RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (SEGUNDA PARTE)

Raúl Quintana Suárez

Celestino Álvarez Lajonchere

260px-Celestino_Alvarez_Lajonchere

Una de  las personalidades más relevantes de la medicina cubana del siglo XX. Especialista en obstetricia y ginecología, profesor, e investigador revolucionario, que dedica su vida a luchar por el bienestar de la mujer cubana con sencillez, modestia y honradez. Nace el 21 de diciembre del 1917 en el pueblo de Las Mozas, municipio Manicaragua, Villa Clara. De ascendencia asturiana, cursa los estudios primarios y secundarios, hasta graduarse de bachillerato en el Instituto de Santa Clara. Comienza sus estudios médicos en 1937. Se desempeña como interno y residente del Hospital General “Calixto García” y se gradúa de médico en 1944. Fueron  sus profesores los doctores Julio Ortiz Pérez y  F. Villalta Gandarilla, Profesores Auxiliares en aquel entonces y los Titulares Dr. José Ramírez Olivella y Dr. Sergio García Marruz (padre). En 1950 ingresa a la Cátedra de Obstetricia como Profesor Adscrito.  Ejerce como obstetra en el Sanatorio antituberculoso La esperanza (1948-1959). En 1953 viaja a París, Francia, a la Clínica de los Metalúrgicos, donde se aplicaba el método profiláctico de Lamaze para el parto sin dolor. A su regreso funda la Clínica privada del Vedado, donde introduce y practica la técnica del parto sin dolor, la que adquirió gran notoriedad. De 1948 hasta 1959 elabora un número considerable de trabajos científicos y publicaciones.  Al triunfo de la Revolución en 1959, el profesor Álvarez Lajonchere es uno de los obstetras más prestigiosos de Cuba. Renuncia a la medicina privada y coopera activamente con la  Revolución triunfante, en el sector de la salud pública. Es uno de los profesores obstetras, que junto con los doctores. Ubaldo Farnot Cardoso y Sergio García Marruz (hijo) encabeza el Departamento de Obstetricia de la Universidad de La Habana, para suplir la ausencia de los que habían renunciado por razones políticas e incluso abandonar el país. Al mismo tiempo es llamado por el Dr. José Ramón Machado Ventura, entonces Ministro de Salud Pública, para organizar lo que después sería el Departamento Nacional Materno-infantil, como Responsable Nacional de Obstetricia y Ginecología y el Dr. Olimpo Moreno Vázquez como Responsable Nacional Pediátrico en la Docencia, sustituyendo al antiguo Jefe de Cátedra José Ramírez Olivella y a su propio profesor y maestro Julio Ortiz Pérez. A él se deben como innovaciones, que el estudio de la especialidad  fuese más práctica que teórica y que en la asignatura se fusionen la Obstetricia con la Ginecología. Dentro de la docencia enfrenta el reto más grande del momento: el desarrollo de la docencia a otras provincias. De ahí surge el Plan Santiago, en el que participa un grupo de profesores y residentes de La Habana, con otro grupo de Santiago de Cuba, y posteriormente en Santa Clara, Holguín, Camagüey, Matanzas y Pinar del Río. Cuando es liberado como Jefe del Departamento Docente de la Facultad de Medicina, en 1971, la docencia estaba consolidada en todas las provincias del país. El profesor Lanchero trabaja en los planes de estudios de pregrado y postgrado. Es miembro de la comisión depuradora de los médicos y profesores no proclives a la docencia, en 1962, así como en la capacitación de otros.  Participa en tribunales para otorgar categorías docentes para especialistas de I y II grados.  Consciente de darle a la mujer cubana mejor atención durante el embarazo, parto y puerperio y en los problemas ginecológicos, logra aumentar los partos institucionales, que en ese entonces estaban entre el 55 y 60 %. Se crean los hogares materno- infantiles, incluso en lugares distantes y de difícil acceso, donde ingresan semanas antes de parir a las gestantes. En la época una de las primeras causas de muertes maternas, era el aborto clandestino o privado. Convencido de la necesidad del aborto institucional logra su implementación;  tarea que impulsó y logró, a pesar de las críticas prejuiciados de muchos. En 1963 se impone otra gran tarea organizadora: la de orientar normas nacionales de diagnóstico y tratamiento obstétrico, con la celebración de la Primera Jornada de Normación Nacional de Obstetricia y Ginecología. Ya para esta época el Dr. Lajonchere estaba pensando en la planificación familiar, pues en el mismo año 1963 invita al Dr. Herman San Huesa, Subdirector del Hospital Barros Luco de Chile, para que expusiera las ventajas del anticonceptivo intrauterino. Liberado como Jefe del Grupo Nacional de Obstetricia y Ginecología en 1975, el Profesor Lajonchere, que ya venía trabajando en la educación sexual, no le fue difícil emprender su última gran tarea, a la cual dedicó como a las otras, toda su pasión. Auspiciada por la FMC y su presidenta, la compañera Vilma Espín, crea el grupo GENTE que después pasaría al CENES. El profesor Celestino Álvarez Lajonchere fallece el 16 de julio de 1999.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga