución Cubana, Marrero se dedica a la preparación de lanzadores y hasta hace pocos años trabajó como entrenador del equipo Granma, que participa en los campeonatos nacionales. Actualmente ha tenido que apartarse de los estadios, por la pérdida de visión, pero escucha por radio las incidencias del deporte nacional, así como da consejos a las nuevas generaciones.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga