PETRODIPLOMACIA Y ECONOMÍA EN VENEZUELA

Andrés Giussepe Avalo

ACTORES DEL MERCADO PETROLERO INTERNACIONAL

En el mercado petrolero internacional interactúan tres actores fundamentales: los países productores (OPEP y no OPEP), los consumidores y las empresas petroleras. En el caso de los países productores, estos dependen o están en función de la cantidad de reservas petroleras que poseen, los niveles de desarrollo tecnológico, del recurso humano califi cado y de la capacidad instalada de producción (infraestructura) (Zanoni, 2002).

En cuanto a los países consumidores, éstos dependen del desarrollo de su economía, de las inversiones en infraestructuras para el procesamiento del crudo, de la política energética y el desarrollo de fuentes alternas al petróleo, de la política petrolera y la capacidad de los gerentes de entender adaptarse los cambios que ocurren en el manejo del negocio petrolero, de la política ambiental, y fi nalmente de los niveles de cooperación y confl ictos con los países productores.

Con respecto a las empresas petroleras transnacionales, estas dependen de su capacidad fi nanciera, de la relación con los estados productores, de la capacidad de producción instalada en cualquiera de las fases que se desarrollan en la industria petrolera (exploración, perforación, extracción, almacenamiento, transporte, refi - nación y distribución), y de las alianzas estratégicas con otras empresas. Para comprender el entorno donde se desarrolla el mercado petrolero mundial, hay que hacerles seguimientos a los a) eventos políticos; b) factores climáticos); c) manejos de los fondos petroleros y d) las interacciones que se dan entre sus actores (productores, consumidores y empresas petroleras) (Zanoni, 2002: 36). Dicha interacción se representa en la Figura 2. La conjunción de estos factores y sus diferentes pesos en el mercado petrolero mundial determinan su comportamiento y como consecuencia se refl ejan en los precios del petróleo, las cuales de una manera dinámica varían diariamente.

La conjunción de estos factores y sus diferentes pesos en el mercado petrolero mundial determinan su comportamiento y como consecuencia se refl ejan en los precios del petróleo, los cuales de una manera dinámica varían diariamente.

COMERCIALIZACIÓN PETROLERA INTERNACIONAL

En el comercio petrolero internacional de los hidrocarburos, los países se clasifi can en compradores y vendedores o importadores y exportadores. En cuanto a los compradores existen los importadores netos los cuales son aquellos países que dependen en su totalidad de la compra diaria de petróleo crudo en el exterior para poder satisfacer sus requerimientos netos de hidrocarburos. Un ejemplo de estos países es Japón, que de acuerdo con las cifras suministradas por la compañía petrolera British Petroleum (BP), para el año 2008 no posee reservas probadas, por ende no produce, pero consumió 4,85 millones de b/d. En este caso importan todo lo que consumen.

En el Cuadro 1, se presentan los principales países importadores netos no productores de petróleo. Como se puede apreciar, Japón, Alemania, Corea del Sur, Francia, España, Taiwán, Holanda, Singapur, Bélgica y Turquía fi guran entre los 10 primeros países importadores de petróleo que no poseen reservas probadas en su territorio hasta el año 2008. Existen un grupo de países productores que son al mismo tiempo importadores netos. En estos casos, la producción de petróleo no les alcanza para cubrir sus necesidades. En el Cuadro 2, se muestran los principales países importadores netos de petróleo que al mismo tiempo son productores. Uno de los principales países productores y que al mismo tiempo es el principal consumidor del mundo es Estados Unidos, cuya producción para el año 2008 se ubicó en 6,74 millones b/d., pero consumió 19,42 millones de b/d., por lo cual importó aproximadamente 12,68 millones de b/d. El segundo es China cuya relación importaciones–producción es mucho menor que la de los Estados Unidos, ya que en el mismo año produjo 3,79 millones de b/d. y consumió 7,99 millones de b/d., importando un total de 4,20 millones de b/d. De igual forma la India, Italia, Tailandia, Australia, Brasil, Reino Unido, Rumania, Perú y Uzbekistán son países productores pero que dependen de las importaciones de crudo o productos derivados para satisfacer su consumo petrolero. Uno de los principales países productores y que al mismo tiempo es el principal consumidor del mundo es Estados Unidos, cuya producción para el año 2008 se ubicó en 6,74 millones b/d., pero consumió 19,42 millones de b/d., por lo cual importó aproximadamente 12,68 millones de b/d. El segundo es China, cuya relación importaciones–producción es mucho menor que la de los Estados Unidos, ya que en el mismo año produjo 3,79 millones de b/d. y consumió 7,99 millones de b/d., importando un total de 4,20 millones de b/d. De igual forma la India, Italia, Tailandia, Australia, Brasil, Reino Unido, Rumania, Perú y Uzbekistán son países productores pero que dependen de las importaciones de crudo o productos derivados para satisfacer su consumo petrolero (British Petroleum: 2009).

Finalmente, existen países productores que son exportadores netos, es decir, su producción supera el nivel de consumo interno, quedando un excedente para comercializarlo en el mercado petrolero internacional. Como se puede apreciar en el Cuadro 3, Arabia Saudita fue el mayor exportador en el año 2008 con 8,38 millones de b/d., seguido de la Federación Rusa, quien exportó un promedio diario de 7,09 millones de b/d.. Ninguno del resto de los países exportó más de 3 millones de b/d.

EL COMERCIO PETROLERO Y LAS RELACIONES POLÍTICAS INTERNACIONALES

Desde que la sociedad moderna comenzó a adaptar gran parte de su estructura económica sobre la base de la utilización del petróleo como fuente energética primaria, los países han desarrollado estrategias políticas y económicas para poder garantizar su suministro permanente, seguro y a tiempo de este bien estratégico, de tal forma, que puedan satisfacer sus niveles de consumo de petróleo para el desarrollo de los demás sectores productivos. Esta planifi cación energética que realizan directamente los gobiernos de los países, indistintamente de su ideología, el tipo de Estado, sean desarrollados o subdesarrollados, se hace tomando en consideración, en primer lugar, un elemento de la realidad geográfi ca del planeta, que es que son pocos los países que poseen reservas de petróleo en su territorio, y en segundo lugar, dos elementos de la realidad operativa de la industria petrolera de esos países: su capacidad de producción y de exportación.

La dependencia del mundo por el petróleo le ha dado un carácter globalizado a este bien. Gracias a sus características peculiares como recurso energético y a la utilidad que le da ha dado la sociedad como materia prima y fuente energética a la vez, el petróleo les ha brindado a aquellos países que lo poseen un gran valor estratégico dentro de lo que se denomina el mercado petrolero mundial. Poseerlo, les ha conferido gran importancia dentro de las relaciones internacionales debido al carácter político que da la comercialización petrolera (Zanoni, 2002).

La venta de petróleo crudo es demandada por los grandes países consumidores para ser procesados en las refi nerías instaladas en sus territorios, y así obtener los distintos productos derivados necesarios para el sector transporte u otros sectores industriales, las cuales están en función de los niveles de la demanda en los mercados específi cos de productos.

Por su parte, los productos derivados son demandados en la mayoría de los casos por aquellos países que no poseen infraestructuras instaladas para la refi - nación. Por lo general, en este último grupo entran los pequeños consumidores o aquellos que son grandes pero que estratégicamente requieren productos derivados externos para satisfacer la demanda de regiones de difícil acceso dentro de sus territorios, las cuales no cuentan con las infraestructuras de refi nación instaladas.

En 1750, el fi lósofo y economista barón de Montesquieu en su obra L'Espirit des Loi, argumentaba que "la paz es el efecto natural del comercio". De igual manera, autores más recientes como Solomon Polachek (2004), ratifi can que el comercio internacional en sus distintas formas (importaciones, exportaciones y la inversión extranjera directa) promueven la paz, y su interrupción a causa de las guerras y otras hostilidades, la hacen más costosa a la larga; concluyendo, que cuando se da el comercio entre países se garantiza la disuasión del confl icto, sirviendo como un importante mecanismo para la promoción de la paz, es decir, el negocio como promotor de la paz entre los países.

De acuerdo con esta conjetura, se infi ere que las relaciones entre los actores (consumidores, productores y las compañías petroleras) que participan en el dentro del mercado petrolero internacional, como escenario donde se desarrolla el comercio petrolero, deberían darse de forma pacífi ca, valga decir, deberían desarrollarse de forma solidaria y cooperativa. Por ejemplo, los países importadores netos de petróleo deberían utilizar este tipo de relaciones como una estrategia que les garantice el suministro de petróleo permanentemente y de manera confi able para el funcionamiento de sus industrias, y fundamentalmente, para mantener el normal desenvolvimiento de las actividades económicas y cotidianas de la nación. Sobre la base de las teorías clásicas de las relaciones internacionales, la lógica dicta, que los países dependientes de las importaciones del petróleo buscan las vías diplomáticas para mantener buenas relaciones comerciales con los países que lo poseen y así poder contar con un suministro seguro y permanente de petróleo desde los centros de producción. Esto, partiendo del hecho de que el tema energético, pero básicamente el petróleo, afecta directamente a todas las naciones por igual, donde los países más pobres son las más vulnerables.

En tal sentido, los países que por razones de la propia naturaleza no poseen petróleo en su subsuelo, o lo tienen pero su producción no satisface los niveles de consumo interno, indistintamente del grado de industrialización y desarrollo que tengan, deberían hacer el esfuerzo para la consecución de la paz y la promoción de relaciones bilaterales de cooperación política con los países productores – exportadores de petróleo más que a relaciones de carácter hostil. Como contraparte, los países exportadores tienen que desarrollar mecanismos que les permitan relaciones comerciales que les garanticen la colocación efectiva y continua de sus barriles producidos excedentarios, y en retribución, unos precios justos por cada barril vendido, las cuales representan permanentes fl ujos de divisas desde el exterior. En ese sentido, la relación productor–consumidor o vendedor– comprador, que se debería dar en el proceso de comercialización petrolera, sería una relación armónica.

Sin embargo, la realidad ha demostrado lo contrario. Los hechos demuestran, que a lo largo de los últimos 100 años, las relaciones internacionales que se han dado entre los principales consumidores (países industrializados) y los principales productores de petróleo (países subdesarrollados), se caracterizan por ser una red compleja de relaciones de intereses particulares por querer recibir las mejores condiciones de las negociaciones. Siendo el petróleo un bien estratégico para la sociedad moderna y de elevada demanda a nivel mundial, para su obtención, se teje entre los actores del sistema petrolero internacional una lucha ardua por la obtención de los mayores benefi cios de ese negocio.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga