RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (SEGUNDA PARTE)

Raúl Quintana Suárez

Bernabé Varona Borrero (Bembeta)

Varona
General de Brigada del Ejército Libertador.  Nace el 23 de noviembre de 1845 en Puerto Príncipe,  actualmente ciudad de Camagüey, en la provincia del mismo nombre. De muy niño queda huérfano de padre. Procedente de una familia acomodada, a los siete años es enviado a estudiar a los Estados Unidos. En ese país aprende el inglés a la perfección, y en 1856 regresa a su ciudad natal. Se hizo un hábil mecánico y trabaja en ingenios azucareros, donde se gana la simpatía de los esclavos por su prédica de la libertad y la igualdad. Desde muy joven inicia su actividad conspirativa  por lo que es constantemente vigilado por las autoridades españolas. Recorrió diversos lugares de Cuba propagando sus ideales libertarios y demostrando con su arrojo y audacia su odio al colonialismo. A comienzos de 1868 éste trabaja de forma activa en pro de la revolución, y durante la zafra azucarera  de ese año organiza una sublevación de negros caleseros. Siempre vigilado, pronto se conoce de sus actividades separatistas, y el 25 de julio de ese año es apresado. Unas semanas más tarde lo envían a La Habana y lo ponen a disposición del Gobernador general, Francisco Lersundi, quien después de entrevistarse con “Bembeta”, queda impresionado por su conversación y ordena su liberación. Éste contacta inmediatamente con el general Manuel de Quesada, con quien desde 1866 sostenía correspondencia sobre la revolución, y éste le ordena regresar a Camagüey como emisario suyo para investigar ciertos asuntos relacionados con la conspiración que entonces se fragua en esa ciudad. Cuando supo del alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868, de inmediato se incorpora a la lucha, como integrante del  levantamiento del 4 de noviembre en Las Clavellinas, en Camagüey. Desde el principio de la contienda demuestra “Bembeta” sus excelentes facultades como jefe, y pronto se destaca como uno de los más valientes combatientes. Cuando el general Quesada desembarca en Guanaja, el 27 de diciembre de 1868, “Bembeta” se pone a sus órdenes. Más tarde, cuando Manuel de Quesada es nombrado General en Jefe del Ejército Libertador, en Abril de 1869, lo nombró Coronel y jefe de la escolta del Cuartel General. En mayo tiene a su cargo el incendio de Guáimaro, ciudad donde un mes antes había sido acordada la primera Constitución de la República en Armas, y cuya defensa resultaba imposible ante el asedio de las fuerzas españolas. El 24 de febrero de 1870 es ratificado en el grado de Coronel.  Siendo ya General de Brigada, el 11 de junio de 1870 cruza la Trocha de Júcaro-Morón al frente de unos 600 hombres con el plan de extender la guerra hacia el territorio villareño y continuar rumbo hacia al occidente de la Isla Los días 15 y 18 de junio ataca los fuertes de Marroquí y Lázaro López, respectivamente. Al día siguiente toma a Iguará y el 23 ataca al poblado de Jicotea. Una epidemia de cólera y la falta de apoyo  no le permiten cumplir  su plan inicial y se ve   obligado a regresar a su provincia natal. en julio de 1870. Posteriormente es nombrado jefe de la jurisdicción de Sancti Spíritus, pero los espirituanos se negaron a recibirlo, por lo que se mantuvo en Camagüey subordinado a los mayores generales Manuel Boza e Ignacio Agramonte, sucesivamente. Posteriormente el gobierno de la República en Armas lo envía al extranjero a recaudar fondos para preparar expediciones que proveyeran pertrechos de guerra para los insurrectos en Cuba. Recorre Jamaica, México y de allí viaja a Nueva York, donde — con la ayuda de Quesada —, se dedica a la organización de la expedición que debía partir a bordo del Vapor Virginius. A principios de Octubre de 1873 zarpa la embarcación desde Nueva York. El vapor arribó a Kingston, Jamaica, para completar su carga y su presencia es  delatada a las autoridades españolas en  Santiago de Cuba, quienes envían el cañonero Tornado para apresar a los cubanos,  los que,  aunque  logran arrojar al mar la artillería y gran parte del cargamento, son detenidos. En Santiago de Cuba los cubanos son  juzgados y sentenciados todos a la pena de muerte. Cuando a Bernabé se le preguntó la profesión, contestó: “Soldado de la patria”, y no quiso recibir los auxilios espirituales que le ofrecieron los sacerdotes nombrados por los peninsulares. El día 4 de noviembre es conducido al patíbulo junto con Ryan, Jesús del Sol y Céspedes. Se niega a que le vendasen los ojos y a ponerse de rodillas, por lo que es fusilado por la espalda. Este hecho llena de indignación a la opinión pública.  A no ser por la intervención de Lambert Lornaine, comandante del buque de guerra inglés La Níobe, anclado entonces en la bahía, que amenaza con bombardear la ciudad, y los artículos publicados en la prensa española pidiendo clemencia todos los prisioneros hubiesen sido fusilados. De inmediato. No obstante, cuando las autoridades en la metrópoli accedieron a suspender las penas de muerte, el aviso llega a Santiago de Cuba cuando ya  Varona y 52 de sus hombres habían sido ejecutados.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga