SISTEMA DE ACTIVIDADES PARA EL REFORZAMIENTO DEL VALOR RESPONSABILIDAD EN LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA DE HOTELERÍA Y TURISMO “HERMANOS GÓMEZ”

Daima Nápoles Vallina

Concepciones acerca del valor  Responsabilidad

Entre los valores humanos que la sociedad cubana del siglo XXI necesita reforzar, se encuentra la responsabilidad; por ello se hace ineludible el estudio de este valor para poder transformar el modo de actuación en los estudiantes. Estudiosos de este tema, han señalado  diferentes definiciones, entre las que se encuentran las que se abordarán a continuación.

En el Folleto de Conceptualización de Valores (1998) para la ETP, la Responsabilidad  es  concretada como:

Cumplir conscientemente con los deberes del centro, el hogar y la sociedad, en particular en aquellas relacionadas con el estudio, la asistencia, la disciplina escolar, la guardia, las actividades productivas y de servicio, así como las tareas en defensa de la Revolución, identificarse y cumplir con las normas de comportamiento social y ciudadano, asumir de forma independiente las tareas asignadas por la escuela, la familia, las organizaciones políticas y de masas, desarrollándolas con eficiencia y calidad. (Folleto de Conceptualización de Valores para la ETP, 1998, p. 3).
En esta misma línea de pensamiento Cándido Aguilar D. (1998) define la responsabilidad, como:

La actuación consecuente y oportuna del individuo en el cumplimiento cabal de sus deberes y derechos, logro de la satisfacción por el logro de sus deberes y derechos. Manifestación del sentido del deber, de las obligaciones contraídas y el comprometimiento con aquellas actividades con la que se siente responsabilizada. Ser fiel con las normas del comportamiento social y ciudadano. Oposición al descuido de sus deberes y derechos. Rechazo a la actuación arbitraria, contraposición al oportunismo, enfrentamiento al facilismo y a la superficialidad, respetar acuerdos y normas acordadas o establecidas por el grupo o colectivo social al que pertenece. (Aguilar D. C., 1998, p. 12).
Por su parte, Nancy Chacón A. (2008) expresa que  responsabilidad es:
    

Asumir los resultados o consecuencias de la actuación o comportamiento, como expresión de la auto regulación o auto determinación de la forma de conducirnos, asociados  a la conciencia de lo deberes. Es la forma concreta en que se asumen los deberes para darle cumplimiento en la actuación cotidiana en las tareas específicas que debemos acometer para dar respuesta a los deberes. (Chacón A. N., 2008, p. 213).
Esther Báxter P. (2006) en su libro    “Educar en Valores, Tarea y  Reto  de  La  Sociedad”.  Destaca que en  el libro  “Valores para Vivir”, no hay una clasificación expresa de los valores, pero reconocen la existencia de  12 valores esenciales como fundamentales para el bienestar de la humanidad en su conjunto;  estos son: amor, cooperación, felicidad, honestidad, humildad, libertad, paz, respeto, responsabilidad, sencillez, tolerancia y  unidad.

En  el VII Seminario Nacional para Educadores, Gilberto García y  Miriam Egea  en Conferencia Televisiva sobre los valores en la ETP, definen que la responsabilidad es:             “Desarrollar con disciplina, eficiencia, calidad y rigor en las tareas asignadas; asumir la crítica y la autocrítica como poderoso instrumento de autorregulación moral y propiciar un  clima  de  compromiso,  consagración  y  nivel  de respuesta a las tareas asignadas.” (García, G. y  Egea, M., 2006).        
En el “Programa  para el reforzamiento de valores en la sociedad cubana actual” (2006), se plantea que la responsabilidad  es el cumplimiento del compromiso contraído ante sí mismo, la familia, el colectivo y la sociedad. (Programa  para el reforzamiento de valores en la sociedad cubana actual, 2006, p. 8).
En este documento, se realiza la  definición operacional (Modos de actuación asociados al valor responsabilidad):

 

En la presente investigación la autora se acoge a la definición teórica de responsabilidad dada en el Programa  para el reforzamiento de valores en la sociedad cubana actual,  porque en ella de forma sintética se expresa la esencia y el contenido referidos a este valor, y se refuerza la idea de que se refiere al compromiso contraído ante sí, pero, además, ante los diferentes agentes socializadores que actúan.
Por otra parte, es loable destacar que dicho documento contiene, no solo la definición teórica de cada valor, sino  la definición operacional, es decir, los modos de actuación asociados a cada uno de ellos, lo que posibilita el accionar coherente de todos los involucrados en la misión de convertir a la sociedad cubana actual en una gran escuela educadora de valores revolucionarios.

Al analizar las definiciones anteriores se determina que la persona tiene una actitud responsable cuando su conducta a seguir parte de sus necesidades, las cuales provocan el actuar de este ante los compromisos morales. Todas estas definiciones hacen alusión a la actuación consciente del sujeto ante las actividades que desarrolla, de aquí la necesidad de haber concientizado sus deberes para sí mismo, la familia, su colectivo estudiantil o laboral y ante la sociedad, solo así podrá cumplir los compromisos contraídos; se debe destacar lo planteado por García y Egea con respecto a la asunción de la crítica y la autocrítica como poderoso instrumento de regulación moral permitiendo a las personas autoevaluarse y corregir su modo de actuación.
No se debe olvidar que este valor es un regulador moral en las relaciones del sujeto con los objetos de la actividad social y con los sujetos con los que interactúan, no obstante legalmente su significación es reflejada en los deberes y derechos que contrae el individuo, constituyendo una actitud asumida ante la labor realizada y por lo que responde ante los demás, asumiéndose como valor de nuestra personalidad.
La responsabilidad como regulador moral posee sus particularidades en la relación del sujeto con el objeto en su actividad práctica y con los demás individuos con los cuales se relacionan; por otra parte, esto se ve reflejado en el nivel de conciencia y compromiso en el cumplimiento de los deberes y derechos que contraen el individuo en el lugar donde se desenvuelva, siendo la responsabilidad la respuesta al compromiso contraído desde que se asume la conciencia ante la labor a realizar y en consecuencia, de sus actos.
Cuando el sujeto es responsable, se hace representaciones en su conciencia de la conducta a seguir, a partir de los motivos, intereses y la necesidad que lo llevan a la acción, perfilándose a la búsqueda de condiciones y objetivos que le permita alcanzar un fin.

Cuando el individuo es responsable se benefician sus relaciones sociales, motivado por el desarrollo de sus orientaciones valorativas vinculadas con la disciplina, colaboración, deber, libertad e independencia y el respeto a sí mismo y a los demás, y es fundamental en la educación de este valor moral el conocimiento de los deberes y derechos que se contraen (García G. y Egea M., 2006, pp. 5-6).
La autora de esta investigación  asume los criterios antes abordados, porque para educar en la responsabilidad es vital el conocimiento de la necesidad de las tareas a desarrollar, conocer para qué se realizan, y la razón de las decisiones desde de los obligaciones contraídos.

La Responsabilidad ante el trabajo

Irela Barreras C., profesora Escuela de Hotelería de Cienfuegos. Profesora Adjunta Universidad de Cienfuegos en  “La formación del valor responsabilidad ante el trabajo. Papel de la escuela cubana”. Al  referirse a este importante aspecto refiere que en el Informe Central al III Congreso del PCC efectuado en 1986 se señaló:
     La educación económica, la disciplina laboral, la conciencia y la cultura de productores, continuarán siendo en el futuro propósitos cardinales de la educación ideológica, vinculados a la firme convicción de que el progreso y el bienestar dependen de nuestro talento, sacrificio y sudor.
Más adelante expone:
     La convicción de preservar el papel de la escuela se traduce en materializar la orientación del PCC de que se refuerce el enfoque integral, la disciplina y la observancia de la moral socialista; es por eso que la misión social y pedagógica de cada colectivo pedagógico es cada vez más alta; trabajar en la formación, desarrollo y reforzamiento de valores esenciales como la honradez, la honestidad, el colectivismo, el patriotismo, la responsabilidad y el sentido de pertenencia, entre otros, tiene que estar presente en cada centro de educación y capacitación.(Barreras C. I., 1997.Material en soporte digital. Monografias.com. SA. p 11).

En este mismo trabajo Irela Barreras C., 1997 señalo: “… los valores que debemos defender no serán nunca tradicionales, sino en el sentido en que el diario amanecer constituye la única tradición que no envejece y  eso es cambio”. (Barreras C. I., 1997 p11).
En el caso del valor responsabilidad ante el trabajo, este servirá de sustento a la conducta de los estudiantes, una vez insertados en el medio laboral, como parte de una sociedad que promueve el desarrollo individual de todos sus miembros para el progreso social. Las actividades que se organicen con este propósito deben conducir a que el estudiante asuma una posición crítica, valorativa, que le permita confrontarlas con lo que ya sabía. Posiblemente su criterio cambiará en función de esas nuevas ideas, o tal vez permanecerá con las anteriores. Esta concepción se enmarca en el aprendizaje significativo a la luz del enfoque histórico cultural y el principio de la significación elaborado por Vigostsky (Vigotsky. L. S. 1989), el cual está siempre relacionado con el autocontrol y por ende con la responsabilidad. De la forma que el profesor sea capaz de trabajar cada uno de los instrumentos que mediatiza la relación del alumno con el mundo que lo rodea, dependerá la significación que adquiere el aprendizaje para el alumno.
El proyecto formativo de este valor debe incluir:

Teniendo en cuenta los fundamentos teórico-metodológicos generales sobre el valor y el proceso de su formación desarrollados en otras investigaciones pedagógicas, se puede resumir algunos de los requerimientos metodológicos generales que deben tomarse en consideración para diseñar estrategias educativas; estos son:

 

De lo anterior se deriva que cada individuo conforma su propio sistema subjetivo de valores en dependencia, entre otros factores, de las influencias educativas de la escuela; por eso, es vital la armonía entre el discurso político y la práctica revolucionaria; la escuela desempeña aquí un reconocido papel; Fidel Castro en la clausura del II Pleno del Comité Nacional de la UJC, planteó: “…los maestros son la clave, el ejército en el campo de batalla de la formación de valores, los maestros son la clave, el ejército en el campo de batalla de la formación de valores.” (Barreras C. I., 1997pp 14-15).  .
La investigadora comparte lo expresado por la autora antes mencionada, por lo que esta investigación  se inicia con el diagnóstico del valor responsabilidad en los estudiantes que se forman como dependientes gastronomitos integrales en la EHTC. “Hermanos Gómez”, posteriormente se realiza el análisis del Plan de Estudio y los Programas para  comprobar el tratamiento del valor responsabilidad en los mismos, e Incluir  en el proceso pedagógico profesional la propuesta del sistema de actividades.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga