PLANTEAMIENTO DE LA NECESIDAD DEL CAMBIO ESTRUCTURAL EN AMÉRICA LATINA

Luis Gutiérrez Santos

¿Puede haber un latinoamericanismo económico?

De la lectura de la sección anterior se podría deducir que no existen las bases para una comunidad económica en América Latina. Pero, semejante deducción sería precipitada y falsa. En primer lugar, aunque en distintos niveles, todos los países de América Latina son subdesarrollados, no son naciones industrializadas: exportan fundamentalmente productos primarios e importan artículos elaborados; padecen, en consecuencia, el deterioro de la relación de intercambio entre unos y otros; la industrialización está directamente vinculada a las técnicas extranjeras de los países avanzados; tienen escasez financiera y endeudamientos recurrentes; los mercados internos nacionales son estrechos e insuficientes, etc. En segundo lugar, la contraparte con la cual mantienen las naciones del área el grueso de sus relaciones económicas generales externas es una sola: Estados Unidos. Este país es el principal comprador de productos latinoamericanos y el principal vendedor. Estados Unidos es el principal inversionista de capital extranjero en la zona y también el gran acreedor financiero por créditos otorgados y regalías devengadas por el uso de patentes extranjeras en los países latinoamericanos.
Puede decirse que una minoría de nuestros pueblos avanza, mientras la abrumadora mayoría va quedando cada vez más rezagada. Inclusive aquellos que van adelantando, no crecen de manera sostenida y a la larga crecen en promedio por debajo de las potencias industriales del mundo, así como de las nuevas economía de Australia, Nueva Zelandia, Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Hong Kong. Aparte, el subdesarrollo de Argentina, Brasil y México, es notablemente distinto al de Bolivia, Ecuador o Paraguay.
No obstante, intereses y desafíos externos comunes dan la sustentación necesaria para buscar un latinoamericanismo económico como una vía factible para el desarrollo. Los caminos independientes no han permitido hasta ahora salir del subdesarrollo a ningún país latinoamericano. La unión de fuerzas, sacrificando un poco de la soberanía e independencia nacional en pos del interés regional y de un menor futuro, ofrece una ruta más viable para el crecimiento sostenido. Es lo único que nuestros países no han intentado y lo que probablemente deberían empezar a hacer. Lo importante es alcanzar el bienestar de la gente, así como la superación de la pobreza. Pero hay que reconocer que la unión latinoamericana probablemente va a ser muy difícil, si no imposible de lograr, pues habrá que superar muchos desafíos políticos e intereses de grupos dentro y fuera de la región.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga